La mirada del mendigo

3 noviembre 2019

La complainte du partisan

Filed under: Internacional,Música — Nadir @ 23:39

La historia de una canción, escrita por un miembro de la resistencia y musicada por una exiliada rusa.

Años más tarde, un joven cantante canadiense repara en ella y la versiona a su lengua materna.

Leonard Cohen tiene todo mi respeto (quién nos diera algo así en el cenagoso panorama musical actual), pero en este caso se podría haber metido el dedo en el culo antes de retocar la letra.

De la versión bilingüe, acaso sea ésta la interpretación que más me gusta:

Y ahora, un comentario. En su momento, los miembros de la Résistance (organizada, no nos olvidemos, por el PCF) también fueron identificados como terroristas por la maquinaria oficial del Estado. Etiqueta completamente vacía de contenido, que adjudica el poder y los medios que controla a quien lo desafía en una lucha asimétrica. Aunque terrorismo sea el uso de la violencia con un objetivo político, a la postre terrorista acaba siendo todo combatiente que no tiene el respaldo de un Estado y, por lo tanto, el acceso a un armamento del que dispone un ejército regular. Esto es, terrorista es un término muy poco descriptivo, vago, que se usa con propósito deslegitimador.

En realidad, el concurso de las armas ni da (como pretende el fascismo) ni quita (como sugiere el papanatismo) la razón; lo harán las circunstancias y los objetivos de la lucha.

Un ejemplo muy evidente es la insistencia en que el gobierno turco señala como terroristas a los milicianos siriokurdos, lanzando contra ellos a las alimañas islamofascistas. Yihadistas salidos de las filas del Estado Islámico, Tahrir al-Sham, Ahrar al-Sham, Jaysh al-Islam… y demás constelación de grupos islamistas, haciendo cosas de yihadistas, qué sorpresa. Aunque se peleen por el poder, todos ellos comparten un programa único: imponer el más opresivo de los regímenes totalitarios, una teocracia islámica, que coarta la libertad del individuo hasta en los aspectos más íntimos y personales.

Como aquellos valientes franceses, no puedo menos que celebrar la lucha de estos jóvenes kurdos. Una lucha primero por la misma supervivencia, amenazada por el racismo árabe y turco y el fundamentalismo musulmán. Una lucha por la independencia, por ejercer la capacidad de autogobernarse que tiene todo pueblo (digan las televisiones españolas lo que digan, esto es un principio universalmente aceptado y que, de hecho, está en la base del nacimiento de la mayoría de los Estados modernos). Y, además, una lucha por crear un espacio político democrático, socialista y feminista, basado en el acuerdo y no en la imposición, en la diversidad en vez del sectarismo, en la dignidad de la persona en vez de la sumisión al Dios del desierto.

Que un gobierno islamista les tache de terroristas sólo es confirmación de la nobleza de su lucha.

kurds

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

5 comentarios »

  1. Esto podría venir a cuento aquí:

    http://grijalvo.com/wordpress/2016/01/juan-manuel-grijalvo-terrorismo-y-resistencia/

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 4 noviembre 2019 @ 13:02 | Responder

    • Saludos:

      Muy buen texto para completar lo dicho por Nadir.

      Comentario por qatalhum — 4 noviembre 2019 @ 20:00 | Responder

    • “Está claro que el fin no justifica los medios, y también que los medios desvirtúan el fin.”

      Los medios pueden desvirtuar el fin, buena apreciación, pero me subleva la simplificación de que el fin no justifica los medios. Por supuesto que lo hace, mas no es una justificación absoluta, hay que analizar las circunstancias, existir un equilibrio y respetar el principio de menor daño posible, con el que el autor cierra la argumentación. Los medios tienen que ponerse en relación con el fin perseguido, con la probabilidad de alcanzarlo por esos medios, con la posibilidad de usar otros. En resumen, con las circunstancias.

      Por ejemplo, saltarse un semáforo en rojo (medio) puede ser justificable o no, según cuál sea el fin y las circunstancias. Cuando se trata de una ambulancia en servicio de urgencia con unos dispositivos de señalización y extremando la prudencia, está claro que esos medios son acordes al fin perseguido.

      Comentario por Nadir — 4 noviembre 2019 @ 21:47 | Responder

      • Nueva vuelta de tuerca a nuestro diálogo en curso sobre el valor absoluto -o no- de la vida del individuo.
        Tengo que buscar un relato ruso de ciencia ficción que pone estas cosas en el contexto de la vida de unos cosmonautas que andan por el espacio exterior, haciendo un curro peligrosísimo en un entorno que no perdona el error más nimio.

        Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 5 noviembre 2019 @ 15:04 | Responder

        • De la vida de todos los individuos. En los casos excepcionales en los que entran en conflicto, se trata de una transacción para incurrir en los menos “gastos” (de vidas) posibles.

          En cuento al riesgo libremente asumido, es otro cantar. Cada cual puede disponer libremente de la vida propia, pero no de las ajenas.

          Comentario por Nadir — 6 noviembre 2019 @ 10:52 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: