La mirada del mendigo

10 diciembre 2019

El ecologismo de clase

Filed under: Ecología — Nadir @ 2:08

Daniel me propone en términos elogiosos este enlace, que yo os traslado para su toma en consideración, pues me parece bastante representativo.

Enrique Dans – ¿Te molesta Greta? Pues ya sabes…

A continuación, desgrano mi opinión sobre el texto y huelga decir que pido la vuestra.

+

Enrique Dans es un gurú (léase vendesartenes) ultra-neoliberal y ese artículo es una ridiculez. Si hundimos la economía, las emisiones subirán en vez de reducirse. Y ése sería el menor de los problemas que tendría el medio natural. Amén de que mucha gente va a suffering and dying, esta vez de verdad. Y es inmoral ignorarlo.

Piense el lector en las consecuencias de un shock económico asociado a un cambio de paradigma energético. Si te quedas sin trabajo, no tienes ingresos ¿qué haces? Lo que hicieron nuestros abuelos y sus abuelos: sobrevivir cultivando la tierra, apacentando unos animales y caldeando la casa con madera que irás a cortar a tus fincas o al monte comunal (y cuando se acabe, con estiércol o lo que encuentres). Ahora multiplica tu situación por millones de damnificados en todo el mundo. Una catástrofe humana y ecológica.

Pero no a todos les va a ir mal. Algunos tienen inversiones en empresas que, si se toma la descarbonización en serio, van a disparar su cartera de pedidos. No seamos ingenuos, en un escenario de descarbonización habrá ganadores y perdedores. La mano que lleva Dans es bastante clara. A este pollo lo conozco desde hace muchos años, es un analista de inversiones especializado en nuevas tecnologías (además de profesor de varias escuelas de negocios), y es evidente que va hasta el fondo con su apuesta por el sector verde. Y me temo que se está poniendo nervioso porque no acaba de despegar (tanto en la eólica como en la solar hay una sobrecapacidad que está hundiendo los precios y masacrando los márgenes), lo cual le ha llevado a escribir semejante engendro. Gane dinero con el cambio climático y encima alardee de superioridad moral.

Hay gente que es sincera en su convicción por frenar el cambio climático. Este tipo, ni de coña. Lleva años vendiendo su doctrina que el rico lo es porque se lo merece, y del pobre no hay que ocuparse porque lo conviertes en un vago, que se apañe pues es su culpa.

El cambio climático no es un fin en sí mismo, sino las consecuencias que comporta. Si las acciones para mitigarlo tienen consecuencias aún peores, estamos haciendo un pan como unas hostias. Tanto para el medio natural, como para el humano.

En cuanto a la niña repelente: por favor, mirad las noticias. Le ha robado todo el protagonismo al problema en sí. Lo importante es si la niña va, si la niña viene. Que la culpa no es de la cría, es sólo una niña, sino de la campaña publicitaria montada con ella de protagonista. Está generando rechazo, y como es el estandarte, el rechazo hacia ella es rechazo a lo que representa.

En vez de soltar diatribas de buenos y malos, intentaré resumiros la miga del problema, algo que veo que a mucha gente se le escapa. Se trata de hacer un proceso de descarbonización que sea viable social y económicamente. Porque si no es viable, no será. El Dans dice muy alegremente lo de “cerrar fábricas”, pero a la plantilla que se va al paro no le hace ni puta gracia. Ya ves, es lo que tienen los obreros, tan sucios, desgarbados y rudos, que no quieren sacrificarse por ese bien superior, que no aman a Greta sino a sus propios hijos. Para su clase social es muy sencillo pedir cierres de fábricas, igual que otros piden el decrecentismo. No esperen que las víctimas se vayan a quedar de brazos cruzados (aunque eso es precisamente lo que pretende el postecologismo). Así que, al menos en una democracia, debemos buscar soluciones de acuerdo que distribuyan los beneficios y las cargas de la transición energética. Tema en el que, por supuesto, en el que el Enrique Dans no parece estar muy por la labor.

¿Habéis leído La doctrina del shock? Pues muchos esperan usar el cambio climático como coartada para aplicar un green shock a la economía, liberándola de cargas improductivas. Toda una reconversión industrial contra la que sería muy difícil luchar porque vendría recetada precisamente desde la neoizquierda.

Por favor, olvidaos de la niña. Centrarse en ella es como hablar de Rafa Nadal si hablamos de la conveniencia de comprarse un KIA o sus características dinámicas (no veo la tele, no sé si los sigue anunciando). Esa cría es sólo la cara de una campaña publicitaria llevada a cabo por una organización dedicada a promocionar la descarbonización de la economía, Global Challenge. Y detrás de Global Challenge está, en resumidas cuentas, la patronal sueca.

¿Por qué la burguesía sueca iba a aportar dinero para esta causa? ¿Por su filantropía? Bueno, yo os cuento y luego sacáis vuestras propias conclusiones. Suecia es un país naturalmente adaptado para una economía sin emisiones de carbono, dado que su tradicional fuente de energía ha sido la energía hidroeléctrica. Con la nuclear y la eólica completa un mix de producción eléctrico ya casi completamente descarbonizado. Ellos no tienen que hacer ninguna inversión extra, digamos que su sistema eléctrico (la principal fuente de emisiones en cualquier país desarrollado) ya estaba descarbonizado de serie. Otros ejemplos serían Noruega o Francia, alterando el orden de sus fuentes de energía eléctrica, nuclear, hidro y eólica. Para estos países, que la descarbonización venga pero ya: ellos ya están preparados, llevan décadas estándolo.

Pero ¿Y Alemania? Que además por su magufismo está cerrando su parque nuclear. Alemania no tiene el recurso hidráulico que tienen los escandinavos, y buena parte de su producción eléctrica depende del carbón. Y la única alternativa factible, al prescindir de la nuclear, es quemar gas ruso en ciclos combinados. Que es una mejora respecto a las térmicas convencionales (más o menos reduces emisiones a la mitad), pero sin duda siguen emitiendo carbono, mucho. Si a Alemania la obligas a descarbonizarse totalmente, a semejanza de los mencionados países, hundes su economía.

Y tomemos el caso de Polonia. Prácticamente toda la electricidad que produce es mediante la combustión de carbón. Una bomba climática, sin duda. Por no tener, no tiene ni siquiera recurso eólico. De la solar ya ni hablamos (instalar fotovoltaica en centroeuropa sólo se les ocurre al magufismo alemán, y así se encuentran ahora, después de haber gastado pasta a calderos y con un sistema de los más contaminantes).

A ver, soluciones. ¿Que se jodan los polacos? Ya, pero es que no se van a joder. Ningún gobierno, de un signo u otro, va a devastar la economía por cumplir su parte en la reducción de emisiones de CO2. Que no es la clase política, es que la gente no lo permitiría. En Polonia el sector del carbón genera 13.500 puestos de trabajo directos y 100.000 indirectos. Que no se van a resignar a quedar en el paro porque una niña sueca se lo pida.

¿Empezamos a comprender mejor lo que está en juego? Hay economías que ya están preparadas para un mundo sin emisiones de CO2, sin necesidad de inversiones adicionales. Por lo tanto, promueven la descarbonización del resto, porque eso mejoraría la competitividad de su industria. Por exactamente los mismos motivos, otras son reacias a hacerlo o, al menos, llevar la descarbonización demasiado lejos. Porque eso les exigiría unas inversiones descomunales y sacaría a su industria del mercado. No seamos infantiles con maniqueísmos postmodernos de buenos y malos, detrás de estas campañas de comunicación y manipulación (usar a una niña como argumento es, en mi opinión, más de los segundo que de lo primero) lo que hay son intereses económicos enfrentados. Intereses empresariales, de unos sectores contra otros, e intereses nacionales.

Y esto, a nivel europeo, que en principio somos los más concienciados. Ahora abrid el foco para abarcar a todo el mundo.

Así que dejemos el ruido mediático y ataquemos los datos crudos, proponiendo soluciones realistas a un problema que sí es, realmente, acuciante. No somos vendesartenes, aquí entramos para razonar y debatir en serio. No hay soluciones fáciles de taxista facha (esto lo arreglaba yo…) como las que propone el gurú, de hecho es un problema de muy compleja solución (empezando porque los mayores emisiones del planeta son Estados con armamento nuclear a los que no se les puede obligar por las malas). Lo mejor que he conseguido aportar ha sido ésto. Si alguien tiene otras ideas, que cante.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

43 comentarios »

  1. “What’s infuriating about manipulations by the Non Profit Industrial Complex is that they harvest the goodwill of the people, especially young people. They target those who were not given the skills and knowledge to truly think for themselves by institutions which are designed to serve the ruling class. Capitalism operates systematically and structurally like a cage to raise domesticated animals. Those organizations and their projects which operate under false slogans of humanity in order to prop up the hierarchy of money and violence are fast becoming some of the most crucial elements of the invisible cage of corporatism, colonialism and militarism.”

    — Hiroyuki Hamada, artist

    Quedamos en que alguien iba a resumir este artículo:

    http://www.theartofannihilation.com/the-manufacturing-of-greta-thunberg-for-consent-the-political-economy-of-the-non-profit-industrial-complex/

    La gente pidiendo a los gobiernos que actúen. ¿Os imaginais al PP o al PSOE actuando por el bien común y multando a las empresas contaminantes donde ellos mismos trabajan de asesores? Es de una estupidez suprema.
    Y ahora resulta que -si ya no eramos lo suficientemente estúpidos- la gente está dispuesta a pagar más impuestos para “frenar” el cambio climático (mientras piden al mismo tiempo que cierren las centrales nucleares). Voluntariamente vamos a pagar más impuestos para que las grandes empresas contaminen menos. Patético, y triste al mismo tiempo. Nunca ha sido tan fácil manipular a la sociedad, y esto lo saben muy bien los poderosos.

    Comentario por Greg — 10 diciembre 2019 @ 12:59 | Responder

    • A mí es que esa serie de artículos no acabó de convencerme. Bah! Realmente, yo soy un cascarrabias y le saco punta a todo. A ver, la autora va en plan adanista, que cualquier relación incluso circunstancial con el mundo económico contamina un proyecto y anula de partida sus valoraciones. Y esto es en extremo falaz. Si tengo que esperar que baje un ángel del cielo a arreglar el CC, no vamos a hacer nunca nada. Insisto, con la mitigación del CC habrá ganadores y perdedores. Que los ganadores promuevan sus intereses que, por esta vez, coinciden con los del planeta, bien está. Pero por favor, no pensemos que Vestas hace molinos de viento por razones altruistas: es una empresa, su objetivo es ganar dinero, como una petrolera o una eléctrica.

      Sobre lo que mencionas de los impuestos: los presupuestos tanto de la UE como de los principales estados recogen partidas cada vez mayores para subvencionar la descarbonización. Que, como implícitamente apuntas, no deja de ser un rescate de las eléctricas, que tenían un modelo de negocio caduco y deberían haber quebrado para ponerse en su lugar otros operadores. Pero igual que rescatamos a los bancos y las concesionarias de autopistas, pues vamos a rescatar a las eléctricas.

      Comentario por Nadir — 11 diciembre 2019 @ 0:02 | Responder

      • Yo no lo veo tan falaz: seguro que los intereses de muchas de las empresas que se están apuntado a la nueva economía verde no coinciden con los del planeta. Es más, es lo que se espera, con la cantidad de granujas que hay en el mundo de las grandes empresas. Nos han querido vender que estas manifestaciones son espontáneas, y todo indica que han estado bien dirigidas desde el principio. Con eso ya es suficiente para darle un “notable” al artículo en cuestión. Por otro lado, ¿de verdad creemos que se puede hacer algo? Cada año que pasa, la curva de emisiones de CO2 aumenta. Es todo muy absurdo: por la mañana, la gente se manifiesta contra el CC, por la noche exige que el centro de la ciudad esté iluminado por millones de bombillas.

        Comentario por Greg — 11 diciembre 2019 @ 19:02 | Responder

        • Claro, es que el interés de una empresa es económico, y está bien que así sea. Pero debemos dejar claras las cosas. Necesitamos a la industria para cambiar el modelo energético, pero al mismo tiempo el proceso debe ser pilotado desde el poder político, para que como dices el interés de esas empresas no se acabe imponiendo sobre el interés común de la reducción efectiva de emisiones. Por ejemplo, el modelo Tesla de automoción (que sigue toda la industria, Tesla es sólo el abanderado de una forma de concebir la mobilidad eléctrica).

          Comentario por Nadir — 12 diciembre 2019 @ 16:32 | Responder

  2. Pues de momento parece que van a empezar con la financiación “verde” y “marron” a nivel bancario.

    Yo me lo tomaba a risa hace unos meses, pero en Europa lan propia EBA ya ha establecido una hoja de ruta. Y la va a cumplir. https://eba.europa.eu/sites/default/documents/files/document_library/EBA%20Action%20plan%20on%20sustainable%20finance.pdf

    Esta claro que el objetivo ahora será obtener la etiqueta de bono verde, no serlo realmente. Pero por aquí vienen los tiros y vienen ya.

    Mientras tanto, me gustaría saber si me podrías recomendar algo serio sobre el cambio climático. Con números, con varianzas y sin demagogias baratas. Vamos, quiero algo de tu estilo.

    La percepción que estoy teniendo de todo este fenómeno es más la de una nueva religión (hay que creer) que la de un fenómeno medido científicamente. Y me quedaría mucho más tranquilo si consiguiera convencerme por mí mismo, en vez de seguir la fe dominante de nuestro tiempo.

    Comentario por tubancoestuamigo — 10 diciembre 2019 @ 18:08 | Responder

    • Leía no sé ni dónde, que una de las empresas que está detrás de Greta es IKEA, el gran deforestador. Y que se ha dispuesto a ayudar para hacer de este mundo un lugar mejor: va a poner en los parking de sus tiendas cargadores para los coches a pilas.

      Es tal el nivel de hipocresía, que entran ganas de vomitar.

      En cuanto a la relación del cambio climático con las emisiones de gases de invernadero, hasta donde puedo llegar, sí que es un fenómeno plenamente contrastado. Ahora mismo el estudio está en el comportamiento de los sumideros (océanos y masas forestales, principalmente) y de las retroalimentaciones del proceso (el metano inmobilizado en el permafrost, la reducción del albedo con la fusión de los casquetes polares…). Y, sobre todo, en las vías de actuación (reales, no la patochada del Dans) para reducir las emisiones.

      El grueso del conocimiento científico que se va obteniendo sobre el cambio climático, es resumido en la página del IPCC (el organismo de la ONU que se ocupa del cambio climático).
      https://www.ipcc.ch/reports/
      https://www.ipcc.ch/library/

      Ojo, hay mucha documentación, muy buena. Yo me suelo leer la parte que más me interesa, la de “Energy Systems”, que además es la más importante. Trae un montón de datos, interesantes más allá del cambio climático.

      Hay documentación robusta al respecto, no se trata de una cuestión de fe. Desgraciadamente, estamos convirtiendo un tema científico en un circo mediático-ideológico.

      Comentario por Nadir — 10 diciembre 2019 @ 21:34 | Responder

  3. A mi la de los aranceles q planteaste me parece una genialidad. Añadiria otras relativamente simples q he ido recopilando de aqui y alla que serían mas de ámbito nacional o regional. Evidentemente las hago pensando en un lugar comp españa y en in entorno Urbano, pero muchas son extrapolables a otros lugares.
    – Planes de mejora del aislamiento termico de las viviendas. Baja tecnologia que genera mucho trabajo y ahorra mucho dinero y energia.
    – sustitucion masiva de Aires acondicionados (autenticas aberraciones energeticas) por ventiladores de techo. Esto junto a la mejora del aislamiento termico solucionaria gran parte de la climatizacion casera reduciendo costes economicos y energeticos en mas de la mitad.
    – apuesta por el transporte publico electrificado (electrificar solo el publico, que es el que tiene sentido, salvo las bicis, joder) y acabar con toda la morralla electrica de los patinetes, segways, etc. Que son basicamente chatarra.
    – Abonos transporte plurianuales para los que renuncien al coche y tantos años como consumo se vaya a ahorrar.
    – Planes mas ambiciosos para la solar termica que es mas barata y tiene buen rendimiento en segun que latitudes.
    – doblar cada par de años la garantia minima obligatoria para electro domesticos y otros aparatos como mobiles y ordenadores de forma que todos tengan que superar holgadamente la década. Esto unido a la normalizacion, de la que tu también has hablado significaria la reformulacion de todo el sector industrial.
    – semana laboral de 30horas.

    Seguro que me dejo alguna pero con esto tendriamos para empezar.

    Comentario por Anibal — 10 diciembre 2019 @ 22:40 | Responder

    • Bueno, no nos vamos a poner a comernos las pollas, pero no niego que he disfrutado leyendo los puntos que desgranas. Ahora empezamos a reducir en serio emisiones. Me permito comentarlos:

      – Planes de mejora del aislamiento termico de las viviendas. –> Las subvenciones sólo llegan a los más espabilados que están pendientes de cuando salen. Nada de subvenciones. IBI en función del cociente de la conductancia por la superficie de intercambio con el exterior. Que en un piso es mínima (la fachada y patio de luces) pero en una casa es toda la envolvente menos el suelo. Y eso, por la conductancia de cada superficie. Es decir, cuanto peor aislado, mayor conductancia y paga más. Igual que el impuesto de matriculación es proporcional a las emisiones, el IBI proporcional al consumo en climatización.

      – sustitucion masiva de Aires acondicionados (autenticas aberraciones energeticas) por ventiladores de techo. –> El aire acondicionado tiene la máquina térmica más eficiente para caldear: invertido el ciclo de refrigeración es una bomba de calor. En climas extremos el AA puede ser necesario, pero antes hay que intentar todo tipo de sistemas pasivos (sombreado, convección…). Y si ni con esas, los ventiladores son una solución mucho más eficiente (recordemos que no bajan la temperatura, sino la sensación térmica del individuo por la evaporación del sudor).

      – apuesta por el transporte publico electrificado –> Único medio motorizado permisible en el medio urbano

      – acabar con toda la morralla electrica de los patinetes, segways, etc. Que son basicamente chatarra. –> Que fomentan el sedentarismo.

      – Abonos transporte plurianuales para los que renuncien al coche –> Prohibiendo la circulación de coches, no hace falta convencer con abonos. Eso sí, hay que dar alternativas ventajosas. Aparcamientos en los nodos del extrarradio (que no serían disuasorios, porque no hace falta disuadir de nada, está prohibido entrar a la ciudad en coche), frecuencias y rutas suficientes… pero tarifas en función directa (y acaso cuadrática) con la distancia al centro urbano. Para ser más eficientes energéticamente hay que acabar con las urbanizaciones.

      – Planes mas ambiciosos para la solar termica –> Forrar los techos de colectores solares para ACS (y, acaso, como foco caliente para una bomba de calor).

      – doblar cada par de años la garantia minima obligatoria para electro domesticos –> PLAS PLAS PLAS PLAS

      – semana laboral de 30horas. –> Y que de las fuentes salga cerveza. XDDDDDDDDD Joer, ya por soñar…

      No, en serio. Lo de las 30 horas me parece perfectamente posible, e incluso se quedaría corto (pero no nos engañemos, tiene que haber reducción de salario). Pero me ha hecho gracia que lo incluyeras entre las medidas energéticas, por si cuela. Ahora me intentarás justificar la implicación energética de la medida. ¿A que sí? Venga, sorpréndeme. 🙂

      Comentario por Nadir — 10 diciembre 2019 @ 23:50 | Responder

  4. Juro que pensé que el artículo de Dans era irónico. Pero no.

    Comentario por wenmusic — 11 diciembre 2019 @ 8:52 | Responder

    • El Dans volvió a salir a cuento en el blog a cuenta de Tesla. Y decía que éramos unos anticuados, que eso de perder dinero a paletadas no era ningún problema en la nueva economía (siempre podía pedir más y más), y que a Tesla le esperaba un futuro brillante. Es decir, esta vez la historia es diferente, invierte en empresas sin modelo de negocio pero que multiplican las ventas… nada que no hubiéramos escuchado en la burbuja .com (o llevamos oyendo desde los bulbos de tulipán). Yo leía esa atrocidad y me decía ¿y este cretino enseña en una escuela de negocios? La clase de ensoñación que Graham y Buffet llevan enseñando a evitar. En fin, se ve que tiene mucho arte vendiendo sartenes.

      Comentario por Nadir — 11 diciembre 2019 @ 9:53 | Responder

  5. Saludos:

    Recomiendo, como lectura que puede ser útil ante lo que aquí se está tratando, esta entrada del blog de Turiel:

    http://crashoil.blogspot.com/2019/12/escondida-y-la-vista-de-todos.html

    Sacado del mismo:

    “Lo que se ve claramente, en todo caso, es que hay un reposicionamiento del gran capital, que aspira a convertir el cambio climático en una nueva “oportunidad de negocio”. No lo digo yo: esa misma expresión se ha podido encontrar en muchas de las “mesas de debate”, tanto en la zona verde como en la azul de la COP25. Al mismo tiempo, veo en los medios un masivo bombardeo a la ciudadanía de ciertas consignas, y particularmente que va a hacer falta hacer “sacrificios”, “hacer cambios importantes en nuestro estilo de vida”, “priorizar la protección del planeta al bienestar” y otras ideas-fuerza del mismo jaez. Es decir, que los empresarios están pensando en la “oportunidad de negocio”, mientras que a los ciudadanos se les pide “sacrificios”. Y como guinda de este pastel, una idea que cada vez se repite con mayor fuerza: el Green New Deal.”

    Comentario por Vicente Millán — 11 diciembre 2019 @ 20:56 | Responder

    • Bueno es que a efectos prácticos, si el gran capital no respalda estos movimientos, no vamos a ningun lado, la putada va a ser la de siempre, que van a vender unas “alternativas verdes” que no son tan verdes, pero en fin, no es mala oportunidad para meterse en energías verdes ahora, que da buena prensa y se va a ganar un pastizal a costa de los de siempre, como en 2007 PV con prioridad en el pool all over again con este govierno, ya veréis lo eco que somos.

      Comentario por Don Juan — 12 diciembre 2019 @ 11:58 | Responder

      • Pero volvemos al capitalismo de amiguetes, vamos a rescatar empresas con un modelo de negocio inviable con subvenciones públicas (es decir, con el dinero del populacho). Pero los beneficios seguirán siendo privados. ¿Por qué no dejamos que se despeñen, por ejemplo, las eléctricas, y creamos una empresa pública gestora de los activos nucleares y eólicos?

        Comentario por Nadir — 12 diciembre 2019 @ 15:38 | Responder

        • Si a mi me encantaría que las cosas no fuesen así, que tuviésemos una meritocracia bien puesta y suficiente cultura como para que el proyecto con más base y potencial fuese el que se escogiese, en lugar del capitalismo de amiguetes.

          Pero lo cierto es que si nos ponemos a mirar en europa, españa inclusive, donde ocurre eso? En ningún sitio. No dejamos que se despeñen porque la democracia no funciona así, a mi me encantaría que esa panda de ladrones obtuviese lo que se merece, pero aunque es una solución deseable, no la encuentro realista. No he visto que haya ocurrido en ningún sitio, mucho menos en un sitio como este, con una cultura política pésima, como tu siempre dices, cada pueblo tiene, como mínimo, lo que se merece, y a veces mucho más. Los únicos que hicieron un amago fueron los de islandia con la crisis bancaria del 2008. El resto del mundo? Con los pantalones bajados en mayor o menor medida, igual que siempre. Dudo que las cosas hayan cambiado en esta década, yo al menos no veo el motivo.

          Comentario por Don Juan — 12 diciembre 2019 @ 16:32 | Responder

          • Luego he leído artículos, alguno de islandeses, en los que ponían en remojo esa beatificación de lo que sucedió en la isla tras el hundimiento de su sistema bancario. Quizá tenemos la necesidad de creer que existe un lugar donde la gente es decente…

            Comentario por Nadir — 12 diciembre 2019 @ 19:13 | Responder

    • Hay empresas que se van a forrar (eólicas y fotovoltaicas, y en general todas las de tecnología eléctrica), y otras (las eléctricas, petroleras y gasistas, principalmente, más las industrias auxiliares que trabajan para ellas) intentarán no ser arrolladas por el cambio.

      El artículo es bueno en la parte expositiva (la mandangada del COP25) y malo en la parte especulativa (que la energía se acaba). Como es habitual en ese blog.

      Comentario por Nadir — 12 diciembre 2019 @ 18:06 | Responder

  6. Tampoco pasa nada por comernos las pollas un poco, las puntualizaciones y las sugerencias de las medidas fiscales y arancelarias me parecen elegantes y efectivas. Las hare mias en toda discusion que tenga a partir de ahora.

    Tengo alguna pega con la prohibicion de los coches en los centros, en la medida en que puede ser una medida clasista (quien se va a beneficiar mas? Turistas y hipsters que ya viven ahi en lugar de los curritos q viven lejos y tienen q acercarse al centro a trabajar?, que pasa fuera del centro? Barra libre?). Además los desplazamientos en los centros de las grandes ciudades llevan tiempo estancados, los que aumentan son en las periferias. En su lugar quizas aumentar la Vida util de los coches que hay (lo de las garantias en este caso igual se podria alargar) y sobre todo no aumentar el parque automovilistico, sino reducirlo, y por eso mantengo lo de los abonos transportes, que puede sonar naïve, pero creo q podria funcionar si el transporte publico mejora.
    En el campo de la movilidad se podria meter mas mano
    – limitar los vuelos de aviones privados o directamente prohibirlos.
    – ni un kilometro mas de ave y todo el dinero para el tren regional y de cercanias. Ya esta bien de subvencionar a los putos Rico’s.

    Si es que hay un monton de medidas politicas (fiscales, economicas, urbanisticas) que no requieren tecnologia especialmente compleja, ni cara y que solucionarian, en gran medida el problema, y que incluso pondrian de acuerdo a decrescentistas con socialistas y comunistas sin problemas. El problema es que estamos a por uvas…

    En lo de las 30h admito q me columpié. Me vine arriba… Es posible q tuviera ventajas si, por ejemplo se aplica reduciendo los dias de Trabajo a 4 por semana, pero no tiene porque… en ese tiempo libre la gente podria consumir mas que en el Trabajo, viajar, etc. Dependeria de mas factores de los q puedo analizar aqui.

    Comentario por Anibal — 11 diciembre 2019 @ 22:31 | Responder

    • – ni un kilometro mas de ave y todo el dinero para el tren regional y de cercanias. Ya esta bien de subvencionar a los putos Rico’s.
      Añadiria fomentar el uso del ferrocarril para las mercancias en detrimento del transporte por carretera

      Comentario por Emilio Fernandez — 12 diciembre 2019 @ 12:25 | Responder

      • Básico.

        Lo malo del ferrocarril son los enlaces internacionales. Lentos y caros. Al final, si tienes que usar la SNCF o la DB, aunque mejorases Adif para que fuera competitiva acabarías perdiendo competitividad respeto al camión. Habría que unificar la gestión de las líneas europeas, al menos asegurar su interoperabilidad.

        Comentario por Nadir — 12 diciembre 2019 @ 16:28 | Responder

        • Haré una entrada partiendo de este comentario, peeero sólo la publicaré si *los tres* me escribís a mi buzón de correo declarando bajo juramento ante vuestro/a dios/a favorito/a que habéis leído el Informe Subercase.
          Nadie tiene derecho a “opinar” sobre los trenes, los ferrocarriles, los avechuchos, etcétera, de este PPdM sin haber visto -mejor, estudiado- el Informe. Lo publicaron en 1844, y sigue tan vigente hoy como entonces.

          Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 12 diciembre 2019 @ 16:40 | Responder

          • Pues el primer juramento solemne ya lo tienes. Lo juro sobre la corbata de Angus Young.

            Pero ahora en serio. Realmente sería muy interesante, a mí me lo parece, un análisis de por qué demonios un medio de transporte de mercancías que es energéticamente muy eficiente se acaba convirtiendo en un medio que no es capaz de competir con el transporte por carretera. Sí, el ferrocarril tiene que pagar la vía, pero también el camión paga peajes e impuestos de matriculación y circulación que el tren no. Y la carga que lleva un mercancías se distribuye en decenas de camiones, cada uno de los cuales es conducido por un fulano al que hay que pagarle una nómina a fin de mes.

            Y una pregunta, maestro. ¿Sabes cuál es la fiscalidad del gasóleo de las locomotoras? Lo he intentado buscar y nada.

            Comentario por Nadir — 12 diciembre 2019 @ 18:13 | Responder

            • Um. ¿Dices que juras que ya lo has leído, o que ya lo has leído?
              Diría que el combustible para tracción está exento, aunque haya que solicitar expresamente una autorización administrativa.
              Cuando desapareció el monopolio, Renfe sacó una licencia como distribuidora para comprar directamente a los fabricantes.
              No sé cómo quedarán las cosas cuando “liberalicen” la explotación de trenes.
              Una de las barbariburradas del “sistema” es que puede resultar más simple operar trenes con tracción diésel bajo catenaria:
              ¿cómo se factura el consumo eléctrico?
              En el Informe Subercase ya quedó claro que no es buena idea que haya más de una compañía moviendo trenes por la misma línea.
              La gran pregunta es si debe ser una empresa pública o privada. La respuesta: leed el Informe. Es genial.

              Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 12 diciembre 2019 @ 19:23 | Responder

          • Saludos:

            ¿Algún prócer patrio se lo ha leído para no meter la pata de nuevo?

            “Jamás se podrá llegar a este resultado por medio de las compañías; las cuales precisamente han de ganar algo después de satisfechos aquellos gastos; y su tendencia naturalmente egoísta es y será siempre la de obtener las mayores ganancias posibles dentro del máximo de tarifa que se les haya concedido. Alguna vez para conseguir este objeto les convendrá rebajar el límite señalado, pero será siempre para hacer pesar sobre la generalidad de la industria la mayor contribución posible en recompensa del beneficio que realmente la hacen, aunque sin cuidarse mucho de que éste sea grande o pequeño; porque a la verdad, su incumbencia no es cuidar de los intereses de los pueblos, sino de los suyos propios. El Gobierno, por el contrario, no tiene otros intereses a que atender más que los públicos; por consiguiente puede y debe rebajar las tarifas hasta el punto que antes hemos indicado, y aún podrá pasar más adelante, porque podrá cargar sobre los fondos generales una parte de los gastos de entretenimiento, siempre que el beneficio que estos fondos produzcan en el fomento de la riqueza pública indemnice completamente de aquel gasto, como podrá suceder en algunos casos. Esto manifiesta también que el Gobierno puede emprender con grande utilidad de la nación muchas líneas de ferrocarril que para una empresa serían ruinosas, porque no les producirían ningún dividendo; el dividendo de los Gobiernos consiste únicamente en el aumento de la riqueza pública y del bienestar de los gobernados; y he aquí la principal razón por la que una administración fuerte y acreditada es preferible a las compañías para la construcción de ferrocarriles.”

            Comentario por Vicente Millán — 12 diciembre 2019 @ 22:16 | Responder

            • Sí, pero…

              “La comisión que ha propuesto ya la facultad de apropiarse el camino por el Estado y la de reformar las tarifas, una y otra en los términos que ha creído convenir a nuestras circunstancias particulares y desventajosa posición económica, no insistirá en que se introduzca también de un modo expreso entre las condiciones del contrato esta tercera garantía de los intereses públicos, fundada en la libre circulación; y se contentará con exigirla solamente para las empresas de ramales o prolongaciones de los caminos que se propagan, o para otros caminos también principales que entronquen con los mismos, en la parte que sea común a ambos; pero no entrará nunca en el escándalo de que se sancione explícitamente el monopolio de explotación o de que se adopten artículos que indirectamente lo establezcan, como es el indicado arriba sobre la facultad exclusiva de construir pozos y fuentes, fábricas, almacenes y demás edificios en las inmediaciones del camino”.

              … pesó más nuestra desventajosa posición económica.

              Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 13 diciembre 2019 @ 13:20 | Responder

      • https://www.amb.cat/es/web/amb/seu-electronica/tramits/detall/-/tramit/targeta-t-verda/6546634/11696
        Esto díselo a mi alcalde que ha hecho de Madrid en dos semanas una Green capital.

        Comentario por erebiagorge — 13 diciembre 2019 @ 22:07 | Responder

    • ¿Socialistas? ¿Comunistas? Eso es una especie en vías de extinción, si no ya funcionalmente extinta.

      Sí, realmente es verdad, con poco esfuerzo podemos hacer grandes reducciones de emisiones. Yo puse hace muchos años una entrada a un caso paradigmático: el botijo. Es un muy buen diseño termodinámico que mantiene el agua fresca. Pero como vivimos en una sociedad de asquerosos acomplejados, en una oficina a nadie se le ocurre poner un botijo, sino un dispensador de agua refrigerado. Para no parecer pobres, de pueblo. Sin embargo, el diseño del botijo es mucho más elegante termodinámicamente. Y, obviamente, eficiente: usa el calor latente de evaporación del mismo agua que contiene, para mantener el resto fresca.

      prohibicion de los coches en los centros, en la medida en que puede ser una medida clasista (quien se va a beneficiar mas? –> Al revés, los curritos se mueven en transporte público. Quien usa en ciudad el coche son las clases medias, que no se quieren mezclar con la chusma.

      que pasa fuera del centro? –> ¿Quién ha hablado de aplicar la medida sólo en el centro? Yo sostengo de vetar el vehículo privado en todo el casco urbano. Con un transporte público potenciado, el vehículo privado sobra. Tú divide los 7.900M€ que costó soterrar el tramo sur de la M-30 entre los 0,3M€ que cuesta un autobús urbano. 26.300 autobuses nuevos peinando la ciudad. Sólo con el coste de haber descongestionado la ribera del Manzanares. ¿Te parece suficiente con esos autobuses? (puedes cambiar algunos por convoyes de metro, si prefieres). Hoy la EMT tiene una flota de 2.050 buses, así que supondría multiplicarla x13. Claro, así sí que es posible dejar el coche en el garaje.

      En su lugar quizas aumentar la Vida util de los coches que hay (lo de las garantias –> Sin duda, pero no sólo es un problema de garantía, sino de reparabilidad y normalización. Si una pieza de mierda, cuya fabricación cuesta 10€ te la venden por 600€, al final acaba compensando achatarrarlo y comprarse otro, a poco que tenga. Normalización y que la competencia haga el resto. Fíjate los márgenes en componentes electrónicos. Por qué son tan bajos? Porque son intercambiables, puedes comprarte un módulo RAM de un fabricante o de otro, una gráfica, una placa base… la competencia es feroz, tanto en calidad como en precio. En cambio, compras un coche, y estás atado, y la marca te va a ordeñar pero bien (como si te comprases un producto de Apple).

      – limitar los vuelos de aviones privados o directamente prohibirlos. –> Es el chocolate del loro, pero no estaría mal. No prohibir, pero sí sangrarlos a base de bien. Una tasa aeroportuaria a toda aeronave que aterrice y despegue, como compensación de la externalización de ruido y contaminación. O gravar el combustible de aviación al mismo nivel que el de automoción (que es algo inconcebible, que según usos tenga distinto gravamen, por qué el gasóleo agrícola o de calefacción tienen un impuesto especial de hidrocarburos tan bajo?). Eso sí, este impuesto debe estar armonizado en toda la UE y exigirlo a todos los aviones que crucen su espacio aéreo (para no perjudicar los aeropuertos europeos en favor de hubs como Estambul o Dubai).

      – ni un kilometro mas de ave y todo el dinero para el tren regional y de cercanias. –> Mira, realmente lo del AVE ha sido una exageración, pero esas líneas ya las tenemos. Tenemos nuestra red de ferrocarril para los próximos 50 años. Más sangrante ha sido tirar el dinero en engendros como la SAREB o Bankia, que nos va a salir la factura el doble de cara que toda la puta red de AVE, y no tenemos nada a cambio (si aún todo ese ladrillo hubiera sido público).

      – en ese tiempo libre la gente podria consumir mas –> Consumir, pero también vivir, ser ciudadano, persona, y no sólo un engranaje.

      Comentario por Nadir — 12 diciembre 2019 @ 16:24 | Responder

      • Cágate lorito…

        Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 13 diciembre 2019 @ 16:16 | Responder

        • Has leído el número de plazas, verdad?

          Comentario por Nadir — 15 diciembre 2019 @ 14:17 | Responder

          • La hostia, cincuenta y cuatro toneladas al despegue para transportar a doce fulanos… y además match 1.4, nada de match 2 como el Concorde de hace más de medio siglo. Cada día somos más tontos.

            Comentario por Salva — 16 diciembre 2019 @ 20:14 | Responder

  7. Con duplicar el numero de autobuses y de metros ya podriamos hacer algo (aunque habia q racionalizar También, claro, la chapuza de los trends ligeros en el oeste de Madrid es de traca). Lo de la ribera del manzanares ha sido otra estupidez faraonica que nos va a salir Cara a largo plazo. La simple reduccion del trafico que implicaria el aumento del transporte publico habria facilitado hacer algo mucho mas decente y con menos impacto.
    Bueno creo q ya tenemos Clara’s las soluciones. ¿Ahora que?

    Comentario por Anibal — 15 diciembre 2019 @ 12:20 | Responder

    • Es que querer garantizar el derecho universal a ir en coche a donde quieras obliga a sobredimensionar las arterias de acceso a la ciudad, con unos costes tremendos. Y aún así, sigue habiendo atascos. El sistema se sostiene porque una gran mayoría escogemos trasladarnos en transporte público, es por ello que los toman el coche pueden circular. Si todos siguiésemos su ejemplo, las grandes ciudades serían un atasco interminable en el que ningún coche avanzaría. Dicho de otra forma, los que los están haciendo mal se benefician de los que están haciendo lo correcto. Y cuanta más gente vaya en transporte público, más se descongestionarán las vías y más ventajoso será ir en privado. Hay por lo tanto que actuar de alguna forma para impedir este abuso.

      ¿Ahora qué? ¿Acaso tenemos algo más en esta “democracia” que el derecho a pataleo? Prueba a escribir a algún partido político proponiendo tus soluciones. Sean buenas, malas, geniales, el correo irá a la basura directo (por curiosidad, hice la prueba). Ellos ya saben lo que te conviene, lo único que se espera de ti es que pongas la papeleta en la urna. Todo para el pueblo pero sin el pueblo. Y el partido que va de participativo… de los peores. Pura fachada, las líneas programáticas las decide un grupito restringido de iluminados, de mentes preclaras que llegan donde los pobres mortales no llegamos. A las bases se las deja debatir, como el botón placebo de los semáforos, que crees que pulsándolo se va a poner en verde antes para los peatones. Lo de Potemos es aún más vergonzoso porque tienen el cinismo de que parezca que lo que opinen sus afiliados importa para algo. Y te lo dice quien estuvo integrado en el grupo 3E (Energía, economía y ecología), mucho blablabla y luego el programa lo decidían sin hacer ni puto caso a los allí consensuado.

      Es todo una puta mierda.

      Comentario por Nadir — 15 diciembre 2019 @ 14:32 | Responder

  8. http://cortomaltes2012.blogspot.com/?m=1
    A ver qué os parece esto.

    Comentario por erebiagorge — 18 diciembre 2019 @ 18:02 | Responder

    • ¿Sobre los mercantes con velas de apoyo? Hace bastantes años que llevo oyéndolo, pero no acaba de cuajar la idea en diseños comerciales. Reducir el consumo 1/3 es muy jugoso, así que me imagino que los datos reales son menos optimistas o existen problemas de implementación. Yo, siendo de secano, apunto a que las velas (perfil alar en posición vertical) ocupan espacio destinado a la carga.

      Desde luego, todo lo que pueda ser reducir consumo y emisiones, bienvenido sea. Ojalá consigan hacer la idea económicamente viable.

      A ver qué opina nuestro lobo de mar ibicenco…

      Comentario por Nadir — 18 diciembre 2019 @ 20:54 | Responder

      • Ye de esto sé algo, que he navegado un par de añitos.

        El problema principal aquí es la flexibilidad de las rutas. Una vela moderna genera sustentación a cualquier ángulo superior a 45º del viento. Pero los aparejos que se proponen usar para los cargeros son normalmente aparejo chino, que son una maravilla y muy eficientes con el viento en popa (por atrás) y que pierden eficiencia drásticamente si el viento les entra a menos de 90º (Eficientes desde los 180º a los 90) Esto por un lado hace que sólo en las rutas donde el viento sea favorable se gane eficiencia, por ejemplo, Cádiz- Santa cruz de Tenerife, una ruta donde se suele tener alisio o en su defecto nada. Rara vez viento en contra.

        Pero a la vuelta tienes que ir a motor con los mástiles haciendo de resistencia aerodinámica, que son litros extra de Bunker fuel (A partir del día 1 Diesel, ya veréis como sube ya) que hay que quemar. Luego está el tema de que pierdes cierto volumen de carga, precisamente porque esas velas enormes. tienen que pivotar así que en un Panamax de containers se perdería bastante si se tratase de modificar un barco actual.

        Costes de operación probablemente aumenten, son más sistemas que mantener aunque naturalmente estén automatizados, son más motores etc.

        Para tanqueros igual sí que podría servir en ciertas rutas, pero, lo dicho, echadle un ojo a Windy.com y a Marinetraffic y veréis que un porrón de rutas se hacen a contra viento.

        Yo donde único he visto los veleros ser una forma viable de carga es cuando los usan para darle valor añadido al producto. Que son los de fairtransport.eu

        En resumen, que esto lleva en la mente de la gente a la que le gustan los barquitos desde la crisis del aceite de piedra de 2008 pero nadie se ha motivado a hacerlo, y desde 2015 tenemos surplus de cargueros así que no será por falta de buques para reconvertir por 4 perras.

        Comentario por Don Juan — 19 diciembre 2019 @ 9:13 | Responder

        • Si un carguero hace la misma ruta ida/vuelta, suponiendo los vientos constantes (los alisios, por ejemplo, que comentas), puede hacer la idea con la vela desplegada, y la vuelta abanderada (o viceversa). Como la tracción con ella desplegada supera el drag con ella abanderada, el aporte neto del viaje de ida y vuelta sigue siendo positivo. Pero sí, tienes razón, el drag de cuando el viento venga de proa hay que tenerlo en cuenta, y es un problema más. E incluso cuando sólo haya una brisa de popa menor a la velocidad de avance del buque. 20 nudos son 37 km/h, que ya es viento. Si el barco ya está tirando a 20 nudos con motores, la velocidad del viento incidente será de V-37km/h, así que quedará muy poca energía aprovechable. Y es la velocidad habitual de un portacontenedores, 20-25 nudos. El barco que sube Erebiagorge va a 15 nudos, que son 28 km/h. Así se aprovecha mejor el viento. Aunque a las navieras no les haría mucha gracia, pero también se podría forzar esa reducción de velocidad para reducir consumo.

          Buen comentario, compañero! 😉

          Comentario por Nadir — 19 diciembre 2019 @ 12:04 | Responder

        • Don Juan

          Soy el amanuense de Luis Jar Torre.

          Me interesa comunicarme con usted.

          Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 20 marzo 2020 @ 12:32 | Responder

  9. Chst, chst.. pibe, vuestro filtro antispam es decididamente fastidioso…..eteeeeeeeee……¡¡el mundo e testigo de que mi libertad de expresión ha sido coartadaaaaa!!

    Comentario por Doctor Washington Rodríguez (terapeuta psicosocial) — 20 diciembre 2019 @ 16:55 | Responder

  10. un. dos, tres….probando

    Comentario por pikachu — 20 diciembre 2019 @ 17:43 | Responder

  11. https://www.eldiario.es/internacional/Australia-comienza-camellos-salvajes-sequias_0_983051758.html
    Un ejemplo de lo que pasa cuando las especies aloctonas campan a sus anchas. Ahora el problema es enorme, cuando se pudo actuar hace años con un minimo gasto. No tardara mucho en pasar por estos lares, cuando queramos acabar con eucaliptos, plumeros, especies cinegeticas, siluros, carpas y demas, sera demasiado tarde y poco habra q salvar.

    Comentario por Emilio Fernandez — 12 enero 2020 @ 14:07 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: