La mirada del mendigo

28 marzo 2019

La ideología achicoria

Filed under: Política — Nadir @ 16:18

Continúo y con el presente clausuro esta tanda sobre la doctrina identitaria.

Puede que no os hayáis dado cuenta porque estáis subidos a un sistema no inercial, la sociedad. Salid por unos instantes de él y situaos en un origen de coordenadas inmóvil y contemplad cómo ha evolucionado el eje de la política española en estos últimos meses, apenas años. Las izquierdas y las derechas, de estar definidas por el conflicto capital-trabajo, con una derecha claramente favorable al primero, una izquierda al segundo, y un P$O€ procurando hacer lo de siempre, servir a la patronal sin que se note demasiado, han pasado a estar definidas por su significación identitaria (sexo, fundamentalmente, pero también raza/etnia y preferencias sexuales). En este caso sería Ciudadanos el que está realizando la pirueta de procurar servir a dos señores, con un PP y VOX manifiestamente y virulentamente en contra, respectivamente, un P$O€ encantado y una izquierda entusiasmada y ensimismada.

No sabéis ni cómo, pero a día de hoy es el identitarismo el pivote sobre el que gira el debate político. Voilà, os han robado la cartera y ni os habéis enterado.

¿Quién es el gran beneficiario de esta inofensiva charlatanería progre?

Y otra pregunta:

¿Creéis que es casual, natural, la contaminación de la izquierda por este nuevo credo difundido desde el otro lado del charco?

En la era del bipartidismo, las políticas económicas de PP y P$O€ eran intercambiables, y las diferencias se limitaban a cuestiones accesorias aunque muy mediáticas, como el matrimonio homosexual (aunque comprendo su valor simbólico y normalizador, es un derecho que muy pocos homosexuales tienen interés en ejercer). Una forma de desviar la atención y de crear tensión narrativa, inventándose una rivalidad entre las dos fuerzas. Y ahora, gracias al identitarismo, seguimos perdiendo el tiempo con majaderías, aunque al haber aumentado el número de títeres a cinco pudiera parecer una función más animada.

Por cierto, hablando de imbecilidades. Tras empowerment y sorority, de aquí a poco la RAE se verá obligada a ceder al chantaje y aceptar la traducción de otro neologismo fabricado por la secta: racialized. El lenguaje genera una nueva realidad (percepción de ésta), y hay que reconocer que en desarrollar su propia jerga pseudocientífica sí es fecundo el identitarismo. “Racializada”, por supuesto en femenino, aparecía también en el manifiesto del año pasado, y me recuerda al cateto que para ser moderno se pone una gorra de baseball al revés, ou yea. Al final, esto tiene más de moda hipster importada que de doctrina, pura fanfarria sin sustento intelectual de niñato con barbisca.

¡Ah! Perdón, que vuelvo a perder el hilo, y quizá haya alguien a quien le extrañe el título que le he dado a esta entrada.

Los más jóvenes quizá no sepáis lo que es la achicoria, o quizá sí porque ahora sois veganos y la usáis en ensalada. Pues bien, en la España pobre de la que tan rápidamente nos hemos olvidado, la que viajaba a lomos de mulo y calzaba alpargatas o almadreñas, el café era un lujo reservado a los que comían con mantel, especialmente tras la pérdida de las colonias; y la gente compraba tarros de su sucedáneo, la achicoria.

La dialéctica marxista se basa en la oposición entre dos categorías sociales, el que posee los medios de producción y el que arrienda su fuerza de trabajo. Aunque autores modernos también lo quieren explicar en clave identitaria (cómo seguir sintiéndose proletario con un chalet en Galapagar, vemos que la hipoteca no sólo domestica al obrero), es simplemente una descripción de las relaciones según la posición en la maquinaria económica.

Sobre ello se construyó luego toda una cultura obrera (el sufrido obrero ante el patrón explotador), que puede ser movilizadora e incluso emotiva, pero no es el fundamento de la izquierda revolucionaria (marxista, pero no sólo). El empleador retiene parte del producto del trabajo en forma de beneficios del capital (plusvalor), ilegítimo en el socialismo y la base del sistema bajo el capitalismo. Luego, puede darse el caso (desde luego no infrecuente, especialmente en pequeñas empresas) que patrón y trabajador se hagan grandes amigos, y ojalá que así fuera siempre (aunque el odio puede ser fecundo, no deja de ser un veneno). Pero en la relación laboral que comparten, sus intereses son opuestos por definición.

Por supuesto que habrá empresarios que sean magníficas personas, e incluso más de izquierdas que muchos de sus trabajadores (y yo he conocido algún caso), e igualmente por supuesto que hay trabajadores que son verdaderos fascistas y canallas. Insistimos, el marxismo plantea la dicotomía entre trabajo y capital como una simple constatación de un hecho económico, no como un esencialismo identitario. De hecho, si por un casual (posibilidad muy remota al estar bloqueado el ascensor social) se invirtieran las tornas y el trabajador pasase a ser empresario y contratase a su antiguo patrón, también se invertiría la dirección de la apropiación. Nadie es ni mejor ni peor por ser obrero; lo que apuntan los autores de izquierda revolucionaria (y en esto coinciden todos) es que ese obrero cede parte de su trabajo al burgués, y tiene unos intereses de clase inherentes a esa condición (los reconozca y defienda o no, que eso es harina de otro costal).

Esta dinámica de oposición entre clases sociales propia del discurso revolucionario fue adoptada en la segunda mitad del s.XX por unos autores franceses (Foucault, Lyotard, Derrida…) desechando la letra, pero quedándose con la melodía. El marxismo, la lucha de clases… eran metrarelatos (jerga de vendedor de crecepelos) falsos a la altura de las doctrinas religiosas, el único metarelato verdadero era, casualmente, el suyo, que concebía la sociedad como un conflicto antagónico entre razas y sexos (exactamente, entre las percepciones que de ellos tuviera el sujeto), en el que uno juega invariablemente el papel de individuo sometido y otro el de privilegiado por defecto.

Como veis, la música es parecida, dialéctica social entre opresores y oprimidos, y la letra nos resulta familiar y agradable en la izquierda, lucha por la emancipación de la mujer y contra el imperialismo. Pero su sustento ideológico es tan firme como una casa sin cimientos: no está anclada en tierra, la diosa realidad, y cualquier soplo la tumba. Según Marx, un trabajador asalariado entrega más valor que el que recibe, y sobre esta exacción se construye el capitalismo, y esta relación se verifica siempre por la propia naturaleza del sistema, como decíamos. Sin embargo, es fácil percatarse que las relaciones de poder (concepto clave del identitarismo) no siempre ocurren en las direcciones predichas por la doctrina identitaria. Por poner un ejemplo, miles de europeos acabaron su vida esclavizados en el Norte de África o en la corte de la Sublime Puerta por las razzias de piratas berberiscos, y el mismo concepto de esclavitud era de sobra conocido en los reinos africanos desde mucho antes que fieles de Jesús y Mahoma llegaran a sus valles. En cuanto a la explotación de sexo, es groseramente evidente que la relación de opresión entre las mujeres de la burguesía en el s.XIX (o la nobleza en siglos anteriores) y sus criados varones no se verificaba en el sentido sugerido por la nueva doctrina.

La teoría socialista es un instrumento útil a la hora de describir la realidad; funcionaba en el momento de ser propuesta, lo sigue haciendo, y así seguirá mientras no se produzca la abolición de las rentas del capital (mientras haya apropiación del plustrabajo). Mientras, la teoría identitaria hace agua a poco que se aplique el rigor en el estudio de la historia y el presente. Si bien no todos los fenómenos históricos se pueden explicar (como pretendieron autores marxistas) según el conflicto de intereses entre la clase propietaria y quienes arrendaban su fuerza de trabajo, existen otras motivaciones en el obrar humano, pero sí que desde luego es una fuerza fundamental en las sociedades pretéritas y presentes. Sin embargo, entender el devenir histórico como una eterna guerra de sexos en el que uno de ellos es invariablemente el verdugo y otro la desvalida víctima es simple y llanamente demencial. Como lo es reducir toda la historia universal a una versión maniquea del colonialismo, con los diablos blancos sembrando el horror por el mundo donde antes había abundancia y concordia.

Pero entonces, ¿cómo es que unos filósofos franceses absolutamente intrascendentes cobraron fama precisamente en EEUU hasta prácticamente ser el credo dominante en las universidades gringas? ¿Es de nuevo casualidad que una ideología capaz de contraprogramar al marxismo en la izquierda tuviera tanto éxito entre los jóvenes de clase media de Harvard y Yale?

Todos habréis entendido que al identitarismo postmoderno (las aportaciones del postmodernismo al arte no me atañen en este caso, sólo sus incursiones en la teoría social) le llamo la ideología achicoria porque no deja de ser un sucedáneo barato de las teorías socialistas y anarquistas del s.XIX y los pensadores del s.XX que las desarrollaron. Pero también tengo otro título para el identitarismo: es la doctrina-vacuna de la burguesía contra las teorías revolucionarias. Han inoculado en la izquierda un virus desactivado, que cursa con leve febrícula e impide que ésta se contagie de ideas realmente peligrosas, como la mencionada reproducción del capital (o empiece a rechazar el principio de autoridad).

De tan poco peligrosa, la vemos publicitada por los grandes portavoces de la ideología del sistema, prensa, radio y televisión. Y al mismo tiempo se moldea su antítesis conservadora para generar la ilusión de diversidad ideológica. Y con esto, ya tenemos montado el nuevo teatrillo de guiñol político para al menos una generación.

Efectivamente, ya os encargaréis de que no sea. En ningún momento de nuestra historia reciente la idea de revolución se me antoja más lejana y quimérica.

Permitidme que incida en el núcleo de la doctrina postmoderna: Igual que la teología parte de la premisa de la existencia de Dios, el identitarismo parte de la concepción de que hay categorías sociales que son eternas víctimas, a saber, las mujeres, los no-blancos y las minorías sexuales, sojuzgadas de todas las formas posibles por las categorías antagonistas: el heteropatriarcado opresor del hombre blanco (notable, cuando los movimientos en pro de los Derechos Humanos, como el abolicionismo y el sufragismo, aparecen precisamente en las civilizaciones occidentales).

Así como el Universo sólo tiene 6.000 años de antigüedad porque así lo dice la Biblia, de la misma forma el neofeminismo identitario moldeará su percepción de la realidad para que se adapte a su doctrina: la mujer como eterna víctima. A partir de ahí, forzando más o menos la realidad, se trata de enumerar toda una retahíla interminable de agresiones y agravios que corroboren su prejuicio, hasta llegar al paroxismo (manspreading, mansplaining, cultura de la violación, heteropatriarcado opresor, masculinidad tóxica, microagresiones…). El mecanismo es el mismo que observé, como decía, en la ultraderecha polaca (partido gobernante, no lo olvidemos): mantener a la población con su identidad a flor de piel, continuamente excitada por nuevos agravios con que la van alimentando, y así la población crece con el convencimiento permanente de estar sometidos a una agresión externa, el resto del mundo conjura contra ellos y deben defenderse de remotas amenazas que, en ese clima de psicosis, se torna ciertas e inmediatas. Por una parte, en su cosmovisión está la nación polaca sola frente a un mundo amenazante y, por otra parte, este mundo está en deuda con ellos por todas las agresiones, ofensas y agravios a los que los han sometido.

Donde pone polacos, sustituidlo por mujeres y ya tenéis el discurso del neofeminismo identitario (os pagan menos, os discrimina, os violan, os matan…). Si además de mujeres, le sumáis minorías raciales y sexuales, ya tenéis el combo completo. Un ejemplo de libro de identitarismo postmoderno es el manifiesto del 8M.

Es lamentable cómo la progresía ha adoptado una ideología que usa la palabra igualdad en el mismo sentido espurio que la Espe usurpaba la de libertad. Hablan de igualdad para promover la diferencia (incluso legal, aberración jurídica en la cual el manifiesto de este año proponía abundar) y el determinismo sexual (género) y racial (apropiación cultural). El identitarismo es sexista y racista, aunque afirme serlo por una buena causa, para compensar agravios históricos.

El neofeminismo identitario ha fagocitado el concepto de feminismo a modo de yihad, entrando como banda armada, promoviendo las conversiones a la nueva fe de los vencidos y expulsando o aniquilando al resto al grito de señoros, traidoras y pollaheridas, para instaurar el concepto de mujer víctima, física y mentalmente débil, perpetuamente ofendida y traumatizada que debe ser sobreprotegida y promocionada (si Dolores o Federica levantaran la cabeza).

Al final, como comentaba, esto no es más que la vertiente progre del identitarismo. La vertiente facha, basada en la patria, la nación y, cáspita, también en la raza y el sexo (eso sí, los opuestos), es defendida por la bancada contraria, la de los Casado y Abascal (a cuál más tonto, pero mucho cuidado porque en algún momento puede surgir una figura inteligente en la derecha que nos haga un siete, mientras la izquierda se convierte en el hazmerreír del pueblo con estas alucinaciones).

Vuelvo a insistir, y disculpadme pues sé bien que me paso de reiterativo, pero es vital para entender lo que está ocurriendo en el mundo: si desnudamos el discurso neofeminista, es perfectamente intercambiable con la ideología que promueve el PiS en Polonia: una manipulación de la historia para mostrar al pueblo polaco (o alemán, o musulmán…) como un ente homogéneo que ha sufrido una colección de agravios, pero que ahora, gracias a esta nueva generación de líderes visionarios, ha llegado el momento de reafirmar su identidad y enseñorearse de la historia.

La misma mierda, una y otra vez repetida, y sigue funcionando. Seguramente, por nuestra tendencia gregaria de primates. La soledad intelectual da aún más miedo que la física, y el individuo busca el cobijo de un grupo que le ahorre el trabajo de pensar por su cuenta y dentro del cual poder construir una identidad (necesidad cada vez más común en las sociedades modernas).

Por cierto, y ya para ir terminando, que seguro que lo agradeceréis los que hayáis llegado hasta aquí, ¿qué os parece el siguiente enunciado?

Los andaluces somos un pueblo históricamente desfavorecido y explotado, que sumando la diáspora supone una cuarta parte de la población del Estado. Por lo tanto, en pro de la igualdad y como compensación al agravio histórico sufrido, deberá verificarse esta proporcionalidad en los consejos de administración de las empresas, estando por ley reservados un 25% de los asientos para andaluces étnicos (aquellos que se sienten andaluces).

¿Qué os parece la idea? ¿Pensáis que es estúpido relacionar la nacionalidad con el mundo laboral? ¿Y por qué no os parece tan grotesco cuando se trata de sexo? Son simplemente dos grupos identitarios perfectamente válidos, como podríamos tomar otros mil. Por ejemplo, otro colectivo históricamente reprimido en su misma esencia: los zurdos (y que ahora también se pretende que sean sustancialmente diferentes). ¿Un 15% de zurdos en las listas electorales?

No existen razones para que los andaluces o los zurdos carezcan de prerrogativas especiales en base a su historia de opresión y exclusión, lo que pasa es que son grupos identitarios que no han sido desarrollados por el postmodernismo, y por eso se os antojan extrañas y absurdas estas demandas así formuladas.

Por cierto, a cuenta de esto. Una última blasfemia contra el pensamiento hegemónico. Si obligamos a empresas de sectores en los cuales la presencia masculina es mayoritaria (por ejemplo, sólo el 12% de estudiantes de ingeniería informática son mujeres, supongo que también debido a que el código es un invento heteropatriarcal y se sienten agredidas en las aulas) a promocionar a posiciones de responsabilidad al mismo número de hombres que de mujeres, la capacitación media de éstas será inferior (si tenéis algún problema con esta afirmación, volved a repasar la estadística básica del bachillerato) y, por lo tanto, es más que probable que se cree un estigma sobre la mujer directiva que está ahí por rellenar la cuota y no por sus méritos. Y este estigma pesará también sobre aquellas mujeres que de todas formas hubieran accedido a esa posición sin mediar una legislación sexista (insistimos, sexista, aquella que toma en consideración la condición sexual en aquellos ámbitos en los que es irrelevante). Y es que violentar el progreso social con atajos legales puede traer efectos contraproducentes.

Creo que no acabáis de solidarizaros con los andaluces o los zurdos. Vamos a probar con otro enunciado, a ver si logra vuestra aprobación:

Los gitanos hemos sido la etnia perseguida y sometida por antonomasia, por lo que para paliar esta exclusión se deben garantizar plazas en la universidad para los miembros de nuestra etnia.

¡Ah, carallo! ¿A que ya no parece tan absurdo? De hecho, esto es desde hace años la práctica común en Gringolandia y dentro de muy poco será una práctica común también aquí en Europa. Y por supuesto, qué más quisiera yo que la integración plena de la comunidad gitana en la sociedad, rompiendo la brecha de exclusión y marginalidad a la que una buena parte se ve sometida (por circunstancias endógenas y exógenas que se retroalimentan, la cuestión no es trivial ni se presta al discurso simplón de buenos y malos). Pero habrá que afrontar las causas, redoblar el esfuerzo en las primeras etapas de aprendizaje y ponerse muy firmes con la asistencia escolar (cuánto habrá luchado mi madre, la pobre, con este tema). Justo lo que no hacen en EEUU y su deplorable educación pública, para luego atajar por la calle de en medio seleccionando a los negros e hispanos de clase media que se pueden costear la matrícula en las Ivy League, a pesar de que su expediente sea claramente inferior a sus compañeros blancos por un simple efecto de composición (y, especialmente, por debajo de los orientales).

De aquí a poco, os sorprenderéis a vosotros mismos llamando supremacista y pidiendo el cese fulminante de un profesor que se niega a aprobar a un alumno gitano, bajo la falaz e intolerable excusa de que “serás todo lo gitano que quieras, pero con menos de un cinco no pasas”, sin tomar en cuenta sus circunstancias sociales y la opresión estructural a la que se ve sometido como miembro de una minoría.

De la misma forma que aceptáis con naturalidad e incluso como muestra de progreso que exista una asociación de juristas con admisión exclusivamente reservada a mujeres, a la par que consideraríais una ofensa intolerable que existiera una asociación de juristas cuyo ingreso estuviera exclusivamente reservado a varones. La exposición a la ideología hegemónica en los medios, que no en la calle, acaba por normalizar el segregacionismo identitario.

Y es una lástima, porque hasta hace poco tenía grandes esperanzas en que pudiera alumbrarse una sociedad verdaderamente abierta, libre de determinismos sexuales y raciales, en el que una paya pudiera cantar flamenco y una negra tocar el fagot (lo de los asiáticos con la música clásica ya no sirve ni de ejemplo, están arrasando), una niña jugar al rugby sin ser tachada de marimacho y un niño danza clásica sin que unos le llamen maricón y otros le sugieran iniciar un tratamiento de reasignación de sexo. Es decir, construir nuestra personalidad obviando los prejuicios de sexo (el género) y raza.

Pero parece que no puede ser posible. Vuelve el sectarismo, el tribalismo, la segregación. Los hombres sois esto y las mujeres, esto otro, porque está grabado en vuestra naturaleza. Volvemos al determinismo sexual, a los estereotipos de género.

Es descorazonador. Íbamos por buen camino, eso es lo que más me enfurece…

Por cierto, conociendo de primera mano la problemática de la comunidad gitana, nada le puede hacer tanto daño como la asimilación (que ya está teniendo lugar) del identitarismo, para descabalgar cualquier esperanza de superación definitiva del círculo de exclusión (son mis tradiciones y debes respetarlas).

En fin, como broche final y para ofrecer otra imagen de la mujer que la de víctima, constantemente ofendida y agraviada. Ya que hemos hablado de rugby femenino: el 30 se reedita la final del año pasado después de arrollar a las rusas cual apisonadora.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

42 comentarios »

  1. Mira que considerarnos iguales a los diestros, cuando todo el mundo sabe que somos superiores. Llegará el día en que los zurdos del mundo tomemos el poder, ¡temblad, malditos diestros mediocres y opresores!

    Comentario por Greg — 28 marzo 2019 @ 22:48 | Responder

    • No has pillado el truco, Greg. Se nota que no has ido al cursillito de teoría de género de Iván. Así no, así no. Para ser tenido en cuenta, tienes que explotar el victimismo. En la sociedad de hoy, para cortar el bacalao hay que dar pena. Por ejemplo:

      Los zurdos hemos sentido el desprecio y la violencia estructural de la sociedad diestra, relegados a los peores trabajos, se nos paga un salario inferior, nos acosan, nos humillan. El otro día fui a comprar unas tijeras… y no tenían para zurdos! Habráse visto el atrevimiento. Desde ese fatídico día, estoy con ansiolíticos y terapia para recuperarme del trauma. Los zurdos estamos indefensos ante tanta agresión.

      Comentario por Nadir — 28 marzo 2019 @ 23:08 | Responder

  2. Comentario por Nadir — 28 marzo 2019 @ 23:08 | Responder

  3. ME cago en los zurdos y en los pelirrojos, por supuesto

    no encuentro la version de aqui, jaja

    Comentario por Emilio Fernandez — 28 marzo 2019 @ 23:33 | Responder

    • Mmmm ¿no has visto la definición de delito de odio? Que sepas que te la estás jugando. Y la Audiencia Nacional no entiende mucho de ironías y humor.

      Comentario por Nadir — 28 marzo 2019 @ 23:49 | Responder

    • Entonces Pablo Motos solo tiene media alma por ser de barba pelirroja, es el supremo caminante diurno, el eslabón entre las personas y los desalmados jajaja

      Comentario por Ramón — 30 marzo 2019 @ 1:15 | Responder

  4. Un buen ejemplo de las consecuencias del identitarismo:

    La fina línea entre censura y crítica dentro de la literatura juvenil

    Comentario por Nadir — 28 marzo 2019 @ 23:59 | Responder

  5. Pues ya que sigues con el temita, te voy a contar cuatro cosas. Tú crees que ese discurso es nuevo, pero ese discurso ya lo he escuchado antes. Ese discurso sí que está “manido” ya desde los tiempos de Goebbels. La táctica de dividir y enfrentar entre ellos a los distintos colectivos que conforman un adversario neto, en este caso el proletariado. La de deshumanizar al contrario, asociando la totalidad de estos a supuestas prácticas o características de una minoría. Por ejemplo: “los judios son avaros y ladrones”, o “Las mujeres son radicales e histéricas”. Difundir una y otra vez cualquier ataque de ese sector más intransigente como si fuera cometido o alentado por todo el grupo, a la vez que se niega cualquier agresión o discriminación por nuestra parte.

    Hace un tiempo incluso lo padecí en directo. Estuve muchos años en el País Vasco, desde un mes después que asesinaran a M:A.Blanco. A partir de una realidad incuestionable: “ETA mata”. El que luego sería el carnicero de Irak, el señor Aznar, inauguró una doctrina mucho más que cuestionable: “¡Todo es ETA!” Y en virtud de ella se ilegalizaron partidos políticos, sindicatos, asociaciones juveniles, culturales, e incluso solidarias; se cerraron periódicios y revistas en euskera… Y todo eso no vino de la “izquierda giliprogre”, aunque en muchos casos hicieran la vista gorda, sino de la ultraderecha más casposa.
    El coste de todo ello fue terrible: detenciones, torturas, humillaciones, indefensión, inseguridad, pérdida de libertades…

    Pero la cuestión es: ¿todo era ETA? Ni de coña. Si se encontraba que alguien de batasuna había hablado con alguien “del entorno” de ETA, se consideraba que estaban al servicio de la organización y por tanto también eran ETA. Luego descubrimos que la mayoría de esos contactos habían sido para conminarles a dejar las armas. Así, si las gestoras pro-amnistía ayudaban a los presos de ETA, se consideraba que, puesto que los presos continuaban siguiendo las directrices de ETA, ayudarlos a ellos era ayudar a ETA y por tanto ser ETA. Y cuanto más se extendía la plasta, de todo lo que llamanban ETA, más y más fácil era pringarse de ella. Al final, toda la izquierda abertzale quedó estigmatizada, y criminalizada como si fuera ETA.

    Ese es el mensaje que querían hacernos creer la ultraderecha “neofranquista”. Pero por fortuna fracasó en la calle. Ni las cuadrillas, ni en los grupos de trabajo de las fábricas, ni las familias, equipos de música, grupos de música, gastronómicos, etc, donde estabamos unos y otros mezclados, nadie les creyó, a nadie se apartó, ni se les miró peor, a pesar de que alguno debería estar plagado de “etarras”; porque era mentira.
    No consiguieron hacer de una identidad étnica o linguística un “ellos y nosotros”, porque en casi todos nuestros grupos y relaciones había parte de ellos y de nosotros, Así muchos de nosotros fuimos a manifestaciones contra el cierre de una revista en euskera, que la mayoría ni entendiamos, mientras, por ejemplo, los que más me ayudaron en un asunto laboral, fueron los “etarras” batasunos, mientras mis “compatriotas” miraban para otro lado y me dejaban tirado.
    Si hubieran conseguido separarnos, sobre todo si nosotros hubiéramos sido tan gilipollas de ir por ahí quitando lazos o pancartas con fotos de sus presos, la ultraderecha se hubiera salido con la suya, porque curiosamente compartían propósito con los más fanáticos de la cúpula terrorista que no veían ya más forma de triunfar que “Ulstherizando” el conflicto, es decir, situar a la población exógena como objetivo hasta que respondiéramos y nos organizáramos en autodefensa y el conflicto alcanzara dimensiones de guerra civil.

    ¿Por qué cuento esto? Porque exactamente los mismos que antes gritaban: ¡Todo es ETA!, Son los que ahora tratan de convencernos de que todo el feminismo es radical y violento. Y hasta algún “iluminado” ha adelantado a los fachas por la ultraderecha y sólo le falta gritar: ¡Todo es ISIS!
    Pero la cuestión vuelve a ser: ¿todo es ISIS? Ni de coña, ni de coño. Si lo otro no tenía ningún sentido, ésto sólo se lo puede ocurrir a un deficiente mental.
    Pero vayamos a las pruebas. Si todo el feminismo fuera radical, y quisieran instaurar el “califato neofeminista”, así lo expresarían en el manifiesto de la pasada huelga mientras féminas vestidas de negro y con cintas bordadas a punto de cruz en la cabeza, armadas con cuchillo decapitaban la pilila a un pobre hombre vestido de naranja. Esto último no ocurrió, y la “radicalidad” del manifiesto la ha enlazado el mismo autor, ahora sólo falta que nos explique un sólo artículo en que discrimine a todo hombre por el hecho de serlo y que atente contra la igualdad. Uno sólo, Hala, valiente.
    Aunque bueno, las mujeres son malaaaaas, son taimadas y astutas, pueden estar diciendo una cosa, pero luego querer hacer todo lo contrario. Malaaaaas, mira que son malaaaaaas. Pero cuando se junten tantos estrógenos juntos, no podrán retener su violento instinto destructor y opresor y lo arrasarán todo a su paso, como sus colegas masculinos en Raqa, Alepo y Mosul. Pero todas las manifestaciones en distintas ciudades, con participación de millones de personas en total, ha acabado con el escalofriante saldo de… ni una papelera volcada.
    Ummm… No sé, no sé, pero para cualquiera con medio dedito de musaraña en la frente, ese discurso de todo es ISIS hace aguas por todas partes. Pero bueno, no nos rindamos, saben que las estamos mirando, son mu listas, pero sobre todo… mu malaaaaaaaas, y quieren engañarnos esperando su momento, por lo que mejor miremos sus carteles individuales, donde alguna un poco más rubia no se entere de la operación de maquillaje y deje escapar su instinto machicida y sanguinario.
    Así podemos encontarnos carteles tan estremecedores como estos: “Ni michismi, ni feminismi… mimimimimi”. “Os queremos a todas vivas”. “Tranquila, mamá, hoy no voy sola por la calle”. “Yo no salí de tu costilla, tú saliste de mi coño”. “Yo elijo cómo me visto y con quién me desvisto”. Todos inequívocamente mensajes violentos y radicales, que buscan el sometimiento de la oprimida comunidad masculina, que con razón anda acojonada, como el señor Nadir, ante el salvaje extremismo de estas fanáticas yijadistas.

    ¡Todo es ISIS! gritan los que antes gritaban ¡todo es ETA! La misma carroña neofascista que sólo quieren criminalizar y dividir a quienes no piensen como ellos. Y he aquí que el tontopollas del señor Nadir se apunta entusiasmado a hacerles el juego, creyéndose encima el único digno representante de la izquierda. Pero vamos a ver, pobre imbecil… ¿el que compartas discurso y objetivo con la ultraderecha más machista y ultramontana no le ha dado por levantar un poco la cabeza a alguna de las pocas neuronas que tengas? Eres un payaso y un tonto útil que le lames el ciruelo a toda la puta casta franquista aunque sea a costa de criminilalizar a todas las mujeres, a tus amigas, tus parejas, tu familia, tus compañeras de trabajo, de copas, de todo… Mientras nosotros defendimos a nuestros compañeros por encima de todo, tú las vendes, las injurias, las desprecias, y mientes vil y despreciablemente sobre ellas a pesar de que sabes, como nosotros sabiamos, que todo eso era una vulgar mentira. Pero aún. Una mentira fascista. Y todavía se atreve el tío a llevar una bandera comunista en el blog… esa bandera se vomita en tí y en todos los acomplejados machoides que pululan por este antro. Si en su tiempo le hubieras dicho a los camaradas algo así sobre sus compañeras, a esta hora no quedaría en Siberia piedra que picar. Si tengo tiempo ya te hablaré de quienes són esas jihadistas del ISIS, ya…

    Comentario por Luciano Mendez — 29 marzo 2019 @ 10:43 | Responder

    • Saludos:

      Todos tus argumentos pasan a pesar menos que el aire si te empeñas en insultar. Empiezo a sospechar que tu lengua es más rápida que tu cerebro.

      Comentario por Vicente Millán — 29 marzo 2019 @ 11:23 | Responder

      • ¡Ah! Pero… ¿te has molestado en leerlo? Yo empecé un poco y pfffff. Más de lo mismo: respondiendo a la paja mental que se monta y no al texto que propongo. Me pone la etiqueta de machista, fascista y enemigo del mundo occidental, y se tira a desbarrar. Po fueno, po fale, po’malegro.

        No te creas, tampoco esto es demasiado agresivo. Cuando he tenido comentarios más subidos de tono ha sido cuando me metí con el Prius. O a cuenta de las primas de la fotovoltaica. Éste bobo es hasta entrañable. Si realmente, yo creo que lo hace con buena voluntad.

        Comentario por Nadir — 29 marzo 2019 @ 13:34 | Responder

        • Tambien puede ser que no tengas respuestas, porque de razonamientos andas muy escasito. Pero bueno, tampoco esperaba mucho de tí. Es curioso que otras etiquetas como radical, mamarrachada, turba e ISIS te gustan más. Al igual que hay clases, hay desbarres y desbarres.

          Comentario por Luciano Mendez — 30 marzo 2019 @ 5:48 | Responder

    • Es muy curioso Luciano como echas e cara a los demás aquello de lo que tú solito eres responsable. Acusas a Nadir de lamerle los huevos a la “puta casta franquista” pero tu no te arredras limpiándole el sable a los valientes gudaris venidos de ese mundo” abertzaleak” que si bien es cierto no era todo ETA no lo es menos que bien miraba para otro lado cuando practicaban el tiro al plato en la nuca del prójimo así que un poquito de vergüenza torera y un poco menos de cinismo que inocentes, inocentes del todo no lo son. Que pocos o muchos de ell@s sintieran un prurito siquiera de desazón en la intimidad por la mucha gente que en nombre de la sagrada simiente vasca iba siendo asesinada me la trae floja a estas alturas ni va a cambiar la irreversibilidad de la muerte de tanta gente inocente por mucho que ese excremento que atiende al nombre de Otegui lamentara el otro día lo bien que vendría un Ernest LLuch para Cataluña sin mencionar siquiera en ningún momento que fueron sus propios colegas de banda quienes le dieron boleto. Parece que tu epifanía vino por “un asunto laboral” en las que los batasunos (tú lo has dicho, yo no) te echaron una mano y deduzco que fue ahí cuando te caíste del caballo y soltaste un “gora, gora, cocotxa” y abrazaste el catecismo del buen maketo reconvertido (buen chico, buen chico). Te delata el lenguaje utilizando toda esa retahíla de lugares comunes y mitos de la causa que me resulta tan familiar. Se nota que fuiste bien asimilado pero te advierto una cosa Luciano y es que esa gente son como los curas y no dan nada gratis pues siempre acaban pidiendo su libra de carne a cambio. En tu caso haberte acostumbrado a una dialéctica de trinchera que lleva implícitamente el concepto de el “otro” como imagen antagónica y especular con la cual legitimar la posición propia incluso en sus aspectos más fanáticos y obtusos. Partiendo de eso es normal que veas el mundo en binario y nos acuses sin conocernos de lo que tu mismo no pareces advertir en tu persona. Sin darte cuenta de ello ya eres como el niño de el sexto sentido con la salvedad de que en vez de muertos ves neofranquistas machirulos por todas partes. O todos rojos o todos azules ¿no? al fin y al cabo no os diferenciáis tanto de vuestros antagónicos a los que necesitáis para daros vidilla mutuamente ¿Que sería de un Torra sin un Abascal?¿o un Puchi sin un Casado?. De todas maneras me alegro que hayas entrado para recordarme porque en las próximas no voy a volver a votar a quienes vote la última vez. Especialmente con ese “si en su tiempo le hubieras dicho a los camaradas algo así sobre sus compañeras, a esta hora no quedaría en Siberia piedra que picar…” de remate final que me ha llegado al alma recordándome cierto caballero legionario que entro aquí una vez deseando que Millán Astray se levantara de la tumba para cerrar el pico a los aquí presentes. Sí, sin duda los extremos se tocan. Cuando vengáis con la 9 mm parabellum al menos tened el buen gusto de avisar por favor que no quiero despedirme de este mundo sin dejar los asuntos de notaria bien cerrados.

      Ladran, Sancho, luego cabalgamos.

      Por cierto nos sobrestimas sobremanera Luciano, no creo que lo que aquí se comente tenga la mayor transcendencia en el devenir caótico de la izquierda en este país. Para eso ya se valen ell@s sol@s a lo que se ve.

      Comentario por Javitxu — 29 marzo 2019 @ 14:34 | Responder

      • Es curioso. Como bien sabes Shylock no era cura. Sin embargo, nos han infundido un verdadero terror a decir según que cosas, aunque sean sólo referencias culturales sin ánimo racista.

        Comentario por Nadir — 29 marzo 2019 @ 15:13 | Responder

      • ¿Gudaris, dices? Vaya, vaya, vaya… ¿qué tenemos aquí? Te voy a contar una cosa… en lo que va de siglo ya han muerto más mujeres a manos de machoides que gente a manos de ETA. Pero no teneís bastante con mentir como si ellas señalaran a todos los hombres como culpables, lo cual estaría muy mal, ¿verdad? Pero ¡vaya! he aquí que alguien que firma como Javitxu, ni más ni menos, se atreve a insinuar que todo el entorno abertzale era ETA. Y eso está muy bien, ¿verdad? Doble vara de medir hipócrita y miserable. Otro que se tira el moco de izquierdista y se traga sin masticar el “Todo es ETA” Como vosotros seais la izquierda, habrá que recordar aquello de: “de los amigos me libre dios, que de mis enemigos me libro yo”.

        Y luego hablais de etiquetas. Os habeis tragado que todos los batasunos son malos de la muerte, pero todos todos, oye, y toda la propaganda del odio que os quieran meter, porque sois incapaces de pensar por vosotros mismos, de ver por vosotros mismos, dejais que la tele piense por vosotros y ahora todos teneis el cerebro que sólo le falta poner: Telefunken. Resulta que los hombres no somos culpables de los crímenes que cometen otros hombres contra las mujeres, pero luego los independentistas de izquierda sí lo son de los que hagan otros independentistas de izquierda. Y todo eso sin que en tu tele… digo cerebro se funda un fusible. ¿Eres tú culpable de los miles y miles de casos de tortura? ¿Lo eres de los asesinatos de los GAL, Batallón Español, etc? ¿Lo eres de los sucesos de Vitoria, donde se dispararon más de dos mil cartuchos sobre calles atestadas de gente? ¿Lo eres de aquellos a quienes disparaban por colocar una ikurriña? No, qué va… tú eres un hipócrita de manual, que los demás son culpables de todo, pero tú eres rubio, sólo pasabas por allí y no te enterabas de ná… Miserables y cobardes que no tienen decencia ni honor, que no les importan las víctimas y les resbala todo el dolor de la gente. Otro más que demoniza y deshumaniza a todo un colectivo para que luego pueda hacer lo que les venga en gana la benemérita trituradora de carne. Gentuza que se cree “izquierdista” y cualquiér día le quita el puesto a la cabra de la legión.

        Vivis de etiquetas, porque no resistís un sólo razonamiento. Lo que hay que ver: gentuza para las que todas las feministas son el ISIS y todos los abertzales son ETA, acusándote a tí de abusar de etiquetas. Porque si juzgais a las mujeres por sus hechos, y a los abertzales por sus acciones, todas vuestras etiquetas se van por el desagüe. Os quitan las etiquetas y vuestra ignorancia se queda en pelotas. Despreciais a las mujeres por ser mujeres, y a mí me pones una etiqueta a causa de mi origen que los “malvados etarras” no me pusieron. Y vais de izquierdistas y progresistas por la vida. Mis cojones. Cuando coincides reiteradamente con los intereses de los fascistas, o una de dos, o eres facha o gilipollas.

        Pues entérate payaso, lo que nunca voy a hacer es estar, como vosotros, con los verdugos. Estuve con las víctimas en el País Vasco, mientras vosotros los abandonasteis, cuando no aplaudisteis con las orejas. “izquierdistas”. Estoy con las víctimas de los supremacistas machoides mientras vosotros una vez más machacais a las víctimas y os burlais de su dolor. ¿Y vosotros vais a darme lecciones a mí? Y ya rompeis el ascómetro cuando los verdugos se quieren hacer pasar por víctimas mentando pistolas que nadie ha nombrado. Sólo podeis defenderos con mentiras, etiquetas y falacias, porque razones no teneis una sóla.

        Comentario por Luciano Mendez — 30 marzo 2019 @ 5:37 | Responder

        • Y vuelta la burra al trigo. Pero hombre de Dios que haces a las 5,37 de la madrugada escribiendo aquí ¿eres insomne?¿es que no tienes vida social y tienes que ir por el mundo pinchando al personal?. Miles y miles de casos de tortura dices, ahí es nada muchacho, ya es casualidad que en todos estos años ni la ONU, ni Amnistia, ni la CPI ni ningún actor al uso nos haya llamado al orden reportando toda esa cantidad de victimas que dices y que por la magnitud de lo que indicas nos equipararía a la Argentina de Videla o a un emirato árabe de esos en los que el tratamiento con picana eléctrica es habitual entre los prisioneros. Igual es que hay una conspiración internacional de neofranquistas machirulos moviendo los hilos del mundo, chi lo sa?. En fin, lo dicho Luciano, has sido bien asimilado en toda la panoplia de chorradas propias del manual del buen batasuno (insisto, tú mismo te posicionas) porque mira tú por donde una parte de mi familia es euskaldun muy, muy próxima a ese mundillo (de ahí mi nick por si no lo has pillado tontin) lo que probablemente me da un conocimiento y perspectiva más profunda sobre el tema que lo que tú puedas atesorar en un millón de años, y no tanto por falta de inteligencia sino más bien por la ciega y fanática fe del converso que profesas. No sé, igual es que has visto otros maket….perdón, quiero decir charnegos como Rufián y lo bien que les va sin dar un palo al agua y te has dicho ¡ joder Luciano aquí hay que posicionarse no vaya a ser que un día se independicen de verdad y me quede en la cuneta así que a hacer méritos! je, je, je. Tranquilo muchacho, al contrario que tu yo no tengo alma de censor o comisario político (ve reservando plaza que te veo buenas aptitudes), la vida es dura de por si y no voy a ser yo quien afeé a nadie la manera en que se la gana sea así poniendo el mismo culo en venta. Eso sí Luciano, te rogaría encarecidamente si no es mucho pedir que intentes limitar tus manifestaciones públicas en época de precampaña electoral dado que la gente como tú cada vez que abre la boca cuesta a la izquierda un buen puñado de votos y no están los tiempos como para ir regalándolos. Y, por cierto, para alguien que no tiene empacho en soltar diplomas de buen y mal izquierdista/progresista/ciudano/aficionadodelathletic poniéndonos de fachosos para arriba a tod@s l@s que no son de tu cuerda sin siquiera conocernos sería bueno que dejaras ese tic que tienes de no pasar ocasión para restregarnos por los morros tu supuesto pasado de héroe de la clase proletaria pues de la misma manera que tu pones en duda nuestra buena fe y animosidad de carácter nosotr@s podemos permitir no creernos ese perfil tan combativo que nos intentas colar. Ya sabes, dime de lo que presumes…

          Comentario por Javitxu — 30 marzo 2019 @ 9:38 | Responder

          • https://www.eldiario.es/norte/euskadi/estudio-denuncias-torturas-Gobierno_vasco-UPV_0_719878776.html

            https://www.irekia.euskadi.eus/uploads/attachments/10779/INFORME_FINAL_-_investigacion_tortura_y_malos_tratos_18-12-2017.pdf

            https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/pais-vasco-es-hora-de-acabar-con-el-circulo-vicioso-de-impunidad-sobre-los-casos-de-tortura-y-mal-1/

            https://doc.es.amnesty.org/ms-opac/search?q=*:*&start=0&fq=mssearch_materials&fv=País+Vasco

            https://www.deia.eus/2018/03/22/politica/estado/amnistia-internacional-acusa-a-espana-de-no-investigar-las-denuncias-de-tortura

            https://www.elnacional.cat/es/politica/estrasburgo-condenas-espana-tortura-atutxa_240102_102.html

            Ahí los tienes, amnistía, el tribunal europeo de los derechos humanos y todo el que tenga un poco de decencia. Esto demuestra además lo hipócritas y mentirosos que sois. Y te las das de informado… Si no sabías todo esto es porque no te ha dado la gana. Le haces el juego a los fascistas, y luego al señor no se le puede decir la verdad a la cara porque es alergico a las verdades.

            Por si esto fuera poco, por si no lo recuerdas, estas eran unas entradas contra el indentatitarismo. Es decir, que no debía marcar tu vida, derechos o comportamiento por haber nacido con una pareja de cromosomas o otra. Pero lo que tú estás diciendo es que sí debe marcar tu identidad el hecho de nacer en un lado o en otro. Así, si yo nací por debajo del Ebro, no puedo pensar por mí mismo y debo ser un mansito súbdito de mi rey y ladrarle a todo al que me diga que ladre, como buen perr… digo súbdito. Sois tan tontos que podeis defender un rato una cosa y al otro la contraria. Y por supuesto con el aplauso del resto de anormales, porque aquí no se viene a debatir, sino a daros la razon los unos a los otros porque da gustirrinin, como si os la menearais los unos a los otros y ese es el único criterio.

            Debería darte vergüenza que un recién llegado se entere mejor de las cosas que tú, pero sobre todo que alguien que viene de fuera defienda mejor a tu pueblo y a tu gente que tú. Encima llorones. Tú puedes llamar etarras a cientos de miles de inocentes, pero a tí nadie te puede llamar facha, que es la definición práctica de quienes quieren pasar por encima de los derechos de cientos de miles de personas. Y lo que ya es patético es querer culpar a los demás de lo que votes. Porque ya no es ni de estúpudos, es directamente infantil, porque teneis menos conocimiento que un niño de ocho años. Madura un poco, hombre, si quieres salir del armario facha, pues da la cara y sé valiente, que ni siquiera eso teneis, joder.

            Comentario por Luciano Mendez — 30 marzo 2019 @ 21:27 | Responder

          • Aquí debo intervenir.

            Hay evidencia sobrada de que el maltrato policial y, en los casos más extremos, torturas, es una práctica común en las fuerzas policiales en España, teniendo además una legislación que protege al torturador y unos medios del régimen que encubren y disculpan estas prácticas (mientras magnifican los crímenes del otro bando). Y sobre ambas cosas, maltrato policial e impunidad he tenido desgraciadamente pruebas directas. Y yo no soy vasco.

            Comentario por Nadir — 30 marzo 2019 @ 23:28 | Responder

            • El deia, el nacional.cat y el diario XDDDDDDDDDDDDDDDD. Pues vaya fuentes más imparciales y desinteresadas que te buscas macho. Je, je , je, es como si yo dijera que los rojos empezaron la guerra en el 34 para establecer una república soviética en España y sojuzgar en gulags a media nación citando datos “fidedignos” de la razón, el ABC y el Alcazar. Sí, sí, si ya se por donde vas tunante. Que yo sepa y alguna vez lo he dejado caer por aquí yo no he justificado la tortura y ni he negado que se practicara en tiempos pero desde luego ni en la magnitud, ni de la manera sistémica en que tus coleguillas batasunos (tu lo has dicho) sugieren. En democracia (pues en dictadura la tortura sí que era generalizada pero para todo el país así que menos patrimonializarla ) más allá de algo tan chapucero como los GAL por los cuales sus máximos responsables fueron juzgados que yo recuerde no había patotas paseando a horas intempestivas para arrancar a las gentes de sus casas y llevarlas a chupaderos donde hacerlas desaparecer ni una red de campos de concentración vastísima donde poder llevar a cabo semejante aberración. Ya que hablas de “pisotear los derechos de cientos de miles de personas” (la próxima vez serán millones) supongo que del sagrado “pueblo” te recordare lo que si yo recuerdo…

              https://www.jotdown.es/2016/09/viviendo-los-etarras/

              Paranoia y parálisis en una sociedad atenazada por el terror de unos pocos que se arrogaban el derecho de decidir quienes eran “pueblo” o no. Básicamente como bien dice el articulo si pensabas en la dirección correcta, te comportabas en la dirección correcta y hasta sentías en la dirección correcta te dejaban vivir aunque bien es cierto que al final le dieron matarile a algún jeztale que se desvió del buen camino para consternación de los que se creían a salvo. Para el resto de los vascos no tan vascos según su estrecha definición, acoso, señalamiento, derribo y tente tieso. Por cierto te recuerdo que esos vascos no tan vascos eran y son mayoría dentro de su sociedad mientras que HB en sus mejores años nunca llego a poco más de unos doscientos mil apoyos directos dentro de un conjunto de más de dos millones de individuos. Es un patrón típico que se repite a lo largo de la historia que cuando una sociedad cae en manos de un facción violenta esta acaba siendo erosionada y sus más nobles valores se subvierten. Al respecto Richard J. Evans en su canónico “La llegada del Tercer Reich” cuenta como décadas después en una encuesta que se hizo en Alemania si se preguntaba a aquella gente que entraba dentro de lo que los nazis consideraban un “alemán muy alemán” estos recordaban aquel periodo como positivo porque, obviamente al entrar dentro de la concepción aria del hitlerismo no tenían ningún problema. Ell@s también pensaban, se comportaban y sentían en la dirección correcta. Que el uso de la violencia como medio politíco legitimo es una característica del fascismo es de primero de carrera y lo que paso en Euskadi en aquellos años anduvo muy pero que muy cerca. La sociedad vasca es admirable en muchos aspectos pero no es menos cierto que salio de aquello muy tocada y enferma. Le costara al menos una o dos generaciones digerir todo lo pasado. Sin salvapatrias ni iliuminados harán su camino y cada cual que cargue con su conciencia. Por cierto, intentar acallar a los demás colgando la etiqueta de fascista a trote y moche es…….muy fascista. Y en cuanto a los “lloriqueos” y la “magnificación de los crimenes” os diré que a un buen amigo mío uno de esos patriotas con los que mostráis tan exquisita equidistancia descerrajo un par de tiros en la nuca de su tío. Un hombre muy notable que probablemente y sin ser conscientes de ello allá hecho más por la convivencia y la justicia de todos nosotr@s incluyendo el berzotas esté de Luciano. Supongo que “socializar el dolor” utilizando napalm contra seres humanos indefensos o reventar un cuartel con niños dentro también es “magnificar ” o quizás, más bien el precio a pagar por tener “territorios coherentes” donde los que no estén en línea con las consignas de la vanguardia o la pureza exigida sobran como tan bien quedo demostrado en la experiencia yugoslava. En alemán tienen una palabra para eso: Gleichschaltung. Y no Nadir, el “identitarismo étnico” que tu dices (nacionalismo de toda la vida en román paladino) no es algo exclusivo de las derechas ¡ojalá! antes lo era pero ya no. Al menos desde los 60 una parte de la izquierda juega al mismo irresponsable juego que la derecha de siempre a condición de que el bando suyo pertenezca al bando “oprimido”. Si es así le compra el pack a quién sea por toneladas así se trate del mismísimo Gadafi, claro que esto tiene un precio en sistemas parlamentarios donde hay que ganarse el voto pues como bien ejemplifica el caso de Podemos eso de andar poniendo una velita a Dios y otra al Diablo según donde le lleva a muy forzados contorsionismos que al final no convencen a nadie pues en ese juego solo ganan los extremos (indepes y vox) o el centro (PSOE). Ya veremos que tal le va al BNG de la mano de Otegui con el que últimamente andan muy acarameladitos.

              Y ya para terminar emplazaros a que si sabéis de la comisión de algún acto criminal u/o ilegal lo pongais en conocimiento de las autoridades pertinentes. Hoy en día se puede hacer desde casa misma y sin necesidad de moverse del sofá…

              https://www.policia.es/denunweb/denuncias.html

              Je,je,je y si no os fiáis de la justicia nacional por demasiado española siempre podéis reclamar al Tribunal de Estrasburgo que para eso está. Haréis un favor a la nación y a vosotros mismos 😉 .

              Y Luciano por mi no desesperes que no te voy a etiquetar como tan prolijamente haces tú con los demás como por ejemplo de…….mmmmmmm….. ¿maketo asimilado?¿,maketo traidor?¿maketo desnortado?¿maketo desustanciado? ¡faltaría más!, un@s tenemos más clase aparte de que me la suda lo que hagas o como te sientas, la verdad es que por mi como si te quieres hacer budista nazi al otro lado del Ebro o del Orinoco. Vives en un país libre así que por mi como si te da por metértela en un enchufe pero, eso sí, no tergiverses mis palabras o pongas en mi boca cosas que yo no he dicho cosa que es propia de gente de baja estofa y peor ralea.

              ( Luciano Mendez después de leer el Egin por primera vez siendo guaje: “A menudo veo fascistasssss…………. ¡¡QUE COÑO!! ¡¡VEO FASCISTAS POR TODOS LADOS!!” )

              XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

              Comentario por Javitxu — 1 abril 2019 @ 23:45 | Responder

              • Qué cierto es el dicho de que “cuando el sabio señala a la luna, el tonto se queda mirando al dedo”… Osea, que distintos medios recogen informes del Gobierno Vasco, Amnistía internacional, y el tribunal de derechos humanos europeo, y como nada puedes oponer al mensaje, lo único que se te ocurre es como se suele decir: “matar al mensajero”… Vamos, que no te vas a creer lo de la tortura hasta que no sea publicado en el BOE… jajajajajajaja, y luego quieres dar lecciones de “informao”. Pero lo mejor es que, dicho esto, lo siguiente es poner un enlace de… Jotdown, que por lo visto será el paradigma de la “credibilidad”. Más infantil y todavía estarías por nacer. Y encima un enlace que lo mejor que se puede decir es que no viene a cuento, porque de lo contrario lo único que se podría suponer es que pretendes justificar el dolor de unas víctimas con el de otras, que para colmo ni siquiera llegaron a serlo. O lo que es lo mismo: el dolor de los “míos” importa, el de los “tuyos” no.

                Pero lo peor es que con ello lo único que estarías haciendo es precisamente justificando el terrorismo. Si todo es lícito para luchar contra los “malos”, y con “malos” incluimos a todos los que tengan algún tipo de afinidad con los malos, dime qué no sería lícito para luchar contra la peor organización criminal que ha padecido jamás este país, como es la dictadura fascista. Pues hay que recordar que precisamente ETA nació para luchar contra ella. Hay que recordar que Otegui cumplió seis años de prisión por querer fundar un partido político. Desde esa perspectiva, cuando un miembro destacado de una organización criminal funda un partido, si equiparamos la doctrina de “todo es ETA”, los miembros de ese partido, en este caso el Partido Popular del señor Fraga, una vez aplicada la doctrina “todo es fascismo”, se convierten en objetivos legítimos. Otro tanto se podría decir del Partido Socialista del “señor X”, fundador de los GAL y por tanto partido terrorista de pleno derecho, cuyos miembros en virtud de la doctrina: “todo es GAL” se convierten también en objetivos legítimos. Si defender a los miembros de ETA presos te pone al servicio de los terroristas y te convierte en terrorista, todo aquel que defienda los derechos de los fascistas o los “galistas”, se convierte en objetivo legítimo. Y si se pueden cerrar periódicos y torturar periodistas por presunta, y luego descartada “afinidad” con ETA, se podría justificar también el acoso a periodicos y periodistas partidarios de fascistas y galistas. Tanto más cuando la “tortura” sólo está en la cabeza del periodista, con lo que, curiosamente, pretendes enternecernos y blanquear torturas reales. Sólo una mente infantil en grado extremo se puede imaginar que torturas imaginarias o autotorturas puedan tener más peso que torturas brutales, reales y masivas.
                Ese es el drama de los fascistas, los exaltadores de la violencia. Que decir “toda violencia es ilegítima menos la nuestra” suena demasiado hipócrita hasta para vosotros.

                Otro “argumento” asombrosamente infantiloide es esa incitación a que denunciemos. Ya me imagino yendo a Intxaurrondo: “-Hola, muy buenas, vengo a denunciar que sois unos torturadores de mierda”. -“Ah, muy bien. Pasé, pase para adentro, por esas escaleras, hacia el sótano, que vamos a ‘procesar’ la denuncia”.

                Y ya el infantilómetro se sale de la escala cuando los únicos insultos que se le ocurren es en relación a mi lugar de nacimiento. En una entrada sobre el identitarismo, para más colmo. Sobre eso hay poco que decir. Si yo llamo “negro” a un negro, como si fuera un insulto, lo estaré identificando como negro, por si alguien no se hubiera dado cuenta, pero más me estará identificando a mí como racista, además de gilipollas.

                Comentario por Luciano Mendez — 3 abril 2019 @ 5:39 | Responder

        • Tienes razón. En lo que va de siglo, ETA ha asesinado a unas 35 personas. Menos que el “terrorismo machista”, y también menos que el “terrorismo hembrista” (del orden de diez víctimas al año,si se llevará la estadística, que los hembristas consideráis innecesaria)
          Jugando con escalas de tiempo, siempre encontraremos fenómenos que hayan causado más muertes que otro dado. En base anual, el denominado machismo causa del orden de 50-60 víctimas, un porcentaje de la población femenina bastante reducido (aún menor que el de denuncias falsas según la fiscalía), y bastante inferior a los accidentes de tráfico o los laborales, por poner un par de ejemplos.
          Supongo que aludiendo al número de asesinatos de ETA pretendes establecer una analogía entre ambos fenómenos, no?

          Comentario por Santi — 30 marzo 2019 @ 17:46 | Responder

          • Lo que trato de hacer una analogía es sobre la burda manipulación y utilización de ambos fenómenos. Si sois capaces de reconocer que el “¡Todo es ETA!”, el que todos los abertzales eran etarras, era falso… ¿cómo podéis creer la patochada en que se basan tooodos los artículos del señor Nadir, de que todas las mujeres, o todas las feministas, son radicales? Ni en el manifiesto, al que os he retado a encontrar un sólo artículo “radical”, ni a los incidentes durante las manifestaciones, que se ha saldado sin romper un sólo cristal, por no hablar de que todos los hombres que se hayan encontrado por el recorrido han sobrevivido y con sus atributos intactos. Así como sus carteles, que seguro donde por simple estadística sí que se debería poder encontrar alguno cargado de “odio” o “radicalidad”, en la inmensa mayoría esto no aparece por ningún lado.

            Así que si la premisa es falsa, todo lo demás es un ejercicio de criminalización, de intoxicación y de instigación al odio que perfectamente podía haber firmado cualquier rata cavernaria o triunfar en forocoches. Debo recordar, además, que pese a que el terrorismo a secas mata muuucho menos que el “terrorismo machista”, en este país que no llega ni a república bananera, que es más bien una monarquía choricera, hay tribunales, para más horror descendientes directos del tribunal de orden público franquista, que tienen la exclusiva sobre temas de terrorismo. Amén de padecer leyes especiales contra el “terrorismo” donde al final pueden meter cualquier cosa, como tantas veces han demostrado. ¿Y contra eso no protestais?

            Pues vayamos con la analogía. Si el machismo mata más que el terrorismo, del mismo modo que hay tribunales especiales y leyes especiales para juzgar este “terrorismo”; con mucha más razón las mujeres podrían pedir esos tribunales y leyes especiales para ser protegidas. Y ojo, que no digo que deba ser así ni que no, pero desde luego muchas más razones habría. Y si no protestais contra los unos, con menos motivo podéis hacerlo contra los otros. Luego están los medios. ¿Alguien tiene la menor duda sobre a cuál de las dos casuísticas se dedican más medios y efectivos en general? ¿Entonces con qué derecho vais a oponeros a que las mujeres reclamen también esos medios y esa protección? Luego os molesta que os comparen con los fachas y hacéis como ellos: todo es poco para las víctimas del terrorismo (pero ojo, sólo de cierto “terrorismo”, porque si no lo sabíais, hay terroristas “buenos” y “malos”) mientras les quieren quitar todo lo que reciban las víctimas de la violencia machista.
            Después están los victimismos. Acusais a las mujeres de criminalizar a los hombres por el hecho de serlo. Y eso es una falacia. Para empezar la lucha es contra el patriarcado, que es precisamente el identitarismo que tanto criticais, y que pueden defender tanto hombres como mujeres. Segundo: no tenéis huevos de protestar en los aeropuertos cuando os quitan en la cara hasta el bote de after save, que estos sí os están criminalizando, tratándonos a todos como presuntos terroristas, mientras criticais toda medida que propongan las mujeres para sentirse más seguras, cuando todas ellas no llegan ni de lejos al mismo nivel de intervención e intrusión. Pero claro, en el avión las víctimas del terrorismo podéis ser vosotros, y todo es admisible para proteger vuestra sacrosanta seguridad. Pero luego a las mujeres que las jodan. En sentido literal, además.

            Lo que me llames a mí “hembrista” me suena como a los que llaman a Podemos “comunistas”. Es mucho más definitorio de quien lo dice que a quien alude, porque no refleja más que la distancia ideológica que media entre ellos. Y hay que estar a mucha distancia, y muy a la derecha, para ver a partidos como Podemos “comunistas”. Pues lo mismo ocurre con este calificativo. Si defender la igualdad es “hembrismo”, imagina dónde estás posicionado tú.

            Comentario por Luciano Mendez — 1 abril 2019 @ 9:47 | Responder

            • Si entiendes que el “¡Todo es ETA!”, el que todos los abertzales eran etarras, era una patochada… ¿cómo puedes creer la otra gran patochada de que todo es heteropatriarcado?

              Comentario por Santi — 1 abril 2019 @ 19:56 | Responder

              • Parecéis recién salidos de Atapuerca… sólo conocéis dos números, uno y… muchos. ¿He dicho yo que “todo” sea heteropatriarcado? Aprended a leer antes de responder, haceros el favor… Además, es que no sabéis ni qué defendéis. El heteropatriarcado es identitarismo. El que sí está diciendo que todo el feminismo es identitarista es el señor Nadir. Así que pregúntele a él cómo puede creer “esa gran patochada”.

                Comentario por Luciano Mendez — 2 abril 2019 @ 17:17 | Responder

                • Perdona, alguien había dicho “todo es ETA? Tú sí que eres coherente, cariño

                  Comentario por Santi — 2 abril 2019 @ 22:02 | Responder

            • Disparas sin saber donde apuntas, cariño. Y así aciertas, claro.

              No, no quiero tribunales especiales, ni para crímenes terroristas ni para crimenes “de género”. Los dos me parecen igual de indeseables. De hecho, en mis arrrebatos más exaltados, desearía que la palabra “terrorismo” desapareciera del código penal (igual que los denominados “delitos de odio”, que para mí son delitos de opinión). Matar está mal, pegar palizas está mal (pero menos que matar), insultar está mal, escupir a alguien está mal, y todas esas acciones hay que castigarlas en proporción al daño que causan; y me da igual que sea por desprecio colectivo que por desprecio individual, por interés político, por venganza, por codicia o por gula. Pero si entiendo la lógica de tribunales especiales para el crimen organizado, por sus también especiales características. Crimen organizado es ETA, y la mafia, y los marines USA. Un paisano que mata a su mujer, o una paisana que mata a su marido, en cambio, no es crimen organizado, normalmente todo lo contrario.

              No, no quiero que se mate a nadie, varón, hembra, o cachorro humano, y ojalá pudiéramos poner un policía a proteger a cada ciudadano. Por desgracia (¿?) hay más ciudadanos que policías, y encima, los propios policías también son ciudadanos merecedores de protección, lo que todavía complica más la cosa. Así que hay que escoger. Y entre una amenaza global y una particular, entiendo hasta cierto punto que se prioricen los medios y los efectivos en ETA, o en Al Qaeda. Pero si es por número de víctimas, priorizaría los accidentes laborales antes que los feminicidios. Por cierto, que no veo que el feminismo (ni siquiera los adalides de la igualdad como tú) reclame “perspectiva de género” en los accidentes laborales, ni se acuerde de los “privilegios” de las féminas en ese ámbito.

              No, no creo que las víctimas de terrorismo de ETA tengan que tener mejor trato que otras víctimas. Ni tampoco que tengan un plus de credibilidad o de buen sentido. “Pasaba por allí y explotó una bomba / pasaba por allí y se descolgó un piano de cola de una mudanza” ¿qué diferencia de mérito tienen una y otra víctima?

              No, no quiero “quitar todo lo que reciban las víctimas de la violencia machista”, en cambio el hembrismo sí quiere que las víctimas de otras violencias, y muy especialmente de la violencia “hembrista”, no reciba las mismas ayudas. Supongo que también es en aras de la “igualdad”. Si te digo “A su madre la mató su padre y lo dejó huerfáno / a su padre lo mató su madre y lo dejó huerfano” ¿que diferencia hay? Y si te digo “A sus padres los mató un conductor borracho, y lo dejó huerfáno”? ¿Porqué unos huerfanos son de primera clase y otros de segunda?

              No, no estoy a gusto con los controles de los aeropuertos. Es más, me joden bastante. En mis momentos más exaltados, he llegado a afirmar que todo es un montaje para asustar a la gente y mantener el “estado de excepción” encubierto, y de paso beneficiar a algunos. En el estado español “y en lo que va de siglo” (corrígeme si me equivoco) han muerto más personas en atentados en trenes que en aviones, y específicamente en trenes de cercanías, y no he visto nunca controles en esos trenes (ni ganas de verlos).

              No, no priorizo mi “sacrosanta seguridad”, de hecho, tengo una cierta pulsión autodestructiva, por ejemplo cuando conduzco. Y me carga bastante esa tendencia moderna al “securitismo” (incluidos los “entornos seguros”).

              Si, si deseo que “a las mujeres que las jodan. En sentido literal, además”. Sobre todo en sentido literal, y siempre que la mujer quiera, claro está. Joder (en sentido literal” me parece una actividad muy placentera y gratificante.

              No, no acuso “a las mujeres de criminalizar a los hombres por el hecho de serlo”, a quien acuso es a ciertas autodenominadas feministas (Barbijaputa, por ejemplo), y feministos (como cierto juez, creo que gallego, de cuyo nombre no puedo acordarme).

              No, no creo que la radicalidad del neofeminismo se ponga de relieve en esas “performances” del 8 de marzo, a medio camino entre la fiesta y el mitin, procesión y orgullo. Se pone de manifiesto en la LIVG, en las declaraciones de cierta ministra de “igualdad”, en el código penal, en la práctica de los tribunales de excepción, en la prensa afín, en las redes sociales, en los vídeos de tant@s youtubers, en change.org…. (y la violencia no se ejerce directamente, se externaliza en la policía y los tribunales, que es mucho más inteligente).

              Asi que ahora ya tienes algunos elementos más para definirme y posicionarme, no solo el hecho de que te llame hembrista (y eso que no te he llamado pagafantas, porque no te conozco suficiente), y lo a la derecha que estoy situado con respecto a VOX.

              Comentario por santi — 2 abril 2019 @ 1:22 | Responder

    • Venga, transcribo una frase que menciona el vídeo, a ver si os pico la curiosidad por leer la noticia y comentar sobre este tipo:

      Negroes have been used and exploited in many ways by white Americans, but it is only recently that they have been asked to satisfy the masochistic craving of disenchanted liberals for flagellation and rejection.

      Comentario por Nadir — 29 marzo 2019 @ 23:40 | Responder

      • Lo leí ayer. Muy interesante, no conocía al tal Rustin con el cual me es fácil empatizar al 100%. Me imagino en su piel como el murciélago, siendo desconfiado por parte de unos y de otros. Buen apunte 😉

        Comentario por Javitxu — 30 marzo 2019 @ 10:49 | Responder

        • Necesitamos gente así en política. Personas adultas, con cuajo. Es que el panorama político actual es de una banalidad…

          Comentario por Nadir — 30 marzo 2019 @ 16:13 | Responder

  6. Es muy interesante ese concepto que has mencionado de que diversos agentes (gobiernos, gente de clase alta,etc) hayan conseguido destruir a la izquierda de una manera tan sutil e inteligente, implantando el identitarismo en la propia izquierda como manipulación de viejas teorías marxistas para apartar a la población de la lucha de clases y las guerras económicas que tanto deberían interesar a la población.

    Sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres, no es que sea un bulo, existe, pero no por las causas que la gente suele pensar y es en realidad en España bastante bajo, creo que un 22% absolutamente y un 14% relativamente si hacemos ajustes y tenemos en cuenta que muchas mujeres de media trabajan menos horas y en puestos de menor responsabilidad, siendo lo de las horas muchas veces porque la mujer cuida mas de los hijos o de la casa segun he leído.Supongo que la clave para solucionar el identitarismo es eliminar prejuicios e ideas erróneas mediante la educación y tratar a las mujeres como los individuos que son independientemente de su sexo.

    Al final se nota la enorme influencia de Estados Unidos y ya tratamos en España sus problemas e ideas racistas como si nos fueran propias, cuando existe una historia diferente de prejucios y desigualdad en este estado, mas relacionada con la xenofobia y la discriminación a los gitanos que a los propios negros, pero es la cultura de las películas que vemos. Yo pienso que por razones históricas hemos sido mas tolerantes que en EEUU por estar en una confluencia entre culturas y tener mas contacto con otras naciones (ojo, sin obviar que por supuesto existio racismo) mientras que en EEUU se partio de ideas de destino manifiesto y pureza racial y cristiana. La clave es evitar ese modelo americano que divide a los ciudadanos en razas y crear uno en el que se juzge a la persona por su nivel de integración e individualidad, pues como dices tu somos todos humanos y iguales pese a las diferencias superficiales (riqueza, color de piel, sexo, etc), ademas de una educación que promueva estos valores. Aunque no tiene mucho que ver, quiero decir que echar a todos los inmigrantes ilegales como dice VOX muestra su xenofobia y racismo, porque si en vez negros fueran franceses licenciados (supongamos que no hay espacio schengen y los ciudadanos de la UE no pueden circular libremente) otro gallo cantaría.

    No se mucho de Polonia, pero no entiendo ese victimismo que dices tienen, al fin y al cabo ellos fueron un reino poderoso durante mucho tiempo y durante la segunda guerra mundial quisieron quedarse con un trozo de la Checoslovaquia cuando Alemania anexionó los Sudetes y convirtio Bohemia en un protectorado, aparte son un pueblo fuerte, física y mentalmente,que se ha conseguido recuperar y salir adelante como para quejarse y dejarse influenciar por cuatro políticos, peor lo tenemos los gallegos. Yo no creo que amar la tierra, la cultura y la lengua sean algo malo ni identitarismo, porque es parte de uno mismo, siempre que no se lo quieras imponer a los demas ni seas chovinista o extremista.

    Me sorprende como ha cambiado en 2 años la política, antes podemos estaba en boca de todos y “de moda” y de repente tras Cataluña viniese VOX y se ponga de moda y un montón de gente la apoye, pareciese que los ciudadano no tengan una ideología muy sólida. Mucho se decía de que Podemos era comunista y populista y ahora ningun medio llama a VOX lo que es, populista y fascista, se nota quién manda. Los neonazis usan este postmodernismo de la izquierda para atacarla y extender sus ideas de que todo es un plan judío para dominar el mundo y acabar con la raza blanca, son desde luego ignorantes de la realidad.

    Comentario por Ramón — 30 marzo 2019 @ 1:05 | Responder

    • Buenas, Ramón.

      Por supuesto que la brecha salarial existe, eso es un dato positivo, y ya sabes que en este blog se rinde culto a la realidad. Lo que el neofeminismo añade es la coletilla “por el mismo trabajo”. Y esto es falso.

      Pongamos un ejemplo, en el sector de transportes. Los camioneros cobran en función de la ruta (más otros pluses como transportes especiales). Es un sector muy masculino pero en el que también van entrando mujeres. Si analizamos la media salarial entre los camioneros, las mujeres cobran menos. ¡Discriminación! ¡Machismo! Gritarán los que buscan cualquier excusa para victimizar a la mujer. No. Simplemente las camioneras tienen menor tendencia a aceptar rutas internacionales, que les obligan a pasar la semana fuera de su casa. Pero en la misma empresa, una mujer que acepte realizar rutas internacionales (y las hay), cobra exactamente lo mismo que sus compañeros. Más le vale al empresario, por otra parte, porque la que le puede caer es fina. De todas formas, el empresario procurará siempre pagar lo mínimo posible, sea cual sea el sexo de sus empleados.

      “tratar a las mujeres como los individuos que son independientemente de su sexo” –> Yo siempre es como me he conducido. Me da igual las características físicas del interlocutor (color de piel, sexo, discapacidades…), lo que me interesa es la capacidad de lo que tiene sobre los hombros (y, en sentido metafórico, lo que alberga el pecho). Pero de un tiempo a esta parte es ofensivo e incluso una microagresión racista (color blindness).

      A no ser que me interese para ligar, claro. Entonces ya los caracteres físicos sí que se tornan relevantes (a pesar de que una corriente especialmente hipócrita de la tontunada moderna lo censura, el angelismo que pretende eliminar la atracción física por ser poco igualitaria).

      Deberíamos ser conscientes de la enorme capacidad que existe de moldear la opinión pública, a través de los medios de comunicación al uso y ahora, como catalizador para lograr la percepción de hegemonía: internet. Me remito al comentario de Beamspot.

      “echar a todos los inmigrantes ilegales como dice VOX muestra su xenofobia y racismo” –> Los de VOX echan mierda por la boca en cuanto la abren. Primero, si haces eso se va a la mierda el sector agrícola. Pero no es ya que no sea deseable incluso desde un punto de vista egoísta: es que para empezar es imposible, como ha acabado reconociendo el mierda de Trump. Se aprovechan del odio que genera la ignorancia.

      Ahora bien, luego escuchas otras voces que hablan de abolir las fronteras (mira el manifiesto del 8M) y… realmente suena muy bonito, pero no hay nadie con dos dedos de frente que se atreva a sostener su realización (y proponer imposibles, por quedar bien, no es honesto). Puedes levantar los controles fronterizos en un espacio económico relativamente homogéneo, y aún así sabes que los países más ricos dentro del grupo recibirán un aporte de trabajadores que presionará los salarios hasta que confluyan con los más pobres (y aquí tienes el Brexit, a Marine y AfD). Esto provoca una inversión de papeles, con la burguesía vistiéndose de perroflauta para promover el rollo multiculti, y la clase obrera votando a la extrema derecha. Ya lo he comentado varias veces, con el tema de la inmigración la izquierda tiene un problema de discurso muy gordo, porque es internacionalista y obrera, y en este caso es difícil casar ambas partes. Hay que trabajar mucho más el mensaje (y no se ha hecho, obvio).

      Pero claro, es imposible, porque es la misma cantinela que con el tema del neofeminismo. En cuanto empiezas a poner un poco de racionalidad y exigir la sumisión a la realidad, ya ves cuál es la respuesta: machista, racista, fascista… Así nos luce el pelo, cuando los más voceras imponen su discurso y acallan al resto.

      “amar la tierra, la cultura y la lengua sean algo malo ni identitarismo, porque es parte de uno mismo” –> Sí y no. También es un tema que quisiera rumiar y proponerlo para su debate. Proteger el patrimonio ecológico o cultural no sólo no es malo, es una obligación de toda persona bien nacida. Y por supuesto, debes empezar defendiendo lo que tienes más próximo, es de hipócritas criticar la caza de ballenas cuando están llenando de eucaliptos tu patio trasero. El impacto de la moratoria de la captura de cetáceos en España es cero, con lo cual ser ecologista no supone coste alguno. En cuanto a los pinos y eucaliptos, ya tal. Sobre la caza, la ganadería, los incendios… ya no hay que ser tan radical.

      Ahora bien, lo peligroso es la segunda parte de lo que dices, “es parte de uno mismo”. Claro, en la cultura es cierto, porque a diferencia del sexo o la raza, sí que sirve de filtro por el cual conoces el mundo. Así que en cierta forma la cultura es algo propio, que define tu identidad. Pero por otra parte, desde hace siglos todos compaginamos varias culturas. No hay, por ejemplo, un vasco “puro”, cuyo único acervo cultura sea vasco (sería un palurdo de marca mayor). Cada vez que lees a Tolstoi o Turgueniev, estás adoptando un poco la cultura rusa, su forma de ver las cosas. Qué decir de los gringos y su cultura-hamburguesa. En las culturas existen tanto el mestizaje como la gradualidad, son muy diversas… no tienen nada que ver con el mundo administrativo separado por fronteras políticas. Es mucho más rico y diverso que lo que sugiere un mapa político. Por eso es tan peligroso, por polisémico, el término “nacionalismo”. No tiene nada que ver el nacionalismo gallego, por ejemplo, con el polaco. Aunque el primero también puede caer en el identitarismo.

      Para construir mi identidad, el participar de la cultura gallega sí que lógicamente me influye (a diferencia de sexo y, especialmente, tono de piel). Pero no es ni mucho menos un rasgo determinante. También participo de la castellana, además de parcialmente otras culturas del mundo. Mi pensamiento político, por ejemplo, es mucho más definitorio de mi persona. La casualidad de pertenecer a la misma cultura no es suficiente para que entre Fraga y yo no medie un mundo, y me encuentre más próximo a un negro homosexual gringo como el que enlacé antes. O el ejemplo que siempre pongo, prefiero con mucho a Daijiro Katoh a tontolhabas como Crivillé, Sete o los enchufadetes de los Nieto. No es un obstáculo mi cosmopolitismo para defender la independencia gallega, porque no hay esperanza de supervivencia de la cultura gallega dentro del cepo español.

      Comentario por Nadir — 31 marzo 2019 @ 0:47 | Responder

    • El tema de la brecha salarial es lo que el “señoro” del enlace de abajo llama “verdades políticas”, que ahora llamamos postverdades, por no decir directamente mentiras.
      https://hombresgeneroydebatecritico.wordpress.com/2016/04/09/verdades-politicas-i-el-70-de-los-pobres-son-mujeres-o-la-feminizacion-de-la-pobreza/

      Tambien Josu Mezo trató en su día ese tema:
      http://www.malaprensa.com/2014/02/desigualdad-salarial-1-las-cuentas.html
      http://www.malaprensa.com/2014/02/desigualdad-salarial-2-no-es-por-el.html

      Y ya hablando de anécdotas, en mi empresa, hace unos meses, el responsable de personal se molestó en hacer cálculos, y luego informó a la plantilla el dato de que las mujeres tienen un sueldo medio mayor que los varones, en términos globales (sueldo de todas las mujeres dividido por su número, y lo mismo para varones). Lo curioso es que, cuando se hacía el cálculo por categorías (somos una consultora, y no tenenos muchas: directivos, jefes de área, jefes de proyecto y técnicos) las mujeres solo “ganaban” en la categoría de jefes, y “perdían” en las restantes, lo que pone de manifiesto dos cosas: una, que en mi casa el techo de cristal parece que es para los varones, y dos, que los datos hay que mirarlos con lupa porque en este tema es tremendamente fácil caer en falacias de composición.

      Comentario por santi — 31 marzo 2019 @ 19:43 | Responder

  7. No, Shylock no era cura, más bien un personaje complejo que pese a sus humanas mezquindades fue capaz de soltar el más hermoso “speech” sobre la tolerancia y los prejuicios que unos oídos humanos hayan escuchado o puedan escuchar en los años venideros y que bien debieran marcárselo a fuego no poc@s de l@s que por este mundo pululan…

    Pero bueno, supongo que tal como Shakespeare se lo imagino en la forma de un usurero judío de ser escrita hoy pasaría por las manos de un “lector de sensibilidad” (bonito eufemismo para hablar de un censor) y nos perderíamos esta magna obra junto tantas otras por ofensivas. Sin duda un mundo más siniestro y gris pero en pos de un bien mayor y altruista así que….¡¡buen rollo!!

    Por cierto man mira la bandeja de spam que he tenido que contestar al cansino de Luciano y me da pereza tener que reescribir 😉 .

    Saludiños tothom! (y dona)

    Comentario por Javitxu — 30 marzo 2019 @ 10:11 | Responder

    • Rescatado.

      Ya ni me molesto en entender por qué los manda a la carpeta de spam. Lo siento, compi.

      Pues a lo que íbamos. Tú imagínate que alguien escriba El mercader de Venecia hoy en día. Además, en EEUU. No, censura no, eso es lo de menos. Te cae encima la Liga Antidifamación (lobby judío) y el escritor puede acabar en la cárcel. Y realmente, es uno de los personajes más logrados de Shakespeare, más humano (y eso que los personajes de Guillermito no suelen responder a tipos humanos, sino encarnar arquetipos, como en el teatro clásico). El comportamiento de Shylock es completamente humano, respetado por su riqueza pero despreciado por su etnia, es un caldero de resentimiento.

      Sería interesante estudiar cuáles eran las verdaderas relaciones entre miembros de diferente procedencia cultural en otras épocas. Puede que sea un término medio, ni convivencia armoniosa ni animadversión. Supongo que, igual que ahora, habría casos y casos; gente intolerante y aquellos que miraban a lo esencial de la persona. Los sefardíes o los asquenazíes, por ejemplo, perdieron casi completamente el hebreo. Lo cual indica una relación habitual con el resto de la población, en la que es tal el uso de la lengua del lugar que acabas abandonando la tuya incluso en las relaciones familiares (o poco a poco se acaba perdiendo y sólo quedan unos pocos restos, tanto en el sefardí como algo más en el yidis).

      Al final, lo que nos cuenta El Mercader de Venecía no deja de ser otra forma de identitarismo (que insisto, no lo venden como una nueva moda pero es quizá la ideología más vieja de la humanidad), tomar a la persona por las categorías a las que pertenece y no por sus rasgos propios.

      Comentario por Nadir — 30 marzo 2019 @ 16:36 | Responder

      • Nada que sentir compi, tod@s en algún momento nos hemos enfrentado a los duendes de la informática. Por lo demás la cuestión que planteas es bastante interesante, pero vamos que no es difícil imaginar que a lo largo de la larga y tortuosa historia humana la cosa ha fluctuado desde la más absoluta tolerancia a la persecución más furibunda dependiendo de muchas variables De hecho el ejemplo del judío es muy útil por paradigmático y extrapolable. Como no tengo mucho tiempo permíteme que me autoplagie…

        Para empezar digamos que para principios del siglo XX existían como bien dices dos ramas del judaísmo europeo: la asquenazí ( Alemania, Polonia, Ucrania y Rusia) y la descendiente de españoles sefardí (Gran Bretaña, Holanda y los Balcanes), estos últimos acostumbrados a hablar ladino entre ellos. Peroooooos sin embargo existe una segunda división de mucho más impacto a la hora de entender el mapa judío de Europa antes de la guerra que es la división entre los judíos del este y del oeste. En el este los judíos vivían en comunidades con una identidad étnica clara que prevalecía sobre la identidad territorial: los estados en los que habitaban definían su estatus judío en los documentos. En Rusia, sin ir más lejos, tenían especificado en su pasaporte “Grupo étnico: judío” y “Nacionalidad: judío”. Esto les otorgaba un papel de pueblo diferenciado que estaba al mismo nivel sino más que el estado al que pertenecían, algo que les permitía mantener sus tradiciones, costumbres y formas de vida enteramente arraigadas. Estos eran a ojos de batasu…ejem….quiero decir sionistas y demás los “auténticos judíos” especialmente numerosos en las zonas rurales de Polonia y Ucrania donde habitaban en pueblos llamados shtetls, se hablaba el yidish y prevalecían las leyes, costumbres, vestimentas y tradiciones “autenticamente judías” a la manera de una Girona o Safor hebrea.

        https://en.wikipedia.org/wiki/Shtetl

        Y que pasaba en el oeste?

        Gran Bretaña, Holanda, Francia o Alemania no permitían diferenciación étnica ninguna definiendo oficialmente el judaísmo como una condición religiosa, por lo que sus ciudadanos judíos eran, por ejemplo, “franceses de fe judía” y eso que muchos de ellos eran judíos seculares, es decir, judíos no practicantes o incluso ni siquiera creyentes. Entre los judíos occidentales no había prácticamente relación o, al menos, había la misma que podía haber entre un alemán y un francés no judíos. Las comunidades judías de estos países vivían integradas en los estados, también en sus costumbres y condiciones. De hecho no pocos judíos alemanes de principios de siglo XX eran considerados “auténticos patriotas alemanes” como el caso de Fritz Haber colega del mismísimo Einstein

        https://es.wikipedia.org/wiki/Fritz_Haber

        De ahí que no existiesen comunidades como las del este. Un judío francés era, antes que nada, francés, y su relación con un judío alemán era, antes que nada, una relación con un alemán. El hecho de que tampoco tuvieran un idioma común, como el yidish en el este, les distanciaba todavía más hasta que la picadora nazi lamino estas diferencias galvanizando el sentimiento de comunidad diferenciada entre los interesados dando el definitivo impulso al movimiento sionista y la creación del estado de Israel con todas sus consecuencias.

        ¿Que conclusiones podemos sacar de esto?

        Pues varias y muy interesantes. Por ejemplo, que el tema de la identidad y ya no digo una conciencia nacional no es algo que en circunstancias normales y libres de toda intervención interesada importe mucho a las personas.Como vemos cualquiera fuera la forma en que la diáspora judía fue tomando cuerpo a lo largo de los siglos (west jews vs east jews) en ningún caso desemboco en algo parecido a una conciencia de grupo universal en la que reconocerse sino más bien dicha identidad fue adaptativa y variable dependiendo de las circunstancias y el entorno, hecho, por cierto, perfectamente verificable en las sociedades modernas en las cuales, por ejemplo,el concepto de “español” ha mutado del señor morenito y racial de hace cuarenta años a un chino de segunda generación que integra en feliz sincretismo sus dos culturas (es que los chinos son muy pragmáticos y no se andan con zarandajas je,je,je). A raíz de esto no es difícil concluir que con respecto a los judíos que allá donde fueron sometidos a una persecución más persistente (pogromos) como fue en el este desarrollaran una actitud más cerrada y “defensiva” con comunidades más impermeables y “puras” mientras que en las más tolerantes sociedades del oeste fueron diluyéndose en el cuerpo social de la nación a la que pertenecían manteniendo sin duda elementos propios de su acervo pero evolucionando lo cual me lleva al segundo punto, y es que aparte de que la identidad en general no se piensa sino que se vive y que en consecuencia no es estática y evoluciona con el tiempo también es reactiva. Esto quiere decir que aunque la gente por lo general no se levante obsesionada con su identidad y puede vivir de la cuna a la tumba perfectamente sin planteárselo si que suele acabar atrincherándose en ella si se dan las circunstancias de una amenaza real o percibida. Es está sin duda la razón por la que todo nacionalismo cultiva y machaca constantemente la idea de un “otro” amenazante que ayude a mantener prietas las filas entre la propia parroquia actualizando constantemente el número de agravios habidos y por haber. Von Bismarck unifico Alemania mediante la ferrula prusiana inoculando el miedo al francés, el sionismo solo cogió impulso después de la traumática experiencia nazi y Vox ha reactivado el españolismo más rancio como reacción al 1-O que a su vez no deja de ser consecuencia al cultivo de unas no menos rancias singularidades periféricas. Y por terminar y volviendo al punto de partida siendo que no me gusta un pelo lo que Israel ha hecho con la población palestina no puedo dejar de notar que siendo este un país fundado en parte mediante el terrorismo y la violencia cierta izquierda occidental se lleva las manos a la cabeza por unos métodos y formas que en nada se diferencian a l@s que otr@s aplicaron en su propia casa. y con las que no pocas veces contemporizan. Será que las cosas se perciben diferente según el color de la bandera en la que se envuelva la causa.

        En fin, apertas meu y suerte con tu lucha contra el “cepo español” cosa que en nuestro caso me parece tan ardua como intentar escapar de la propia sombra. Uffffffffffffff que pereza…

        XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

        Comentario por Javitxu — 2 abril 2019 @ 12:32 | Responder

  8. Hola:

    VIEJO VERDE PITOPAUSICO. Tras mucho tiempo sin pasarme por muchos foros (y es probable que tarde algo aún), me siento inclinado a decir algo en este.

    Los que me conocen saben que no me meto mucho en política: me pierdo demasiado en lo que me pone: cochepilas, ecolojetismo y presuntas renovables eléctricas intermitentes. Sin embargo, últimamente, estoy viendo que ésto está tomando mucho protagonismo en las redes a raíz de la politización de estos asuntos. Concretamente, todo el tema del Green New Deal, Alexandira Ocasio-Cortez (AOC para los amigos), y el asunto este de las huelgas estudiantiles de los viernes, que por aquí está pasando con sordina, aunque van tomando fuerza.

    Pues bien. Os preguntaréis que tiene que ver el tocino con la velocidad. Pues resulta que mucho, ya que tanto el nuevo feminismo, así como otras ‘manifestaciones’ que están empezando a surgir últimamente, tienen la misma raíz.

    Así que buscando, he encontrado un filón que creo que a muchos de por aquí os gustará. Se trata de cómo se ha manufacturado todo el tema este de una tal Greta Thunberg, que fue la que ‘solita’, montó lo de los Fridays For Future (las huelgas estudiantiles de los viernes). Y en este ‘estudio’ (peazo currada que se ha pegao la Cory Morningstar) aparece AOC, el Green New Deal, el tema del feminismo, espeialmente entre las jóvenes, y una cantidad de relaciones que ponen los pelos de punta.

    Para empezar, os pongo el primero de los 6 artículos + addenda de que consta la serie. Desde ese mismo podéis ir a cualquiera de los que forman la serie.

    Recomendable:
    http://www.theartofannihilation.com/the-manufacturing-of-greta-thunberg-for-consent-the-political-economy-of-the-non-profit-industrial-complex/

    Beamspot.

    Comentario por Beamspot — 30 marzo 2019 @ 18:20 | Responder

    • Gracias, Beamspot, muy interesante. “Sustainability and capitalism are like oil and water”.

      Comentario por Greg — 30 marzo 2019 @ 20:36 | Responder

    • Muy buenas, compañero. Te agradezco especialmente que entres a contarnos alguna cosa.

      Quería hacer una entrada sobre el Green New Deal, que se está rumiando en los USA, pero también en el resto del mundo anglosajón, UK y Oceanía. El GND se apoya sobre la Nueva Teoría Monetaria, que también quería estudiar de qué se trata. Aún lo tengo todo muy verde para emitir una opinión mínimamente fundada.

      Me pongo con los artículos, pero echando una ojeada al primero entiendo que viene a decir que lo de la cría sueca es sólo una campaña de marketing. Sí, bien pudiera ser. El tipo de historias (mamarrachadas) que les encanta reproducir a los medios. Ahora bien, como en otras ocasiones (por ejemplo, cuando USA se puso a bombardear al ISIS para frenar su expansión y permitió retomar Kobane), si actores poderosos reman en mi dirección, por mi encantado. Sería de necios aprovechar ese empuje, si realmente nos importa nuestro cometido.

      El cambio climático es una amenaza real y de consecuencias devastadoras. Tanto para los ecosistemas, como para las sociedades, especialmente las que se encuentran en zonas ya de por sí áridas. Si este movimiento fabricado consigue movilizar a la población para tomar un cambio de rumbo drástico en cuanto a las emisiones de CO2 y la protección de sus sumideros, por mi encantado.

      He leído los puntos del GND, y la mayoría van por una línea que a mí me gusta poco y a ti menos: cambios tecnológicos para permitirnos seguir llevando el mismo way of life.
      https://en.wikipedia.org/wiki/Green_New_Deal
      Por poner un ejemplo manido: coche eléctrico en vez de ordenar el territorio para que puedas ir al trabajo en bici. Evidentemente, la primera opción genera mucha más actividad económica que la segunda. Ahora bien: una sociedad que adopte la segunda será mucho más competitiva (especialmente si, como nosotros, tiene que importar las baterías).

      Bueno, me pongo a repasar la página que propones, y prometo dedicarle algo de tiempo al GND y a la NMT, para poder contar un poco lo que me parece.

      Un abrazo!

      Comentario por Nadir — 30 marzo 2019 @ 23:45 | Responder

      • Pues sí, estás muy verde aún, y cuando te leas las 6 partes del trabajo, más algunas referencias que cita en el texto, cambiarás de idea.

        Comentario por Greg — 31 marzo 2019 @ 0:27 | Responder

        • No, si ya me lo imagino: usando la naturaleza de coartada para hacer caja, como con el tema del reciclaje. Y la gente lo compra, porque desea sentirse con la conciencia limpia a buen precio. Como la mierda del comercio justo, la banca ética y demás botaratadas que tanto le gustan a la generación de Espinete.

          Sigo leyendo.

          Comentario por Nadir — 31 marzo 2019 @ 0:58 | Responder

      • Ciertamente, el cambio climático es una grave amenaza real y peligrosa, pero las soluciones propuestas NO van a arreglarlo, antes al contrario, que es de lo que me quejo.

        Cuando lo leas, te encontrarás con que la AOC esta es del la (pseudo)izquierda del caviar y del campán, esa misma que tú denuncias (y yo estoy contigo también en eso).

        Lo de la MMT tiene más miga, pero muchos economistas saben lo suficiente como para desmontarlo, aunque no son de los que nos gusten (Martin Armstrong, James Rickards).

        Interesante la propuesta de este último sobre la MMT:

        https://kenzocaspi.wordpress.com/2019/03/20/james-rickards-19-03-19-el-problema-real-con-la-teoria-monetaria-moderna/

        En resumen, el dinero es FE (si, de la religiosa…)

        Beam.

        PS: más adelante pienso escribir sobre el ingente y sumamente correcto trabajo de Cory Morningstar. Ojo, le veo algunos detalles que no ha trabajado aún (como si no hubiese pegado una currada brutal) que son importantes, pero más bien, de cara a las conclusiones finales, el hacia dónde van las cosas. Pone bien los cimientos, y demuestra más allá de toda duda por dónde van los tiros, quienes lo montan, porqué no es lo que parece, hacia dónde va, pero el punto final está lejos todavía de su planteamiento. Y aún así, muy poca gente ha llegado donde ella. No puedo menos que levantarme el sombrero ante semejante trabajo.

        Comentario por Beamspot — 31 marzo 2019 @ 11:32 | Responder

  9. Buenas, no quisiera entrar en debates vanos ni voy a cuestionar tu enfoque, pero respecto a los autores que citas yo los he leído y tengo la impresión de que hablas de oídas, me permito sugerirte que evites poner citas a autores que no hayas trabajado un poco.

    Por favor si me equivoco en lo que digo no lo tomes a mal no pretendo ofenderte, simplemente hoy estaba insomne y he recuperado la costumbre de hacerle una visita a tu sitio.

    P:D. Siendo sincero, lo que me ha hecho volver a tu página ha sido la curiosidad (morbo) por ver si decías algo sobre la “famosa carta” del presidente López Obrador, yo ahí lo dejo.

    Saludos.

    Comentario por Pauet — 6 abril 2019 @ 1:15 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder a Vicente Millán Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: