La mirada del mendigo

14 junio 2020

Perros

Filed under: Sociedad — Nadir @ 1:17

Yo no sé si cuando me refiero a los Estados Unidos de América como una dictadura capitalista pensáis que, por lo inusual de ese sintagma nominal, lo digo como chanza. Porque no es así. Quizá sí acaso con ánimo provocador, pero sin alejarme gran cosa de la definición rigurosa, que sería una plutocracia completamente desarrollada, sobre la cual se pone una máscara de sistema parlamentario bipartidista que no engaña a nadie, ni siquiera dentro del mismo país.

Si democracia es el sistema en el cual es el pueblo el que se autogobierna, es evidente que los USA no son una democracia ni poniendo la mayor generosidad y el mejor empeño en estirar la acepción del término. Su sistema electoral está cuidadosamente diseñado para evitar la participación de las clases bajas con el sistema de preinscripción, sesgar los resultados en favor de las opciones conservadoras con demarcaciones electorales estrambóticas, y un sistema bipartidista controlado por las donaciones de la corporate class. Se crea la falsa ilusión de alternancia y diversidad de opciones para disimular que el núcleo del sistema de explotación capitalista permanece incólume, núcleo que la población no tiene derecho ni capacidad para poner en cuestión.

Por supuesto, todo lo aquí reseñado para los Estados Unidos es perfectamente aplicable a muchas otras sociedades, pero es en la metrópoli del imperio donde este sistema plutocrático con decorado parlamentario está más desarrollado. Es imprescindible describir el sistema de gobierno usamericano para comprender cabalmente el fenómeno de la violencia policial contra el que ahora se protesta. La violencia policial no es un accidente sobrevenido en un sistema político, sino un rasgo buscado igual que el dueño de perros que busca uno de raza peligrosa. Un perro, para cumplir su labor de disuasión, debe ser agresivo, no limitarse a enseñar los dientes sino incluso correr el riesgo que de cuando en vez muerda alguna oveja. Pierdes alguna, pero el resto del rebaño permanece agrupado ante el terror que suscita la fiereza del can.

Y es de todo punto evidente que la necesidad de contar con un buen número de perros sanguinarios, con una alteración del comportamiento sesgado hacia la agresividad, es consecuencia directa de la necesidad de controlar una sociedad o un grupo social dentro de ésta ante el desacople de intereses entre gobernantes y gobernados. La policía es y debe ser más represiva y criminal cuanto menor es la representatividad, y por lo tanto legitimidad, de la clase gobernante. En un sistema en el que la voluntad de la ciudadanía es por definición la ley, no cabe el uso de represión pues no hay divergencia entre las aspiraciones del pueblo y las decisiones de gobierno. Si el cuerpo electoral desea cambiar algo no tiene más que desearlo. El otro extremo de ese continuo es una dictadura, que para imponerse deba llevar a cabo una campaña de exterminio del enemigo político, tras la cual se impone una fuerte presión policial para evitar que vuelva a prender la llama.

Así que sí, Estados Unidos de América es más una dictadura que otra cosa, una dictadura, es decir, gobierno ajeno al pueblo, para imponerle un modo de explotación capitalista. Aunque ninguna nación del mundo está en condiciones de alardear de democracia, pues la voluntad popular articulada en mayorías, libre de condicionamientos externos, es sólo de forma muy débil la base del poder político en el mejor de los casos. Aún así, no se puede comparar Suiza o Suecia con USA o Colombia, por mucho que todos ellos usen y abusen del término democracia para referirse a sus sistemas políticos.

Y un par de comentarios más. La sublevación de la opinión pública gringa ante el asesinato de George Floyd, uno más del más del millar de muertos que deja cada año la actuación de las fuerzas policiales gringas, fue posible por el testimonio gráfico de una transeúnte que grabó la escena con su móvil. En la España postfranquista, esta transeúnte hubiera sido multada y, de persistir en la grabación, detenida e incautado (que es la palabra que se usa cuando la mafia policial roba un bien) el móvil para proceder al borrado de la escena. Y es que la legislación española, a la par que otorga presunción de veracidad a un cuerpo formado por individuos violentos de extrema derecha que tienen en común su mal rendimiento escolar, inadaptados para el mercado laboral que encontraron en la academia de policía una cómoda forma de acceder a una nómina segura, impide a la ciudadanía recabar pruebas de los delitos cometidos por las fuerzas policiales y, eventualmente, poder demostrar la inocencia ante el fenómeno de las denuncias falsas. Que son como las meigas, aunque en la realidad oficial no existen, habelas hainas, y sé bien de qué hablo.

Otro comentario es la apropiación de las protestas contra el matonismo y brutalidad policial por la doctrina del identitarismo postmoderno. Así, uno está confuso de si el problema es la impunidad con la que un perro con uniforme puede matar a un ser humano en los Estados Unidos de América, o que la víctima sea un ciudadano negro (afroamericano, en la neolengua, lo cual es tan absurdo como impreciso). Porque si es negro, reafirma la retórica de opresores y oprimidos por defecto; pero de haber tenido la víctima la piel clara (y ya no digo de haber sido el policía negro), no verificaría el cliché predecido por el postmodernismo y, por lo tanto, no hubiera merecido la respuesta de los SJW. La cuestión es que, aunque pudiera parecer lo contrario, no hay un sesgo racial definido en las víctimas por violencia policial e incluso, de haberlo, parece que los blancos se llevan la peor parte. Sin duda datos susceptibles de debate, si se puede apreciar un sesgo estadístico, pero lo que está meridianamente claro es que la policía gringa mata a personas de todas las proporciones de melanina en la piel, en números propios de cualquier otra dictadura. Así pues, si el estrangulamiento a George Floyd fue motivado por el sesgo racista del agente o simplemente por su naturaleza criminal, es indiferente (especialmente para la víctima, que estaría igualmente muerta). Es obvio que la sociedad americana es muy racista, algo que impregna todas las comunidades, sin duda también las de mayoría negra. El color de la piel y, en general, los rasgos raciales son mucho más determinantes en esa sociedad que en las europeas, y le llega. Pero la clave es cómo un perro con placa se siente lo suficientemente protegido por el sistema político como para estrangular hasta la muerte a un detenido, por las razones que sean. Porque sin mediar estos altercados y, especialmente, no haber sido grabado y compartido por las redes sociales (lo cual, insisto, no hubiera sido posible en la pocilga de autoritarismo que es España), este asesinato hubiera pasado perfectamente desapercibido y habría quedado impune como otros tantos más. De blancos, negros y amplia gama de tonalidades intermedias.

La clave no es la melanina. La clave es la impunidad y violencia policial, y la legitimidad del Estado que garantiza una y promueve la otra como forma de control social, para lo cual no es necesario sólo la existencia de policías especialmente violentos, sino de todo un entramado legal que protege esos crímenes (desde jueces a forenses, la primera autopsia a Floyd descartaba la actuación policial como causa de su muerte) y unos profesionales de la información que los ocultan o justifican (comprando por defecto la versión oficial sin buscar la otra versión de los hechos, como exigiría el ejercicio de algo similar al periodismo).

De hecho, el cine usamericano es una exaltación fascista de la razón de la fuerza, en el cual es frecuente que aparezcan escenas de tortura policial presentadas incluso dentro de un marco cómico, el secuaz que confiesa al ser amenazado con ser arrojado de un edificio….

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

15 comentarios »

  1. Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 14 junio 2020 @ 1:33 | Responder

    • Claro, pero antes vacúnalo contra la rabia fascista:

      Debería ser obligatorio en el calendario de vacunación para presentarse a policía.

      Comentario por Nadir — 14 junio 2020 @ 1:39 | Responder

      • q tb hay perras eh, no os olvideis¡

        Comentario por Emilio Fernandez — 14 junio 2020 @ 9:28 | Responder

  2. Hace poco falleció un familiar que fué antidisturbios. No era un destino que le gustase y estuvo poco tiempo.

    De vez en cuando me contaba sus “batallitas”, pero aunque era de derechas nunca le oí nada en contra de obreros o estudiantes cuando se manifestaban. Incluso me daba la sensación de que le parecía bien.

    Siempre me pareció que lo que hacía como policía era porque era su trabajo y que mucha gente se metía en líos simplemente por mala cabeza.

    La única vez que me contó que le pegó con ganas a un grupo de gente fue a hinchas de fútbol que no paraban de insultarles.

    Comentario por JM — 14 junio 2020 @ 12:24 | Responder

    • Por etiqueta limito mi respuesta, pero que ese sea su trabajo no lo justifica en modo alguno. Lo mismo puede decir un sicario de la mafia o un verdugo saudí.

      Comentario por Nadir — 14 junio 2020 @ 18:48 | Responder

  3. donde quedo lo de derogar la ley mordaza?¡
    AL final generar desigualdades para generar igualdad genera mas desigualdades identitarias, pero quien se lo podria esperar¡
    AYer en publico, ese periodico de “izquierdas”, lei (solo un poquito) cosas como la eugenesia que se aplica en las granjas de pollos… Leer cosas como esas a la 1 de noche te quita el sueño. Se supone q alguien q habla de x temas tiene cierta idea, pero para empezar el termino eugenesia se aplica solo a nuestra¿? especie y para terminar la seleccion artificial de especies (que supongo que es a lo q se referia) existe desde q existe la ganaderia. Esta gente no entiende que si el pollo sube de 2 a 4 € el kilo mucha gente puede quedar una o mas raciones de carne a la semana? Y todo para que?, para q 4 burguesitos tengan la conciencia tranquila? No es mas importante preocuparse se el sobreabono, la trata de purines, o el exceso de antibioticos en la carne? . Y los trabajadores de esas granjas?¡ Q les follen¡¡

    Comentario por Emilio Fernandez — 14 junio 2020 @ 14:25 | Responder

    • Pues quienes más la criticaban, resulta que son quienes la han aplicado indiscriminadamente. Corriendito que voy a las urnas, las próximas elecciones. Ya mismo. A mí no me vuelven a pillar en ese circo…

      Comentario por Nadir — 14 junio 2020 @ 18:45 | Responder

  4. https://directa.cat/una-gravacio-prova-les-agressions-racistes-dun-grup-de-mossos-contra-un-jove/

    Casos aislados. Haced caso a los periodistas, a los políticos. Ellos están ahí para defender vuestras libertades democráticas.

    Comentario por Nadir — 15 junio 2020 @ 13:42 | Responder

  5. Sobre violencia policial contra negros y estadísticas, me vino a la memoria este artículo ya un tanto antiguo que analiza precisamente eso:

    Ver en Medium.com

    Comentario por santi — 15 junio 2020 @ 15:46 | Responder

    • Exacto, de eso se trata. De sesgar el análisis para que siempre parece que se verifique la hipótesis de grupos oprimidos por defecto predicha por el postmodernismo.

      Pero vamos a ver, es que es ridículo. El problema no es que la policía mate a personas, sino que mata a más proporción de negros (en función de la población). Coño, pues eso se resuelve fácilmente: que mate aún más blancos, y así los negros podrán estar tranquilos porque no se comete ninguna discriminación matándolos. Se les mata proporcionadamente. ¿Contentos?

      Y luego, como dice el artículo, habrá que empezar a matar a más mujeres, blancas y negras.

      ¿Cuál es el problema? Tradicionalmente hubiéramos dicho: la violencia policial. Que un malnacido se sienta con la impunidad de estrangular hasta la muerte un detenido. Pero ahora se dice: es que las estadísticas (interpretadas con el sesgo que quieras, como explica el artículo de Bou) muestran una discriminación en la violencia policial hacia los negros… Hay que matar unos pocos menos negros (un 2%) para que así las estadísticas se alineen con la de los blancos. ¿¿¿Pero qué coño de razonamiento es éste??? No cuestionan el origen del problema, la violencia policial, sino que se aplique con mayor énfasis a la población negra. Por hacer una analogía, sería tan cretino como si en las manifestaciones contra el franquismo, en vez de reclamar el fin de la dictadura, los de Zaragoza reclamasen que los maderos no les pegasen tan fuerte, porque les han dicho que a los de Teruel no les pegan tanto.

      Esto es a lo que conduce el postmodernismo de mierda, a la desintegración de la izquierda. Porque muchos blancos, que en USA son abrumadora mayoría, que están hasta los putos huevos del matonismo policial, pasarán de apoyar este movimiento porque sólo remarca las víctimas negras y los pone a ellos como “colectivo opresor”, a pesar de que están en la misma situación de desprotección frente a la violencia policial. De esta forma, el movimiento es mucho menos potente que si el lema fuera “contra la brutalidad policial”. Porque no puedes impedir que un policía sea racista. Lo importante es que se me meta su racismo en el orto y no use la cobertura legal que le da su placa para humillar, agredir y asesinar. Sin poner las manos encima, luego en su vida privada como si pinta las ruedas de su coche de blanco. Lo importante es eliminar la impunidad con la que se conducen esos pistoleros, ponerle freno a sus crímenes, sean con la motivación que sean (de qué necio saldría la idea de “delitos de odio”, como si hubiera una razón buena para agredir a alguien).

      La izquierda está obcecada en una competición de a ver quién es más imbécil. Los tontos útiles del capital, a ver si la desprestigiamos hasta tal punto que la derecha parezca una alternativa razonable.

      Comentario por Nadir — 16 junio 2020 @ 1:25 | Responder

        • Dicen que la retiran temporalmente, para intercalar un aviso que expliquen por qué esa película no es adecuada a nuestros estándares actuales.
          Que las empresas, o incluso el Estado, se tomen la licencia de decirme lo que está bien y lo que está mal, empieza a tocarme mucho los cojones. Porque esto ya empieza a sonarme al franquismo de toda la vida, con el sacristán soltando sermones.
          El día que los ofendiditos descubran los libros del Divino Marqués. Y ya no es su obra literaria, es que su biografía es mucho peor.
          Si tuvieran dos dedos de frente sabrían que cuando intentas catequizar, te salen dos cosas: borregos que te hacen caso, y rebeldes que reaccionan en sentido contrario. Por esa vía, están dándole combustible al racismo.

          Comentario por Nadir — 17 junio 2020 @ 21:46 | Responder

  6. Que la policía es un arma represiva del poder es harto conocido, y eso que no quedan tantos (menos ahora, que parece que a algunos le ha ido bien que los mayores se hayan ‘ido’) que se recuerden de ‘los grises’.

    Sin embargo, me temo que aquí hay otra dimensión que no se ha explorado en profundidad, y es el grado de resentimiento que ha causado que los bobiernos haya impuesto a muchos una contracción económica sin precedentes usando esta arma. Dudo que la respuesta hubiese sido la misma si el incidente hubiese sido igual, pero en enero.

    Y es que mucha gente empieza a estar harta no tanto de la impunidad policial, como de la represión y el daño que los politicuchópteros de todo pelaje nos está infligiendo cada vez más.

    Con el interés en una ‘recuperación verde’ que no deja de ser un eufemismo para seleccionar quién sobrevive (un ‘rescate encubierto’ a las eléctricas y gasistas, que van de la mano, y dando empleo a algunos como al Montilla) y a quién se le mantiene con la respiración asistida siempre que vote correctamente, me temo que esto no ha hecho más que empezar.

    Obviamente, el primer frente es dónde está el brazo armado, como no puede ser de otra forma. Habrá que ver cómo acaba esto si alguien empieza a organizar escraches otra vez, que me parece mucho más justo.

    Seguro que ‘la izquierda’ y los postmodernitos no dudan en aumentar la mordaza de la ley sin que les tiemble el pulso, cual PPros. Cuanto más noticias ‘locales’ veo, y procuro ver pocas, más cuenta me doy que tenemos la derecha de siempre (PP, y los ‘nuevos’ de C’s), la ultra derecha (Vox), y los fascistas (P$O€ y Potemos).

    Y eso que nunca me he considerado de izquierdas…

    Por cierto, más que Usamericanos, creo que es más propio llamarlos por su nombre, USAnos… ;OP

    Beamspot.

    Comentario por Beamspot — 15 junio 2020 @ 18:51 | Responder

    • Pero en qué se reconvirtieron los grises? Desaparecieron como por arte de ensalmo? No, se convirtieron en garantes de los derechos democráticos.

      Es lo mismo que cómo se creó los Mossos: a los picoletos que había en Catalunya se les dio un cursillo de catalán y hala, de defender el aguilucho a servir a la senyera.

      Estoy hasta los putos cojones de tanta mentira compartida, de tanto secreto a voces.

      Y no, Potemos no es fascista. El heredero del falangismo es el P$O€ de Isidoro, y todo lo que vino después. Los de Potemos son simplemente gilipollas.

      Comentario por Nadir — 16 junio 2020 @ 1:30 | Responder

  7. Muy de acuerdo con todo el artículo excepto lo de que no hay ningún pais democrático. Yo sí que reconozco a Suiza como democracia y además como la única que hay en el mundo, el resto van desde gobiernos representativos (como los países nórdicos), pasando por dictaduras temporales (como España, donde solamente tenemos derecho a elegir parlamentarios cada cuatro años que son los que eligen al dictador temporal) hasta dictaduras permanentes como Corea del Norte y por supuesto una gama amplia de grises entre cada definición.
    Suiza es democracia porque allí el pueblo si está en contra de una ley que haya apruobado el parlamento la pueden contra-votar en referendum. También es democracia porque el pueblo puede proponer una ley y votarla y los políticos no pueden impedirlo.
    Aquí en españistan el pueblo puede organizarse para recabar firmas para una Iniciativa Legislativa Popular, al que le piden una cantidad desmesurada de ellas en un plazo corto de tiempo, si lo consiguen (cosa poco habitual) llega al congreso de los diputados y lo primero que votan los parlamentarios es si les apetece debatir dicha propuesta de ley, si sale que no, no se debate y si sale que sí entonces la debaten y si hay suerte se aprueba la ley (en 42 años de transición modélica solo se aprobó una ILP)
    Por eso Suiza es democracia (democracia directa le llaman para distinguirla de la que no es democracia) También tiene sus defectos, podrían tener una mejor democracia por ejemplo evitando las manipulaciones que hacen los medios de comunicación que al final dominan el discurso mayoritario que normalmente favorece los intereses de las grandes empresas… Pero son democracia, de derechas (el pueblo suizo es de derechas claramente) pero democracia al fin y al cabo

    Comentario por Caracoless — 15 junio 2020 @ 20:10 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: