La mirada del mendigo

9 agosto 2019

Evergreen

Filed under: Sociedad — Nadir @ 14:24

Evergreen es un colegio del estado de Washington, en el cual en 2017 hubo unas protestas sobre las cuales el cineasta Mike Nayna grabó este documental.

Aquí la segunda y la tercera entregas.

El origen de estas protestas se basa en el “día de la ausencia”, un día en el cual los estudiantes y profesores no-blancos se ausentaban (a la manera de la huelga feminista) para remarcar su importancia en la comunidad escolar. Pero ese año cambió el guión, y la Comisión de Igualdad “sugirió” que ese día, los que debían quedarse en casa serían los alumnos y profesores “no racializados” (aka rostros pálidos).

Un profesor de biología escribió un correo electrónico mostrando su rechazo a esta decisión que entendía discriminatoria (ya que está prohibido decir racista, pues según el nuevo credo sólo un blanco puede ser racista) y que protestaría acudiendo ese día a su puesto de trabajo. Y… bueno, se lió parda. Os dejo con el documental.

La maniobra de estos grupos de postmodernos zelotes es propia de enajenados religiosos o de pseudoreligiones totalitarias: la difamación y el linchamiento social. Los activistas postmodernos, incitados por algunos miembros del claustro (atentos al papel estelar de la gorda con el perrito), acusaron al profesor rebelde de “racista” y pidieron su despido. Como ocurre en estos casos, nadie quiere salir a defender a un racista. Algo habrá hecho… La cuestión es que Bret Weinstein es de hecho antiracista, tal y como le definió cuando salió a defenderle una de sus alumnas, negra, antes de ser increpada y silenciada como alienada por el supremacismo blanco (que es el heteropatriarcado criminal traducido a la cuestión racial) por los activistas.

Lo que no era el profesor es postmoderno ni cobarde, y cual Galileo no quiso bailarles el agua con sus delirios irracionales. Y eso le costó el puesto (a él y a su mujer, Heather, que también aparece en el vídeo). Los otros tres miembros de la mesa son, supongo que los reconoceréis, los cruzados que emprendieron la mayor trolleada a las revistas académicas de estudios sociales postmodernos desde Sokal.

En España apenas se plantea la problemática racial. No es que seamos como puede ser Eslovaquia o Hungría, países racialmente homogéneos (a excepción de sus comunidades gitana). Precisamente somos racialmente muy diversos, cans do palleiro, y vemos con naturalidad marcadas diferencias de rasgos raciales. Ya no sólo entre regiones, incluso en una misma aldea puedes encontrarte desde pieles muy pálidas a pelos negro azabache, una tez oscura con ojos verdes, etc. Hemos recibido poca inmigración y no muy alejada de nuestro patrón mestizo (sudamericanos y magrebíes), así que el problema racial aquí no parece que pueda tener mucho recorrido (en todo caso el problema de integración no es racial, sino cultural, con el islam). Pero en USA es otra historia, negros y chicanos contrastan fuertemente con los WASP de origen centroeuropeo, y una cultura de segregación racial hace que aún no existan muchos puentes entre comunidades. Un punto curioso son los asiáticos, que suelen ser integrados por el identitarismo junto con los blancos, porque no son proclives a prestarse a sus juegos victimistas.

Por eso, quería mostraros estos vídeos para que os deis cuenta que exactamente los mismos argumentos que aquí se reproducen en cuanto al género (construcción social autopercibida del sexo), en USA se reproducen además con la raza. Cuando hablan de feminismo o antiracismo, no es tal. Es postmodernismo. Y todo aquel que se enfrente a su doctrina del postmodernismo identitario va a ser injuriado como racista, machista u homófobo, según de la identidad de la que estemos tratando. Como es el caso.

Un ejemplo muy claro en el vídeo que os paso: en varios momentos los activistas explicitan que la cuestión no es considerar si tal persona, institución o comportamiento es o no es racista. Hacerse esa pregunta ya de por sí es racista. Que es racista está fuera de toda discusión, pues así lo dice San Foucault y sus apóstoles en algún versículo. La única cuestión legítima es determinar de qué forma es racista.

Como fácilmente se puede ver, es exactamente el mismo mecanismo mental que aquí reproduce el neofeminismo postmoderno: la cuestión no es si un hombre es machista. Todos y todo es machista, no solo los hombres sino también las estructuras sociales (el cis-heteropatriarcado opresor). La cuestión estriba en analizar de qué forma cualquier aspecto de la vida social discrimina a las mujeres. Que las discrimina está fuera de cuestión, o serás catalogado de machista, agresor o maltratador de las mujeres (etarra o amigo de los que matan). Por lo absurdo, siempre traigo el mismo ejemplo, el análisis de impacto de género del soterramiento de la M-30 (o la desratización con perspectiva de género) y cómo fue defendido sin vergüenza por Eduardo Garzón.

Los que han nacido con la carga genética equivocada sólo podemos o cambiarnos de sexo (reasignar nuestra sexualidad) para pasar al bando de la luz o, al menos, humillarnos y reconocer nuestra culpa colectiva.

Si, la misma Yolanda Domínguez que llama “igualdad” a la discriminación y humillación. Son una panda que van de modernitos traduciendo puntualmente todas las chaladuras postmodernas que leen en páginas gringas. ¿O acaso crees que la majarada de la “cultura de la violación” viene de un análisis erudito y sosegado de la sociedad española y su cultura? Va a ser que no. Leyeron en los manifiestos de los SJW (que es como se llaman las juventudes postmodernas) lo de “rape culture”, que ni siquiera considero que tenga validez ni remotamente en una sociedad (que son decenas de ellas) como la usamericana, y se la adjudicaron directamente si ulterior análisis crítico a la sociedad española. Y puedo albergar alguna duda de que en alguna de los grupos sociales gringos pueda haber rastro, pero en la sociedad española no existe tal cosa como cultura de la violación. Ni mucho menos. Antes bien son conductas puntuales que reciben una clara y unánime repulsa social. El violador es uno de los tipos de delincuentes más denostados en nuestra sociedad.

Esta es la realidad de la sociedad española. Otra cosa es lo que cuente el Profeta y reproduzcan sus fieles.

El postmodernismo dice que hay opresión estructural (en todo tiempo, lugar y circunstancia, pues Foucault estaba muy por encima de la necesidad de demostrar sus afirmaciones), así como el Evangelio que el Sol gira en torno a la Tierra, así que el cometido de sus acólitos es buscar micromachismos y microracismos en todas partes y, cuando se encuentra uno, representar un apoteosis de victimismo. Como seguidores de Nostradamus, hacen al sesgo de confirmación un monumento pues por cada microagresión detectada hacen una ordalía al sistema opresor supremacista y heteropatriarcal.

Así pues, pongámosle nombre a la doctrina: postmodernismo. Pues muchos de los que se dicen feministas ni siquiera conocen a qué amo están sirviendo. Exactamente, la versión de la “French theory” que desarrollaron los “estudios culturales” interseccionales en las universidades usamericanas.

Y tengamos un ojo puesto en las chaladuras identitarias que se dan en gringolandia, porque los (post-)modernitos de aquí tardan en reproducirlas lo que tardan en traducirlas al neocastellano.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

8 comentarios »

  1. En 2004, con los atentados terroristas en los cercanías de Madrid ya tuve esta sensación: la creación de los medios de manipulación, El relato, tiene fallos, inconsistencias. Si habéis visto una peli de hace 20 años llamada Matrix, es como cuando veían los fallos en la realidad virtual que las máquinas habían creado para los humanos. Ahora siento lo mismo con el relato identitario (postmodernista, gracias por nombrar a las cosas por su nombre). Con el agravante de que, mientras nos ocupamos de desenmascarar el engaño, el 1% incrementa todavía más su parte del pastel. Para ellos es un win-win, ganan en cualquier caso. Posiblemente, conseguir volver el identitarismo contra el 1% sea la mejor manera de trolearlos, pero no será fácil. Me gustaría ver a Soros y compañía asumir ante el micrófono su “discriminación al pobre” su -ismo (la clave del éxito de esta estrategia será tan estúpida como acertar con el nombre adecuado para este -ismo, el verdadero -ismo, el origen de todo: la desigualdad surgida tras la apropiación, por parte de unos pocos -el 1%-, de los excedentes surgidos del paso de una sociedad cazadora-recolectora a otra agrícola-ganadera hace algunos milenios ya).

    Comentario por Roberto — 10 agosto 2019 @ 10:31 | Responder

  2. Tu troleo no es tan fácil. El identitarismo racista o sexista está triunfando porque tiene los apoyos adecuados: especialmente en los medios de comunicación, y secundariamente en las cúpulas de los partidos políticos que controlan las instituciones. Todos ellos están más o menos teledirigidos por los mismos poderes supremos, así que son esos poderes los que están dando vía libre a su fomento y desarrollo. Si esos poderes lo quisieran, y dada su debilidad conceptual, los identitarismos se acababan en dos semanas. Y por supuesto, si esos identitarismos se volvieran contra la mano que les da (figuradamente) de comer, los cercenarían sin más contemplaciones.

    Comentario por santi — 10 agosto 2019 @ 14:33 | Responder

    • Toda la razón tienes. Si bien es cierto que todos los sueños que se convirtieron en realidad fueron primero eso, solo sueños. El 1 de mayo de cada año celebramos un sueño que costó sangre, sudor y lágrimas que se convirtiera en realidad. Y nuestros ancestros lo consiguieron. Pero nada es eterno, ni las pesadillas, ni los sueños. A ver, empezando por el ppo: ¿Que nombre le ponemos al -ismo supremo? “Lucha de clases” no vende en la época del Instagram. Por cierto: También Tengo otro ismo en la recámara, que ahora que me hago viejo me vendría muy bien potenciar: el “viejismo”

      Comentario por Roberto — 11 agosto 2019 @ 15:39 | Responder

  3. Os Recomendaría ha er este test a ver que os sale:
    https://www.idrlabs.com/es/fascismo/prueba.php

    Comentario por Corvo do Anllons — 23 agosto 2019 @ 0:54 | Responder

    • Pfffff. si Hitler dice que la nieve es blanca, y yo estoy de acuerdo con esa afirmación ¿eso me convierte en un nazi?

      Las preguntas son interesantes, merecen un debate sosegado, alguna de ellas me supera, pero casi ninguna de ellas son una marca característica del fascismo.

      Comentario por Nadir — 23 agosto 2019 @ 10:59 | Responder

  4. Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, así como la Ley 45/2015, de 14 de octubre, de Voluntariado, establecen la obligación de que se aporten certificados negativos del Registro Central de Delincuentes Sexuales para todos los profesionales y voluntarios que trabajan en contacto habitual con menores.
    Sé que los casos de pederastia son dramåticos y miserables pero esta medida es ridícula y en absoluto eficaz. ¿ Qué tal exigir a los padres y madres en el momento de concebir un hijo uno de estos y hacerles un seguimiento a todos sus familiares y amigos y ya cuando llegarán al cole pedirles a los maestros que demostrarán que están libres de sospecha? ¿Tampoco, no? Pues eso.

    Comentario por erebiagorge — 24 agosto 2019 @ 9:31 | Responder

    • Pediatras y curas. No vaya a ser que queden cabos sueltos.

      Comentario por erebiagorge — 24 agosto 2019 @ 9:45 | Responder

    • Sí, lo sabía. Ya te he contado que tengo muchas relación con el sector de la educación. Lo puedes pedir por internet, aunque me figuro que ya lo sabes (muchos no, y menudas colas se montan para pedirlo).

      Es lo que tiene la democracia pop, o legislar de acuerdo a las paranoias sociales creadas desde los medios. Antes que los terroristas machistas que matan mujeres por el hecho de serlo, el hombre del saco eran los pederastas. En mala hora les dio a los vascos ponerse pacifistas…

      Comentario por Nadir — 24 agosto 2019 @ 23:51 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: