La mirada del mendigo

17 febrero 2019

Martín pescador

Filed under: Ecología — Nadir @ 11:49

Foto sacada de este artículo (también muy curioso el vídeo, imposible verlo y no sonreír):

Entre pinos y sembrados – El martín pescador

Imaginad las condiciones que se deben dar para ser capaz de sacar algo así. Pensad en qué haríais si os hicieran el encargo de sacar esta foto. ¿Por dónde empezaríais? Ya es difícil localizar a estos cabrones, que patrullan el cauce a toda hostia. Puedes localizar uno de sus posaderos (o perchas) preferidos, esperar agazapado y sacarle una foto posado. Vale. Pero no. Tienes que adivinar cuál va a ser el próximo punto en el que se sumerja. Como adivinar el número ganador en el próximo sorteo de lotería.

Pero aún hay más. Tienes que estar a una distancia respetable, amén de perfectamente camuflado, para que el pájaro pueda hacer su vida sin huir ante tu presencia. Esto te obliga a cargar con un pesadísimo equipo, especialmente una lente con una focal muy larga pero, al mismo tiempo, muy luminoso para permitir aumentar la velocidad de disparo y ser capaz de congelar su vuelo (1/2000 seg o aún más rápido). Traducido, varios kilos de cristal ultracaro, a veces más que lo que puede costar un coche nuevo. Y además, disponer de un día luminoso, pues ya bastante umbría hay dentro del río por la vegetación de ribera.

Y luego, después de haber elegido un punto del río muy concreto y enfocarlo, ya sólo queda esperar durante horas (o días) para ver si coincide que sale tu número del bombo, y en todo este tiempo estar atento para apretar el botón justo en el momento en el que entra en el agua (y es un instante, el picado de un martín pescador es visto y no visto). Seguramente está disparando en ráfaga, así que tienes de margen como cosa de segundo y medio para que, entre una de las tomas, esté el pájaro justo en la posición deseada.

Si a todo ello le sumas una bella composición, y una exposición justa para congelar el vuelo pero dejando una preciosa estela que enfatiza la velocidad con la que entra en el agua, queda una foto excepcional.

El motivo de esta entradita no sólo era que disfrutáseis de la foto, sino que la supiéseis valorar.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

39 comentarios »

  1. Yo pienso que el trabajo de documentalista de la naturaleza es muy interesante y debe de generar una gran satisfaccion, porque es una de esos trabajos en el que vives aventuras, recorriendo espacios naturales y viendo siempre lugares maravillosos, ademas de intentar tomar las tomas y al final conseguirlo.

    Es cierto que es un gran esfuerzo que la gente a veces no entiende pero es un trabajo que vale la pena pese a sus riesgos, por ejemplo Felix Rodriguez de la Fuente murio en el proceso pero en vida consiguio mejorar la vision que tenia la sociedad de la naturaleza y eso es importante.

    Comentario por Ramón — 17 febrero 2019 @ 14:36 | Responder

    • No siempre, no te creas. Esto no es como ir a sacar una foto de un leopardo de las nieves. Esta foto la ha podido sacar a 50m de donde aparcó el coche el fotógrafo. Lo terrible es la inmensa paciencia y suerte que hay que tener para sacar algo así.

      Aunque ahora que estoy pensando, veo que este tipo ha sacado mucha ave nocturna, para lo cual necesitas sí o sí una trampa fotográfica (células fotoeléctricas conectadas a la cámara y a una batería de flashes). Quizá la foto sí que tenga truco: ha dejado la cámara con una célula durante horas (aunque tenía que estar controlando, porque nadie deja un equipo de muchos miles de euros y se va a casa). Es imposible que la cámara use el enfoque automático con un sujeto tan pequeño y moviéndose a esa velocidad, así que tuvo que ajustar el campo enfocado manualmente. Es casi imposible predecir que el pájaro vaya a realizar el picado justo en ese punto, porque unos centímetros más hacia los lados se saldría del cuadro, y atrás o adelante estaría desenfocado. Así que se me ocurre una maldad: no será que debajo del agua el autor ha puesto algún tipo de reclamo, un cebo, algo que asemeje un pececillo nadando en la corriente, pero fijo al lecho?

      Sería una explicación…

      Si es así, también un aplauso por lo bien pensada que está. No sería fácil que algo así funcionara.

      Comentario por Nadir — 18 febrero 2019 @ 16:15 | Responder

      • Es posible, de hecho muchas veces se hacen este tipo de trucos o manipulaciones, por ejemplo el mismo Felix usaba en sus documentales animales amaestrados por la dificultad de grabar algunas escenas en la naturaleza, aunque bueno, fue hace años y la tecnologia no era tan avanzada.

        Comentario por Ramón — 18 febrero 2019 @ 17:46 | Responder

        • Muchas de las fotos de aves se logran acostumbrándolas a acudir a un comedero. Otra, colocando trampas fotográficas (lo que comentaba de las células fotoeléctricas). Tampoco me parece grave. El objetivo, mostrar la belleza de la naturaleza, compensa de sobra usar alguna artimaña.

          Comentario por Nadir — 19 febrero 2019 @ 1:22 | Responder

  2. Ayer mismo desde detrás de mis prismáticos pensaba eso, qué difícil fotografiarlessssssss. Y que paciencia. Y que arañazos persiguiéndoles. Además me quedo boba mirándoles, perdería todos los planos.

    Comentario por erebiagorge — 17 febrero 2019 @ 15:24 | Responder

    • Anda! No me había dado cuenta hasta ahora. Si eres leísta! Ya eres más madrileña que leonesa, entonces (a mí me costó un mundo quitármelo de encima).

      Pues sí, ya es complicado sacarlas posadas. Sacarlas en vuelo ya es, para mí, una quimera (a no ser las más grandes).

      https://esmola.wordpress.com/2012/04/12/hoces-del-duraton/

      Comentario por Nadir — 18 febrero 2019 @ 16:07 | Responder

      • Pues me fastidia no te creas. Me lo dice mi hermana cuando voy a casa. Bueno, mientras miro pájaros estoy muda.
        ¡Que suerte poder volar!
        Ver a los reyes del viento , esos buitrazos de tus fotos estremece. En las hoces de Riaza mirando
        buitres me pegué un golpe con una piedra en la espiñilla y estuve coja dos meses. Tengo una bonita cicatriz de recuerdo.
        Yo no tengo paciencia para hacer fotos y a veces hago trampas, he plantado cardos y ortigas en el
        huerto del cole para ver posarse a las mariposas. Y alguna foto cutre he sacado. Suficiente para justificar esa plantación que saca de quicio a mis compañeras.
        En Urueña me compre un libro precioso: La meditación y el arte de cuidar abejas.

        Comentario por erebiagorge — 18 febrero 2019 @ 23:26 | Responder

        • Urueña, qué nombre más sonoro. ¿Y qué hacías tú en tierras del enemigo castellano? 🙂

          Dos anécdotas personales curiosas, al hilo de lo que cuentas: antes de que llegara la crisis, yo tenía planes de apuntarme al aeroclub celta de Vigo para sacarme el carnet de piloto privado. En un futuro, no descarto reemprender ese sueño de poder volar. Aunque lo que realmente me gustaría es poder levantar el vuelo de un pajarraco como éste:

          Es una pena que, para ello, haya que dar besitos a putas banderitas (y antes, tendría que nacionalizarme o ruski o amaricona, que son los únicos que tienen pajarracos así).

          Y otra, sobre lo de que te diste un golpe viendo un bicho. Siempre que puedo engaño al Sr. Moñoño para que me deje acompañarle en sus salidas herpetológicas o, últimamente, también ornitológicas. Aún en apariencia una persona sensata, cuando ve un bicho le invade una locura furiosa. Le he visto tirarse en plancha sobre una pista asfaltada para agarrar una serpiente… que se le escapó por los pelos. Me duele sólo de pensarlo. Y el otro día vimos un lobo, y se puso a correr hacia él que parecía que se lo quería comer. Yo soy el lobo y aún corro más rápido de lo que lo hacía. La consecuencia inevitable cuando corres campo a través sin mirar donde pisas: acabó piñándose. Y bastante suerte que no se rompió nada.

          Cardos y ortigas… muy bien, se nota que controlas. Si me permites una sugerencia extra: vivoreras y, si tienes espacio, lilos. Con esas dos flores las mariposas se vuelven tontas perdías, y las puedes sacar a placer. 🙂

          Si, por el contrario, lo de las mariposas es una excusa y lo que realmente te mola es putear a tus compis, te recomiendo que añadas al huerto unos toxos, zarzas y escaramujos. Si es en tiestos, puedes probar a colocarlos en algún pasillo estrecho, preferentemente en el camino hacia la sala de profesores. 🙂

          Comentario por Nadir — 19 febrero 2019 @ 1:17 | Responder

          • Jeje, no me des ideas que vuelvo a las andadas….
            Viví en Canarias Un tiempo y una de mis vecinitas subia a sus perros a la azotea donde tendíamos la ropa a mear lo que pillaran y dejar su mierda por doquier.
            Cansada de pedir por favor a todo quisqui( vecinita, presidenta, administrador) que no lo hicieran(yo por aquel entonces tenía cuatro lechugas y unas tomateras que era lo único que aguantaba la cochinilla ) decidí que a lo mejor la mierda estaba mejor en casa de sus dueños así que la recogí con esmero y la unté ,mucho mejor que me untaba yo de crema ,en su puerta.
            Nunca mas oye. Ni una mierda más.

            Comentario por erebiagorge — 19 febrero 2019 @ 14:19 | Responder

          • Si te vale este avión y tienes perras :

            http://alejandro-8.blogspot.com/2019/01/mig-29ub-la-venta.html?m=1

            Comentario por Corvo do Anllons — 19 febrero 2019 @ 15:51 | Responder

            • Lo apunto para la carta a los Reyes del próximo año.

              Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 19 febrero 2019 @ 16:24 | Responder

            • Siguiendo con el Off Topic

              https://www.grijalvo.com/g_Irak/g_Irak_A-10_Thunderbolt.htm

              Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 19 febrero 2019 @ 17:04 | Responder

              • La munición es de uranio, sí, pero de U238 que es el desperdicio que sale de las centrifugadoras y no hay mejor cosa en qué meterlo. Y el U238 es muy poco radioactivo, así que las repercusiones en el ambiente, una vez disparado, son mínimas. Ahora bien, para los soldados que tienen que manejar esa munición día tras día, eso ya puede suponer una dosis de radiación respetable.

                Comentario por Nadir — 1 marzo 2019 @ 21:17 | Responder

            • Bueno, mi intención era empezar con un ultraligero (que ya son indistinguibles de una avioneta), pero si me lo regalas, no le hago ascos. Con el empuje que tiene, no creo que tuviera problemas en levantar ese pájaro. Para aterrizarlo, ya tal.

              Comentario por Nadir — 1 marzo 2019 @ 21:18 | Responder

  3. Una auténtica obra de arte. Y tiene mucho más mérito sacarla en un país (y continente) donde las aves no se fían un pelo y al mínimo ruido o molestia salen pitando. Lo más gracioso es que el autor tuvo que colgar los archivos raw en su web para los escépticos.

    Comentario por Greg — 17 febrero 2019 @ 20:34 | Responder

  4. En este tema creo que por fin puedo aportar algo más de lo habitual al blog. Y es que llevo ya bastantes años teniendo a la fotografía como una de mis actividades de ocio favoritas y los últimos 6 incluso de forma profesional (vamos que cobro por ello, lo cual no quiere decir que sea mejor o peor fotógrafo que nadie).

    Como digo, además de una pasión, la fotografía se ha convertido para mi en trabajo y el formarse de forma continua me parece indispensable. Gracias a esta inquietud hace un par de años pude asistir a un taller de Mario Cea en León (el reside en Salamanca si no recuerdo mal) y es increíble lo cercano y buena persona que es. Este fotógrafo autodidacta (que como curiosidad también toca en un grupo de música), nos enseño a un numeroso grupo de aficionados y profesionales, sin ningún tipo de problema la técnica que utiliza para sacar fotos como la que nos traes en esta entrada (por si queréis investigar: alta velocidad con flash) y también la técnica de otra imágenes en las que por ejemplo combina el uso de varios objetivos en una misma foto (ej: foto de caracol y luna). También se vale para algunas de sus fotos de “trampas” de infrarrojos para que sea el propio animal al pasar por un sitio concreto el que active el disparo de la foto. Quizás parezca una gran ayuda, pero no le quita ni un ápice de mérito al trabajazo que hace este fotógrafo de naturaleza y al que al haber podido conocer en persona, puedo defender afirmando con muy poco miedo a equivocarme que jamás se le ocurriría dañar a los animales.

    Su trabajo es tan increíble e innovador que obviamente la envidia de muchos ha puesto en duda en varias ocasiones su veracidad. Yo por lo que pude ver es más el fruto de la paciencia, el tesón, la creatividad y el amor a la naturaleza de Mario Cea lo que le está valiendo un puesto entre los mejores del mundo, y es que hay pocos concursos que se le resistan.

    Respecto a la imagen que has puesto un par de comentarios, la foto puede tener una velocidad de exposición de 1/125s o quizás 1/250s que es lo que nos deja esa “estela” ya que no es suficientemente rápido para congelar el movimiento, por ello utiliza flashes que son capaces de lanzar destellos de 1/12000s o incluso 1/20000s (sincronizados al cierre de la cortinilla). Para que la iluminación sea coherente con la escena hay que saber colocar muy bien los flashes, y digo “los” por que suele trabajar con varios de ellos 3, 4 o 5.

    Espero que por una vez pueda haber apostado algo de conocimiento y luz a todos los parroquianos de este tan curioso rincón del mendigo.

    Comentario por Jesus Martinez — 24 febrero 2019 @ 21:43 | Responder

    • Muy buenas, Jesús. Y tanto que lo has hecho, muchas gracias por todas tus explicaciones. Realmente comentarios así es por los que merece dedicarle tiempo a este espacio.

      Pero me dejas con la misma intriga que al principio. Aún a pesar de haber utilizado una trampa fotográfica, sigo sin entender cómo demonios hizo para saber que el Martín picaría justo en el lugar enfocado, que es exiguo. ¿Había un cebo en el río? Que, además, no debía ser muy profundo, a juzgar por las hierbecitas que emergen.

      Sí, ya me imaginaba que puso una batería de flashes para iluminar el sujeto. La luz entra muy horizontal para ser ambiental. Estoy de acuerdo que todo esto suena a triquiñuela, pero hay que saber muchísimo para usar todo este equipo y sacar esa fotaza. Por ejemplo, el detalle que comentas de la velocidad. Lo primero que pienso: y una leche, con esa exposición (1/250 s) no te queda más que un borrón azul, con la velocidad que lleva el bicho al hacer un picado. Pero claro, si le pegas un fogonazo muy potente y extremadamente breve al final, en la película/sensor se impresiona el borrón azul, y en el último instante el pájaro congelado por el fogonazo del flash (el borrón tiene que quedar por detrás del pájaro, para dar sensación de velocidad).

      Buf! Hay que controlar mucho, mucho, para construir esa foto.

      Una cosa, Jesús. ¿Podrías compartir con nosotros tu galería? Para hundirnos en la miser… quiero decir… servirnos de ejemplo a los aficionadetes a la fotografía de naturaleza. 🙂

      Comentario por Nadir — 25 febrero 2019 @ 9:39 | Responder

      • Efectivamente el hecho de utilizar herramientas complejas o el tener una base técnica buena de fotografía no evitan lo que puede parecer una perogrullada: si quieres sacar buenas fotos de la naturaleza tienes que saber mucho sobre naturaleza.

        Como ejemplo personal os cuento que una etapa me dio por sacar fotos macro de insectos, sobre todo me fascinaban (y fascinan) las libélulas y mariposas. Siempre que tenía un rato me echaba la cámara al hombro y me iba a cualquier zona verde a ver qué tal se me daba y qué pillaba. Soy informático y el tema de “los bichos” no lo tenía muy interiorizado en mi cerebro, pero al final a fuerza de repetir un día y otro y otro, pasan los años y cuando me he querido dar cuenta, por el camino he aprendido mucho.Desde los mejores horarios, como acercarte lo máximo posible sin llegar a asustar al insecto (a veces imposible!), qué tipo de clima es mejor, dónde suelen estar parados descansando e incluso muchas veces puedes predecir algunos movimientos que van a hacer ya que te das cuenta que siguen un patrón. Vamos paciencia y mucha paciencia, pero cuando comparo las primeras fotos y las últimas pues al menos para mi gusto no hay color y la evolución es más que notable.

        Se por Mario Cea que su proceso es muy similar, se dedica a estudiar a fondo lo que quiere fotografiar, muchas veces son meses hasta poder sacar la foto buscada. Claro, como con todo en la vida, en la fotografía también hay algo de suerte en pillar el momento perfecto. Pero ojo, si no estás allí con la cámara día si y día también y no has sacado cientos de fotos “normaluchas” o incluso fallidas, la verdad es que hay poca suerte que te pueda ayudar. No sé dónde leí que los mejores fotógrafos no son aquellos que viajan por todos lados y sacan las maravillas del mundo, los mejores son aquellos que profundizan en su día a día, aprenden de lo que les rodea y son capaces de mostrar la mejor faceta de lo que puede parecer cotidiano. Creo que va muy en la linea de trabajo de Mario; nos contaba que al menos en sus comienzos algunas de sus fotos las sacaba cerca de su casa del pueblo donde sabia muy bien por donde anidaban y pasaban las golondrinas. Que luego haya ido creciendo y poniéndose nuevos retos pues seguro que si, pero creo que su filosofía es muy similar.

        Dicho todo esto, ¿cómo demonios enfocó al martín pescador? Una opción es dejar el enfoque en un punto concreto en el que has visto que muy habitualmente suelen entrar a pescar y bastante paciencia. Pero ojo que ya seamos simios venidos a más, peces o pájaros al final todos pecamos de costumbres repetitivas. Otra opción es seguimiento del martín pescador en pleno vuelo y disparo en ráfaga, aunque por los flashes lo veo menos factible ya que necesitan un tiempo de recarga. Os dejo un enlace del propio Mario donde explica un poco la técnica y tiene más fotos de esta preciosa ave en situación más fácil/predecible de fotografiar: http://mariocea-fotofauna.blogspot.com/2011/11/la-joya-del-rio.html

        Ya por ultimo dejo link de mi galería personal en flickr (que tengo muy desatendida) así como la web de la marca comercial (en la que trabajo junto a mi mujer) principalmente en fotografía social y de eventos. No me considero un superfotógrafo, así que las críticas son bien recibidas.

        https://www.flickr.com/photos/jesusmn
        http://www.fotoaurinko.com/

        Este es un tema que me fascina así que cualquier cosa relacionada contad conmigo.

        Comentario por Jesus Martinez — 25 febrero 2019 @ 17:46 | Responder

        • Sí, ya ves qué críticas te puedo hacer yo. Eres bueno, es evidente (bueno, sois, que ya veo que trabajas con tu mujer). De hecho, me han sorprendido las fotos de boda que tenéis en la página de inicio. Es un tipo de fotografía en la que es difícil brillar, todo está muy trillado, delante no tienes a un modelo profesional al que es fácil dirigir… La foto del ramo, de los pétalos o el detalle de los pendientes… impresionante.

          Mira, me quedé con algo que dijiste al principio, que ganarse la vida con ello no hace ni mejores ni peores las fotos. Cuando paso por un estudio de fotografía, echo un vistazo a las fotos, y muchas veces son fotos de lo más vulgar y anodino. En cambio, hay aficionados que hacen cosas preciosas. En las fotos de boda, sobre todo, es muy curioso. En Francia, por ejemplo, los fotógrafos intentan innovar, hacer cosas raras (por ejemplo, la pareja pescando), en cambio en España, sobre todo en la España rural, es increíble la temática monolítica. Cambias la cara y es exactamente la misma foto una y otra vez. Tan artística como una foto de fotomatón para el DNI. Que no es sólo el fotógrafo, sino el cliente que es lo que pide, lo que espera tener. ¿Una foto con el traje de boda pescando? No, no, yo quiero pompa y boato, fotografía oficial.

          Además, es que le pegas a todo. Macro, social, paisajes, geométrica/simbólica… eres muy completo. Y por lo que dices, sólo estás empezando, aún te queda recorrido.

          También destaco otra cosa que dijiste. Igual que para retratista hay que tener don de gentes (piensa en un Sebastião Salgado o la misma García Rodero, que quería subir algo por cierto de ella), para que el sujeto confíe en ti, en la fotografía de naturaleza es tan importante o más conocer lo que estás fotografiando, que el equipo o la técnica fotográfica. Mira, anteayer estaba hablando con un fulano de la SEO, apostado en un mirador, controlando el emparejamiento de dos águilas reales. Me comentaba que son muy de costumbres fijas, y que suelen usar tres posaderos, a los que acuden al final del día. El resto del día, pueden estar en cualquier lugar de un territorio que puede ser mayor que la extensión de una provincia, así que las posibilidades de dar con ellos al azar son casi nulas. Tienes que conocer al detalle sus costumbres para sacar esa foto. Mucho más importante que entender de fotografía.

          Oye, pero seguimos discutiendo de la foto del martín pescador. ¿En serio crees que se puede seguir al vuelo a un martín? A ver, me lo explicas. Si cuando he visto uno, casi no me da tiempo de seguirlo ni con los ojos, es visto y no visto. ¿Y cómo consigues que el AF de la cámara se fije en él, y no en el fondo? Ya sabes que yo soy un aficionadillo; si tú lo crees posible, dímelo. Yo lo pienso y me parece ciencia ficción. Vamos, a mí me dan una cámara, y me piden hacer un barrido de un martín, mientras lo mantengo en el punto de enfoque, y me entra la risa floja. Las otras fotos del martín que me pasas, eso ya es bastante más fácil: está en un posadero. Pero picar… no puedes saber dónde va a picar. Porque no es una parte del río, es justo en el sitio en el que ve un pececillo. Unos centímetros más allá y se saldría del plano enfocado. Por eso, lo único que se me ocurre es que le haya puesto ahí debajo un cebo (en una parte del río que el fotógrafo sabe que ese pájaro patrulla). Lógicamente, Mario no va a desvelar el truco ni bajo tortura. Y desde luego, para engañar a un martín y simular una presa, hay que tener mucho ingenio. Tiene mucho mérito, realmente mucho mérito. No me extraña el escepticismo (y la envidia malsana). Con imaginación y tecnología, se va empujando el límite de lo posible en fotografía de naturaleza.

          Pues un saludo y felicidades, por ser capaz de aunar afición y trabajo!

          Comentario por Nadir — 26 febrero 2019 @ 8:44 | Responder

          • Perdón por la tardanza en la respuesta pero me ha tocado un viaje de trabajo y he estado varios días con disponibilidad reducida.

            Como decía me gusta la fotografía y el formarme me parece algo básico para poder avanzar, para evolucionar, lo que ayer (hace unos años) me parecía una maravilla, un descubrimiento una gran novedad, hoy puede ser algo normal, estándar copiado por muchos o incluso repetitivo o aburrido. Yo reconozco que algunas cosa que he aprendido en fotografía macro de insectos me han servido mucho para retrato de personas (para que la frase parezca más interesante me guardo el qué), o técnicas usadas habitualmente en naturaleza/paisaje las puedes aplicar en un rato más tranquilo en un día de boda para sacar una imagen diferente. Vivimos en un mundo donde cada vez se consumen más imágenes y es muy interesante aprender este lenguaje de comunicación visual, con el que con tanto se puede transmitir, tener un vocabulario y gramáticas más extensos y refinados te harán expresarte mejor. Gracias por tus amables palabras, pero sigo pensando que aun hay mucho camino por recorrer y sobre todo mucho camino por inventar, ya que opino que la creatividad debe ser una parte intrínseca a la fotografía. En las bodas como dices hay mucho de tradición y esto hace inevitable tener imágenes iguales, repetitivas y en muchos casos esperadas (son la expectativa), pero cuando uno aprende a dar al cliente lo que quiere/espera y luego además lo une con lo que al fotógrafo le apetece por el placer de disfrutar de la fotografía y su creatividad, además de hacer más amenas las jornadas maratonianas de trabajo, suele resultar en un trabajo mucho más completo que agrada y sorprende. Las imágenes que tenemos publicadas son las que nos gustan a nosotros que nos sirven a la vez como filtro para que los clientes que nos lleguen busquen un tipo de fotografía algo diferente, aunque eso no hace que la gran mayoría a la hora de la verdad quieran asegurarse tener las fotos típicas.

            Respecto al comentario que haces sobre las águilas reales no puedo más que darte la razón. El llegar a conocer a un animal hasta el punto de saber sus horarios y posaderos es lo que realmente te da la opción a sacar una gran foto. Puede que si tienes suerte un día paseando te encuentres en la hora y sitio adecuados pero eso es bajo mi punto de vista una lotería. Si sabes los horarios y estas en el sitio adecuado siempre que puedas, quizás en algún momento des con una situación increíble y quizás con un poco de suerte hasta la puedas fotografiar. Enlazando con la foto de Mario Cea que nos ha traído a toda esta charla, sigo pensando que un seguimiento del ave en vuelo es posible, las cámaras de más alta gama traen sistemas de enfoque con seguimiento 3D, si tienes al martín enfocado cuando está en el posadero (bailando con el cuerpo y dejando la cabeza quieta, jejeje) y se lanza como un misil a por un inocente pececillo, no me parece descabellado pensar que si el fotógrafo está atento pueda seguir relativamente fácil al martín sin perder el enfoque. Técnicamente me parece posible, aunque eso si y de nuevo estoy simplemente opinando, creo que el objetivo debería ser un poco más abierto de lo que aparenta en la foto, ya que hacer un seguimiento en un objetivo con un encuadre tan pequeño es muy complicado, pero eso simplemente puede implicar que la foto final está recortada respecto a la original. Si es así no le quita mérito. La otra opción es que Mario hubiese estado dejando algún cebo durante varios días o meses en un sitio concreto preparándose así mejor la foto, con un encuadre y enfoque previos. Eso implicaría en cualquier caso saber muy bien comportamiento, gustos y hábitat del ave, lo cual de nuevo creo que no le quita ningún mérito, si no más bien lo añade. Lo que está claro es que independientemente del modus operandi hay que reconocer que es un verdadero amante y conocedor tanto de la fotografía como de los sujetos con los que nos deleita en sus fotos.

            Os dejo el link de otro fotógrafo de León al que le encantan las aves y la naturaleza, y es que se por él que no es raro para un fotógrafo de este tipo el tener uno o varios comederos/bebederos que se deben mantener durante todo el año, especialmente en invierno, para que de vez en cuando puedas ir a hurtadillas y bien escondido a aprender comportamientos, horarios y sobre todo a (ir practicando a) sacar fotos. Como veréis en su galería, con constancia y conocimiento y técnica se pueden obtener unas imágenes dignas de portada de revista.
            https://www.flickr.com/photos/javivalladares

            Siempre empiezo a escribir las respuestas prometiéndome a mi mismo que serán cortas, pero oye, no soy capaz. Espero que al menos nos de pie a una buena charla. Gracias a ti por mantener este rincón abierto a los que queremos ver a través de la interesante mirada de un cierto mendigo.

            Comentario por Jesús Martínez Núñez — 1 marzo 2019 @ 17:08 | Responder

            • Enfoque con seguimiento en 3D. Ah, carallo, eso no lo sabía yo! Los tiempos avanzan que es una barbaridad, y yo persiguiendo buitres y gaviotas con un MF…

              De todas formas, yo me inclino más por la teoría del cebo. Explico por qué: si hubiera estado durante una o varias sesiones detrás del martín, controlando sus posaderos, etc… habría sacado, además de esa foto en el picado, otras fotos en vuelo. Quizá no tan bien cuadradas, pero seguro que también bonitas. Si estás haciendo un seguimiento del pájaro, para sacar esa foto en el momento preciso, es que le has hecho otras 5.000, y alguna de ella también debió salir bonita. Sin embargo, el resto de las que tiene son llegando al posadero o ya en él.

              Vamos, es una suposición, bien pudiera estar equivocado.

              Estoy viendo las fotos de tu vecino leonés… jodó. Mira ésta:
              Alaska.- Grizzlys
              Ahí, ahí, dándolo todo por la fotografía.

              Jodooo, yo veo estas cosas, lo comparo con mis pinitos de fotógrafo de naturaleza, y me deprimo.

              Comentario por Nadir — 1 marzo 2019 @ 21:12 | Responder

              • Te doy la razón en que quizás la opción del cebo es la que más posible. Realmente creo que Mario no tendría mucho problema en explicarlo, ¿probamos suerte y contactamos con él? Es un fastidio esto de especular y quedarse con la duda.

                De las fotos de los osos puedo aportar algunos datos extras. Están sacadas en Canada, un grupo reducido (2 o 3) de fotógrafos se pusieron en contacto con alguna entidad que desconozco (agencia de viajes, guardas de bosque, otros fotógrafos reconocidos) para organizar el viaje y lo que si sé es que contrataron un guía especializado en estos osos, les recomendaron (obligaron) ir a un sitio muy concreto donde el rio se estrecha y en la época en la que los salmones remontan a desovar. Todo ello resulta en muchos osos que aprovechan la situación de fácil acceso a la comida y por tanto estando bastante saciados suelen dejar en paz a los humanos. Si fuese otra época y/o lugar se complicaría un poco el tema. Aun así no estuvieron libres de sustos y de vez en cuando algún oso que se acercaba les obligaba a alejarse, en un descuido uno de los osos se acercó hasta uno de ellos y le dio un zarpazo que “por suerte” tuvo como objetivo el equipo fotográfico que cayó al rio junto con los restos de los salmones devorados. El fotógrafo pudo alejarse con un recuerdo que seguro no olvidará.

                No creo que debas deprimirte, seguro que tu tienes fotos que a otras personas les encantaría poder sacar. Lo que hablábamos anteriormente, lo importante es conocer bien lo que tienes cerca, lo que ves todos los días y saber sacarle el máximo partido. Para nosotros mismos no dejan de parecer fotos de algo normal y cotidiano, pero para el resto siempre tiene un punto exótico y diferente que nos hace querer tener esa misma foto.

                Comentario por Jesús Martínez Núñez — 2 marzo 2019 @ 7:09 | Responder

        • Jesús, una sugerencia: tendrías que firmar siempre con los dos apellidos. ¿Dónde estás?

          Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 1 marzo 2019 @ 11:12 | Responder

          • Hola Juan Manuel,

            tomo nota de lo de los 2 apellidos, aunque lo veo una cosa muy española a la que he aprendido a no darle mucha importancia.

            Resido desde hace unos años en León ciudad, aunque estoy deseando poder ir a vivir a zona rural en cuanto me sea posible.

            Comentario por Jesús Martínez Núñez — 1 marzo 2019 @ 17:13 | Responder

            • Bueno, es algo que te individualiza en Internet…
              Haré una de mis pequeñas listas de recursos para ti.
              No te traerá tráfico, pero te hará subir un poco en los buscadores.

              Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 1 marzo 2019 @ 17:22 | Responder

              • Anda! Pues muchas gracias todo lo que sea sumar siempre se agradece! El tema del SEO es algo complicado y que nosotros tenemos un poco descuidado.

                Comentario por Jesús Martínez Núñez — 1 marzo 2019 @ 21:25 | Responder

  5. Rompo el hilo para decir que en Euskal Herria hemos tenido cuatro incendios provocados, copiando a Galiza y Ejpaña. Signo de los tiempos en que vivimos. Y Abascal es vasco, má o meno!

    Comentario por auskalo — 1 marzo 2019 @ 3:11 | Responder

    • Sí, os vais galleguizando.

      En general, la sociedad vasca era europea en bastantes aspectos, también en el orgullo y compromiso con su territorio. Había grandes plantaciones de pinos en Bizkaia para alimentar a la industria papelera, pero parecía que era un mal controlado que remitía. Por lo que sé, al menos una parte de la sociedad vasca está considerando como aceptable (y el resto calla con indiferencia) modificar sus paisajes con la introducción del eucalipto, en la adopción de un modelo forestal en el que el fuego está sin duda presente.

      Comentario por Nadir — 1 marzo 2019 @ 9:44 | Responder

    • Un ejemplo más (y van…) de un tema que merece un hilo:
      cómo definimos lo de ser vasco para que Abascal entre en la definición.
      Por ejemplo, según Auskalo, ¿yo soy vasco?

      Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 1 marzo 2019 @ 10:53 | Responder

      • Yo creo que la pregunta nunca debe ser “¿dónde has nacido?”. Esto servía antes, que las poblaciones eran homogéneas y la movilidad escasa, y por lo tanto se suponía que adoptabas la cultura propia del lugar donde habías nacido. La pregunta correcta es ¿de qué grupo etnocultural participas? O mejor dicho ¿en qué grupoS? Yo en Pontemierda me encuentro con gente que antes preferirían que les cortasen el brazo que pronunciar una palabra en gallego. Evidentemente, estos no pueden ser considerados gallegos, pues no participan de su cultura. Sin embargo, una cría nacida en Asia, que vino a la Galicia rural jovencita, que habla con sus padres en chino y con sus amigos en gallego… pues por supuesto que es gallega. No es un rasgo genético, no es un documento, es la participación de una cultura.

        Comentario por Nadir — 1 marzo 2019 @ 21:24 | Responder

  6. Un planteamiento tal vez más “inclusivo”:
    “És català tot aquell qui viu i treballa a Catalunya”.

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 2 marzo 2019 @ 9:32 | Responder

  7. Comentando la foto con un amigo, me dijo algo en lo que no había reparado y que es evidente: el posadero. El fotógrafo ha tenido que colocar un posadero desde donde se lanza el martín pescador, o ha localizado unoo y allí se ha apostado. El martín no se lanza desde cualquier sitio, sino que suele hacerlo desde el extremo. Ahí está la clave para saber dónde va a entrar en el agua. Así que ese punto estaría resuelto. Luego queda lo más complicado, el enfoque, pero es algo que no me preocupa mucho, porque creo que nunca voy a estar preparado para tomar una foto así. Me conformo con el martín posado en la ramita, y aún no he encontrado el sitio.

    Comentario por Greg — 5 marzo 2019 @ 20:17 | Responder

    • Ahhhhhhhhhhhhh!!!!

      Acabo de darme cuenta de una cosa. No va volando y pica, sino que se lanza desde su posadero. Controlando el posadero, basta con enfocar manualmente un punto del agua por debajo. Aún así no es exactamente la vertical, pero al menos no es todo el inmenso río, sino cosa de 1m² por debajo del posadero. Las probabilidades entonces de cazarlo ya entran en la escala humana (un día o unos días de trabajo), entrando al agua justo donde has previsto para que salte la trampa.

      Muy bueno, compañero, muy bueno.

      Aún así, el pájaro no tiene un único posadero a lo largo del río, sino cientos. Fácil desde luego no es.

      Comentario por Nadir — 5 marzo 2019 @ 21:23 | Responder

      • Bueno al final creo que de nuevo lo más importante es el conocimiento de la naturaleza y en este caso de los hábitos del martín pescador. Cuando lo has visto decenas o cientos de veces que desde el mismo posadero se lanza a pescar, al final con un poco de conocimiento técnico te lanzas a sacar la foto.

        Comentario por Jesús Martínez Núñez — 8 marzo 2019 @ 18:51 | Responder

    • Anda, qué curioso! Sabía que a uno de los talgos se le llama el pico pato (S-102), pero lo del martín no lo sabía.

      Pero vamos, podían haber cogido cualquier otro pájaro o elemento aerodinámico-hidrodinámico. La clave es realizar un aumento de presión gradual a la entrada del túnel, para que la onda de presión creada sea de menor intensidad.

      Comentario por Nadir — 28 marzo 2019 @ 16:42 | Responder

      • Por ejemplo, un alcatraz, con una técnica parecida a la del martín pescador (aunque no se tira en picado desde un palito).

        Comentario por Greg — 28 marzo 2019 @ 22:55 | Responder

        • Es curioso cómo todos recogen las alas para entrar en el agua y adoptan una forma ahusada. De no hacerlo, se las partirían. Luego, ya dentro del agua, algunos sí que las usan para nadar (como el mismo alcatraz):

          Comentario por Nadir — 28 marzo 2019 @ 23:47 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: