La mirada del mendigo

5 agosto 2020

Auto de fe

Filed under: Sociedad — Nadir @ 10:12

Santi nos propone un artículo en Areo: Postmodern Religion and the Faith of Social Justice. Aviso, es un texto de cierta longitud que va a comprometer la autopercepción de vuestro nivel de inglés. Merece la pena hacer el esfuerzo, aunque sea tirando ocasionalmente de diccionario para captar el sentido exacto de cada frase.

Este enlace me trae a la cabeza un tema que quería tratar hace tiempo, como tantos otros siempre postergado. Ya habíamos comentado aquí la misma percepción, de cómo el postmodernismo social y sus diferentes declinaciones (postfeminismo, y demás reivindicaciones identitarias) opera de forma similar a las religiones. Un aspecto muy característico, revelador del origen de la nueva secta, es el caso de las confesiones de privilegios, por el cual el nuevo adepto confiesa los privilegios inherentes a los grupos identitarios que pertenece y abjura de sus pecados, esto es, hace intención de deconstruirlos (lo que quiera que ese palabro venga a significar).

Veamos un sonado ejemplo, el artículo de Ignacio Escolar humillándose por la culpa de haber nacido con genitales masculinos: Yo también soy machista.

Es notable cómo la fe religiosa consume la inteligencia de personas valiosas, convirtiéndolos en seres risibles. Individuos que, en otros órdenes de la vida, son capaces de emitir juicios razonables, en entrando en terrenos ocupados por su religión el intelecto patina y la razón naufraga, no siendo capaces de superar la barrera impuesta por el dogma por mucho que sea apenas un tranco. Es triste ver a un individuo que tenía por honesto y valioso reducido a la condición de pelele del culto postmoderno, un pobre imbécil.

Pues bien, esta práctica tan común hoy en día entre la progresía para acceder al grupo de los justos es un calco de lo que en las iglesias evangélicas tan enraizadas en el alma usamericana se conoce como «dar testimonio». El converso, frente al grupo de fieles, narra patéticamente su vida anterior como pecador, yo le daba patadas a los niños y a los perritos que se me acercaban por la calle, pero ahora he conocido a Jesucristo y soy otra persona, etc. Este acto de humillación y autoinculpación es requisito imprescindible para ser aceptado en la comunidad de fieles.

Esto, en el mundo católico, tiene un nombre: auto de fe. Aunque en este caso rara vez era espontáneo y sincero, sino incitado por la tortura o la amenaza de su uso.

Cada vez más la progresía, la nueva izquierda, adopta una ideología confluyente con épocas tenebrosas de la historia. De nuevo debo insistir, el postmodernismo es radicalmente pre-moderno, nos retrotrae al oscurantismo y fanatismo previos a la era de las luces de la razón.

Esto no son sólo disquisiciones filosóficas, sino que tiene consecuencias prácticas. Siguiendo el ejemplo, que el director de un diario de izquierdas abrace el postmodernismo social tuvo como consecuencia un giro en su política editorial, abandonando cualquier pretensión de rigor y convirtiéndose en un ridículo panfleto progre que reproduce y reafirma los sesgos de su audiencia. Una herramienta de transformación social ha quedado deslegitimada al ponerse al servicio del nuevo credo, revelándose como inútil para el lector que busque una información objetiva y veraz de la actualidad.

Por ejemplo, recordáis el caso de la Arandina que comentamos aquí, en el cual hicimos un repaso de los hechos probados por la sentencia (la misma que les condenaba a penas de veinte años de cárcel). De haber seguido el caso en el medio de Escolar, el lector sólo habría tenido acceso a la versión de la acusación, y le sería hurtada la argumentación de la defensa, así como el resto de testimonios. Todo ello siguiendo el sacrosanto principio (sagrado en cuanto que absurdo) postfeminista de que «hay que creer a la víctima, sí o sí», cuya condición de víctima emerge de su autoreconocimiento como tal y es previa a cualquier resolución judicial, entrando en un evidente razonamiento circular de autoconfirmación (soy víctima porque así lo afirmo y mi condición de víctima te obliga a creerme, es la misma necedad que pretender que un texto sagrado es revelado por la divinad porque así se afirma en ese mismo libro).

Al abrazar los dogmas del postmodernismo sociológico, Escolar y su plantilla abandonan los principios del periodismo, que exige confirmar los hechos a través de diferentes fuentes y mostrar al lector los diferentes enfoques de un mismo hecho de un modo objetivo para que sea él mismo el que tome posición una vez convenientemente informado. El medio decide por el lector cuál es la opinión correcta que debe adoptar frente a cada asunto, ahorrándole los detalles que le hagan dudar de la coherencia del corpus ideológico compartido. Es decir, en el caso de El Diario (en general, de toda la abyecta prensa en España), no estamos hablando de periodismo sino de propaganda. Medios de persuasión, no de información.

Este es un simple ejemplo de las consecuencias de deponer la razón para abrazar el dogma, sea el de las viejas religiones teístas o el nuevo culto progresista.

+

Nota: hace poco estuve charlando con una mujer, precisamente, de Aranda de Duero. Y al comentarme su origen la interrogué sobre el asunto, y qué se decía en la villa al respecto. Su respuesta fue categórica: los medios no han dicho más que mentiras, no te creas nada de lo que digan. Mi sobrina conocía a la chica y me ha dicho que se ha manipulado todo el asunto para presentar a los chicos como malvados violadores, cuando era la chica la que andaba tras de ellos.

Si conocéis a alguien de Aranda que tenga conocimiento directo del caso, podéis preguntar y contrastamos versiones.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

18 comentarios »

  1. Hablando de otra cosa y de lo mismo,
    se me ocurre que el contagio del virus
    -según los medios de comunicación-
    sigue al milímetro las pautas
    del muy tradicional mal de ojo.
    Suerte que la mascarita
    nos protege de todo eso,
    y además nos impide hablar,
    y propagar ideas disolventes.

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 5 agosto 2020 @ 13:54 | Responder

  2. https://areomagazine.com/2020/07/21/intersectionality-a-cheaper-form-of-virtue/

    t is striking how few demands the new ideology makes on its adherents. Earlier systems often impose a burden of charity, suggesting that their followers give away a certain portion of their income. Others have made pilgrimage a requirement. Intersectionality makes none of these demands. Expressing the appropriate sentiments, supporting the approved causes, perhaps participating in certain rituals—such as taking the knee and maybe confessing one’s privilege as a white person (if one is such)—are all that seem to be required. There is no financial cost to the individual in intersectionality as commonly practised. One can feel good by tweeting about historical slavery on smartphone whose battery contains Cadmium mined by some of the world’s forty million current slaves, but it is not required either that one sacrifice one’s technology in solidarity with them, or seek to change their status, as previous generations of Christians did. Ironically, given the Marxist background of many of its adherents, intersectionality is that most capitalist of phenomena: a low cost provider of moral self-worth.

    […]

    Intersectionality is a very public morality. For an individual to be good, she must display the correct attitudes, and openly ally herself with the appropriate causes. The measure of one’s success lies in the judgement of one’s peers. One may feel that one is good, but if others in society disagree, then one is not.

    Comentario por Nadir — 6 agosto 2020 @ 0:28 | Responder

  3. Por cierto, otro caso muy claro de quiebra de la ética periodística fue con la difamación continuada que sufrió Francesco Arcuri por parte de los medios, dando por buenas de forma predeterminada las acusaciones de Juana Rivas.

    O periodismo o activismo. Desde luego, es evidente que en ElDiario.es han tomado hace tiempo una decisión al respecto. Pues que les aproveche.

    Comentario por Nadir — 7 agosto 2020 @ 0:13 | Responder

  4. Con perdón :

    http://amp.vozpopuli.com/altavoz/cultura/progres-humor-feminismo_0_1380162349.html

    Comentario por Corvo do Anllons — 7 agosto 2020 @ 11:46 | Responder

    • La realidad supera la ficción… con algunos de estos, la burla se queda corta.

      Comentario por Nadir — 7 agosto 2020 @ 13:02 | Responder

  5. Sabes, mucha paja en nuestros debates pero por fin, puedo decirte que ya lo entiendo.

    Un besote y un enorme abrazo!!!

    Comentario por Nynaeve — 10 agosto 2020 @ 19:47 | Responder

    • ¿Entender? El qué, exactamente? Anda, explícate un poco más.

      Comentario por Nadir — 10 agosto 2020 @ 23:22 | Responder

      • Tu rabia y tu crítica a eso que llamas la izquierda postmodernista por un lado y por otro la deriva de ésta en la lucha feminista. No sé si lo he estoy explicando mejor en el blog, aunque lo intento.

        Y lo cierto es que de momento, estoy espantada de la conclusión a la que me ha llevado.

        Comentario por Nynaeve — 10 agosto 2020 @ 23:27 | Responder

        • Izquierda. Sin necesidad de etiquetas. Igual que feminismo. Es que ahora no hay otra. Al menos, que tenga alguna visibilidad, proyección social. Tú échale un ojo a los debates que se dan hoy día en el PCE. ¿Se buscan fórmulas para mover a la sociedad hacia un paradigma socialista, en el que la propiedad de los medios de producción sea colectiva? No. Se dedican a rastrear opresiones identitarias. Pero no le cambian el nombre a su partido por lo mismo que no lo hace el P$O€, porque son unos sinvergüenzas.

          Lo que ahora se llama «izquierda» es una ideología de clases medias urbanas, de la cual la clase obrera cada vez está más alejada. Y no se puede construir socialismo sin clase obrera.

          Comentario por Nadir — 11 agosto 2020 @ 9:16 | Responder

  6. Me ha parecido interesante, sobre la cultura de la cancelación, y la diferencia entre crítica (que siempre que sea honesta y razonada debe ser fomentada) y linchamiento social (la forma de actuar de la jauría postmoderna).

    https://www.persuasion.community/p/the-cancel-culture-checklist-c63

    Comentario por Nadir — 10 agosto 2020 @ 23:23 | Responder

  7. Y esto no es brecha salarial? No es una clara discriminacion por razon de sexo?
    https://laboro-spain.blogspot.com/2020/08/discriminacion-convenio-futbol-femenino.html

    Comentario por Emilio Fernandez — 19 agosto 2020 @ 15:07 | Responder

    • Yo creo que lo que explica el blog es bastante obvio, es una discriminación en las condiciones laborales por motivos de sexo y, por lo tanto, debe ser tumbada en los tribunales.

      Lo que no acabo de pillar son los salarios mínimos en el fútbol masculino.160.000€ en primera y 80.000€ en segunda de salario mínimo. Vale, son la élite del fútbol, pero es que la élite de la investigación, que es el CSIC, tiene sueldos que no llegan a los 30.000€ para postdoctorados y 17.000€ para doctorandos (es decir, el salario mínimo de una mujer futbolista). En fin, ya lo he dicho muchas veces. Cada sociedad tiene lo que se merece…

      Comentario por Nadir — 19 agosto 2020 @ 16:53 | Responder

      • Pues si es una costatacion mas de lo que siempre dices.
        Si es bastante obvio q es una discriminacion, pero donde estan las posfeministas para poner este claro ejemplo de discriminacion¡. Creo q le gustan mas los casos mas difusos… En fin..

        Comentario por Emilio Fernandez — 21 agosto 2020 @ 15:18 | Responder

  8. Comentario por Nadir — 28 agosto 2020 @ 8:37 | Responder

  9. La noticia no es que haya una chalada con muy mala hostia:
    https://threadreaderapp.com/thread/1315746318795575306.html
    Siempre va a haber gente con intenciones aviesas, sea de la raza y sexo que sea. El problema es que tenemos un sistema judicial que, al perder sus garantías procesales, puede ser usado como herramienta de tortura por cualquier mal bicho que se presente como víctima de violencia de género.

    Comentario por Nadir — 13 octubre 2020 @ 0:39 | Responder

  10. Qué hay que tener en la cabeza para soltar lo de «Justicia Patriarcal» cuando sentencian por sustracción de menores a la misma tipa que han estado paseando como ejemplo.
    https://www.europapress.es/nacional/noticia-podemos-critica-condena-presidenta-infancia-libre-atribuye-justicia-patriarcal-20201020143950.html

    Pero no es sólo a Potemos, sino a toda la izquierda. con el postmodernismo el capital ha puesto un queso envenenado a la salida de la ratonera. Y los ratones se están inflando a comer, y cuanto más comen y peor se sienten, más le hincan el diente. Maquiavélico pero brillante, la destrucción de la izquierda por su propia voluntad durante al menos dos generaciones. ¿Quién va a votar, ni siquiera a prestar atención a esta panda de gilipollas?

    La política esta en manos de desquiciados, si un día alguien de la caverna suelta algún rebuzno que parece difícil de igualar, al día siguiente viene un zelote progre y lo supera.

    Comentario por Nadir — 20 octubre 2020 @ 15:53 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: