La mirada del mendigo

30 noviembre 2020

Mortalidad y vitamina D

Filed under: Varios — Nadir @ 23:18

Se está acumulando evidencia de la relación entre mortalidad por el coronavirus y déficit de vitamina D. Pero no sabemos la dirección de la causalidad.

Pudiera ser que el virus no se ensañara con los viejos y obesos, sino con las personas que tienen déficit de vitamina D: viejos y obesos. En el caso de éstos, la vitamina D, liposoluble, se dispersa en el exceso de tejido adiposo y no está disponible en el torrente sanguíneo. En los viejos, decae la producción de vitamina D en la piel y los riñones.

Pero también pudiera ser que lo que recogen las estadísticas es una mayor mortalidad según la edad, y una característica de los ancianos es tener bajos niveles de vitamina D (como tener la piel arrugada o canas, y si graficáramos canas y mortalidad por COVID también encontraríamos una fuerte correlación, y eso no querría decir que tener el pelo blanco provoca…).

Bueno, hasta aquí la introducción. Lo que quería mostraros es un gráfico:

Si la primera hipótesis es cierta y sí que hay relación entre concentración de vitamina D y severidad con que cursa la COVID-19, tenemos un problema a las puertas.

Y como muchos ya han advertido, sería una explicación de por qué la ola de otoño tuvo una mortalidad muy inferior a la de primavera.

Os cuento algunas cosas más de la vitamina D que he ido indagando. Generalmente, obtenemos el 10% de la alimentación (pescado azul, sobre todo) y el 90% del Sol. Concretamente, es la radiación UVB la que produce la vitamina D, y en nuestra latitud los niveles de UVB en invierno no son suficientes para producir vitamina D (y ojito en otras estaciones porque los UVB son cancerígenos, la buena noticia es que basta con cuarto de hora de exposición sin fotoprotector).

En cuanto a los alimentos “enriquecidos con vitamina D”, se suelen referir a la D2 (ergocalciferol), de origen vegetal y mucho más barata de producir que la D3 (colecalciferol, de origen animal). Pues bien, esta última es mucho más capaz de convertirse en calcitriol, que es la forma activa de la vitamina D, además de ser más estable (no se degrada tan rápidamente).

De confirmarse esta relación, bastaría con una campaña de suplementación con vitamina D3, muy barata, para reducir la peligrosidad del virus, especialmente en viejos. Hay médicos que ya lo han propuesto.

Aunque me parece que adivino cuál va a ser el futuro inmediato. En Diciembre abrimos para salvar la Navidad (hasta ese punto llega el infantilismo del discurso político), el 24 cenamos con los abuelos y a principios de Febrero los enterramos.

+

+

+

+

+

+

+

21 comentarios »

  1. Recuerdo q se lo recetaron al peque recien nacido, y con receta no valia ni 2 €.
    Has fotografiado lo q va a pasar, salvar la navidad? habra q salvar a las personas HdP¡

    Comentario por Emilio Fernandez — 1 diciembre 2020 @ 9:45 | Responder

    • La jugada de “salvar la Navidad” es buena, pero miserable. Si el gobierno accede y abre la mano en Navidad, suben los casos y le pueden echar la culpa de la nueva ola. Si no accede, Sánchez es muy malo que nos quita la Navidad. Win-win. Ahora bien, andar con estos jueguecitos cuando está muriendo gente y la economía está arrasada, demuestra el nivel moral de la bazofia del PP.

      No les importa nada, ni a unos, ni a otros. Lo único que les importa es el poder, la poltrona. Llegar a él y permanecer en él.

      Comentario por Nadir — 3 diciembre 2020 @ 19:41 | Responder

  2. “Se está acumulando evidencia de la relación entre mortalidad por el coronavirus y déficit de vitamina D. Pero no sabemos la dirección de la causalidad.”
    Frase peligrosa al inicio, más evidencia no significa mejor evidencia, en especial en estos tiempos del COVID, y especialmente cierto sobre la vitamina D, pues a pesar de los numerosos estudios sobre vitamina D y COVID que se han publicado hasta ahora, casi todos son superfluos y apenas un par de estudios (pequeños) realmente han aportado algo de información “extra” al respecto, más allá de la mencionada correlación (veremos si algunos de los próximos estudios son lo suficientemente buenos para acercarnos a saber por fin si hay causalidad o no).

    “De confirmarse esta relación, bastaría con una campaña de suplementación con vitamina D3, muy barata, para reducir la peligrosidad del virus, especialmente en viejos. Hay médicos que ya lo han propuesto.”

    En realidad es un poco más complicado que eso; particularmente se debate cual sería la dosis de suplementación necesaria, hay quien dice que la minima necesaria para corregir la deficiencia existente y hay incluso los que proponen mega dosis, sobre todo en población vulnerable (y sin estudios de calidad, es más probable que campañas públicas se vayan más por la 1ra línea, cuya dosis podría ser insuficiente para observar efectos significativos para reducir la prevalencia de COVID en la población).

    De cualquier modo y a diferencia de otros tratamientos o métodos profilácticos que se propusieron al inicio de la pandemia y que ahora sabemos que no funcionan (o que incluso podrían haber causado daño a los pacientes), la vitamina D al ser un nutriente esencial, tener un relativamente amplio margen de seguridad y un costo económico, sin duda parece razonable utilizar en población vulnerable las dosis seguras como potencial método de prevención INCLUSO SIN EVIDENCIA ADICIONAL, al esperar un beneficio relativamente alto y con muy poco o nulo riesgo, y de hecho algún gobierno ya se plantea hacerlo (https://www.gov.uk/government/news/at-risk-groups-to-receive-free-winter-supply-of-vitamin-d).
    De lo que seguro ni una mega dosis de vitamina D nos salvará es de ese discurso politico mencionado en la entrada y cualquier nefasta acción relacionada que puedan implementar en este fin de año…

    Como una “curiosidad adicional” comentar que hay también alguna evidencia de que la exposición solar tendría efectos (positivos) sobre el sistema inmune independientes de la vitamina D, de ser cierto eso y suponiendo (muy poco probable, pero ya puestos a considerar cualquier evidencia…) que esos otros efectos sean los que han causado la correlación entre el COVID y la vitamina D (que a su vez es un marcador de la exposición solar), entonces la suplementación con mera vitamina D podría ser aun más insuficiente de lo que parece.

    Comentario por Nicolás Flamel — 3 diciembre 2020 @ 9:03 | Responder

    • Comentario rescatado del spam. Ignoro el criterio que sigue el filtro de WordPress…

      Oye, y pregunta de indocto ¿por qué mecanismo la exposición solar tendría relación sobre el sistema inmunitario, más allá de la vitamina D?

      Por otra parte, no me parece tan difícil verificar o refutar la relación de la Vitamina D con la gravedad de la clínica provocada por el carallovirus. Mirar niveles de pacientes y compararlo con su evolución, aislando estadísticamente las demás variables.

      Comentario por Nadir — 4 diciembre 2020 @ 1:56 | Responder

      • “¿por qué mecanismo la exposición solar tendría relación sobre el sistema inmunitario, más allá de la vitamina D?”

        Brevemente, que no soy experto en el tema:

        Directamente, al interactuar con las propias células del sistema inmune y provocar su “activación”, o a través de la síntesis de diversos fotoproductos (además de la vitamina D) que a su vez pueden modular el sistema inmune.
        Indirectamente por diversos mecanismos, incluyendo su contribución a la regulación de los ritmos circadianos, regulación de la homeostasis general, regulación del stress, etc, todos mecanismos que pueden tener cierto impacto sobre el sistema inmune.

        Hay mucha literatura al respecto (por ejemplo aquí https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5187459/ una pequeña revision que menciona lo de los efectos independientes de vitamina D y aquí https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28424191/ una editorial que habla sobre un estudio que compara vitamina D contra exposición UVB, resaltando los efectos independientes de vitamina D de la exposición solar y que ademas menciona un posible efecto antiviral, también no relacionado a la vitamina D), aunque al menos la que he visto es en su mayoría estudios sobre mecanismos muy específicos, que a su vez se pueden ver afectados por toda una plétora de causas y cuya relevancia clínica en la salud humana realmente no se ha evaluado (al menos no en la parte que le correspondería a la exposición solar, pero de todos modos en conjunto hacen razonable asumir que una exposición solar “moderada” o “inteligente”, como prefiero llamarla, es beneficiosa para la salud humana más allá de la vitamina D). Por cierto, notar que en la revision que adjunto se habla de “inmunosupresión”, que a primera vista parece algo no-bueno, sin embargo la literatura deja claro que esta supresión en ciertas dosis podría tener efectos positivos al evitar una sobre-expresión del sistema inmune (lo que podría tener un efecto “hormético” que por ejemplo podría ayudar a prevenir enfermedades autoinmunes) y en particular sobre el COVID esta “inmunosupresión” podría ayudar a evitar o atenuar la llamada “tormenta de citocinas”, un síndrome sistémico que se ha asociado a la patogénesis de COVID-19 en pacientes graves.

        “Por otra parte, no me parece tan difícil verificar o refutar la relación de la Vitamina D con la gravedad de la clínica provocada por el carallovirus. Mirar niveles de pacientes y compararlo con su evolución, aislando estadísticamente las demás variables.”

        De nuevo, la realidad y en particular la salud/enfermedad humana es más compleja y no permite verificar la hipótesis de esa manera tan sencilla, de hecho análisis así ya se han hecho (con mil y una limitaciones) pero lo único que nos dejan es precisamente la correlación (con muy baja certeza) entre niveles bajos de la vitamina D y mayor gravedad de COVID-19; al parecer ya hay al menos un estudio en curso lo suficientemente controlado y con un mínimo estándar metodológico para tratar de evaluar la cuestión (basado a su vez en un estudio preliminar cuyos resultados, que mostraban un asombroso efecto para prevenir el ingreso a UCI y/o mortalidad en el grupo que recibió vitamina D, fueron bastante mediáticos en su momento, y aunque era un estudio pequeño, insuficiente para confirmar la causalidad por tener severas limitaciones, sí era suficiente para justificar el realizar un estudio mayor y que esperemos corregirá las limitaciones del primero).

        Comentario por nicflamel — 6 diciembre 2020 @ 2:31 | Responder

        • Así da gusto. Por comentarios así es que merece la pena llevar un blog. Además de soltar mi rollo, busco aprender de vosotros. Muchas gracias.

          Comentario por Nadir — 6 diciembre 2020 @ 23:44 | Responder

  3. Para completar:

    Haz clic para acceder a INFAC_Vol_28_1_Vitamina-D.pdf

    Comentario por Nadir — 3 diciembre 2020 @ 19:38 | Responder

  4. Bueno, también tendremos una diferencia sustancial de mortalidad entre Canarias y el resto del reino en ese caso, fácil de aislar, y con el añadido de estar en el mismo sistema sanitario y no tener que contrastar estadísticas entre países. Mucha mayor cantidad de radiación UV en esas latitudes.

    lo que yo me pregunto es: este coronavirus será como otros muchos y tendremos que vacunarnos cada año por las mutaciones? Espero que todos hayáis comprado stocks de Moderna.

    Comentario por Don Juan — 4 diciembre 2020 @ 10:04 | Responder

    • De hecho la principal razón para la vacunación anual es que la protección inmunológica por la vacuna se pierde relativamente rápido; sobre alguna de las vacunas en desarrollo contra el actual coronavirus ya se ha anunciado que ofrecería protección al menos por varios meses, aunque por supuesto si después de eso la protección se pierde y el virus sigue teniendo alta prevalencia en la población o si aparecen nuevas cepas de coronavirus igual o más peligrosas, con una minima prevalencia y contra las cuales la vacuna no ofrezca protección, entonces en dichas situaciones seguro se promoverá la vacunación anual o semestral, con una vacuna idéntica o diferente cada vez según corresponda.

      Comentario por nicflamel — 6 diciembre 2020 @ 2:53 | Responder

  5. Para curiosos sobre el tema…

    http://lameteoqueviene.blogspot.com/2020/04/vitamina-d-y-covid-19-mayor-mortalidad.html

    Un saludo

    Comentario por Victor — 5 diciembre 2020 @ 21:11 | Responder

    • Sí, ése era uno de los enlaces que consulté, y debería haber añadido si no fuera tan vago.

      Gracias por suplir mi desidia. 🙂

      Comentario por Nadir — 7 diciembre 2020 @ 22:10 | Responder

    • También lo había leído. Todo avance es bueno, pero éste tiene una pega ¿qué hacemos con los asintomáticos no detectados? Que realmente, son el problema, los supercontagiadores. Porque salvo casos de subnormalidad profunda (tan frecuentes en España), el que tiene síntomas se queda en su casa y pide una analítica, así que ya no contagia a nadie. Pero los que no tienen síntomas y no han sido contactados por rastreadores para someterse al test, como no saben que son portadores, no tomarán el jarabe. :/

      Comentario por Nadir — 7 diciembre 2020 @ 22:14 | Responder

  6. https://www.elcomercio.es/asturias/coronavirus-asturias-datos-contagios-muertes-ingresos-20201207142749-nt.html
    Basicamente han bajado el numero de pcr a la mitad, para asi poder abrir los bares, espero equivocarme, pero tufa mas que el queso q me he comprado.
    A grandes males, a grandes remedios

    Comentario por Emilio Fernandez — 7 diciembre 2020 @ 21:45 | Responder

    • Yo el número de “contagios” ni lo miro. Por eso, porque depende directamente de la intensidad con que realices las pruebas. Yo me fío más de las UCIs y, en cuanto un sistema sanitario colapsa, de los decesos.

      Hablando de cosas más interesantes ¿qué queso es? Cuanto peor huelen, mejor saben. Yo soy un condenado ratoncito, me pirro por toda clase de quesos.

      Comentario por Nadir — 7 diciembre 2020 @ 22:09 | Responder

      • Hace años visite una queseria en Pesquera del Duero, (zona de vino de Ribera y fui a ver una queseria, jajaja) compre un semicurado de 6 meses en Pesquera del Duero. Hace unos 3 meses me acorde que estaba bastante bien (era semi, pero ya quisieran muchos reversas tener el mismo sabor e intensidad), contacte hace 2 meses con el y trajmos un queso con 2 años de curacion para un compañero de curro y para mi. Puta crema¡ Vale hasta el ultimo centimo que pagamos (y no pienses que fue muy caro), pues la semana pasada compramos 2 pq todo el mundo q lo prueba quiere su cacho. Mi compi me dice q es parecido al gamoneu, (yo es q el gamoneu lo probe una vez y no me gusto, todo el mundo me dice q esta riquisimo, asi q ya dudo de que lo que comi fuera gamoneu o estuviera en condiciones). Es de leche cruda de oveja.

        Comentario por Emilio Fernandez — 7 diciembre 2020 @ 23:20 | Responder

        • Yo hay pocos quesos que no me hayan gustado. Los holandeses son bastante pse, mortecinos. Pero vale, se comen. Ahora, como los quesos que se hacen en las dos mesetas… el manchego es la hostia, pero en Zamora se hacen también quesos del copón bendito. Y a precios muy correctos. En Francia lo más parecido son los quesos del Cantal o el Comté, pero no son así de quebradizos. En Galicia, sin embargo, son bastante vulgares, el tetilla o de Arzúa es rico, se come muy bien, pero es un queso sencillo de vaca, sin apenas aroma. Y los portugueses lo mismo, son quesos de bola, ricos pero sin alardes. Hacen guarradas como echarle pimentón… El único sitio en el que he encontrado gloriosos quesos, al nivel de los castellanos, es Italia. Y mira que les tengo manía a esos putos comedores de spaguetti, pero joder con la pecora y el pecorino. Aquí sólo se conocen unos pocos, el Grana Padano, el Gorgonzola… pero tienen un montón de quesos interesantes (aunque el Grana es quizá el mejor, la hostia).

          Comentario por Nadir — 8 diciembre 2020 @ 2:04 | Responder

          • Tienen el clima adecuado para ello. Igual que el embutido, hay gente que no tiene 2 dedos de frente y todavia te dicen que es mejor el de aqui, aqui sera mejor el del cocido, pq bajas la cordillera y lo humilla casi cualquier embutido.
            El problema es q al tener poca curacion hay q pasteurizarlos (y y claro no es lo mismo le quita potencia sabor, y q tb son mas faciles de “manejar” para el fabricante.) Aqui en Asturias hay unos 40 quesos distintos (lo que tiene tener las 3 leches), hay de todo, no es lo mismo comprar un cabrales o gamoneu en el super, q irte a Cangas a comprartelo alli en el mercau.
            Yo antes compraba uno de cabra, vare, cojonudo, de la zona de Siero, pero los padres se han retirado y el hijo pasa, (mucho curro, y eso q ganaron premios en varios certamenes), vendio lo q le quedaba y ya lo ha dejado.
            https://quesos.es/las-40-variedades-de-quesos-artesanales-de-asturias/3105

            Comentario por Emilio Fernandez — 8 diciembre 2020 @ 11:15 | Responder

            • Obviamente, los climas más fríos y secos tienen más cultura de embutidos y quesos. Mismamente en Asturies (pedazo de lista, la mayoría no tenía ni idea) la mayoría son de regiones de montaña. En la costa si haces queso tienes todas las papeletas a que se te pudra. Bueno, ahora con las cámaras frigoríficas como si lo haces en Guinea, pero la cultura de cómo hacer cada variedad ha evolucionado a lo largo del tiempo allá donde era posible.

              Lo cierto es que en la Península aún tenemos ciertos productos muy buenos que habría que potenciar. Ya que no sabemos hacer microprocesadores…

              Comentario por Nadir — 9 diciembre 2020 @ 2:08 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: