La mirada del mendigo

1 marzo 2018

Brexit: escenario más probable

Filed under: Economía,Internacional — Nadir @ 16:35

Me quedan tantos temas en el tintero que me gustaría tratar con vosotros y que no doy sacado por falta de tiempo…

Ahora que estoy reflexionando sobre mi papel como autor de estas líneas, no es tanto la de pontificar sobre aquello que desconozco, sino la de presentar temas para desarrollarlos en común en una charla entre amigos, pero con un cierto nivel.

Así que voy a hacer un breve apunte para tratar de uno de esos temas de moda que creo que todavía no habíamos tocado en este espacio: el BrExit.

Como todos sabemos, el BrExit estrictamente hablando, es decir, las condiciones de salida y desconexión del Reino Unido respecto del resto de la UE, ya se han acordado el pasado Diciembre. Acordado es un decir, prácticamente la UE impuso sus condiciones. Lo cual era de esperar, ya que una vez activado el artículo 50 la isla dejaba de tener voz y voto en las decisiones europeas. Como contribuyente neto, tenía un gran peso negociador (si no aceptáis mis condiciones, me voy), pero una vez que cumplió su amenaza de escindirse del grupo, ya pocas bazas le quedaban para negociar.

Pero ahora viene la parte más importante: negociar las relaciones entre ambos bandos una vez pasado el periodo de transición. Yo doy casi por hecho que en materia comercial Reino Unido quedará en una posición similar a la de Turquía (que manda huevos), dentro de una unión aduanera (o, como mínimo, dentro del Espacio Económico Europeo, como Noruega). Lo cual obliga a la isla a someterse a unas normativas europeas en las cuales no tiene poder de decisión. No tendría ningún sentido que para castigar al país secesionista la UE promoviera barreras arancelarias que, efectivamente, devastarían la economía productiva inglesa (además de pesar sobre una inflación ya muy alta por la debilidad de la libra), pero sufriendo también en carne propia las consecuencias. A fin de cuentas, el saldo comercial entre ambos bloques es favorable a la UE, y esta brecha no ha hecho más que incrementarse (con una libra tan barata, la ha cerrado un tanto este último ejercicio).

En cuanto a los movimientos de personas, apuesto convencido por la exención de requerimiento de visado para comunitarios, pero con obvia necesidad de requerir el permiso de residencia. A la postre, va a ser el único punto importante que se anoten los partidarios de la partida.

Y queda el punto clave, del cual os quería hablar: la circulación de capitales y, muy en concreto, la banca de inversión. Es de sobra conocido que UK es un Estado endiabladamente bancarizado, en el cual la City tiene un peso desmesurado en el conjunto de la economía británica. Londres seguirá siendo un centro financiero de primer orden antes y después del BrExit, pero si como es más que probable (y deseable) los negociadores europeos cierran la puerta a la banca inglesa (es decir, sus bancos tendrán que establecer sucursales en un país de la Unión y pedir su ficha bancaria para operar en territorio de la UE), la City se verá sometida a una severa cura de adelgazamiento.

Para los ciudadanos europeos esta desconexión del sistema bancario británico tiene dos puntos positivos:
– el primero, se crea un cortafuegos (limitado, como todos los cortafuegos) con la potencialmente peligrosa banca británica, aún después de los rescates (Northern Rock…) el Reino Unido era la economía más financierizada de la UE (creo que con la salvedad de Malta), demasiado grande para ser rescatada por su Estado (como Irlanda, Islandia o la misma Malta).
– y segundo, al poner la frontera de la UE de este lado del Canal de la Mancha, quedan fuera de ella los numerosos paraísos fiscales bajo soberanía británica, como precisamente las islas del canal (Jersey y Guernsey), Islas Caimán, Bermudas…

La alegría bajo este último punto debe ser relativa, ya que aún quedan dentro de la UE dos países puente para que las grandes fortunas evadan sus obligaciones fiscales: Holanda (Dutch Sandwich) e Irlanda (Double Irish).

Se ha hablado mucho, no voy aquí a explayarme, de la competencia que hay entre varias capitales europeas para atraer a esa banca de inversión que haga mudanza desde la City. Los franceses pretenden sacar tajada, pero considero mucho más probable que las beneficiarios sean Frankfurt y Luxemburg. Hay quien ha apuntado como candidata a Madriz, cuna del paletismo carpetovetónico; si la arrogancia gala mueve a la sonrisa, semejante voluntarismo patriotero para consumo interno, ridículo por la distancia que se abre entre la importancia real y la autopercibida, mueve más a la lástima que a la burla.

Finalmente, hay un tema capital que se ha tratado muy poco: el posible colapso de la burbuja inmobiliaria londinense, a la cual la City ha servido de descomunal fuelle. Una vez estropeado, las siderales valoraciones del m², tanto residencial como de oficinas, en la capital británica pueden venirse abajo, arrastrando con ellas (seguro que os suena la película) a una economía británica que ya hemos dicho que es demasiado pequeña en comparación con un sistema bancario hipertrofiado, como para pretender sostenerla. Lo cual me lleva de nuevo a la necesidad de cortar amarras con el sector bancario británico para limitar los daños en el continente.

+

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: