La mirada del mendigo

24 marzo 2018

Robotización y relocalización

Filed under: Economía — Nadir @ 9:41

En las últimas décadas del siglo pasado y comienzos del presente, hemos conocido el fenómeno de la deslocalización de empresas industriales e incluso del sector servicios (call centers en Sudamérica o asistencia técnica informática en la India). El principal motivo era, naturalmente, aprovecharse de los salarios más bajos en estos países.

Sin embargo, con el incremento del nivel salarial (muy desigual) en estos países receptores de inversión y el desarrollo de la automatización, la robotización y la inteligencia artificial, este proceso está empezando a revertirse.

Para muestra, un botón: a las amenazas por twitter del Trump de gravar las importaciones de vehículos, varias marcas han respondido creando o aumentando la capacidad de producción en territorio USAno. Por ejemplo, las niponas Toyota y Mazda acordaron crear una planta de producción operada conjuntamente en Alabama. Si el propósito del proteccionismo comercial de Trump es incrementar el empleo industrial en USA, los japos me figuro que van a soslayar ese deseo desarrollando lineas de producción casi completamente robotizadas, con un coeficiente de empleados/producción realmente bajo. Apenas crearán empleos, y podrán vender sus coches como Made in USA.

Hablando en términos más generales, la pérdida de relevancia de los costes salariales en el proceso productivo en favor de las inversiones en CapEx cambiarán el mapa industrial del mundo en las décadas venideras. Ya lo está haciendo, de hecho. Si ya no es tan importante radicarse en un lugar con una mano de obra barata y disciplinada (pues para frugalidad y disciplina, una máquina), otros factores pesarán más en la elección del emplazamiento. La cercanía a las materias primas, quizá, pero en bienes con un nivel de complejidad alto el origen de los materiales es diverso, lo cual difumina la ventaja de escoger un emplazamiento en concreto. Por ello, la tendencia será la de acercarse al mercado, al cliente final, poniéndose así a salvo de subidas arancelarias producto de guerras comerciales. Efectivamente, aún podrían sufrirlas como en el mismo sector de la automoción, que temen el impacto de la subida de aranceles sobre las importaciones en acero y aluminio decretada por la administración gringa (que últimamente ha descafeinado). Sin embargo, para un fabricante es mucho menos gravoso soportar un arancel sobre la materia prima (el acero) que hacerlo sobre el producto final (el vehículo), de mucho mayor valor.

En términos de balance, el proceso de automatización consiste en sustituir costes salariales por una inversión puntual en maquinaria. La cual sigue teniendo unos costes de operación y mantenimiento, pero de menor relevancia frente al coste de adquisición. Por lo tanto, desde el punto de RRHH, la única premisa será la de disponer de suficiente mano de obra capacitada para programar y mantener esos robots. Lo cual de nuevo apunta a países desarrollados. Un paunte: China ya está entre ellos, su descomunal potencia demográfica y su esfuerzo en educación permite que su industria pueda disponer de trabajadores de todas las categorías profesionales, desde la más baja de un campesino recién emigrado a la ciudad, a científicos para los departamentos de I+D. Y, además, es un gigantesco mercado.

Una amenaza a este proceso de relocalización sin trabajos por parte del proteccionismo sería gravar las importaciones de bienes de equipo. Por ejemplo, la inmensa mayoría de los robots producidos por la industria automotriz están fabricados en Japón o Alemania (en alejado segundo puesto). Sin embargo, si la administración Trump quisiese mover ficha para impedir la jugada de Toyota y Mazda y subiera las tarifas de los robots de soldadura y pintores que van a traer de Japón, también tendría que aplicar esos aranceles a la maquinaria que necesitan Ford, Chrysler y GM. Y sin esos robots (o adquiridos a precio más caro), es imposible poder competir en el reñido mercado global de los automóviles, e implicaría precisamente la destrucción de la capacidad industrial que le resta, y los puestos de trabajo asociados. Ni siquiera al cretino de Trump se le ocurriría entorpecer el imparable proceso de automatización de la producción, porque el que se descuelgue del pelotón caerá por el precipicio. (ver nota a pie de página)

¿Y cómo se traduce todo lo anterior en cuanto a nuestros intereses, como trabajadores?

Malas noticias para los obreros de los países subdesarrollados, que van a perder los trabajos (peligrosos, penosos y mal pagados) que trajo consigo la globalización y el proceso deslocalizador. Tampoco buenas para los trabajadores de los países en los que se relocalicen esas empresas, pues así como el desempleo sabemos (bien que lo sabemos, en España) tendencias deflacionistas en los salarios, la existencia de un infinito ejército de robots en la reserva hará de techo salarial absoluto en aquellos puestos de trabajo susceptibles de ser automatizados, lista que se va a seguir ampliando con la nueva batería de sensores, procesadores e IA.

La clave, como ya discutimos en La 4ª Revolución Industrial, es la propiedad de los medios de producción. Lejos de estar anticuado, el pensamiento de Marx es más vigente hoy que nunca.

+

Aquí el pie de página:

En realidad, la industria automotriz usamericana ya está asomada a las fauces del infierno, y salvó una bola de partido con el rescate millonario que le ofreció el gobierno durante la crisis del 2008. La mala calidad general de su producto en relación a la competencia europea u oriental (que tampoco es la repanocha), como método suicida de lograr beneficios a corto plazo (y los ejecutivos cobrar sus bonus) les ha conducido a perder relevancia en el sector (con la venta de Opel a PSA, la otrora todopoderosa GM ha dejado de ser un fabricante global). Y por el camino que llevan, acabarán convertidos en fabricantes para colmar un sector nicho: el de tanquetas para el palurdo medio de la USAmérica profunda.

Otro botón: EPA Tentatively Decides to Ease Vehicle Emission Standards.
A los fabricantes gringos le parece excesivamente ambiciosa, imposible de cumplir, irrealizable la norma que les obligaría a sus coches tengan un consumo medio de 50 MPG (5,6 l/100km) allá para 2025. Con mi coche, fabricado hace más de una década, ya bajo sustancialmente de esa cifra.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

29 comentarios »

  1. Gracias por etiquetarme como palurdo solo por gustarme los coches estadounidenses. Si todo en la vida fuera la eficiencia, no existirían las putas ni el arte

    Comentario por Javi — 24 marzo 2018 @ 10:28 | Responder

    • ¿Dónde vas? Manzanas traigo.

      Comentario por Miguel — 24 marzo 2018 @ 13:54 | Responder

      • Tus manzanas: “Y por el camino que llevan, acabarán convertidos en fabricantes para colmar un sector nicho: el de tanquetas para el palurdo medio de la USAmérica profunda”

        Comentario por Javi — 24 marzo 2018 @ 17:54 | Responder

    • Ding ding ding, alerta por ofendido. “Si todo en la vida fuera la eficiencia, no existirían las putas ni el arte” eso es mezclando churras con merinas, bravo. Primero: dejas clara tu palurdez, Segundo: por desgracia internet a dado voz a todo palurdo ofendidillo. No entres que te ofendes, si quieres hablar de tus gustos existen las redes sociales. De nada Palurdddd

      Comentario por Noespotaescalamar — 24 marzo 2018 @ 18:25 | Responder

      • De qué hablas!?!?
        No me he ofendido. Era un mensaje con el que pretendía ser más relativo y no tachar de palurdos a quienes nos gustan los coches americanos por muy ineficientes que sean. Hay una cosa que se llama libertad y me gusta disfrutar de ella en lo posible.
        Pero supongo que es más fácil parapetarse detrás del anonimato e insultar. Es normal. Esto es España

        Comentario por Javi — 24 marzo 2018 @ 20:39 | Responder

        • Es evidente q eres un puto palurdo, meter en una frase de 15 palabras eficiencia, arte y putas, y para mas inri en un post de coches, es de palurdo de matricula de honor, te has ganado a pulso la nominacion a la frase palurda del 2018. Por cierto que es lo que te gusta de los coches americanos?

          Comentario por Emilio Fernandez — 24 marzo 2018 @ 20:57 | Responder

        • Por otro lado q apeles a libertad, para poder envenenar el aire mas que otro ciudadano, habla mucho de tu concepto de libertad

          Comentario por Emilio Fernandez — 24 marzo 2018 @ 21:23 | Responder

          • Gracias por autodefinirte. Su tabaco. Gracias

            Comentario por Javi — 24 marzo 2018 @ 21:36 | Responder

            • y encima con un sentido del humor q casi supera 2º de primaria, ole

              Comentario por Emilio Fernandez — 24 marzo 2018 @ 21:50 | Responder

            • Cuando un tonto coge una linde, la linde se acaba y el tonto sigue.

              Comentario por Miguel — 24 marzo 2018 @ 22:10 | Responder

            • Espera q me pongo a tu nivel, jajaja

              Comentario por Emilio Fernandez — 24 marzo 2018 @ 22:18 | Responder

    • Javi, en serio, si quieres sentirte ofendido, adelante. En cada entrada me propongo ofender a una parte de la población, y en la de las banderas esperaba un comentario de algún leonés o maño, que desgraciadamente no se produjo. Al menos tú me ayudas a mantener el ratio, aunque he de decir que has tenido que forzar mucho el argumento.

      Lo expresaré de forma más técnica (y, por lo tanto, aséptica): el ciudadano del rural en EEUU demanda un tipo muy especial de vehículos todoterreno, de grandes volúmenes y motorizaciones, que sólo cubre la industria nacional. Estoy hablando del superventas F150 o del Silverado de la foto.

      ¿Te gustan estas tanquetas? Me parece estupendo, como si te gusta un Abrams. Puedes disfrutar de sus líneas, e incluso poseer uno en el patio de tu casa. Ahora bien, desde el momento que lo arrancas, tu ejercicio de libertad produce consecuencias en el resto de la sociedad y, por lo tanto, también la sociedad tiene algo que decir. Y un vehículo que cumple su función con una menor eficiencia, es decir, suponiendo mayor consumo de combustible y emisiones, implica que la sociedad debe soportar un aporte en exceso de contaminación y una igualmente excesiva demanda de un bien tan gravoso para la sociedad importar como es el petróleo.

      Por ello, sería lógico que la sociedad te pasase la factura vía fiscal (hasta ahora sólo lo hace parcialmente) de los costes de uso de un vehículo ineficiente que externalizas en toda la sociedad (tú conduces, pero el CO lo respiran tus vecinos, la balanza comercial empobrece a toda la sociedad española y el CO2 afecta al clima global). Y, en los casos más extremos, prohibir su circulación (tampoco se te permitiría sacar un Abrams a pasear, aunque tuviera anulados los sistemas de disparo).

      Por lo demás, en cuanto a tu ofensa: la afirmación de que los palurdos demanden un tipo de coche, no implica necesariamente que todo el que demande ese coche sea palurdo. Lógica aristotélica de lo más básico. Ahora bien, compartir gustos con un tipo humano que es la quintaesencia del garrulo con más dinero que cultura (un género muy español, por cierto) es para hacérselo mirar. 😛

      De todas formas, en serio, si acepto perfectamente tus gustos: yo también he reconocido en otra parte que me encantan los vehículos industriales soviéticos. Entendido como vehículo de colección, nihil obstat. Pero en el resto de la industria de la automoción, por su significativa participación en problemas globales que he mencionado (la contaminación, el cambio climático y las consecuencias económicas y geopolíticas ligadas al comercio de hidrocarburos), es absolutamente necesario imponer criterios de eficiencia.

      Comentario por Nadir — 25 marzo 2018 @ 9:03 | Responder

    • Te haría falta pasarte una temporada en los USA como yo hice y comprobarás que la densidad de palurdos es altísima, quizás la más alta del planeta. Eso no quita para que sean eficaces a su manera, aprentando un tornillo o dándole a un botón. Son robots dedicados al consumo desmesurado, y cuando ven que el vecino se ha comprado un coche más grande, corren a por uno mayor, pero no por necesidad, sino porque así están programados.

      Comentario por Greg — 25 marzo 2018 @ 21:28 | Responder

  2. Esto me recuerda…

    ———–

    “Un niño dice su primera palabra y ofende a varios colectivos”

    http://www.elmundotoday.com/2018/02/un-nino-dice-su-primera-palabra-y-ofende-a-varios-colectivos/

    ———-

    XDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    Ay Señor, Señor.

    Comentario por Fouche — 24 marzo 2018 @ 21:43 | Responder

    • Y DEJAD YA DE MEZCLAR LAS PUTAS CON EL ARTE QUE A LOS DE B.A. NOS TENÉIS HASTA EL PERINEO DE SEMEJANTE ASOCIACIÓN, QUE EL TULLIDO DE TOULOUSE LAUTREC ANDUVIERA RETRATANDO GOLFAS POR MONTPARNASSE NO SIGNIFICA QUE TODOS TENEMOS NI LA DISPOSICIÓN NI LA PASTA PARA IR DE PICOS PARDOS O COMPRARNOS UN CORVETTE, COPÓN!!!!

      Ofendido estoy leñe.

      Comentario por Fouche — 24 marzo 2018 @ 22:02 | Responder

      • Buenas noches.

        Como perteneciente al colectivo de personas especiales con minusvalía no puedo expresar más que un intenso repudio por la utilización del apelativo “tullido” que no deja de ser una daga de mal gusto atravesada en el corazón de aquellos que sometidos a las vicisitudes del destino nos hallamos en tan desventajosa situación que, a Dios gracias, intentamos superar día a día con toneladas de optimismo y superación. Creo que una retractación por parte del autor de tan desafortunado comentario sería lo mínimo.

        Por lo demás un buen blog del que desde hace años me gusta leer con atención, en especial su sección de recetas de cocina y consejos de belleza.

        Comentario por Patapalo — 24 marzo 2018 @ 22:21 | Responder

        • BIen respondido compañero. ¡Caña al mono que es de gomá y abajo con estos fascistas !.

          Sepa que empatizo perfectamente con su situación y es por eso mismo que como perteneciente a un colectivo vulnerable me siento doblemente sorprendida cuando escribe eso de “aquellos que sometidos a las vicisitudes del destino” en una clara muestra de penoso heteropatriarcalismo que, hoy como ayer, sigue negando la visibilización de la mitad de la humanidad. Como me cae simpático lo emplazo desde ya mismo a hacer uso de la arroba para poner “aquell@s” en vez del brutal y grosero masculino plural.

          Comentario por Xoxolocoyamuchahonra — 24 marzo 2018 @ 22:44 | Responder

          • Ejem

            Como que caña al mono que es de goma!. Como vegano convencido estoy estupefacto y horrorizado con tamaña muestra de insensibilidad ante el sufrimiento de nuestros hermanos simios. Exijo una disculpa ipso facto!!!

            Comentario por Garrapata lisérgica — 24 marzo 2018 @ 22:56 | Responder

    • Ese artículo fue genial, caricaturiza perfectamente la imbecilidad reinante en el mundo de hoy.

      Eso pasa mucho, por ejemplo, en el tema de los incendios: si intentas analizar el tema en serio, vas a ofender a varios colectivos que suponen el 99% del voto rural (y una no pequeña porción del urbano). Por eso no hay político que se atreva a meterse en ese berenjenal, y así seguimos, ardiendo el monte cada año, por el miedo a pisar callos.

      Comentario por Nadir — 25 marzo 2018 @ 9:07 | Responder

  3. Soy el orgulloso propietario y gestor de un exitoso concesionario de Corvette en la Costa del Sol y aunque desde el más profundo respeto a la que mi personalidad librepensadora obliga me veo a romper un piñón con esta panda de piojosos y bolleras (con excepción del tal Javi que me cae simpático). ¿Pero a quién se le ocurre mezclar rameras con Corvettes?. no se da cuenta la mala imagen que da eso, que me puede hundir la cuenta de resultados. O rectifica ya o le meto una demanda que se caga la perra!!

    Comentario por Más liberal que Julio Iglesias — 24 marzo 2018 @ 23:21 | Responder

    • ENOUGH!!

      **PLAS**, **PLAS**, **PLAS**,**PLAS**

      (Guantazo a los cuatro)

      Mañana mismo a la salida del sol y siguiendo escrupuloso les daré satisfacción en viril duelo.

      Comentario por Fouche — 24 marzo 2018 @ 23:31 | Responder

      • Puta madre muchacho pero las pistolas las pongo yo que da la casualidad que también tengo una armería.

        XDDDDDDDDDDDDD

        Comentario por Más liberal que Julio Iglesias — 24 marzo 2018 @ 23:34 | Responder

      • Oye, colgao, sigo recibiendo presiones para que entres a integrar el plantel de redactores. Como no me quieres dar tu correo, ya te lo comunico por esta vía, menos íntima de lo que me gustaría.

        Yo les he tratado de disuadir, aludiendo a tu más que evidente trastorno mental, pero insisten en que aceptan correr el riesgo. Así que avisado quedas. Luego tú ya decide como gustes, pero… al menos devuélveme un acuse de recibo para que, aún declinando la oferta, saber que te has enterado.

        Mira que eres dificilito. Tenías que haber nacido mujer, con lo que te gusta hacerte la interesante. 😛

        Comentario por Nadir — 25 marzo 2018 @ 9:12 | Responder

  4. Ahora en serio, en cuanto a la robotización creo q es imparable y es la logica evolucion que sigue a una cada vez mayor automatizacion. El problema es que tiene pinta de que en vez de mejorar nuestra vida, vaya a empeorarla, los robots sustituiran a las personas en muchos trabajos (sobretodo de baja cualificacion) y tiene pinta de q ese aumento del beneficio de las empresas vaya a los bolsillos de unos pocos. Medidas como q coticen y similares son absurdas (tb podria cotizar un cinta transpordora, si se utilizase una cadena humana habria ams empleo ;)) . Como suele ser habitual das con el quid del asunto que no es mas que la socializacion de los medios de produccion, que por este pais es como nombrar al mismisimo SaTALIN, ;). Como ya comente creo q cada vez es mas posible el socialismo, pero a la vez cada vez lo veo mas lejos

    Comentario por Emilio Fernandez — 25 marzo 2018 @ 21:04 | Responder

    • Es que, si lo piensas, la robotización empezó en la edad de piedra, con la primera haca de silex. Hasta ese momento hacian falta varios trogloditas para romperle la cabeza a un bisonte, y de pronto, zas, hachazo y aumento exponencial de la productividad….

      Cada máquina, cada herramienta, que hace o facilita un trabajo es un “robot” que reduce el trabajo humano. Yo soy muy cristiano en eso y creo profundamente en el concepto de que “el trabajo es un castigo divino”), por eso creo que los robots, las máquinas, son una bendición para los humanos. Bienvenidas sean.

      De todos modos, como dice nuestro ínclito presidente: “lo que no van a hacer los robotos es fabricar más robots (¿?)” o algo así. Cuantos más robots, más personas trabajando en diseñarlos, construirlos, programarlos, montarlos, operarlos, mantenerlos, desguazarlos… Igual que cuando se inventó la máquina de vapor o el telar mecanizado y no se hundió el mundo del trabajo, sólo cambió a otra forma.

      Efectivamente, el verdadero problema es cómo se organiza la economía con estos cambios, quien recoge los frutos….o mejor, quién recoge más y mejores frutos.

      Comentario por Santi — 20 abril 2018 @ 17:39 | Responder

      • Apunte resabidillo: el primer hacha de sílex (un bifaz) no se hizo para cazar, sino para romper los huesos largos y poder aprovechar la médula, pues de aquella éramos carroñeros (H.habilis).

        Más allá de ello, totalmente de acuerdo: la automatización es un proceso continuo en el tiempo, que comenzó hace décadas. Lo que nos quieren vender como un salto o una revolución es una vuelta de tuerca más, no el final de la historia.

        Comentario por Nadir — 20 abril 2018 @ 22:51 | Responder

        • ¿Donde digo nada de cazar? 😛
          Bueno, va… hacían falta varios trogloditas para romperle el femur a un bisonte,,, muerto.

          Comentario por santi — 23 abril 2018 @ 2:20 | Responder

          • En realidad… tampoco la industria lítica sirvió de mucho incluso cuando ya cazábamos, hasta muy avanzada la prehistoria (microlitos en puntas de lanza). ¿Tú te atreverías a meterte contra un bisonte armado sólo con un hacha, incluso aunque fuese una moderna de acero marca Bellota? Y ya no te cuento con un mamut, que al lado de un elefante africano éste parece su cría pelona…

            Comentario por Nadir — 23 abril 2018 @ 10:02 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: