La mirada del mendigo

16 septiembre 2020

El candidato

Filed under: Sociedad — Nadir @ 8:08

Ordenando todavía las fotos del último viaje a Francia (aún lo tenía pendiente), me encuentro con ésta.

Explico el contexto: en Francia, cuando tocan elecciones, no se llenan las paredes de carteles sino que en cada ayuntamiento sacan unos paneles a la calle, en los que cada partido pega su cartel, y así quedan expuestos sin enmarranar la ciudad. Y la foto es de uno de esos paneles.

El animalismo es una de esos rasgos en los que mejor se puede percibir la decadencia de una civilización que ya nada tiene que ofrecer a la historia.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

13 comentarios »

  1. Pues la verdad es que lo que molaría es una Rebelión en la granja. Porque no tenemos remedio. Siempre he pensado que das un valor exagerado a la especie humana.
    Y sį, esos cartelitos colgados de las farolas de nuestros candidatos….. por lo menos los gabachos tienen otro sentido de la estética. Me pregunto qué hubiera sido de nosotros si se hubieran quedado.
    Me imagino a José Bonaparte en Pancorbo visualizando un pueblo afrancesado.
    Y no me digas que de los tres carteles el mejor no es el del perro. Vamos les da mil vueltas.
    Bon voyage!

    Comentario por erebiagorge — 16 septiembre 2020 @ 13:31 | Responder

    • No le doy un valor exagerado a la especie humana. Le doy un valor ABSOLUTO a la vida humana. Y no es una debilidad o un capricho, sino una exigencia de la ética. Relativizar ese valor conduce a Verdun o a Treblinka. Biológicamente somos una especie más. Ética o políticamente somos el único sujeto de derecho.
      Sí, ya sé que está de moda humanizar a los animalitos cuquis, a las mascotas. Es una basura más del pensamiento delicuescente de este mundo postmoderno.

      Comentario por Nadir — 19 septiembre 2020 @ 8:56 | Responder

      • H.G.Wells escribió “la guerra de los mundos” mientras las potencias europeas conquistaban y se repartían el continente africano, amparándose en su mayor cultura y grado de civilizacion. Dado que entonces se pensaba que los planetas se habían formado según se contraía la nebulosa que acabaría formando el sol; cuanto más exterior, más antiguo sería un planeta, y en cualquier caso, se habían enfriado antes. Así, si la vida era consustancial a todo el universo, en Marte una supuesta civilización nos llevaría miles y miles de años de ventaja. De existir, los marcianos estarían mucho más avanzados respecto a nosotros que los europeos lo estaban de los africanos.

        Por ello pensó y denunció: ¿no tendrían entonces ellos derecho, en base a su mayor cultura y grado de civilización, a conquistarnos y repartirse el planeta del mismo modo que los europeos habían hecho en Àfrica?

        Eso es lo que invalida su argumento y lo hace tan peligroso, ya que si nos visitaran seres de otro planeta con una inteligencia y nivel de consciencia tal que a su lado pareceríamos simples animales… ¿Significaría eso que les reconocería el derecho a abolir nuestros derechos y a tratarnos como simples mascotas?

        Comentario por hedonomia — 24 septiembre 2020 @ 18:06 | Responder

    • José Bonaparte en Pancorbo

      visualizando un pueblo afrancesado.

      Caramba… Qué *buen* POD para una ATL.

      Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 19 septiembre 2020 @ 18:50 | Responder

  2. Y hace no mucho tenían esto:

    https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_%C3%89cole_Polytechnique_alumni#Science,_technology,_and_mathematics

    Se están poniendo a nuestro nivel.

    Comentario por Greg — 16 septiembre 2020 @ 19:13 | Responder

  3. Vamos a estimular un poco los comentarios: es evidente que existe una relación entre la moda de la zoofilia y la soledad, la falta de lazos emocionales profundos en las sociedades desarrolladas. También está íntimamente relacionado con la caída de la natalidad: las mascotas suplen la necesidad instintiva de aportar cuidados. Y la sustituyen con ventaja, pues un perrito no te discute, no te cuestiona, no te reta al alcanzar la madurez… Es un eterno infante, sumiso y dependiente, que puedes comprar a la medida de tus gustos. Y, si te aburres del juguete, es mucho más sencillo librarte de él. Un sustituto muy conveniente del cariño humano.

    Comentario por Nadir — 19 septiembre 2020 @ 9:06 | Responder

    • El perrito tiene una esperanza de vida tirando a corta. No tendrás tiempo de hartarte de su personalidad.
      Y si enferma y/o se vuelve viejo y achacoso, el veterinario hará por él lo que no hacen los médicos por nosotros.
      Cada día que amanece, nuestro curioso sistema económico se hace más y más… curioso.

      Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 19 septiembre 2020 @ 18:56 | Responder

  4. Cuando los esclavos del sistema ya no están dispuestos a sacrificarse en aras del ideal ético político del que carecen sus élites, aparece la revolución.
    Cuando las élites consiguen hábilmente mimetizarse entre sus esclavos aparentemente diluidas en un supuesto mundo igualitario y de oportunidades, están un tiempo a salvo.
    Cuando los ciudadanos descubren que sus “representantes” políticos, todos, a quienes realmente representan es a los amos de siempre, luchan por una alternativa.
    Cuando las posibles alternativas por las que luchar son rápidamente absorbidas por el sistema para llevarlas a una vía muerta (lo que se logró haciendo emerger a Podemos entre el movimiento Ponte en Pie y Democracia Real Ya y el 15M) aparece el desencanto entre la mayoría y las tentaciones funestas de volver atrás entre unas minorías.
    Cuando, para evitar las tentaciones de volver atrás, se optó por destruir de raíz los gérmenes del mundo previo a la revolución burguesa-industrial demonizando todo lo tradicional con la etiqueta de fascista, se produjo el debilitamiento de algo tan esencial para la humanidad como la familia y la comunidad sustituyéndolo por la sumisión al Estado y provocando la aparición del individualismo más atroz.
    Muertas las alternativas, paralizados por el miedo, velados por la inconsciencia y envueltos del egoísmo absoluto, los esclavos se valen de la decadencia general para refugiarse en el individualismo, satisfacer solo sus deseos y bajarse del sistema a su manera, de forma virtual; lo más “revolucionario” en este panorama debe de ser bajarse de la propia especie y dejar aparcada cualquier molestia, incluso el sufrimiento de tus congéneres y hasta el de tus propios parientes. Con la misma facilidad con que adoran por un tiempo a sus mascotas, son capaces de aparcar a sus padres en el matadero de las residencias de ancianos.

    Comentario por Úrbez — 19 septiembre 2020 @ 11:58 | Responder

  5. Animalismo=misantropía vergonzante.

    Comentario por Pifostio 2.0 — 19 septiembre 2020 @ 15:12 | Responder

  6. Aquí un animalito bien cuqui ja ja ja

    Comentario por Pifostio 2.0 — 19 septiembre 2020 @ 15:15 | Responder

  7. El animalismo es la enfermedad infantil de la misantropía.

    Comentario por Pifostio 2.0 — 19 septiembre 2020 @ 15:16 | Responder

  8. Todas las comparaciones son odiosas.

    https://www.culture.gouv.fr/

    http://www.culturaydeporte.gob.es/

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 19 septiembre 2020 @ 19:17 | Responder

  9. En España es así en casi todos sitios, se sacan unas madeeras con unos espacios determinados y se ponen ahi los carteles y luego se recogen…. supongo que no soy de ciudad y no he visto como se hace allí pero en la inmensa mayoría de pueblos y ciudades se sacan los paneles.

    Comentario por Felix Moreno — 26 septiembre 2020 @ 12:34 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: