La mirada del mendigo

27 diciembre 2018

Una fábula neoecologista

Filed under: Ecología — Nadir @ 11:51

Esta vez, dejadme que os cuente una fábula.

Érase que se era un río que discurría por un paisaje devastado por las repoblaciones forestales, los incendios y el avance imparable de las acacias. Sin embargo, el bosque ripícola del curso alto de este río se había conservado relativamente bien y había merecido la inclusión en la Red Natura como LIC.

Este río oficia de frontera entre dos concellos. La margen derecha es un pequeño concello rural, gobernado por la derecha más atrasada, asilvestrada, cerril y zote que cabe imaginar. La ribera izquierda depende de la capital de la comarca, un villote que en las pasadas elecciones cambió de manos a la izquierda chupiguai del P$O€ y el BNG (el grupo de Podemos en la comarca es tan grotesco que no los vota ni su madre).

La izquierda inclusiva e interseccional quiso demostrar su compromiso ecologista y lo hizo de la única forma que se le ocurre a una corporación municipal: contratando los servicios de un constructor. Los ayuntamientos, gobierne quien gobierne, tienen por objeto dar carga de trabajo a las constructoras, no tienen otra finalidad ni capacidad de actuación.

Pues bien, la iniciativa ecologista consistió en limpiar, es decir, desbrozar la margen siniestra que administraba hasta dejarla como un campo de golf. Eso sí, estoy seguro que lo hicieron de forma inclusiva y con perspectiva de género, porque estos paletos pierden el culo en copiar todas las tonterías que ven en los medios para intentar disimular el olor a bosta de vaca.

Sólo los árboles de mayor calibre fueron indultados, y ni siquiera todos, sino un tronco por cada pie. Sobre este paisaje ecológicamente devastado abrieron una pista que ni siquiera está cerrada al tráfico (es frecuente que pasen por ella criajos con sus ruidosas motillos). Hay que decir que hay pistas y carreteras que ya discurrían a una decenas de metros de ambos márgenes del río, fuera ya de la delimitación de la Red Natura que sólo comprendía, como hemos dicho, el bosque túnel de los árboles de ribera y su vegetación asociada, ese sotobosque que los aldeanos modernitos consideran maleza y basura. Convirtieron una antigua senda de pescadores en una pista que, según la terminología botarate oficial la han llamado ecovía fluvial biosaludable o no sé qué imbecilidades de este neolenguaje infecto. Es decir, ahora es un paseo fluvial para disfrute de los villanos que ya pueden cómodamente pasear por un entorno antropizado que es lo que les gusta a esta carroña humana acomplejada de haber nacido en el rural. ¡Ya semos como los de Madrí! Y se han cargado la mitad de un ecosistema muy valioso incluido en la Red Natura para poder tener la ilusión de contar con su propio Parque del Buen Retiro.

Sería inútil tratar de explicarles que esta actuación, en un país civilizado, les llevaría de cabeza a la cárcel por un grave delito medioambiental. Esta basura humana neoprogre está encantada de haber prestado un servicio a la ecología, liberándola de esas feas plantas que impedían la contemplación del río, el mismo periódicamente devastado por la rotura de las balsas de decantación de las obras del AVE, esa infraestructura que, ya sí que sí, traerá la prosperidad a esta tierra. La consideración de que la declaración de Red Natura (que como vemos no es una figura de protección pues no protege de nada ante la estupidez de un consistorio, tan ignorante y pueril como el niño que abraza a la mascotita que le han regalado hasta aplastarla) era debida precisamente a la existencia de ese ecosistema de ribera que han conseguido destrozar. Al menos en su margen izquierda. En la otra margen, abandonada a su suerte por la despreocupación del consistorio garrulo, aún puede prosperar libremente la vegetación de ribera que, a su vez, da cobijo y sustento a la fauna asociada a este tipo de ecosistema (anfibios, reptiles, aves y pequeños mamíferos, ese bicherío desagradable a todos estos burros de cuidada vestimenta).

Por lo tanto, tenemos la paradójica situación de que la parsimoniosa salamandra, el tímido zorzal, buscarán refugio en la orilla aún preservada del lado administrado por el gobierno de palurdos cejijuntos escopeteros, huyendo del compromiso ecologista del consistorio progre que ha destruido su hábitat para convertirlo en un lugar de recreo. Si pudieran votar, esas plantas de ribera, esos animales que entre ellas prosperan, votarían por la derecha de la boina que hace lo mejor que se puede hacer por ellos: ignorarlos, dejarlos tranquilos. Votarían al demonio con tal de huir del espíritu ecologista y solidario de los que con no más letras que los palurdos reaccionarios, tienen la pose y la petulancia de pretender ser modernos.

La desgracia es que el daño causado incumbe a todo el entorno del río, ya que el trasiego de gente que transita por la orilla recientemente despejada dificultará que la fauna refugiada en la ribera facha pueda realizar sus funciones básicas, alimentarse, aparearse, nidificar… huyendo a lugares más retirados y apacibles, lejos del abrazo destructor de los neoecologistas.

Esta anécdota me viene muy al cuento para denunciar a la izquierda alternativa que, en nombre de la ecología (como del feminismo y la inclusividad) desarrolla políticas segregacionistas, racistas, sexistas y, en este caso, ecocidas (el mejor ejemplo es la devastación producida por la moda giliprogre de los biocombustibles), simplemente porque es lo que está de moda. Evidenciando dos cosas: la primera, su falta de preparación intelectual y, la segunda, la falsedad de su compromiso por los valores que dicen defender y que sólo reproducen en lo superficial, en lo anecdótico, lo semántico y lo gestual. La política de gestos es la característica más definitoria de esta alt-left postmoderna contra la que me he alzado en armas, la izquierda del postureo.

En plata: a esta escoria humana de estética casual le importa una higa ni los ecosistemas, ni las especies animales, vegetales o fúngicas que en ellos prosperan. Sólo les importa su ombligo, dar cuenta al mundo de las maravillosas personas que son en una constante escenografía de egolatría sectaria.

Este hatajo de osados ignorantes, refractarios al pensamiento científico basado en la duda metódica y muy duchos en la charlatanería de axiomas magufos repetidos de forma acrítica a modo de mantra o salmodia, está conduciendo a la izquierda al despeñadero. ¿El antídoto? Un brebaje de eficacia universal: rigor, rigor, rigor. Estudio, y avanzar sin perder en ningún momento el pasamanos de la realidad. Exterminar la irracionalidad, la superstición y el dogma allá donde se encuentren, y antes que nada cuando aparecen en el propio organismo y amenazan gangrena.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

13 comentarios »

  1. Reblogueó esto en El blog de Juan Manuel Grijalvo…y comentado:

    Otra dosis de INcorrección politica.

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 27 diciembre 2018 @ 14:14 | Responder

  2. Desde luego, necesitamos trascender el debate, ya sin sentido y puramente ideológico, de izquierda/derecha para abordar los problemas más acuciantes que afectan al planeta y a las sociedades en su conjunto. Pero por ahora estamos muy lejos de ese panorama, significaría que los humanos por fin nos habríamos decidido a tener un poco de cordura.

    Comentario por Iván Bethencourt — 27 diciembre 2018 @ 14:19 | Responder

    • Habría que refinar un poco más el comentario. Lo primero, la realidad no es ni de izquierdas ni de derechas, la realidad ES, por encima del juicio del observador. Por lo tanto, la ciencia, el estudio de la realidad, tampoco lo es. En este caso, que una actuación urbanizadora del medio natural suponga una merma en la biodiversidad de un ecosistema no es objeto de controversia política, o es así o no.

      Por otra parte, en modo alguno creo en la superación de las categorías de izquierda y derecha, porque esto siempre implica la desaparición de aquellas ideas y valores asociados a la izquierda. No es una superación, es una capitulación. No, lo que yo exijo es más, mucha más y mejor izquierda, más radical y más racional, echando a patadas a magufos, charlatanes y gafapastas. Pero esto va a ser difícil porque, simple y llanamente, son mayoría en las organizaciones (activistas de profesión).

      Comentario por Nadir — 27 diciembre 2018 @ 15:24 | Responder

      • Muchos economistas afirman, con estudio y rigor, que muchos ideales de la antigua izquierda y marxistas están equivocados, sobre todo en el aspecto económico, hay que abandonarlos, por eso la izquierda se ha quedado sin sustento ideológico y está como está. La derecha como se centra en el individuo y el beneficio personal jamás se acabará como ideología pero es perniciosa igual.

        Para avanzar tenemos que cambiar completamente como sociedad y seguir valores más “ilustrados” como de alguna manera has dicho tu y que se han dicho toda la vida (mejor democracia,igualdad, educación) pero parece que el mundo quiere volver a la oscuridad con gobernantes patateros tipo trump que no aportan soluciones útiles o entorpecen directamente.

        Por cierto, el cambio climatico es cada vez mas evidente en Galicia, con un tiempo soleado y caluroso en pleno diciembre.

        Comentario por Alex — 28 diciembre 2018 @ 4:00 | Responder

        • Ciertamente, pero lo que afirmen muchos economistas no es ciencia. Para que sea ciencia, hay que demostrarlo. Y yo precisamente espero algún día poder demostrar que el socialismo es un sistema con un desempeño superior que el capitalismo, no sólo más justo, sino también más eficiente y productivo. Ahora bien, esto no se construye desde la nada, hay que teorizar y llevarlo a la práctica, y es lo que me cago en Dios nadie está haciendo, mientras se pierde el tiempo en debates estériles.

          ¿La derecha se centra en el individuo? No estoy de acuerdo. En modo alguno. El ideal de patria, de comunidad de creyentes, paz social… son todos conceptos de la derecha. Pero bueno, es un tema peliagudo porque no hay una derecha, como no hay una izquierda, y la atención al individuo puede ser en múltiples planos. Pero en general, la lucha por la autonomía del individuo respecto al grupo, para desarrollarse según su antojo (por ejemplo, que un hombre pueda llevar el pelo largo o una mujer trabajar de camionera), ha sido una lucha de la izquierda. Ahora bien, hay excepciones, y ahora vivimos una oleada identitaria que precisamente pretende contaminar la izquierda.

          Para avanzar no queda otro camino: estudio, estudio, estudio. Ciencia, rigor, razón. Y en este caso, sí que cabe afirmar que TINA (there is no alternative). Yo estoy convencido que el camino de la izquierda y el de la razón van parejos, y si divergen, habrá que virar para realinear el discurso con la realidad, que NUNCA puede estar equivocada.

          Por lo del cambio climático… en realidad, podría ser una simple casualidad (y vengo de estar en manga corta en el campo). Cuando juntas los datos de todo el globo, año tras año, es cuando aparece un patrón innegable: el planeta se está calentando. Esto es tremendo, y tengo miedo que la gente acabe por mezclarlo con otras magufadas que se promueven y acabe pasando de ello. Y es una amenaza muy real.

          Comentario por Nadir — 28 diciembre 2018 @ 16:22 | Responder

          • Me refiero al individuo poderoso, que es el que quiere que se defiendan sus riquezas y bienes, a veces a costa de perjudicar al colectivo o sociedad, por eso digo que es pernicioso.

            En mi opinión los filósofos de la ilustración ya nos marcaron las bases a seguir, que son laicismo, sufragio universal, igualdad,educación frente a ignorancia y superstición, libertad, separación de poderes y fraternidad, todo ello adaptado a nuestro tiempo, porque efectivamente el liberalismo económico que ellos propugnaban fue un desastre, pero el 80% mínimo debe ser usado para gobernar cualquier país de forma adecuada.

            Muchas veces el mundo ha ido mal por no querer sus gobernantes seguirlos, como los gobiernos fascistas en contra de la ilustración o gobiernos capitalistas y comunistas, EEUU y la URSS saltándose los derechos humanos o en el caso de la ultima ignorando la separación de poderes.La educación ciudadana de calidad es fundamental para crear una democracia avanzada, los ciudadanos no deben dejarse engañar.

            No es casualidad el nuevo clima gallego, llevamos años con menos lluvias, mas sol y mejor tiempo, en 50 años Galicia será la nueva Valencia con todas sus buenas y malas consecuencias.También es posible que empecemos a notar en nuestras costas los efectos de los vertidos radioactivos pero ese es otro tema.

            Comentario por Alex — 28 diciembre 2018 @ 22:39 | Responder

          • Entiendo tu escepticismo ante los economistas, muchos hablan por interés, pero muchos otros buscan verdaderamente un conocimiento que ayude a las personas, por ejemplo keynes en su momento.

            Comentario por Alex — 28 diciembre 2018 @ 22:41 | Responder

  3. El podemismo no es la izquierda, es un parásito populista. Por lo demás, lo que queda de izquierda real en el estado español se somete gustosamente a la última ocurrencia de estos impostores.

    Comentario por Ojete Calor — 28 diciembre 2018 @ 10:47 | Responder

    • Tampoco estoy de acuerdo. No hay blanco y negro. El surgimiento de Podemos supuso un revulsivo en una izquierda que, recordemos, estaba secuestrada por los cuadros calientasillones de IU. Podemos ha metido mucha presión para destapar corrupción, frenar iniciativas reaccionarias y promover muchas iniciativas que inciden en la vida de los trabajadores. El balance es muy bueno.

      Sin embargo… falta rigor ideológico y académico, salvo cuatro o cinco que saben leer, el resto se mueven por ocurrencias y slogans y, finalmente, están sucumbiendo todos (incluso los cuatro o cinco anteriores) a la religión del identitarismo postmoderno (que, no lo olvidemos, fue creado como una alternativa inerme al marxismo dentro de la izquierda, una forma de desarmar a la clase trabajadora, me sorprendería que sin el patrocinio del capital).

      Comentario por Nadir — 28 diciembre 2018 @ 16:12 | Responder

  4. Holaaaaaa tod@s!

    En fin, que ando muy liado con las fiestas pero no puedo evitar que esta fabula tuya me haya recordado “El vizconde demediado” un libro de Italo Calvino que leí en mi juventud en el que el noble don Medardo de Terralba es partido en dos mitades simétricas por un cañonazo turco sobreviviendo milagrosamente ambas. El caso es que cuando vuelve a sus dominios la parte mala es terrible en el ejercicio de su poder con sus súbditos y cuanto le rodea pero es que cuando tiempo después llega la parte buena es casi…..peor! XDDDDDDDD. En fin, cuidaros gente y precaución con el segundo asalto de la Nochevieja que las uvas son traicioneras.

    Zorionak eta urte berri on!

    Comentario por Javitxu — 28 diciembre 2018 @ 14:34 | Responder

  5. Muy buenas, Javitxu.

    La breve sinopsis que has hecho del libro basta para picar mi curiosidad. Me parece que puede ser un libro con la suficiente mala hostia como para que valga la pena leerlo. Lo echo a la saca.

    Muchas gracias por la recomendación y que pases tú también una buena Saturnalia! 🙂

    Comentario por Nadir — 28 diciembre 2018 @ 16:06 | Responder

  6. Y esa barbaridad ¿no es denunciable? Ya se que la red natura 2000 sólo existe en el papel, pero algo se podrá hacer, ¿no? Malditos políticos.

    Comentario por Greg — 29 diciembre 2018 @ 20:18 | Responder

    • ¿Denunciable? Sería difícil, siendo el promotor el propio ayuntamiento, cuenta con todos los permisos (que se autootorga). De hecho, la obra está ejecutada con fondos de la UE al desarrollo.
      Habría que pelearlo en los tribunales, pensando en llegar al TGJ o el Supremo. Obviamente yo no tengo el dinero para hacerlo, y la asociación “ecologista” que hay en la comarca (ADEGA), de la cual tengo que hablar en algún momento, está en gilipolleces varias (y aún estarán muy contentos con la obra).

      Comentario por Nadir — 30 diciembre 2018 @ 12:00 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: