La mirada del mendigo

15 diciembre 2018

Por qué el multiculturalismo está reñido con la integración

Filed under: Política — Nadir @ 20:42

Como comentaba antes, la inmigración es uno de esos temas en los que es inútil encontrar un discurso inteligente. La caverna usa la inmigración para zarandear el árbol con la vara del miedo y poner la red para recoger los votos que caen haciéndolo. La nueva progresía, lo que antes bautizaba como la alt-left, por el contrario, usa la inmigración como oportunidad para exhibir su grado de adhesión a la causa buenrollista y dar imagen de cosmopolitismo. Unos exageran los problemas (cuando no los inventan), y los otros responden instalándose en la negación de la realidad. Asumir que la inmigración puede plantear problemas es para un neoprogre tan difícil como que un viejo facha reconozca que es un fenómeno social con aspectos claramente beneficiosos para la sociedad de acogida. Pero negando los problemas no se resuelven, empeoran. Y, encima, recabas el descrédito social por crear una nube de realidad paralela y mudarte a vivir a ella.

Mientras tanto, los poderes económicos callan y dejan hacer, pues saben bien cuáles son sus intereses.

Es uno de los grandes temas de nuestro tiempo, además una cuestión que amenaza con quebrar a la izquierda europea de medio a medio y, sin embargo, aún no he leído nada inteligente al respecto, al menos en lengua castellana. Es lamentable, bochornoso el nivel político en España, que en cuestiones de inmigración basa el discurso en adjudicar al inmigrante unos valores positivos (el exótico buen salvaje de cultura no menos valiosa que la nuestra) o negativos (el bárbaro invasor que pone en peligro nuestra civilización). Todo el discurso gira en torno a ese esquema: crear sendas figuras de inmigrante-tipo y vestirlas y caracterizarlas de acuerdo a sus propios prejuicios (caricaturizarlo). Y de ahí no lo desencallas.

Así que quería proponer un artículo que me ha parecido que va algo más allá y sobre el cual se puede empezar un debate.

Making sense of immigration: Why multiculturalism is at odds with integration

En la misma revista apareció una contestación que aporta algo más de contenido al debate:

Why multiculturalism is not at odds with integration: a response to Ambrosch

Sí, lo siento, están en inglés. Es lo que hay. Si alguien tiene algún otro enlace en lengua civilizada que aportar, será de agradecer. Hasta el momento, sólo he leído idioteces destinadas a recibir aplausos de su público, no a comprender la cuestión.

+
+
+
+
+

BOLA EXTRA: en los comentarios alguien menciona éste breviario de microagresiones. Si queréis saber por qué decir que…

– Sólo hay una raza, la raza humana
– No creo en razas
– No me importa el color de tu piel
– Considero que debería ser la persona más cualificada quien obtuviera el puesto

… son microagresiones racistas, tendréis que leerlo. Y más os vale, porque es la nueva realidad que nos va a tocar vivir.

También es útil para explicar la victoria de Trump y la pujanza de la derecha en medio mundo: es que realmente la alternativa es ridícula, risible, grotesca.

Aps. Y en lo que a mí me respecta, seguiré diciendo y practicando que no me importa una mierda la proporción de melanina o lo que cada cual tenga entre las piernas. Contra el racismo y el sexismo, independientemente de las bobadas que estén de moda en cada momento.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

4 comentarios »

  1. En mi opinión, x lo general la gente no tiene problemas con el color de piel, lo tiene con el islam. Si algún día los musulmanes se convierten en ateos radicales se acabo el problema.

    Comentario por Israel Santiago Sánchez — 16 diciembre 2018 @ 8:20 | Responder

    • En realidad el problema gordo lo tienen las personas aquejadas de fundamentalismo religioso. Cuando la religión condiciona tu vida, te autoexcluye de la sociedad. Pero vamos, eso también lo puedes apreciar con los ultracatólicos.
      Cuando llegas a un nuevo lugar, tienes una dificultad para integrarte en la nueva sociedad. Esto pasa siempre, incluso cuando el cambio es dentro del mismo Estado. Si encima tienes una religión que se basa en la creación de un «nosotros» y un «ellos» (todas las abrahámicas), y te obliga a remarcar las diferencias con la sociedad de acogida en vez de diluirlas, pues el proceso de integración se dificulta y, cuanto más integrismo metas, se detiene y empieza a revertir (segundas y terceras generaciones con menos intención de integrarse que sus progenitores).

      Pero vamos, tampoco se puede decir que la gente no tenga problemas con el color de piel, porque sigue habiendo racismo. El color oscuro de piel se asocia a pobreza, y cualquier rasgo asociado a la pobreza es tabú.

      Comentario por Nadir — 16 diciembre 2018 @ 12:30 | Responder

  2. Aquí os dejo un enlace al Jot Down que me parece muy oportuno a la entrada con algunas consideraciones de enjundia…

    https://www.jotdown.es/2018/12/espanoles-pero/

    Saludiños

    Comentario por Javitxu — 18 diciembre 2018 @ 13:50 | Responder

  3. No sé si esto debería ir por aquí, ya que tiene algo que ver con ciertas ‘microagresiones’ a las que todos somos sometidos sin darnos cuenta, o si vá más bien en tu entrada sobre lo que tú llamas Alt Left y que yo (y algunos otros) llamamos Ctrl Left (junto al Esc Center y la Alt Right).

    Mientras miramos a cosas muy evidentes, no nos damos cuenta de cómo, por otra parte, bajo la ‘corrección política’ en el habla, nos meten la peor de las censuras. Sólo nos falta gritar ‘vivan las caenas’ y tal.

    En el fondo, es lo mismo la corrección política con los transgénero que la corrección política con los inmigrantes.

    Corrección que me ha llevado a ver cómo en una ‘universidad de verano’ de cierto partido autodenominado de izquierdas (ja) en una ‘aula’ hablaba de lo malos que somos por machistas, mientras que en la de al lado, y a la misma hora, hablaba de acoger a los musulmanes con los brazos abiertos (de piernas las señoras), que son muy guays (se ve que de machismo nada), y tal. Vamos, que sólo faltaba que lo inaugurase el Soros este.

    Una pena. El nivel intelectual de la gente, especial pero no únicamente en el ámbito político, hace tiempo que cayó por debajo del umbral de inteligencia ‘humana’.

    Estamos al final del ciclo de la oclocracia de la anaciclosis…

    Y luego me tachan de milenarista catastrofista ;OP

    Beamspot.

    Comentario por Beamspot — 18 diciembre 2018 @ 19:11 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: