La mirada del mendigo

5 diciembre 2018

Olvidaos de la alt-right, el problema es la alt-left

Filed under: Política — Nadir @ 2:04

Desde los resultados del Domingo, estoy en un estado de mala hostia permanente y generalizada. Así que esta vez no me andaré con muchas florituras en el lenguaje. Voy directo al grano: tengo la impresión de que la izquierda ha sido tomada como un juguete por una caterva de imbéciles, han estrellado el vehículo y aún pretenden volver a hacerlo.

Es demencial que después de esos resultados, desde la neoizquierda no sean capaces de recapacitar y hacer autocrítica. Es más, se les ve decididos a perseverar en su alucinógeno viaje, haciendo quedar a la izquierda como un conjunto de payasos que la derecha tiene muy fácil ridiculizar y contraprogramar sus dislates.

Así que a partir de hoy declaro la guerra total a la alt-left, los progres comprometidos, la izquierda de la palabrería huera y el postureo solidario. Éste es, a día de hoy, el principal peligro de la izquierda. El avance de la derecha es sólo la consecuencia de haber sustituido un discurso sólido y reconocible por un conjunto de manías, fobias y etiquetas.

Denuncio públicamente la dicotomía falaz de recuperar la primacía en el discurso del conflicto capital-trabajo, o de luchar contra el sexismo, el racismo o cualquier otra forma de discriminación. ¡Falso! ¡FALSO! Hasta ahora nunca había existido conflicto entre todos esos movimientos, que eran uno solo en el seno de una ideología bien estructurada: la igualdad de los seres humanos por encima de accidentes somáticos o circunstancias en el alumbramiento (tiempo, lugar o coño del que salimos).

Durante décadas el feminismo, el antirracismo y la ecología han sido una consecuencia directa de nuestra ideología revolucionaria, y entiendo que la mayoría de los compañeros no veíamos conflicto ninguno en ello.

El conflicto nace cuando el feminismo y el antirracismo han sido ocupados, secuestrados por una reata de jóvenes activistas con una base ideológica circunstancial y acomodaticia y una cultura general ramplona (incluso en la misma historia de sus movimientos). Con el origen de coordenadas radicado en su ombligo, miden el mundo de las ideas conforme les atañe. En cuanto a la ecología, se ha transformado por un lado en una corriente ruralista, tecnófoba y decrecentista, y por el otro en el sucedáneo del animalismo.

El batacazo que llevamos años cosechando, dilapidando una enorme masa de crédito social cosechado durante lo más agudo de la crisis, no viene de que la gente rechace ideas igualitarias. Muy al contrario, al menos en el sector de la población del que esperamos sacar votos, las ideas feministas y antiracistas siempre habían gozado de fuerte ascendencia, y han sido asumidas por un sector enorme de la población. Incluso de muchos que ayer votaron derecha. El descalabro electoral viene a causa del profundo descrédito que la alt-left se ha ido haciendo merecedora. La razón no es que los andaluces se hayan levantado misóginos y racistas, sino una sucesión de análisis erróneos, de discursos estrambóticos, de charlatanería que sube la apuesta de la memez anterior para no quedar dentro del grupo como un tibio.

Realidad, realidad, realidad. Cada vez más el discurso de la progresía prescinde más de la realidad y construye castillos en el aire con sus heteronormatividades, sus patriarcados cisgénero y sus multiculturalidades integradoras. Una verborrea infecta que la gente recibe al principio con burlas, luego con rechazo, y finalmente con hartazgo. Capítulo en el cual yo también me hallo.

Estoy hasta los putos cojones de escuchar esa jerga progre que no designa nada concreto, que no sirve para desmadejar una cuestión sino para enredarla aún más. Me pongo en posición de defensa cuando hablan de un politólogo (el trasunto moderno de la figura del cura, es decir, un inútil charlatán); regurgito el desayuno cuando empiezan a conjugar el verbo empoderar en una acepción incorrecta calcada del inglés; y estallo ya cuando dejan caer la coletilla de con perspectiva de género hasta cuando hablan de compilar el kernel.

Y con la misma malicia que los sionistas acuñaron el término antisemita para escupírselo a todo aquel que niegue el derecho del estado de Israel a robar la tierra palestina, mecanismo del que los musulmanes han tomado buena nota (precisamente por el horror que sentimos por ser identificados como racistas), las hordas de SJW etiquetan de machista (y otros apelativos aún menos agradables) a todo aquel que procure poner coto a sus fabulaciones. Y claro, eso en la izquierda es el anatema, cualquier político activo siente terror de que le tachen de antifeminista y pollaherida. Han ocupado y redefinido el término feminismo, rellenándolo de sexismo, y expulsando de él a todos los que no comulgamos con el nuevo programa de discriminación positiva. El feminismo aún es necesario en esta parte del mundo, ya ni digo en otras más atrasadas, y lo están echando al pie de los caballos, ridiculizándolo y poniéndolo en bandeja para que la derecha más reaccionaria hinque con gusto los dientes en la presa.

Lo dicho con el feminismo podría servir para el multiculturalismo, enamorados de la sabiduría exótica que exhala el ayurveda y extasiados con la belleza de la religión de paz y amor. La libertad, la democracia, la ciencia o los derechos humanos son conceptos occidentales que debemos poner a la par con otras prácticas, tradiciones y formas de organización de otras sociedades (entre ellas, ahora sí empleado con rigor, el patriarcado), pues no hay ninguna superior a la otra y el que lo niegue es un racista.

Y de la corrupción de la ecología aún tengo mucho más que hablar, así que mejor me callo ahora o me atraganto con tanta bilis.

Todo lo anterior son sólo los ejemplos más destacables del cúmulo de botaratadas, magufadas, mamarrachadas acientíficas, puta palabrería de sacamuelas, en que se ha instalado la izquierda. No todo la izquierda, pero sí la que tiene los micrófonos, la que chupa cámara. Y realmente eso no es todo, se han hecho cosas bien, se ha perseguido la corrupción, se han defendido nuestros derechos como ciudadanos y trabajadores… pero todo esto ha quedado cubierto por la fanfarria del miembros y miembras, de la feminización de la política y las cuotas, de las felicitaciones por el Ramadán y resto de mierda políticamente correcta. Y la derecha, que por si alguien lo ha olvidado, controla los medios de comunicación, coge todas estas chifladuras y crea un ridículo muñeco de paja que muestra al público diciendo ¿de verdad pensáis votar a estos payasos?

Y es que tienen razón. Realmente, yo tampoco quiero que esta recua de imbéciles comprometidos con su ombligo gobierne a golpe de ocurrencia. Y como obviamente no voy a votar a la derecha, y no hay una izquierda rigurosa y competente que defienda mis intereses yo, de ser andaluz, también el Domingo me hubiera quedado en casa (es un decir, estaría donde suelo acudir cuando tengo algo de tiempo libre, embarrando las botas).

¿Sólo a mí este lema suena a chantaje?

Y ciertamente, no será. Ya os encargaréis de que no sea.

+
+
+

Creo que todo se desmadró con el asunto de La Manada, en que un grupo de descerebrados hizo bandera del caso que precisamente era más dudoso, habiendo otros cien que escoger. Desde entonces, el histrionismo sexista de las neofeministas ha alcanzado el punto de alucinación compartida.

Quería compartir, a título de ejemplo, un enlace en la prensa de hoy:

El PSOE lleva al Congreso la abolición de la prostitución

Un encanto de argumentación, mezclando prostitución con pederastia y esclavitud sexual. Un artículo de un medio de la alt-right haría lo mismo, pero con la homosexualidad en vez de con la prostitución. El rigor viene siendo en todos casos el mismo, y yo tengo la sensación de estar rodeado de imbéciles amorales.

El artículo insiste en presentar a las prostitutas como víctimas desvalidas, y yo las prostitutas que he tratado (entre ellas la madre de un colega, una dominicana muy buena persona, por cierto) no se ajustan a ese cliché de víctimas. Antes bien, mujeres fuertes y con los pies en la tierra, ejerciendo un oficio duro pero de los más honrados que pueda haber (pocas relaciones serán tan sinceras y honestas como la de una puta con su cliente, desde el principio cada uno sabe qué puede esperar de esa relación, sin equívocos, engaños ni malentendidos).

Pero esta realidad que yo he conocido (por cierto, nunca como cliente, lo cual no quiere decir que alguna vez no llegue a necesitarlo) debo callarla para no molestar al fantasioso discurso dominante en la alt-left. Una progresía moralista y paternalista muy parecida a la religión, no sólo por sus conclusiones sino también por sus métodos de razonamiento (la realidad es prescindible), que secuestra la voz de las póbrecitas prostitutas, qué van a saber ellas de sus intereses, y las jode pero bien privándolas de sus derechos laborales entre ellos uno tan básico como el de asociación.

En suma, un ejemplo de libro de análisis deficiente, erróneo, que prescinde de la realidad de la prostitución (que es compleja, hay muchas formas de prostitución) para crear, imaginar una que se adapta a los prejuicios del observador. Postmodernismo en estado puro, allá por donde entra, escapa la inteligencia y la razón. “Esa es tu verdad”, frase de moda entre los incapaces mentales que pretenden ser muy modernos, progres y abiertos de mente. La realidad es compleja, multiforme, a veces contradictoria… pero es una, dueña y señora, única Diosa verdadera. Y la verdad es la adecuación de un enunciado con la realidad. Con la realidad, no con las percepciones de la realidad. La realidad es el objeto de estudio de la ciencia. Las deficientes y subjetivas percepciones de ella no le interesan más que al pobre sujeto, si es tan imbécil de prestarles importancia en vez de refinar la agudeza de su entendimiento.

+
+
+

Y sobre postmodernismo y su devastadora influencia en el pensamiento, quería presentaros una serie de artículos de una mujer, otra más, a la cual han expulsado de la izquierda. A este paso, no va a quedar nadie con dos dedos de frente, rigor ideológico y un mínimo de vergüenza para tolerar este circo:

Why I no longer identify as a feminist
How French “intellectuals” ruined the West: Postmodernism and its impact, explained
No, postmodernism is not dead (and other misconceptions)
Identity politics does not continue the work of the civil rights movements

No sé si os sonará su nombre, pero quizá os ayude si os digo que es coautora de la última y más grande trolleada al sistema de publicaciones en ciencias sociales.

Tal es la imagen que estamos dando en la izquierda: somos ridículos, un gran sanedrín de cacatúas parloteando sin sentido del cual nadie se fiaría para confiarle el timón del Estado.

La gente, sencillamente, nos ha calao.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

117 comentarios »

  1. Yo añadiría una cosa que a mi me parece totalmente lógica. Si para una vez que gobiernas no se nota la diferencia el electorado tirará para otro lado. Si en los ayuntamientos o en las comunidades en donde gobierna la “izquierda” no se notan cambios en el trabajo, la vivenda, la seguridad y culaquier cosa de las que afectan a la vida cotidiana pues los votantes irán a pastos más verdes.

    Comentario por Narciso — 5 diciembre 2018 @ 7:06 | Responder

    • Claro, también hay que reconocer las limitaciones, conocer las posibilidades reales. Un presupuesto, unos pactos de gobierno… si yo soy más comprensivo que la hostia. Pero si aún así, como dices, la diferencia es sólo en temas estéticos, de discurso, de talante… pues el electorado de izquierdas se desanima y el de derechas se viene arriba. Y existe un trasvase de voto de izquierdas hacia opciones políticas que tienen los pies en la tierra, hablan un lenguaje llano y prometen solución a los problemas reales de la gente (que no son el mansplaining, el manspreading o la nueva mamarrachada que se haya inventado el victimismo neofeminista).

      Y la derecha, ofreciéndote trabajo y buen salario, también te enseña a odiar al otro, al que viene de fuera, o incluso a la mujer que debería quedarse en casa cuidando de los niños. Todo espacio que cedamos haciendo el mongolo, lo ocupará la derecha.

      Comentario por Nadir — 5 diciembre 2018 @ 11:15 | Responder

    • Yo creía que ya lo había visto todo cuando de repente vi al alcalde de Cádiz poniéndole no se que medalla a una estatua de madera que dicen que es una virgen en alguna religión… Así no se puede ir a ningún lado.

      Comentario por Aurora — 6 diciembre 2018 @ 22:20 | Responder

      • En el fondo yo lo comprendo. Es Andalucía, y París bien vale una misa. Ahora bien, prefiero el comportamiento consecuente del alcalde de Santiago, sin duda.

        Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:23 | Responder

  2. Suscribo hasta el punto final.
    No creo que en 20 años la gente sea más imbécil, más bien que el nivel de comprensión, educación y razonamiento está muy bajito… porque no se trabaja.

    Comentario por David — 5 diciembre 2018 @ 8:20 | Responder

    • Bueno, las raíces del problema son anteriores, pero por suerte habían permanecido circunscritas a círculos de iniciados. Simplemente, ahora se han desbordado con la puta chavalería educada con la ESO, acostumbrada a vomitar subjetividades en un papel y que el profesor ponga buena nota.

      Por eso llevo desde hace tiempo insistiendo: realidad, realidad, realidad. Con los pies pegados a la tierra, porque el resto es paja mental (o arte, pero es que ninguna de estas gilipolleces tiene nada de artístico).

      Comentario por Nadir — 5 diciembre 2018 @ 11:20 | Responder

  3. La “izquierda” mató a la izquierda. Lo que hay ahora es una religión, siendo generosos, porque a veces apunta a secta.

    Y esto lo aprovecha la “derecha populista” para medrar, como siempre ha sido. En un ambiente equilibrado estos payasos están olvidados y condenados a la minoría, pero si sacas a pasear a la “izquierda” y sus “ideas” la reacción de la gente es equilibrar apoyando a la “derecha populista”. Ninguna de las dos nos trae cosas buenas, pero así se escribe la historia: repitiéndola una y otra vez porque no hay memoria.

    Mientras tanto, los problemas reales olvidados como si fuesen a desaparecer solos.

    Saludos

    Comentario por Hudson — 5 diciembre 2018 @ 10:57 | Responder

    • Pues eso es lo que va a suceder, que a la izquierda sólo la acabarán votando los activistas, muy convencidos de su paja mental porque se reafirman entre ellos, como bien dices, como una secta. En Andalucía han perdido un 30% de apoyos y están convencidos de que la dirección es la correcta… pues al final quedarán los que acuden a sus mítines y a las manifestaciones. Muy numerosas. Decenas de miles. Un 0,1% del electorado. Los de la secta, los convencidos, los que han visto la luz, los adoctrinados.

      Comentario por Nadir — 5 diciembre 2018 @ 11:24 | Responder

  4. Caramba con la corrección política: menudo berenjenal. Me parece que voy a dedicarme al mensaje positivo sobre los ferrocarriles que necesitamos.

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 5 diciembre 2018 @ 13:22 | Responder

    • También tiene guasa que charle de trenes un ibicenco… 🙂

      (he estado mirando, y sí que hubo una línea que daba servicio a unas salinas)

      Comentario por Nadir — 6 diciembre 2018 @ 1:34 | Responder

  5. El otro día ley en “El diario.es” la expresión “violencia de la menstruación” o algo parecido por una entrevistada de pintas hipster que se autodefinia como “pedagoga menstrual”, no quise seguir leyendo porque temo que la susodicha argumentara que el tampón dejaba de ser un objeto para la higiene y comfort de la femenina para pasar a ser un instrumento de violación simbolica y dominación patriarcal. Uno con la edad se piensa curado de espanto pero ojiplático me quede sinceramente.

    Por lo demás muy buena entrada man, valiente y a la yugular caiga quien caiga. Si te sirve de algo no estas solo que hasta los del SNL sacan punta al asunto…

    Apertas meu!

    Comentario por Javitxu — 5 diciembre 2018 @ 13:58 | Responder

    • Gran caricatura del izquierdista actual. Un puto bobalicón. Nos hemos convertido en objeto de burla.

      Comentario por Nadir — 6 diciembre 2018 @ 3:04 | Responder

  6. Me parece interesante el análisis, pero creo que en este caso afectan más las cuestiones locales, y en concreto el punto de vista desde Andalucía del tema catalán. Si comparamos los datos de las elecciones de 2015 con los de este año se observan las siguientes variaciones de voto:

    PSOE -399 799
    PP -314 893
    Cs +290 643
    AA -279 898
    Vox +377 961
    Abstención +336 904

    Por otro lado, aquí

    https://www.eldiario.es/andalucia/demografia-grupo-social-elecciones-andaluzas_0_838866277.html

    analizan los votos frente a otras variables, y se puede ver que el voto de Vox tiende a ser urbano y de alto poder adquisitivo, todo lo contrario de lo que se suele dar en partidos del mismo corte en otros países europeos. Ciñéndose a aspectos demográficos, el PSOE se adecua mucho mejor al perfil típico de las extremas derechas, de origen rural y de zonas con altas tasas de desempleo. Por otro lado, hubiera sido interesante un análisis similar para la abstención.

    Con todo esto, siguiendo la tesis del post, se podría asumir que un gran porcentaje de abstención vendría de antiguos votantes de PSOE, Podemos e IU desencantados con esta alt-left, pero no veo que eso explique directamente el auge de Vox. Sin embargo es muy probable que el tema catalán sea el otro factor fundamental, ya que el otro partido de subidón es Ciudadanos, que ya lleva años con el monotema.

    A falta de que salgan encuestas sobre el recuerdo de voto, me tiene pinta de que Vox se ha beneficiado fundamentalmente de ex votantes del PP, en concreto de aquellos que se encuentran más cerca de las tesis de HazteOir y que quieren más mano dura con los catalanes, y en menor medida de votantes partidos de izquierda. Ahí están los vídeos de Abascal a caballo con tono de reconquista y su programa en contra de las autonomías.

    Al fin y al cabo, para este colectivo ni el PP ni el PSOE estarían inhabilitados para negociar una financiación a favor de Andalucía frente a Cataluña y País Vasco dados sus historiales pactos con nacionalistas, véase el cupo vasco negociado por el PP o la investidura de Sánchez gracias a los independentistas.

    Comentario por gaulengWotan — 5 diciembre 2018 @ 16:43 | Responder

  7. Sé que no te gusta que te alaben sin más, pero has resumido claramente lo que algunos llevamos diciendo desde hace tiempo.
    Ya no me siento tan solo.

    Muchas gracias.

    Comentario por Lepton Tau — 5 diciembre 2018 @ 19:51 | Responder

    • Saludos:

      Ni mucho menos estás solo. Y creo que no somos pocos los que estamos de acuerdo con el texto de Nadir. Pero, conociendo la enfermedad, ¿cuál es el remedio? Parece que ni tan siquiera somos capaces de organizarnos todos los que andamos huérfanos.

      Comentario por Vicente Millán — 5 diciembre 2018 @ 20:27 | Responder

      • La solución, en el fondo, es sencilla. Ha estado ahí siempre. Rigor. Hablar con rigor. Pensar con rigor. Exigir que quien abre la boca para representarnos tenga un nivel intelectual al menos algo superior al de sus representados, una competencia académica, un poso cultural. No se le puede dar el micrófono a un mozalbete que no sabe ubicar a Champolion, a Kepler o a Federica Montseny pero imparte doctrina con la confianza y la soberbia de un curita recién salido del seminario.

        No debemos dar por buena una afirmación porque suena bien a nuestros oídos. Hay que ir cada pasito poniendo en cuestión nuestras ideas, para ver si nos hemos apartado de la realidad, y sólo entonces dar el siguiente pasito.

        La solución es siempre la misma: tenemos que estudiar, que dudar, que cuestionarlo todo para, sólo entonces, empezar a construir un edificio argumental con rigor. Tenemos que sabernos las respuestas antes de que nos hagan las preguntas. La gente debe percibir que vamos en serio, que tenemos un proyecto y que está muy bien planificado. Ahora mismo, no tenemos ni proyecto.

        Necesitamos gente buena, gente inteligente, gente culta. Un tipo de gente que ahora mismo arruga la nariz cuando se trata de algo relacionado con la política. El nivel del discurso político es paupérrimo, ofende la inteligencia de muchos votantes. La gente no es TAN imbécil como los políticos pretenden. Hay gente muy buena, con una cultura tremenda, ahí afuera. Tú, por ejemplo. Y ahora mismo alguien como tú tiene las mismas posibilidades de prosperar en una organización política que de cruzar el Atlántico a nado. Sólo promocionan los lameculos, los mediocres, los charlatanes, y eso se nota en el nivel de la política que desarrollan.

        Comentario por Nadir — 6 diciembre 2018 @ 1:55 | Responder

        • Verdades como puños. Si hay una salida, tenemos que encontrarla. Si vemos que no hay ninguna, ¿qué hacemos?

          Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 7 diciembre 2018 @ 13:07 | Responder

          • Más que salida, lo que hay son modelos diferentes. Seguramente éstos también imperfectos, no se puede vender el paraíso, pero al menos que conduzcan a un estado general de la ciudadanía mejor que el actual. Porque coño, para vivir peor, virgencita, virgencita que me quede como estoy. Y, ahora mismo, no veo ningún proyecto que pueda ofrecer mejor nivel de vida al conjunto de la sociedad.

            Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:26 | Responder

            • Quería decirle que estoy desarrollando un nuevo ordenamiento económico cuyo objetivo es precisamente ese, ofrecer un mejor nivel de vida al conjunto de la sociedad, además de ser sostenible en el tiempo. No le hablo de utopías, porque está basado en la ciencia y en planteamientos lógicos y prácticos. Tal es así que supera nuestros conceptos de “izquierda y derecha”, ya que lo único que determina sus directrices es la eficiencia. Si tienen interés en conocerlo, con su permiso incluyo el enlace para que puedan hacerse una idea, aunque no está completado. Les aseguro que les sorprenderá. Agradecería sus comentarios u opiniones. Un saludo.

              https://wordpress.com/view/capitalhumano130965713.wordpress.com

              Comentario por capitalhumano130965713 — 10 diciembre 2018 @ 9:31 | Responder

              • Muy buenas.

                Es un texto muy largo y sólo he picoteado aquí y allá. Me lo guardo en marcadores para leerlo completamente. Por lo que he visto, tienes carencias técnicas (lo de los paneles solares en los embalses) pero intuiciones poderosas (el trabajo, el dinero, la propiedad…) y, sobre todo, mucha osadía intelectual para pensar, como dicen los sajones, out-of-the-box. ¿Errores? Habrás cometido todos los del mundo y más, como es normal, igual que cometo yo. La labor de reordenar el mundo excede con mucho las posibilidades de una sola inteligencia, aún la más dotada. Ahora bien, creo que has aprendido mucho escribiendo este texto, te ha obligado a razonar sobre problemas muy diferentes. Yo te animo a seguir trabajando sobre ese texto, según vayas aprendiendo.
                Y pienso leérmelo, porque aunque lo poco que he leído me parece bastante naïf, sí que puede haber alguna aproximación original e interesante.
                Enhorabuena por tu esfuerzo y gracias por compartirlo. Aunque es evidente que nos falta base teórica, me veo en tu atrevimiento al cuestionártelo todo, y me encanta la confianza que tienes en las posibilidades de tu propia mente. Estupenda actitud. Ahora toca aprender, aprender, aprender.

                Comentario por Nadir — 11 diciembre 2018 @ 3:16 | Responder

                • Muchas gracias, porque es exactamente lo que espero, críticas objetivas que nos lleven a soluciones. Aunque debo decirle que igual su enfoque no es correcto, cuando se habla en términos científicos, algo no puede ser osado o naif, puede ser correcto o incorrecto, y eso es lo que me interesa discutir y determinar. Por otra parte, paneles flotantes ya los hay, ¿por qué no habrían de poder ponerse en los embalses?
                  Y reitero las gracias porque es muy importante para mí. Un saludo.

                  Comentario por capitalhumano130965713 — 12 diciembre 2018 @ 17:31 | Responder

                  • He estado investigando, y no sólo es que si hay explotaciones fotovoltaicas en pantanos, sino que sus prestaciones son incluso mejores a lo esperado, ya que procucen entre un 11 y un 15% más y pueden costar hasta un 30% menos que las realizadas en tierra. Asimismo las pérdidas de agua por evaporación suponen una cantidad más grande de lo que estipulaba, por lo que sólo por ese concepto obtenemos más rendimiento indirecto, ya que el embalse puede producir más electricidad.

                    He ojeado artículos anteriores suyos y he visto uno donde precisamente criticaba estas explotaciones fotovoltaicas en tierra, por el consumo y desaprovechamiento además de impacto ambiental que causaban. Todo esto podríamos ahorrarlo de hacerlas en pantanos, ya que el impacto visual es mínimo y el ambiental puede tener hasta caracter positivo, ya que además de evitar la evaporación, clarea y oxigena las aguas al dificultar la llegada de luz a las algas que restan oxígeno a las aguas y seres que la habitan.

                    Las dificultades tampoco son tan importantes como pudiera parecer. Cuando empecé a imaginarlo más en serio, que sería allá por 2014, ya intuía el contratiempo que podía suponer el viento, por lo que imaginaba paneles de menor altura, entre 30 o 40 cm, para ofrecer menor perfil. Pues resulta que ni siquiera eso es necesario, en las fotos que veo de este tipo de instalaciones, son paneles normales de más del metro de altura. La dificultad más notoria quedaría patente al bajar el nivel de las aguas. Por ello en principio yo sólo me planteaba cubrir el centro de los pantanos, por lo menos lejos de tiro de piedra de bañista, para entendernos. Pero he visto sistemas bastante ingeniosos tipo “alfombra” flotante que ante esa eventualidad simplemente quedan los extremos varados en las orillas, sin más aparente tensión.

                    Debo decirle que yo soy extremeño, y sólo en esta región los pantanos cubren más de 23.000 ha. Eso da para producir unos 16GW de potencia, que según mis cálculos podrían abastecer a unos 5 millones de hogares. Con sólo limitar la explotación más al centro, podrían quedarse en unas 10.000 ha. con lo que se podría abastecer a 2 millones de casas. No hay tanto extremeño ni tanta casa para gastar eso. Aparte que nos ahorraría el agua equivalente a uno o dos pantanos de tamaño medio. Y si le soy sincero esa era mi motivación original, lo demás vino después. Lo que quiero decir es que es un asunto para abordar más en serio y que sin duda hasta le podría proporcionar un buen artículo.

                    Comentario por capitalhumano130965713 — 16 diciembre 2018 @ 16:11 | Responder

        • Saludos:

          Es cierto que no tenemos proyecto, pero que si que tenemos unos medios formidables para comunicarnos entre nosotros que creo los desaprovechamos. Las viejas formas de hacer política están caducas y todavía debemos averiguar nuevas formas de organizarnos.

          Esas gentes de las que hablas huyen de las organizaciones políticas porque conocen muy bien la naturaleza humana. Es normal que tomen posiciones quietistas. Si a eso le añades su desinterés por el poder y el dinero, bien porque saben lo destructivas que son estas dos tentaciones o bien porque tienen intereses más sugerentes, es de lo más lógico que se refugien en “el régimen del solitario” que predicaba el maestro ibn Bâyya.

          Comentario por Vicente Millán — 7 diciembre 2018 @ 21:55 | Responder

          • Es cierto que un hombre sabio desprecia esas futilidades como la fama, el poder o la riqueza. Pero también que refugiarse en el ascetismo es una cobardía impropia de una persona bien construida. Como cantaba Yupanqui:

            Por lo demás… sí, las posibilidades de Internet son inmensas. Pero Internet permite un flujo de información bidireccional y descentralizado, y esto incomoda a los partidos políticos, porque precisamente su misma existencia es la de ejercer de intermediario entre el pueblo y soberanía, y por lo tanto su modo de funcionamiento es vertical y unidireccional (es decir, el político soltando su charlita desde el estrado, no debatiendo entre iguales).

            Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:39 | Responder

  8. ¿Los antiguos caladeros de votos de la izquierda en Francia votan a Le Pen?
    Hay debate, pero no parece interesar que este sea conocido.
    Me permito poner este enlace: https://www.eldiario.es/politica/Provocadores-Anguita-Monereo-Italia-UE_0_818568914.html

    Comentario por Miguel — 5 diciembre 2018 @ 21:33 | Responder

    • En eso no coincido con Anguita. A mí Salvini no me gusta un pelo; pero hay que reconocer que, igual que Marine, están trabajando bien y aportando algo de sentido común allá donde a la alt-left le falta. Y la gente les vota. Porque son unos fascistas? Porque consiguen conectar con los problemas de la gente, hablan su idioma. Eso pasó con Podemos en sus inicios, y tuvo unos resultados arrolladores. Ahora están con sus núcleos irradiadores y dando palos de ciego, y la gente piensa de qué planeta se han caído estos.

      Comentario por Nadir — 6 diciembre 2018 @ 1:59 | Responder

  9. Genial artículo, opino como tú y creo que hasta te quedas corto, hace tiempo que me chirrían los oídos cada vez que oigo a los portavoces y portavozas de la izquierda de este pais (bueno, no solo de este pais que por desgracia es algo generalizado, al menos en Europa) pero no estoy muy de acuerdo con que la culpa final sea de los políticos de la izquierda. Es peor que eso. Desengañate, por desgracia lo que hacen los partidos políticos de la izquierda es lo que hace un politico normal, darle a su electorado lo que quiere oir, eso es mucho más fácil que la labor pedagógica de cambio de mentalidad que haría falta, mucho más fácil sacar cuatro normas cosméticas que iniciar políticas de cambio real. Imagino que será algo que se retroalimenta y sí, por este camino nos queda mucha derecha que tragar. Yo casi he perdido la esperanza, al final acabaré votando con los pies y largándome de aquí. En fin, día triste, muchas gracias por escribir lo que pienso.

    Comentario por impenitente — 5 diciembre 2018 @ 22:09 | Responder

    • Muy buenas.

      Empezando por el final, te advierto que las soplapolleces de la alt-left no se han inventado ni mucho menos aquí. Lo que hacen esta panda de gilipollas es copiar las majaderías que escuchan en páginas y foros anglosajones, especialmente gringos, donde la izquierda identitaria ya tiene largo recorrido. De hecho, como comentaba, sólo veo un tímido movimiento de recuperación de la izquierda pura y dura en Alemania, con la iniciativa Aufstehen!, todavía dentro de Die Linke, encabezada por Wagenknecht (casada con Lafontaine, por cierto).

      Por lo demás, realmente no creo que la chaladura del “alumnos y alumnas” parta de la sociedad. No veo yo esa demanda social (y sí otras que no son saciadas). Es más bien un debate ficticio impuesto por unos activistas profesionales que hacen bandera de esas mamarrachadas, a falta de ofrecer objetivos de más chicha (lo he dicho mil veces: guarderías y asilos públicos y gratuitos, permisos de maternidad iguales e intransferibles…).

      Pero en realidad, esa jerga políticamente correcta que se han inventado es lo de menos. Por mí, ya podrían hablar en amárico, me la pela. La cuestión es que pelear por todas esas trivialidades oculta que no tienen un proyecto socioeconómico alternativo. Que si capitalismo, que si neoliberalismo… me encanta escuchar como repiten esos términos como si fuera un exorcismo. Pero no tienen un modelo alternativo que proponer, sólo ocurrencias deslabazadas que sólo mueven a la risa (a la risa porque no tienen ni la más mínima posibilidad de llevarlas a la práctica).

      Comentario por Nadir — 6 diciembre 2018 @ 3:00 | Responder

      • Hola!

        Empiezo diciento que comparto tu razonamiento pero no lo considero relevante para lo que ha ocurido. Gran parte de lo que estás proponiendo (guarderías públicas y permisos de maternidad iguales e intransferible) es lo que proponen como presupuestos del estado PSOE y Podemos, dónde queda el rigor exigido? Que se cuelan a veces, obviamente como todos. Que los medios de comunicación les miran con lupa mientras a Ciudadanos le comen la poya y al mismo tiempo blanquean al fascismo, pues también.

        En mi opinión todo lo que no sea mirar al 10% rico del país que acumula el 90% de los recursos es desviar la atención de la verdadera causa por la que no vivimos mejor. Cuál es el único partido que quiere la devolución al Estado de los 60.000 euros del rescate a la banca o pide que las multinacionales paguen impuestos o una tasa a las transacciones financieras? Pues eso, no pequemos de lo mismo que criticamos, que los arboles no nos dejen no ver el bosque y nos perdamos en detalles insignificantes.

        Por último, la gente no ha votado masivamente a Podemos no por irse por las ramas de vez en cuando sino porque los últimos años en los medios se les ha atacado constante e injustificadamente, tema Venezuela por ejemplo, y eso al final va calando. La realidad de la mayoría de los votantes no es el razonamiento a través del pensamiento crítico por desgracia, la realidad la crean diariamente en los medios de comunicación.

        Por favor revatemelo, tesis antítesis síntesis.

        Comentario por pedrojmguerrero — 6 diciembre 2018 @ 13:18 | Responder

    • Es que si les dices la verdad no te votan.
      Largarnos de aquí… Bien, ¿a dónde nos vamos?
      Mi lista de opciones se acorta cada día.

      Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 7 diciembre 2018 @ 13:10 | Responder

      • Cuidado con la ilusión de que cambiando de domicilio cambiará la vida. No vaya a ser que se esté huyendo de uno mismo y sus fantasmas.

        Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:43 | Responder

  10. Buenas noches a tod@s

    Os dejo aquí un vídeo de un youtuber muy interesante que tuvo a bien descubrirnos Corvo (no, no es el Rubius que os veo venir :p ) y que viene como anillo al dedo a la entrada de Nadir…

    Otro más que lo clava.

    Comentario por Javitxu — 5 diciembre 2018 @ 23:05 | Responder

    • Aunque el fulano no es de mi línea, en este vídeo suelta algunas perlas que las clava. Y como yo tampoco veo propósito de enmienda, vaticino un hostión que será monumental para las próximas elecciones. Por la endeblez intelectual de la izquierda, en España va a ganar la derecha más dura desde los tiempos del Caudillo.

      Comentario por Nadir — 6 diciembre 2018 @ 2:17 | Responder

  11. Me parece interesante el análisis, pero creo que en este caso afectan más las cuestiones locales, y en concreto el punto de vista desde Andalucía del tema catalán. Si comparamos los datos de las elecciones de 2015 con los de este año se observan las siguientes variaciones de voto:

    PSOE -399 799
    PP -314 893
    Cs +290 643
    AA -279 898
    Vox +377 961
    Abstención +336 904

    Por otro lado, aquí

    https://www.eldiario.es/andalucia/demografia-grupo-social-elecciones-andaluzas_0_838866277.html

    analizan los votos frente a otras variables, y se puede ver que el voto de Vox tiende a ser urbano y de alto poder adquisitivo, todo lo contrario de lo que se suele dar en partidos del mismo corte en otros países europeos. Ciñéndose a aspectos demográficos, el PSOE se adecua mucho mejor al perfil típico de las extremas derechas, de origen rural y de zonas con altas tasas de desempleo. Por otro lado, hubiera sido interesante un análisis similar para la abstención.

    Con todo esto, siguiendo la tesis del post, se podría asumir que un gran porcentaje de abstención vendría de antiguos votantes de PSOE, Podemos e IU desencantados con esta alt-left, pero no veo que eso explique directamente el auge de Vox. Sin embargo es muy probable que el tema catalán sea el otro factor fundamental, ya que el otro partido de subidón es Ciudadanos, que ya lleva años con el monotema.

    A falta de que salgan encuestas sobre el recuerdo de voto, me tiene pinta de que Vox se ha beneficiado fundamentalmente de ex votantes del PP, en concreto de aquellos que se encuentran más cerca de las tesis de HazteOir y que quieren más mano dura con los catalanes, y en menor medida de votantes partidos de izquierda. Ahí están los vídeos de Abascal a caballo con tono de reconquista y su programa en contra de las autonomías.

    Al fin y al cabo, para este colectivo ni el PP ni el PSOE estarían inhabilitados para negociar una financiación a favor de Andalucía frente a Cataluña y País Vasco dados sus historiales pactos con nacionalistas, véase el cupo vasco negociado por el PP o la investidura de Sánchez gracias a los independentistas.

    Claro que la inmigración también influyó, El Ejido voto masivamente a Vox, pero es un pueblo relativamente rico y de voto típico al PP. Y ahí bajo la abstención respecto a las anteriores elecciones.

    Comentario por gaulengWotan — 5 diciembre 2018 @ 23:34 | Responder

    • Buen comentario, sí señor. Por supuesto que el análisis de los resultados es mucho más complejo, y habrá tantas razones como censados.

      ¿El auge de Vox? A mí no me parece especialmente relevante. El PP se está desgajando en dos mitades, la neoliberal y la conservadora. Es natural y hasta saludable que así sea, sólo la enorme atracción gravitatoria de un partido que controla el poder mantenía cohesionados elementos tan dispares. Honestamente, a quien le extrañe la aparición de Vox es que no conoce la realidad social española. El fascismo ha estado siempre ahí. Hasta ahora se sentía representado por el PP, y ahora se han desmelenado (precisamente cuando el PP vira a estribor para cerrar ese flanco).

      El tema catalán. Por supuesto que ha influido. Sin lugar a dudas. Por eso digo, insisto y remacho que un Estado debe tener una mínima homogeneidad étnica (o una completa heterogeneidad, como los USA o Argentina). En el momento en que existen varias etnias compartiendo un mismo Estado, el eje capital-trabajo queda arrinconado por la cuestión nacional. Y mientras ésta no se resuelva (de común acuerdo, a tiros o a cañonazos), el resto de cuestiones sociales seguirán postergadas en ese pulso. Podemos verlo en España, en Bélgica, en el Líbano o Iraq: seguimos siendo seres tribales.

      La inmigración, ciertamente, el temita envenenado de este siglo. Tenemos que hablar un día de inmigración. No he escuchado a ningún político, a ninguno, que tenga un discurso medianamente razonado al respecto. Por supuesto, esto también va a acabar pasándole factura a la izquierda, igual que en el resto de Europa.

      Por cierto, tu conclusión al respecto de esas gráficas no es rigurosa. En ella se dice que, por ejemplo, en municipios con una renta MEDIA más alta, hay más votos para Vox. Lo cual no quiere decir que sean esos mismos ciudadanos que suben la media, los que voten a Vox. Pueden ser los barrios más pobres de las principales ciudades. No digo que sea así, pero sí que es matemáticamente posible.

      Otra cosa más, la abstención en el P$O€ no se explica tanto por las chaladuras ideológicas de su partido (que oye, para esas mentecateces sí que son la hostia de izquierdistas, pero para financiar el sistema sanitario o el educativo, para eso no son tan progres), como por el inmenso poder desmovilizador de una candidata repulsiva. De hecho, hasta celebro que haya ganado quien quiera que sea que no sea el P$O€, para desmontar la estructura clientelar que tenía en Andalucía (calco de la que el PP tiene en esta tierra). Lo malo es que los que han ganado, desmontarán una para desplegar la suya, y si acaso más cleptómana.

      Comentario por Nadir — 6 diciembre 2018 @ 2:40 | Responder

      • Sí, estoy de acuerdo que en ese punto mi análisis no es del todo correcto, y seguramente haya algo de eso que dices de sectores desfavorecidos en urbes ricas, aunque me pega que puede adecuarse más al típico votante de Podemos. Quería destacar más que nada la diferencia por ejemplo con Alternativa por Alemania, que triunfa en las regiones más deprimidas de ese país, por lo que su distribución de voto sería muy diferente a la de Vox.

        Al fin y al cabo el programa económico de Vox es más bien de corte liberal (bajar impuestos, reducir el tamaño de la administración, cerrar teles públicas, etc), propuestas que no suelen estar dirigidas a los sectores desfavorecidos. Por otro lado, el asunto de la inmigración lo tratan desde un punto de vista identitario (supuestos comedores escolares que adaptan sus menús a preferencias islamicas) que a una competencia económica. No creo que sus votantes busquen expulsar a los inmigrantes para trabajar ellos precisamente en los invernaderos de Almería. Es más, el ideario de Vox está dirigido contra los inmigrantes de origen musulman y no tanto contra latinos. Precisamente, desde su punto de vista nostálgico imperial, y exagerando un poco, no serían más que españoles que vuelven a la metrópolis, que comparten nuestra tradición católica y nuestras costumbres.

        Comentario por gauleng — 6 diciembre 2018 @ 18:45 | Responder

      • Sí, estoy de acuerdo que en ese punto mi análisis no es del todo correcto, y seguramente haya algo de eso que dices de sectores desfavorecidos en urbes ricas, aunque me pega que puede adecuarse más al típico votante de Podemos. Quería destacar la diferencia por ejemplo con Alternativa por Alemania, que triunfa en las regiones más deprimidas de ese país, por lo que su distribución de voto sería muy diferente a la de Vox.

        Al fin y al cabo el programa económico de Vox es más bien de corte liberal (bajar impuestos, reducir el tamaño de la administración, cerrar teles públicas, etc), propuestas que no suelen estar dirigidas a los sectores pobres. Por otro lado, el asunto de la inmigración lo tratan desde un punto de vista identitario (supuestos comedores escolares que adaptan sus menús a preferencias islamicas) que a una competencia económica. No creo que sus votantes busquen expulsar a los inmigrantes para trabajar ellos en los invernaderos de Almería.

        Es más, el ideario de Vox está dirigido contra los inmigrantes de origen musulman y no tanto contra latinos. Precisamente, desde su punto de vista nostálgico imperial, y exagerando un poco, no serían más que españoles que vuelven a la metrópolis, que comparten nuestra tradición católica y nuestras costumbres. Su programa insiste en fortalecer la frontera africana, pero no les escuche hablar, por ejemplo, de limitar los permisos para que vienen desde Sudamérica.

        Comentario por gauleng — 6 diciembre 2018 @ 18:50 | Responder

        • Ningún análisis es del todo correcto, por eso no te preocupes. Todos nosotros nos limitamos a hacer aproximaciones.

          Te cuento alguna de las cosas en las que no estoy de acuerdo:

          “por ejemplo con Alternativa por Alemania,triunfa en las regiones más deprimidas de ese país, por lo que su distribución de voto sería muy diferente a la de Vox” –> Esteee. ¿Te has dado cuenta que estamos de las elecciones andaluzas? Andalucía. La región más deprimida de Alemania es Jauja en comparación con Andalucía y su 30% de paro.

          “propuestas que no suelen estar dirigidas a los sectores pobres” –> Pero estás dando por hecho que la gente vota de acuerdo a sus intereses de clase. Yo si quieres te presento a pensionistas y parados que son fanáticos del PP.

          “No creo que sus votantes busquen expulsar a los inmigrantes para trabajar ellos en los invernaderos de Almería.” –> No, sin duda que no. Y es muy importante remarcar su infamia. Lo que quieren es que tengan aún menos derechos, para pagar aún más barato el kilo de carne humana.

          “el ideario de Vox está dirigido contra los inmigrantes de origen musulman y no tanto contra latinos” –> Ni otras procedencias. Pero es normal, existe un problema de integración en la comunidad musulmana, que no existe en otras. No hay un grupo de inmigrantes chinos que llene de bombas unos trenes de cercanías, o ecuatorianos que planeen coger un coche y atropellar a cuantos turistas puedan. Hay un problema, pero cuando lo señalas la izquierda lo niega, dejando el campo libre a la derecha que aprovecha para exagerarlo y dar la explicación racista que quiere. Punto para la derecha.

          De todas formas, la ultraderecha siempre ha criticado a todo lo que no sean ellos. Sean moros, negros, panchitos… pero también resto de españoles que no comulgan con su credo fascista.

          Comentario por Nadir — 7 diciembre 2018 @ 23:06 | Responder

  12. De primera mano. El alcalde socialista de tu ciudad, tachándote de privilegiado, por pedir lo que pedias con el alcalde anterior, del PP, y ahora no vale. Con apoyo de una concejal de izquierdas, que reconoce no haber trabajado salvo circunstancialmente, pero que la regla de los 8 años en cargo público se la suda. Y en eso estamos…Que nos dicen que no sabemos votar.

    Comentario por Miguel — 6 diciembre 2018 @ 15:16 | Responder

  13. Qué susto, por un momento creía que me hablaba usted de Francia. Póngase el chaleco amarillo y véngase por aquí a poner un poco de orden. Mi hija me cuenta que aquí las máscaras de gas las llevan los manifestantes. Por lo demás haga como yo, vaya al cardiólogo antes de un fin de semana electoral y le dirá si está en condiciones de seguir la realidad o mejor la fantasía coloreada de los políticos, todos, que se alejan de la calle cada día más (en el “todos” no incluyo a la alcaldesa de Madrid, porque evidentemente no es una política más).

    Comentario por Aurora — 6 diciembre 2018 @ 22:24 | Responder

    • En fin, mejor que mi comentario es leer a Millás: https://elpais.com/elpais/2018/12/06/opinion/1544102368_756439.html

      Comentario por Aurora — 7 diciembre 2018 @ 7:42 | Responder

      • Sobre los gilet jaunes yo me abstengo de decir nada, porque estoy lleno de interrogantes. Si puedes tú esclarecernos un poco, se agradecería. Básicamente, la pregunta que se hace todo el mundo: ¿de qué palo van?

        Al menos, están obligando a la clase política a darse un baño de realidad. Los más nobles ideales deben hacerse compatibles con el presupuesto familiar de los que les cuesta llegar a fin de mes. Y Macron (y el cretino de Hulot) le han dicho a los franceses que coman brioches.

        Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:50 | Responder

        • No te puedo decir nada de los gilets jaunes porque yo tampoco veo de qué van. Empezaron como un grupo pequeño por lo del impuesto a la gasolina y ahora es una protesta bastante mayor con algo de violencia callejera a la que se ha sumado todo el que pasaba por ahí, con algún político queriendo ponerse delante pero sin que consiga salir en la foto por ahora. Veremos, yo por ahora no soy de los que se suman porque no lo veo claro; y Le Pen frotándose las manos ahora que los demás partidos están descompuestos. A río revuelto…

          Comentario por Aurora — 8 diciembre 2018 @ 14:13 | Responder

          • Con lo que leo desde aquí, es Mélenchon el que más intenta subirse al carro, aunque no hay partido de la oposición que no haya aprovechado para hacer sangre en Macron. Si puedes ir actualizando la información y mantenernos informados, porque los medios españoles sueltan la información con cuentagotas para evitar el contagio.

            Realmente, y aunque el combustible supone buena parte de mi presupuesto, me parece un poco raro que la razón para armar semejante monstruo sea el pagar unos euros de más al mes en combustible, defendiendo el sacrosanto derecho de ir a todas partes en coche. A mí me escuece el bolsillo cada vez que sube el precio, creo que la transición no debería ser tan costosa para la clase trabajadora, pero… no me parece tampoco lo peor que nos puede ocurrir, la verdad.

            En fin, veremos cómo se desarrolla.

            Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 21:12 | Responder

            • Tus deseos sean cumplidos, aunque no se si estarán a la altura de lo que usted busca. Más en el blog: https://elacantilado31.blogspot.com

              Comentario por Aurora — 10 diciembre 2018 @ 22:54 | Responder

              • Gracias mil por tu crónica. Veo que compartimos un sano escepticismo y una actitud de espera por ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

                Comentario por Nadir — 11 diciembre 2018 @ 2:26 | Responder

  14. Hola,

    Vaya cacao mental tienes. Paciencia. Seguimos caminando y aprendiendo. Lo más alucinante es como te defines sin vergüenza como “moderno”, supongo que “tecnofílo”, “urbanófilo” y “crecentista”. orgulloso de lo que tú llamas “alt left”.

    Q vaya bien

    Comentario por Jesús Nproa — 7 diciembre 2018 @ 2:11 | Responder

    • Saludos:

      Todo un claro ejemplo de lo que estamos hablando: una serie de adjetivos y ni un sólo argumento. Lo de “moderno” es de traca. ¿Sería posible que me expliques qué tiene de malo defender los valores de la modernidad? Me encantaría saber de que tengo que avergonzarme antes de caminar a la oscuridad premoderna o alcanzar el paraíso de los relatos postmodernistas.

      Comentario por Vicente Millán — 7 diciembre 2018 @ 11:25 | Responder

      • si vicente has dado en el clavo, 20 palabras aprox. y no dice nada. Es dificil eh, al menos para mi, que siempre intento sintetizar al maximo. · frases y no decir nada, que pereza, bytes perdidos, jajaja

        Comentario por Emilio Fernandez — 7 diciembre 2018 @ 15:02 | Responder

    • No sé a quién se dirige. Si es a mí, no sé en qué artículo me debo haber definido como “moderno”. En fin, esto es como un credo, impermeable a razonamientos. O estás conmigo o estás contra mí.

      Comentario por Nadir — 7 diciembre 2018 @ 23:09 | Responder

  15. Viendo el seguimiento que tuvo la huelga feminista de marzo (mucho mayor de lo esperado incluso por los más optimistas) está claro que el argumento de que la gente está harta de feminismo es falso, o mejor dicho, interesado. En el ambiente en el que me muevo veo que muchas empresas y negocios de “derechas” han puesto el cartel de apoyo al movimiento feminista. Ya sé que donde yo me muevo no tiene por qué se representativo de toda España, pero lo de la huelga sí. La gente no está contra el feminismo sino a favor.

    Y este ejemplo del feminismo me vale para hacer una critica general a este artículo: con el auge de la ultraderecha en Andalucía, TODO EL MUNDO QUIERE LLEVAR EL AGUA A SU MOLINO. Los antifeministas dicen que fue por culpa del feminismo radical. Los españolistas dicen que fue por culpa de que Sanchez se apoyó en partidos independentistas. Los susanistas dicen que fue porque Susana Díaz hace política de derechas. Los Sanchistas dicen que fue porque Susana Díaz no es querida en Andalucía. Los izquierdistas dicen que fue porque el PSOE en Andalucía lleva décadas apartado de los movimientos populares. Todo el mundo saca a relucir el argumento que le conviene y que le da la razón.

    El que quiera comprobarlo, que lea este interesante artículo:

    https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/que-pide-vox-su-programa-vs-que-piensan-espanoles-inmigracion-cataluna-genero

    Yo en mi caso creo que lo tengo claro: es una parte del ciclo. No es la primera vez que la gente se abstiene de ir a votar. Ya pasó otras veces, por ejemplo cuando la izquierda se abstuvo porque Zapatero les falló (“No nos falles”) al aprobar medidas ultraliberales. También la derecha se ha abstenido cuando salieron los casos de corrupción del pp, por eso Rajoy perdió la mayoría absoluta. Y además propició que la izquierda se hiciera con importantes feudos como Madrid, Barcelona, la Comunidad Valenciana, Navarra, etc.

    Y ahora ha pasado lo mismo. Y para las próximas lo contario cuando la gente se harte de Vox y de Cs y vea que sus políticas no son lo que prometieron y que también en ellos habrá corrupción y escándalos.

    En fin, que son ciclos. Que no hay que gastarse los sesos buscando autocríticas cada vez que se pierden elecciones. De hecho es uno de los grandes defectos que tiene la izquierda, que además es muy peligroso porque creen que es una virtud y por tanto lo van a potenciar, y al ser un defecto al potenciarlo no harán otra cosa más que empeorarlo todo. Me refiero al exceso de autocritica y la necesidad de repranteárselo todo. Ojo: no digo que la autocritica está mal, digo que el EXCESO de autocritica está mal. Y en la izquierda es la cantinela constante: autocrítica, reflexión, asambleas, sacar conclusiones, etc.

    Hay que hacer autocrítica y reflexión de vez en cuando, pero también hay que tener unas ideas claras y constantes, lo que son tus “principios” y tu “ideología”. No hay que cambiar de principios ni de ideología porque se pierdan unas elecciones. Por ejemplo: hay quien dice que la izquierda debería ser menos tolerante con la inmigración. O sea que para que la derecha no gane, adoptemos nosotros sus medidas. Seamos nosotros derecha. Como no quiero que mi casa arda por el incendio forestal, yo mismo la quemo y problema resuelto. Este tipo de “soluciones” las proponen “sesudos” expertos izquierdistas.

    Pues no, no debes cambiar tus principios ni tus convicciones por perder unas elecciones. Debes mantenerlos constantes porque son tu seña de identidad. Si has perdido no te preocupes, que en unos años las volverás a ganar. Fíjense en Rajoy como a pesar de perder varias elecciones al final acabó ganándolas. En la izquierda cada vez que un candidato pierde una elección ya están pidiendo que dimita, que asuma responsabilidades, que deje pasar a otros. Así la sensación que tiene la gente es que la izquierda es una veleta que cambia de cara, de siglas, etc. cada dos por tres.

    En resumen, que autocrítica sí, pero exceso de autocrítica no. Reflexionar sobre cuales son los principios que nos definen y esos mantenerlos aunque temporalmente se pierdan elecciones, lo demás sí que se puede cambiar si se ve que a la sociedad no le gusta. Pero si se cambia todo a gusto de la sociedad, los partidos políticos dejan de tener “alma” y se convertirán en “empresas” que ofrecen a sus “clientes” lo que a éstos más les place. Puede que a algunos les guste este modelo de partidos, a mí personalmente no.

    Comentario por Uno Cualquiera — 7 diciembre 2018 @ 13:34 | Responder

    • PEro que autocritica hay i?, es q estoy flipando, en las ultimas elecciones se llego a decir q hubo pucherazo antes de dignarse a hacer autocritica.
      Parece que dejas entrever q la autocritica es mala?¡, para una persona que lo hace en todas las ocasiones que puede, no me parece que este mal muy al contrario. Cuando pierdes o lo haces mal y mas aun cuando lo haces bien, creo que en todos los niveles de la sociedad falta muchisima autocritica, si fueramos mas autocriticos no estariamos como estamos.
      CUales son los principios y convicciones? ese el problema que segun sea pleamar o bajar cambian, y ya no solo cambian encima nos mienten, que quiza sea esto lo q mas me cabrea, q me estas llamando tonto a la cara¡, y vale quiza lo sea, pero ahora te va votar quien yo me se

      Comentario por Emilio Fernandez — 7 diciembre 2018 @ 14:58 | Responder

    • Otro que tal argumentando que meterla sí pero solo la puntita. Igual que la derecha de antaño cuando decía que libertad sí pero dentro de un orden “Uno Cualquiera” nos sale que autocrítica sí pero la justita no vaya a ser que saquemos conclusiones que no nos gusten para salirnos con una ramplonada sobre “lciclos”. Vamos a ver muchacho, evidentemente en todos los ordenes de la vida se dan ciclos como cualquier estudiante de ciencias te puede confirmar. También se les llama patrones y ayudan a simplificar, dar coherencia y comprender fenómenos complejos. Una de las consecuencias más importantes de este mecanismo de sistematización es que clarifica y hace visible cualquier anomalía que altere el curso normal del ciclo y en este tipo de anomalías donde gente de raciocinio y razonable pone la lupa porque aunque no siempre pero si a menudo suelen ser precursores de un cambio de paradigma. Obviar que después de 40 años el feudo por antonomasia del PSOE con un desplome histórico pase a manos de la derecha y sobretodo la irrupción por la puerta grande de un partido de ultraderecha como Vox para más inri en un contexto internacional en el que empieza a ser ya la nueva normalidad es síntoma claro de una izquierda abandonada a una lamentable autocomplacencia que en vez de analizar la anomalía se conforma con echar balones fuera. Por supuesto todos tenemos un núcleo duro con nuestros principios de lo que nos parece justo o no y que viene bien tener como guía pero eso no quita que en muchos casos gran parte de los temas importantes son negociables y por tanto susceptibles de llegar a consensos para juntos de la mano avanzar. Por lo contrario esa posición monolítica y numantina que implícitamente lleva esa expresión tuya tan tajante de que “los principios de uno son su identidad” (es que la palabrita de marras os obsesiona de verdad) niega el que entre 0 y 100 hay una amplio margen de maniobra apostándolo siempre todo a la mayor y llevándoos sin daros cuenta hacia la irrelevancia y el puritanismo más bobalicón fruto de una endogamia en la que no hacéis más que, permitaseme la grosería, chuparos las pollas unos a otros refractarios a todo lo que no sea la propia ortodoxia de la propia tribu. En fin…

      Saludiños

      Comentario por Javitxu — 7 diciembre 2018 @ 15:05 | Responder

      • No se a vosotros, pero creo q al reves de lo deberia ser las redes sociales convierten a la sociedad en grupos impermeables de gente, que efectivamente se chupan las pollas, y q les importa muy poco o nada el resto. Q sabre yo q cada vez salgo menos, pq haya donde voy me encuentro gilipollas, y como ya estoy cansao de discutir, no vuelvo mas, pero llega un momentoq cada vez hay menos sitios para dar una vuelta, si hasta en los parques infantiles me ponen de mala ostia, jaja. QUiza el gilipollas sea yo…, jaja

        Comentario por Emilio Fernandez — 7 diciembre 2018 @ 15:44 | Responder

        • Estábamos ayer mismo comentando lo mismo. Internet sirve para reunirnos los que pensamos similar y comernos las pollas unos a otros. Y en este medio, ausente de autocrítica (sesgo de confirmación), desarrollamos chaladuras sin que nadie entre a desengañarnos y decirnos la gilipollez que estamos incubando (falsa unanimidad). Y esto nos pasa a todos, también en este espacio. Y es una mecánica muy peligrosa, que además fomenta el propio mecanismo de San Google y sus tentáculos, te ofrece resultados que te satisfacen, y te oculta los que te llevan la contraria para que no te enfades, no te vaya a dar una lipotimia de ver que hay alguien que piensa diferente. El caldo perfecto para el infantilismo mental.

          Comentario por Nadir — 7 diciembre 2018 @ 16:26 | Responder

    • Tu comentario me gusta, está bien razonado, aunque creo que en esta ocasión su aplicación es más difícil.

      En cuanto al exceso de autocrítica, no creo que sea el caso. Yo al menos no he visto aún ninguna, por mínima que sea.

      Sobre los ciclos, estoy con Javitxu que esto no parece una mera alternancia sino una ola de extrema derecha que está engullendo el mundo. Y la forma de pararla, al menos en mi (nada) modesta opinión, es con rigor. No con iniciativas peregrinas.

      Me gusta especialmente lo que dices de construir un partido con unas bases ideológicas fuertes, coherentes e inamovibles. De hecho, llevar a gala que el programa siempre va a ser el mismo, elección tras elección, salvo actualizaciones puntuales para adaptarlo a las circunstancias. Pero eso es exactamente lo que ha cambiado. Mucho antes de la aparición de Podemos o IU, la izquierda revolucionaria lleva promoviendo la emancipación de la mujer y la igualdad entre sexos. Eso no es nuevo, y gracias a esa presión se ha avanzado mucho (y en España muy rápidamente, si comparamos con otras sociedades). Lo que es nuevo es echarse en brazos del neofeminismo (por llamarlo algo, feminismo de tercera ola, si lo prefieres, que es radicalmente distinto del feminismo en el que muchos hemos militado). Esto no estaba en la política española hasta hace unos diez años. El énfasis en cuestiones lingüísticas, por ejemplo, que son absolutamente banales e irrelevantes en la realidad de las mujeres, en la defensa de sus derechos. La apuesta por políticas de disciminación positiva, en lugar de la igualdad de oportunidades que tan bien han funcionado. Una vez igualado el terreno de juego, hay mayoría de mujeres egresadas en la universidad, y es cuestión de tiempo que esa marea de universitarias vayan ocupando puestos de responsabilidad hasta la completa normalización. Y la normalización no es que haya un 50%-50% en cualquier sitio, sino que no importe lo que tienes en la bragueta a la hora de optar para un puesto o un cargo. Lo contrario, es sexismo, y es a lo que llevo toda mi vida oponiéndome. Primero con el machismo, y ahora con el hembrismo que quiere usurpar el nombre de feminismo, con chaladuras que rompen completamente con lo que durante décadas se ha conocido como feminismo.

      Es ese neofeminismo sexista el que genera rechazo, y es la levedad ideológica de la izquierda política la que ha llevado a abrazarlo (suena bien, está de moda) en vez de continuar con la tradición ideológica de la igualdad de sexos. Una de las características de este movimiento, además, es su extremo sectarismo: el que me critique, es antifeminista. Tú mismo acabas de emplearlo. Siendo generosos, podemos considerar que este neofeminismo es una nueva rama dentro del feminismo (que yo creo que no). Lo que no pueden los recién llegados es pretender que sólo sus chaladuras son feministas, y el resto de feministas son, en realidad, antifeministas.

      Sobre la inmigración, es exactamente lo mismo. La izquierda debe ofrecer a la sociedad un programa riguroso y coherente. La ultraderecha (no la derecha neoliberal, que está encantada) criminaliza al inmigrante. Y la reacción de la izquierda es considerarlo un bendito. ¿Cuál es la respuesta al que intenta razonar que la inmigración también plantea ciertos problemas que hay que arreglar, precisamente para permitir que siga abierto ese flujo? Exactamente lo mismo que con las críticas al neofeminismo: Racista. Eres un racista y un islamófobo. No hay ningún problema. Eso son invenciones de la derecha. Todo es maravilloso. ¿Qué pasa cuando no sólo no se solucionan los problemas, sino que incluso se niegan? Pues que te vota Cristo en bicicleta.

      Otro detalle que ha desmerecido mucho un comentario que realmente me parece interesante es tu referencia al éxito de una manifestación. Es demasiado torpe que digas eso. ¿Cuántos acuden a una manifestación? ¿Miles, decenas de miles? Un movimiento político que sólo se dirija a los convencidos, a los más movilizados, pero que genere rechazo en el resto de la sociedad está condenado a la irrelevancia. Esto ya lo ví en el círculo de economía de Podemos, plagado de botarates llamando al decrecimiento. Por suerte, han pasado hasta ahora de sus conclusiones, pero de haber sido escrupulosamente democrático el funcionamiento interno, van con ese programa político a unas elecciones y sacan menos votos que PACMA.

      En resumen. ¿Percibes tú exceso de autocrítica en el neofeminismo? Yo cada día sólo veo las ganas de pisar aún más el acelerador, para abrir un enorme espacio entre su universo paralelo de sometimiento, explotación y humillación generalizada por el terrorismo machista, y la percepción común en la sociedad (también en la inmensa mayoría de las mujeres) de que la situación dista mucho de ese panorama que dibujan.

      Comentario por Nadir — 7 diciembre 2018 @ 16:19 | Responder

      • “Y la normalización no es que haya un 50%-50% en cualquier sitio, sino que no importe lo que tienes en la bragueta a la hora de optar para un puesto o un cargo”. Mejor resumido imposible. Bueno quiza si, igualdad de oportunidades.

        Comentario por Emilio Fernandez — 7 diciembre 2018 @ 16:30 | Responder

        • Mira, si te pones a hacer discriminaciones positivas, te acaba pasando como a Harvard. Desde hace años, seleccionan a sus estudiantes no sólo por su currículo, sino también por su raza. En principio, la idea era dotar de mayor diversidad racial al campus, que en esa universidad tan elitista estaba compuesto mayoritariamente por blancos. La cuestión es que establecieron dentro del baremo que ser no-blanco puntuaría más (y ser mujer, y ser no-heterosexual). ¿Sabes qué pasó? Que el campus se llenó de estudiantes de ascendencia asiática. Ya de por sí estadísticamente sacan mejores puntuaciones que los blancos, así que estarían sobrerrepresentados respecto a su participación en la sociedad. Y aún por encima les das un puntito extra en el baremo…
          Total, que ante las quejas de que eso parecía chinamerica, empezaron a dificultar el ingreso de asiáticos (estadounidenses con ascendencia asiática) y a forzar que entrasen más negros e hispanos (ascendencia). Pero ahora los chinoamericanos han denunciado a Harvard por… discriminación racial. Justo lo que querían impedir con esa política.

          Luego la solución es… ¿por qué hostias no nos olvidamos de una puta vez del color de piel, de lo que tenemos en la bragueta o nuestras preferencias sexuales, y escogemos en base únicamente a las competencias intelectuales? Y hostia, quien tire, que tire.
          Aps. Pero claro, antes hay que tener una educación pública potente, programas de asistencia social para evitar la marginación y el fracaso escolar… es decir, como tú dices: igualdad de oportunidades.

          Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:17 | Responder

  16. Mi cuarto a espadas, que no es de hoy. Escrito en 2010.
    http://grijalvo.com/wordpress/2015/10/p-juan-manuel-grijalvo-valores-intereses-y-derechos/

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 7 diciembre 2018 @ 15:11 | Responder

  17. No iba a escribir nada, pq ando bastante pesismista, y pq no decirlo bastante vaguete, mas aun de lo habitual, pero veo algunos comentrios y me cabrean, y tengo q soltar un poco de mierda.
    Me parece simpatico (siemdo muy muy amable), q movimientos, como el independentismo o el feminismo, los coja de primerias con cierta simpatia y acabe con el tiempo hasta los huevos de tanta tonteria. Cojamos el del “feminismo”, mucho hablar de patriarcado, de q ser pesao es acoso, (cuantas parejas habra en las que el hombre y tb pq no la mujer, tuvo que insistir para tener una cita, conozoco varios casos), que de no se que mas, pero donde estan las exigencias concretas, por ejemplo guarderias gratuitas, permisos de maternidad de 6 meses (segun la oms la lactancia materna exclusiva deberia ser hasta los 6 meses), medidas para igualar los salarios, no se algo?, de verdad q lo unico que se consigue es aumentar el permiso de paternidad, no os parece ironico?¡, y no digo q no sea necesario, pero joder de verdad que lo unico que habeis sacado en claro es aumentar el permiso del pater familias?, no me digais q no es de traca.

    Comentario por Emilio Fernandez — 7 diciembre 2018 @ 15:38 | Responder

    • otro grupo a mencionar es el de los animalistas, q tb me tienen un poco frito. SI es que soy un reaccionario recalcitrante, hijo del mas rancio marxismo, jajaja

      Comentario por Emilio Fernandez — 7 diciembre 2018 @ 15:54 | Responder

      • O dicho de otra forma: nos estamos haciendo viejos. 😛

        Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:01 | Responder

      • Yo los empalaba. Otros que se han pasado de frenada. A su lado, hasta los cazadores y taurinos parecen racionales. ¿Es que no hay nadie cuerdo? Otro ejemplo de cómo su chaladura va a acabar siendo contraproducente para evitar salvajadas con los animales.

        Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:19 | Responder

    • Históricamente el feminismo no es un movimiento monolítico, ha ido evolucionando y podemos hablar de varios feminismos o varias fases del feminismo. Si esto es válido para el feminismo, ni qué decir tiene con el nacionalismo. Realmente, nacionalismo es un término tan vago que lo considero inútil. No tiene nada que ver colegas nacionalistas gallegos, que son personas de lo más abierto y tolerante, con un nacionalista croata, polaco o usamericano, por ejemplo. O español. Si a todos los podemos englobar bajo el mismo concepto, es que el concepto es inoperante.

      Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 0:01 | Responder

    • Es necesario porque el permiso materno hace a la mujer en edad fertile menos deseable para la contratación, si el padre también lo tuviera se igualaría y la discriminación sería en general a todos los casados.
      Que sí, que la mujer necesita más su permiso que el hombre, pero lo más efectivo es igualarlos.

      Comentario por Interrogante — 11 diciembre 2018 @ 17:06 | Responder

  18. […] Blog La mirada del mendigo […]

    Pingback por Olvidaos de la alt-right, el problema es la alt-left / Blog La mirada del mendigo | Sociología crítica — 8 diciembre 2018 @ 1:27 | Responder

    • Muy bueno.

      Y sólo queda descubrirse ante el comportamiento del capitán de ese pesquero. Con tanta palabra acabamos perdiendo lo esencial: somos personas.

      Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 23:13 | Responder

  19. Un ejemplo del problema dentro del neofeminismo:
    View at Medium.com

    Esta clase de profesionales del activismo está machacando al feminismo, privándole de toda autoridad moral, convirtiéndolo en un esperpento fácil de triturar para la derecha conservadora.

    Comentario por Nadir — 8 diciembre 2018 @ 22:49 | Responder

    • ALucinante, sabes q es lo por que por gilipollas como esta, los logros en materia de igualdad no solo pueden ser frenados si no que pueden hasta retroceder.

      Comentario por Emilio Fernandez — 8 diciembre 2018 @ 23:37 | Responder

  20. Je,je ,je. No puedo dejar de colgarlo. Si que vamos a pagar caro andar encamados con tanto oprimido estelado y especies similares.

    Mareeeee

    Comentario por Javitxu — 8 diciembre 2018 @ 22:55 | Responder

  21. Saludos:

    Por Dios, decidme que esto es falso:

    https://www.20minutos.es/noticia/3510041/0/cocinero-apellas-faltas-ortografia-rivales-pablo-iglesias-primarias-podemos/

    Comentario por Vicente Millán — 8 diciembre 2018 @ 22:56 | Responder

  22. https://www.elconfidencial.com/cultura/2018-06-21/steven-pinker-en-defensa-de-la-ilustracion-entrevista_1581433/
    Por ello pienso que la izquierda ha desempeñado un papel en la elección de Trump. Pero además la izquierda está tan presa de la corrección política, por ejemplo en las universidades, que mucha gente reaccionó entregándose a la extrema derecha. Hay verdades que no se pueden decir en círculos liberales y de izquierdas. Gran parte de este apoyo de la vieja derecha en EE.UU procede de personas decepcionadas por la ortodoxia de la izquierda universitaria. He visto eso, ante mi espanto, en algunos de mis antiguos alumnos, cómo personas inteligentes pueden reaccionar ante el dogma de la izquierda abrazando el dogma de la derecha.

    Comentario por Nadir — 10 diciembre 2018 @ 13:07 | Responder

  23. Saludos:

    Interesantes datos sobre lo sucedido en Andalucía:

    https://elpais.com/politica/2018/12/10/actualidad/1544457793_075029.html

    Comentario por Vicente Millán — 11 diciembre 2018 @ 9:14 | Responder

    • Saludos Vicente:

      Muy interesante y viene a corroborar lo que había dicho días atrás. Precisamente una cosa que desprecia mucho la izquierda es el elemento emotivo de la ecuación y por eso se han pasado años ninguneando todos aquellos elementos comunes que sirven para dar cohesión manteniendo un marco común de convivencia civilizada. No solo eso sino que además se ha dedicado durante décadas a dar pábulo a identidades de toda especie a las que por otra parte y dicho sea de paso nuestro ordenamiento constitucional y legislativo protegía adecuada y generosamente hasta la sobrerepresentación. Pues bien salvo posiciones marginales a izquierda y derecha ese consenso que nadie cuestionaba al punto que desde hace años son valores interiorizados por la inmensa mayoría de los españoles (y quien diga lo contrario miente como un bellac@) han sido puestos en peligro por una mezcla de cicatería politiquera que en base a una aritmética de luces cortas más enfocadas al jugoso reparto de puestos y prebendas que al buen gobierno de los ciudadanos de este país ha dejado a la buena de Dios que elementos no por casualidad marginales y de la más baja ralea hayan ido infiltrándose en las instituciones de tod@s sembrando la cizaña y la discordia como hemos podido comprobar con la apelación a la vía eslovena del caudillito botifarrero a las que las veleidades de un probablemente incipiente chocho Maragall abrió las puertas años ha allanando el camino al desastre que estamos viviendo. Y no es equivoquéis “mes amis”, porque esa especial connivencia cuando no complicidad de la izquierda apuntalando con su discurso posmoderno la acentuación hasta lo risible de los hechos diferenciales con su inseparable retahíla de agravios y opresiones y pretendiendo atomizar a la ciudadanía en contra de su sentir mayoritario en una amalgama atomizada de pequeños grupúsculos irredentos enfrentados entre sí no va a traer nada bueno especialmente para ella misma. Y es que una izquierda que es incapaz de proteger firmemente valores de la modernidad como lo son el universalismo, el concepto de ciudadanía y la razón empírica de los que, por otra parte, era digna heredera y custodia no es izquierda ni es nada a lo más un mal sucedaneo.

      Por ahondar más en la cuestión y ya que no podemos hacer una estimación directa como desearía Nadir si que podemos fijarnos, al modo de los grandes corrimientos de valores en el mercado bursátil para adelantar tendencias en la evolución de la estimación de una acción, en como los grandes actores del juego político patrio andan modificando su discurso a remolque (como no) del desastre del 2D…

      https://digitalsevilla.com/2018/12/08/inigo-errejon-lo-irresponsable-es-ceder-las-banderas-a-los-reaccionarios/

      …a lo que habría que añadir las declaraciones de la Monica Oltra del otro día expresando sus deseos de que los valencianos sean españoles (eso sí, “de primera” porque ella lo vale y aún hay clases) y Sanchete reconociendo que al igual se equivocaban y los indepes catalufos son unos hijodeperrillas nada confiables y harto vocingleros con el cada vez mayor y nada disimulado deseo de que, ante la evidencia de no conseguir lo que pretenden por vía democrática, hacerlo a la fuerza y si corre la sangre mejor que los mártires dan mucho lustre a la causa. Ay Señor, Señor, así que ahora los próceres de esta izquierda descoyuntada andan en competición a ver quien demuestra más su españolidad que a lo que se ve es un valor al alza. Cosas veredes amigo Sancho.

      En fin, a río revuelto ganancia de pescadores y es evidente que quienes pulsaron más desacomplejadamente esa fibra se han encontrado con su contraparte mucho más vitaminada pues parece ser que contrariando a quienes dicen que España no existe queriendo convertirla en una suerte de españitas al mando de caudillitos de la más diversa condición la identidad nacional es mucho más numerosa, consolidada y transversal de lo que much@s se niegan a reconocer y, claro, obviar esa realidad tiene consecuencias lógicas como algun@s han sufrido dolorosamente estos últimos días. Es lo que pasa cuando sacas al genio de la botella que luego es muy difícil volverlo a meter y jugando, jugando uno acaba abrasado. Menos mal que tenemos a Alberto Garzón que aparte de las fotos de su boda pija tiene a bien dejarnos perlas de fina perspicacia en forma de prosa delicada y para nada empalagante como esta…

      http://www.agarzon.net/unas-notas-sobre-que-deberiamos-hacer/

      Mareeeeee que ladrillo del siete se marca el chico, vamos igualito, igualito que el “Rights of man” de Tom Paine. Tanto Alhtusser, tanta HBO y tantas pollas “in vinegar” para no decir nada y seguir tirando balones fuera. La nada absoluta envuelta en ringo rangos dialécticos pero también un sintoma muy significativo a la hora de ilustrar otro gran problema de la izquierda actual y que no es otro que la procedencia de sus líderes. Y es que al contrario que en el pasado los progres de ahora salen mayormente de ambientes universitarios y acomodados lo que les lleva a una propensión a la endogamia y a un exceso por lo discursivo que casi siempre les hace perderse en pesadas e interminables discusiones bizantinas muy, pero que muy posmodernas alejadas absolutamente de la realidad y las inquietudes del respetable. Ya lo decía mi querido Maki Navaja: cuidado con los teóricos de la revolución que son tod@s unos chorizos. Por cierto personaje dibujado por el malogrado Ivà a la sazón catalán pensante y marxista de la vieja escuela al que valga por mi parte este sentido y modesto recordatorio pues pocos me han hecho reír más a la vez que ilustrado.

      Y para terminar con buena música…

      Toda la canción es una maravilla pero el delirio guitarrero del minuto 6 aprox es una virguería de más de cuatro minutos que te deja pegado a la silla dudando sí, al fin y al cabo, Dios existe.

      Por no hablar del jamoneo de primera entre el público. je, je, je.

      Apertas !!

      Comentario por Javitxu — 11 diciembre 2018 @ 13:47 | Responder

      • ¡Oyes tú! ¿que es eso del “jamoneo”?. Que sepas que estas cometiendo una brutal agresión patriarcal y falocentrista al contribuir a la cosificación de la mujer en su más amplio sentido y que sepas que las mujeres cisgenero, transgenero, LGTB y de la cofradía del pote gallego de este mundo vamos a presionar para que el administrador de esta página de tufo abiertamente machirulo y criptoliberal además de sospechosamente madrileño te banee a perpetuidad. De persistir en esa actitud ateneros a las consecuencias ambos porque la furia de un millón de hermanas dispuestas caerán sobre vuestras impotentes pichas.

        Exijo una rectificación ¡ya!

        Comentario por Chocho Loco — 11 diciembre 2018 @ 14:10 | Responder

        • Joerrrrrr, ya empezamos.

          Comentario por Javitxu — 11 diciembre 2018 @ 14:11 | Responder

      • Discrepo. Las banderitas y los himnitos tienen poco de universalistas. Más bien al contrario. Demasiada sangre se ha derramado por su causa. Parece ser que o tenemos religión o nacionalismo. Lo que no tenemos es remedio.
        Todo tu discurso me suena a palabrería huera. Buena retórica que esconde una preocupante falta de profundidad. Los mitos nacionalistas crean tanto cohesión endógena como barreras exógneas, tanto si son nacionalismos patrios como periféricos. Y esas barreras son una traba al universalismo que dices defender.
        Supongo que me borrarán este comentario también.

        Comentario por Ió Nico — 11 diciembre 2018 @ 16:06 | Responder

        • ¿?¿?¿?¿?

          Hijo mío no se de donde sacas de todo lo que he dicho que a mi me seduzcan las banderitas y cosas semejantes. Que yo sepa solo me he limitado a señalar un hecho que por poco que nos guste no deja de ser real y es, a saber, el de que andar alimentando agravios y despechos por una parte más temprano que tarde tiene su respuesta en su imagen antagónica la cual obviamente se sentirá legitimada. Ahora bien, lo que si podemos considerar es que una sociedad puede y debe compartir unos valores marco de convivencia y que en nuestra cultura Occidental están adscritos a esa hija de la Ilustración que llamamos modernidad razón por la cual con los años me he ido alejando de la noción “pueblo” de tufillo claramente völkisch y he abrazado el termino “ciudadano” que lo veo más ajustado a la realidad y con el que decididamente me encuentro más a gusto. Y por cierto esos derechos universales para que pasen de ser entidades abstractas que flotan encima de nosotros a realidades palpables para el bienestar de la gente tienen que ser garantizados y puestos en marcha por un complejo sistema jurídico administrativo que en su mayoría siguen siendo provistos por los Estados nación a falta de un mayor desarrollo y profundización de estructuras supranacionales como la UE lo cual, pensándolo bien, es una contradicción en si misma je, je, je ¿Mi retórica buena pero huera?, hombreee pues gracias pero en serio ni yo pretendo sentar cátedra ni soy amigo de elaborar alambicadas arquitecturas intelectuales que ya bastantes trague en la carrera. Y no se preocupe tanto por mi preocupante falta de profundidad caballero que bien me afligiría ser causa de sus desvelos y hágame caso tomándose una tila o, mejor, leyéndose un homilía de Garzón que aparte de “profundo” y sin fisuras es mano de santo para el insomnio. Yo por sino lo sabe soy un frívolo con poco de vergüenza y, eso sí, mucho de perspicacia que si ha largado esta parrafada es más por tener una excusa con la que colgar un vídeo de buen rock con chicas en top por sino se había dado cuenta. Es que Nadir y Daniel no dejan de tentarme con fotos de tías en bolas y de alguna manera he de tomarme la revancha ¿no le parece?.

          Así, así, dime que te gusta

          XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

          ¿Ve? Un frívolo sin remedio

          J
          Juas juas juas

          Comentario por Javitxu — 11 diciembre 2018 @ 22:33 | Responder

          • JA JA JA. Vaya una forma rara de presentar un vídeo!!
            Que la identidad nacional es numerosa y está consolidada es algo que no pongo en duda. Que los elementos emotivos son importantes tampoco. Que sea un error de la izda no apelar a esos factores patriótico emotivos de la ecuación es lo que no comparto por muy mayoritarios que sean. Si hay que trabajar los aspectos emotivos será en base a otros valores, no los nacionalistas por muy entroncados que estén en la modernidad.
            Ays…. Ese perriiiillo… que cochiniiiillo…. como me recuerda a mi!!!! JUAS JUAS JUAS.

            P:S: Leo el artículo que da pie a tu comentario y leo esto; ¿Por qué eligieron votarlo? Ante esa pregunta, tres de cada cuatro votantes de Vox citan al menos un argumento nativista: una cuarta parte quiere “frenar a los independentistas”, un tercio busca “defender la unidad de España” y casi la mitad confiesa que se decidió por “su discurso sobre la inmigración.” Es decir que el factor inmigración tiene más peso que el factor catalán pero no dices una palabra al respecto. Lo cual no me sorprende. Revisando las últimas entradas de este blog me veo en posición de realizar un diagnóstico: Padeces la muy moderna, ciudadana y nacional enfermedad del monotema catalán. 😉

            Comentario por Ió Nico — 12 diciembre 2018 @ 14:51 | Responder

            • Jejeje Nico picaruelo 😉

              Bueno, bueno, entre los piropos a mi retórica y los rastreos a mis comentarios que no creo yo tan dignos de ser seguidos se me van a subir los colores ;). En fin Ió Nico no soy yo persona que intente convencer de nada, yo solo expongo mis argumentos ( razonados eso sí) y los someto al escrutinio de los demás. De todas formas en ningún caso he dicho yo que el tema de la inmigración no sea una de las razones en el apoyo a Vox dado que como muchas cosas en la vida la irrupción del partido verde en la arena política patria es de carácter multifactorial y es evidente que ese que señalas es uno de los temas medulares pero, y en eso discrepo, no me creo que haya sido el detonante que ha propiciado la espectacular irrupción de los Abascal´s boys. Porque aunque lo de la inmigración pueda tener su importancia no deja de ser un hecho concomitante que sin duda tiene gran influencia en aquellas comarcas con un peso significativo de población foránea como en el Ejido pero que se diluye conforme nos desplazamos a zonas con menor presencia inmigrante. Esto, evidentemente, deja sin responder cual es la cuestión que ha provocado esa transversalidad en el mensaje de Vox porque ya es casualidad que, como ya le señale a Vicente anteriormente, en el programa de Vox de 2016 no se hace ni una mención a Cataluña ni al independentismo y es a partir del 1-O que redacten su documento “100 medidas para una España Viva” en el que desde el minuto cero propongan “Suspensión de la autonomía catalana” y justo a partir de ahí comienza su rampante subida en intención de voto. Ya es casualidad también que apenas dos semanas del hostión histórico del 2D y después de varios análisis demoscópicos cocinados en caliente apenas unas horas después para intentar desviar la atención sobre el ASUNTO estos se hayan ido desvaneciendo para dar paso a una catarata de manifestaciones y ataques de nervios varios que desembocaron en la sesión del control del gobierno del día 12 en la que ya Pedrete ya no es Pedrete sino “Dirty Peter” y hasta Pablito ha caído ahora en la cuenta de que al igual andar de la mano de gente que alienta a caudillitos que hablan de “apretar” y amenazan con volar por los aires la casa común no es la mejor idea para atraer votantes. Finalmente ya es casualidad también que en todo el buen rato que lo escuche no oí ni una mención al tema inmigratorio. En fin, sin acritud Nico, permíteme que te diga es que al final del todo lo que pienses tú o yo es lo de menos porque el hecho es que la presencia de Vox ya esta marcando el discurso de la política en este país y más que la va a marcar en el futuro…

              https://www.eldiario.es/politica/Partido-Popular-Ciudadanos-Vox-Congreso_0_845516271.html

              En fin, macho que ni yo estoy enfermo ni oculto nada pero es que me cansa mucho reiterar lo que otros ya han dicho previamente por lo que intento aportar un punto de vista diferente que igual al personal esta pasando por alto. No obstante yo mantengo mi apuesta y la redoblo . Ya veremos lo que pasa en mayo pero mucho me temo que de persistir en esa curiosa ceguera selectiva tan propia de la izquierda para según que cosas y que tan buenos frutos le esta dando a lo que se ve vamos al guano sin remisión. Es lo que tiene alimentar y avivar “els sentiments” .

              Ciaopu

              Comentario por Javitxu — 14 diciembre 2018 @ 13:52 | Responder

  24. Hola Nadir,

    muchisimas gracias por tu artículo. Estás expresando algo con lo que estoy totalmente de acuerdo, las izquierdas se están yendo al carrajo por nuestra propia tonteria, y una gran parte de ello viene por las filosofias postmodernas, que en el fondo son neoliberalismo disfrazandose de revolucionario. Ahí el sistema nos lo ha colado bien. Pero hay otros factores, como por ejemplo son los fracasos (68, URRS…) y traiciones (socialdemocracia, los verdes…) de movimientos anteriores, que han alimentado un espiritu generalizado de impotencia. Otro problema son las pajas de teorías organizativas que incapacitan todo proceso de toma de decisión y trabajo que queman a mucha gente con un potencial tremendo y vuelven a reafirmar la impotencia vivida (el 15M hizo esto de manera ejemplar). Luego no hay que olvidar los romantizismos historicos (recuperación de Stalin), falta de voluntad verdadera (hasta que encuentre trabajo/acabe la Uni…) y otros desastres que tenemos metidos, y de verdad, somos mas un circo del ridiculo que nada.

    Después de venir de una familia de izquierdas y vivir unos fracasos de activismo/militancia muy doloros llevo años analizando estos temas y en busqueda de una manera de reinventarnos. El tema me mueve tanto que acabo de sacar un blog sobre el: https://paloenpalo.wordpress.com/. Estoy empezando por temas de organización y ombliguismos, pero mas adelante quiero entrar a una critica de fondo del postmodernismo (y como en la universidad me llegaron a secuestrar la cabeza con esto, entiendo bastante bien por donde nos la cuelan.)

    Creo que podemos entendernos muy bien y espero leernos en el futuro proximo
    saludos y mucho ánimo
    kathy

    Comentario por kathy otto — 19 diciembre 2018 @ 3:28 | Responder

    • Saludos Kathy:

      Creo que esto te puede interesar por lo que cuentas:

      http://lib1.org/_ads/E1C56A1BB25F12B523969054E8BB262A

      Comentario por Vicente Millán — 20 diciembre 2018 @ 21:17 | Responder

      • Se ve muy interesanto, muchas gracias.

        Comentario por kathy otto — 20 diciembre 2018 @ 21:39 | Responder

      • Con permiso, yo también me lo bajo. Me está interesando el tema.

        Comentario por Nadir — 20 diciembre 2018 @ 23:31 | Responder

        • Saludos:

          Como bibliotecario de la orden es todo un placer aportar materiales. Ese no es el mejor. Mañana me pongo a buscar chicha mas substanciosa. En castellano tengo que encontrar uno que leí no hace mucho y era bastante interesante. Dadme tiempo que últimamente ando bastante acarajotao.

          Comentario por Vicente Millán — 20 diciembre 2018 @ 23:41 | Responder

          • Yo estoy también con el agua al cuello. Pero me estoy sumergiendo en el mundo neoprogre y me estoy horrorizando de lo que me encuentro. Lo que tenemos es sólo la copia mala de lo que se está cocinando en los USA. Hasta el subnormal de Trump parece un hombre medido y razonable en comparación. A ver si tengo tiempo y sigo abriendo temas sobre la alt-left gringa.

            Comentario por Nadir — 21 diciembre 2018 @ 0:11 | Responder

            • Hola,

              muchas gracias Vicente, si tienes algo que solo haya en inglés, pues también me manejo con ello.

              Acerca de la critica a la alt-left hay que decir que la mejor fuente que conozco es “un tío blanco y hetero” de youtube. Investiga muy bien y aporta muchos materiales. Luego ya cada uno decide hasta que punto se pone de acuerdo con lo que dice.

              Comentario por kathy otto — 21 diciembre 2018 @ 19:10 | Responder

              • Ya, pero precisamente este fulano (que realmente es listo), usa los ejemplos más estrambóticos de esa panda de imbéciles (probablemente debería decir imbécilas) para atacar el feminismo. Que es precisamente lo que yo pretendo evitar, que esta oleada de cretinismo ponga en el disparador a un movimiento más que centenario como es el feminismo, absolutamente necesario no sólo aquí, sino en la mayor parte del mundo.

                ¿Te acuerdas lo mucho que se ha dicho de que cada vez que Raxoi abre la boca se crea un nuevo independentista? Pues lo mismo con el neofeminismo, que es una máquina de generar machistas.

                Comentario por Nadir — 22 diciembre 2018 @ 1:37 | Responder

                • ui si, el neofeminismo es esto, totalmente contraproductivo. o no, si tenemos en cuenta que tiene thinktanks como este: https://womendeliver.org/ (hechale un ojo a los patrocinadores).

                  Lo del hombre hetero, yo tampoco le veo para citarle, pero si para coger alguna de las fuentes que usa. Da muchos nombres y datos, algunos muy utiles. Aquí hay otro articulo que pone los datos que usan las neofeministas en contexto: https://www.libertaddigital.com/opinion/manuel-llamas/no-la-violencia-no-tiene-sexo-86772/?fbclid=IwAR3Es7wqDwp67vl9ZLq0rEzRcMwzJas3Ug1q9j8ChdUVLXZnzUNb7gusF7g

                  Por desgracia este trabajo hoy lo hace la derecha y con esto se lleva mucha gente a su bando. El neofeminismo, el harrakiri de las izquierdas.

                  Comentario por kathy otto — 23 diciembre 2018 @ 14:42 | Responder

                  • Lo terrible, lo verdaderamente terrible, es que el tipiño ese enmascarado, e incluso Libertad Digital, es decir, la derecha liberal y la derecha ultrarreaccionaria, aportan algo de sensatez al asunto. ¿Tú sabes lo que he pensado al ver el enlace a LD? Pues eso. Siento hasta repulsión física. Pero he pinchado y… bueno, salvo algunas frases sobre la ideología de género (en realidad, es la puta Iglesia Católica la que lleva imponiendo la ideología de género, es decir, el constructo social creado en torno a la figura de “mujer”), pero en conjunto se puede decir que es razonable. ¿Tú sabes lo grave que es ésto? Que la extrema derecha sea (o al menos lo parezca) razonable, mientras a la izquierda “se le va la pinza”. Las consecuencias son y serán terribles. Perder el contacto con la realidad en política sólo conduce a la catástrofe.

                    Por cierto, en el enlace de arriba muestro los datos de Eurostat más actualizados, del 2016, sobre feminicidios.

                    Más cosas. ¿A quién conviene crear esa cultura del miedo? Hasta el punto de la psicosis colectiva. Nunca ha sido más segura esta tierra para ser mujer, y cada vez más mujeres tienen miedo, y cada vez más el miedo condiciona sus vidas. ¿Es esto hacerle un favor a las mujeres?

                    Es lo mismo que lo de los robos en las casas. Hombre, yo procuro cerrar la puerta de casa cuando salgo, pero vivir acongojado de que cuando vuelva habrá sido saqueada… es un temor irracional. Temor que tiene mucha gente, y compran perros, alarmas, contratan empresas de seguridad…

                    Para terminar, el sepuku era un suicidio honorable y, sin duda, voluntario. Lo que está haciendo la izquierda es más bien subirse a un camión sin frenos cargado de nitroglicerina y meterse por una pista forestal.

                    Sobre la organización… mira, independientemente de quien ponga la pasta, si efectivamente promueve la igualdad, por mí estupendo.

                    Comentario por Nadir — 24 diciembre 2018 @ 1:28 | Responder

                    • te doy la razon, es mortal. Creo que tiene mucho que ver con toda esta izquierda subvencionada que tiene las manos atadas en casi todos los campos de lucha real ya que no puede morder la mano que le da de comer. Es interesante que por coincidencia el tema de genero/feminismo es el único que le ha quedado para hablar abiertamente – porque, porque a los que financian les conviene.

                      y en este sentido: uno de los financiadores principales de women deliver es la fundación “bill and merlinda gates”, aparte de una lista interesante de ONGs, multinacionales y instituciones estatales de diferentes niveles, entre los que financiaron la conferencia del 2013 hasta se encuentra el banco mundial. ¿Te sigue pareciendo poco importante quien lo financia?

                      Comentario por kathy otto — 4 enero 2019 @ 3:15

                    • Bueno, manos atadas… Nadie impide que Pablito y Albertito salieran cogidos de la mano, encendieran el micro y dijeran claramente: la propiedad privada de los medios de producción ajenos es un robo.

                      Por decir ésto no les iban a retirar la financiación que les corresponde a su formación. Y, realmente, dificilmente iban a tener a la brunete mediática más en contra. Todo camino se inicia con un paso, y esta gente no son capaces de dar ni el primero, que es enunciar lo que debería ser la base de una izquierda revolucionaria a la que, en principio, dicen pertenecer.

                      Otra cosa: ya había visto la financiación, de los Gates, Bayer, J&J… Obviamente, estos actores no van a financiar organizaciones que cuestionen o amenacen el sistema económico. Ahora bien, si para salir bien en la foto financian a organizaciones feministas, y me refiero al feminismo igualitario y no la payasada identitaria que tenemos hoy, pues miel sobre hojuelas. Por lo que he leído, promoción de los derechos y las condiciones de vida de la mujer… nada a lo que yo mismo no pusiera también mi dinero. Ahora bien, claro, hay que ver cómo se desarrolla. Pero en principio no le veo ningún problema. En cuanto a que la fuente de financiación no sea pura… eso es lo de menos. Si no lo dedicasen a estas causas y dedicasen íntegramente sus beneficios a retribuir a sus accionistas no habríamos ganado absolutamente nada. ¿Quieren blanquear su imagen? Si con ella mejoran la situación de quien lo necesita, en este caso mujeres en países subdesarrollados, pues adelante. Realmente, si hubiese un grupo que robase bancos para distribuir el dinero entre quien lo necesita, también me parecería bien. Es tan falsa la afirmación de que “el fin no justifica los medios” como su contrario. Hay que poner en relación los medios y los fines, para concluir si merece la pena.

                      Comentario por Nadir — 5 enero 2019 @ 0:32

      • Me permito recomendar la extraña muerte del marxismo un libro que aún no he leído pero que me ha sido muy recomendado.

        Comentario por Corvo do Anllons — 23 diciembre 2018 @ 11:55 | Responder

        • Ps: aunque es una novela las tres primeras de criptonomicon retratan el mundillo progre universitario de los USA que más o menos será por donde irán los nuestros.

          Comentario por Corvo do Anllons — 23 diciembre 2018 @ 12:09 | Responder

    • Muy buenas, compañera.

      Yo la URSS no la vería como un fracaso. Coger un pueblo de mujiks iletrados y llevarlo en tiempo récord a la categoría de gran superpotencia no me parece el rostro del fracaso. Yo más bien lo veo como un fenomenal experimento, contaminado por los autoritarismos de la época, y luego colapsado bajo el peso de una colosal burocratización. Por traiciones, puedes sumar insulto a la herida con la deriva socioliberal de esa misma socialdemocracia. Sobre los verdes también hay mucho que hablar, porque difieren mucho las políticas del partido verde en Brasil, en México, en Holanda o en España.

      He estado ojeando tu página y me gusta el tono, me gusta tu actitud. Me la quedo y vemos cómo podemos ayudarnos, porque el objetivo es el mismo: volver a tener una izquierda pujante, una izquierda que dé miedo, que haga jugar al capital a la defensiva.

      En realidad, no tenemos que estar de acuerdo, una de las cosas que siempre he tenido claras es que la izquierda es diversa. Yo siempre he estado cómodo entre colegas comunistas, anarquistas o incluso sociatas de buena voluntad. Es estúpido intentar monopolizar la izquierda, porque así la izquierda (que es como una familia amplia) se debilita y salimos perdiendo todos. Todos deberíamos aprender de la gran tragedia moral que supuso el enfrentamiento en la Telefónica de Barcelona. Lo que es vital es conservar el rigor intelectual, aún dentro de la discrepancia. Si viene alguien, por ejemplo, con supercherías como los antivacunas, la espiritualidad new age o el racismo progre, hay que enseñarles la puerta.

      Tú mencionas el 15M. Yo recuerdo tener que aguantar en el 15M propuestas aprobadas por entusiasta aclamación como que la homeopatía sustituyese a la medicina convencional en el Sistema de Salud, y yo sin saber dónde meterme. O con la ligereza que proponían salirse del euro o hacer un impago selectivo de deuda pública (ellos lo expresaban de forma mucho más coloquial). No tenían ni idea de las consecuencias, les faltaba base para comprender las implicaciones, pero aquello les sonaba bien. Y así, una retahíla de gilipolleces sin cuento. Recuerdo la mayor, por tratarse de mi campo de actividad, que afirmaba que era posible el vehículo alimentado por agua, que si no triunfaba era por las presiones de las petroleras (teoría conspiparanoica). Recuerdo haberle pedido más información al respecto, y lo que me mandó era… nivel de niño de preescolar.

      En resumen: falta nivel. Falta formación, falta rigor. En los partidos escala puestos quien más cacarea y quien mejor reparte lisonjas, el ingeniero de pasillo.

      Nos leemos.

      Muchas gracias por entrar a comentar.

      Un saludo!

      Comentario por Nadir — 21 diciembre 2018 @ 0:07 | Responder

      • Hola Nadir,

        muchas gracias por la respuesta.

        Parece que tenemos objetivos lo suficientemente similares para poder entrar en sinergia y enriquecernos mutuamente. De mi lado de momento lo tengo formulado así: Hace falta generar un proceso revolucionario que nos haga caminar hacia una sociedad que ponga en el centro el bien común y el de cada integrante. Si esto luego se llama izquierda o si es algo nuevo… ya veremos. Lo que busco es generar un diálogo sobre como hacerlo con personas de ámbitos diversos pero de compromiso honesto. Encontrar un tono que me parece adecuado para ello me ha costado y me costará sostenerlo, estoy continuamente controlando esta rabia que dejas salir en este artículo.

        Estoy de acuerdo que falta nivel, formación y rigor. Y también capacidad de diálogo con personas que no son “de los nuestros”, capacidad de autocrítica y capacidad de trabajar proyectándose a largo plazo.

        Quiero aclarar dos puntos de mi comentario anterior que me parece que no he explicado lo suficientemente claro.

        Acerca del fracaso de la URSS. Cuando digo esto no niego que haya tenido logros importantes, como generar un nivel de justicia económica importante y como dices un avance fuerte de la sociedad Rusa. Pero si, no respondió a la Utopía del movimiento obrero, sino en muchos aspectos generó su contrario. Y habiendo crecido en Alemania de los años 90 tengo estos afectos adversos metidos en mi propia historia vital. Vi el partido comunista de la RDA desaparecer, tengo amigas cuyos padres fueron investigados por la Stasi, me hice militante en un ambiente en el que todos teníamos asumidos que “no se puede hacer nada”. Me costó años de trabajo superarlo y descubrir que hay esperanza.
        También quiero decir que no tengo miedo a la palabra fracaso. Creo que el fracaso es un paso importante en el camino de aprendizaje, cuando realmente metidos en el ajo aprendemos que funciona y que no. En este sentido cuando hablo del fracaso de la URSS me refiero a que es una experiencia histórica importante de la que tenemos mucho que aprender, la caída mas grande del movimiento obrero, de la que es difícil recuperarse.

        También quiero dejar claro que cuando hablé de los verdes me refiero en primer lugar a los verdes alemanes cuya traición es brutal, pero por lo que sé se podría ampliar a los verdes centro-europeos. Ahora, esto si, el análisis de su proceso me ha dado mucho recelo hacia cualquier partido que entra en la maquinaria parlamentaria. Esta muy bien diseñada como molino de buenas intenciones.

        Ahora, acerca del 15M, en mi opinión era un movimiento destinado al fracaso desde el primer día. Y esto tiene mucho que ver con no saber manejar la diversidad. En dos semanas empezaré a entrar a ello en mi blog, así que no adelantaré esto ahora.

        Muchas gracias y hasta pronto
        kathy

        Comentario por kathy otto — 21 diciembre 2018 @ 19:52 | Responder

        • Gracias a ti, compañera.

          Por no enrollarme mucho: no hay bien común. Tal cosa no existe. Existen intereses, de las minorías propietarias y de las mayorías asalariadas. Es conveniente dejar claro desde el primero momento que, para hacer tortilla, hay que romper huevos. Y hay más intereses contrapuestos, no sólo los de clase. Por poner un ejemplo tonto: si subes un impuesto indirecto como el de las manufacturas del tabaco para mejorar la financiación de la sanidad pública (aunque la UE prohíbe los impuestos finalistas, pero tomemos el ejemplo), haces bien a la mayoría pero jodes a los fumadores. No puedes gobernar sin granjearte enemigos.

          Sobre el 15M: aportó una cosa muy buena, que es la politización de una generación, que vivía con el dedo metido en el culo (expresión gabacha que me gusta mucho). Evidentemente, no puedes pedir que unas masas completamente desideologizadas, de repente se comporten con madurez política. Por ejemplo, el exigir la unanimidad en las decisiones. Infantil, pero el no conocer la historia obliga a reabrir los debates ya superados, volver a tropezar en las mismas piedras.

          Otro ejemplo, a cuenta del 15M. Uno de los miembros más activos y “revolucionarios” propone (aquello era un continuo brindis al sol) prohibir el déficit, que las administraciones pudieran endeudarse. Tomo la palabra y le explico que, en realidad, ésa era la aspiración del PP, un objetivo clave para conseguir un Estado subfinanciado que obligase a demoler los servicios públicos y entregárselos a la patronal. Uf. Vaya mirada me echó.

          Otro, empeñado en incluir como punto clave que los propietarios de VPO pudieran alquilarla o venderla. Estupendo, especulando con vivienda pública. Como ves, aquí cada cual entiende como “bien común” el que le interesa.

          Falta cultura política, y en parte movimientos como el 15M (que venía de Democracia Real Ya) ayudaron a paliar esa carencia. Digamos que fue el abecedario y las cuatro reglas.

          Si tuviera que formular el objetivo de mi “pensamiento político”, por llamar de alguna forma a semejante engendro, lo enunciaría de forma parecida a esto: mejorar el nivel de vida del conjunto de la población (a sabiendas que ciertos elementos van a salir perdiendo, aunque realmente tampoco se verá muy afectado su nivel de vida por quitarle un par de dígitos a su patrimonio). Pero me parece una formulación muy deficiente, porque “nivel de vida” es un concepto muy pobre para englobar no sólo a los bienes materiales, sino a valores tan intangibles como la libertad. No pretendo que el Estado busque la felicidad de sus súbditos, como se enunciaba en el Antiguo Régimen, porque eso no es la labor del Estado sino de cada cual. Pero sí que sea capaz de garantizar unas condiciones de libertad, equidad y dignidad para el desarrollo del individuo. La tradición anarquista siempre ha considerado al Estado como el gran represor, y estimo que es un error. No deja de ser una máquina, depende de quién la conduzca.

          No me enrollo más.

          Y déjate de tantas sinergias, que ésa es la jerga de los vendesartenes. 😛

          Nos leemos.

          Comentario por Nadir — 22 diciembre 2018 @ 1:31 | Responder

          • Hola Nadir,

            ahora se empieza a ver como venimos de lugares diferentes. Yo tengo muchas influencias, como principales en este momento nombraría el anarquismo, ciertas corrientes feministas (Ursula K. LeGuin sería una voz principal de aquello), y en estos últimos años la noviolencia. Antes de que me salgas corriendo porque noviolencia te suena a pacifista buenrollo, esto es una confusión tan brutal del concepto como es confundir el comunismo con el stalinismo. O radical con violento. Hay un fondo profundo y revolucionario que ha sido difuminado, por coincidencia favoreciendo los intereses del poder.

            El planteamiento de noviolencia con el que trabajo acepta perfectamente la idea de “para hacer tortilla hay que romper huevos”, pero los huevos se rompen de una manera muy especifica para ser coherente con la idea que “la libertad cuando se impone deja de ser libertad”. Destrás de ello hay planteamientos profundos que cuestan años comprender, como en cualquier corriente social y política si te la tomas en serio. De momento te mencionaré dos cosas que al principio -cuando todo esto todavía me sonaba a teoría buenista- me llevaron a probarlo. Primero esta el hecho de que -con tantos observación y manipulación mediatica- la acción violenta normalmente es contraproductiva, al final su efecto real es que les damos leña para que hagan proganda en contra de nosotros. Lo segundo fue la experiencia de ver personas que pasaban por ahí sumarse a la acción y de tener la experiencia de diálogos alrededor de ella que hizo a mucha gente cuestionarse sus planteamientos. Después de la experiencia de las manifestaciones vacias que he descrito en marchando me devolvió mucho ánimo.

            Desde ahí también que no tengo problemas con palabras como bien común o sinergía. Entiendo que te cuestan viniendo de un pensamiento mas materialista, pero tu mismo has visto expresado como esta lógica se queda corta. Si niegas cualquier cosa mas allá del interes personal (es decir todo impulso altruista y comunitario del humano) te quedas reducido al concepto “nivel de vida”, algo que tu mismo expresas que te queda pobre. En los últimos años he aprendido a tener en cuenta diferentes dimensiones del humano. De momento veo la corporal/material, la intelectual, la emocional, la social y la espiritual. En cada uno de estos niveles hay necesidades que cubrir, y en cada uno hay que hacer un trabajo liberador si queremos ser profundos. El concepto del interes responde a la dimensión material, y es cierto en esta dimensión, pero deja al lado lo que nos mueve a otros niveles. Por esto si que me gusta mas la palabra bien común que si abre a estas dimensiones.

            Tengo otros puntos que me parecería interesante diálogar contigo mas adelante, pero ahora mismo no tengo cabeza para enrollarme mas.

            Me quedo con estas ideas sobre el 15M para tenerlos en cuenta cuando entre al tema en mi blog: inmadurez política, falta de formación, un primer paso en la politización.

            Un saludo y nos vamos leyendo
            kathy

            Comentario por kathy otto — 23 diciembre 2018 @ 14:32 | Responder

            • Sigues con muy buenos comentarios.

              Para no enrollarme: con cascar huevos no necesariamente me refiero a violencia física. El sentido de la frase es que no puedes gobernar a gustos de todos, porque no hay bien común sino intereses particulares, en muchas ocasiones, contrapuestos. No me gusta la violencia, y menos me gusta la violencia garrula que estamos viendo por ejemplo en Francia. Como tampoco se puede rechazar en todo momento y lugar el recurso a la violencia, porque puede ser necesario cuando las circunstancias lo requieren (por ejemplo, era necesario tomar las armas para defender a la joven República de la agresión fascista). De todas, formas, hay muchas formas de violencia y grados en que se emplea. Subir el impuesto de la renta al 98% a las rentas más altas es sin duda violencia económica, y me encantaría ejercerla.

              De acuerdo que el “nivel de vida” se queda muy corto muy pobre, tengo que elaborar mucho más esa idea… pero por otra parte tengo muchísimo miedo a un Estado que pretenda inmiscuirse en las emociones y espiritualidad de los ciudadanos. Aunque no soy radicalmente antiestatista, tengo una sana desconfianza a todo Estado que pretenda ir más allá de ordenar la esfera pública (y la economía pertenece por definición a ésta, ya que no tiene sentido realizar una actividad económica con uno mismo, siempre es un intercambio entre distintos sujetos). Es decir, el Estado debe limitarse a proveer las condiciones para que cada ciudadano pueda desarrollarse de acuerdo a sus inclinaciones, garantizando su libertad. Empezando por prevenir las intromisiones de ese mismo Estado.

              Comentario por Nadir — 24 diciembre 2018 @ 1:43 | Responder

              • Vale, aquí voy por el último. Perdona los retrasos, los fiestas, viajes, familia y trabajo me hacen un poco lentita. Si te interesa seguir dialogando conmigo a lo mejor podriamos encontrar una manera de no repartirlo por mil posts *pensando*

                Lo de la violencia es un tema complejo, entiendo los argumentos a favor muy bien, ante todo porque apenas conocemos otra lógica. Desde el trato cotidiano hasta el institucional, nuestra cultura esta empapada de violencia. Y la mas brutal en Europa es la que llamo estructural, es decir que se genera a base de una cadena de actuaciones institucionalizadas en la que parece ver ningun responsable directo ni ninguna manera de intervenir en una acción. Por ejemplo el tema del petroleo (o cualquier otra materia prima) que se consigue a base de mucha violencia en el país de origen, violencia con la que no estoy de acuerdo, pero la que sigo financiando con mis compras. O la violencia generada por los instituciones que nos mandan facturas (a menudo no justificadas) y que están organizadas de una manera que las personas con las que hablamos no tienen ningun poder para ayudarte mas allá que aguantar tu cabreo. O todas las leyes que rigen la educación que basicamente prohiben a los educadores relacionarse de manera humana con sus alumnos (he trabajado en educación, te puedo sacar una lista laaaarga en este punto)…

                En este significado tengo mucha desconfianza en el estado, y en general en instituciones tan grandes y con tando poder. Los instituciones son algo que generamos por como funcionamos los humanos y la sociedad, pero cualquier institucion puede pervertirse. Si una unica institucion tiene tanto poder como los estados hoy en día, pues pueden hacer muuucho daño. Y también tienen la tendencia de reemplazar las relaciones humanas por mecanismos burocraticos, algo que en exceso no creo que sea sano. En este significado creo que necesitamos generar estructuras mas pequeñas de las que tenemos.

                El tema del interes contra el bien común. Yo creo que si reducimos el diálogo al interes reducimos el comportamiento humano a un comportamiento racional y egoista. Creo que por una parte tenemos comportamientos irracionales (muchas veces muy idiotas) que superar. Y por otra parte que somos capaces de ir mas allá del egoismo, que de hecho tenemos también una necesidad interna de ayudar a los demás. Por esto el tema del interes me queda corto.

                Acerca de la felicidad te doy la razón en tanto el estado (o la comunidad) no debe intrometerse en las decisiones personales. Pero hay muchas medidas que tienen que ver con generar un contexto para poder tomar decisiones personales mas sanos. Un ejemplo muy claro es el funcionamiento del sistema escolar que mata sistematicamente la guía interna y la curiosidad de los niños. Una medida que podría aumentar la felicidad general es reestructurar el sistema escolar de una manera que fomente la capacidad de pensamiento critico y toma de decisión de los niños. Educarles para que ellos tengan las herramientas necesarias para tomar decisiones con un criterio propio y reflexionado. Disminuiría mucho el nivel de fracaso vital e infelicidad social.

                Comentario por kathy otto — 4 enero 2019 @ 3:34 | Responder

                • Yo encantado de charlar con una persona que busca honestamente un modelo social mejor. Creo que es preferible debatir en abierto para dejar el tema abierto a quien quiera unirse y aportar, pero como tú gustes.

                  Nada que disculpar, por supuesto, yo también voy muy justo de tiempo y no puedo implicarme en cada conversación lo que quisiera.

                  “nuestra cultura esta empapada de violencia” –> En realidad, somos de las sociedades menos violentas de la historia (existen otras corrientes ideológicas como el jainismo o el budismo fundamentalmente pacíficas), en la que la negociación y el diálogo están más valorados y que no se valora tanto el poder y la imposición como la razón y el acuerdo. Creo importante resaltar ésto, porque hay dos tendencias, la de creer que occidente es la manifestación de una raza superior, y la de considerar que somos fieras sanguinarias. Y, viendo el panorama mundial, deberíamos percatarnos que en Europa occidental tenemos un standard ético loablemente alto. Dicho sea sin atisbo de orgullo, sino como constatación de que hay sociedades que están mucho más atrasadas (empezando, por ejemplo, por la gringa).

                  Pero no es eso de lo que hablas, lo sé, y en ese párrafo estoy muy de acuerdo. Hay relaciones que se desarrollan bajo la amenaza de una violencia potencial, ciudadano-Estado, trabajador-patrón, empresa-cliente (especialmente las grandes, en oligopolios)… Esto se debe a que hay un desequilibrio de poder. Hay que corregirlo. La labor política debe consistir en equilibrar esas fuerzas, para que nadie pueda abusar de la parte contraria sin sufrir represalias de igual magnitud al daño infligido (si el empresario se pasa de la raya, se le hunde la producción con una sucesión de huelgas o una campaña de sabotajes).

                  El Estado es una maquinaria colosal, como ahora lo son las grandes transnacionales. Ambas son necesarias, pero hay que embridarlas cuidadosamente para que no aplasten al individuo como una apisonadora (y sobran los ejemplos en ambos casos).

                  Más cosas:

                  La burocracia es la enemiga de la inteligencia, la imaginación y la buena administración.

                  Pero por ejemplo disentimos en que “necesitamos generar estructuras mas pequeñas de las que tenemos”. Compara el tono del debate en el Parlamento Europeo, y en el pleno de un municipio de menos de 1000 hab. Ya sé que a la izquierda le encanta el municipalismo: yo lo detesto. Por lo general, la labor legislativa en el PE o en un congreso es de signo mucho menos autoritario que las ordenanzas municipales, algunas perfectamente asimilables al franquismo.

                  El interés… ya digo que es un tema que no tengo bien construido. Debemos legislar como si todo el mundo se moviera por interés, y desear que abunde también la generosidad a mayores. Generosidad que, huelga decirlo, se deja ver más bien poco (e incluso ésta se puede rastrear como una conducta egoísta que espera una recompensa psicológica), y esa es una característica humana que no espero que cambie gran cosa (lo de construir el hombre nuevo en la URSS ya ves cómo ha salido, una panda de garrulos homófobos, adoradores del poder y la virilidad).

                  También es muy difícil tocar el siguiente párrafo. Yo entiendo lo que quieres decir, pero ese “contexto” que permite a un individuo ser uno mismo puede resultar opresivo para otro. Por ejemplo, para una persona religiosa una sociedad abierta es vista como una amenaza. Para mí el objetivo es claro: dicho de forma matemática, maximizar la función libertad que es el sumatorio de las potencialidades de los ciudadanos.

                  Sobre la educación… buf! De nuevo, entiendo lo que queires decir y hasta cierto punto lo comparto. Pero estamos en un momento en el que creo prioritario dejar de hacer experimentos y centrarse en el rigor, en que los críos tengan la cabeza bien estructurada. Mira, ayer estaba viendo un vídeo que nos recomendaba Corvo. Aquí, comentario 7:
                  https://esmola.wordpress.com/2018/01/26/geopolitica-para-dummies/
                  El vídeo es interesante, aunque el autor, por mucho que lleve uniforme, peca bastante de perroflauta (es decir, tiene un punto de flipadillo y le falta rigor y consistencia, pero es disculpable porque a fin de cuentas… es un militar). Puedes verlo entero pero yo me refiero a lo que dice en 1:02:25. Si nos quedamos descolgados en el conocimiento, nuestros hijos serán esclavos de aquellas sociedades que sí le confieren una importancia a la formación y el conocimiento (básicamente, las orientales). Cada sociedad toma sus decisiones, y luego vendrán los lloros…

                  Un placer debatir contigo, compañera. Tienes el valor de plantearte cosas, de cuestionar… Una pena que seas un espécimen raro. La masa prefiere creer a dudar. La fe aporta certezas, que hacen la vida más cómoda. La duda sólo dolores de cabeza.

                  Un saludo y hasta cuando gustes, por el medio que gustes!

                  Comentario por Nadir — 5 enero 2019 @ 0:15 | Responder

  25. Hola Nadir,

    esto, es un placer hablar (o escribir) con una persona que quiere diálogar de verdad, y no solo que le reafirmen sus prejuicios. (algo me ha pasado mucho en las izquierdas.)

    Antes de seguir por aquí, quiero entrar a lo primero que dije, como seguir hablando. No estaba pensando en transladar nuestros diálogos a privado, ya que lo interesante es hacerlo en público.

    Lo que si veo problemático es estar discutiendo en tres o cuatro lugares a la vez. Tengo aparte no se cuantas conversaciones por otros lugares que rastrear y se esta volviendo algo confuso.
    Aparte estamos sacando unos argumentos muy guapos en un rincón perdido de tu blog donde lo verá relativamente poca gente.

    Tengo una idea: ¿Cómo te parece escribirnos cartas y publicarlas como entradas en nuestros blogs respetivos?

    Así el diálogo gana visibilidad y no abrimos mil comentarios a los que responder de uno en uno.

    Un saludo y un gusto leerte
    kathy

    Comentario por kathy otto — 5 enero 2019 @ 22:31 | Responder

    • El gusto es mío. 🙂

      A ver, no lo pillo. Si nos cruzamos cartas… ¿cómo reconstruimos luego el hilo? Es que hay una infinidad de temas que tratar, y la forma natural es según vayan saliendo. Bueno, y ya veo que a ti te encanta abrir nuevos temas aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid. XD

      Y luego ¿Cómo permitimos que entre más gente a comentar, si ya la conversación ha sido un toma daca entre los dos? Realmente, si hay algo que valga la pena de esta bitácora, es el elenco de compañeros que se han ido congregando por aquí, con bastante más nivel que el que esto suscribe.

      Explícame un poco más la idea que tienes en la cabeza y vemos cómo la podemos sacar adelante. ¿Fale?

      Comentario por Nadir — 5 enero 2019 @ 22:50 | Responder

      • Hola compañero,

        y días en responder esto, pero el cuerpo me pedía algo de distancia para reposar.

        La idea era en vez de responder en comentarios con entradas dentro del blog propio. Pero dandole vueltas estos días no veo muy claro hacerlo de manera sistemática. Porque no todo comentario merece una entrada, porque (como dijiste) puede causar confusión y porque hay algunas cosas que no voy a escribir dentro de mi blog porque no conviene en este punto. No quiero asustar el personal antes de tiempo.

        Aparte tengo la impresión de haber cáido en una de las trampas que voy a criticar: Es muy facil perderse en las discuciones teoricas. No me entiendas mal, me lo paso genial en este tipo de diálogo (de hecho en estos últimos años lo he hecho mucho de menos). Y defiendo las cosas que digo. Cuando leo tus respuestas se me pican los dedos con ganas de responder y contradecirte. Me podría pasar todo el año dandole mas y mas vueltas. ¿Pero sería lo correcto?

        Con el tiempo he aprendido que uno se pierde rápidamente discutiendo así. Si realmente queremos llegar a algún lugar hay que ir al centro del tema, los temas de fondo. Porque si no nos quedamos afinando detalles toda la vida y lo importante nunca lo tocamos.

        Contigo tengo esta impresión, que hay alguna diferencia muy de fondo, y estoy dando vueltas en el intento de explicarlo, sin encontrar el clavo. Hay algo que te quiero explicar que no consigo expresar y buscando formulas me pierdo en detalles. Me esta pasando con otra persona por otro lado.

        Así que me morderé las ganas de responderte, escucharé al runrun que tengo en el fondo de la cabeza y me pongo a escribir un texto bien pensado. Esto si, probablemente será entrada del blog mio, porque va justo en la linea de investigación que estoy planteando.

        Te lo pasaré como copia y/o como enlace. Y de ahí ya vemos como seguimos.

        ¿te parece?

        un saludo
        kathy

        p.d.: tendre que prestar mas atención a los comentarios por aquí.

        Comentario por kathy otto — 9 enero 2019 @ 4:04 | Responder

        • Muy buenas.

          La teoría está muy bien, mientras no se pierda el contacto con el sujeto de estudio. Es decir, la realidad. Entonces se convierte en teología, alquimia, es decir, paja mental.

          También tengo que decir que en la discusión teórica juegas con ventaja, porque tengo una cultura muy pobre de los temas de moda; de lo cual no sé si exactamente sentirme avergonzado o aliviado, porque estos días cuanto más conozco el estado del discurso político actual, más quiero a mi perro, y eso que no tengo perro.

          Pero incluso en los mayores, nunca se me ha dado por perderme en la teoría. Me leí El Capital a empujones, y creo que tendría que leerlo siete veces más para sacarle toda su sustancia. Disfruto mucho más con los autores anarquistas, sin duda. Sin embargo, empiezo a tener claro el mecanismo general que gobierna el mundo. Es sólo una idea muy vaga, pero es maravilloso atisbar su funcionamiento.

          Pues a lo que vamos. Yo encantado de aportar alguna opinión, complementaria o contrapuesta, a lo que escribas.

          Aún sigo dándole vueltas a lo que comentabas del feminismo esencialista… pero tengo primero que leer más para decir algo con sentido. Pero… bueno, no avanzo nada.

          Lo dicho, nos leemos.

          🙂

          Comentario por Nadir — 9 enero 2019 @ 23:31 | Responder

  26. Si permitís que me una a la conversación, en mi opinión no se puede entender la condición humana separándola de su condición animal. Y me explico: durante la inmensa mayor parte del tiempo que alcanza nuestra memoria genética hemos sobrevivido como manadas o clanes. Y en estos conviven dos tendencias: la fortísima cohesión del clan para defenderse ante depredadores y otros clanes, que no cuestiona la violencia, puesto que ambas se entienden como expresión del instinto de supervivencia, porque, aunque sea para defender -o invadir- un territorio de otros homínidos/humanos, cuando la supervivencia es tan dura y los márgenes tan justos, esto puede ser la diferencia entre prosperar o decaer y extinguirse. De este modo, el extraño, el perteneciente a cualquier otra forma de grupo o “clan”, siempre lo entenderemos como un potencial enemigo ante el que trataremos de justificar cualquier forma de violencia, así como el saqueo de sus recursos.

    Y luego también está la competencia entre los individuos de un mismo clan por tener la primacía, ser el macho alfa, el jefe o caudillo para asegurar la descendencia. Esto ya entraría dentro de la “metasupervivencia”, porque no se trata de nuestra supervivencia en sí, sino la de nuestros genes, como si fueran estos y no el “yo” quien estuviera al mando. Antaño la fuerza fue la máxima expresión de poder, pero después cuando se inventó la propiedad privada, fueron las posesiones las que marcaban las posibilidades de supervivencia y el poder resultante. Por eso seguimos teniendo esa obsesión por obtener la primacía dentro de un grupo, por al menos aparentar ser más que los demás; por eso puede ser más feliz el que tiene una pared de ladrillo en un barrio de chavolas que el que tiene la piscina más pequeña en una urbanización de chalets.
    Por eso ocurren cosas tan curiosas como veo a menudo en mi muro de Facebook, donde con frecuencia incluyo enlaces dando cuenta del saqueo a los que nos someten las élites, a los que sólo reaccionan los cuatro de siempre, mientras que luego los que nuncan ha puesto nada parecido en sus muros, sacan esos carteles “prefabricados” donde se alerta de supuestos pisos o ayudas que se da a los inmigrantes y todos esos bulos y mierdas. Nos molesta menos lo que nos robe un político que cobra millones -al fin y al cabo esos ya están “arriba” y no los vamos a alcanzar- que lo que pueda recibir el más desgraciado -sobre todo si lo sentimos ajeno al grupo o clan- porque eso sí que nos pone en peligro de ser “el último mono”, y nada hace crujir más nuestros más oscuros resortes y alertas genéticas que eso.

    Partiendo de ahí, ahora estamos un poco confusos y desubicados. El clan o familia ya no es tan vital para la supervivencia y a perdido cohesión de forma muy perceptible. Mientras que la misma concepción de clan o grupo está cambiando continuamente. Cuando los primeros agricultores se concentraron en pueblos y ciudades protegidos por murallas, a menudo te veías defendiéndolas codo con codo con un extraño al que nada más te unía, tal vez ni siquiera el idioma, pero tu supervivencia y la de tu familia dependía que al igual que tú no flaquease, y eso instantaneamente lo convertía en un camarada, en un hermano, en parte del clan. De ese modo el clan fueron las ciudades-estado, fueron las tribus de clanes unidos por constumbres o derechos, fueron los reinos regidos por un mismo fuero o ley, fueron los estados-nación… Pero lo mismo que las amenazas nos unen, la falta de ellas nos disgregan. Nuestros jóvenes llevan ya tres generaciones de paz, no tienen ni siquiera un abuelo que les cuente batallitas. Aunque ahora puntualmente pueda parecernos lo contrario, en un mundo más pacífico y globalizado la nación está condenada a extinguirse como concepto de clan. Ahora declaras una guerra contra otro estado, aunque sea Andorra, y en vez de salir las masas a la calle exhultantes de júbilo, como ocurrió en la gran guerra, si salen va a ser para pedir la mala cabeza de los responsables.

    Pero cuidado, la violencia está ahí, anclada en nuestro bagaje genético. La civilización es sólo una fina piel de pensamiento supra-animal que impide que afloren nuestros instintos más básicos. Donde esta civilización tiene más años, esa piel es más dura, tiene más callo, pero apenas esa piel es rasgada por una herida, como ocurrió por ejemplo en Yugoslavia, hace que salga a chorro toda nuestra barbarie. Y la única defensa que tenemos frente a todo eso es la inteligencia supra-animal, lo que nos distingue, lo que nos hace más o menos humanos. El racismo se empezó a superar cuando entendimos que somos iguales, una misma raza o especie. La religión cuando antepusimos la ciencia a la fe, la razón a la superstición, el humanismo al mismo Dios. El machismo cuando entendimos que somos iguales en términos de derechos y libertades. Por eso la xenofobia sólo podrá curarse cuando empecemos a sentirnos como un único clan, que la mayor amenaza para nuestra supervivencia es afrontar desunidos problemas que ya son graves y son globales.

    Continuará. (puede)

    Comentario por capitalhumano130965713 — 10 enero 2019 @ 10:36 | Responder

    • Para eso estamos, para debatir los temas entre todos. No necesitas permiso, y menos si es con un comentario tan bueno como el presente (te has redimido, después de varias muestras de pensamiento mágico en cuanto tratas de imaginar mecanismos 😛 ).

      Sólo se me ocurre añadir una cosa: tenemos la necesidad psicológica de tener a alguien por debajo, de no ser el último mono. Queremos encontrar un individuo o grupo que sea aún más arrastrado, supongo que para buscar alivio en que aún se podría caer más bajo. Es bastante recurrente el caso del que pasa la vida humillándose, y luego al llegar a casa pega a su mujer o a su perro. Alguien tiene que haber por debajo, en quien descargar la frustración. Y la mujer pegará a sus críos, y el mayor pegará al pequeño, y el pequeño le arrancará la cabeza a su muñeco…

      Más cosas: en la defensa de la ciudad antigua, seguramente coincidías con alguien conocido, especialmente si era autoorganizada: te juntabas con los del barrio. En la guerra es muy importante confiar en el hombro que tienes al lado.

      Que los críos ahora no sepan lo que es la guerra no sé hasta qué punto es bueno: no entienden de sus miserias, lo cual les llevaría a desear embarcarse (más bien, embarcar a su país y que peleen otros) en una aventura bélica. Por otra parte, sí que veo muy positivo la dilución del militarismo en la sociedad española, antes siempre tan presente (al hombre le entrenaban para ser, antes que nada, soldado).

      Y falta la conclusión, que de hecho quería abordarla en un tema aparte: los identitarismos tocan una fibra sensible en el ser humano. Tenemos la tendencia innata a crear grupos, por oposición a otros. Manipular ese instinto en política es tan fácil como miserable, sean los identitarismos nacionalistas como el polaco (he acabado hasta el nabo de polacos), propios de la derecha, como los que ahora trae esta neoizquierda postmoderna: por sexo, raza o preferencias sexuales. Es curioso como todos ellos recurren al victimismo y al relato manipulado de la Historia (por ejemplo, en el caso de los afroamericanos, se les cuenta la parte del blanco esclavizando negro, pero no la parte del negro esclavizando negro, o del árabe esclavizando negro, cuando eran los dos primeros eslabones de la industria esclavista).

      Que continúe…

      Comentario por Nadir — 10 enero 2019 @ 11:13 | Responder

      • A ver cómo le digo esto… no voy a volver a un tema que no augura aportarnos nada, pero tampoco voy a consentir que se apunte tantos que no ha anotado. Si mi pensamiento no es racional, demuestrelo con razones. Ni usted puede demostrar que ese “pensamiento mágico” o el sistema que defiende no funcionaría, ni por desgracia seguramente no se me otorgará oportunidad a mí de demostrarlo.
        Como ve yo también soy muy competitivo, sobre todo en aquello que más valoro como es el razonamiento. No se trata de ser el “macho alfa”, pero tampoco voy a someterme intelectualmente a usted ni dejarle libre ese terreno sin disputarlo. Y no voy a seguir porque luego le digo a la gente cosas que después lamento profundamente. Lo que más me fastidia es que encima va a dar la impresión de que no acepto las críticas cuando nada deseo más, una crítica todo lo implacable que quiera, siempre que sea en base a razones. Lo siento, constantemente estoy tentado a borrar esto. Pero tengo que decirlo, no voy a dejar mi puesto en la muralla, mi clan es una idea que transciende más allá de nosotros mismos, se acerca a lo que Niezstche definió como “superhombre”. Y no voy a abandonarla sin lucha, porque él nos enseño que debiamos “ir a la lucha por vuestros pensamientos, y si vuestro pensamiento sucumbe, vuestra honradez debe cantar victoria por ello”

        Por lo demás, y en lo que a mí respecta, continuaremos por donde ibamos como si nada hubiera pasado.

        Comentario por capitalhumano130965713 — 10 enero 2019 @ 14:51 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder a Hudson Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: