La mirada del mendigo

15 junio 2018

El conocimiento y el procedimiento

Filed under: Sociedad — Nadir @ 17:35

Lo cierto es que no soporto la forma de hablar que tiene este chaval, pero sin duda es listo, y este vídeo me ha hecho recordar a un adolescente con mala memoria que odiaba la asignatura de Historia hasta el punto de patear el libro de texto por todo el pasillo cuando se enteró que por fin la había aprobado y que, años más tarde, acabada una carrera técnica, se matriculó en la Facultad de Historia (para volver a frustarse, aún más si cabe).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

10 comentarios »

  1. Por cierto, lo del título viene a cuento de lo de las matrices y determinantes: te enseñan cómo operar (el procedimiento), pero pocos profesores te enseñan qué cojones ese eso de una matriz, para qué vale… (el conocimiento). Eso lo acabas descubriendo años después, en la carrera, y haces un enorme “aaaaaaahora lo pillo”. Pero lo peor vino en la carrera, con cosas que acabé entendiendo años después de aprobados los exámenes, y otras que no me he vuelto a encontrar en mi vida profesional, y que realmente no tengo ni idea de qué me estaban hablando. Aprobado está, pero no me ha servido de nada. Muy triste. Pero como nos enseñaron a resolver en el examen los problemas-tipo que nos ponían, todos contentos.

    Comentario por Nadir — 15 junio 2018 @ 17:42 | Responder

  2. Si. Habla muy acelerado, como todos los youtubers (por lo menos los que ve mi hijo). Pero le he puesto al susodicho videos de este chico para explicarle cosas de música. Se explica muy bien.

    Comentario por Miguel — 15 junio 2018 @ 18:22 | Responder

    • Si, este tío es muy bueno explicando música. Estoy estudiando (a mis años) en el conservatorio (4º EP) y he aprendido alguna que otra cosilla de sus vídeos, y alguna que otra la he comprendido o redescubierto.

      Cierto es que tiene alguna capullada que otra pero, en una balanza gana la parte buena.

      Comentario por Razlobo — 21 junio 2018 @ 11:22 | Responder

  3. 1º É mais que obvio, que a preparação pedagógica, para transmitir conhecimento é geralmente muito deficiente.
    2º O moço que estarmos a falar no video o expõe bem claro a banalidade das repetições irreflexivas. Não teve o acaso de topar com alguém que fosse de lhe explicar que o problema ultrapassa o presente .Nos retrotrae na história “patria” à contrareforma de Trento., Quando uma Monarquia Absoluta aliadas com o ferreo pensamento Inquisitorial- da Fé“cristã” e a chegada maçisa do ouro das rapinhas das Américas.Fez que o libre pensamento ficasse “fosilizado”na alma coletiva. Não é casual que justo no espaço geográfico da Europa , onde a “livre interpretação” (ainda que puritana) permitisse aflorar posteriormente desde s. XVll aos empiristas e o pensar epistemológico, mentras aquí os poucos e ilustrados “descarriados” jugando-se a vida e fortuna vian-se forçados a se banir ultrapasando os Pirineus. A fondas ondas da história e suas consequências chegam desgraçadamente até o presente.
    A “Esperança” .A nova era da “Revolução multifatorial” em que estamos entrando a uma velocidade exponencial de vertigem antropico;na qual a Humanidade tem as posibilidades de alcançar a “ Gloria ou sua própria Estinção” como especie planetária.

    Comentario por ramom — 17 junio 2018 @ 10:31 | Responder

  4. Calla calla, yo en 4º tuve una asignatura anual que se llamaba Propedéutica y madre mía……creo que la primera vez que puse una vía fue a mi gato que me odió por eso. En Cirugía aprendí a suturar gracias a los pobres pollos de mi madre y luego cuando salí de la facultad era todo a puro huevo. Todo muy bien memorizado, pero nada de manos. Valor y ganas. Las cosas han mejorado un poco en mi facultad, me dicen, de lo cual me alegro, pero dudo mucho que salgan con unas cuantas cesáreas o fracturas a la espalda.

    Comentario por erebiagorge — 18 junio 2018 @ 18:20 | Responder

  5. Quien te vería melenudo y frustado….. Y ¿por qué fuiste a la uni para estudiar Historia? No te veo amasando títulos.

    Comentario por erebiagorge — 18 junio 2018 @ 18:56 | Responder

    • Bueno, en principio parecía lo lógico: quería aprender Historia y me metí en la facul. Al principio me matriculé en Santiago, pero aquello era bastante ridículo. Yo ya era perro viejo, con el culo pelao después de sacarme una ingeniería, y me sentaba con críos tiernecitos, acojonaditos de estar ahí tras el paso por el insti. Yo espatarrao, escuchando la charla del profesor, mientras los demás estaban tomando apuntes hasta de los pedos que se tiraba. Aún recuerdo sentarme al lado de una cría, y mirarme con ojitos de cordero degollao con cara de pensar “en cualquier momento este se abalanza sobre mí y me viola”. XDDDDDDDDD

      Además, el nivel era muy bajo; para que te hagas una idea, se despachaban Roma en doscientas hojas de apuntes, cuando en la UNED son varios miles. Así que me cambié a la UNED. Y bueno, algunas asignaturas bien, pero otras era eso, una montaña de papel, de datos inconexos, manuales mal escritos (el de Prehistoria es la mayor mierda que he leído en mi puta vida, excepción hecha del Corán, un copia-pega con párrafos que quedaban colgados, frases inconexas…).

      Así que acabé llegando a la conclusión de que era un gran timo, un sacacuartos, una expendedora de títulos y que, realmente, para qué quería yo un titulito de mierda en Geografía e Historia, con tanto valor como el papel higiénico en el mercado laboral. Así que lo mandé a la mierda y me puse a estudiar por mi cuenta (algún curso en el MIT, por cierto, ya que lo menciona el chavalín del vídeo). Lo que pasa es que la carne es débil, y pasa como con el gimnasio: si pagas la matrícula, vas, aunque sólo sea por no decir que has tirado con la pasta. Pero si tienes que hacer ejercicio por tu cuenta, sieeeempre hay algo más urgente que hacer: dar un paseo, limpiar el baño, escribir un artículo en el mendiguiño… Pues con el estudio por cuenta propia pasa lo mismo, se necesita fuerza de voluntad para no acabar haciendo el vago.

      Por cierto, solía llevar el pelo recogido en coleta, por comodidad. Y lo de frustrado… tampoco es que me causara gran conmoción, mandé al carajo a la UNED con enorme convicción de estar haciendo lo correcto, y me puse simplemente a aprender otras cosas que, pasado el tiempo, se demostraron mucho más interesantes… y lucrativas. 🙂

      Comentario por Nadir — 19 junio 2018 @ 23:13 | Responder

    • Por cierto, aún conservo el libro de Historia de 3º de BUP. Sin tapas, se perdieron entre patadón y patadón. Algunas páginas aún con las marcas de las botas… la cuestión es que años más tarde lo volví a leer y me gustó mucho más. Es más, me di cuenta de que era bastante buen libro. Realmente, si hubiera defenestrado a la enorme mayoría de profesores que tuve, y simplemente me hubieran dejado a solas con un buen libro/bibliografía, habría aprendido mucho más… y de forma más agradable. La mayoría de los profesores con que me he topado han sido, a la postre, un estorbo para el aprendizaje. Que ya es triste (aunque también he tenido alguno bueno, y con esos he disfrutado y aprendido un mundo).

      Comentario por Nadir — 19 junio 2018 @ 23:17 | Responder

      • Coincido con lo de los profesores. Recuerdo la historia del instituto y… bueno, porque medio me gustaba que si no…

        Sin embargo, ahora en historia de la música me lo paso pipa, nuestro profe es muy bueno y lo hace ameno e interesante.

        Al final resulta que no es la asignatura, siempre es el profesor (aunque el alumno también tiene parte, mucha, en el proceso).

        Comentario por Razlobo — 21 junio 2018 @ 11:25 | Responder

        • A partir de cierto nivel, yo preferiría prescindir del profesor y quedarme con una buena bibliografía (ahora, complementada con vídeos). En todo caso, un profesor para consultar dudas en tutorías.

          Lo he dicho muchas veces, es ridículo estudiar Máquinas por los apuntes del pelagatos del catedrático, mal maquetados e impresos y plagados de erratas, cuando puedes estudiar por el Norton (por citar un clásico). Claro, pero en el examen sabes que van a caer el tipo de problemas, demostraciones y empleando la notación que el mierda del catedrático da en sus apuntes, y hay que bajar a reprografía a por ellos. Y ya cuando no son apuntes, sino que han publicado un librucho y se sacan un sobresueldo aprovechando su plaza en la universidad pública para obligar a sus alumnos a comprarlo… es infame. Si de mi dependiera, profesor que recomendase su propio libro, al día siguiente a la cola del paro. Aunque sólo sea por elemental humildad. Pero claro, si no fuerzas a tus alumnos a comprar tu librucho, sabes que ni Dios va a comprarlo cuando lo mismo es explicado por los más grandes.

          Comentario por Nadir — 21 junio 2018 @ 12:32 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: