La mirada del mendigo

24 marzo 2019

Dando cumplida respuesta

Filed under: Política — Nadir @ 16:26

Los viejos ya lo sabéis de corrido, pero por si acaso os lo recuerdo: en este espacio las opiniones no valen NADA; las opiniones son como el culo, todo el mundo tiene uno y la mayoría no huelen precisamente bien. Lo único que merece ser comunicado son los razonamientos en los cuales se fundamentan esas opiniones, de haber alguno. Esto no es un puto muro de Facebook para darle a un dedito para arriba o para abajo.

Así que, querido lector, si no te gusta lo que escribo deberías saber que nunca ha sido mi intención que así fuera.

Aclarado esto, continuamos.

Me preocupa la virulencia fanática del dogma identitario (que en España se expresa según dos corrientes principales, la sexual y la nacional, pero aún tenemos la racial pendiente, como luego comentaremos), que considera como enemigos de la patria a aquellos que, como yo, no entran en su juego. En la pasada entrada, un comentario concluyó que yo “despreciaba a las mujeres”. Tal barbaridad, y supongo que lo diría todo convencido y armado de la mejor de las intenciones, hizo que saltasen en mi cabeza todas las alarmas. Después de 13 años de singladura, con la friolera de 2.040 entradas, muchas de ellas dejando claro mi radical compromiso feminista y antirracista (incluso cuando ninguna de ambas estaba de moda, y de hecho podía granjearme enemistades) para que alguien se atreva a censurarme como machista o racista sin que yo me mee en su puta cara.

Intelectualmente, es un proceso de demonización análogo al de los “proetarras, terrorista o amigo de los terroristas”, una execración asociando al mal absoluto a quien se aparte un paso del discurso oficial. Este fundamentalismo que no reconoce el derecho a la duda o la divergencia es propio de doctrinas como el fundamentalismo religioso o el totalitarismo político (aunque ningún proyecto es más totalitario que el fundamentalismo religioso) en los cuales el disidente es identificado como enemigo del pueblo (Volksfeind).

Para débiles mentales, lo explico: no estoy diciendo que el neofeminismo identitario sea equiparable al nazismo (no me agrada el apelativo feminazi, me importa el valor de las palabras). Lo que afirmo es que el proceso mental que sigue quien concluye que decir que, por ejemplo, la huelga del 8M es una solemne mamarrachada es equivalente a “despreciar a las mujeres”; es el mismo que el que podemos encontrar en esas ideologías totalitarias. Dicho de otra forma: es la identificación del pueblo con el movimiento, en este caso, las mujeres con el neofeminismo identitario. Se arrogan la representación de un grupo social que en ningún momento les ha ofrecido esa portavocía, lo cual es en extremo irrespetuoso (un caso muy claro es el ninguneo que sufren las prostitutas, tema sobre el que cualquier mujer puede tener una opinión válida menos las mismas que ejercen).

Quien contradice al nazismo es un enemigo de Alemania, reo de hipocresía (nifaq).

Que, por cierto, tampoco iba tan desencaminado el comentario, porque realmente desprecio a la enorme mayoría de las mujeres. Por mi ya no tan corta experiencia, sé bien que la generalidad son torpes, burras, frívolas, groseras y aviesas. Es decir, son la misma cochambre humana que los hombres. Por lo mismo, no andaría muy desencaminado quien afirmase que desprecio a los negros. Y a los blancos, y a los amarillos… y si mañana surgiese una humanidad de piel verde seguro que se granjearía mi desprecio.

Es realmente cansado tener que recordar que luchar contra el racismo no supone afirmar que todos los negritos son buenos. De hecho, eso es jodidamente racista (son buenos porque no tienen inteligencia para ser como nosotros, el malvado hombre blanco opresor). Ser feminista y antirracista, es decir, enemigo de la discriminación por motivo de sexo o raza, implica necesariamente reconocer que esos atributos somáticos no están relacionados con cualidades como la inteligencia, la honradez, la bondad o la valentía. Tan escasas entre la especie humana como los diamantes en el subsuelo.

Nadie puede dudar de mi ecuanimidad: yo distribuyo mi desprecio por igual, hombres y mujeres, blancos o negros, todos ellos tumultuoso y maloliente tropel de borregos. De hecho, con la ofensiva del cagarro postmoderno, no puedo menos que reafirmarme en este juicio y aún reconocer que me había quedado corto. Cuánto imbécil suelto, la hostia (e imbécila, usemos un lenguaje inclusivo). Y quisiera creer que también vosotros juzgaréis a las personas por lo que tienen sobre los hombros, y no lo que tienen entre las piernas (excepto en lo tocante al deseo sexual, en el cual sí que es relevante el sexo y sus atributos).

Haciendo referencia, por cierto, a otro comentario. El de la acólita del credo identitario que sugería que no comentaban en este espacio más mujeres por el maltrato que sufrían (al fin y al cabo, habíamos quedado en que las desprecio ¿no?). Cabe concluir por tanto que también son maltratadas en otros foros que sigo, desde fruticultura a tecnología mecánica pasando por geopolítica, en los cuales la presencia femenina es en todos ellos entre escasa y anecdótica.

Como el dogma afirma que son los privilegios masculinos los que mantienen apartadas a las mujeres de aquellos ámbitos en los que no se verifica una composición del 50%, no hace falta describir cuáles son esos casos de maltrato. ¿Pruebas? ¡Lo dice el dogma! ¿Acaso dudas? ¿No serás un infiltrado del enemigo?

En ingeniería mecánica debe ser que violábamos a las mujeres en las aulas, y por eso la mayoría de las que entraban huían despavoridas a refugiarse en la rama química. También los electrónicos debían ser unos buenos sátiros, pero no a nuestro nivel a tenor de las proporciones (3 en una clase de más de 50, por cierto, las tres buenas compañeras que recuerdo con cariño). Menos mal que los químicos sí que ofrecían cuartel a las desvalidas y mancilladas estudiantes de ingeniería industrial, y esa es la explicación de que dirigieran más mujeres su carrera profesional a esta rama. Maltrato y coacción producto de la agresividad inherente a nuestra masculinidad tóxica (suponer que también pueda entonces existir una femineidad tóxica es blasfemia), esa es la explicación a la brecha de género.

No entran no porque no quieran, sino porque se lo impedimos, para preservar nuestros privilegios.

Las ideologías basadas en el dogma y no en la evidencia provocan entumecimiento cerebral. Por el desuso, ya que en la doctrina las cuestiones principales ya te las dan resueltas y, para los casos particulares, basta con aplicar una serie limitada de esquemas y concluir si amigo o enemigo, halal o haram. No se si os acordáis: Guerra en Siria –> Imperialismo yankee.

A quien no tiene más que un martillo…

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

22 comentarios »

  1. De niño, basta que me dijeran “niño, no hagas algo”, para que fuera de cabeza.

    Ahora resulta que está prohibidísimo meterse con la cuchufleta identitaria, so pena de excomunión de la comunidad progre. Pues dos tazas, me cago en Dios, dos tazas y un caldero que van a tener.

    Brevemente, en las pantallas de su ordenador (ya lo tengo escrito y lo dejo programado para pasado mañana, para no aburriros demasiado).

    Comentario por Nadir — 24 marzo 2019 @ 16:29 | Responder

  2. Primeiro: cagondios meu, xa non digo twitter pero ni un mísera dirección de enderezo electrónico ten á vista para poñerse en contacto que se non isto pode interpretarse como spam.

    2º: unha vez lida a mesaxe pode borrala que so é por se no ten coñecemento da súa existencia.

    III: non teño nada que ver co blog máis alá de ser lector ó igual co de vostede.

    d)*: deuse a coincidencia que ambos publicaron entradas hoxe.

    https://despuesnohaynada.blogspot.com/

    Adenda: creo que polo seu contido social, cultural e histórico pode serlle de interés. Ou non.

    Posdata: un día caín por aquí e a axexar me dedico.

    * para tocarlle as bolas se padece dalgún tipo de trastorno.

    Comentario por OcarallodeNome — 24 marzo 2019 @ 21:03 | Responder

    • Es inxusto conmigo, si que teño twitter! O que pasa é que o teño en automático, e nunca me paso por alí. De feito, non lembro nin o enderezo da puta conta. Espera…

      Abrino por petición popular, pero nunca fixen nada nel, só serve para ter noticia das novas publicacións.

      Así que gustouche o artigo de Surena? A min tamén, por iso o levei a Menéame:

      https://www.meneame.net/m/actualidad/algo-huele-podrido-ahi-dentro-olor-empieza-ser-insoportable

      Anda, faille un favorciño ó John e dalle unha meneada (o artigo, non ó autor XDDDDDDDDD)

      Pois si que é certo, si, é un dos mellores blogues en castelán que coñezo (ó nivel de Yuri). De feito, agora adica menos tempo a escribir, pero ten escrito algúns artigos memorables.

      Así que axexando, eh? Pois agora, descubrícheste! Espero entón que sigas comentando. Sinto non estar á altura da cultura de Surena. Iso si, teño aínda máis afán iconoclasta. Teño interese en gañar o primer premio ó blogue máis odiado da rede, o día que se convoque tal categoría. Non sei se me queda algún grupo social por ofender. Non sei, se me dis a túa profesión ou lugar de orixe, algo se me ocorrerá. Seguro.

      XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

      Grazas de tódolos xeitos pola ligazón, realmente é moi bo material. Eu vouche corresponder con outro:

      http://dfc-economiahistoria.blogspot.com/

      😉

      Comentario por Nadir — 24 marzo 2019 @ 23:01 | Responder

  3. “Si hay una característica especial de …….
    es su notable curiosidad: cualquier tema o acontecimiento de su tiempo, por pequeño que sea, le provoca interés y a él dedica atención, como es manifiesto en su abundante producción escrita Presenta nuestro autor ciertas peculiaridades que le diferencian del estereotipo que tenemos normalmente del filósofo, ya que su pensamiento parece no ofrecer la estructura de un sistema; la exposición de tal pensamiento la realiza, con frecuencia, en artículos de periódico, y sus trabajos más importantes son publicados en forma de ensayos; por último, la belleza literaria de sus escritos es tan sugerente y cautivadora que arrastra al lector, dificultando el análisis riguroso de las ideas que presentan”

    Who?

    Muchas veces me pasa al leerte como cuando leo a Gasset. Tengo que releerte para entenderte e interpretarte.

    “ las opiniones son como el culo….” bueno no lo diría Gasset así, digo eh!!!!!

    Comentario por erebiagorge — 24 marzo 2019 @ 21:53 | Responder

    • Vale, vale, ¡tú también con quién me vas a comparar! Te has pasado tres pueblos!!! Y más en esta entrada, que es de lo más mediocre. Espera a la siguiente para soltar bilis… 😛

      Más cosas. Si tienes que releer para comprender lo escrito, sólo tiene una explicación: está mal redactado, para qué darle más vueltas. Me doy cuenta que abuso de las subordinadas, que alargo hasta que el lector acaba perdiendo el hilo. Me gustaría poder usar los paréntesis anidados, como en mates. A ser posible, como en las hojas de cálculo, de varios colores, eso sí que es la gloria.

      A Ortega le he leído muy poco, pero mi padre estuvo estudiando su obra y acababa concluyendo que no era más que un buen traductor de los filósofos alemanes que, como por aquel entonces nadie por aquí hablaba en alemán, presentaba sus ideas como propias tras reelaborarlas un poco. Yo, honestamente, lo considero un bodrio infumable, como en general a toda la filosofía.

      Comentario por Nadir — 24 marzo 2019 @ 22:43 | Responder

  4. Bonita colección de falacias has conseguido reunir… Debes haber completado el álbum y sobrarte un montón de repetidas. Porque esa es otra, por si no había quedado claro que no sabes ni lo que hablas, vuelves a insistir para que ya no quepa la menor duda.

    Me hacen gracia los comentarios del tipo: “no soy ‘X’, pero…” porque casi siempre muestran, no que sean ‘X’, (racistas, machistas, clasistas…) sino que son más bien ‘XXL’. Y como no podía ser menos, he aquí una buena muestra de ello. Si tachas de “mamarrachada” una manifestación, o una de dos, o te parecen mamarrachadas todo tipo de manifestaciones, o te lo parece el motivo de ésta en concreto. Y si el feminismo te parece una mamarrachada, pues muy feminista no es que seas. Y si no eres feminista, eres un machista. Así de simple, pero no porque lo diga yo, sino el mismo diccionario.
    Porque aquí no hay medias tintas, o defiendes la igualdad entre hombres y mujeres, o lo contrario; del mismo modo que crees que todas las razas deben tener los mismos derechos, o lo contrario. Se puede ser muy racista o poco, pero antirracista se es o no se es. Pues lo mismo ocurre con el feminismo.

    Y la falacia mayor, tanto que debería llamarse “falación”, es esa de que se las feministas se abrogan la representación de un colectivo que nadie les ha otorgado. Lo cual es como decir que una manifestación obrera no tiene razón de ser porque no representan a todos, todos, toditos los obreros, y por eso no pueden hablar por todos. Pero eso es una invención tuya, por no llamarla una solemne tontería. Una manifestación feminista representa a todos los que defienden los derechos de las mujeres, del mismo modo que una manifestación de trabajadores representa a todos los que defienden los derechos de los obreros. Si para que un colectivo pudiera manifestarse tuvieran que estar todos, toditos de acuerdo en todo, sólo podría manifestarse el fan de Pitingo.
    Es una falacia de racimo, porque tiene dentro muchas falacias más. Parece que según tú las feministas no pueden hablar porque no representan a todas las mujeres, pero luego resulta que lo que tú llamas “neofeminismo” sí representa a todas las feministas o a todas las mujeres. Resulta que las feministas no pueden hablar por todas las mujeres, pero por lo visto, según tú, sí pueden y deben hablar por todas las putas. Pero no eres machista, nooooo
    Pero la madre de todas las falacias es confinar y hacer del feminismo una cuestión de sexo. Y en eso se demuestra que no tienes ni puñetera idea de lo que hablas, además de delatarte como machista. Porque pensar que feminista sólo lo pueden ser las mujeres, es como creer que antirracistas sólo pueden serlo los negros. Porque es como pensar que nadie que no sea negro puede creer que no se debe despreciar u odiar a todos los putos negros.

    Dices que no compartes que se compare al feminismo con los nazis, mientras tú las comparas con el ISIS. Lo cual ya muestra una ida de olla bastante preocupante, porque indica una total falta de criterio y hasta de saber bien lo que se está diciendo. Cosa que se acentúa cuando muestras tanto desprecio por tanta gente. Creer que no se es machista porque también se desprecia a los hombres es un argumento ridículo, porque, según este, entonces tampoco podriamos acusar a los nazis de racistas, porque también odiaban a los homosexuales arios, a los izquierdistas arios, a los deficientes mentales arios, y en general a todos los arios que no comulgasen con sus ideas. Tanto desprecio es propio de supremacistas. Y mira, eso es algo que tienes en común con los nazis y el ISIS. Así que como se suele decir, antes de salir a arreglar el mundo, mejor primero que mires qué puedes arreglar en tu propia cabeza.

    Por cierto… cuando llegue a la falta de ortografía un millón, me avisas, que igual me regalan algo, un diccionario o un libro de “Teo aprende a escribir”.

    Comentario por Luciano Mendez — 25 marzo 2019 @ 4:54 | Responder

    • Y dale con que soy machista. Ya me estás jodiendo, eh?

      Tú eres un pobre imbécil, al que le han enseñado bien la cartilla. ¿Quién describe mejor la realidad, tú tachándome de machista o yo definiéndote como un pobre imbécil? Pasemos a dilucidarlo.

      “Me hacen gracia los comentarios del tipo: “no soy ‘X’,” –> ¿Dónde has visto un “pero”, tonto? Yo no soy sexista, punto. De hecho, sexista es el identitarismo de género, que promueve la discriminación legal entre sexos, la segregación sexual para crear “espacios seguros” y, en general, la toma en consideración del sexo del ciudadano en todo tipo de cuestiones en los que no es relevante (por ejemplo, para que el autobús te pare en la puerta de casa, tras crear una atmósfera de psicosis que no se corresponde a la realidad).

      he aquí una buena muestra de ello. –> Es decir, que soy un machista XXL. Ahora me vas a decir, subnormal, en qué punto de los 2.015 comentarios ves una aseveración sexista. ¡Hala, a buscar! Y más vale que la encuentres, porque la difamación es propia de escoria sin honor. Es una manipulación del debate para cercenarlo, propia del discurso totalitario.

      “si el feminismo te parece una mamarrachada” –> Que no, tonto, que no. Que el feminismo es un movimiento más que centenario y la mamarrachada que te han enseñado, el feminismo de cuarta ola, postmoderno o identitario es visto por feministas históricas como un movimiento ajeno, y en ocasiones opuesto, a los postulados del feminismo histórico. Y algo que me provoca un tremendo desprecio es cómo el recién llegado pretende convertirse en el único feminismo posible, echando al resto y tachando de “machista”, como tú haces, imbécil, a todo el que no comulgue con él.

      “Y si no eres feminista, eres un machista.” –> ¡Bien! Por fin lo pronunciaste. La piedra de toque del manual identitario. Si no eres de los míos, eres machista y/o racista y/o homófobo y/o tránsfobo… La cuestión es que sólo una minoría de la población se alinea con la nueva versión del feminismo que promueve el identitarismo, y que pretendéis que sea la única.
      85% Of Americans Believe In Women’s Equality, But Only 18% Identify As Feminist.
      Ni mucho menos quien no comulgue con vuestras chaladuras sexistas es machista, ni mucho menos. La inmensa mayoría de la población está (en USA, y aún más en España) a favor de la igualdad entre sexos y razas. Pero el identitarismo no persigue la igualdad entre sexos o razas, sino su desigualdad esencial enmarcada en un eterno antagonismo entre ellos, y pretenden que sea reconocida hasta en el plano legal mediante privilegios legales que procuran compensar un desequilibrio real o percibido. Lo que queda prístinamente claro en esta encuesta es que la sociedad (en este caso, usamericana), considera como conceptos muy distintos la igualdad y el feminismo. Lo cual es una terrible derrota para el feminismo, el haber sido colonizado, devorado por el sectarismo identitario, que ha provocado el rechazo de la mayor parte de la población, precisamente cuando iba ganando la batalla de la igualdad. El desprestigio del término “feminismo” al que lo estáis sometiendo tardará más de una generación en recuperarse. El identitarismo está machacando a la izquierda, pero el principal damnificado es precisamente el feminismo y el antirracismo. Por el contrario, la ultraderecha se frota las manos con imbéciles como tú, en los que encuentra el caldo perfecto para reafirmarse como la opción sensata frente a las majaradas de la izquierda identitaria.

      “o defiendes la igualdad entre hombres y mujeres, o lo contrario” –> Yo defiendo la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres. Es más, en mi modelo social el sexo, como la raza, y ya no digo las preferencias sexuales, sería un dato irrelevante en la relación con el Estado, no debería ser consignado más que a efectos de identificación en una investigación policial como la huella dactilar o el color de ojos. La amenaza a la igualdad viene del neofeminismo identitario que te han enseñado, que concibe una humanidad separada por sexos y razas como hecho diferencial que define la esencia del individuo (por eso lo llamamos identitario). Y promueve la diferencia de trato, sistemas de cuotas y discriminación positiva para los colectivos que considera “oprimidos”.

      “Pues lo mismo ocurre con el feminismo.” –> Eres simplón hasta el extremo. Así que sólo hay un feminismo: el que te han enseñado. Lo que ha habido hasta ahora no era feminismo, éramos machistas encubiertos.

      “las feministas se abrogan” –> Has tenido buen cuidado con la ortografía, cosa que te agradezco, pero sigues evidenciando tus carencias intelectuales. Yo cometí un error al teclear el texto, y tú lo has reproducido literalmente sin percatarte de él porque no lo detecta el corrector ortográfico. 🙂 ¿Qué abrogan las neofeministas? Su inteligencia, abrogan. XDDDDDDDDDDDD

      “Lo cual es como decir que una manifestación obrera no tiene razón de ser porque no representan a todos, todos, toditos los obreros, y por eso no pueden hablar por todos.” –> ¿Te suena el concepto de elecciones sindicales? En cualquier caso, no conozco sindicalista tan estúpido que pretenda que su organización sea la única representante legítima de los trabajadores y el resto se alinean con el enemigo, que es la actitud que adopta la chaladura identitaria. La cuestión es que hay una mayoría de mujeres que NO se siente representadas por esa chaladura, como verás en las próximas elecciones generales.

      “Una manifestación feminista representa a todos los que defienden los derechos de las mujeres” –> ¿Los derechos de las mujeres o la igualdad de derechos? Porque no es lo mismo. Precisamente el identitarismo reclama derechos específicos, lo que en castellano se conoce como privilegios, para las mujeres. La cuestión es que precisamente en una sociedad igualitaria, según las mujeres ganaban en derechos, debían desprenderse de privilegios. En eso consiste precisamente la igualdad.

      “una manifestación de trabajadores representa a todos los que defienden los derechos de los obreros” –> Pero no hay nadie tan tonto que no admita que hay muchas líneas de actuación en esa defensa, y que no todas son ilegítimas.

      “las feministas no pueden hablar” –> ¿Quién ha dicho, miserable, que no puedan hablar? ¿Dónde coño has leído que yo les niegue la posibilidad de expresarse? Todo el mundo debe poder hablar, y manifestarse, por supuesto que sí. También cuando organizan una manifestación antiabortista. Ahora bien, yo también puedo hablar y discrepar de los motivos de la convocatoria (que es lo que hago en la siguiente entrada), hecho que a ti te parece tan intolerable. Pues sí, la huelga y las manifestaciones identitarias (que no feministas) del 8M me parecen una solemne mamarrachada, como toda la ideología identitaria. Y además, una mamarrachada muy peligrosa y probablemente difundida por el capital. En suma, eres una puta marioneta del capitalismo internacional para contraprogramar a la izquierda transformadora, su peón, y eres tan bobito que ni te das cuenta.

      “lo que tú llamas “neofeminismo” sí representa a todas las feministas o a todas las mujeres” –> Lo llamo neofeminismo por que es nuevo, con una línea argumental completamente diferente al feminismo como lo habíamos conocido hasta ahora, el feminismo igualitario, en contraposición al feminismo identitario. Lo que tengo mis dudas es de que se le pueda llamar feminismo, pero empleo ese término porque simplemente así se autodefinen, aunque sería mucho más preciso el término de hembrismo (sexismo que promueve los privilegios de la mujer, como por ejemplo la feroz oposición a la custodia compartida, promoviendo la custodia materna por defecto, lo cual es radicalmente contrario a la tradición feminista tal y como ha sido considerada hasta ahora). Lo que me jode es que no sólo queréis ser incluidos en el movimiento feminista, sino que queréis (bueno, tú no, tú eres un pobre tonto que va arrastras de lo que escucha) apropiarse del movimiento, expulsando a los que estaban desde mucho antes. Pero no es ni mucho menos todo el pensamiento feminista, aunque por el apoyo de los medios así lo parezca. Y, desde luego, sólo es respaldado por una minoría social, a pesar de los esfuerzos mediáticos. Dentro de un mesecito lo comprobarás.

      “Si para que un colectivo pudiera manifestarse tuvieran que estar todos, toditos de acuerdo en todo” –> Falacia del hombre de paja. Ése es el nivel. Das respuesta a las payasadas que tú inventas.
      https://es.wikipedia.org/wiki/Falacia_del_hombre_de_paja

      “según tú, sí pueden y deben hablar por todas las putas” –> ¿?¿?¿?¿?¿? Es curioso que cuando sale el perrito faldero del hembrismo, éste sea un individuo sin capacidad de comprensión lectora.

      “hacer del feminismo una cuestión de sexo” –> Pues de eso se trata, igualdad o desigualdad en función del sexo. ¿De qué va a tratar el feminismo, de los gustos culinarios? Es que no se puede ser más tonto.

      “delatarte como machista” –> Con imbéciles como tú, repartiendo etiquetas de machismo a diestro y siniestro, es como se le pone la alfombra roja a Vox.

      “pensar que feminista sólo lo pueden ser las mujeres” –> Ya estamos. Pero subnormal de los cojones, imbécil integral, di ahora mismo cacho cabrón dónde hostias he escrito yo eso. A ver, tonto los cojones. Ya está bien de crearte tu puto muñeco de paja. Primero, hay una distinción entre el feminismo y este nuevo movimiento tal y como lo queramos llamar (neofeminismo, cuarta ola, hembrismo…) pero que obviamente es una de las patas del postmodernismo identitario. Y tanto al feminismo igualitario, como al neofeminismo, es obvio que pertenecen hombres y mujeres. Ahora bien, hay una diferencia. El feminismo igualitario nos conviene tanto a hombres como a mujeres, para superar los patrones sexistas que nos encorsetan y determinan a ambos sexos. Pero hay que ser un tonto muy tonto para, siendo hombre, promover el hembrismo; un pagafantas, a ver si arrastrándose consigue pillar cacho. Pringao! Haberlos hailos, por supuesto: pero sois patéticos. Como un judío con una svastica (que también los hay, los límites de la estupidez humana son insondables).

      “Porque pensar que feminista sólo lo pueden ser las mujeres, es como creer que antirracistas sólo pueden serlo los negros. Porque es como pensar que nadie que no sea negro puede creer que no se debe despreciar u odiar a todos los putos negros.” –> ¿Quieres que te preste decoración para tu muñeco de paja? No sé, una bufanda, unas manoplas, unas gafas… Mira, te lo explicaré claramente. El tipo de argumentación que estás realizando es intolerable en un contexto civilizado, poniendo en mi boca afirmaciones que te inventas para mejor atacarme. Propio de un completo miserable, un malnacido. Y me alegro que lo hagas, porque estás dando un ejemplo perfecto de los modos de actuación del neofeminismo, tan parecidos a los del fascismo.

      “Dices que no compartes que se compare al feminismo con los nazis, mientras tú las comparas con el ISIS” –> No, cretino, no. Estoy asqueado de tu irrelevancia intelectual. Cuando me cites, lo haces textualmente, tonto de los cojones. A mí no me sobra ni una coma de lo que escribo, incluso cuando te llamo tonto de los cojones procuro ser exacto en mi juicio. Por lo tanto, cuando quieras discutir algo que yo he dicho, lo citas en su literalidad, tal y como yo estoy haciendo contigo.

      Lo que he escrito es, textualmente, “no estoy diciendo que el neofeminismo identitario sea equiparable al nazismo “. Correcto. Pero lo que estoy haciendo es comparar al identitarismo con el nazismo o el islamismo yihadista. Porque una comparación se puede establecer en diferentes términos, y no implica una relación de igualdad. Puedes comparar el peso de una hormiga y un elefante, y el hecho de comparar no implica que pesen lo mismo. !Comparar no es identificar, idiota! ¡Cómo desprecio a los que como tú escribís sin conocer el valor de las palabras! La misma escoria que repite ¡cómo puedes comparar eso! Por ejemplo, el movimiento independentista catalán con otros como el escocés, corso o de Timor Oriental. ¡No son lo mismo! Pues claro que no son lo mismo, si fueran lo mismo no cabrían comparación, sino la mera constatación de identidad. Todos ellos son movimientos sociales que procuran la independencia de un territorio, y al compararlos establecemos sus similitudes y diferencias. Sería más difícil comparar realidades de naturaleza distinta, por ejemplo el gazpacho con una válvula, pero incluso así podemos comparar el número de letras de las palabras que las designan, la conductibilidad eléctrica de ambos materiales… Comparar NO es identificar, me cago en Dios.

      Y sí, el identitarismo postmoderno del cual forma parte este neofeminismo es una ideología que por supuesto puede ser comparada (no equiparada, diccionario, animal de bellota, diccionario) con otras ideologías, de las cuales yo escojo dos muy concretas por su carácter dogmático (es decir, irracional) y su refractariedad a las críticas. Imbéciles como tú etiquetando de machista a quien no sigue el breviario identitario reproducen el mismo comportamiento que los follacabras acusando de takfir a todo el que no jure lealdad al Califato. ¡Cómo me comparas con uno del ISIS! Te comparo, no te identifico, en ese comportamiento concreto. Por lo demás, al menos los yihadistas tienen coraje (el valor del demente), mientras que tú eres un simple perrito faldero.

      “tampoco podriamos acusar a los nazis de racistas” –> Una de las bases de la ideología nacionalsocialista era la discriminación racial, por eso se puede afirmar que es una ideología racista.

      “Creer que no se es machista porque también se desprecia a los hombres” –> Y sigues pretendiendo demostrar que yo soy machista. Mi desprecio no es por motivo de sexo (discriminación sexual), sino de competencia intelectual e integridad ética. No te desprecio por lo que tengas entre las piernas, lo cual me resulta indiferente, te desprecio porque eres bobo. Un tonto útil para sumir a la izquierda en la confusión y conducirla al desprestigio social, una izquierda irrelevante e inofensiva.

      Comentario por Nadir — 25 marzo 2019 @ 13:02 | Responder

      • Tratar de razonar contra un robot del pensamiento, ceros y unos es lo que entienden, es fútil.

        Creo que la naturaleza humana tiende a ese fascismo de hacernos un grupo homogéneo (valiente chorrada, si en un grupo de dos ya es difícil encontrar homogeneidad) y atacar/despreciar/aniquilar a los que no son de nuestro grupo. Estas ideologías bipolares (por lo de o eres de los nuestros, o eres el enemigo… aunque por la patología mental puede que también) calan rápido en la gente por ese tribalismo tan metido en la sangre que tenemos. Junto con esa capacidad para creer y seguir conceptos/seres imaginarios, que son muy chulos en nuestras cabezas, pero que tratados de llevar a la práctica generan monstruos, o nos hacen monstruos.

        La neoizquierda medra a costa de esos defectos humanos. Pero también genera reacción igual y contraria haciendo medrar a la neoderecha (que hasta hace poco eran unos payasos, pero dales poder y serán los payasos de IT), igual de absurda y fascista. Y en medio la gente que todavía tiene algo de racional a ratos nos quedamos con los ojos como platitos preguntándonos en qué siglo estamos viviendo, y si la inquisición se abolió o no. Lo de preguntarnos si cabe un tonto más en este mundo ya lo tenemos superado.

        Ánimo y sigue píando, que de momento no hay policía política que te lleve a un sótano oscuro a “reprogramarte” como robot del pensamiento. Ya llegará si esto sigue por este camino.

        Saludos

        Comentario por Hudson — 25 marzo 2019 @ 14:05 | Responder

        • Desde luego yo me siento así, atrapado entre dos frentes de gañanes. La respuesta de la izquierda, ante los eructos de la derecha, es soltar un eructo más gordo, y defenderlo con una vehemencia fanática. Que si los hombres son esto, que si las mujeres aquello… por favor, dejadme en paz con vuestras mierdas. Yo no quiero ser ni hombre, ni mujer, ni blanco ni negro, ni ser humano siquiera. Soy una berza. Además, vegetal monoico.

          Comentario por Nadir — 26 marzo 2019 @ 0:07 | Responder

      • Anda, míralo, el que quería razonamientos y al que le molestaba que compararan el foro con forocoches, y que está consiguiendo él solito que, en comparación, forocoches sea un espacio plural, respetuoso y tolerante, que a su lado parecería la Academia de Atenas.

        Para creerte un real académico de la lengua, andas bastante escasito de comprensión lectora. “Del tipo de…” sirve para toda palabra o expresión equivalente. Si dices que no eres machista, pero desprecias y denigras continuamente a las mujeres, además de estar en contra de toda manifestación en pro de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres; o no sabes ni lo que estás diciendo, o en algún punto tendrás que poner una conjunción adversativa del tipo “pero”. Porque las dos cosas a la vez son incompatibles. No hace falta ocupar el sillón JB mayúscula para saber eso.

        Lo dicho, no tiene comprensión lectora. Yo le he llamado machista, no sexista, aunque de eso también vaya bien servido. Y que me rete a encontrar una manifestación machista en su blog es la manifestación más clara de que no sabe ni lo que escribe. ¿Comparar el feminismo con el ISIS le parece poco machista? Es además algo sangrante y sin el menor atisbo de sensibilidad, porque si hay un régimen que someta a las mujeres al mayor grado de sometimiento y esclavitud son precisamente estos. Y comparar un movimiento que aboga por la igualdad de derechos, con otro que quiere exactamente todo lo contrario, es propio de alguien que está tan mal de la cabeza que cualquier día se pone un turbante y un cinturón explosivo. Y no me venga con lo de comparar hormigas y elefantes, porque a tí tampoco te hacía mucha gracia precisamente que te compararan con forocoches. Pero claro, es que ahí me pasé, comparar este foro con forocoches no es como comparar al feminismo con el ISIS, donde va a parar…
        Y por si no le basta con esa, ya le buscaré esa donde, en el anterior artículo sobre el tema, le decía una de las pocas valientes que quedarán en este nido de australopitecus machoides, poco menos que hablaba con el coño. Actitud tolerante, abierta y sensata donde las haya, no me cabe duda. ¿Quién podría acusar esta actitud de machista?

        Vaya, mira qué tenemos aquí. Las feministas no pueden hablar por la totalidad de las mujeres, pero tú no sólo puedes hablar por todas las feministas, eres el único que puede definir lo que es el feminismo y lo que no, les tienes que enseñar a las propias mujeres qué es lo que defienden, porque ellas por lo visto, como son rubias, no lo saben, y por si esto fuera poco, todavía tendrán que cambiar el diccionario por tí, para que “barco” sea un animal acuático o para que feminismo no sea lo que el diccionario de la RAE define como: “Principio de la igualdad de derechos de la mujer y el hombre”, para pasar a ser lo que a tí te salga del prepucio. Y todavía quieres dar lecciones a los demás, el ” real académico”.

        A ver, te voy a hacer un croquis, porque veo que eres “mu” cortito. Tenemos una recta y un punto en la mitad. A lo largo de esa recta hay tres espacios donde puedes posicionarte. El punto, a la derecha del punto y a la izquierda del punto. Pues ese punto representa la igualdad, de distancia, derechos, lo que quieras. Si no estás en ese punto, sólo puedes estar a la derecha o a la izquierda de él. En el caso que nos ocupa, significaría que si no eres feminista, que sería esa igualdad, eres un machista que está a la derecha del punto, o un hembrista que está a la izquierda. Como éste último caso lo podemos descartar de plano; por pura lógica y definición eres un machista. Pero no porque “estás conmigo o contra mí” que es un discurso simplista y de simples como tú, sino porque la lógica, el lenguaje, los conceptos y en el plano espacial lo definen y configuran así. Y no me vengas llorando con que el diccionario “está contra tí”. Pues te jodes. Eres como aquel que iba en dirección contraria por la autopista y llamaba locos y kamikaces a todos los demás.
        Y si con los que piensan y tienen criterio la ultraderecha se “frota las manos”, imagínate con descerebrados como tú que le hacen el juego, mientras en su insanía creen que hacen lo contrario. “Tontos útiles” os llaman.

        Y vuelta la burra al trigo… estás obsesionado, tienes ideas fijas, como los maniáticos… El feminismo es lo que es, no lo que a tí te plazca que sea. Por mucho que quieras llamar gigantes a los molinos, los molinos no van a dejar de serlo. Querer dar la representatividad del feminismo a lo que tú llamas “neofeminismo” es como si concedemos la representación de las ideas masculinas a forocoches o a la conferencia episcopal. Cuando con mucho más motivo podríamos hacerlo, porque no sé tú, pero yo no conozco a ninguna “neofeminista” del ISIS, y sin embargo sí conozco a varios “macholopitecus fachoides” y algún que otro ensotanao.

        Claro que sólo hay un feminismo, y sí, es el que me han enseñado. Concretamente el diccionario y todas, absolutamente todas las mujeres que conozco directamente. El que me ha enseñado la realidad. Ahora queda ver el que te habrán enseñado a tí y quién.

        Y mira, ¿sabes lo que te digo? Que aquí lo dejo, me da mucha pereza desasnar homínidos supremacistas que se creen mejores que todo el mundo y que desprecian a todo el que no piense como ellos, exactamente igual a como hacen los nazis y el ISIS. Que están frustrados y resentidos contra todo bicho viviente y por eso tienen que descargar en un blog todos sus traumas y rodearse de una banda de acólitos sin criterio que le digan sí a todo, como a los tontos, que es el equivalente intelectual al “¿nos hacemos unas pajillas?” torrentiano. Con el que tenéis más en común de lo que creéis.

        Igual luego vuelvo para ocuparme del resto. Pero por ahora ahí os quedáis.

        Comentario por Luciano Mendez — 26 marzo 2019 @ 8:52 | Responder

        • Ale, ale Luciano, rey mío ¿ya te has quedado a gusto?¿ya has descargado toda la bilis?. No sé muchacho, serénate que te va a dar una lipotimia y no es plan, da la impresión que has olido sangre y has entrado en el blog en plan justiciero primero con Greg después con Nadir y en el futuro en guerra total para “ocuparte del resto”. Mira chico si es que es más sencillo que eso, Nadir propone un tema y entre él y l@s comentaristas pues a veces dilucidamos algo, otras nada y, en ocasiones, algun@ hace una observación de interés que posteriormente desemboca en más entradas y más hilos como meandros en un río. En el caso que nos ocupa Nadir echa mano del tema feminista como podía echar mano de cualquier otro pues la idea de fondo no es tanto el feminismo en sí sino la idea que el tema de las identidades (en base al genero, raza, lugar de nacimiento etc) puedan tener unos denominadores comunes e identificables que llevados al paroxismo desembocan en cerrazón, fanatismo y negación del otr@. Es lógico que sea un debate incomodo pues es transversal y, por lo tanto, afecta en menor o mayor proporción según sensibilidades a tirios y troyanos aunque sorpresivamente (o no tanto) en los últimos tiempos parece que es la izquierda la más dispuesta a meterse en según que jardines con consecuencias penosas para la misma (atrincheramiento y consecuentes perdidas de apoyos) cuando no ridículas. Sin ir más lejos ayer mismo me entere que Unidos Podemos es ahora Unidas Podemos y aunque parezca una trivialidad sin más transcendencia el hecho de dejar el plural neutro por el femenino genera una confusión que ni te cuento, porque al final yo no sabía si era una facción (¡otra más!) exclusivamente de mujeres dentro del universo podemita o qué y son ese tipo de decisiones llevadas a las últimas consecuencias las que poco a poco van erosionando las posibilidades de la izquierda como cualquier técnico en mercadotecnia te podría aclarar. Y sin nada más que decir se despide este “australopitecus machoides” y “acólito sin criterio” que curiosamente trabaja en un entorno exclusivo de mujeres (eramos dos pero el otro se jubiló recientemente) con jefa incluida y tan feliz de la vida amén de tener una hermana que en tiempos sufrió maltrato físico y psíquico con amenazas de muerte incluidas por parte de su pareja situación, por otra parte, ya superada muchos años atrás…

          Pues eso Luciano que si has terminado ya de desfogarte nos vamos a comer.

          Comentario por Javitxu — 26 marzo 2019 @ 10:43 | Responder

          • Efectivamente, el neofeminismo identitario es sólo una pata del identitarismo postmoderno. En España, es el que principalmente nos afecta, pero a otras sociedades con mayor diversidad étnica y racial las puede partir por la mitad.

            La idea de que mi identidad y acción política deban estar determinadas por el color de mi piel o lo que tenga en la bragueta (dice la izquierda) o mi lugar de nacimiento (dice la derecha), me revuelve las tripas. Porque sé bien que esa dinámica conduce al sectarismo, al que estamos tan inclinados como especie. Y en las dinámicas identitarias, la lucha de clases SIEMPRE queda postergada (como inteligentemente comprendió Lenin, y eso que no era precisamente un dechado).

            Pero bueno, no adelanto acontecimientos porque eso viene en el siguiente capítulo.

            Comentario por Nadir — 26 marzo 2019 @ 11:19 | Responder

          • Celebro que haya vida inteligente en este antro. Si trabajas con mujeres, tú mejor que nadie le puedes contar al perturbado este si te han castrado ya o te obligan a ir con un burka o un mono naranja y te han puesto el cuchillo al cuello mientras recitan suras de Gloria Fuertes… Si te obligan a ir vestido de blanco tocando una campañilla como los leprosos, para advertir de tu presencia y de que no puedas violarlas a traición… Cuentanos tus espantosas experiencias en medio de esas fanáticas extremistas y de cómo has hecho para sobrevivir. A no ser que no vivas en un universo para-lelos como él, y en tal caso os limitareis ha hacer cada uno su trabajo lo mejor que sabe y si puede ser echando unas risas a la menor ocasión. Ese creía que era también mi mundo, pero como el señor Nadir, Súpremo y Único Conocedor de la Verdad, ¡Alabado sea! no deja de prevenirnos sobre el Anticristo “Neofeminista” que será el nuevo nombre de Mefistófeles, ya no sé qué pensar. Bueno, en realidad sí lo sé, y es si por allí cerca tendrá un confortable sanatorio mental donde pueda tratarse de lo suyo.

            Comentario por Luciano Mendez — 27 marzo 2019 @ 8:56 | Responder

        • A ver, Luciano, de verdad que ni siquiera te tengo antipatía. Me pareces una buena persona, pero con una inteligencia limitada, que ha sido captado por la secta y que repite como un lorito su ideario. Yo sé que no lo pretendes, pero le estás haciendo el caldo gordo a la ultraderecha, llamando machista a todos los que no aplauden la nueva doctrina.

          Yo creo que ha quedado claro:
          – Tú dices que yo soy machista porque me burlo del neofeminismo identitario (que, además, tú consideras como el único, el feminismo clásico o igualitario NO es feminismo para ti).
          – Yo creo que eres bobo porque no dices más que simplezas, y ni siquiera éstas son de tu cosecha.

          Creo que han quedado bastante claras las posiciones de cada uno como para que cada cual saque sus conclusiones, y así no perdemos más tiempo con este tema.

          Comentario por Nadir — 26 marzo 2019 @ 11:09 | Responder

          • EL problema de estas discusiones (ya lo vi con Greg), es que es tiempo perdido, has perdido el tiempo (bastante por cierto), y no va a servir para nada, un dia vendras y te arrepentiras de eso 10-15 min q has perdido en intentar explicarle las cosas. Hace 15 años yo tb perdia el tiempo, ahora de verdad q paso, se agarran a un puto clavo ardiendo, no merece la pena.
            Ya sabemos, o eres nazi o no eres aleman, o eres catolico o eres un rojo, o estas conmigo o contra mi, esas dualidades q tanto nos “gustan” por estos lares
            Un saludo

            Comentario por Emilio Fernandez — 26 marzo 2019 @ 23:25 | Responder

            • Hasta cierto punto es tiempo perdido. La intervención de Luciano me ha venido como anillo al dedo para mostrar un ejemplo genuino de la nueva doctrina. Esto es lo que se nos viene encima.

              Mira, yo recuerdo en los debates (con gente con mucha más formación política que yo, que siempre he dicho que el tema teórico me aburre soberanamente) que había discusiones acaloradas, pero muy pocas veces aparecía un imbécil de los que llaman a todo y a todos capitalista, pequeñoburgués, antirrevolucionario… A esta clase de personajillos, que querían ser más revolucionario que la boina del Che, procurábamos darles boleto porque reventaban la discusión. Todos éramos unos fachas, unos vendidos, excepto él. Con el tiempo, me encontré uno de esos ultracomunistas, reconvertido en acérrimo de Falange Española. Pero ya digo, eran una minoría, el tonto que tiene que haber en todo grupo u organización. Pero es que ahora, ese comportamiento fanático es la norma. Como dudes, como contextualices, como intentes aportar matices, eres un traidor, un machirulo, un supremacista blanco… Según ha ido bajando el nivel del discurso político, ha subido la intolerancia y el fanatismo.

              Comentario por Nadir — 27 marzo 2019 @ 0:53 | Responder

          • Utilizas los mismos argumentos que la extrema derecha, y el que le hace el “caldo gordo” soy yo… Definitivamente no estás bien. Lo que tú dices, lo hacen a cientos, en manadas, en forocoches, y te crees un adalid de la izquierda… Pero ya el colmo es que dices que yo digo lo que únicamente dices tú, y me llamas bobo por lo que no digo, pero que tú sí dices, con lo que estás llamando bobo a tí mismo… la pena es que eres tan resumamente bobo que ni siquiera te enteras de ello.

            Comentario por Luciano Mendez — 27 marzo 2019 @ 9:07 | Responder

    • Saludos:

      Nos insultas a todos. Y en tus palabras sólo veo una cosa, no eres capaz de aprender. En este pequeño lugar aprendemos de todos, cada pequeña opinión es muy valiosa. Para ti no, ya que eres unos de esos que lleva en la mano la verdad.

      Te voy a contar una cosa que no debería. Bien sabe nadir que suelo callar. Tú no tienes ni puñetera idea del sufrimiento de las mujeres. Tú nunca has hablado con una mujer de Pakistán, de Afganistan, de Saudia … ¿Quieres que te cuente para que sirven tus proclamas allí? Tú has conocido mujeres buenas haciendo pancartas, yo las que se juegan la vida. Y ahora mismo tengo un caso delicado; simplemente le meterán un tiro.

      Cuando acaben con ella me acordaré de la gente como tú. Los de la doctrina, los de las grandes palabras, los … cobardes. Tú, el que nos insulta a todos nosotros sin conocernos, ¿dónde has peleado? No me valen pancartitas, si no silban las balas nos sentimos viejos. Puedo asegurar tu respuesta: en ningún lugar, en ningún tiempo.

      Comentario por Vicente Millán — 26 marzo 2019 @ 17:05 | Responder

      • Tu comentario nos ha sumido a todos en el bochorno.

        Estamos organizando una chillería por nimiedades cuando ahí fuera la tragedia es la vida normal de muchos compañeros; y compañeras.

        Comentario por Nadir — 27 marzo 2019 @ 0:57 | Responder

        • Saludos:

          Te hubiese gustado discutir con ella. Persona muy formada. Le ofrecí salir de su país. Se negó. Y pelea en un sitio que nos arrugaría los cojones a los más machotes. Joder, no si estará mañana entera.

          Comentario por Vicente Millán — 27 marzo 2019 @ 1:41 | Responder

  5. Un texto interesante sobre instinto gregario:
    https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2019/05/instintos-coalicionales.html

    Comentario por santi — 15 mayo 2019 @ 2:27 | Responder

    • Gracias por el enlace. Que aunque no publique cuando puedo sigo leyendo.

      No sé si la tendencia a asumir las opiniones del grupo se debe ese instinto coalicional que propone el autor o algún otro mecanismo psicológico (es normal que si sólo te llegan las razones que soportan una idea, por ejemplo, que la Tierra es plana, abraces esa idea, también nosotros lo hubiéramos hecho de vivir en el s.XIII).

      El problema es que internet fomenta el sectarismo, creándose gettos en los que las ideas se retroalimentan en vez de contrastarse. Unido a que cada vez la gente es más débil e intolerante a la disensión, que consideran como ataque personal.

      Comentario por Nadir — 17 mayo 2019 @ 20:33 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder a erebiagorge Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: