La mirada del mendigo

6 enero 2019

El séptimo de caballería

Filed under: Internacional — Nadir @ 2:45

Ya empieza a ser una regla matemática: en cuanto se producen avances que hacen tambalear las posiciones de alguna facción yihadista siria, Turquía presiona desde la frontera para distraer fuerzas y frenar el ataque.

No es sólo que arme y financie a diferentes milicias islamistas (principalmente, Ahrar al-Sham, lo cual le ha permitido imponerse frente a otros grupos rivales). Eso también lo hacen las petromonarquías y al menos hasta el año pasado lo hacían también algunos integrantes de la OTAN. Es que usa su propio ejército para dar cobertura a estos grupos. Grupos entre los que se encuentra el Estado Islámico, algunos de cuyos ex-combatientes ahora han sido integrados en las filas de sus proxy.

He escuchado muchas veces el argumento de que esto no es una guerra religiosa, que eso es sólo un subterfugio bajo el que se esconden intereses políticos y económicos. Bien, por supuesto, esto es cierto, pero que existan estos intereses no es excluyente para el móvil religioso. Cuando tienes un bando que reiteradamente alude a la religión como razón de su lucha, en su discurso, en sus símbolos, en su parafernalia… blanco y en botella. Quizá quienes les sirven las armas les muevan, además, otros intereses pero parece evidente que un joven de Asia central no acude al avispero sirio para arriesgar su vida en pos de conseguir que el gas árabe sea tan competitivo como el ruso en el mercado energético europeo, sino para erradicar la herejía en el islam y ganarse así un sitio en la Yanna.

Vemos que la distribución de papeles de aliados y enemigos en Siria responde exactamente a la adscripción religiosa. Y Turquía es el caso más evidente de que nos encontramos ante una yihad, porque se puede argüir que otros estados suníes que están echando gasolina al incendio tienen además intereses económicos en el cambio de signo del gobierno de Damasco, pero precisamente Turquía no tiene ningún interés especial en derribar el tapón que Siria hace para la entrada en Europa del gas árabe: ya es una pieza clave en el tránsito del gas ruso e iraní, no le interesa alterar el statu quo. Y, sin embargo, es el Estado que más se ha involucrado en el derrocamiento de Assad, hasta el punto como digo de intervenir con sus propias fuerzas armadas e invadir un buen pedazo de tierra al Norte de Alepo. Un movimiento que no sé muy bien qué salida podrá tener, porque para la comunidad internacional volver a dar por bueno el derecho de conquista sentaría un peligroso precedente; pero en la opinión pública turca, alimentada por el belicismo neo-otomano, una retirada se asemeja mucho a una derrota.

Pero la noticia hoy es otra retirada, la de las tropas usamericanas en territorio controlado por las SDF (kurdos y árabes laicos). Para desesperación de los cargos de su gabinete, accedió por sorpresa (todo el mundo coincide que no estaba en el guión) a hacer el petate y marcharse, dejando campo libre para que el ejército turco invada la ribera izquierda del Éufrates. Se supone que Turquía tendría el encargo de acabar con los remanentes del Estado Islámico en la provincia de Deir ez Zor, pero esto debería ser absurdo hasta para un botarate como Trump. Para que Turquía llegue a la bolsa en la que resisten varios miles de guerrilleros del Estado Islámico, cerca de la frontera iraquí, tendría que recorrer el país de Norte a Sur. Y hay una pequeña dificultad: entre medias hay unos kurdos con pocas ganas de permitir este movimiento. No dudo que el ejército turco tenga potencial para lograrlo (al fin y al cabo, tomó Afrin en un terreno montañoso mucho menos favorable para desplegar su superioridad armamentística), especialmente si se emplea a fondo. Pero tendrá que luchar. Y desde que crucen la frontera hasta que lleguen a la bolsa de Ulayat, pueden pasar como mínimo semanas.

Obviamente, viéndose atacados, los kurdos aliviarán el cerco para concentrar tropas en el frente Norte, procurando detener la invasión. Lo cual irremediablemente provocará la dispersión de esos combatientes, que podrán escapar a la inmensidad del desierto. Los extranjeros, probablemente tomen el camino de regreso a sus sociedades de origen, Francia, Bélgica, Reino Unido, las repúblicas caucásicas… Los árabes (entre ellos, su lider al-Bagdadi si aún sigue con vida), se quedarán para volver a resurgir en cualquier otro momento y lugar. Cuando se está a punto de culminar la campaña contra el Estado Islámico, entra Turquía para salvarles el culo in extremis. Como cuando, en la situación más desesperada en las pelis del oeste, llegaba el séptimo de caballería. Para el Estado Islámico, Erdogan es su general Custer.

En realidad, la idea promovida por Washington de que el ejército turco terminará el trabajo en la bolsa de Ulayat es un insulto a la inteligencia. Además de la falta de voluntad (cada vez que Turquía ataca al Estado Islámico, éste curiosamente se disuelve sin presentar batalla, y sus milicianos reaparecen en territorio controlado por Ankara integrados en los freedom fighters), más allá de la evidente incapacidad (para cuando consiguieran las tropas turcas alcanzar ese punto, ya no habría bolsa que liquidar porque se habrían esfumado). Pero es que, además, mucho antes que las tropas turcas llenarían el espacio dejado por las unidades kurdas las unidades del ejército sirio: sólo tienen que cruzar el río. Si hasta ahora no lo han hecho (o mejor dicho, lo han hecho y tuvieron que recular) es por la presencia de unidades de la coalición del otro lado del Éufrates.

Ahora ya, entrando en el terreno de la especulación, quizá por ahí venga el acuerdo: los kurdos abandonan el territorio tomado en la provincia (incluyendo los pozos de petróleo que ahora controlan) y aceptan una cierta autonomía en la región de Kobane a cambio de apoyo contra el invasor turco.

Se me ocurren otras posibilidades, inclusive el rizo de la desfachatez: que los socialistas ateos de las YPG sean pertrechados por la integrista Arabia de los Saud con armamento antitanque y, quizá, antiaéreo para devolverle a Erdogan la humillación por el caso Jashogyi, haciéndole probar una ración de lo que sus tropas están sufriendo en Yemen. A fin de cuentas, si no tienen empacho en actuar en comandita con Israel…

O quizá la más plausible, que el experimento político kurdo sea aplastado entre los dos ejércitos, el sirio y el turco. La cuestión es que aquél no va sobrado de fuerzas, sobre todo si se trata de enfrentarse al ejército más poderoso de la zona (en guerra convencional, uno de los más nutridos del mundo), así que también el gobierno sirio tiene interés en formar un frente común con los kurdos, así que éstos al menos tienen una baza con la que negociar.

Por último, una reflexión: la no ya frágil, sino inexistente política exterior europea lleva a que EEUU use ciertos estados como monigotes. Presionó para descartar el ducto que serviría gas directamente a Europa a través del Mar Negro, privándole a Bulgaria del mismo caramelo que se le ha quitado a Ucrania: los peajes por el tránsito de ese gas. Los ucranianos, sin duda, han hecho un magnífico negocio haciéndole el juego a USA: no hay más que ver cómo de bien se despeña su economía, privada de prácticamente la única ventaja que tenía su industria: acceso al gas ruso a precio preferencial. Todo para que un país del otro lado del Atlántico pueda ofrecernos su gas vía metaneros. Ridículo. Y encima éste país nos dé sermones de seguridad energética. Indignante.

Bien. Pues de todas formas ese gas ruso (y caucásico) entrará en Europa, pero a través de Turquía, así que hemos introducido un nuevo jugador al cual le hemos dado el poder de cerrar el grifo: Erdogan, sin por ello restar ni un ápice de poder al origen de ese gas, Rusia. Si antes estábamos condicionados, con el Turkish Stream ahora estamos doblemente condicionados. Brillante. Los búlgaros se han mirado al espejo y han descubierto cómo les salían unas enormes orejas de burro, que les deben picar una barbaridad.

En cuanto a la maniobra de Trump, podemos pensar en maquiavélicas intenciones ocultas, pero yo creo que simple y llanamente es una arroutada (término gallego, no sé muy bien cómo traducirlo, una ocurrencia, una venada) que le dio, porque Erdogan le estaba calentando la cabeza, sin valorar el alcance de lo que estaba diciendo (para desesperación del resto del gabinete que seguía la conversación y de los funcionarios que tenían que implementarla, empezando por el mismo Mattis). Una pura estupidez que personas adultas están tratando de enmendar sin que se note que llevan la contraria a su jefe. Imaginad la imagen, según sale el último contingente usamericano de una posición, por el lado contrario inicia el ataque el ejército turco mientras sus antiguos aliados tratan de hacerle frente. Menudo papelón.

Hay tiempo, y es posible que todo se arregle con acuerdos. De hecho, para cuando se vayan realmente las últimas unidades, es probable que haya concluido la toma de ese pequeño tramo de tierra en la orilla oriental del Éufrates en el que resisten los supervivientes de mil batallas del Califato. Pero el prestigio de EEUU, como estado criminal defendiendo sus intereses, pero al menos serio, confiable y predecible, está a estas alturas hecho jirones. La White House, a estas alturas, es una mezcla entre el plató de television de un reality show y un circo de barrio.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

4 comentarios »

  1. Saludos:

    Durante días llevo dando vueltas con una pregunta: ¿Por qué Turquía no ha atacado ya? Lleva semanas acumulando una gran cantidad de tropas en la frontera con Siria y no se han movido.

    No estoy muy seguro pero creo que esto tiene que ver con los últimos acontecimientos en el follacabrato de Idlib. Nuestros amigos llevan semanas atacándose entre ellos, cosa que me alegra mucho. Los que están siendo corridos a hostias son precisamente los grupos yihadista compuesto por turcomanos. Ya están en Afrin pidiendo ayuda a su protector turco. Y encima hay puestos turcos en Idlib que han sido rodeados y no tendrían la más mínima oportunidad de resistir sin ayuda. Turquía puede verse bien jodida con su experimento en el norte de Siria.

    Igual vosotros tenéis alguna información que me haga salir de dudas.

    Comentario por Vicente Millán — 6 enero 2019 @ 12:19 | Responder

    • Ahora que citas a los grupos turcomanos. La excusa de invadir otro país por proteger a minorías étnicas emparentadas con la mayoría del Estado invasor tiene un precedente claro: der Sudeten. O, sin ir más lejos, Crimea.

      Bueno, sobre la pregunta principal yo creo que está clara: mientras no evacúen los americanos no pueden más que enseñar los dientes con cañoneo desde la frontera. En un bombardeo casi se cargan una posición gringa y debieron recibir una fuerte reprimenda. Lo de acumular tropas, es lo mismo que sucedió en Gaziantep. Pasaron meses esas unidades en espera hasta que cruzaron la frontera.

      De todas formas, yo creo que aquí la pieza determinante es Rusia. A la diplomacia rusa, que ha dejado claro que es profesional, le interesa que Siria y Turquía lleguen a un acuerdo, para no verse en la tesitura de elegir bando (y el gobierno sirio los necesita absolutamente para no ser arrollado). Por otra parte, los kurdos saben que todo ese territorio conquistado es sólo un espejismo. Es muy difícil sostener una campaña contra un gigante como el ejército turco, sin ni siquiera contar con el respaldo de la población local. Ni democracia, ni diversidad ni hostias: son kurdos, un escalón por encima de un perro para la población árabe. Vivir en territorio controlado y administrado por kurdos es una ofensa. Las YPG se replegarán a sus zonas de influencia en el Norte, y el espacio será ocupado por Damasco. La cuestión es cómo frenar a Turquía. Quizá estableciendo una zona de seguridad en la frontera controlada por policía militar rusa, como en Daraa. La cuestión es que los rusos no tienen ningún interés en salvarle el culo a los kurdos. Tampoco tienen nada contra ellos, mientras no discutan la autoridad de Assad. Pinta muy mal para esa gente, y de verdad que lo siento. No porque sean kurdos, que ya ves, otra etnia más, como podrían ser caldeos, amorritas o hurritas (leía el otro día que éste es el origen de la población occidental siria, más o menos lo que son los alauitas), sino que su programa político es con mucho el más avanzado de las facciones enfrentadas.

      Comentario por Nadir — 6 enero 2019 @ 17:22 | Responder

  2. Gracias mil. Ya estaba a punto de pedirte una entrada sobre Oriente Medio porque mis únicas fuentes de confianza sois Joey Ayoub y tú. La muerte de Khashoggi es una de mis preocupaciones permanentes.

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 6 enero 2019 @ 13:41 | Responder

    • Bueno, yo no soy ni muchísimo menos una fuente primaria. Sólo recojo aquí y allá hechos aislados razonablemente contrastados e intento darles un sentido.

      Comentario por Nadir — 6 enero 2019 @ 17:02 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: