La mirada del mendigo

17 julio 2018

La peste

Filed under: Arte — Nadir @ 2:07

Una de las cosas que más me han sorprendido en mi carrera bloguera es comprobar cómo los artículos que reciben comentarios más encendidos suelen ser las entradas más técnicas, precisamente aquellas en las que a priori uno pensaría que la discusión debería ser más racional y cartesiana, mientras que otras entradas mucho más ideológicas apenas han suscitado debate.

Y lo bueno que tienen las entradas culturetas, como la de hoy, es el poquito trabajo que me dan en los comentarios, pues no parecen susceptibles de recibir elogios del estilo “no tienes ni puta idea, se nota que eres un xxxx-ista” que es la forma de etiquetar al que piensa diferente para explicar ese comportamiento que se percibe como anómalo, antinatural (creo que lo más imbécil que me han llamado es “desarrollista”, desbancando al ya archisabido “islamófobo” que ostentaba el galardón ex aequo con “antisemita”).

Bueno, dejando a un lado esta disertación metabloguera, quería comentar con vosotros algún libro que acabe de leer y me haya parecido interesante. Para abrir fuego voy a tratar de La Peste, de Albert Camus. Acaso una alegoría sobre la guerra (acababa de terminar la 2GM), según avanzaba en su lectura el libro me iba dejando un regusto a novelita con pretensiones. Sin embargo, hay ciertos pasajes en los que al bueno de Albert se le aparecía una amable musa que le musitaba al oído párrafos tan lucidos como los sermones de Paneloux (el primero, henchido de dogmatismo, el segundo corroído por la duda), o la sobrecogedora narración del combate feroz que Tarrou libra con la enfermedad.

Sin embargo, es otro el párrafo que he seleccionado para servir de compendio de todos sus compañeros, y acaso del pensamiento filosófico del autor:

Le mal qui est dans le monde vient presque toujours de l’ignorance, et la bonne volonté peut faire autant de dégâts que la méchanceté, si elle n’est pas éclairée. Les hommes sont plutôt bons que mauvais, et en vérité ce n’est pas la question. Mais ils ignorent plus ou moins, et c’est ce qu’on appelle vertu ou vice, le vice le plus désespérant étant celui de l’ignorance qui croit tout savoir et qui s’autorise alors à tuer. L’âme du meurtrier est aveugle et il n’y a pas de vraie bonté ni de bel amour sans toute la clairvoyance possible.

+

Os emplazo a comentar este párrafo, todo el libro, el existencialismo o lo que os dé la real y puta gana. Por mi parte, aprovecho la coincidencia en el título para aconsejar una estupenda serie. Yo la vi siguiendo la sugerencia de un tipo del cual no es fácil escuchar elogios, y espero me agradezcáis la recomendación tanto como yo a mí vez se la agradezco a él.

Si os gustó seguir las pesquisas de Guillermo de Baskerville y su abnegado Adso, doy por seguro que no os defraudará la trama de la serie. Y hasta aquí puedo leer.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

24 comentarios »

  1. Saludos:

    Te aconsejo subir las escaleras y meterte entre pecho y espalda “El mito de Sisifo” y “El hombre rebelde”. A ser posible en francés: penica me dan los gabachos que sus mejores plumas en el siglo XX no sean francesas.

    Acto seguido, para que no te triture el cerebro el cáncer existencialista, te recomiendo que te leas un librillo de mi admirado Georg Lukacs, el maestro, que se titula “La crisis de la filosofía burguesa”. Abriendo una página al azar:

    “… el existencialismo se obstina en enseñar de un extremo a otro que es imposible saber algo sobre el hombre. No niega la ciencia en general. El existencialismo reconoce el valor práctico del conocimiento científico. Pero rehusa a todas las ciencias el derecho de acceder a un conocimiento esencial con referencia al único problema que importa: la relación real entre la persona humana y la vida.”

    Creo que con estos materiales nos lo pasaríamos pipa discutiendo hasta el fin de los tiempos.

    Comentario por Vicente Millán — 19 julio 2018 @ 13:37 | Responder

    • Añadidos a la lista de espera. No he leído nada de Lukacs, así que voy a ponerlo como “preferente”. Aún así, pueden pasar meses hasta que me ponga con ello. El tiempo no me llega a nada.

      Ahora me ha picado el gusanillo de estudiar la historia y sociedad del Extremo Oriente (de la cual me doy cuenta que lo ignoro todo), y quería ponerme al tema de una forma relativamente seria y sistemática. Por ahora, ando consiguiendo bibliografía. Te lo comento por si tienes alguna referencia que aconsejarme…

      Comentario por Nadir — 24 julio 2018 @ 11:19 | Responder

      • Saludos:

        Si lo que llamas extremo oriente esta más allá de Lahore creo que no puedo ser de ayuda. Esa ha sido mi frontera en oriente, vital y cultural. Sé que al otro lado hay mundos increíbles pero no he tenido la ocasión de conocerlos. Tan sólo pequeñas anécdotas de poco valor.

        Me extraña mucho que no te tropezases con Lukacs. Es impresionante como una de las mejores cabezas del siglo XX ha caído en el olvido. Lógico, era marxista. Con Lukacs tengo una relación un tanto particular. Tuve la oportunidad de vivir en su ciudad y poder conocer a algunos de sus discípulos. Con semejantes contactos no era difícil que me dejasen trastear en su biblioteca. Todavía recuerdo como anotaba sus libros, me dejó acojonado. Y aún me ronda por la cabeza lo que me contó uno de sus discípulos, presente el día de su fallecimiento, sus últimas palabras: “Soy un ser que ha encallado”.

        Lukacs tiene un gran problema, la mayor parte de sus textos son muy complejos. No es el tipo de lectura al que nos acostumbran hoy en día. Pero hay un libro, “El asalto a la razón”, que te recomiendo. Es un monumento y todo un manual de cómo se debe escribir la historia de las ideas. En este caso sobre la filosofía alemana. Nada más mirar el primer capítulo sabrás que estás en otro mundo: las ideas filosóficas no nacen “ex nihilo”, nacen de unas condiciones económicas y políticas determinadas (y la forma en que Lukacs te cuenta la evolución del idealismo alemán en relación al proceso de unificación alemán es, simplemente, antológico). Vamos, marxismo del bueno. Ese primer capítulo es una gozada. Está claro que tengo una gran deuda con Lukacs.

        Comentario por Vicente Millán — 24 julio 2018 @ 21:12 | Responder

      • Saludos:

        Si entiendes por extremo oriente aquello que está más allá de Lahore, mi frontera oriental, vital y cultural, creo que en poco puedo ayudar. Seguramente mi ignorancia sea superior a la tuya. De todas formas, aprovechando tu conocimiento de otras lenguas, siempre encontrarás materiales interesantes en “nuestra pequeña biblioteca”: http://gen.lib.rus.ec/

        Con Lukacs tengo una relación muy especial. Uno de los mejores pensadores del siglo XX, que las pasó canutas y acabó en el olvido por … marxista. Tuve la fortuna de vivir una buena temporada en su ciudad y conocer a algunos de sus discípulos. Gracias a ello pude acceder a su biblioteca en la casa en que vivió sus últimos años. Todavía ando acojonado con la forma en que Lukacs anotaba sus lecturas. Más aún cuando uno de sus discípulos, presente en sus últimos momentos, me comentó cuales fueron sus últimas palabras: “Soy un ser que ha encallado.” Comprendí muchas cosas.

        Lukacs no es nada fácil de leer. No tiene nada que ver con los folletitos a los que nos acostumbran en la actualidad. Pero hay un libro “accesible” que me gustaría recomendarte: “El asalto a la razón.” Todo un monumento que me dejó marcado de por vida. Y el manual para aprender como hay que hacer historia de las ideas, en este caso la historia del pensamiento alemán que acabó en la locura que todos conocemos. El antológico primer capítulo es la refutación universal de todos aquellos que creen que las ideas nacen ex nihilo, que no son pocos.

        Comentario por Vicente Millán — 26 julio 2018 @ 20:13 | Responder

        • MAGNÍFICO ENLACE!!!

          Pero no sólo para historia, tiene una burrada de estudios sobre temas técnicos. Y no he hecho más que picotear un momentito. ¿Cómo es que no conocía esa biblioteca? Muchas, muchas, muchas gracias. ¡Benditos rusos, joder!

          Pues mi conocimiento de otras lenguas, no creas, es bastante pobre. El gallego por parte de padre; el portugués porque… eso, no deja de ser la evolución de un mismo idioma. Francés empecé por motivos laborales y, ya ves, me acabó gustando. Y el inglés, con nivel suficiente para mantener una conversación fluida con un natural de las Islas Británicas… siempre que no tenga más de 3 años. XDDDDDDD Pero bueno, para leer libros aún me alcanza.

          He estado leyendo por encima “Historia y Conciencia de Clase”, que me lo acabo de descargar y… bufff, teoría política. He de confesar que esas discusiones bizantinas me aburren sobremanera. No soy tan burro como para despreciar el debate teórico, pero es que no soy capaz de leer más de 10 o 20 páginas sin empezar a cabecear. Qué quieres, en cambio, me puedo pasar horas leyendo papeles técnicos de algún punto que me interese (y que sé que a la inmensa mayoría del mundo le parecerían el mayor de los coñazos).

          De todas formas, me comprometo a ponerme con “El asalto a la razón”. Ya está descargado.

          Por cierto, el Milestones me duró poco, pero los hadith shiíes… ya tal. A ver cuándo los retomo, al menos literariamente me estaban gustando más que los suníes, había incluso cierta belleza en ellos.

          Muchas gracias por la recomendación y, de nuevo, por mostrarme esa biblioteca. 🙂

          Comentario por Nadir — 28 julio 2018 @ 13:04 | Responder

          • Saludos:

            Yo creía que, como lector de materiales muy técnicos, ya conocías “nuestra biblioteca”. Me alegro mucho de dártela a conocer, que la utilices y, por supuesto, pasarle el enlace a cualquiera que necesite esos materiales. La gran mayoría de los que participan ahí no son rusos, se tuvieron que largar los servidores allí porque en Alemania iban a meter mano judicialmente al proyecto. La biblioteca es una parte muy importante de una de nuestras batallas fundamentales: el acceso al conocimiento. Lo que al principio era básicamente un grupo de matemáticos, físicos e ingenieros que hacían posible que libros muy caros fuesen accesibles a todo el mundo se ha convertido en este monstruo. Como podrás imaginar hay muchos interesados en acabar con el proyecto… pero ya es imposible. Lo que si te ruego es que si tienes materiales interesantes los subas para compartirlos. Por materiales interesantes me refiero a literatura científica o técnica interesante. Si son materiales “sensibles” mucho mejor, de esos que les gustan tanto a los ingenieros.

            Sé que Alâh me castigará por darte ese enlace: es la tumba de los hombres con la enfermedad de la curiosidad.

            Joder, te has tirado por uno de los textos más jodidos de Lukacs. No me extraña que te aburra. Mira el primer capítulo del asalto a la razón y ya decides si merece la pena el tocho.

            Comentario por Vicente Millán — 28 julio 2018 @ 16:29 | Responder

            • El acceso al conocimiento es precisamente por lo que vale la pena Internet, para lo que sirvió la imprenta y el desarrollo de la escritura. Ponerle puertas al campo y querer cobrar el portazgo es propio de miserables. Especialmente cuando cobras por un conocimiento en el que no has invertido ni un duro, caso de las editoriales científicas.

              Conforme, buscaré qué materiales tengo que puedan ser interesantes, y los subo. En proyectos así, es un honor participar. Do ut des.

              Oye, sabes que ya sé de qué me suena Lukacs? Hace poco leí “La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo”, y me acabo de dar cuenta que Lenin lo escribe para refutar la vía “democrática” propuesta por… Lukacs (que, como no me sonaba el nombre, ni siquiera me quedé con él). Sobre este libro, por cierto, me sonreía de vez en cuando al pensar qué pasaría si Lenin levantase la cabeza y viera en lo que está convertida la izquierda.

              XDDDDDDDDDDDDDD

              Es una desgracia tener esta mala memoria. Pienso bien, pero no puedo construir gran cosa porque tengo muy poquitos ladrillos en mi cabeza. Me da rabia, la verdad, ser consciente de mis limitaciones.

              Comentario por Nadir — 29 julio 2018 @ 15:01 | Responder

              • Saludos:

                Si el Lenin ese levantase la cabeza yo mismo le descerrajo un par de tiros con la escopeta del doce. (Nota a las autoridades: Lenin está muerto, a lo sumo sólo me pueden empurar por dañar una momia). Él y su camarilla nos jodió uno de los movimientos sociales más importantes de la historia. Lukacs tuvo que tragar, supongo que por pragmatismo. Y eso sin contar con lo que vino después. Da para un libro: “Pensar en tiempos de Stalin”. De ahí que la odisea intelectual de Lukacs sea tan interesante.

                Han intentado poner tantas puertas al campo que les ha salido el tiro por la culata. Para combatir la mafia de los papers no sólo existe sci-hub, la venganza llega por otro lado:
                arXiv.org. Estoy seguro que muchos de los que leen este blog conocen en sus carnes lo que significa la mafia de los papers y la necesidad de un sitio como el que indico. Emilio apunta sobre ese “negocio”.

                El mundo editorial tal como lo conocemos está acabado. Están tan ciegos que no son capaces de ver que su tumba ya está lista. Brindaré por ellos cuando me ponga a subir los cerca de 90 gigas en libros y estudios que tengo guardaditos por aquí.

                Comentario por Vicente Millán — 29 julio 2018 @ 18:31 | Responder

          • Nunca te pregunte, pero supogo que conoces sci-hub

            Comentario por Emilio Fernandez — 28 julio 2018 @ 20:59 | Responder

            • Sí, aunque nunca lo he usado, la verdad. Debería, pero no se me ha venido a la cabeza. Por lo que tengo entendido, viene a ser un The Pirate Bay científico.

              Una maravilla, vamos. Y da vergüenza que haya que andarse con subterfugios para tener acceso a un conocimiento que ha sido pagado con dinero público. El sistema actual sólo beneficia a las editoriales, y ralentiza el progreso. Pero vamos, que me lío. Muchas gracias también a ti, por mencionarlo. Lo tenía completamente olvidado. 😉

              Comentario por Nadir — 29 julio 2018 @ 14:52 | Responder

              • Es capitalismo en estado puro, los investigadores te pagan por publicarlo y los que quieren informarse tb, solo te encargas de imprimirlo y maquetarlo, y ya ni eso. Menudo negocio

                Comentario por Emilio Fernandez — 29 julio 2018 @ 15:52 | Responder

  2. Camus es un tipo al que tengo en bastante estima desde mi adolescencia pero más por su persona que como escritor. Camus fue en su momento un hombre comprometido y de una coherencia extrema entre su pensamiento y obra. Fue un resistente de primera hornada en “Combat” y se atrevió a denunciar las animaladas de Stalin en un contexto más bien hostil con según que posicionamientos. En suma fue un personaje del que disfrute más de sus artículos de opinión (cayo en mis manos una recopilación en papel biblia muy chula) que de su literatura. Y no es que no escribiera bien sino que a mi el existencialismo de posguerra se me ha hecho siempre difícil. Para ser franco tengo una edición de “La peste” de Edhasa del año 90 que leí con 16 años y más que recuerdos concretos del libro me viene a la cabeza una sensación sombría y desazonadora francamente deprimente. Entiendo que los escombros humeantes de la IIGM estaban muy cerca y que el patio no estuviera para alegrías pero es que te lees “El extranjero” con un prota tan apático incuso después de asesinar a un hombre que te dan ganas de sacudir al tal Meursault por las solapas para comprobar si corre sangre por sus venas.

    Con respecto a la otra “peste” recomendarla también por mi parte. Me gusto bastante el nivel medio de la serie en especial la fotografía y la dirección de arte con esa ambientación tan cuidada de una España que pese a estar en el apogeo de su poder despachaba una miseria considerable para la inmensa mayoría de su población. Y como no hay dos sin tres recomendarte a ti y a quien quiera verla una serie también de factura nacional en mi opinión incluso mejor y que complementa perfectamente la anterior…

    De lo mejor que he visto sobre el tema. Impresionante.

    Comentario por Fouche — 29 julio 2018 @ 15:01 | Responder

    • “El extranjero” era el único libro que había leído de Camus, hace ya mucho tiempo. No recuerdo nada del argumento (bien por mi memoria, tú lo leíste hace décadas y aún te acuerdas del nombre del protagonista) pero sí recuerdo que me dejó bastante frío. Con “La peste” quise darle otra oportunidad, y realmente me ha gustado bastante más. Quizá pruebe con los dos libros, más filosóficos, que propone Vicente.

      Que por cierto, no lo he comentado pero una cosa muy notable del libro es que es difícil describir la vida de Orán… sin mencionar para nada, en modo alguno, ni de pasada, a la población autóctona. De hecho, incluso menciona a los españoles (contrabandistas). Me recordó la publicidad de un tren (de lujo) que recorre el corazón de África y en el que… sólo se ven blancos. También es jodido, querer mostrar imágenes de los sitios por los que pasa, y no mostrar a ningún negro. De hecho sí que apareció uno, de espaldas, con uniforme de botones cargando con las maletas. Y recordemos que Camus era un pied-noir.

      Ya está la serie cargada en la mulita. Como veis, soy disciplinado siguiendo vuestras sugerencias. 🙂

      Comentario por Nadir — 29 julio 2018 @ 15:29 | Responder

      • Por cierto y no tiene nada que ver con el tema, pero para q veais q no en toda Asturias queremos deshacernos de turistas zarrapastrosos como Nadir, https://www.google.es/maps/@43.2783627,-5.6741076,19.25z 😉

        Comentario por Emilio Fernandez — 29 julio 2018 @ 16:01 | Responder

        • Jejeje, gracias, compi. Aunque realmente, en el interior de Asturias no solía haber problemas de pernocta. Donde arreciaban las multas era en la costa, avisados los perros por el dueño del camping.

          De todas formas, casi nunca hago uso de esas áreas: suelo estar metido en la última aldeúcha perdida.

          Comentario por Nadir — 29 julio 2018 @ 16:53 | Responder

      • No me acordaba yo de eso aunque tampoco me extraña al fin y al cabo Camus aunque argelino pertenecía a la élite descendiente de europeos y dudo que tuviera mucho contacto con la población local más allá del servicio doméstico. Es como cuando ves un culebrón venezolano y quedas estupefacto de ver a los protagonistas blancos y de rasgos caucásicos en un lugar donde la mitad de la población es mulata o negra. En el mejor de los casos les dan un papel de chacha o delincuente. Y ahora que lo pienso igual estaba yo demasiado verde para cogerle el tránquillo a Albert y el buen francés merece una segunda oportunidad por mi parte. Me suena una edición del “Caligula” que anda por casa e imagino que siendo teatro sera una lectura más ligera y optima para este calor del demonio.

        Comentario por Fouche — 29 julio 2018 @ 17:21 | Responder

    • Saludos:

      Señor Fouche, tiene usted un excelente gusto. Sin duda esa serie merece ser vista. Todavía ando llorando por las esquinas… “eso” es lo que a mí me enseñaron en el colegio como “héroes patrios”. Y Franco ya había muerto. Sin comentarios.

      Comentario por Vicente Millán — 29 julio 2018 @ 17:39 | Responder

      • Nas Vicente.

        La verdad es que es una serie de factura técnica irreprochable en la que los españoles son enjutos y canijos como corresponde al hambre de entonces, las dentaduras no son blanco nuclear y los indios son indios y tienen el mismo peso específico que su contraparte europea. Cada personaje tiene una entidad y motivación que los humaniza y les da credibilidad hasta el punto de que cuando muere acabas echando de menos a un impresentable tarado como Alonso de Ojeda. Las luces y sombras de cada una de las partes está muy bien reflejada y evita los maniqueísmos típicos de uno y otro lado. Es como cualquier persona medianamente informada se imagina que fue aquel momento histórico en lo mucho malo pero también en sus cosas buenas. Por fin una serie sobre la Conquista no da vergüenza ajena siendo a la vez didáctica, rigurosa y sumamente entretenida hasta para los que no leen un libro de ni de casualidad. Como diría Nadir a propósito de los eucaliptos la Historia no es buena ni mala, simplemente ES y con productos como este uno se reconcilia con la suya propia.

        Y no llores fill meu que si sientes morriña de épocas más en blanco y negro ya te enlazare “La nao capitana” de Florián Rey con un Jose Nieto que se sale soltando perlas del tipo…”cuando Castilla habla las demás callan” 😛 .

        P.D-> Por curiosidad Jose Nieto fue protagonista de “Raza” peliculilla escrita por un enigmático Jaime de Andrade de cuya jeta dudo yo que nadie quiera acordarse (buenoooo, igual Pablo Casado sí)

        Bye, bye fellows

        Comentario por Fouche — 29 julio 2018 @ 19:17 | Responder

      • Tú lo has dicho. Un exceleeeente gusto. Especialmente musical. 😛

        Comentario por Nadir — 29 julio 2018 @ 19:33 | Responder

        • Vaaaaaaaa que me redimo.

          Resulta que de un tiempo a está parte me he echado una amiga argentina vía chat que me está poniendo al día de la escena rock de por allá y, que por cierto, nos da mil vueltas.

          Señoras y señores con ustedes Soda Stereo…

          …que por cierto aparte de su excelente calidad resultan ser un grupo mítico no solo en la Argentina sino en toda Latinoamérica, y acá sin enterarnos mirándonos como siempre el ombligo. Comiendol un helado en la terraza de mi casa y escuchándolos ahora mismo no puedo por menos que pensar que descubrimos América pero hemos sido torpes a la hora de sacar jugo a ese hecho. En fin, sirva esto de homenaje a nuestr@s herman@s del otro lado del charco.

          https://es.wikipedia.org/wiki/Soda_Stereo

          Cheeeee

          Comentario por Fouche — 29 julio 2018 @ 20:20 | Responder

          • Ayer estuve viendo el primer capítulo de Conquistadores. Aunque la ambientación está muy bien, echo en falta una trama argumental más allá de la propia historia. La peste, de paso que te va mostrando la vida en la Sevilla de la Casa de Contratación, desarrolla una microhistoria detectivesca que se entremezcla con la historia que sirve de marco de referencia. Por lo demás, me sorprendió ver a Nebrija y creí haber encontrado una pifia… pero no, exacto, publicó su gramática justo el mismo año de la toma de Granada y la arribada de las carabelas. Me sonaba del 1500 y poco. Eeeerror.

            En general, aún somos bastante paletos para todas las posibilidades que la red nos ofrece. No ya del mundo hispanohablante, sino que podríamos aprovecharnos de música o todo tipo de arte de todo el orbe. Mira, una de mis últimos descubrimientos: Anabantha

            Pero aún se puede ser más rarito. ¿Cómo sonará un grupo metal de una etnia que durante milenios ha sido sinónimo mundial de horror, sangre, muerte y destrucción?

            Hostia, es que les pega! Metal mongol, es genial!!! Es una pena la cantidad de buena música que se está haciendo por ahí, y que no tenemos acceso a ella porque ni siquiera sabemos que existe.

            Comentario por Nadir — 30 julio 2018 @ 11:55 | Responder

            • La Anabantha no esta mal y me recuerda en algo a Evanescence. En cuanto a los mongoles. ¡ostras!, que mezcla más curiosa. Reconozco que así a primeras y sin escuchar todo apuntaba mal pero oyes, acabas escuchándola un ratito y hasta engancha. Se la he puesto a un amigo mío muy fan del gin-tonic y la ha definido como Gordons a palo seco con un toque de jazmín lo cual viniendo de él es todo un cumplido 😉 . Pues nada, a seguir colgando hallazgos de estos.

              Saludos bro!!

              Comentario por Fouche — 3 agosto 2018 @ 23:00 | Responder

  3. A mi me han recomendado 2 documentales, uno Shoa de Claude Lanzmann, segun me dicen de obligada vision, sobre el holocausto, el director fallecio me parece la semana pasada o la anterior, y el otro es Desmontando terapias de Timothy Caulfield, a ver si el peque me deja mirarlos, sobre todo el 1º, empiezo de vacas el miercoles a ver si hay manera de ver algo, q ultimamente ni leo ni veo ni na de na, me tiene monopolizado 😉

    Comentario por Emilio Fernandez — 29 julio 2018 @ 15:48 | Responder

    • Ostras!

      Pues no sabia que Claude Lanzmann había muerto. Ando desconectado del mundo totalmente. Pues si Emilio, “Shoa” es el referente documental sobre el tema. Un trabajo de chinos al que el francés dedico diez años de su vida. Es un documental que se aleja de los grandes nombres para entrevistar a los protagonistas a pie de calle de aquel horror a lo ancho y largo de este mundo. Impresiona ver al maquinista que conducía los trenes a Trebinkla con aspecto de anciano venerable contando aquello de manera totalmente desapasionada o a uno de los ejecutores de la Solución explicando la metodología con frialdad teutona. Es casi todo entrevistas a testigos con una puesta en escena muy minimalista y en la que Lanzman hacía gala de su maestría para ir sonsacando de manera sutil los más oscuros recuerdos de sus entrevistados. Eso sí, son más de 9 horas de documental así que te recomiendo verlo a sorbos (cosa casi segura con el niño 🙂 ). Advierto también que es absorbente pero duro (hay el testimonio de un peluquero que, entre otros muchos, acongoja). Del otro ni idea pero me lo apunto.

      Feliz entrada de vacaciones bro !

      DEP Claude Lanzmann

      Comentario por Fouche — 29 julio 2018 @ 17:58 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: