La mirada del mendigo

14 septiembre 2018

Inventando una religión

Filed under: Religión — Nadir @ 23:04

Se puede definir el cristianismo como la rama del judaísmo que cree que la llegada al mundo del Mesiah (מָשִׁיחַ), el ungido, traducido al griego como Χριστός (Cristós) ya se ha producido, a pesar de que no se haya cumplido ninguna de las profecías que acompañarían la llegada del Mesiah. Efectivamente, sólo verifica la del linaje familiar, pero no los acontecimientos que ocurrirán a su llegada, el mundo sigue girando impertérrito, acumulando milenio tras milenio y burlándose de los que anuncian el fin de los tiempos. Por su cuenta y riesgo, el cristianismo asignó este título (que muchos otros también han reclamado) a un charlatán de los tantos que poblaban esa región de orates (el potente sol del Levante mediterráneo hace fundir las entendederas de quien ya por naturaleza no las tiene muy bien sujetas).

Este iluminado tenía por nombre Yeshúa (יֵשׁוּעַ) y, si interpolamos lo que puede haber de realidad en los relatos fantasiosos que ofenden a Arquímedes, aderezados con buenas dosis de magia, que sobre él se conservan (apócrifos o canónicos), podemos hacernos una idea aproximada del personaje histórico. Fue un judío practicante (uno de los que hoy llamaríamos ortodoxos, en contraposición a los más secularizados), acaso él mismo militó en la secta de los fariseos, en cuya interpretación de la Torah (existencia del alma inmortal, la resurrección de los muertos, del cielo y del infierno…) se basó la teología cristiana y, después, la islámica. Pero, a diferencia del otro famoso predicador de esa árida región del mundo, el joven Yeshúa sabía leer (o, al menos, estuvo en contacto con gente que sí sabía), y eso siempre marca una diferencia. Por vía oral o escrita, tuvo acceso a la filosofía griega (recordemos que la Palestina del siglo I era parte del mundo helenístico, del trozo que le tocó a Seleuco, recientemente sumada al Imperio).

Lo cierto es que, según comienza la historia, el joven Yeshúa cae simpático. Percibimos en él el mismo desgarro interno que siguen sufriendo hoy tantos fieles (musulmanes, pero también en el cristianismo más reaccionario) que, habiendo sido adoctrinados desde su infancia en las tinieblas de su feroz credo, y luego expuestos a la luz de la cultura, se debaten entre la obligación de seguir la fe de sus padres y la exigencia de su inteligencia de someterse a la razón. Procurando engañarse sin conseguirlo del todo, el joven Yeshúa también ensaya una modernización de su religión, adaptándola al humanismo filosófico helenístico. Podemos decir que el cristianismo es como el resto de componendas que tratan de hacer compatible la religión con la ética (la parte de la filosofía que trata sobre el comportamiento social). Son a la teología lo que la mayonesa al arte culinario: una emulsión de dos elementos inmiscibles, el agua y el aceite.

Quizá los Evangelios, además de una fantasiosa obra biográfica (que ya por aquel entonces era un género literario bien nutrido), también pueden considerarse como antecesores de otro género mucho más moderno: la novela, en la cual la psicología de los personajes va evolucionando. De hecho, el Jesús de los Evangelios me recuerda poderosamente al protagonista de la primera y quizá más famosa de las novelas. No, no me refiero a Don Quijote sino a Sancho Panza. Como Yeshúa, Sancho Panza va perdiendo el seso, enredado en sus propias fantasías, a la par que su amo lo recupera para morir desengañado, no de este mundo, sino de las fantasías que lo disfrazan.

Pero el joven predicador empieza bien. Con alguna botaratada hippie como el sermón de la montaña (una especie de cinismo teísta, que no hubiera sido a buen seguro muy del agrado del inmortal y, éste sí, divino Diógenes de Sinope), pero con algún arranque de genio como el enorme “la ley se hizo para el hombre, y no el hombre para la ley” (Mc 2:27), en traducción libre porque en el original se refiere sólo al sabbath. Esto lo suscribiría cualquier autor anarquista, y es moderno y civilizado incluso para el día de hoy.

También tiene actuaciones elogiables como la de salvar a una mujer acusada de adulterio de ser lapidada (a propósito, ¿os he dicho el asco insuperable que me suscita el islam?), lo cual nos permite suponer que el Yeshúa histórico era un hombre bueno (a diferencia del comportamiento criminal de los que luego se han llamado sus ministros). La semblanza es perfectamente reconocible incluso hoy en día: un joven de buen fondo, que busca sinceramente el camino de la integridad ética pero carece del suficiente valor para desprenderse de la carga de veneno que arrastra: la tradición religiosa de su familia. El miedo por abandonar el oscurantismo y abrazar la filosofía le atenaza, y le hace incurrir en contradicciones que acabarán convirtiéndole en un histrión y, finalmente, acabarán con su vida.

A diferencia del avieso Muhammad (محمد), no creo demasiado aventurado afirmar que el joven Yeshúa sí que se creía lo que predicaba. De hecho, pagó con su vida este error, mientras que el primero usó sus oportunas revelaciones para amasar fortunas y poder encaramándose sobre los cadáveres de otros. Esta comparación no dice nada bueno de la honestidad de uno ni de la inteligencia del otro.

Según vamos avanzando en el relato evangélico, vemos como este joven judío, aprendiz de filósofo, va sucumbiendo al poder corrosivo de la modesta fama que se iba granjeando en la zona, lo cual evidencia lo muy endeble de su naturaleza. Este pobre botarate, con la admiración y adulación de los desarrapados que le escuchaban, llenó el cántaro de su orgullo en la pequeña medida que le permitía su triste ser, y al rebosar perdió el rumbo, creyéndose alguien especial enviado por el infame y criminal Dios de sus padres (supongo que el improvisado orador razonaba consigo mismo: ¿cómo no va a ser una señal del cielo que este grupo de personas se congreguen para escuchar a un pobre desgraciado como yo?). Llegado a este punto de enajenación, ya al final de su corto trayecto vital, el pobre imbécil se cree, otro más, el Mesiah. La simpatía inicial se torna en desprecio del hombrecito ridículo que se complace en que lo atiendan y perfumen, pues su persona es más importante que el estómago de los hambrientos (Mt. 26:11).

Pero una cosa hay que dejar clara: en la tradición hebrea el Mesiah es sólo un hombre; un hombre especial, ungido por Yahveh para que el pueblo hebreo se imponga sobre sus enemigos y gobierne con su ley al resto de los pueblos del mundo (quien escribió esta profecía era un viejo necio y desdentado que no podía comprender cuán vasto y diverso es ese mundo). Pero en modo alguno un Dios. El botarate en que el joven Yeshúa se convirtió, cual estrella del pop a la que la fama intempestiva le ha descompuesto las cuadernas y transformado en un pelele, podía estar endiosado, pero en ningún momento se le pasó por la cabeza ser divinizado. Eso es algo que en el judaísmo, y luego en el islam, es visto como el más atroz de los pecados: asociar algo a la divinidad, y mucho más uno mismo. Es lo que les resultaba tan insoportable de la religión oficial del Imperio, y su costumbre de divinizar a los emperadores (muertos, y algún chalado en vida). Pero es que los judíos daban un valor muy distinto al concepto de Dios que los romanos. De hecho, de otra cosa puedo estar seguro: de haber sabido Yeshúa que algún día le iban a elevar a la categoría de Dios, hubiera cogido una soga y buscado la higuera más cercana con alguna rama lo suficientemente alta. Considerarse el Mesiah ya era bastante atrevimiento, pero que le tomasen por un Dios era un horror inefable, gravísimo más allá del entendimiento, que le colocaba en la diana de la venganza más temible y atroz de un Dios celoso e iracundo.

Pero así fue, y se puede decir que por necesidades del guion. Contra todo pronóstico, la mayonesa del charlatán judío se expandió fuera de la propia comunidad judía que, tres años antes, quería modernizar. Se puso de moda en el Imperio junto con una religión mistérica, el mitraísmo, usando las vías de comunicación y el carácter cosmopolita de éste para expandirse (ojito con el Islam). Ambas modas religiosas anduvieron a la par (por un pelo el párroco de tu esquina no está celebrando el bautismo con sangre de toro, en un edificio que en vez de iglesia se llamaría mitreo), hasta que, finalmente, venció el cristianismo, probablemente por su carácter salvífico (siendo ambas un timo, el del cristianismo ofrecía mejor gancho para pescar a incautos, al fin y al cabo prometer no sólo es gratis, sino muy lucrativo, como muy pronto advirtió la Iglesia).

El relato acaba, en un alarde de sinceridad de Marcos y Mateo, mostrándonos al joven Yeshúa arrepintiéndose en su agonía de la imbecilidad de haberse creído especial, al ver que las horas pasan, su vida se consume, y no aparece ningún ángel con una espada de fuego para salvarle. En postproducción se le añaden los efectos especiales, eclipses y terremotos que nadie más vió y sintió, a pesar de que un eclipse no previsto, en conjunción con un terremoto, hubiera sido noticia de portada en todos los periódicos de la época, y dado materia de investigación para la embrionaria astronomía para muchos siglos. Muerto el hombre, comienza la leyenda.

Como decíamos, pronto el movimiento desborda los límites de la propia comunidad judía, y empezaron a percatarse de las limitaciones que suponía seguir como un apéndice de su religión nacional (máxime con la mala fama que tenían los judíos en el Imperio, tan intolerantes y fanáticos como podrían ser ahora los salafistas). Es evidente que, para seguir expandiéndose, debían escindirse y considerarse una nueva religión. Eso implicaba casi necesariamente divinizar a su fundador, para colocarlo a la par que otras religiones de la época (como Isis o el mismo Mitra); no podías competir en la misma liga si tu figura central no era más que un vulgar humano que murió como un perro, por mucha comunicación especial con Yahveh que tuviera (para más INRI, el dios nacional del dolor de huevos que tuvo el Imperio hasta que Sexto Julio Severo lo resolvió cortando por lo sano).

Pero eso planteaba un problema: no podías identificar al predicador con Yahveh, porque había tradición sólida atestiguando que el mismo Yeshúa se refería a Yahveh considerándolo otra entidad distinta. Pero no podías crear una religión con dos Dioses. ¿Y por qué no? Por la Cábala y demás tradiciones esotéricas, supersticiones numéricas de mucha influencia en el mundo antiguo, que aún pervive entre los charlatanes del (no tan) moderno. Los números pares son números imperfectos, supongo que porque se pueden romper fácilmente en dos cachos (por eso, si os fijáis, las ruedas de los coches tienen un número impar de tornillos, excepto cuando la reducción de costes se impone sobre la ingeniería). Y el número dos es el número más defectuoso de todos los números pares. No había discusión posible, estaba descartado que pudieran ser dos Dioses. Pero echándole un poco de imaginación, podía elevarse el número a tres, éste sí un número perfecto, de buen fario. También un número muy agradecido es el siete, pero para inventarle cinco dioses más a la religión hebrea ya había que echarle demasiada imaginación.

Y de ahí viene la palomita, calco evidente de la artimaña que Zeus (un Mortadelo libidinoso) empleaba para trajinarse a toda tipiña con buenas tetas que se le antojase, fuera humana, Diosa, ninfa, nereida o musa. Y como no tenía manías tratándose de agujeros, incluso se transformó en águila para raptar e hincársela a Ganímedes, el efebo más guapo de la Hélade. Pero más parecido (y asumible por la homofobia semita) al mito cristiano es la estrategia de convertirse en cisne para arrimarle la cebolleta a la bella y dulce Leda. Es notable la comparación entre la belleza e imaginación de la religión griega, con la áspera y estéril religión semita, en cualquiera de sus formas, que no ha sabido más que copiar mitos de otras religiones, vulgarizándolos. Como no habían visto un cisne en su miserable vida, tomaron como animal adecuado para fecundar a Mariam (מרים) un puto palomo. Muy triste, pero del mismo tenor que el resto de la religión islamojudeocristiana.

Y ahí tenemos el misterio de la Santísima Trinidad, un remiendo intelectual propio de Otilio (otra referencia más al divino Ibáñez), que recibió el visto bueno en el concilio de Nicea (en el cual se proscribió al bando no trinitario, encabezado por Arrio), cuando ya llevaba casi trescientos años muerto el pobre desgraciado de Yeshúa. El joven charlatán no dejó constancia de muchas cosas, pero sin duda, de haber sido su voluntad, habría comentado lo que, siglos más tarde, convertirían en la clave de bóveda de la teología cristiana. Me hace gracia pensar en la cara que hubiera puesto Yeshúa si alguien le viniera con lo de la Santísima Trinidad: incluso sin mencionar que él era una de las divinidades, seguramente se hubiera ofendido (asociar otras figuras a Yahveh) o, más probablemente, hubiera tomado al interlocutor por un pobre idiota que no merece ninguna atención.

(por cierto, ¿el estilo no os recuerda al de un tal Heraclio Fournier?)

En resumiendo, el origen de lo que llamamos cristianismo surgió del intento de un judío de modernizar la religión de su pueblo, procurando compatibilizarla con el humanismo filosófico que había estudiado en sus años mozos. Este intento fue abortado por el mismo predicador, según recibía atención no por sus dotes como filósofo, sino por haber crecido entre el populacho su carácter de santón. Sobre tan pobres cimientos la jerarquía eclesiástica ha levantado todo tipo de conclusiones, añadiendo por su cuenta las enormes lagunas que dejó la exigua obra intelectual de su fundador.

Si Yeshúa pretendía reformar el judaísmo, para hacerlo más civilizado y acorde a los tiempos, Muhammad se sirve de ese mismo judaísmo para medrar como caudillo, ofreciendo una versión especialmente tosca, sectaria y violenta de una religión hebrea que es, ya de por sí, una desmañada acumulación de mitos importados de otros pueblos más desarrollados (sumerios, babilonios, egipcios o griegos), hilvanados para acompañar el relato de sus insignificantes gestas militares. El islam es la versión palurda de la religión semita para consumo de los habitantes del desierto arábigo, sin más contenido ético que la feroz condena de la libertad humana, siendo el resto una colección de anécdotas, relatos bíblicos mal transcritos (las consecuencias de no saber leer) y una colección normativa frecuentemente basada ora en la superstición, ora en el interés circunstancial del Piojoso, que regula aspectos irrelevantes dejando en el tintero otros esenciales, todo ello narrado con una sobrecogedora falta de gracia. A pesar de amagar por momentos a ser en verso libre, el Q’ram es el texto más prosaico que he leído jamás (os recomiendo encarecidamente que lo leáis, en vez de aceptar opiniones de terceros). Su contenido no es sino el que supone que debe ser: la colección de ocurrencias de un caravanero huérfano y analfabeto reconvertido en señor de la guerra, que es intelectualmente incapaz de mantener el hilo del razonamiento más de dos aleyas seguidas; el nivel de argumentación que podríamos esperar de un niño de ocho años que ya puede leer de corrido y realizar sin ayuda las operaciones aritméticas más básicas.

Finalmente, quiero subrayar el enorme progreso que supone que yo pueda escribir todas estas cosas sin temer persecución legal por ello (y aún queda sacar el 525 del Código Penal, por la propia dignidad de los mismos creyentes, que son considerados por el legislador como disminuidos mentales que deben ser objeto de una especial protección). Por supuesto que vivo en una cultura superior a la de la España católica de hace muy pocas décadas o de cualquier sociedad de mayoría islámica de hoy en día. Vivimos en un estadio de civilización más avanzado, y quien no lo valore no merece disfrutar de la libertad que nos ofrece. También quiero destacar el enorme atraso que supone que jamás podría firmar esto con mi nombre real, por la amenaza implícita que ejerce el matonismo islámico; coacción que induce la autocensura, cumpliéndose así el objetivo del agresor.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

42 comentarios »

  1. Huy… ¿Pero Jesucristo entonces fué un personaje histórico real?¿Estamos seguros de este detalle?

    Dejo esto aquí y me retiro, lentamente…

    Comentario por Karl — 15 septiembre 2018 @ 21:42 | Responder

    • No, claro, seguro no hay nada. Sabes bien que en fuente históricas la única referencia es de Flavio Josefo, que comenta de pasada que dicen que hubo un fulano del que dicen que… Tal era su irrelevancia.

      Pero vamos, es como el Cid o tantos otros personajes semilegendarios. Buda seguramente también existió, ¿por qué no? Es raro que una leyenda sea producida ex nihilo. Y probablemente hubo uno, e incluso varios Hércules. Y la guerra de Troya ni te cuento cómo fue (maravillosamente) magnificada. Si la Troya de época homérica era un villorrio con un murito de medio metro. Más o menos como las murallas de Jericó.

      Comentario por Nadir — 15 septiembre 2018 @ 23:03 | Responder

      • Saludos:

        Esa referencia de Flavio Josefo está cuestionada desde hace mucho tiempo. Es mucho más interesante preguntarse por qué no hay ni una sola palabra que apunte a un tal Jesús en los manuscritos de Qumrán. Al menos en los que conocemos.

        Comentario por Vicente Millán — 15 septiembre 2018 @ 23:31 | Responder

        • Aps. Pues no lo sabía. En cualquier caso, la cita no aporta confirmación de nada, sólo dice que se dice. En cualquier caso, yo creo que es absolutamente razonable pensar que existió un Yeshúa, es la explicación más sencilla. Un santón judío (como Juan el Bautista) que acabó alcanzando después de muerto una relevancia que nunca tuvo en vida. Igual que el joven Siddharta. Fue el relato, más o menos fantasioso, de su vida lo que conquistó la imaginación del pueblo. Ellos iniciaron el movimiento creando un núcleo de seguidores, pero fueron éstos los verdaderos responsables del triunfo de la nueva religión.

          Una cosa. No entiendo que menciones los manuscritos del Mar Muerto. ¿Por qué iba a aparecer el insignificante Yeshúa en ellos?
          Copio de la Wiki:
          https://es.wikipedia.org/wiki/Manuscritos_del_Mar_Muerto
          La mayoría de los manuscritos datan de entre los años 250 a. C. y 66 d. C.
          Y eran textos de otra secta judáica diferente, los esenios. Que un fariseo anduviera innovando, con un discurso que flirteaba con conceptos paganos, era algo que les resultaba completamente indiferente. La sorpresa hubiera sido que apareciera citado.

          Comentario por Nadir — 16 septiembre 2018 @ 8:05 | Responder

          • Saludos:

            Según los que se dedican al tema, algunos de los manuscritos de Qumrán tienen mucha relación con el origen del cristianismo. Te hablo de memoria porque son lecturas de hace muchos años y es posible que la pifie. Parte del ideario que se puede leer en esos textos está reflejado en Marcos y Lucas y, lo que me sorprende muchísimo, en Pablo de Tarso. El verdadero fundador del cristianismo, un curioso personaje al que los textos de Qumrán llaman “el traidor”. La conexión entre las ultimas comunidades de Qumrán y el origen del cristianismo es tal que las tensiones internas de esa comunidad se reflejan con mucha exactitud en los hechos de los apóstoles.

            En los textos aparecen muchos personajes conocidos pero falta el principal: Jesús. De ahí mi asombro. Quizá habría que hacer caso a la novela de Nikos Kazantzakis (La última tentación de Cristo) y el brutal encuentro que relata entre Jesús y Pablo: la figura de Jesús es un invento de Pablo. Lo cual, viniendo de este “chivato de los romanos”, me parece posible.

            Comentario por Vicente Millán — 16 septiembre 2018 @ 22:05 | Responder

            • Muy buenas, Vicente.

              Pues como es de esperar, sabes mucho más que yo del tema. Te agradezco que lo hayas mencionado, y tomo nota para investigar más el asunto, que promete ser interesante.

              Comentario por Nadir — 16 septiembre 2018 @ 22:35 | Responder

              • Saludos:

                No creas, mi conocimiento de los textos de Qumrán es muy superficial. En gran parte debido a mis lagunas en relación al judaísmo. Para hincarle el diente a los pata negras, la serie “Studies on the Texts of the Desert of Judah” que edita Brill (una búsqueda “Qumran” en “nuestra pequeña biblioteca” te mostrará ejemplares de esa serie), se necesita un conocimiento de la religión judía del que no dispongo ni de lejos. Ya con la morisma infiel y traicionera tengo suficiente castigo.

                Lo único que tengo claro es que habría que hacerle un monumento a la cabra que se perdió y dio origen a uno de los mayores descubrimientos del siglo XX.

                Comentario por Vicente Millán — 17 septiembre 2018 @ 9:58 | Responder

                • En realidad, es una pena. Creo que sería bonito estudiar las religiones abrahámicas como otras religiones ya extintas. No es necesario subrayar las incoherencias del panteón griego o del Ahura-Mazda, simplemente estudiarlas como expresiones de una cultura en concreto, intentos de dar una explicación al mundo cuando la ciencia aún estaba en pañales.

                  Yo siempre pongo el mismo ejemplo: a mí me encantan las historias de meigas, trasnos, mouros… pero no necesito convencer a nadie de que esas leyendas son… eso, leyendas, ficción, por mucho que siempre se pueden extraer conclusiones sobre el mundo real en el que vivían aquellas gentes que las crearon. Me parece increíble que a estas alturas de la historia, aún tengamos que andar manejando conceptos de magia, superstición y dogma.

                  Comentario por Nadir — 17 septiembre 2018 @ 14:49 | Responder

  2. Creo que esto es una noticia historica mas importante que toda esta magufada de leyendas y mitos https://www.abc.es/ciencia/abci-hallan-israel-restos-primera-cerveza-mundo-201809131155_noticia.html 😉

    Comentario por Emilio Fernandez — 15 septiembre 2018 @ 21:58 | Responder

    • Vale, los natufienses. Interesante, sin duda.

      Pero no te engañes, el valor de todo esto no es histórico, sino social y político. De la sociedad de ahora, año 2018. Las mierdas religiosas condicionan la vida de miles de millones de personas en todo el orbe, jodiendo las suyas, y de los que están a su alrededor (tú y yo inclusive). Es de la máxima importancia machacar el mito, acabar con él, para poder progresar. Y la mayoría de los fieles, lo son de la religión abrahámica.

      Comentario por Nadir — 15 septiembre 2018 @ 23:09 | Responder

  3. lo decia x la cerveza, q te pones muy serio, con todo 😉
    aunque se nota q es un poco para vender pq si “La cerveza antigua no se parece en nada a la que bebemos hoy. Lo más probable es que fuera un brebaje de ingredientes múltiples, como gachas o avena” entonces no sera cerveza, vamos digo yo jajaja, sera una bebida fermentada.
    Y por cierto, creen q era una bebida sacra, le darian a unas pintas e igual veian a los dioses. No se donde lei una vez que que Sta Teresa de Jesus le daba cosa fina a la droga, jajaja …

    Comentario por Emilio Fernandez — 15 septiembre 2018 @ 23:28 | Responder

    • Si ya sé que hacías la coña por eso, disculpa por cortar el rollo.

      Sí, yo también he pensado lo mismo: eso cerveza, por los cojones. Pero vamos, que también nos debería ser difícil bajar una cerveza de hace tan solo cien años, antes de desarrollarse la refrigeración industrial. Eran de contenido alcohólico mucho mayor, para poder conservarse a temperatura ambiente, como el vino. Ahora que dices, probé en Chequia una cerveza de 12º, cuádruple malta o algo así. Una barbaridad. Estaba muy buena, pero a duras penas se puede decir que aquello fuese cerveza.

      Comentario por Nadir — 16 septiembre 2018 @ 8:12 | Responder

  4. Pues atando cabos…. Me deja preocupado la existencia de un estado que pretende ser la reencarnación De lo que SJS dejó arreglado en el 135 y que resulta que tiene acceso al tipo de armas capaces de desatar el Apocalipsis….

    Comentario por Roberto — 16 septiembre 2018 @ 2:48 | Responder

    • A mí me da cague que gente que cree en magos celestiales tenga acceso siquiera a un garrote. Imagínate a armamento moderno y más aún a armas nucleares. Pero no sólo el supremacismo hebreo las tiene, sino el nihilismo islamista, el hipermachismo ruso o el papanatismo gringo.

      Comentario por Nadir — 16 septiembre 2018 @ 8:08 | Responder

  5. Simplesmente comentar, que nesta nave espacial (planeta Mundo) na que navegamos, num” totum revolutum” polo Cosmos, desde há algum tempo. E tudo “seu contido” em um permanente e continúo Processo Evolutivo sem solução de continuidade.
    Concretando-se específicamente aos descendentes do taxom H. sapiens (craro sarcasmo do nosso Ego ¡).
    Topamo-nos simultáneamente, ainda a dia de hoje, com todas as fases da sua” Humanização” : Desde as junglas de Papua-Nova Guinê e da Amazonia, da África bosquimana…com nossos irmãos mergulhados nas culturas do Paleolítico-Neolítico, com seus canibalismos,tabus,totens.Seu/Nosso Panteismo primário para trancendermos da nossa “vita brebis” depositado sobre os elementos da Natureza…
    Passando polo “Pensamento Mágico” e do sincretismo que todas as Religions vão-se pasando umas as outras , dos seus panteons divinos e santos…Evidentemente umas mais ajeitadas que outras às sociedades humanas com mais o menos ilustração.
    Até achegarmos ao Pensamento Ilustrado occidental .A cisão da Philophia s. XVll .
    Por uma parte, nas mil e umas Metafísicas, Teosofias,interpretaçons Gnósticas e dos “Subconsciente-Analíticos” vários…
    Da outra banda os Empiristas com sua Epistemologia,Racionalismo, Possitivismo, até chegamos ao Pensamento Cientifico baseado na Evidencia.
    Pois nestas fases estamos todos os grupos Humanos do Planeta Terra, convivindo (mal que bem) sincrónicamente com suas diversas culturas, suas creências, seus relatos,suas fantasias,nossos racionalismos…

    Comentario por ramom — 17 septiembre 2018 @ 6:11 | Responder

    • Mais o racionalismo non é “noso”, o racionalismo, a ciencia (ou a ética, a Democracia ou os Dereitos Humáns) non son dunha determinada cultura, chámeselle “occidental” ou o nome que lle quieran por. Esa liña de pensamento, que garda para nós os estadios máis elevados da civilización, mentres que o resto dos pobos pode seguir vivindo da súa exótica irracionalidade, é claramente racista.
      Por exemplo, non hai tal cousa como “mediciña occidental”, en contraposición a “mediciña chinesa” ou merdas semellantes. Hay MEDICIÑA. Se cura é mediciña, se non, é charlatanería. E se cura, cura a un chinés, a un uzbeko a un belga ou a un mohawk.

      Comentario por Nadir — 17 septiembre 2018 @ 7:36 | Responder

      • Certamente. “NOSSO”¡. Não é absolutamente “NADA”, no Planeta Mundo. Salvo pras mentes muito obtusas, inflexiveis,rispidas.Inexequiveis à autoreflexão e posta em questão do seu mundo de valores, elaborado na sua mente a partires de preconceitos, saídos da ignorancia (racistas, supremacistas ….).Que para nada tem a ver com suas capacidades psíquicas (em muitos admiráveis, optímas), mas sim, com uma deformação no desarrolho e formação da sua personalidade ao longo da vida que foi/é condicionada pela “cultura “ do contorno, na que foram mergulhados desde sua infância.
        Segundo os meus básicos conhecementos da História , o proceso de “Racionalização” do pensamento. Surgido na Helade (Sócrates,Plato,Aristóteles…).Passado a Roma.Perdido nos séculos obscuros do Mediévo e recuperado novamente pra Ocidente, grácias a nossos irmãos invassores do Islão ( incognita ¿ . Como não foram quém de ultrapasar o Pensamento Mágico e desmontar aos Deuses mitológicos , em tantos séculos de humanidade ¿), até chegarmos ao Ocidente do s.XVll.
        Afortunadamente hoje, o Pensamento Lógico Racional da Ciência baseado na evidencia .Surgido no Ocidente, é um “Património de toda a Humanidade”.Os avanços tenológicos hão de permitir permear todas as culturas ,chegar às multitudes (denantes restringido a minorías) e assim o que a “Nós” levou-nos evoluir quatro séculos (e ainda segue..) acelerar-se-há.

        Comentario por ramom — 18 septiembre 2018 @ 18:19 | Responder

  6. A mi me quedan unas reflexiones: todo lo que sabemos en la humanidad está en libros, toda la historia, ciencia, etc, lo creemos casi ciegamente porque está en libros, entonces, si La Biblia es otro libro histórico, porque creer lo otro y esto no? otra inquietud, 11 de los 12 discípulos que vieron a Jesús vivo, haciendo milagros como curar mancos, que para mi esto es impresionante, porque hacer ver a un ciego, ya es milagro pero los ojos ahi estaban, pero mancos? o sea, iba sin una mano y salió con su mano restaurada, esto, para mi es impresionanto, en fin, volviendo a los 12 discípulos, pues a Judas lo cambiaron por otro en el libro de los Hechos, 11 de estos 12 discípulos estuvieron dispuestos a morir, pues confirmaban que vieron a Jesús resucitado, pienso que si hubiera sido una alucinación, que bebieron agua contaminada, cada uno hubiera visto algo distinto o solo 1 hubiera dicho que estaba dispuesto a morir por haber visto a Jesús resucitado, si hubiera sido porque vio al resucitado por una alucinación por un hongo o agua contaminada por ejemplo, sin embargo, 11 de 12, estuvieron dispuestos a morir de formas violentas y feas, defendiendo que vieron a Cristo resucitado y como veo que el autor de este libro no cree en la Biblia, lo invito a que investigue ya que estas muertes no fueron registradas en la Biblia, si no que en otros registros históricos.

    A mi me convenció creer en Cristo Jesús otras cosas, pero este punto que menciono, que 11 de 12 discípulos estuvieron dispuestos a morir de forma violenta pues no quisieron negar que vieron a Cristo resucitado, es un tema para pensarlo y pensarlo muy bien.

    Comentario por David R. Chávez — 17 septiembre 2018 @ 18:47 | Responder

    • LA Biblia libro historico?¡ y la Iliada tb, no?,

      Comentario por Emilio Fernandez — 17 septiembre 2018 @ 21:41 | Responder

      • Sí, en realidad, sí. La Iliada narra una expedición de saqueo comandada por el caudillo micénico Agamenón a un villorrio en la costa Lidia. Por supuesto, también fue decorada con mucha magia, al igual que la Biblia, y lo que debió ser poco más que una banda de desarrapados buscando el botín es magnificado hasta niveles olímpicos.

        Comentario por Nadir — 17 septiembre 2018 @ 22:58 | Responder

    • Espera. Mejor, vamos a meditar, profundamente, sobre lo que está escrito en el Señor de los Anillos. Porque el Señor de los Anillos es un libro histórico, aunque puede que tú no tengas fé en él. Deberíamos pensar, y pensarlo muy bien, en el lado de amistad que une a Frodo con… el otro hobbit, que ni me acuerdo, lo leí de crío. Y Golum, deberíamos meditar cómo Golum sucumbe a la codicia y qué nos está diciendo Dios a través de J.R.R Tolkien.

      ¿Y qué me dices de Harry Potter? (esos no me los he leído, lo siento).

      Pero venga, vamos a ponernos serios. Si te pones a creer todos los sortilegios de la Biblia, también creerás que Mahoma subió al cielo en un caballo alado con faz humana, no? Porque el Q’ram es un libro histórico, al igual que los hadith (y realmente lo es, bastante más fiel que la Biblia). Y tambien es un libro histórico, vaya si lo es, los textos de las pirámides. Y, desde luego, mucho más bello que la mierda de Q’ram o la basura de Biblia. Y en él se narra, supongo que también lo creerás, el mito de Osiris y de cómo su hermana y mujer Isis hizo por devolverle la vida después de ser descuartizado. Igual de histórico que el mito de Tlahuizcalpantecuhtli y Tonatiuhtéotl (éste último lo he tenido que mirar cómo demonios se escribía, lo admito). Y podemos seguir con los poderes de Madame Blavatsky o las dotas adivinatorias de Nostradamus, los avistadores de OVNIS y el monstruo del Loch Ness que, sin lugar a dudas, es histórico.

      Mira, de verdad, sin acritud pero… creo que es mejor que acudas a páginas más amables. Aquí se tratan temas de mayores y puedes acabar haciéndote daño.

      Comentario por Nadir — 17 septiembre 2018 @ 23:11 | Responder

      • no sabía que el rey David, el rey Salomón y demás solo existieron en tu imaginación, no construyeron nada de la historia de lo que hoy es Israel, pero bueno, conseguiré un boleto de avión imaginario a un imaginario Israel que no existe para verificar las cosas que dice la imaginaria y según tu, fantasiosa Biblia

        Comentario por David R. Chávez — 25 septiembre 2018 @ 17:13 | Responder

        • Que un libro contenga sucesos históricos (tremendamente adulterados, por ejemplo, Jericó no tenía murallas en el s.IX a.e.C) implica que todo lo que contiene es verídico.

          Pues venga, aceptamos las pelis de Rambo como documentos históricos porque tienen como escenario el (históricamente verídico) avispero de Afganistán.

          Por favor, aquí se exige un nivel intelectual mínimo para entrar, y tú no alcanzas ni para fregar el piso. No sé si pillas la indirecta.

          Comentario por Nadir — 25 septiembre 2018 @ 18:19 | Responder

          • Perdona por mi tonta respuesta de antes, solamente quiero decirte, Dios te ama, ama a todo el mundo, puedes verlo en Juan 3:16, es la única esperanza verdadera de una vida eterna.

            Con respecto a hechos adulterados como indicas, tu indicas que Jericó no tenía murallas, y esto realmente no lo podemos saber, pues no estuvimos ahi. Tu te convenciste de eso porque otro libro u otros historiadores indican que no habían murallas en ese tiempo, pero es mas de lo mismo, tu quisiste o elegiste creer ese otro libro o historiador que indicó lo de las murallas de Jericó, realmente vamos a pasar mucho tiempo viendo quien tiene o no tiene la razón, tu has tenido en tu vida razones para no creer en la Biblia, yo tengo razones para si creer en ella, pero te recomiendo un libro, se llama El Caso de Cristo de Lee Strobel, hay una referncia que el autor hace al inicio sobre un caso en la ciudad de Chicago, donde a una persona todos lo daban por culpable de dispararle aun policía y resultó ser todo lo contrario, en fin, te recomiendo mucho el libro si tienes tiempo de leerlo y como te recuerdo, Cristo te ama, murió en una cruz por los pecados de los que querramos creer en Él, es algo simplemente increible de creer, yo mismo he pasado por momentos de dudas, pero leyendo cada vez mas la Biblia, me he ido convenciendo, incluso he llegado al punto donde confirmo los hallazgos científicos junto a ella, porque no dejo de creer en hallazgos científicos tampoco.

            Saludos estimado Nadir

            Comentario por David R. Chávez — 28 septiembre 2018 @ 17:55 | Responder

  7. Tolkien es más histórico que muchos que escriben libros de “Historia” y no son más que mercenarios al servicio de los vencedores. Y tiene la ventaja de no pretender nunca que lo suyo es “real”. La hierba verde que crece sobre la tierra que pisamos es la materia prima de las leyendas:

    ‘Do we walk in legends or on the green earth in the daylight?’

    ‘A man may do both,’ said Aragorn. ‘For not we but those who come after will make the legends of our time. The green earth, say you? That is a mighty matter of legend, though you tread it under the light of day!’

    >>>

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 18 septiembre 2018 @ 9:34 | Responder

    • Hombre me parece una aseveración muy aventurada la suya. Que muchos que escriben libros de “Historia” no son más que mercenarios al servicio de los vencedores pues depende si hablamos de un Elliot, un Pierre Vilar, un Thomas o un Vicen Vives o; por el contrario, de un Ricardo de la Cierva, un Soldevila o un Fuster con lo cual vería más ajustado hablar de mercenarios al servicio del PODER (incluso el de aquellos que se autodenominan “oprimidos” dado que reciben cuantiosas subvencione y prebendas de los colegas) ¿No pretender que lo suyo es “real”? Pues mire Don Manuel con todos los respetos me viene que ni pintada semejante afirmación para ilustrar ese relativismo tan familiarmente posmoderno que en ese afán de invalidar los grandes relatos se enreda en multitud de pequeñas causas sin jerarquía ninguna y todas perfectamente validas contribuyendo a la indigencia ética e intelectual en que nos encontramos. De igual modo que el retrete de Duchamp metido en la sala de un museo es artisticamente tan valido como la Gioconda ¿por que no puede ser respetable la creencia de un chaval en la resurrección de los muertos? ¿y el diseño inteligente? ¿y el creacionismo? Entonces si ya no podemos definir la autenticidad de los acontecimientos que sentido tiene invertir tiempo y esfuerzo en una ciencia multidisciplinar como la Historia ¿no? mejor arrojamos por la borda la trabajosa compilación de datos recopilados por arqueologos, numismáticos, historiadores, genetistas, geofísicos, médicos forenses, sociologos etc y damos pábulo a cualquier idea peregrina porque, al fin y al cabo, hay tantas verdades como individuos pueblan el planeta y todas son igualmente validas¿no? ¿Que los dinosaurios convivían con los hombres? yes! ¿que los nazis escaparon a la luna? por supuesto ¿Obama era un reptiliano a las ordenes de siniestros alienígenas? ni lo dudo ¿que la Guerra de Sucesión no fue un conflicto interdinástico encuadrado dentro de una guerra mayor sino una lucha de liberación nacional? coñooooooo ¡claro que sí! je,je,je. De hecho yo además de a los carlistas y a los ultracatólicos también pongo en marcadores al Institut Nova Història para echarme unas buenas risas y mire, viéndolo así, igual me empiezo a creer que la expedición colombina salio de Barcelona, Santa Teresa era de Vic y Cervantes de la Seu d´Urgell y que sino está escrito así en los libros es porque existe una conspiración mundial española y mucho española para mantener tamaña farsa (no es coña tampoco)

      Why not?

      Y no se tome esto a mal Don Manuel pero me parece vislumbrar un cierto pique para con su persona por lo que dejé escrito hace unos días y no debe por qu. Nadir me da cancha, mucha cancha (santa paciencia que tiene). De hecho como tengo en mucha estima su honestidad e inteligencia procuro corresponderle de igual manera contestando en modo equivalente como muestra de sincero afecto. No se me ocurre mejor homenaje y reconocimiento.

      Saludiños

      Comentario por Javitxu antes conocido como Fouche — 18 septiembre 2018 @ 15:53 | Responder

      • Va, que tengo la tarde libre y también merecen ustedes, señoras y caballeros, echarse unas risas para liberar tensiones…

        ————————————–

        (resumido de la Wikipedia que estoy perro)

        Tesis defendidas por el Institut Nova Història

        “El Instituto considera que la historia de Cataluña ha sido manipulada y tergiversada —«historicidio»— desde el siglo XVI para favorecer la construcción de un concepto de estado español alejado del «protofederalismo» de la Corona de Aragón y próximo al «supremacismo» castellano de la Corona de Castilla. Al disminuir el protagonismo de Cataluña —o de la Corona de Aragón— en la historia colectiva española a través de la falsificación, la ocultación y la censura —y la «apropiación»— de ciertos episodios históricos, se favorecía la prevalencia de la ideología castellana a la hora de construir la idea del estado español naciente. Bilbeny no se fía de los libros de historia, grabados, etc. datados del siglo XVI en adelante, porque sospecha que han sido objeto de la censura y la manipulación.​

        La principal tesis del Instituto es la catalanidad del Descubrimiento de América, afirmando que Cristóbal Colón era catalán y que en realidad se llamaba Joan Colom i Bertran, nieto del fundador del primer banco público del mundo y antepasado directo del expresidente de la Generalidad, Artur Mas. El hijo de Joan Colom sería Erasmo de Róterdam, cuyo nombre auténtico sería Ferran. Como hijo de Colón, Erasmo era por parte de madre príncipe de Portugal y en el “Elogio de la locura” daba voz a Juana la Loca, tesis a las que se llega, a falta de documentos, «leyendo entre líneas». Toda la gesta del descubrimiento y la conquista habría sido hecha por catalanes, que serían los únicos que viajarían a América hasta 1518.​ Hernán Cortés en realidad era Ferran Cortès, un noble catalán, al igual que Francisco Pizarro, que en realidad sería Francesc Pinós De So i Carròs, y Diego de Almagro, cuyo nombre real sería Jaume d’Aragó-Dalmau; los barcos de Colon habrían salido del puerto de Pals y no de Palos;​ Amerigo Vespucci era en realidad Aymerich Despuig y era el cosmógrafo catalán de Colón; etc.

        La actividad portuaria de Palos de la Frontera quedó demostrada, tanto por las prospecciones geofísicas realizadas en el antiguo Puerto de Palos por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas de Madrid, entre 1989 y 1990, como por el estudio publicado por la Universidad de Huelva sobre el antiguo castillo y puerto de Palos de la Frontera.​ El historiador Julio Izquierdo Labrado publicó, en una de sus obras, algunos de los resultados del estudio, además de sus investigaciones sobre el puerto de Palos de la Frontera. También la difunta duquesa de Medina-Sidonia, Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, conservadora del archivo de Medina Sidonia, indica que la elección de Palos de la Frontera no fue casual, sino que se debe a su antigua tradición marítima y a las cualidades de los marineros de Palos y la comarca del Tinto, que tantos servicios habían hecho a la corona durante la Guerra de Sucesión Castellana.

        Otra de las principales tesis del Instituto es la catalanidad de gran parte de la literatura castellana de los siglos XV y XVI. Así, Miguel de Cervantes sería en realidad Joan Miquel Servent, natural de Jijona, y el El Quijote sería una mala traducción del original en catalán, El Quixot; original que habría sido destruido por los castellanos. De hecho, de acuerdo con el autor Miquel Izquierdo i Perán del INH, Joan Miquel Servent acabaría huyendo de España y en Inglaterra publicaría sus obras bajo el seudónimo de «Shakespeare», siendo así que Servent, Cervantes y Shakespeare habrían sido la misma persona. También La Celestina y El lazarillo de Tormes, esta última obra sería de Joan Timoneda, habrían sido obras escritas originalmente en catalán, luego traducidas en Castilla y los originales destruidos. Garcilaso de la Vega en realidad sería Galceran de Cardona; Quevedo habría plagiado parte de su obra poética al rector de Valfogona;​ y santa Teresa de Jesús habría sido Teresa Enríquez de Cardona, abadesa del Monasterio de Pedralbes durante treinta años.

        También han defendido la catalanidad de Miguel Servet, llamándolo «catalán universal», afirmando que «Vilanova de Sixena» era una «población catalana de administración aragonesa» llegando a insinuar que Miguel Servet era padre de Miguel de Cervantes («Joan Miquel Servent», según el Instituto),​ y de el Cid, que habría sido un linaje de nobles catalanes que pasaba de padres a hijos. Otro de sus textos afirma que la primera universidad existente en la Península Ibérica fue la de Barcelona, antes que las de Salamanca y Palencia.

        Una de las últimas tesis defendidas por el Instituto afirma que Leonardo da Vinci era catalán, lo que explican en el documental “Desmontando a Leonardo”. Según los investigadores del instituto, la Gioconda sería Isabel de Aragón y las montañas que se ven al fondo del cuadro serían las de Montserrat; el escudo de da Vinci sería muy similar al de la «casa real catalana»; el genio habría «nacido en realidad en alguna localidad cercana a Montserrat, como Manresa, Vich o La Garriga».

        En otros ámbitos, han difundido la idea de que el diseño de la bandera de EEUU se habría inspirado en la señera catalana”

        ——————–

        XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

        Así se hace la Historia, si señor. Me gusta eso tan empírico de “leer entre líneas”. Me recuerda al trabajo de la Ahnenerbe intentando reescribir los acontecimientos historicos inventándose una raza de superhombres nórdicos en la Antártida cuya potencia creadora era el origen de todos los logros de la Humanidad porque desde su perspectiva supremacista eran incapaces de entender que los morenitos y meridionales mediterraneos hubieran levantado la Acrópolis.

        Lo que yo digo, unos puros acomplejados. Si al final hasta dan penica **sniff** **sniff**

        Es broma.

        XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

        ¡Dios salve la raza incontaminada!

        ¡Heil!

        Comentario por Javitxu antes conocido como Fouche — 18 septiembre 2018 @ 16:28 | Responder

        • Por cierto Don Manuel si su tic introductorio “Obviamente, castellanos” va por mi le prevengo que esta cometiendo un grandísimo error ¡Pero hombre de Dios! ¿no le ha quedado claro por lo anteriormente expuesto que es imposible que los castellanos hayan inventado, creado o alumbrado algo más allá de un botijo? ¿no se da cuenta vd que todos los grandes logros de la Humanidad han sido desarrollados por la sagrada simiente de la raza catalana desde sus queridos ferrocarriles a la energía atómica’ Sin ir más lejos yo mismo en lo que he tardado en hacerme el bocadillo de chorizo que me estoy zampando he hecho una rigurosísima investigación histórica con la técnica del entrelineado, el método paranoico-crítico daliniano y un par de clics de ratón y, pásmese, ¡ he descubierto que Alexander Fleming no era escoces sino catalán! Sin ir más lejos se trataba de un vecino de Tortosa llamado Alexandre Flegmes (Alejandro Flemas) bautizado así en su parroquia por los persistentes y crónicos catarros que padecía. A los veinte años desesperado decidió acabar con su vida mordiendo un fuet mohoso pero para su sorpresa se curo, et voilà!!, el resto es historia.

          XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

          Al fin y al cabo la entrada va del pensamiento mágico ¿no?

          Pues eso.

          Comentario por Javitxu antes conocido como Fouche — 18 septiembre 2018 @ 17:16 | Responder

          • Completamente en serio:

            https://es.wikipedia.org/wiki/Nito_Verdera

            Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 28 septiembre 2018 @ 21:46 | Responder

          • Que yo sepa, los bercianos son bercianos y, tal vez, leoneses. Castellanos, nunca. Tuve un compañero en la “mili” que era lacianiego y sólo lacianiego. Nada más.

            Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 29 septiembre 2018 @ 10:32 | Responder

            • Mareeeee

              A ver que me va a venir a huevo lo del Camus que comento Nadir el otro día ¿conoce usted el dicho ese de que la existencia precede a la esencia? Sinceramente Don Manuel ese tipo de argumentos esencialistas me producen tremenda urticaria desde que tengo uso de razón y le creo lo suficientemente inteligente para no ignorar los océanos de sangre que se vertieron en el pasado sosteniendo tales argumentaciones ¿de verdad quiere hacerme creer que un@ viene determinado por su lugar de nacimiento, atornillado al suelo y con unas características propias, fijas e intransferibles compartidas únicamente con la propia tribu? ¿tendría la amabilidad vd de señalarme de entre los tres mil y pico millones de pares de bases de ADN en cual esta indicado a fuego la denominación “berciano”? ¿o leones? ¿o castellano? Mire caballero la personalidad propia y todo lo que le da sustento se definen según nos vamos desarrollando como personas y es perfectamente sincrética y hasta mutable por puras contingencias que en nada cuestionan el valor de la propia persona en sí. Yo nací de casualidad en el Bierzo y tengo un estrecho vinculo sentimental para con el mismo y su idiosincrasia que, por otra parte, es perfectamente combinable con mi lengua materna que es la española (los latinos son menos acomplejados en las denominaciones) y que conmigo lleva conviviendo toda una vida amén de toda una serie de elementos culturales de primerísimo orden,que, mire por donde, me los encuentro a lo largo y ancho de esta piel de toro y más allá. Ya es casualidad que para ser un país “no existente” para algun@s con mucha ansía por descuartizarlo me encuentre tantos nexos comunes y en cambio me resulte mucho más difícil hallar rastros de esas supuestas culturas tan admirables y esplendorosas a tenor del apasionamiento que ponen algun@s en su defensa, eso sí, con dineros ajenos que algún día si quiere hablamos largo y tendido del amplísimo y bien nutrido aparato burocrático administrativo montado en este país a costa del temita ¿Sabía que en la CV en muchos colegios los niñ@s estudian en barracones desde hace más de veinte años mientras se ha sacado dinero de debajo de las piedras para mantener un deficitario y carísimo órgano de propaganda antes llamado Canal 9 (PP) y ahora  Punt (Compromís? Que por cierto además de directora de estreno con fuertes vínculos en la TV3 y querencia por chaquetas amarillas “À Punt” era también el lema de la Diada de 2016 en la TV3 ¿casualidad? clarooooo, como cuando eligieron para FAES un acrónimo tan curioso que remite a camisas azules y flechas rojas.

              Por mis c*****s

              ¿Su amigo lacianego y solo lacianego? pues que quiere que le diga, con todos mis respetos por mi como si se siente vulcaniano y gusta de llevar orejas a lo Mr Spock (me encojo de hombros) si así es feliz está en un país libre. Ahora que conociendo la zona imagino que su colega se expresaría mayormente en esa lengua que usted y yo sabemos lo que le daría acceso a un mercado laboral más amplio amén de conducir por carreteras bien asfaltadas, ser atendido en hospitales razonablemente pertrechados sin pagar ni un duro y es hasta posible que, si sobrevive, reciba algún tipo de pensión para poder sostenerse los ultimo años de su vida, cosas todas ellas, que a la vista está serían del todo inviables si tuvieran que ser sufragadas con los magros tributos de una comarca tan minúscula y subdesarrollada que para más inri vive principalmente de un sector en decadencia al que el resto llevamos subvencionando ni se sabe cuando y con mucho de picaresca cuando no de abierta y execrable corrupción.

              Por cierto Don Manuel ese libro “España, capital París” hace tiempo que lo leí y si bien es ameno y reconozco que en algunos puntos estoy muy de acuerdo con el autor tiene otros bastante discutibles como por ejemplo y si la memoria no me traiciona echar la culpa de la mala planificación de las infraestructuras en España al sempiterno centralismo pasando de puntillas por el más actual, tremendo y descerebrado desmelene constructor que llevo aparejado el despliegue del hoy en día cuestionado modelo descentralizador autonómico. Pero que se le va a hacer si al fin y al cabo el autor es un catedrático catalufo renegado del PSOE y ahora afiliado a JuntsxSí probablemente acuciado por la comprensible necesidad de buscar pastos más verdes; si lo hizo Toni Cantó ¿porque no yo? pensaría el hombre. En fin ya se sabe que la cabra siempre tira al monte y que est@s van a piñón fijo…

              https://www.cronicapopular.es/2018/05/quien-pondra-el-primer-muerto-cataluna-camina-hacia-el-abismo-del-enfrentamiento-civil/

              Mejor no se puede decir

              Y como casi siempre y para acabar con un buen sabor de boca dejo aquí mi aporte musical que sino Daniel se me adelanta…

              Para los amantes de las esencias puras como el almizcle de cojón de simio

              Para los mestizos renegados como yo que pasan de catequismos varios.

              “DEU MEUUUUUUUUUUUUUUUU SI HI HA TRES NEGRES SALVATGES EN PANTALLA!!!”

              Tranquilo Torra, tranquilo, no te alteres noi.

              Je,je,je,je.

              Adeu!

              Comentario por Javitxu antes conocido como Fouche — 2 octubre 2018 @ 23:07 | Responder

              • Por cierto y con respecto al Colón ibicenco solo decirle que ya es deliciosamente irónico que los de los Paisos Catalans tan dados a renegar de las Glorias Imperiales de Castilla luego pierdan el culo por atribuirse como sea nuestros más destacadas figuras históricas para dar relumbrón a su ficticio y fofo árbol genealógico a ver si así rellenan los huecos y consiguen emparentar directamente con Wilfredo el Velloso que es lo que en verdad se las pone dura.

                Comentario por Javitxu antes conocido como Fouche — 2 octubre 2018 @ 23:23 | Responder

          • ¿Qué me dice de Torres Quevedo? Fue un inventor tan brillante como el que más.

            Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 24 octubre 2018 @ 15:16 | Responder

            • Pues no tenía el gusto de conocer al caballero aunque no entiendo que quiere que le diga :/ , no obstante mi gratitud por descubrirnos personajes a la vez tan brillantes e injustamente olvidados de nuestra patria.

              Au revoire!

              Comentario por Javitxu — 5 noviembre 2018 @ 14:04 | Responder

  8. Buenas noches Emilio 🙂 . Me refiero ha visto desde la cosmovisión de un “indepe” por la cual el mundo se divide en dos bloques antagónicos perfectamente delimitados y homogéneos: “ellos” los pacíficos, sanotes y buena gente y “nosotros”, tod@s los demás, brutos, viciosos y violentos sin ambages y a los que suelen colocar el epiteto de “castellanos”. Por eso me resulta tan curioso a la par que esquizofrenico que por un lado renieguen tanto de malosos “genocidas” de la talla de Colón, Cortés y Pizarro a los que siempre les han atribuido inequívocas apetencias imperialistas y bélicas propiamente “castellanas” (lo dicen ellos, yo solo lo que oigo bro) y luego pierdan el culo en apropiárselos. Curioso ¿no? Por cierto que sepas que como asturiano estarías muy bajo sospecha en una hipotética República independiente catalufa como descendiente de la pérfida sangre de un fascista “avant la letre”…

    https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2018/05/10/compromis-declara-guerra-don-pelayo/1715914.html

    Quien sabe, igual con el tiempo también se lo apropian y encuentran pruebas “indiscutibles” de su noble linaje catalán de pura cepa del Penedés y no de plebeya manzana de Villaviciosa.

    Querido tronk, yo llevo conviviendo con esta gente años y se de que van, de hecho a mi no me coje por sorpresa en lo que se ha convertido Cataluña, bastaba sumar 2+2 para vaticinar el desastre y sigo manteniendo y mantendré que bien haría la izquierda en poner tierra por medio de esa calaña filofascista.

    Comentario por Javitxu antes conocido como Fouche — 4 octubre 2018 @ 20:37 | Responder

    • Q te voy a decir la tonteria de siempre, SI Pelayo hubiera sabido la trancendencia que suuestamente le dan, jaja. Pelayo y la batalla de Covadonga ya fue utilizado politicamente 1000 años antes de que naciera franco, jaja. QUe por cierto a que no sabiais q esa zona no estaba poblada por tribus astures sino cantabras, creo q los vadinienses, pero buff esto lo estudie hace muchos años, y a saber como estan los estudios ahora, jaja.

      Comentario por Emilio Fernandez — 4 octubre 2018 @ 21:55 | Responder

  9. AH vale, jajaja tal como lo entendia parecia otra cosa, jeje. AL final los nacionalismos aunque no son iguales siguen patrones bastante similares, lo que pasa que el español ya lo tenemos bastante calado, el catalan pues para uno que no este alli supongo q sera mas dificil. De primeras tenia ciertas simpatias, pero ahora mismo ninguna, me dan tanto asco como el otro dia arrimadas sacando la bandera de España en el parlament. La situacion bien podia estar contada en alguno de los muchos comics de la TIA. Es tan ridicula que si no fuera que afecta a millones de catalanes ( sin meter al resto del estado) seria desternillante.
    Ahora no me negaras que si se hubiera hecho un referendum (lo del 1 -O es simplemente una mierda) en su momento todo esto (al menos de momento), se habria acabado.

    Comentario por Emilio Fernandez — 4 octubre 2018 @ 21:50 | Responder

  10. Por cierto, en la entrada se me olvidó mencionar cómo había logrado la Santa Madre imponer el dogma trinitario (como hemos visto, una completa mamarrachada): con amenazas y coacciones. En el s.IV cualquier persona en cuyo poder se descubriese un texto de Arrio, debía ser inmediatamente ejecutada. Aún a mediados del s.XVI uno de los españoles más brillantes de todos los tiempos, el maño Miguel Servet, fue quemado en la hoguera con su libro atado en el brazo. Y no fue la iglesia católica sino la protestante, a instancias del mismísimo Calvino.

    Esas son las buenas razones del cristianismo para imponer sus tesis: la violencia. Las ideas que han sobrevivido han sido las que contaban con el soporte de la violencia institucional para imponerlas como ortodoxas, declarando heréticas al resto.

    Comentario por Nadir — 2 noviembre 2018 @ 12:59 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: