La mirada del mendigo

12 diciembre 2018

El átomo y la honestidad intelectual

Filed under: Energía — Nadir @ 15:55

Os propongo el siguiente enlace: ¿Qué hacemos con las centrales nucleares?

En él se calcula, a partir de los costes de desmantelamiento de la central de Zorita, la factura de desmantelar todas las centrales nucleares españolas al final de su vida útil. La factura sube de los 20 G€, cuando ENRESA no tiene más de 5 G€. Recordemos que ENRESA es una empresa pública que se financia con las aportaciones de los operadores nucleares, así que según estos cálculos a día de hoy sólo está cubierta la cuarta parte de los costes de desmantelamiento. Los otros tres cuartos deberían ser cubiertos por el Estado, es decir, por la ciudadanía, lo cual es de todo punto inaceptable.

Bien es cierto que los cálculos pueden estar hinchados debido a que la central de Zorita fue una minicentral (160MW), y seguramente el volumen de resíduos no vaya en proporción a la potencia nominal del reactor. Por otra parte, ha sido la primera en ser desmantelada y se han tenido que ensayar procedimientos y tecnologías que en el resto se ayudarán de las famosas economías de escala.

Con todo, el cálculo de los autores es digno de ser tomado en consideración y obligaría a una revisión de las contribuciones de los operadores a Enresa, lo cual socavaría la rentabilidad de estas centrales.

+

Bien, hasta aquí el tema energético, pero yo quería hablar de algo mucho más importante (y en realidad, el tema no lo es poco).

¿Por qué es destacable que yo ponga una noticia así en este espacio? Porque desde hace años vengo sosteniendo que la vituperada energía nuclear es la tecnología de producción eléctrica menos agresiva con el medio natural (no tengo la desvergüenza de otros de decir “ecológica”). Efectivamente, esta consideración no ha cambiado, pero también he reconocido que es una tecnología de generación cara, especialmente si se pretende hacer bien (y con esta tecnología no puede ser de otra forma) cerrando las antiguas y construyendo centrales de 4ª generación, mucho más seguras y eficientes en el uso del combustible (y seguir investigando el ciclo de combustible cerrado).

Y ahora, pongo una noticia que es contradictoria a la línea general que ha tenido este blog durante años. ¿Cómo es posible?

Creo que es necesario hacer una reflexión profunda, de cómo nos hemos acostumbrado a la dinámica partisana en el conocimiento. Lo habitual en medios profesionales o aficionados es buscar todas las razones que apoyan una línea argumental, exagerándolas, deformándolas y, finalmente, mintiendo; mientras despreciamos, rechazamos, ignoramos o, de nuevo, negamos las evidencias que operan en sentido contrario.

Ya no es sólo en la energía o en el ámbito científico, en cualquier sector del pensamiento existe un tribalismo desmedido, en el cual se considera que aceptar siguiera parte de los razonamientos de la tribu contraria es una traición que inhabilita al que la toma en consideración como hipótesis. Como en el caso de una comunidad de fieles, es excluido por mostrar fisuras en su fe, y sus dirigentes son elegidos entre los más obcecados, los que llevan sus conclusiones sesgadas más lejos, hasta el absurdo y más allá (lo que hace poco comentaba que ocurre con el neofeminismo).

En el caso de la vida política y el periodismo, este sesgo que ya deviene en manipulación grosera alcanza su clímax, con medios especializados en sacar mierda del contrincante político y justificar las miserias de la opción que apoyan. Y ninguna de esa escoria humana con carnet de periodista repara en que la corrupción socava la misma democracia, que un ladrón de un partido no roba a los del partido de enfrente, sino que nos roba a todos.

Y es vergonzoso que este hoolliganismo propio de futboleros alcance incluso a lo que tendría que ser la sublimación de la razón: la ciencia. La ciencia podemos definirla como la búsqueda sistematizada de la verdad, el conocimiento íntimo de la realidad (dueña y señora). Es lamentable cómo en discusiones técnicas o científicas se crean bandos que fuerzan los datos para ajustarse a la posición de partida (por eso puse el caso de la energía nuclear, porque las berzotadas que tengo que escuchar de los pronucleares y especialmente de la caterva antinuclear mueve al sonrojo).

En buen castellano, eso se llama poner el carro antes que los bueyes, un dislate. Es la posición de partida la que debe ir modificándose para ajustarse a la nueva información que va llegando. Porque la realidad no se equivoca, si hay una divergencia entre tu concepción y la realidad, el problema lo tienes tú, no la realidad. Pretender lo contrario es tan ridículo como el borracho que choca contra una farola y se enoja con quien la ha puesto ahí.

Con la excusa de este artículo sobre el coste del desmantelamiento de las centrales nucleares, quisiera lanzar una súplica mucho más general por abandonar esta dinámica sectaria que Internet fomenta, y que no deja de ser una muestra de debilidad intelectual, la comodidad de conversar con quienes refrendan tu punto de vista (de la misma forma elegimos los medios que usamos para informarnos, cerrando la burbuja a un bucle de retroalimentación en que comemos lo que cagamos) y evitar aquella información que reta nuestra visión del mundo. Esto es infantilismo intelectual, y de él no puede salir buena ciencia, buen razonamiento.

Esto quiere ser una llamada para recobrar la humildad, la honestidad y el rigor. Los prejuicios, la alineación que adoptemos ante un problema, no importa. Porque debemos llegar de una maldita vez a la necesaria conclusión de que nosotros no importamos una mierda, nuestras opiniones y puntos de vista son irrelevantes en la medida en que son nuestros. Importa la realidad, ante la cual debemos postrarnos. Salvo en el mundo de los poetas, las ideas valen lo que de realidad hay en su reflejo.

Al primero que dijo la tontería de que hay que respetar todas las opiniones había que haberlo arrojado a un caldero con aceite hirviendo. No hay que respetar ninguna opinión, ninguna idea, y toda persona que se tenga respeto, que no quiera ser un pelele, debe empezar por machacar sus propias opiniones. Insisto una vez más, las opiniones no valen nada por ser nuestras, si acaso tienen algún valor es por el polvo de verdad que pueda haber en ellas.

En el caso de la política, es de importancia vital comprender que, igualmente, nuestra ideología no vale nada. Lo valioso es el pueblo, y la ideología será de utilidad en tanto en cuanto sirva a ese pueblo, le aporte más libertad y superior nivel de vida. Y esto no ocurre; unos y otros ponen al pueblo al servicio de la ideología. En vez de cuestionar sus premisas y adaptarlas para maximizar el bienestar de la ciudadanía, someten a sufrimientos al pueblo porque es más sencillo que cuestionar el dogma. En vez de adaptar la idea a la realidad, forzamos la realidad para adaptarla a la idea. Siempre pongo el ejemplo de China, cómo le fue con el Libro Rojo y cómo le está yendo ahora con el gato blanco, gato negro. Pero ejemplos tenemos de todos los colores, desde la patochada bolivariana a la dictadura capitalista usamericana.

En los últimos años, he detectado una dificultad creciente para asimilar dos fenómenos:

– la contradicción. Pero en realidades complejas es habitual que converjan razones opuestas y la búsqueda sincera de la verdad exige tomar todas en consideración hasta desarrollar una teoría unificadora que dé explicación a ambos comportamientos. En el ámbito de la sociedad, no hay bienes ni males absolutos, cualquier fenómenos, al ser proyectado sobre una colectividad, produce efectos de todo tipo que debemos estudiar sin discriminar sólo los que nos interesan.

– la disensión, lo cual me lleva a dudar de esa imagen de una sociedad cada vez más abierta y tolerante. Los cojones. Cada vez la población es intelectualmente más endeble y pueril, e interpreta un desacuerdo como una ofensa. Sólo buscamos la compañía de los que jamás nos llevan la contraria. Por eso humanizamos las mascotas y deshumanizamos a las personas, por pura cobardía intelectual.

+

Por cierto, ahora recuerdo que hace tiempo entro un imbécil regañándome por leer el blog de Nada es Gratis, por ser “de los del otro lado”. No hay más lado que el conocimiento. La cuestión es que ese blog es el más prestigioso sobre economía en lengua castellana, con diferencia. Escribe gente de mucho nivel, y aunque casi todos tengan unas coordenadas políticas muy diferentes a las mías, siempre es de interés lo que se explica y argumenta con inteligencia.

Qué débil debe ser el intelecto y los razonamientos que de él salgan de quien sólo presta atención a los medios de su cuerda.

No es verdad que estemos abandonando la religión. Simplemente estamos cambiando unas por otras. No hay más personas libres del dogma que hace tres décadas o tres siglos. Las mentes débiles necesitan creer, una fe, una doctrina. Para dudar se necesita valentía, honestidad. La ciencia es el amor por la verdad, embarcarse en un navío rumbo a lo desconocido, y aceptarlo tal y como se nos manifiesta. Sin desilusionarnos por pretender llegar a Catay y echar anclas en La Española. Es lo mismo. La realidad es bella tal y como es, porque ES. Es lo único que ES, el resto es contingencia, humo, sombras en una cueva.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

36 comentarios »

  1. Lo que sería la aplicación del método científico a todos los ámbitos de la vida. Si nuestros experimentos nos demuestran que nuestra hipótesis era errada, pues habrá que replanteársela, en vez de cambiar los resultados de los experimentos (o sesgarlos para reforzar lo que se planteaba).

    Supongo que en general seguimos siendo un homínido obtuso al que le falta evolucionar mucho todavía.

    Comentario por wenmusic — 12 diciembre 2018 @ 17:40 | Responder

    • Algo así lo están desarrollando en Finlandia. De una determinada iniciativa que se están pensando, hacen una prueba piloto. Si los resultados son buenos, la extienden al resto del estado, y van controlando su desarrollo y actuando en consecuencia. ¿Suena obvio, verdad? Hay un inmenso déficit de profesionalidad en la gobernanza de lo público. Son mediocres que se creen han sido puestos en su puesto por la Divina Providencia, así que sólo tienen que rendirle cuentas a Dios y a la historia. Pffff. Una panda catetos que, de no haber hecho carrera política, no llegaban ni para cajero de súper.

      Y la cuestión es que la izquierda siempre, siempre, debería estar del lado de la ciencia, de la razón, del desarrollo humano y no de la reacción y la involución. Económicamente yo soy socialista, no porque mole mucho (de hecho, ya no queda nadie que defienda el socialismo, soy un paquidermo) sino porque honestamente creo que es la mejor vía para lograr optimizar el bienestar de la población. Ahora, eso sí, hay que hacer las cosas muy bien, porque no tiene la autoregulación que tiene el capitalismo y los errores son magnificados. Si el socialismo es atacado por la corrupción y la funcionarización, se convierte en un completo desastre. Ahora bien, mañana me convencen de que el liberalismo económico es el sistema que mejor funciona, y me cambio a ello sin remordimientos. Porque el objetivo no es tener yo la razón, el objetivo es el pueblo, su bienestar. Remordimientos tendría de seguir con un sistema del que no esté convencido que es el mejor.

      Eso sí, lo que me jode son los que siguen con el socialismo en la boca (más bien, con el capitalismo para criticarlo, aunque para ellos “capitalismo” es algo muy similar a “modernidad”) y luego todas sus acciones pasan por él (es que ni han llegado a plantearse un sistema en el que los beneficios del capital estuvieran proscritos). Estoy harto de tanta charlatanería vacía como hay en la izquierda. Blablablablabla… cada vez parecemos más putos curitas. Así que no nos haga caso ni Dios.

      Comentario por Nadir — 12 diciembre 2018 @ 19:38 | Responder

  2. «Las costumbres sirven a los hombres, no los hombres a las costumbres», Rey Lobo, Juan Eslava Galán.

    Parece que viene ni pintada a la entrada que escribes hoy. :^)

    Es una frase que utilizo de vez en cuando para señalar eso mismo que escribes hoy.

    Salud y Revolución.

    Lobo.

    Comentario por Razlobo — 13 diciembre 2018 @ 0:16 | Responder

    • Pero también hay otro dicho, que desgraciadamente suele ser de aplicación más frecuente: El hombre es un animal de costumbres.

      O lo que es lo mismo: pereza intelectual.

      Exacto: salud y revolución.

      Comentario por Nadir — 13 diciembre 2018 @ 12:45 | Responder

  3. Me has recordado las clases de filosofía del instituto. Falsa realidad. Ideas, aquello que constituye la naturaleza de las cosas. Contradicción, rigor, población intelectualmente endeble y pueril,importar una mierda. Leí tu entrada en el cole después de comer. Me he pasado la tarde filosofando.
    Ahora no tengo argumentos para regañarte por tu opinión sobre las prostitutas un par de entradas atrás. Me revolvió las tripas. Pero bueno por eso te leo, porque me provocas.

    Comentario por erebiagorge — 13 diciembre 2018 @ 21:49 | Responder

    • Sí, te provoco… cabreos. También, vaya logro. Si tuviera algo más de arte, preferiría provocarte sonrisas, pero creo que lo mío es ya una especialización en pisar callos. Tampoco voy a negar que disfrute haciendo rabiar a todo el mundo. 🙂

      Pero compañera ¿yo por qué he de tener opinión sobre las putas? Es que no la tengo, cada una tendrá sus motivaciones, sus circunstancias ¿quién soy yo para cuestionarlas? Tú puedes echarme todas las broncas que quieras y más, pero antes de charlar de putas, puteríos y putiferios, me tienes que contar una cosa: ¿con cuántas putas has tratado? Yo es que he conocido a bastantes. Mira, te cuento: un colega trabajaba de camarero en un club, uno bastante grande. Y a veces, cuando chapaban, se venían con él algunas compañeras. No es que fueran amigas de toda la vida, pero bueno, sí que he tenido trato con varias, a las que trataba como una colega más. Porque fuera del club, eran mujeres como cualquier otra, cada una con sus pavadas y sus ilusiones. Alguna tenía menos cerebro que un mosquito, pero con alguna me llevaba bastante bien. Por cierto, una de ellas acabó casándose con uno de los colegas.

      Cuando veo las chorraditas de presentar a las putas como víctimas del heteropatriarcado opresor, recuerdo a una de estas colegas, con la que mejor me llevaba, que era cualquier cosa menos una víctima. Ojito con ella.

      Lo cual no me lleva a pensar que todas las clases de prostitución son como las que he conocido. Es un fenómeno muy diverso, y me parece ridículo pretender generalizar, y más soltando el sermoncito desde un púlpito.

      Por ejemplo, también he estado charlando con las negras que ocupan (ocupaban, ahora no tengo ni idea de cómo va eso) una zona de la Casa de Campo. Son chavalitas que han salido de la aldea y están flipando de estar en Occidente. Alguna llevaba escarificaciones, de su tribu. Por supuesto que detrás hay alguien sacándoles los cuartos que ganan (entre ellos, algunos policías), pero ninguna de ellas, ni por asomo, querría volver a su aldea. ¿Cómo lo sé? Simplemente, se reunían y cambiaban en una zona por la que solía pasar con un colega cuando sacábamos a pasear al perro. Ya nos conocíamos de vista, sabían que no íbamos a ser clientes, y dejaban de comportarse como putas (a hacer el teatrillo, como cualquier otro trabajador de cara al público) para ser simplemente personas. Que por cierto, para hablar de putillas, podríamos hablar de las que trabajan en el mostrador de una sucursal bancaria, repartiendo sonrisas según el número de ceros de la cuenta. Pues eso, a mí hablar con esas chavalitas venidas del África más profunda (y la mayoría habían aprendido el idioma en un vuelo) me estimulaba, estaban llenas de vida, de fuerza. Justo lo contrario que la putilla de sucursal.

      Aps. Otro contacto con la prostitución: un colega de gimnasio era striper y prostituto. También él una víctima ¿del matriarcado opresor? Si tengo que decirte, ése era el mayor esclavo: pero de su cuerpo. Consideraba un pecado gravísimo tomarse una manzana ¡una manzana! pasadas las 10 de la noche. Madre mía, y yo que me como media nevera…

      Desde luego, si tuviera una hija, preferiría que fuera puta a tener otro oficio en que fuera haciendo daño a la gente. Policía, por ejemplo. Eso sí, quisiera que trabajase en buenas condiciones, las que no les permiten tener a las putas los progres como la Ministra de Trabajo. En una sociedad abierta, libre del secular estigma, el oficio de puta podría ser de los más bonitos, nobles y valorados.

      Comentario por Nadir — 15 diciembre 2018 @ 2:42 | Responder

      • Estigma, eso es lo q tienen alguno de mis alumnos cuyas madres son putas. “Eres hijo de una puta” le dicen los malnacidos de sus compañeros. Que cabrones, que tristeza. Acabo de llegar de farra y si, conozco algunas. Madres, tristes, solas. A una la llama todas las mañanas mi compañera para q se levante y traiga al niño al cole.
        Subo en bici todas las mañanas y paso por un burdel mierdoso y cañi con la bandera de España en la puerta. Aparcado en frente esta el coche de un hijoputa qvlas trata como la mierda y al q me gustaría sacarle los ojos.
        Puta si quieres vale, tuve una compañera puta en la facultad. Mira a mucha honra. Pero esas qje están tristes …se me parte el alma. Y sus hijos .quieres tener una hija puta? Yo no,. Me voy al catre q seguro q empiezo a decir gilipolleces..

        Comentario por erebiagorge — 15 diciembre 2018 @ 5:07 | Responder

        • Se agradece tu entrada y la honestidad Nadir y con honestidad te pagamos pero ya tuvimos esta conversación hace mucho tiempo y sabes como difiere mi opinión al respecto. Basarse en una experiencia personal a tu manera de ver interesante pero que a mi juicio es totalmente atípica y nada representativa obvia la mucha literatura que hay al respecto sobre la transferencia sur-norte y este-oeste de mujeres captadas por mafias para servir de carne humana en burdeles y calles infectas del primer mundo o lo que es lo mismo reconocer la pobreza y extrema necesidad como el motivo último de esas desgraciadas chicas y no tan chicas (mayoritariamente). Personas a los que somete a palizas, violaciones y otras formas de tortura aberrantes…

          https://www.elespanol.com/reportajes/20180207/sandulache-proxenetas-obligaban-esclavas-no-hacian-suficiente/282972868_0.html

          https://www.elespanol.com/reportajes/grandes-historias/20160929/159234518_0.html

          Por no hablar del inefable Ioan Clamparu en su momento el mayor proxeneta de Europa…

          https://elpais.com/elpais/2018/10/23/mujeres/1540291537_300853.html

          Curioso que sea necesario tal nivel de aberrante violencia para “convencer” a las mujeres (insisto, mayoritarias en este caso, justo es reconocerlo) para llevar a cabo una actividad que deja mayormente unas terribles secuelas psicológicas en forma de estrés postraumático de por vida como cualquier trabajador social, personal sanitario o párroco de barrio metido te puede confirmar.

          https://www.mujeresparalasalud.org/prostitucion-y-salud/

          Un comercio de seres humanos multimillonario que según relata la ONU esta solo por debajo del de armas y justo por encima del de drogas. Me resulta curioso compañero que siendo tú una persona tan inteligente no veas el paralelismo claro entre el tráfico negrero de siglos anteriores y está nueva esclavitud de nuevo/viejo cuño que de tan habitual parece invisible. Y es que entre otras cosas y principalmente para que hubiera ese trato “mercantil” tan aséptico que tu defiendes tendría que haber una perfecta simetría entre las partes que, obviamente, no se da en la mayoría de los casos. Que no Nadir, que el mundo de la prostitución no tiene que ver en su mayoría con la hermosa universitaria que vende su cuerpo ocasionalmente para comprarse un IPhone o unos zapatos Jimmy Choo poniendo la tarifa que le plazca y dándose el “lujo” de discriminar potenciales clientes (te suena lo de “solo caballeros serios y solventes”) sino, más bien, con la puta desgraciada sin opción en la vida que tiene que tragar y no solo en sentido figurado para poder seguir tirando un día más en clubs infectos o polígonos de mala muerte haga un frío helador o caiga un sol de justicia. Que yo también por circunstancias de la vida he tratado tangencialmente con mujeres que han estado en ese mundillo, la última la ex amante de un buen amigo, eslovena a más señas y que aún sin nadar en la abundancia a conseguido salir del tema. Ya es casualidad que no quiera saber nada del asunto de volver a ejercer y eso que dentro de lo malo ella lo hacía en un pisito, recogidita y con calefacción no te digo ya de las chicas nigerianas (algunas claramente en el limite de la edad legal) que ofrecen su cuerpo en las rotondas de los extraradios del levante con esa mirada entre apática y triste que describe erebiagorge. ¿Tu hija puta antes que policía?¿en serio? ¿preferirías ver al fruto de tus entrañas haciendo felaciones a tipos grasientos en la Casa de Campo y descargándose en su boca por veinte euros antes que llevar una placa?. En fin Nadir, entiendo por el condicional que utilizas que no tienes hija y por eso dices eso tan a a la ligera pero desde el respeto que te tengo permíteme que te diga que eso suena a boutade de señorito de casino de provincias. Ese tipo de boutades, por cierto, que al negar la posibilidad de unas fuerzas de seguridad neutrales y sujetas a derecho que velan por la protección de tod@s lleva a la izquierda con frecuencia y frivolidad debido a la ausencia de discriminación y matiz alguno a sostener supuestos tan maniqueos como eso de que la policía, así en paquete, es una opresora y perruna servidora del Poder cosa que nos lleva indefectiblemente a esas dialécticas de trinchera de “opresores y oprimidos” que tan buenos resultados esta dando últimamente a la progresía. Por cierto, si te fijas bien en los primeros enlaces te darás cuenta que se ven policías y guardia civiles deteniendo a semejantes inmundicias humanas; sin aspavientos y sin darse el pisto hacen su trabajo mucho mejor que mucho oportunista metido a mercachifle político. Otra cosa es que me manifestaras tus dudas en que, y ahí si estariamos de acuerdo, semejantes prohibiciones de la Ministra de Trabajo vayan a tener alguna eficacia en la lucha contra un tema tan complejo pues me temo que todo a lo más lo convertirán en algo más clandestino y oculto como ya paso en tiempos en el este comunista. Ya veremos.

          En fin tete, como siempre un placer.

          Ciao

          Comentario por Javitxu — 15 diciembre 2018 @ 11:56 | Responder

          • Por cierto erebiagorge quiero entender que lo de burdeles “con la bandera de España en la puerta” va más en el sentido de que las banderitas son a menudo refugio de canallas y no en la línea de sugerir unas supuestas esencias puteras en el ADN de los españoles porque de ser así le advierto desde ya por sino lo sabe que el mayor número de burdeles y whiskerias se dan en esta nación en el llamado arco mediterraneo que mire usted por donde coincide geográficamente casi al 100% en esos imaginarios “Països Catalans”. Como ve algo perfectamente transversal que tiene más que ver con la bragueta que con supuestas identidades nacionales pues afecta igual a boinas que barretinas.

            😉

            Comentario por Javitxu — 15 diciembre 2018 @ 12:16 | Responder

            • Por cierto con lo de “deteniendo a semejantes inmundicias humanas” me refiero obviamente a los proxenetas no a las pobres chicas.

              Comentario por javitxu — 15 diciembre 2018 @ 12:53 | Responder

            • A cuento de la nacionalidad de los puteros, tengo que añadir un apunte: en España la prostitución es alegal y tolerada, en Portugal es ilegal y, por tanto, perseguida. ¿Resultado? Cerca de la raia, del lado gallego, abundan los clubes con clientes mayoritariamente portugueses. No es tanto la nacionalidad sino la cultura, en concreto la represión sexual islamojudeocristiana la que crea esas tensiones sociales que la prostitución procura resolver.

              Comentario por Nadir — 15 diciembre 2018 @ 15:36 | Responder

            • No me cabe duda. Un dato de los q quedan con flecos y a Mendi no le gustan. Hoy en el trayecto Toledo Madrid conté 17 ” clubs”. Hasta que me cansé .

              Comentario por erebiagorge — 15 diciembre 2018 @ 17:27 | Responder

              • Por cierto, en uno, a todo trapo desplegaba una gran vela: desde 39€
                Será la resaca q me da ganas de vomitar.

                Comentario por erebiagorge — 15 diciembre 2018 @ 18:13 | Responder

              • A Mendi le gustan todos los datos, mientras se ajusten a la realidad (vease parrafada de ahí arriba).

                ¿Que me gusta que estén ahí? Pues la verdad es que no, el ejercicio de la prostitución en esta sociedad, en la inmensa mayoría de los casos, es un trabajo sórdido realizado en condiciones indignas. ¿Podría ser diferente? Sí, por supuesto, podría y de hecho ha sido en según qué sociedades (se suele mencionar la prostitución sagrada) pero para ello tendría que cambiar la mentalidad de la sociedad radicalmente (bastante menos abierta de lo que pretende ser). Y si cambiare, probablemente la sociedad podría prescindir en buena medida de la prostitución. Ocurre algo muy parecido al aborto, que es fomentado precisamente por aquellos que lo criminalizan: el puritanismo y la represión sexual consiguiente crean las condiciones sociales para la proliferación de la prostitución. En el mejor de los casos, pues es su vía de escape más o menos tolerada.

                Comentario por Nadir — 15 diciembre 2018 @ 18:22 | Responder

            • Sin duda.
              entre los de la franja mediterránea, la atlántica y el centro peninsular coloreamos un mapa que habría que introducirlo en el currículo de ciencias sociales de primaria. Para que vayan discerniendo.
              El tema me toca de lleno y me solivianta de tal manera que a veces tengi q vacunarme contra la rabia.
              Sé que hay mucha gente que piensa como tú.

              Comentario por erebiagorge — 15 diciembre 2018 @ 18:23 | Responder

          • Lo cierto es que podría haber abierto una entrada sobre prostitución, para tenerlo todo ordenado; pero bueno, tampoco importa, lo relevante es que haya una buena discusión. Contigo está asegurada. 🙂

            La base de tu argumentación es que la mayoría de la prostitución es bajo coerción. Vamos, que la mayoría de putas son víctimas de trata. Entonces, estamos hablando de cosas distintas. Estamos hablando de un delito de secuestro. Me da igual que sea para pedir un rescate, para hacerlas trabajar en un club o en un taller de costura clandestino. ¿Existir? Pues claro que existe. Que haya miles de personas en España en condiciones de esclavitud (y esclavitud es esclavitud, sexual o de cualquier otra índole) y que la policía esté haciendo la vista gorda debería ser un escándalo que derrumbase gobiernos. Pero se sigue tolerando.

            ¿Son mayoría, son minoría? Claro, no tenemos un censo de víctimas de trata, tampoco de prostitución voluntaria, para comparar (problema del prohibicionismo). Desde los ámbitos prohibicionistas se dice que son mayoría, desde las propias asociaciones de prostitutas se dice que ni de coña. Yo no quiero generalizar mi experiencia, y por supuesto carezco de datos que respalden una teoría u otra. Lo que yo quiero es deslindar ambas realidades. Prostitución hay mucha, igual que no es lo mismo jugar de futbolitsta profesional en el Madriz o en el Getafe. Pero las mujeres que son forzadas a prostituirse, eso es una categoría completamente distinta: eso es delito de secuestro, amenazas y esclavitud. Sobre ello no hay paños calientes, ni criminalizar al cliente, ni sermones morales o neofeministas… no, sobre eso sólo cabe una actitud: la detención de los secuestradores y su puesta a disposición judicial. Empleando los medios que el Estado emplearía con cualquier otro secuestrado, toda la potencia que usó para encontrar por ejemplo a Ortega Lara. Pero no se hace. De hecho, las mujeres no están en un zulo supersecreto bajo una prensa hidráulica. No, están desempeñando un trabajo de cara al público. Así que, aquellas que estén forzadas, debería ser inmediato para las fuerzas policiales su localización y liberación, y detención de sus captores. Y no se hace. O, mejor dicho, se hace con cuentagotas.

            Y ahora, hablando del resto de prostitución, el 20, 50 u 80%, que no es trata. ¿Qué beneficio obtienen esas mujeres cuando el Ministerio, por ejemplo, prohíbe su sindicación? ¿Son más libres, más puras? No, están más jodidas, más explotadas, por no cerrárseles esa vía de reivindicación de sus derechos.

            Lo que yo he conocido, en inmensa mayoría de los casos, son mujeres con una paupérrima base educativa, todas ellas inmigrantes, que se han visto abocadas a la prostitución porque simple y llanamente no sabían hacer otra cosa. Como le comentaba a Amor, es o eso, o los invernaderos, o si eres muy afortunada y tienes referencias, hacer pisos o cuidar viejos.

            Sobre lo de puta o policía, he conocido no a bastantes, pero si a algunas putas, y a un número bastante mayor de policías y militares. Y jóvenes que luego acabaron siendo policías o militares. En todos los casos, eran personas sin formación y capacidad para dedicarse a otra cosa. Unas habían vendido su coño, los otros su conciencia, para salir adelante. En general, la transacción no se había efectuado sin desgarro, y si bien muchas putas, sobre todo con el paso de los años, acaban amargadas, sí que claramente, al menos según mi ya no corta experiencia, son mucho mejores personas que los policías. Prístino como el agua: las putas tienen, en general, un nivel ético superior al de los policías. No es ninguna boutade, sino una conclusión hija de la experiencia.

            Por cierto, esas fotos de policías deteniendo a proxenetas están muy bien como publicidad institucional pero, si tan mayoritaria es la trata, hemos de concluir necesariamente que son la excepción y no la norma. En cualquier caso, también hecho en falta la foto de los sobornos que reciben los policías por hacer la vista gorda con las prostitutas (forzadas o no). Que la policía participa tanto en el negocio del proxenetismo como del narcotráfico no debería ser para ti una novedad, ¿verdad? De hecho, así ha sido siempre. ¿Todos? No, claro que no. Pero sacar estadísticas de policías corruptos es tan complicado como de víctimas de trata, cada uno se inventa las cifras que quiere. En cualquier caso, son dos realidades paralelas que no existe mucho interés en ponerles fin.

            Sobre los detalles escabrosos del trabajo, eso es indigno de ti. Me recuerda al desprecio con que se habla del trabajo de los cuidadores de ancianos, limpiando culos de viejos. Pues sí, haciendo un servicio a personas que lo necesitan. No cabe un trabajo más digno, ya quisieran poder estar a la altura muchos de corbata y trajecito.

            Ninguna puta me ha hecho nunca mal alguno. De la policía, no puedo decir lo mismo. Por lo general, individuos acomplejados por ser el tonto de la clase que luego, una vez revestidos de poder, tratan de resarcirse haciendo ostentación y abuso del mismo con el resto de ciudadanía. Desde que nacieron siendo la última mierda, una vez investidos de uniforme y pistola tienen una ansias desmedidas e indisimuladas de demostrar que también son importantes, que pueden más que los demás y, por lo tanto, finalmente, están por encima. Por eso un policía manda más que un investigador del CSIC o un ingeniero de telecomunicaciones, a pesar de sus limitaciones intelectuales y morales. Precisamente por ellas.
            En cuanto al ejército, está esperando su turno por si algún día la policía no basta, y por ello cobran. Es muy buena cosa eso de tener un salario seguro a fin de mes y a todo un Estado respaldándote, pero en el caso de mi hija, preferiría que fuera buena persona y durmiese con la conciencia tranquila de no haber hecho daño a nadie. Sin duda, mejor puta (pero no en las condiciones en las que los neofeministas y ultracatólicos la obligarían a trabajar).

            Está visto que, en esto, no nos vamos a poner de acuerdo. 🙂

            Comentario por Nadir — 15 diciembre 2018 @ 16:35 | Responder

            • No hombreeeee no te des por vencido! 😉

              Lo bueno que tiene lo de contrastar ideas es que los argumentos se van afinando y llegan los consensos. Si yo se por donde vas y estamos más de acuerdo de lo que en un principio pudiera parecer. Lo de deslindar el tema me parece muy apropiado en algo tan poliédrico. Por resumir te diría que saliendo de la trata y en las circunstancias idóneas en las que una mujer (u hombre) con opciones de ganarse el pan en un trabajo convencional eligiera, en última o primera instancia, buscarse la vida con su entrepierna en libre albedrío sin la coacción de la fuerza o la miseria pues ningún problema. No soy tan ingenuo je, je ,je, se que esa prostitución de tipo “escort” existe y no voy a ser yo el que le diga a nadie como utilizar su cuerpo de hecho veo hasta lógico que, como insinúa erebiagorge, ante la perspectiva de trabajar de administrativa por mil euros al mes y poder sacarte eso en un par de jornadas sin grandes esfuerzos pudiendo seleccionar tu agenda y disponiendo de mucho tiempo libre para tu disfrute personal pues no hay color. El explicito ejemplo que te puse no emerge en ningún modo por algún tipo de escrúpulo puritano por el cual me parezca que cualquier actividad que desemboque en un intercambio de fluidos a cambio de dinero me parezca “indigna” sino más bien por el tema de la explotación: ¡que no soy Bosco! 😉 . Y para que veas que soy refractario a la moral judeocristiana que por cultura me corresponde pero de la que la modernidad me vacuno incluso yo mismo y en circunstancias tan acotadas me podría plantear contratar los servicios de una meretriz según las circunstancias o incluso, ¿porque no?, yo mismo oficiar de gigoló para atractivas mujeres de mediana edad con mucha pasta y relajada moral encantadas de ser cabalgadas por un magnífico y viril ejemplar de macho hispano como un servidor entre sabanas de blanco satén y con el “Sexual healing” de Marvin Gaye de fondo (nota mental: a esté respecto pedir consejo a Dan…ejem…a la madre de Nadir conocida por tod@s por su exquisito gusto músical). En igualdad de condiciones y observando una esencial higiene yo me bajo al pilón ¿por qué no?.

              Hablemos pues de explotación a secas entonces y de ese mercado de carne humana a 39 lereles que tanto perturba a nuestra compañera y que viene a ser el lado oscuro y sangrante del asunto ¿ Como resolverlo? Pues aparte de profundizar en lo evidente que es, a saber, el combate de mafias y proxenetas, la protección con especial hincapié en la inserción sociolaboral de las víctimas, la educación de los niñ@s en la igualdad y, sobretodo, la lucha en origen de la pobreza que es consecuencia de todo lo demás pues no se que más añadir. De hecho el tema que tanto engorila últimamente desde las posiciones progres de tratar el asunto desde el lado de la demanda castigando al putero y no atendiendo las reclamaciones por parte del colectivo afectado en base a no se qué de que eso sería dar legitimidad a una actividad inmoral además de favorecer al proxeneta es que no lo veo claro; porque a mi que se me diga como se va a mejorar la situación de las prostitutas relegandolas a una oscura clandestinidad donde es mucho más probable que, desprovistas de cualquier derecho, sean explotadas por desalmad@s de toda condición. Además es que tenemos un ejemplo claro en lo que paso con la prohibición de las drogas sucesora a su vez de la ley seca que, no casualmente, se inspiraba en las ligas puritanas antialcohólicas que pululaban por los Estados Unidos allá por el siglo XIX con las consecuencias por tod@s sabid@s: expansión de la drogadicción y, aún peor, el engorde de unas mafias que se hicieron poderosas sobremanera al dejarles en la mano el monopolio de un mercado sumamente lucrativo al punto que hoy por hoy se miden de tú a tú con no pocos Estados. Mira que lo leí hace semanas en el periódico y aún cuando lo pienso no llego a entender la lógica más allá de una consecuencia directa de la extremada compartimentación de la izquierda posmoderna que le lleva a militar en grupetes cada vez más pequeños que por diminutos son muy proclives a la endogamia y la erradicación del heterodoxo lo cual, a mi juicio, explica su extremada tendencia a planteamientos maximalistas en los que cualquier posibilismo o inciso razonable se ve como una traición a la ortodoxia. Quien me iba a decir hace años que el puritanismo del futuro iba a venir…desde la izquierda!!. Una izquierda antaño dedicada a tumbar muros en pos de la igualdad para tod@s independientemente de la clase, credo, sexo o lugar de nacimiento y que ahora se dedica a poner cada vez más entre las personas. Yo ya no entiendo nada.

              Y mientras tú, los demás y yo discutimos esperando el advenimiento de ese mundo perfecto que todos ven a la vuelta de la esquina de su causa esas pobres chicas se les va la vida mientras siguen a la intemperie sin que podamos al menos dotarlas de unos derechos mínimos con los cuales estar más resguardadas y desde los que podríanvtomar las riendas de su vida como bien dice Emilio.

              Con todo os recomiendo (yo me lo baje de la red pirateando) un cómic llamado “Pagando por ello” de Chester Brown en el que de manera autobiográfica y lejos del tópico sórdido que acompaña al mundillo cuenta su periplo putero después de una ruptura sentimental hasta acabar emparejándose con una de las chicas. Muy interesante.

              En fin Nadir, como ves más que posturas irreconciliables una simple cuestión de matiz que a mi juicio necesitaba una aclaración que ya me has dado 😉

              Eso sí….NO LE DES DISGUSTOS A TÚ MADRE !!

              No es decente, ni patriótico.

              Comentario por Javitxu — 17 diciembre 2018 @ 14:49 | Responder

        • Pero entonces, ¿qué es lo condenable? ¿La prostitución en sí misma o los que la estigmatizan? ¿La prostitución o la imposibilidad de desarrollarla como cualquier otra profesión, con unos derechos laborales y unas cotizaciones sociales? ¿La prostitución, o el limbo legal que ampara a los empresarios que se aprovechan de ella?

          El gran problema de las putas es que es algo con lo que se gana mucho dinero. Y ese dinero, o se lo queda el chulo, las que trabajan en la calle, o el empresario, las que trabajan en clubes. Y las que consiguen ir por libre, se lo funden a toda velocidad (muchas veces, en drogas). Así que cuando llega el momento del retiro, ni se han preparado para dirigirse a otro segmento laboral ni tienen pasta ahorrada. Pero vamos, eso pasa con una puta o con un futbolista de segunda división (al menos éste tiene algo cotizado).

          Por lo tanto, no hay que dejar que sean putas, sino de que estén tristes. Para ello, lo primero sería escucharlas, a sus organizaciones, a los colectivos que trabajan con ellas (Hetaira). Luego, ver las circunstancias que las abocan a la prostitución. Si una inmigrante llega aquí y no tiene papeles, tiene muy pocas formas en las que ganarse la vida. Bajo un invernadero, haciendo casas o de puta. Ninguna de ellas es buena y si se lo consigue montar bien, la de puta quizá sea la menos mala (sin duda lo peor es el invernadero, expuesto a unas concentraciones altísimas de plaguicidas). Y el tema inmigratorio se está manoseando por unos y otros, unos para quedar bien y ponerse medallas y otros para captar votos con el odio. Es obvio para cualquiera que tenga una inteligencia normal que no puede haber una política de puertas abiertas, esto no ocurre en ningún país del mundo gobierne quien gobierne. Ahora bien, quien llega, de la forma que llegue, hay que concederle derechos, no puede ser meterle en un limbo legal en el que no existe administrativamente. Especialmente el derecho a trabajar. Porque si no, lo estás sirviendo en bandeja para que empresarios sin escrúpulos lo exploten. De puta o de cosas peores.

          Pero es que la solución es la receta de siempre, la de tantos problemas sociales: buena educación y, a la salida, una economía sana que absorba esa fuerza laboral. Si hay más candidatos que sillas (juego de las sillas musicales), los que sobran tienen que trabajar en las rendijas del sistema, o delincuencia, o de mantero, o de puta, de gorrilla… Y el sistema los criminaliza, pero es que es totalmente injusto. ¡Faltan sillas! Y luego, realmente el o la que quiera dedicarse a la industria del sexo, pornografía, prostitución o lo que sea, sin tener la soga al cuello de la miseria, pues estupendo, magnífico y maravilloso.

          Lo de la hija puta, que lo comenté porque es el típico argumento. Imagínate que tienes dos hijos, el niño se mete a transportista y la niña a scort. ¿Por cuál estarías más preocupada?

          Comentario por Nadir — 15 diciembre 2018 @ 15:32 | Responder

          • Mendi, hablas tanto y tan bien que casi me convences.
            La pregunta es ¿qué prefieres tener una hija puta o un hijo putero?

            Comentario por erebiagorge — 15 diciembre 2018 @ 17:31 | Responder

            • Probablemente lo primero. Debe ser muy triste tener que pagar para recibir caricias.

              En cualquier caso, me es suficiente con saber que uno u otra se conducen correctamente, sin hacer daño a nadie y bien cuando puedan.

              Comentario por Nadir — 15 diciembre 2018 @ 18:07 | Responder

              • Tristísimo. O no.
                Hace tiempo vi una peli donde la protagonista era una terapeuta sexual y sus pacientes discapacitados de diferentes orígenes. Hacía visitas a domicilio y les concedía un tiempo de caricias y sexo. Y dulzura. LUego volvía a su casa donde todos aceptaban y conocían bien su trabajo. Me pregunté si sería capaz de hacer yo lo mismo.
                Trabajo bien remunerado, horarios saludables, reconocimiento social y cobertura.

                Comentario por erebiagorge — 15 diciembre 2018 @ 18:58 | Responder

                • ¿?¿? Es decir, que si a una puta le cambiamos el nombre por “terapeuta sexual”, ¿entonces ya es admisible?

                  Una de las cosas que más detesto es la creencia en el poder de conformación de la palabra. Designar como “gato” a un perro no hace que maúlle. Afectará a quien observe al perro y pueda sentirse confundido, tentado a creer que es un gato, pero el perro seguirá sin atreverse a subirse a un árbol.

                  Esto es como el chiste, llamar al recepcionista el “phone and door manager”. Yo me niego a entrar en ese juego de trileros de las palabras.

                  Comentario por Nadir — 16 diciembre 2018 @ 12:23 | Responder

                  • Era una peli y en la peli el curro de la tipa era ese: terapeuta. Yo admito y aplaudo cualquier iniciativa tomada con libertad. Y desapruebo cualquier abuso en cualquier actividad ( así que ponte a barrer la casa)
                    Y tú a veces ladras y me confundes.😜

                    Comentario por erebiagorge — 16 diciembre 2018 @ 20:30 | Responder

          • Habria q estudiar muy bien el tema. El prohibicionismo no creo q arregle nada, o multar a los puteros, de hecho en mucho estados de Usa lo hacen y siguen habiendolas. Habria que ver que pasa en los paises que es legal. Me inclinaria mas por esta opcion, actualmente el limbo juridico en el que se situan es aberrante, basicamente para al menos en teoria, reconocimiento, su seguridad y sus derechos sindicales, como cualquier otro trabajador, ademas de aportar un dinero extra a las arcas publicas. Mirar para otro lado y hacer como no existen ese problema no es la solucion, pero es muy español, o mejor para que no se me indigne javitxu muy mediterraneo, jajaja.

            Comentario por Emilio Fernandez — 15 diciembre 2018 @ 18:31 | Responder

            • Yo creo que para empezar habría que empezar por escucharlas, reunirse con sus representantes y ver qué tienen que decir, que proponer y de qué se quejan. Muchos hablar de ellas, sobre ellas, en favor de ellas… pero no se las deja hablar a ellas.

              ¿En qué otro caso se trata de solucionar la problemática asociada a un colectivo… y no se deja hablar a ese colectivo? Por ejemplo, el conflicto del taxi. ¿No es absurdo abordar el tema sin hablar con los taxistas? Al final, sobre la prostitución todo el mundo quiere tener una opinión, y la única que no es tenida en cuenta es la de las mismas putas. Es que hay que joderse…

              Comentario por Nadir — 15 diciembre 2018 @ 18:36 | Responder

              • tb es verdad, pero tb es verdad q cae de cajon q tengo los mismos derechos q otros trabajadores, no? 😉

                Comentario por Emilio Fernandez — 15 diciembre 2018 @ 18:51 | Responder

  4. Por llevar la contraria, comentaré sobre el aperitivo y no sobre el plato principal:

    El futuro de la energía nuclear de fisión pasa por el éxito o fracaso de los FBR (Fast Breeding Reactors, o Reactores Rápidos de Recrecimiento) ya que estos reactores permitirían usar el uranio 238 que ahora mismo sólo se usa en balística, y que representa el 97% del uranio disponible en la corteza terrestre. También permite usar el Torio como semilla para generar combustible nuclear, ya que por sí mismo no sirve.

    El problema de los FBR, que se usan desde el inicio de la era atómica (la bomba de Nagasaki era de plutonio sintetizado en un FBR) es su funcionamiento con una alta densidad de radiación neutrónica, lo cual va inherentemente ligado a inestabilidad y riesgo de reacción descontrolada.

    De hecho los accidentes nucleares durante la Guerra Fría tanto en US como en la URSS fueron de este tipo de reactores donde se produce el plutonio para las armas nucleares.

    Todas las grandes potencias nucleares andan trabajando en estos reactores para producir combustible extra para su línea de reactores convencionales más seguros, aparte de mantener su capacidad de producir plutonio para armas nucleares. Hay unos 12 proyectos en diversas fases de desarrollo. Rusia tiene al menos uno operativo pero su función principal es tratar residuos de alta actividad (los que almacenamos en las piscinas de los reactores y no se pueden guardar en otro sitio porque tienen que estar permanentemente refrigerados)

    India apuesta por estos reactores porque tienen grandes reservas de Torio que no podrían usar de otra manera. China tiene que alimentar a todas las centrales nucleares que ha puesto en marcha en los últimos tiempos (ahora mismo es la principal suministradora de tecnología nuclear civil en el mundo por simple cuestión de costes, la Westinghouse y la GE no pueden competir en eso) Francia anda colaborando con Japón para mantener vivas sus centrales (En Fukushima los franceses probaban plutonio como combustible en uno de los reactores, afortunadamente ese no estalló) Y el resto anda esperando a ver qué tal va el tema.

    Un tema largo e interesante.

    Saludos

    Comentario por Hudson — 14 diciembre 2018 @ 14:04 | Responder

    • Lo de llevar la contraria siempre es bienvenido.

      Es tarde, así que procuro ser breve:
      El problema de los FBR es sobre todo que son diseños más caros que los PWR de toda la vida. Como contrariamente a lo que se dice, el uranio es barato y abundante, y el proceso de los RAA no supone mayor problema, seguimos operando los reactores convencionales. Pero la tecnología está ahí, si realmente el suministro de uranio fuera un problema, bastaría desempolvar el combustible gastado y tendríamos energía para varios siglos.

      El mayor accidente es, como todos sabemos, Chernobyl. Que era una planta de producción de plutonio pero no era un FBR, sino un reactor moderado por grafito y refrigerado por agua ligera (un RBMK).

      Para radiar el Torio y conseguir U233 necesitamos también moderar la velocidad de los neutrones, generalmente con agua pesada. Son los TBR (Thermal Breeder Reactor).

      Lo de usar Pu como combustible en combinación con U viene ya de lejos. Los canadienses llevan usando MOX desde hace tiempo, y si la memoria no me falla también los british. Hablo de memoria porque, desgraciadamente, es un tema cada vez menos popular y hace tiempo que ni lo trato. Pero me gustaba, fue de las asignaturas que más me gustaron de la carrera, de hecho. Soy mecánico, pero estuve dudando si especializarme como nuclear. Pero realmente, en España…

      Comentario por Nadir — 15 diciembre 2018 @ 3:03 | Responder

      • El uranio es barato y abundante, cierto. Pero siempre me gusta decir que el ser humano tiene esa capacidad de agotar lo inagotable y hacer finito lo infinito.

        Y esa es la tendencia, China está apostando por la nuclear, Japón reabre sus nucleares y hay bastantes proyectos nuevos, la demanda de uranio crecerá bastante si se cumplen las predicciones de incremento de la demanda de electricidad.

        Mientras la producción depende del precio del uranio. Para extraer más de manera rentable hay un precio mínimo que hoy no está. Si el precio del uranio no crece, no crece la producción.

        Hay 12 reactores FBR en construcción no por casualidad, se le ven las orejas al lobo.

        Saludos

        https://www.fnarena.com/index.php/2018/08/24/why-the-uranium-price-must-go-up/

        Comentario por Hudson — 17 diciembre 2018 @ 11:19 | Responder

  5. Lo primero, enhorabuena por el blog, hace poco que lo sigo pero me parece de lo más interesante siempre.

    Igual que Hudson, voy a comentar sobre el aperitivo porque me parece que la energía nuclear es un gran error que no tiene razón de ser. Igual que otras tecnologías, funcionan y son rentables a la vez que asequibles únicamente por la socialización de los costes, que es una de las mayores trampas de nuestro sistema económico.

    Ahora mismo no tengo cifras delante, pero si los costes derivados de los desmantelamientos, de los realojos de población, de las limpiezas de costas, de las indemnizaciones a pescadores, ganaderos o agricultores los hubieran de pagar las empresas que explotan las instalaciones que causan estos desaguisados, ¿cual sería el precio real de la energía? Como bien reza el título de ese sitio que mencionas, nada es gratis, y los costes de la sanidad sueca por la nube tóxica de Chernobil los paga el estado sueco. ¿A qué precio vendería Tepco la energía si tuviera que hacer frente al realojo de cientos de miles de japoneses, la descontaminación y las indemnizaciones?

    Cuando se calculan los costes de explotación o la rentabilidad de un sistema de producción nunca se tiene en cuenta el coste de la seguridad medioambiental o de la población (aunque viene a ser lo mismo). Para mí es muy sencillo: si tienes una panadería y necesitas una furgoneta de reparto calculas, entre otras cosas, el coste del combustible, el seguro o la amortización del vehículo. Pero en el caso de las grandes energéticas (y otras «industrias», como la banca) es el estado, es decir, nosotros, quien costea los accidentes, los desfalcos de la cúpula o los destrozos del medio ambiente.

    Salud y revolución.

    Vale.

    Comentario por Javier — 14 diciembre 2018 @ 23:49 | Responder

    • Pues tu primer comentario y directo al spam. Vaya puntería! Lo siento, es algo que me desagrada en extremo pero no sé cómo evitarlo. Como comentaba en la entrada que acabo de publicar, éste lo he salvado por pura casualidad, pero a saber cuántos se habrán ido por el retrete. Es una falta de respeto a quien se molesta en escribir, y me molesta que aunque no sea culpa mía sí que entiendo es mi responsabilidad.

      Por lo demás, no puedo enrollarme, pero debo decir que no estoy de acuerdo. Quiero decir, estoy totalmente de acuerdo en que hay que imputar los costes de todas las actividades económicas, no sólo la generación eléctrica. Absolutamente de acuerdo, y además he escrito bastante al respecto.

      En lo que difiero es en las conclusiones a las que llegas: si imputamos todas las externalidades, en el caso concreto de la producción de energía, la nuclear sería con mucho la más barata. Sólo una pista: el coste en víctimas. ¿Cuántas vidas deja la minería del carbón cada año? Compara con las muertas prematuras asociadas a los accidentes nucleares, haz una proporción en función de la energía producida por cada vía, y verás a qué me refiero. 😉

      Salud y revolución!!!

      Comentario por Nadir — 16 diciembre 2018 @ 13:16 | Responder

      • Hola:

        Respecto al mensaje directo a spam, pues no te preocupes. Me alegro de que los hayas comprobado y rescatado.
        Respecto al mensaje en sí: pues vaya ejemplo me pones. No entiendo la oposición carbón / nuclear; salvo que te refieras a que actualmente está todavía en uso y por eso es competidora de la nuclear, pero aquí creo que estamos teorizando sobre la idoneidad de un sistema, ¿no?
        En los ejemplos que escribí en mi primer comentario mencioné la limpieza de las costas, pero podría haber incluído las muertes por contaminación o por los peligros de la extracción en sí. Mi teoría es que se contabilizasen todos los efectos de una tecnología en los costes, las renovables que ahora no se consideran 100% viables no solo lo serían sino que ganarían por goleada.
        Y como con el carbón pasa con los coches y con otras mil cosas más. Se consideran sobre 50.000 muertes al año en Europa asociadas a la contaminación de los vehículos. Si hubiese un medicamento (o un juguete o lo que sea) que matase 50.000 personas al año solo en Europa se prohibiría inmediatamente. Pero cambiar los motores de combustión por los eléctricos y prohibir los coches particulares en beneficio de un sistema de uso compartido se considera inviable.
        El mayor obstáculo para estos cambios (y para no considerar todos los costes) es el paradigma de producción actual, que es centralizado. Se proponen ejemplos de centrales solares, eólicas o maremotrices mientras cada uno en su casa ve cómo entra un cable. Y ya. Y mientras la producción sigue, como ahora, necesitando la gran inversión del gran capital. Seguimos dominados por los mismos. Te recomiendo «Economía solar global», de Hermann Scheer, alemán, ex-comisionado europeo para la energía (por Los Verdes). El cambio a un modo de producción descentralizado no solo abarata los costes sino que optimiza el sistema. Ahora no tengo enlaces a mano, pero hay experimentos muy recientes en Alemania de producción distribuida con almacenamiento (baterías en las casas) que funcionó tan bien que no solo era más eficaz y económico, sino que servía para proteger el resto de la red a modo de amortiguador.
        Bueno, eso, perdón por el ladrillo, pero es que me hablan de la nuclear y se me enciende el reactor.

        Comentario por Javier — 18 diciembre 2018 @ 14:26 | Responder

  6. Las escorts de Mendiguín:

    https://www.girlsbcn.net/escorts-barcelona/

    Las putas tristes de erebiagorge:

    http://www.pasion.com/contactos-mujeres/

    Los puteros de Javitxu:

    https://spalumi.com

    Ésta es una cuestión tan complicada para un palurdo como yo, que no me veo capaz de emitir una opinión al respecto.

    En cambio, Javitxu, mi absoluta competencia en crítica musical, sí que me capacita para manifestar una opinión incuestionable acerca de cuáles serían los fondos musicales apropiados para tus futuras veladas de recio e ibérico gigoló.

    Déjate de “Sexual healing” y demás ordinarieces y opta por la siempre elegante música de los Mojinos Escozíos.
    En particular, te recomiendo este tema.

    Comentario por Ernestico Pollancas — 17 diciembre 2018 @ 21:28 | Responder

  7. Reflexionar, meditar, comprender, estructurar, aprender, interiorizar. Mi muy limitado cerebro se resiste a reordenar sus construcciones cuando una idea antagónica aparece, aunque se muestre sólida y bien estructurada. Y eso que a mi me divierte mover los cajones donde guardo los conceptos y hacer limpieza de mis ideas más polvorientas.

    Si encima no te divierte, no estás acostumbrado, ni musculado para trasladar archivos, archivadores y a veces habitaciones enteras de ideas, me parece lógico y natural que te posiciones, te blindes y te pertreches en una trinchera inexpugnable en la que cualquier argumento pasa por encima tuyo. Y tu en tu lodo más o menos cómodo, con la sensación de estar en casa, relajado, en un estado energéticamente bajo, con las líneas claras en los conjuntos y sub-conjuntos, donde si no miras con demasiada atención, está claro qué está dentro y qué está fuera, qué es bueno y qué es malo, quien si y quien no, que debo hacer mañana y que no debo hacer.

    Fácil, manejable y simple realidad (realidad entendida como lo que nos muestra el cerebro en nuestra pantalla interna).

    Mi (nuestro) -sobrevalorado- cerebro no está demasiado adaptado para gestionar y operar con la compleja realidad exterior, que nos arrolla cada día. Me presenta simplificaciones y a pesar de ello me saturo y empiezo a resoplar y chirriar cómo una vieja locomotora de vapor cada vez que algo se pone intenso.

    El dogma es cómodo, el eslogan relajante, la creencia segura. Nos escondemos en esas madrigueras para que la angustia no nos reviente el esternón como un alien hambriento.

    La consciencia (ya se que con este concepto entro en un jardín…) es un invento muy moderno y por lo tanto CUTRE. La naturaleza es una CUTRE con mucho tiempo por delante.

    Con todo no logro discernir si esta reflexión aporta algo o sólo es más ruido de fondo.

    Comentario por Xavier Casabona — 26 diciembre 2018 @ 20:21 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: