La mirada del mendigo

19 febrero 2021

Clare Daly

Filed under: Internacional — Nadir @ 1:25

Pues no me sonaba a mí esta irlandesa.

Tiene cojones; me gusta. A su lado, Borrell es una alimaña ponzoñosa.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

10 comentarios »

  1. Vaya contraste con las de la entrada anterior…para bien…

    Comentario por Viktor — 19 febrero 2021 @ 12:46 | Responder

    • El empeño de enfrentarnos con Rusia sólo le conviene a USA, no a nosotros. Y sólo consigue que Rusia se repliegue y se vuelva más autocrática al sentir la amenaza cada vez más cerca de sus fronteras.

      Comentario por Nadir — 19 febrero 2021 @ 22:05 | Responder

  2. Qué buen repaso ha dado. ¿Se sabe quién o de qué partido es?

    Comentario por Abraham — 19 febrero 2021 @ 13:22 | Responder

  3. Por tocar las… Creo que a esa buena señora se le ha olvidado los dos grupos de rock encarcelados por sus letras en España.

    Comentario por Corvo do Anllons — 19 febrero 2021 @ 16:21 | Responder

    • El fascismo no es una ideología más, sino la ideología que pretende convertirse en única por medio del exterminio. No puede tratarse como una ideología más, y beneficiarse del derecho de expresión que pretende negar a los demás.

      Con todo, incluso podría criticar también esa decisión judicial. La clave está en la relación entre las amenazas y la capacidad de ejecutarlas. Y ahí tengo mis dudas. En la conexión entre los mensajes fascistas y la actividad criminal de las bandas fascistas. Si hay una relación directa entre este tipo de mensajes neonazis y las agresiones a inmigrantes, homosexuales… entonces hay delito. Si el calvo descerebrado actúa movido por el mensaje recibido por la propaganda fascista difundida en forma de música Oi!, pasquines, foros… entonces este tipo de propaganda que incita a la comisión de delitos es, asimismo, delito. Exactamente igual que los canales de follacabras y mierda semejante.

      Eso, en el plano intelectual. A efectos prácticos, la mejor solución para un nazi es pegarle un tiro y arrojar los despojos a Valdemingómez.

      Comentario por Nadir — 19 febrero 2021 @ 22:18 | Responder

      • Por seguir tocando… En este caso por vía indirecta :

        Comentario por Corvo do Anllons — 19 febrero 2021 @ 23:00 | Responder

        • Sigo a lo mio :

          Comentario por Corvo do Anllons — 20 febrero 2021 @ 15:48 | Responder

          • Corviño, Corviño, non me toques o caralliño.

            Una cosa es que tú expongas tus opiniones, otra que aproveches para hacer publicidad de opinadores derechosos. Que tienen todo el derecho a expresarse, pero si tú los incluyes, me obligas a tener que contestar, y eso me supone tiempo, mientras que a ti no te cuesta nada subir el enlace. Y no ando muy sobrado del mismo.

            Muy rápidamente, que tampoco me he visto los vídeos completos. Ambos plantean una equivalencia entre ambos casos. Pero es que no hay equivalencia: a uno lo encarcelan mientras que a la otra no. Se revientan y reprimen manifestaciones por la libertad de expresión, mientras que se permiten exaltaciones fascistas. Ésta es la realidad, aunque escuchando a este par parece que hubiera sido lo contrario. Por cierto, no conocía a este imitador del caracondón, versión maricaplaya. Me parece despreciable que use como título de su canal el término libertad, mientras que justifica la represión policial de las manifestaciones (libertades de expresión y de reunión).

            Y ahora, al meollo del asunto. Pablo Hasel es un cretino completo, que pretende hacerse perdonar el haber nacido burguesito siendo más radikal que nadie. La prensa de derechas usa a estos descerebrados (como la butleriana o las del gallo violador) para ridiculizar y estigmatizar a toda la izquierda. Y la izquierda se deja, dicho sea de paso, en vez de desmarcarse de estas chifladuras. Pero decir chorradas nunca puede ser un delito, como mucho una falta. ¿Cuándo es una chorrada y cuándo las palabras pueden ser constitutivas de delito? De nuevo: cuando se puede establecer una conexión directa entre las palabras y la acción, siquiera potencial.

            ¿De las opiniones de Valtonyc o Pablo Hasel se puede seguir una amenaza? No. A día de hoy, no hay ningún grupo organizado de izquierda que pueda suponer una amenaza para aquellos que el payaso ése insulta. De sus palabras no se sigue violencia, se quedan en palabras. Y las palabras no pueden ser en sí mismas sujeto delictivo en una democracia.

            Volvamos al otro ejemplo, el de la manifestación fascista y las arengas de los intervinientes (la niñata pija sólo fue la anécdota chusca que han recogido los medios). Existe una violencia organizada de extrema derecha? Existe. Yo mismo la he sufrido. Hay grupos de neonazis en muchas ciudades españolas que dedican su tiempo libre a dar palizas, ante la pasividad policial (de hecho, sus miembros suelen tener relación con la policía o el ejército, directamente, sus hijos…). Por otra parte, insisto, sabemos que el fascismo no es una ideología más. Es la ideología del exterminio. No puede merecer los derechos que el resto de opiniones, pues, insisto una vez más, precisamente su ideología es negar ese derecho a los demás. Históricamente conocemos la capacidad de esa ideología en generar violencia.

            Y ahora. ¿Existe una relación directa entre la violencia fascista, y la propaganda fascista de actos como la exaltación a la División Azul? Habría que estudiarlo. No tengo una respuesta inmediata. De hecho, soy proclive a, desde un punto de vista legal, permitirlas. Otra cosa es que, desde un punto de vista particular, crea que hay que cazar a esas alimañas. Las cucarachas cumplen una función en los ecosistemas. Los nazis, no.

            Finalmente, me resulta especialmente ofensivo que condenen a Pablo Hasel por enaltecimiento del terrorismo. ¿De qué terrorismo? ¿Del terrorismo hipotético de izquierda? Lo que he visto estos días es un terrorismo de Estado, policial y judicial, para reprimir los movimientos de izquierda. Terrorismo policial (cantera de fascistas), pero también judicial, pues la privación de libertad es obviamente una forma de violencia (a nadie se le encarcela de buen grado, sino a través de la coerción). Y violencia ejercida con finalidad política, para lograr unos objetivos políticos, es la definición canónica de terrorismo. Las fuerzas policiales, así como sus responsables políticos, son terroristas, definición en mano. Siempre lo han sido, de hecho. Y también lo son, en buena medida, los tribunales que completan la función represora de los primeros, mientras les garantizan la impunidad para ejercer su amenaza terrorista. ¿Quién va a salir a protestar, si se arriesga a ser mutilado, apaleado, tiroteado o encarcelado? En el mejor de los casos, humillado, zarandeado y multado.

            Esto me recuerda al desprecio que siento por “el gobierno del progreso”. Cámaras en el uniforme y los vehículos policiales, con sus grabaciones a disposición del denunciante, y se iba a acabar la impunidad de la que disfrutan. Muy baratito. Con lo que cobran esos cerdos una semana, ya lo montas.

            Y aún más me resulta repugnante que también lo condenen por injurias a la corona, cuando si algo se le puede achacar es que se quedó corto al describir la vida licenciosa y corrupta del botarate coronado.

            Comentario por Nadir — 21 febrero 2021 @ 1:48 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: