La mirada del mendigo

21 febrero 2021

La partitocracia en tiempos del relato

Filed under: Política — Nadir @ 20:56

Copio de una noticia de El Confidencial sobre el apagón en Texas:

El trasfondo de la gestión energética o de la respuesta al coronavirus tiene el denominador común de la división política: una toxicidad que invita a los líderes a priorizar, antes que la mera gestión, una narrativa antagónica que les permita asegurar antes que nada los apoyos electorales. El territorio de las soluciones comunes, esa zona gris donde podían cerrarse acuerdos, ha desaparecido, y el votante indeciso es una especie en peligro de extinción. Por ejemplo: según una encuesta de Gallup realizada a los pocos días de que Joe Biden jurase el cargo, el 98% de los demócratas aprobaba su gestión, frente a apenas el 11% de los republicanos. Cifras extremas de un paisaje donde casi no existe la duda.

Los partidos políticos están aplicando técnicas aprendidas de la psicología, al igual que la gran empresa hace con la publicidad, para crear adhesión a unos colores, a un logotipo. Es algo que sabemos que funciona con nuestra especie: el himno, la bandera, la cruz… tenemos el instinto de congregarnos en grupos, de acatar una jerarquía. Necesitamos de la aceptación del grupo, fuera de él hace frío, así que modificamos los rasgos, las aristas que presente nuestra personalidad para poder mimetizarnos con el grupo. Cuanto más baja es la autopercepción de un individuo, con más ahínco pretende formar parte de un grupo más grande que le aporte esa identidad que le falta (la patria, la umma…).

Esta debilidad de nuestra naturaleza está siendo aprovechada cada vez con métodos más refinados para crear en el ciudadano la noción de pertenencia a un movimiento político, de una forma inquietantemente parecida a la afición de los clubes de fútbol. Un aficionado del Madrí “es del Madrí”, y puede criticar a tal entrenador o jugador, pero no se “hace del Barça” por mucho que su equipo juegue mal. Esta irracionalidad es asumida por la sociedad de la misma forma que una chica argelina me decía que ella “nació musulmana”. Las doctrinas religiosas, los movimientos políticos, los clubes deportivos o los fabricantes de bebidas carbonatadas, todos ellos pretenden suprimir la libertad de elección del sujeto, que somete a escrutinio su decisión y puede llegar a revocarla. Para ello pretenden inscribir su marca comercial en la identidad del individuo, para que no pueda renunciar a ella sin que le suponga un desgarro en su ser.

La política es una rama de la ética cuyo objeto de estudio son las formas de organización social. Es, por lo tanto, una disciplina científica, de las ciencias sociales. Esto es, por mucho que no sea una ciencia exacta, su base es la razón.

Atendiendo a esta definición, la política está desaparecida del debate público. Lo que existe ahora es una partitocracia sectaria de carácter esencialista, en la cual sostener un debate racional es tan difícil como pedirle a un aficionado del Betih que explique por qué es del Betih y no del Sevilla.

En estos tiempos, es tan importante prestar atención a la semántica, como a la cartera cuando ibas al Rastro. Los trileros del lenguaje, al menor despiste, te cambian el significado de una palabra sin que te percates. Decíamos que hay que distinguir entre oligocracia y democracia. También debemos discernir entre política, la ciencia de la convivencia, y sectarismo. Un sinónimo parcial de sectarismo es caciquismo, pues a la cabeza de cada partido, de cada facción, se encuentra una familia de caciques que distribuyen los recursos del Estado a sus afines en función de su utilidad para mantenerse en el poder. Sistema también conocido como clientelismo.

El principio de delegación, base tanto de la oligarquía partidista como curiosamente del sistema soviético, es tan anacrónico como alumbrarse con un candil. Desde hace décadas existe la tecnología para implementar un sistema de autogobierno, es decir, Democracia. Los intermediarios entre el pueblo y la soberanía, los oligarcas organizados en partidos políticos, son redundantes. Sobran. Y, lejos de aportar valor, se aprovechan de su posición para poner los medios del Estado a su servicio. Como es lógico.

Primero, porque todo organismo, natural o social, tiene como primer instinto la autoperpetuación (contemplad como triste ejemplo el lamentable espectáculo que dan las dos grandes centrales sindicales).

Y segundo, porque es de necios ceder el poder a nadie y esperar que no se aproveche de él. Es como entregarle a un yonki una papela, y pedirle que te la guarde intacta hasta que vengas a recogerla. El poder es muy goloso, más adictivo que la heroína.

La partitocracia (oligarquía electiva organizada en partidos), armada de medios cada vez más sofisticados para manipular la opinión pública, está corrompiendo la vida política hasta extremos difícilmente imaginables hace tan sólo unos años, con dos consecuencias principales:

  • antagonismo social entre las distintas hinchadas, creando una irrespirable atmósfera de enfrentamiento
  • mala gestión de la Res Publica.

La primera es evidente, así que doy una pincelada sobre la segunda. ¿Cuál es el incentivo de optimizar la gobernanza de los diferentes niveles del Estado, si no hay una fiscalización de los administrados? Efectivamente, alienado el público por las herramientas de manipulación social en la era de la preeminencia del discurso, del relato, sobre los hechos contrastables, el gobernante sabe que va a tener el apoyo incondicional de su clientela, y la oposición furibunda de otra parroquia. Haga lo que haga. Así pues…

El carallovirus nos ha traído muerte, pero nos ha dejado grandes lecciones para quien las sepa leer. La actuación de tal o cual ejecutivo, central o autonómico, es valorada por la ciudadanía no en función del resultado, sino de la afinidad partitocrática de cada cuál. Así, quien había votado al P$O€ aplaudía a Illa, y quien había votado al PP, a Ayuso. Y viceversa, las críticas de un fondo del estadio al manejo de la crisis por parte del rival político han sido despiadadas. La cuestión es que se trataba de una crisis sanitaria, cuyo impacto en la sociedad era general y su manejo de carácter mayormente técnico. Las ideologías (de tener alguna los partidos), tenían muy poco que ver en el asunto. Aún asumiendo que puede haber una diversidad de opiniones ante un tema de carácter técnico, en las encuestas, una ciudadanía de personas racionales y libres hubiera respondido con una descorrelación entre sentido del voto y valoración de la actuación frente a la pandemia. Muy al contrario, observamos que la correlación ha sido milimétrica. Los de una tribu apoyan a los suyos, manquepierda, y sacan los colmillos ante la tribu rival. Un espectáculo deplorable, que evidencia lo muy atrasados que estamos todavía en el proceso de hominización.

Aún más trístemente cómico es el caso de Fernando Simón. A pesar de ser un elemento de la derecha, enchufado por la Ministra de Sanidad del PP gracias desde luego no a su competencia científica (irrelevante en el ámbito académico) sino a los vínculos de su familia con el PP y el Opus Dei, ha sido identificado por la tribu izquierdosa como propio y santificado ipso facto, mientras que la tribu fachosa de la cual proviene lo ha asimilado con el gobierno rival y lo ha despellejado. Esto me lleva al convencimiento de que las mismas medidas, las exactamente mismas medidas que ha tomado tal o cual ejecutivo, habrían sido censuradas o apoyadas de manera diametralmente opuesta de haber sido realizadas por un ejecutivo de distinto signo. De hecho, en el caso del gobierno central, me parecía aún ver gobernando a Raxoi y su indigencia mental, siempre evitando tomar una decisión que le obligara a significarse hasta ser demasiado tarde. El ejecutivo de Sánchez, como el de Raxoi, han cubierto con autoritarismo y Estado policial su incompetencia y analfabetismo científico. Comportamientos perfectamente intercambiables que, sin embargo, merecen valoraciones dispares si el árbitro pita penalty contra mi equipo o a favor.

Honestamente, con subhumanos no se puede operar ningún sistema político, sea representativo o directo. Tengo una ligera esperanza que un sistema directo acelerase el proceso de hominización. Algo quizá hayamos adelantado con el sistema electivo respecto a la situación en que ni siquiera la elección de sacerdotes del culto al Poder nos estaba encomendada. La responsabilidad fuerza al niño a madurar y convertirse en un hombre. La cuestión es que en el estado actual de las cosas, la regresión al comportamiento animal, irracional, es la tendencia.

Bienvenidos a la postmodernidad, o de cómo las cosas son según a mí me parezcan.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

20 comentarios »

  1. Sobre lo primero, la pertenencia al grupo y lo que eso conlleva, hay abundante literatura.
    Yo te diría que echaras un vistazo al blog de Pablo Malo (Evolución y neurociencias), que trata el tema con frecuencia. Por ejemplo:
    https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2021/01/el-tribalismo-ideologico-amenaza.html

    Y sobre corrupción, otro enlace de un tipo interesante, que medio en serio medio en broma dice cosas que dan que pensar:

    Comentario por santi — 22 febrero 2021 @ 1:37 | Responder

    • Muy buen enlace el primero. Con el segundo, hacía tiempo que no me reía con tantas ganas. A ver si saco algo de tiempo para seguir ambos.

      Comentario por Nadir — 22 febrero 2021 @ 21:11 | Responder

      • “A ver si saco algo de tiempo para seguir ambos”.

        Por lo expuesto en su alocución final, entiendo que Fabiancito y sus locuelos y “políticamente incorrectos” seguidores estarán de acuerdo con los Ongi Etorris que se celebran en honor a los presos de ETA (algunos con bastantes delitos de sangre). Y entiendo también que estarán de acuerdo en que todos aquellos que simpaticen con los métodos que empleó ETA durante casi medio siglo, tengan el derecho de poder expresar su simpatía y adhesion a tales métodos.

        Pero me da a mí que este individuo no es más que otra “alhaja” que añadir al cada vez más pesado fardo de aquellos que se definen a sí mismos como políticamente incorrectos y que no son más que unos cantamañanas reaccionarios de tres pares de cojones.

        Cada vez estoy más convencido que lo único que merece la pena ver en esta inmensa cochiquera que es internet, son los vídeos porno de negros con pollas de 30 centímetros reventándole el ojete a viejas de 80 años.

        Qué puto hartazgo, me cago en Dios!

        Comentario por Phoskitos. Regalos y pastelitos — 23 febrero 2021 @ 1:35 | Responder

        • ¿Pero qué esperas encontrar? ¿Una persona honesta, recta, inmaculada a quien poder seguir? ¿Alguien sin tacha, cuyas opiniones puedan ser tomadas como revelaciones del oráculo? ¡Eso no existe! ¡No hay profetas! ¡¡¡Afortunadamente!!!

          El Fabián éste es un tipo inteligente y con gracia hablando que dice, a mi entender, cosas interesantes y otras vomitivas. OK. Como todo el mundo. Yo incluido. Se trata de que cada uno haga el esfuerzo de coger aquello que tenga valor y desdeñar el resto. Por ejemplo, con la cuellojirafa. La incompatibilidad ya casi cósmica entre la cuellojirafa y yo es absoluta. Sin embargo, cuando dice que enseñarle a tu hija a ser víctima es lo peor que puedes hacerle, merece mi aplauso. Igual que con Irene Montero puedo estar muy de acuerdo en muchas cosas. Y no hay que tener rubor ni reparo en decir: esto es correcto. ¿Que quien lo dice es impuro? Pues como todos, pero eso es un ad hominem. Centrémonos en lo que dice ¿tiene sentido o no? Pues eso es lo único que cuenta, lo diga Agamenón o su Porquero.

          Mejor nos iría si hablásemos del contenido, y no del mensajero.

          Comentario por Nadir — 24 febrero 2021 @ 22:23 | Responder

          • “¿Pero qué esperas encontrar? ¿Una persona honesta, recta, inmaculada a quien poder seguir?”

            ¡Coño, un mínimo de honestidad! ¡¿Acaso es pedir mucho?! Si uno se crea un perfil de opinador público en cualquier red social y se presenta ante los demás como un tipo con opiniones honestas e independientes (porque otra cosa no, pero esta clase de elementos no cesan de presumir de esas cualidades) lo mínimo que tiene que hacer es demostrarlas.

            Eso de ponerse muy pintones en según qué cuestiones y escamotear otras que son exactamente iguales (pero del signo ideológico contrario), es profundamente deshonesto.

            Y no, yo no sigo a nadie… bueno sí… tú ya sabes, coquetuelo mío, que lo único que estaría dispuesto a seguir hasta el mismísimo fin del mundo es el endiablado bamboleo de tus poderosas nalgas.

            Comentario por Phoskitos. Regalos y pastelitos — 24 febrero 2021 @ 23:54 | Responder

            • ¿Buscas honestidad y te pones a buscarla en YouTube? Joder, eso es como buscar la cubitera con hielos, y empezar a mirar en el horno.

              Tú quédate de lo que leas/escuches con lo que interese, y desdeña el resto. Yo intento hacerlo hasta hablando con el más palurdo del pueblo. Siempre hay información interesante, en lo que dice, en cómo lo dice, en lo que evita decir… Te acuerdos del palurdo ése que lamentaba que el monte se cubriese de bosque? Es interesante.

              Y el Fabián éste, dice cosas muy interesantes. Lo de la corrupción blanca, negra y gris, es ocurrente, está muy bien traído. No sé si es de su cosecha, pero es una ingeniosa forma de verlo. Y sí, claro, es de derechas y barre para casa. Es legítimo. Pero fíjate una cosa. ¿A dónde van dirigidas la mayoría de las críticas a la izquierda? A las patochadas progres. ¿Quién critica la subida del SMI o la ampliación del permiso de maternidad? ¿A quién le interesa que estemos hablando de feminismo?

              Comentario por Nadir — 25 febrero 2021 @ 0:53 | Responder

              • Sabes perfectamente para qué utilizo YouTube: para llenarte el correo de mierda.😛

                Sí, YouTube está para lo que está. Y Twitter, y Facebook, y todas esas mierdas. Lo jodido es que hay muchos adolescentes y muchos jóvenes que utilizan esos canales para formarse una opinión. Y en la mayoría de los casos, esos mismos chavales no están, ni de coña, por la labor de ir buscando información aquí y allá, ni tampoco saben discernir si ésta es buena o mala. Buscan a tipos que les ofrezcan el pack completo. Y eligen a estos pazguatos con mucha labia y poca honestidad. Tú no, porque eres un viejales arcaico que se levanta todos los días a las 8 para bajar al kiosko a comprar el ABC y El Alcázar, pero los chavales jovencitos como yo o como Juan Manuel Grijalvo sabemos perfectamente que esto que te acabo de explicar es así.

                Fabiancito se pone muy chulapón cuando habla del la inutilidad que supone mantener la mierda del Ministerio de Igualdad (600 millones de presupuesto en el ejercicio del año 2021). Pero Fabiancito, tan apolítico y tan underground él, se “olvida” de los miles de millones anuales que supone mantener a la mayor panda de vagos (y éso es lo mejor que se puede decir de ellos) que hay en este país: 9.411,93 millones de euros para el Ministerio de Defensa en 2021, un total de 417,59 millones más del que ha sido su presupuesto base en 2020.

                ¡Que el Iker Jiménez es el periodista más seguido en redes sociales! ¡¡¡El Iker Jiménez, tío!!!

                A lo mejor es una obsesión mía (¡qué le voy a hacer!) pero me toca mucho los cojones la deshonestidad de este tipo de gente.

                Comentario por Phoskitos. Regalos y pastelitos — 25 febrero 2021 @ 11:08 | Responder

              • Buenas tardes:

                No han podido dejar de interesarme sus magníficas respuestas. En particular la parte en la que Ud. asegura sentirse muy próximo a ciertos argumentos esgrimidos por la marquesa de Casa Fuerte, la Sra. Dña. Cayetana Álvarez de Toledo.

                Pero no quiero engañarle. La parte que verdaderamente me interesa es la apuntada por Phoskitos en uno de sus comentarios. Quiero decir, y perdóneme el arevimiento: ¿Qué hay de cierto en el endiablado bamboleo de sus poderosas nalgas?

                Espero ansioso su respuesta.☺

                Un petonet.❤🍭🇪🇸

                Sr. D. Francisco Javier Ortega Smith-Molina. Secretario General de Vox y miembro del Congreso de los Diputados de España.

                Comentario por Sr. D. Francisco Javier Ortega Smith-Molina — 25 febrero 2021 @ 14:20 | Responder

                • Me quedo sin palabras…

                  Comentario por Nadir — 25 febrero 2021 @ 23:17 | Responder

                  • Sí, bueno… ¡Ud. se queda sin palabras y yo me quedo sin saber la flexibilidad y gracia de sus marmóreos glúteos!

                    En fin… tendré que conformarme con los viejos éxitos y tirar de Paca la Culona.

                    ¡Aaayyyy! ¡Qué duro es ser facha y gilipollas!

                    Suyo en Cristo Nuestro Señor y en España Nuestra Patria.

                    Francisco Javier Ortega Smith-Molina. Secretario General de Vox y miembro del Congreso de los Diputados.

                    Comentario por Phoskitos. Regalos y pastelitos — 25 febrero 2021 @ 23:33 | Responder

    • Gracias mil.
      <<<
      Hablar del tribalismo
      en plan abstracto
      tiene ventajas
      e inconvenientes.
      Los inconvenientes
      son inseparables
      de las ventajas.
      <<<
      En cuanto
      a Fabián C. Barrio,
      él mismo dice que
      no todo lo que dice
      va del todo en serio.
      >>>

      Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 23 febrero 2021 @ 0:02 | Responder

  2. Quizá estabas pensando en esto:

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 22 febrero 2021 @ 4:55 | Responder

    • Sacto! Equidicuá! Un buen retrato de grupo del debate político.

      Comentario por Nadir — 22 febrero 2021 @ 20:24 | Responder

      • Al parecer, no les dieron el Oscar al mejor maquillaje porque el jurado no se dio cuenta de que los monos eran actores.

        Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 24 febrero 2021 @ 20:16 | Responder

  3. Magnífico y certero análisis !!!

    Comentario por javier — 22 febrero 2021 @ 17:47 | Responder

  4. Comentario por Nadir — 22 febrero 2021 @ 21:12 | Responder

  5. Leí ese día la noticia, es la verdad es que pensé que esa dinámica ya estaba aquí desde hace tiempo pero cada vez se acentúa más y cuando hablas con alguien con otra mirada política, es dificil hablar tranquilamente y que no parezca que hablas de fútbol, discusiones forofas..
    En netflix hay un documental sobre las RRSS y el uso y maneras de manipulación en distintos ámbitos y comentaban como desde la aparición de estas, la polarización política se ha ido incrementando hasta forma insospechadas, ejemplo un tipo entró en una pizzería armado hasta los dientes para liberar a niños que estaban siendo sodomizados en las pizzerias por demócratas, porque se había tragado esto https://en.wikipedia.org/wiki/Pizzagate_conspiracy_theory
    No hay más que ver lo Qanon y demás allí en USA, o aquí en Europa el tema de que estamos siendo islamizados y que originó aquella bestialidad de atentado en utoya.

    El problema es que esto esta favoreciendo claramente a que nuestra sociedad sea más jodida, más de derechas con gente cada día más reaccionaria, más miedosa, más desconfiada y más encabronada. Con lo que cuesta cada vez más volver sobre nuestros pasos y el eje se va más a la ultraderecha. Este artículo lo explica muy bien. https://www.lamarea.com/2021/02/23/riada-la-derecha-y-el-eje-de-la-politica/

    Es una dinámica difícil de frenar y como dice el artículo vamos a más y si no conseguimos revertirlo vamos a ver hasta donde llega, pero seguro que no va a ser divertido.

    un saludo mendi.

    Comentario por karkkos — 24 febrero 2021 @ 17:00 | Responder

    • Muy buen enlace, gracias.

      Había leído lo del efecto trinquete.
      Nunca hay una vuelta atrás. Incluso en el caso de las revisiones, la eliminación de elementos más lesivos es el eufemismo que suele usarse.
      ¿A qué me suena? La reforma de la Ley Mordaza, ahora en trámite parlamentario. No se deroga, se pule un poquito. Pero no se revierte al nivel anterior. ¿Seguimos? Las reformas laborales de ZP y Raxoi…

      ¿Qué le falta al artículo? Autocrítica. La izquierda postmoderna está enajenando a su base natural (asalariados), sustituyéndola por otra que es naturalmente más exigua de clases medias urbanas.

      Por cierto, quiero apuntar a tu comentario y el artículo un detalle más: el déficit educativo. Los seguidores de Qanon, o aquí de Vox, tienen algo en común: el analfabetismo (por mucho que tengan carrera universitaria, hoy no es ni mucho menos incompatible). La ultraderecha cabalga sobre la ignorancia (las vacunas y el 5G, o el pizzagate que mencionas). Una ciudadanía con déficit de formación es fácilmente manipulable.

      Por eso deberíamos mejorar la calidad de la escuela pública, en vez de desprestigiarla más y más.

      Comentario por Nadir — 24 febrero 2021 @ 22:36 | Responder

      • Sobre la educación, sin duda hay que mejorarla, pero creo que no es suficiente y que no va a incidir tanto como en principio se puede pensar. No veo a la generación de mis hijos peor educados que yo. O con peores herramientas. Tengo amigos universitarios de mi edad que sueltan cada gilipollez que alucinas(ejemplo virus de laboratorio).

        El problema es que hay que dedicar mucho tiempo a estar bien informado y que la polarización lleva a pensar que el otro siempre miente. Gente bien educada puede decir auténticas barbaridades, tendemos a creer a la autoridad, sea esta la oficial o a quien nosotros respetemos.
        Nuestro mundo actual tiene una herramienta nueva que son las RRSS y esto es una herramienta de manipulación permanente. Medias verdades, medias verdades y a final te meten toda la mentira.

        Hay un película que se llama compliance, basada en un hecho real (https://www.filmaffinity.com/es/film238989.html) que es una muestra de como vamos traspasando líneas no solo de pensamiento si no de acción, nos resistimos a traspasarlas pero una vez que las pasamos, las normalizamos, aceptamos y no hay vuelta atrás.

        un saludo.

        Comentario por karkkos — 25 febrero 2021 @ 11:04 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: