La mirada del mendigo

6 enero 2021

好奇心得到回报

Filed under: Varios — Nadir @ 22:07

Aprovecho la agitación de estos días sobre el ahora sí, ahora no, del deslistado de las telefónicas chinas en la bolsa de New York, para explicar un par de cosillas sobre el modelo chino de telecomunicaciones de las cuales creo que se puede sacar alguna enseñanza interesante.

Veamos: en China operan tres grandes empresas de telecomunicaciones en un mercado altamente competitivo (los chinos son maestros buscando ofertas y planes entre los paquetes de las operadoras, y es relativamente común que tengan dos SIM en su móvil para usar una u otra según las circunstancias).

Concretamente China Mobile, la mayor, es un monstruo. Ni más ni menos que la mayor compañía de telecomunicaciones del mundo por número de abonados, y por si China se le queda pequeña empieza a expandirse por Pakistán y Tailandia.

La particularidad china es que no sólo el regulador chino de las telecomunicaciones tiene mucho poder (el poder político está por encima del económico, no hay cuestión sobre ello, como también es incuestionable que existen vínculos entre ambos). Es que el estado chino tiene una participación mayoritaria en esas empresas, que se suelen definir como públicas pero en rigor son de capital mixto (como comentaba, cotizaban en el NYSE, y lo seguirán haciendo en Hong Kong).

Además de éstas, el Estado ha promocionado la entrada de operadores móviles virtuales (obligando a las tres grandes a rebajar el coste del arrendamiento de sus redes) que, en el mercado chino, sólo suponen el 5% del tráfico.

Esta particularidad, que el accionista mayoritario de las tres telecos sea el estado, tiene unas consecuencias evidentes. La primera es que, al ser el patrón de las tres, espolea la competencia pero sin llegar a hacer sangre. Cuando una de ellas empieza a sufrir, le concede una ayudita para que se reponga y vuelva a la lucha (evitando de esta forma posiciones monopolísticas de ninguna). Por ejemplo, cuando se estaba desarrollando la red de 4G, obligó a China Mobile a tragar con una versión autóctona del 4G, mientras que las otras dos pudieron aprovechar los equipos estandarizados internacionalmente. Y se cree que ahora, para compensar, le han dejado una pequeña ventaja a la hora de desplegar el 5G. .

Pero hay otra particularidad, que es la que más me interesaba compartir con vosotros. Donde hay patrón no manda marinero, y el estado chino, en calidad de propietario (además de regulador), fuerza a las telecos a dar un servicio excelente, aunque sea a costa de su rentabilidad. Para hacerse la idea, en 2018 Deloitte hizo un estudio que cifraba en más de dos millones de torres la red de telefonía móvil china (recientemente racionalizada en China Tower, sociedad participada por las tres compañías y que, al mismo tiempo, son sus clientes). Para ponerlo en relación, USA tiene sólo 200.000. En relación a la superficie, China tenía (ojo al tiempo verbal) 0,2 estaciones por km². USA cubría su territorio con una densidad de 0,015 est/km². Por eso hay comentarios de gente que visita China y se sorprende de tener muy buena cobertura en zonas remotas.

Todo esto tiene su lógica económica. AT&T, por ejemplo, o Verizon, podrían perfectamente poner más torres en EEUU (o Telefónica, Orange o Vodafone aquí, vamos). Pero descartan invertir en zonas en las que tendrían muy poco tráfico y beneficios, que no llegarían a rentabilizar nunca la instalación de esa torre. En China la lógica económica es distinta: el Estado fuerza a las tres a dar cobertura universal de calidad, y aunque con buena parte de esas torres pierdan dinero, lo compensan con el beneficio que reportan las instaladas en centros urbanos. Y no les va mal, de hecho sus cuentas están más saneadas que sus homólogas occidentales, ahogadas por la deuda (que también tiene sentido económico, el apalancamiento financiero permite subir el ROE y, por ende la cotización, pero también el riesgo).

Y finalmente, el estado se asegura de que las empresas ofrezcan ese producto de calidad a buen precio (planes de 5G desde 8€), para permitir la difusión del servicio (Japón está haciendo lo propio), pues lo considera un catalizador del desarrollo económico. Efectivamente, China ya cuenta con 200 millones de suscriptores de 5G, que está ya desplegado en 300 ciudades. En 2019 había 100.000 estaciones de 5G, el año pasado añadió 600.000 más, y este recién estrenado año plantea sumarle un millón más.  A día de hoy, en USA hay unas 50.000 estaciones de 5G.

Semejante despliegue no tiene sentido económico para la compañía, pero sí para la sociedad en su conjunto. El estado, como propietario, promueve el segundo sin descuidar el primero. Y lo cierto es que tiene lógica, por mucho que le rompa los esquemas a los que anteponen ideología a bienestar de la población (un crimen asaz frecuente). Eso sí, hay que hacer las cosas bien, porque en una economía dirigida los errores en la dirección se magnifican. Pero desde hace tiempo me complace ver a profesionales competentes a  los mandos del navío. En pocos años han sabido esquivar una crisis económica y otra sanitaria, las más profundas en varias generaciones, y salir reforzados de ellas, adelantando posiciones en el orden mundial.

Pues nada, la próxima vez que escuchéis hablar de la superioridad de la empresa privada, o la catástrofe que son las empresas públicas, podéis poner como ejemplo a estas tres hermanas. U otro centenar de empresas públicas, no sólo chinas, que son referentes en su sector (por ejemplo, Framatome y Rosatom).

+

+

+

+

+

+

+

+

 

6 comentarios »

  1. Pensando en los ferrocarriles de alta velocidad… En China los gestores pueden hacer muchas cosas que, vistas desde aquí, no tienen sentido económico. La razón es tan simple como que allí los que tienen el poder político pueden hacer todos los experimentos que les pasen por el magín sin dar cuentas a los ciudadanos de a pie. Eso sí, con mucho cuidado para no molestar en lo más mínimo a “los de arriba”. La pregunta es si este sistema es más o menos útil para ese país que el “nuestro” para este país. Visto lo que está pasando aquí con la “democracia” y con nuestros derechitos, va a ser una pregunta que tendremos que responder bastante pronto.

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 8 enero 2021 @ 18:17 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: