La mirada del mendigo

27 marzo 2021

Ley Corcuera

Filed under: Sociedad — Nadir @ 0:35

Los que ya hace algún tiempo que dejamos de ser jóvenes, nos acordamos de la fracasada Ley Corcuera (también llamada Ley de la Patada en la Puerta), el proyecto de ley promovido por el electricista palurdo ascendido a Ministro del Interior suciolisto por el cual la policía podía forzar la entrada a un domicilio sin orden judicial en casos de terrorismo o narcotráfico.

Entonces, la Ley Corcuera fue considerada una conculcación de los derechos fundamentales intolerable que no se justificaba por la actividad de ETA o el galope desbocado del caballo en los barrios.

Ahora quiero que veáis esto:

https://mobile.twitter.com/FuerzasDelOrden/status/1375528561667403776

Y deben estar muy orgullosos y confiados, pues son los mismos perros que suben el vídeo. Una reunión de amigos, por muy censurable que sea, como motivo legal suficiente para violentar un domicilio.

ESPAÑA – ES – UN – ESTADO – POLICIAL.

Y con cada nuevo ejecutivo, la capacidad represiva del Estado se incrementa, y la posibilidad del ciudadano de defenderse de ella, el terreno de juego en el que le dejan moverse, se reduce. Mientras tanto, el carnaval político sigue jugando a poli bueno y poli malo, mientras siguen cociendo a fuego lento nuestros derechos.

Gobierno de progreso, sí. Pero ¿progreso en qué dirección? Progresamos hacia un recorte de libertades ciudadanas y el reinado de las fuerzas policiales, omnipotentes. Pero como son progres, como te duele menos cuando te enculan, usan cremita. ¿Cómo te van a hacer algo así, con lo guais que parecen?

Yo no quiero vivir en un país así. Me da asco. Me dais asco, todos los que permitís que algo así ocurra.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

37 comentarios »

  1. A veces dudo si es bueno el hábito que he cogido de entrar a la web por las mañanas tras despertar, a ver si a Nadir se le ha ocurrido publicar algo en un estupor nocturno o hay nuevos comentarios que hayan pasado moderación. Y esto lo digo porque noticias como estas te hacen el día un poco más gris. Al final, si no lo ves, se te olvida, y si lo ves mucho, dejas de ser sensible al problema.

    He estado leyendo un poco sobre el tema. Lo jodido de esto es que al final a la chica esta la detienen y el juez lo considera procedente por desobediencia (¿?¿?) Espero que se lo tiren en tribunales, que cada vez veo que valen menos. Tampoco tengo muy claro qué pasa cuando un juez mete la pata un par de veces, no sé ni cómo se les denuncia, ni cómo se les inhabilita. Imagino que como cualquier otro gremio que va de “honorable” se taparán unos a otros. Lo mismo pasa con las negligencais en los hospitales etc.

    Hoy estaba dándome una vuelta con la bici por la atrocidad horticultural que es el exterior de la ciudad de Valencia y tenía esta noticia en mente, y sí. Al final lo que se te queda es el hecho de que hay que irse, porque aquí no hay nada, y aunque consiguieses hacer algo con sin depender de la economía del Reino. Yo de aquí a diez años veo las cosas peores, algunas mucho peores, y con una estabilidad política más reducida. Poco sentido tiene poner riqueza en este país si puedes ponerla en otro. Es que hasta Tailandia o vietnam me parecen países mejores que este en muchos aspectos .Tailandia lo hizo hasta medio bien con lo del coronavirus, y con medidas menos autoritarias de las de aquí, que siguen aprentando porque pueden, esto iban a ser dos semanas, ahora hay toque de queda porque… ¿?

    En Resumen, que tienes razón, que esta sociedad da asco y que no se me ocurre una solución real además de preparar una huida.

    Comentario por Don Juan — 27 marzo 2021 @ 23:25 | Responder

    • Yo llevo meses buscando opciones. Pero ya te avanzo: en países ricos la vivienda no está tan cara (en línea con España) excepto en grandes ciudades, pero los impuestos son muy altos (ojo al IBI francés o alemán). Y en los que están por detrás de España que me tiran, Eslovenia, Eslovaquia, Chequia o Estonia, los impuestos son bajos pero los precios de la vivienda son también similares a lo que tenemos aquí. Y claro, me jode pagar a el ladrillo a un precio que no lo vale (a la que suban los tipos, la vivienda se desploma).
      Y en Asia (Vietnam me tira mucho, Japón, Corea…) necesitas permiso de residencia. :/
      No encuentro una solución satisfactoria. Acaso quedarme aquí como campamento base, y pasarme cada vez más tiempo viajando con la fula de aquí para allá. Pero por otra parte, vivir Palurdistán cada vez me pone de más mala hostia.

      ¿Inhabilitar a un juez? Juas! Mientras el juez no se meta con quien manda, puede destrozarle la vida a miles de personas que nadie le va ni a recriminar lo más mínimo.

      La clave es la obediencia que todo ciudadano debe a un policía. Esta obediencia debería estar en todo caso restringida a casos excepcionales. Si debes obediencia, no eres libre. Si debes obediencia, quien da las órdenes está por encima de ti. Es así de sencillo. Y fíjate que no hay ninguna mierda de partido político que cuestione esta situación aberrante. Que un palurdo analfabeto, el tonto de la clase, con pasar un examen de mierda, pueda dar órdenes a cualquiera como si todo el país fuera un cuartel y los ciudadanos fuéramos reclutas. No hace falta ser anarquista, basta tener un poso de dignidad, de amor propio, para considerar la situación como intolerable. Lástima que sea yo el único que lo considera así, y que la puta izquierda postmo lo que considere intolerable es el manspreading (el womanspreading ni se considera, y son muchos años yendo en metro como para saber que maleducados o simplemente obesos que invaden el espacio vecino los hay en los dos sexos).

      Lo dicho, me gustaría poder votar con los pies, pero no encuentro una buena solución. Si tú tienes una idea, comparte. 😉

      Comentario por Nadir — 28 marzo 2021 @ 1:21 | Responder

  2. Saludos. Te leo desde hace tiempo y normalmente no participo, en parte por estar de acuerdo con tu análisis y en parte también por no conocer esos temas con suficiente profundidad, tampoco tengo además ni de lejos la buena pluma que tú y muchos comentaristas tienen . En este tema, personalmente voy un poco a contracorriente y paso a plantearte como lo veo.
    No entiendo en general el rechazo desde posiciones de izquierda al tema de la seguridad de los ciudadanos, especialmente y sobre todo, de los trabajadores, de lo currantes. Y remarcaría de los trabajadores, porque efectivamente se suele hablar de la seguridad abarcando todo y se suele usar ese miedo para meter tijera a derechos. No creo que defender que a los currantes no les roben el coche o la casa sea algo que solo pueda representar la derecha, pero todos sabemos que al que le roban es mucho más probable que vote a pp o vox, eso es así.
    Eso me lleva a otro punto y es que estoy convencido de que la derecha utiliza claramente y sin tapujos el tema a su favor. El rechazo que todo el tema penal y la actividad policial causa en mucha izquierda hace que se despache con frases manidas y un nivel de análisis técnico nulo. No se trata solo de que la derecha se presente como la que puede asegurar la seguridad a los ciudadanos de a pie, sino que es exactamente lo contrario, si atendemos a los datos objetivos es precisamente la derecha la que impone medidas que acaban causando más inseguridad, a la vez que se presenta como su solución.
    Centrándonos en el caso Corcuera, siento disentir contigo, pero era una buena medida, machacada desde izquierda y derecha unos por desconocimiento y prejuicios y los otros …. para evitar que solucionaran problemas graves que ocurrían en los barrios obreros. Era una época donde había muchos pisos de venta y consumo de drogas que causaban mucha inseguridad y molestias, la ley Corcuera habría un pequeño resquicio para que la policía pudiera intervenir y solucionarlo rápido y devolver la tranquilidad. Calificar aquella ley de patada en la puerta y no sé cuantas cosas más es una barbaridad, no te puedo dar los datos exactos, pero en el tiempo que estuvo vigente se utilizó una cantidad ridícula de veces, me suena que 20, para usarla había que justificarlo y enviar posteriormente un informe al juzgado explicando la motivación, la necesaria urgencia y todo lo realizado, muy similar a la actuación actual. Era una buena herramienta, y pensar que el pp la recurrió por ser unos defensores de las libertades, ridículo.

    Sería extenso poner todas las contradicciones entre el discurso o la imagen que da la derecha y lo que realmente hace, pero es extenso y continuo, últimamente a la vez que hacía modificaciones del proceso judicial que favorecían a sus encausados, liberaba, en 2015, – perdona la falta de memoria y que no tenga tiempo a buscar los datos concretos, tampoco creo que importen mucho las cifras exactas- sobre 10.000 presos comunes, de los que causan inseguridad en el metro, en las calles, etc. vamos, donde están los currantes, por supuesto la izquierda no dice nada porque cuestionar si sería prudente o si estarían reinsertados es de fascistas por lo menos. Eso sí se aseguraron de que de nadie pudiera hacer chistes de carrero. Y la ley Mordaza pues parecido, se ponen unos artículos muy dañiños para machacar las protestas ciudadanas, pero ojo, se quitan herramientas a la policía, es más restrictiva para sus actuaciones que la anterior en según que cosas y paralelamente se da más poder a la seguridad privada, especialmente en urbanizaciones cerradas donde pasa a ser casi una policía privada. Se quita seguridad a los trabajadores, se la dan a ellos y se da la imagen de que ellos son los que se preocupan por la seguridad de los ciudadanos, negocio redondo ante la izquierda amordazada por sus prejuicios. El miedo es un poderoso motor del voto.

    Y centrándonos ahora en el caso en particular, pues no te preocupes, ya está por ejemplo ok diario dándole caña al tema, no vaya a ser que los vecinos duerman tranquilos y se planteen votar a alguien de izquierdas. La derecha no quiere esas “herramientas” policiales que son muy efectivas para solucionar problemas a la gente “normal” y enseguida las tacha de limitaciones de derechos, pero las limitaciones de derechos son otras, son las que hicieron ellos, por ejemplo estableciendo un marco de negociación laboral en el que solo falta que les den la vaselina al entrar o simplemente ignorándo ciertos derechos, la derecha lo tiene claro y estas minucias no son lo que las incomoda, a ellos les preocupan más los derechos a una vivienda digna, a un trabajo, salud, educación …. los que cuestan dinero si los tienen todos. La inviolabilildad de domicilio no corre peligro si para que puedan entrar se tienen que dar un montón de circunstancias conjuntamente, que además tú mismo las provoques y si además luego hay que informar a un juzgado y justificar todas y cada una de esas circunstancias que justificaron que forzar la puerta. Por facebook está el informe policial completo que enviaron al juzgado, con pelos y señales y donde se explica que los vecinos ya llevaban dos noches sin dormir, algunos con jaqueca, y seguramente planteándose votar al partido de los que madrugan. Siempre que se han cargado una democracia ha sido así, con leyes con pequeñas excepciones que luego se estiran y estiran hasta que la excepción es norma, hay que estar vigilantes, eso no hay duda.

    Comentario por trasgu — 28 marzo 2021 @ 2:27 | Responder

    • No estoy de acuerdo en que privarnos de derechos y darle mayor impunidad a la policía resulte en una mayor “seguridad”. La policía española es especialmente incompetente a la hora de resolver delitos. De hecho, muchas veces la víctima de un robo omite presentar denuncia ante la convicción de que no va a servir para nada. Son cobardes que vuelcan su malevolencia ante el ciudadano indefenso, para regodearse en la posición de superioridad que los coloca la ley (una obvia compensación psicológica), pero ante aquellos que son peligrosos, ya tienen buen cuidado en no molestarlos a no ser que no les quede más remedio (investigación o requerimiento judicial).

      la seguridad de los ciudadanos –> Mi seguridad está, en primer lugar, amenazada por la policía. Del resto de personas que podrían amenazarla, ya me defiendo yo. Nunca he tenido problema. Pero a los perros el Estado que yo estoy sufragando los dota de armas y, lo más peligroso, de inmunidad. La policía es un grupo que, como todos, se sirve a sí mismo. Cobrar puntualmente, como cualquier funcionario, su nómina, haciendo lo menos que pueden. Y usando de su cargo para satisfacer sus bajezas. Como cualquier otro funcionario, pero es que la capacidad de hacer daño de un policía es enorme.

      se suele usar ese miedo para meter tijera a derechos –> Exacto, para perder derechos en beneficio de las actuaciones policiales en sus labores de vigilancia y control social.

      No creo que defender que a los currantes no les roben el coche…–> Eso ya lo hace el transponder. Hoy un ladrón de coches no se fija en el coche de un currante, sino coches de alta gama que merece la pena pagarse el equipo necesario para saltarse el bloqueo de encendido. La policía no sirve absolutamente de nada para resolver esta clase de robos (ni ningún otro, como todo el que ha sido objeto de uno ha podido comprobar tras la denuncia).

      … la casa –> La casa del obrero la roba el banco, y ahí está puntualmente la policía para expulsar al propietario (en muchos casos, habiendo pagado gran parte de la deuda) y colaborar con la exacción.

      España es un Estado de naturaleza corrupta, y tener el mayor número de policías por habitante de Europa (con Italia, otros que tal) no ha servido para evitarlo, antes bien han participado de la corrupción endémica. Como siempre ha ocurrido, por otra parte, pues el policía sale del mismo medio social que el criminal, es un individuo violento e ignorante que alquila esa violencia al Estado. La policía sirve, como mucho, para prevenir el robo a pequeña escala. Pero de primera mano conozco el trabajo de la UDEF, y son “profesionales” con un nivel que sería intolerable en un niño de secundaria. La policía española no sirve para perseguir la delincuencia al por mayor, la que realmente socava el bienestar de la población y los cimientos del sistema.

      rechazo que todo el tema penal y la actividad policial causa en mucha izquierda –> Cada vez en menos, no te preocupes. La progresía detesta tanto la libertad como la carcundia. Por otra parte, no se me ocurre por qué así ha sido históricamente. ¿Acaso porque las manifestaciones de izquierda son reventadas sistemáticamente por la policía, que promueve la violencia para luego justificar su represión? Actuación violenta que no vemos cuando la derecha toma las calles. ¿Acaso será porque los cuerpos policiales están compuestos mayoritariamente de ultraderechistas, la ideología de quien le falta cultura y la capacidad de adquirirla? Fascistas que aprovechan las herramientas que el Estado les da para limpiar de rojos las calles. Yo estoy pagando un Estado, y no en poca medida, para ser considerado por sus perros un ciudadano de segunda, un objetivo al cual humillar y golpear sin consecuencias. Pero no sé, no se me ocurre por qué desde la izquierda no se comprende a los policías, al servicio de quién y qué están. ¿Crees que me chupo el dedo o eres tú el que anda haciéndose el tonto? ¿No hay memoria de los abusos, palizas, torturas, secuestros y asesinatos que ha cometido la policía española? ¿Hacemos como que todo eso no ha existido? ¿O mejor le buscamos justificación?

      es precisamente la derecha la que impone medidas que acaban causando más inseguridad –> Efectivamente: la Ley de Seguridad Ciudadana. Ahora mismo, es la mayor amenaza a mi seguridad. Cualquier palurdo con uniforme puede humillarme y agredirme impunemente, y yo ni siquiera tengo derecho a recabar las pruebas para defenderme de una acusación falsa. Como ya me ha ocurrido, así que ni se te ocurra decirme que esas cosas no pasan, porque si das poder e impunidad a individuos de baja condición moral, a la hez de la sociedad que, de no ser policías, estarían dando tumbos por el mercado laboral sin oficio ni beneficio, o dedicados a la delincuencia organizada (otro señor al que servir), es absolutamente natural que esa clase de elementos usen de su presunción de veracidad para hacer más daño. Por ser justos, lo haría casi todo el mundo. Sólo una persona con una conciencia recta sería capaz de resistirse a usar un poder que le han conferido para imponerse a los demás sin consecuencias, y de esas hay muy pocas. Pero en la policía, y más reventando movimientos de izquierda, la falsedad es generalizada. Recuerdo un caso que me chocó especialmente:

      “Nos metieron piedras en la mochila”


      Un teleco, los superempollones ante los cuales incluso los industriales como yo agachamos las orejas, con piedras en la mochila. Y quien se inventa esa tramoya no ha podido ni aprobar la selectividad, quien no es capaz ni de resolver una cuadrática.

      Centrándonos en el caso Corcuera, siento disentir contigo, pero era una buena medida –> Pues es tu criterio, que revela en qué posición pones la inviolabilidad del domicilio y, en general, los DDHH. La negociación del espacio entre el Estado y el ciudadano es un juego de suma cero, cuanto más poder le das al Estado, menos libertad le queda al ciudadano.

      había muchos pisos de venta y consumo de drogas que causaban mucha inseguridad y molestias –> Droga con la que traficaba también la policía ¿o eso no lo mencionas? Igual que los lupanares. La complicidad de la policía en uno u otro negocio era (y algo queda) escandalosa. En Euskadi, incluso como estrategia de lucha contra el independentismo.

      la ley Corcuera habría un pequeño resquicio para que la policía pudiera intervenir y solucionarlo rápido y devolver la tranquilidad –> ¿Solucionarlo rápido? Con la rapidez de las soluciones de un taxista. Estamos hablando de violentar un domicilio sin orden judicial. Una orden judicial se obtiene en cuestión de minutos, e incluso la ley ya permite prescindir de ella en caso de delito flagrante. Lo que te parece bien es otorgar a un policía, a un individuo sin conocimiento ni capacidad de razonamiento, las atribuciones de un juez. Que también será un miserable, pero al menos ha estudiado.
      En cuanto a la tranquilidad, tienes el mismo concepto de tranquilidad que Mayor Oreja. Pero es que tu tranquilidad es mi inquietud, tu seguridad es mi inseguridad. Tanta, que estoy pensando cambiarme de país a otro más avanzado, más garantista de mis derechos. Una de las principales razones de querer salir de esta inmundicia es la amenaza a mi seguridad que supone tener a 235.000 garrulos pululando pistola al cinto con mucho interés de enseñarle a los demás quién es aquí el que manda. Como cualquier otro matón, pero estos llevan pistola y la impunidad que les garantiza su capo.

      pensar que el pp la recurrió por ser unos defensores de las libertades, ridículo –> No, no es ridículo, pero tampoco es obvio. Sólo recientemente lo he comprendido. En el juego de derechas e izquierdas, ambas participan en las desposesión de derechos al ciudadano. Cuando lo hace la derecha, la izquierda protesta. Por eso es más efectiva la izquierda, porque desactiva la respuesta de las bases. La derecha protesta, pero a su base social le da igual, es puro teatrillo y todos así lo entendemos.

      sobre 10.000 presos comunes, de los que causan inseguridad en el metro, en las calles –> Insisto, a mí la inseguridad en el metro la causan los neonazis que Metro de Madriz contrata como seguridad privada. Tener una población carcelaria extensa no implica mayor seguridad, como podemos ver en USA. Compáralo con el sistema penitenciario neerlandés, sueco o, mismamente, luso. La mayor parte de las condenas a prisión son por delitos contra la salud pública, esto es, gente que se saca un dinerito con el trapicheo de drogas. En la cárcel deberían estar aquellos que disfrutan ejerciendo la violencia, causando daño a quien nada les ha hecho, a quien usan de la violencia como arma política (terrorismo). En la cárcel debería haber mucho, mucho policía.

      cuestionar si sería prudente –> ¿Es prudente armar a un colectivo de fascistas? ¿El Estado debe servir de agencia de colocación a los jóvenes derechistas con déficit de formación, sin oficio ni beneficio?

      se quitan herramientas a la policía –> Bueno, yo lo que veo es que “la izquierda” os ha dado más “herramientas” para hacer vuestro “trabajo”. El táser y la porra extensible. Porque hablemos llanamente: tú también eres del gremio ¿a que sí? Tu incapacidad para hilvanar un discurso bien estructurado te delata. No pasa nada, o no pasaría nada de tener un trabajo productivo. Cada uno tenemos nuestras capacidades, y no quisiera yo avergonzar a nadie por lo que la naturaleza le ha dado. La cuestión es que la ley pone a alguien como tú por encima de alguien como yo. Y ¿sabes qué? Yo no quisiera estar sobre ti (por eso soy más), pero desde luego no por debajo. Yo no quiero darte órdenes, quiero que tú y todos los que me rodean sean libres. Pero desde luego no quiero que tú puedas dármelas, y obligarme con toda la violencia que es capaz de desarrollar un Estado a cumplirlas. ¿Lo entiendes? Yo creo que sí, que lo entiendes. ¿A que sí?
      En la calle puedes mucho, con tu pistola y el Estado detrás. Pero aquí, sin pistolas de por medio, sólo razonando, argumentando… eres débil e indefenso como un niño en pañales.

      Se quita seguridad a los trabajadores –> La seguridad a los trabajadores se quitó con sendas reformas laborales, la primera de “la izquierda” y la segunda de la derecha (ahora sí, sin comillas).

      El miedo es un poderoso motor del voto. –> Yo tengo miedo a la policía española, y por eso voto con mis pies. Salgo de España en cuanto puedo, y estoy buscando activamente la forma de salir para no volver. Y ya que tocamos el tema, por mi forma de viajar, en camper. La presión policial en España es demencial. No puedes irte a dormir en España sin esperar que en algún momento te vengan a molestar los perros. De estar un mes en un país extranjero, sin ningún contacto con la policía, a entrar en ¿mi? país y ya empiece la retahíla de identificaciones, registros… España es un Estado policial, y a ti te parece bien en aras de la “seguridad”. Es una forma de valorarlo, hay quien estaba muy contento durante la dictadura de tener una policía con las manos libres para machacar a los robaperas. Otros valoramos más la libertad y el Estado de derecho. Somos una escueta minoría, no temas, tu nómina no peligra.

      “herramientas” policiales que son muy efectivas para solucionar problemas a la gente “normal” –> No te imaginas el desprecio que me produces al escribir semejantes afirmaciones. Yo no soy “normal”, y por no parecer “normal” a los ojos de la policía, por mi indumentaria, pero mi estilo de vida, he coleccionado un rosario de abusos, humillaciones, por parte de chusma, de subhumanos que quedaron descolgados en el curso académico a las primeras de cambio. Tu concepto de la función policial, y la forma en que lo expresas es terrorífico. Has interiorizado el modelo de policía de una dictadura. Estás pidiendo constantemente retirar los parcos contrapesos que hay a la actuación policial; que el poder de la policía esté aún menos tasado, más desbalanceado. Es decir, lo contrario al papel de las fuerzas policiales en un Estado de derecho.

      Ahora bien, deseo agradecerte tu honestidad. Como ves he publicado tu comentario y no tengo problemas en responderlo y tomarlo en consideración.

      La inviolabilildad de domicilio no corre peligro si para que puedan entrar se tienen que dar un montón de circunstancias conjuntamente –> ¿Has visto el vídeo? Y desde este espacio he sido yo el primero en alertar del peligro de transmisión del virus en interiores. Pero ¿hay proporcionalidad entre el riesgo y la violencia desarrollada? En un país que ha sido incapaz de legislar medidas con base científica para prevenir la transmisión del virus por aerosoles, establecer una tasa de renovación mínima del aire en función de la ocupación en centros de trabajo y comercios. Asegurar el suministro de mascarillas FFP2/N95/KN95, convertirlas en obligatorias y retirar de circulación las fraudulentas. ¿Derribar una puerta porque unos jóvenes se reúnen en un piso? Es más que estúpido, es grotescamente irracional. Una actuación propia de una torpe dictadura que, ante la incapacidad técnica, resuelve los problemas con violencia policial como receta para todos los males.

      se explica que los vecinos ya llevaban dos noches sin dormir, algunos con jaqueca –> Dos palabras: Orden Judicial. Si tan buenas te parecen las razones, se las explicas a un juez y que decida. Y si no, te coges los libros, estudias, apruebas unas oposiciones de juez, y ya tendrás capacidad para sopesar una situación compleja en la que incurran derechos cuya salvaguarda los ponga en conflicto. Aunque te parezca un estorbo, es el procedimiento que sigue la policía en el mundo civilizado. Hablo de policía profesional, no de malotes reclutados para asustar a la gente y campar a sus anchas paseando con el coche que os pagamos los trabajadores.

      Así que, como comentario final: viaja, mira cómo se conduce la policía en otros países con una tradición democrática sólida y luego procura aplicarlo en tu día a día en el cuerpo al que pertenezcas. Se puede ser policía y honrado. Podría ser una ocupación honesta. Pero no se da el caso en España.

      No somos iguales. La ley no nos pone al mismo nivel, así que no quiero yo concederte aquí esa largueza. En todo caso, gracias por participar y, lo cortés no quita lo valiente, un saludo.

      Comentario por Nadir — 28 marzo 2021 @ 10:12 | Responder

      • No defiendo a la policía, ese es otro tema y son otros problemas . Me siento incapaz de hacer una respuesta tan larga a todo lo que planteas, en algunos puntos estamos de acuerdo, en otros lo vemos distinto.

        Las policías de otros países tienen más capacidad de limitación de derechos que en este, no conozco en detalle muchas, pero si pinceladas en algunos temas, si no tienes problemas con ellos lógicamente no vas a verlo. Publicaban hace unos días que en alemania y francia la policía puede echar okupas -de moda- en 24 y 48 horas, algo que veo más absurdo porque eso ya da plazo a que intervenga el juez.
        Otra cuestión es que no hay que confundir la mala praxis de la policía con las leyes que les amparan e incluso les obligan, mencionas que nada mas entrar en España empiezan las identificaciones, pues mira, en eso tienes razón, en España la ley es un poco ambigua y no exige taxativamente un motivo para que se realicen identificaciones y eso lleva a identificaciones indiscriminadas e incluso también comentan que exigencias de realizar un número determinado al día.

        No es cierto que esas entradas en domicilio – corcuera o la actual- no tienen control judicial, es obligatorio, solo que es posterior, lo que no evitará posibles condenas si no cumplían los requisitos, el control judicial está plenamente garantizado. Que se pida al juez, la orden previamente demoraría la entrada en ese domicilio hasta un par de días, eso es la realidad, se lo tienen que pedir motivadamente y él tiene que concederla motivadamente, mínimo son horas, y el juez de guardia no va a ir corriendo al juzgado cada vez que haya una fiesta. ¿ La urgencia de esa intervención ? …. pues esa es la cuestión, y en mi opinión lo único a valorar, si es urgente no puede ser que la policía se vaya y deje que continúe ese problema.

        En cuanto a la proporcionalidad y la violencia, hay que tener en cuenta que desde que se informa a los que están dentro de que tienen que identificarse, solo eso identificarse, no dejar entrar ni salir ellos de la vivienda, y que finalmente derriban la puerta , pasa una o dos horas, por el medio reiterados avisos de que tienen que identificarse y de que entrarán por la fuerza y les detendrán por no cumplir con la obligación de identificarse, también intentan abrir la puerta forzando la cerradura de forma menos violenta. Creo que no es serio quedarse solo con la imagen y pensar que llegaron y tiraron la puerta, eso es lo que dan los medios interesados en que se rechaze. Leer el informe policial, que por cierto no debería estar colgado en la red, es bastante esclarecedor, no solo de lo que ocurrió, sino también de las motivaciones y justificaciones, que puede ser que de todas formas no sean válidas. Por otro lado tampoco es baladí que no era un domicilio habitual, era una vivienda vacacional alquilada ese mismo día.

        Todos los que hemos ido a manifestaciones de izquierda sabemos que no hay el mismo proceder con las de derechas que con las de izquierdas. Y hay abusos sin duda y mucho más probables si te vinculan a esos movimientos. Pero también hay ciertos sectores de izquierda que han sido muy beligerantes con la policía, es una rueda, probablemente alimentada también desde la derecha e iniciada por algo tan evidente como que la policía al día siguiente de aprobar la constitución era tan franquista como el día antes. La policía abusa y maltrata a manifestantes de izquierda y algún grupo minoritario se acaba enfrentando a la policía en manifestaciones, esto hace que la policía continúe maltratando a ese perfil de ciudadano por el que se siente cuestionada sino agredida y así se retroalimenta, por si falla también se sabe que en ocasiones se alienta con elementos de extrema derecha que se hacen pasar por manifestantes. Policías lo dudo mucho, de paisano localizando a los que están tirando piedras y demás si, pero hasta donde me comentan no van más allá, lo primero son sus nóminas y peligrarían. Ese enfrentamiento echando la culpa a los policías de cuestiones que en realidad dependen de los políticos o de las castas socioeconómicas resulta también muy ventajoso.

        En derecho penal o actuación policial, hay siempre una balanza, en un lado están los derechos y en otro la seguridad, es casi imposible que uno no afecte al otro.

        Sobre el término “normal”, creo que me has entendido mejor a que me refería que lo que das a entender con tú respuesta, perdóname también por mi franqueza. También usé el término trabajadores. Podemos sustituir todos ellos por ” personas que no viven en urbanizaciones privadas con seguridad también privada ” .

        Que en la carcel deberían estar todos los ladrones de verdad y no solo los robagallinas es evidente ( estos igual ni eso ) y estamos de acuerdo. Pero lo que planteaba es que desde la derecha se vende que se protege al ciudadano y es algo totalmente falso, han hecho siempre justamente lo contario y evitan que la delincuencia común ,la que causa más alarma social entre la inmensa mayoría de votantes se solucione, no solo no poniendo medidas de tipo social, sino poniendo trabas a la actuación de los policías o medidas que agilicen esa solución. Y para ello se valen entre otras cosas de un rechazo visceral que tiene la izquierda, en muchos casos con motivo, supongo que el tuyo tambien por lo que cuentas, a todo lo que sea policía o similar . Sobre sus delincuentes, lógicamente no hay nada que contar, hay lo que hay, no van a tirar piedras a su tejado.

        Efectivamente no estoy acostumbrado a realizar este tipo de escritos y como dije no tengo de lejos la buena pluma de los que concurren por aquí y pulirlo me llevaría un tiempo que no tengo, pero creo que la calidad de la exposición ni quita ni pone a los argumentos expuestos y sobre todo plantear al menos otro enfoque. En algunas de tus respuestas, creo que hay muchos prejuicios y que en este tema no lo has mirado desde diversos ángulos y diseccionado, como realizas exahustivamente .

        No soy del gremio, como dices, pero si que tengo contacto con ellos, se charla, te informas y miras las cosas sin prejuicios desde su punto de vista y se van sacando conclusiones, quizás erróneas . Por si te sirve de consuelo, entre los chavales que llegan nuevos hay muchísimos con estudios superiores, ahora mismo ven ese trabajo como una salida con más futuro que sus estudios.

        Por un momento temí que no lo publicarías, creeme que me habrías causado una gran desilusión. Me alegra que lo publiques, las pullitas ya las daba por descontado, pero me resisto a no plantearte otra forma de ver estos temas, hay que ir más allá del hecho cierto de que hay policías fascistas y chulitos .

        Saludos

        Comentario por trasgu — 28 marzo 2021 @ 12:47 | Responder

        • Um. Yo tampoco soy del gremio, y no tengo mucho contacto con ellos. Todos somos hijos de una época, y los de la mía tuvimos experiencias directas que nos llevaron a una conclusión que resumes muy bien: “algo tan evidente como que la policía al día siguiente de aprobar la constitución era tan franquista como el día antes”. Por otra parte, han pasado cuarenta años: “entre los chavales que llegan nuevos hay muchísimos con estudios superiores, ahora mismo ven ese trabajo como una salida con más futuro que sus estudios”. No sé si has leído unas novelas de Lorenzo Silva, protagonizadas por dos guardias civiles ficticios que tal vez eran atípicos hace veinte años, pero ahora ya no. Eso que dices sobre la gente con estudios lo explica perfectamente… c*ñ*, no lo puedo decir, porque sería un “spoiler”. Si has leído “El mal de Corcira”, podríamos comentarlo en un hilo nuevo de esta bitácora.

          Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 2 abril 2021 @ 22:10 | Responder

          • Yo sí que me leí dicha novela. y un par más, a recomendación suya. bastante bien escritas, la verdad.

            Yo ahora convivo con una joven que se está sacando las oposiciones a policía Nacional, normal, estudiosa, y con el objetivo claro de querer tener una nómina digna, y no ver otra salida razonable. Y como ella habrán muchos otros de mi generación, que ven en ser funcionarios una de las pocas opciones de poder llevar una vida similar a la de sus padres y no en una precariedad continua. Viendo como van las cosas, este porcentaje aumentará, más que reducirse.

            Eso no quita que dentro siga habiendo gente de otras épocas, y que los más antiguos influyan a los de debajo, casi siempre, para peor. Y que yo la inmensa mayoría de interacciones que veo con la policía, ni son muy agradables, ni muy razonables ni justificadas. Ahora a los locales de mi ciudad les gusta pasear por los parques con los coches. “Dispersando” grupos de jóvenes y parando a morenos a pedir la documentación. Será que esto de que haya toque de queda y medidas contra la reunión les hace bastante fácil el trabajo, o al menos, les da motivos de sobra para ir a mantener el orden, o como lo quieran llamar.

            Comentario por Don Juan — 2 abril 2021 @ 23:28 | Responder

            • Um. Una de las conclusiones que uno saca bastante pronto cuando empieza a estudiar las novelas de Bevilacqua y Chamorro es que las diferencias de, digamos, filosofía organizativa entre la Guardia Civil y la Policía Nacional van mucho más allá de lo que uno podría deducir, por ejemplo, de que los uniformes no sean del mismo color. En el primer capítulo de “El mal de Corcira” hay un planteamiento del problema que me parece útil, aunque esté enmarcado en una obra de ficción. Si le parece bien, haré una entrada partiendo de una cita literal del comentario de usted, y esbozaré los dilemas -que no serán dicotomías- que me sugieren lo que nos dice.

              Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 6 abril 2021 @ 12:18 | Responder

              • Claro que me parece bien.

                Lo que dudo es cuanto endulza el autor a el cuerpo de la guardia civil al escribir su obra, y lo que me deja reticente, con la duda de si la versión que se describe es más propagandística de lo que debería, de cualquier manera, ya nos podremos explayar más en esa entrada.

                Te mandé un correo, Grijalvo, pero igual era a una dirección que ya no se atiende, la encontré por internet. Le pediré a Nadir una actualizada.

                Comentario por Don Juan — 6 abril 2021 @ 15:44 | Responder

            • En cuanto tenga poder, tu novia abusará de él. Es la condición humana. Lo harías tú, lo haría yo. Seguramente lo hacemos en otros ámbitos y ni nos damos cuenta. Por eso todo poder debe estar tasado, equilibrado. Si tú me pegas una hostia yo te la devuelvo. Todo poder impune conduce inexorablemente al abuso.

              Comentario por Nadir — 7 abril 2021 @ 23:54 | Responder

        • “Que se pida al juez, la orden previamente demoraría la entrada en ese domicilio hasta un par de días”–> No lo creo, el juez de guardia puede darte respuesta en media hora.

          El problema de verdad es que si esos policías van al juez a pedirle una orden para irrumpir en el domicilio, el juez se la hubiera negado. La fiesta “ilegal” solo es constitutiva de una infracción administrativa, y eso no justifica la violación del domiciliio.

          Así que buscaron un suberfugio, y la descerebrada que había dentro se lo sirvio en bandeja: la “desobediencia contumaz” a la orden de identificarse, que sí es un delito calificado como grave.

          Todo esto me plantea serias dudas:
          – ¿puede la policía presentarse en un domicilio, por la causa que sea, a las tres de la mañana, y pedir a los ocupantes que se levanten de la cama y se identifiquen? ¿En qué casos pueden hacerlo? ¿Como se justifican esos casos?
          – ¿Si el policía dice que ha oido a alguien en el interior de mi casa y que quiere que se identifique, tengo que dejarle pasar para que vea que no hay nadie? ¿puedo negarme? ¿puede él alegar desobediencia del que “está al fondo” para violar el domicilio?
          – ¿puede la policía ordenarte hacer cualquier cosa, por ejemplo hacer el pino, y si te niegas detenerte por desobediencia? ¿qué te pueden ordenar de forma legítima y qué no? ¿quien decide si lo que te ordenan es legítimo o no? ¿si desobedeces una orden ilegítima, cometes un delito de desobediencia? si te detienen por esto último ¿comete el policía un delito de detención ilegal?

          En fin, que me gustaría que alguien con algo de conocimiento jurídico pudiera responderme a esto.

          Comentario por santi — 6 abril 2021 @ 14:20 | Responder

  3. Para hacerse una idea del país en que vivimos basta con echar un ojo a las ratios policía/habitante, enfermero/habitante, juez/habitante… y ver en cuál estamos a la cabeza y en cuales a la cola. Y luego ver qué países nos acompañan en unas y otras.
    También se puede comparar lo que gana un tarugo (ahora creo que al menos se les exige haber conseguido acabar la ESO) con placa con lo que gana un funcionario con diplomatura/grado.
    Tiene gracia (mis cojones) que siendo uno de los países más seguros del mundo, sigamos aumentando el número de policías año tras año (tiene de bueno que un porcentaje significativo probablemente acabarían siendo delincuentes comunes, así que algo contribuyen a las buenas cifras de criminalidad).
    Sobre su eficacia y lo seguros que estamos los ciudadanos rasos… mejor que no tengáis la necesidad de llamar al 062 por algo de verdad grave (o que os pille con capacidad de autodefensa). Ya si sois el capo de El Tajó Irlandés, o del Banco Estraperlario y la llamada se hace por conducto jerifalte, la cosa cambia y entonces aparecen policías hasta debajo de las piedras. O vais a denunciar un robo al cuartel y os tiráis 2 horas de reloj para que el inepto que la recibe termine con su absurda burocracia y sea capaz de teclear los dos párrafos en que consiste la narración de los hechos (y luego, de propina, otras dos horitas en los maderos, que lo de la sustracción del DNI (matrícula, como a los presos) lo gestionan (es un decir) ellos.
    Si quitamos los de problemas mentales (que son una fracción no desdeñable), el 90% de los presos españoles son pobres parias por delitos contra la propiedad cometidos para sufragarse la adicción a las drogas, gran negocio que lo es con la inestimable colaboración de la acción policial fingiendo una lucha encarnizada contra el narcotráfico que lo único que ha conseguido en décadas es aumentar el precio de las drogas y hacer de tonto útil en las pugnas entre bandas de narcos.
    Sobre los jueces, un buen ejemplo lo tenéis en Garzón: toda la vida haciendo instrucciones de mierda, pisoteando los derechos de los detenidos e imputados (claro, como eran “los otros”, barra libre) y lo fulminaron al minuto cuando (mira que lo hizo cientos de veces) pinchó un teléfono del abogado de quien no debía.
    Yo soy anarquista y, aún reconociendo que hay diferencias -incluso notables- entre países, creo que el origen del mal es el Estado, cuya esencia es la represión y confiscación de sus súbditos y sus bienes. Así que no esperéis encontrar el paraíso bajo el paraguas de ninguna organización mafiosa de gran escala, que en todas partes cuecen habas (el control policial -facilitado ahora por la tecnología- es aún mayor en muchas partes y el nivel confiscatorio de bienes con los que mantener a funcionarios ineptos y negocietes basados en la restricción de la competencia -como la droga, el suelo, la vivienda…-está extendido por todo el universo mundo.
    Para que no parezca que tengo animadversión a la policía (la tengo, pero como concepto, no es nada personal si no me tocan los cojones) diré que me sale el mismo sarpullido cuando oigo lo de que tenemos “la mejor sanidad del mundo” (cosa que también solo puede decir alguien que no haya pisado nunca un hospital o una lista de espera, o alguien que pueda acceder por la puerta de atrás sin hacer cola). Yo creo que la función pública es un nido de corrupciones por su propia naturaleza y solo implementando controles que la hacen absurdamente cara e ineficaz se puede limitar la proliferación de los cacicatos.

    Comentario por Anarquista — 28 marzo 2021 @ 16:35 | Responder

    • También es curioso. Podría suscribir todas y cada una de tus afirmaciones. Pero cuando llegas a uno de los principios del anarquismo, se me atasca: “el origen del mal es el Estado”. No estoy de acuerdo, o no acabo de estarlo. A ver, el Estado no es más que una herramienta de la que nos dotamos (mentira, nos dotan, ningún Estado ha nacido de la voluntad explícita ciudada de dotarse de un esquema administrativo, jurídico y político concreto). Lo que pasa es que el Estado es una herramienta con un poder inmenso, que frecuentemente destroza bajo su peso al individuo. Pero no necesariamente tiene por qué ser así, y si echamos un vistazo a la historia, vemos que esa herramienta ha mejorado mucho desde los tiempos en que los teóricos anarquistas acuñaron esa sentencia. Los Estados del s.XIX no son la picadora de carne de los Estados de mediados del s.XIX, donde por ejemplo una persona desaparecía engullida en su sistema penitenciario como si nunca hubiera existido. Y yo puedo ser la hostia de crítico, y de hecho lo soy, pero es necesario reconocer que ha habido un avance.

      El Estado es el mal encarnado? Pues no. Por ejemplo, es también el Estado el que puede mandar un inspector de trabajo a un invernadero, para garantizar que se cumple la legislación laboral. Entre otro millón de ejemplos en los que un Estado es una herramienta útil al servicio del pueblo. La clave es quién controla el Estado. ¿El pueblo? ¿O una oligarquía electiva en nombre del pueblo? El ejemplo más sencillo es pensar en las armas. Al servicio de quién están por ejemplo los Leopard del ejército español? Si la respuesta inequívoca fuera: “al servicio del pueblo”, no tengo ningún problema con seguir dotándonos de carros de combate (si fueran necesarios, que no es el caso). El problema es que tú y yo sabemos que están al servicio de las oligarquías, españolas y, aún antes, foráneas, precisamente para servir de coacción al pueblo. Pon el Estado al servicio del pueblo, bajo el control directo del pueblo (no de una oligarquía, parlamentaria o soviética, del pueblo), y tienes en el Estado la mejor herramienta para servir al pueblo. Entrega su gobierno a una minoría, por mucho que sean los más revolucionarios de la clase, y tendrás una herramienta de opresión.

      Comentario por Nadir — 31 marzo 2021 @ 0:10 | Responder

      • Tengo ya demasiados años y demasiadas lecturas encima para albergar esperanza alguna de que cualquier organización de un cierto tamaño y poder no acabe colonizada sistemáticamente por una oligarquía que suele representar al lado más sicópata e hijoputa de la sociedad de la que nace.
        Y tampoco me entusiasma que haya una organización con tanto poder, la gobierne quien la gobierne. Por mis años, también tengo ya demasiadas experiencias (no graves, claro, estamos en el mundo civilizado) de que el gobierno “del pueblo” puede pisotear (lo hace a menudo) a los individuos que no se pliegan a los caprichos de la mayoría.
        En el caso de la una, grande y libre en concreto, el Estado lleva siglos (no le vamos a echar la culpa del invento solo a Franco) sirviendo a la reproducción de unas elites semianalfabetas, sin ninguna visión más allá de su estómago y que cada vez requieren de más “funcionarios” (se llaman así porque “agentes de la mafia” queda feo) dedicados a hacer la vida imposible a quien paga sus sueldos con cerca de la mitad de su salario, que se dice pronto.
        El “Estado al servicio del pueblo” se parece a una comunidad de vecinos, donde no es raro que la mayoría amargue la vida a algún vecino disidente. La única ventaja con respecto al Estado es que es más fácil largarse.
        Esa visión de “el Pueblo” como un ente benéfico es muy optimista. Se parece mucho a la de “los pueblos oprimidos” o “las minorías asoballadas”. Estar oprimido o asoballado no te hace de mejor condición que no estarlo.
        El Estado a lo que más se parece es a la mafia, solo que organizada de modo más pintón (te saquean tu dinero o tus propiedades a cambio de la protección que te brinda esa bonita policía que te tira la puerta abajo en cualquier momento y de unos supuestos servicios que suelen ser de mala calidad y normalmente lo que ocultan son transferencias de renta de las clases bajas hacia las altas que tienen acceso o contacto con el poder).
        Mi relación con el Estado es que me desposee coercitivamente de la mitad de mis ingresos (IRPF, IVA…) y a cambio me suministra unos servicios muy malos (la sanidad está bien si no tienes nada grave de lo que sobrevivir dependa de pruebas en un plazo razonable). La educación es un dispendio (la infantil y la primaria comen recursos ingentes para proporcionar -si hay suerte- unos conocimientos que hoy día están al alcance de toda la población a un precio mucho más bajo). Qué decir de lo que gastamos en policía y ejército, cuya única misión es asegurar el statu quo (como el sistema electoral, diseñado para hacer casi imposible la elección de ningún candidato de fuera de la oligarquía (el Coletas y su circo es un buen ejemplo, todos funcionarios de una institución igual o más rancia y corrupta que la de maderos y pikoletos).
        También tengo ejemplos muy próximos de supuesta “democracia directa o asamblearia”, que acaban rápidamente dirigidos por una oligarquía igual que el Estado, solo que, además, con tintes de secta.
        Soy anarquista por pura defensa personal (cada vez más, que ahora hay que añadir a las fuerzas represoras tradicionales los “ministerios de igualdad” y similares, destinados a mantener a mi costa a una tropa de “activistas” sin oficio conocido cuya misión es legislar para que un varón heterosexual y en edad provecta como yo las tenga que pasar cada vez más putas para cualquier cosa que pretenda, en beneficio de ese creciente grupo de “minorías en vías de empoderamiento”.
        El Estado evoluciona, no lo niego, pero arrastrado por la civilización y, sobre todo, por el progreso económico, y porque cada vez refina más sus métodos de control y aplastamiento del individuo (que las oligarquías sean sicópatas no quiere decir que sean imbéciles). Pero me temo que veremos algún retroceso, porque, igual que parte del “Estado del bienestar”, cuando la economía se estanca o retrocede, vemos como pronto vuelven a aparecer los perros sin disfraz de oveja.

        Comentario por Anarquista — 31 marzo 2021 @ 14:37 | Responder

        • No te voy a decir que los servicios que da el estado españistano sean la leche, pero si crees q con loq te quitan de impuestos te podrias pagar colegios, sanidad, peajes de carreteras y otro sin fin de servicios q se dan. Q todo es mejorable y mas en españistan, lo q no se es cual es la alternativa que propones al estado.

          Comentario por Emilio Fernandez — 31 marzo 2021 @ 23:26 | Responder

        • Emilio tiene la inquietante costumbre de vibrar en mi misma sintonía. Como él, yo también tengo curiosidad por saber qué alternativa propones a la gestión pública de servicios como la sanidad, educación o infraestructuras de transporte. Pero no quiero que pienses que es una especie de trampa, te lo digo con curiosidad sincera, porque hasta ahora lo que has dicho, lo has dicho con sentido. Pero claro, yo también he leído un poco y sé lo cerca que puede estar cierto anarquismo de lo que en inglés conocen como “libertarian” o ultraliberalismo.

          Como considero que lo mereces, vamos a comentar alguna cosa más:
          cualquier organización de un cierto tamaño y poder no acabe colonizada sistemáticamente por una oligarquía –> Muy cierto. Por eso hay que darle el máximo poder a las bases. Y, tratándose del Estado, a la ciudadanía. Por supuesto, no se me escapa que esto puede conducir a la incoherencia. Por ejemplo, imaginemos un programa político confeccionado a partir de los votos de las bases. Puede salir un engendro como el de los gillets jaunes, con puntos contradictorios. Es un tema muy complicado: si delegas, pierdes soberanía y creas una oligarquía que maniobra para poner la organización a su propio servicio. Si no delegas, el gobierno puede resultar deficiente. No tengo una respuesta mágica. Sencillamente habrá que ir transfiriendo poder a las bases, que tienen la obligación de formarse, y los delegados deberán poner siempre su cuello a disposición del soberano.
          Hablamos de organización, pero en el gobierno del Estado el razonamiento es el mismo.

          tampoco me entusiasma que haya una organización con tanto poder –> El Estado, creo que te refieres. La cuestión es limitar el poder del Estado al gobierno de la Res Publica, pero imponiendo unos estrictos límites en la vida privada del individuo, en la cual el Estado no tiene legitimidad para invadirla (un claro ejemplo, el consumo de drogas). E incluso en el ámbito público, delimitar claramente su campo de actuación.

          donde no es raro que la mayoría amargue la vida a algún vecino disidente –> Si tal cosa es posible, que lo es, es porque el Estado tiene demasiadas atribuciones, ilegítimas. Por desarrollar un poco: se suele resumir la cuestión entre “más Estado” y “menos Estado”. En mi modelo político, habría más Estado en el ámbito económico, como jugador activo y no sólo como árbitro y ocasional pagafantas (aka colaboraciones público-privadas). Y, al mismo tiempo, mucho menos Estado en el ámbito social. Empezamos por adelgazar el CP, sacando de él los delitos de expresión y opinión.

          “el Pueblo” como un ente benéfico es muy optimista –> Un error muy propio, por cierto, de la izquierda revolucionaria, tanto comunista como anarquista. Que se suele sumar a otro de sus grandes errores: la posibilidad de la creación de un “hombre nuevo”, liberado de la codicia y entregado al bienestar del grupo. Los cojones.

          “las minorías asoballadas” –> Anda, se ti tamén es de máis acá do telón de grelos!

          Estar oprimido o asoballado no te hace de mejor condición que no estarlo –> Eres sucio. Piensas por ti mismo, en vez de soltarnos el prontuario de tal o cual doctrina. Me gustas.

          El Estado a lo que más se parece es a la mafia –> En realidad es al revés, los grupos armados (mafia, cárteles de la droga, grupos salafistas…) son un protoestado allí donde el Estado no llega o es ineficiente. Pero vamos, se comprende la analogía.

          a cambio de la protección que te brinda esa bonita policía –> Ajam. Pero es que esa bonita policía también extorsiona al mismo Estado. Son, junto con el ejército, un poder que sirve a sus propios intereses, y al Estado no le queda más que atenderlos.

          transferencias de renta de las clases bajas hacia las altas que tienen acceso o contacto con el poder –> Cada vez estoy más de acuerdo con esa afirmación. Buena parte de los impuestos supone robar a los trabajadores para dárselo a los constructores en obras cada vez más estúpidas. Pero eso no invalida la necesidad de impuestos, sino de controlar su uso. Por otra parte, en mi modelo de economía socialista, se podrían eliminar parte o la totalidad de los impuestos al obtener el Estado los recursos que precisa de su actividad económica. Por ejemplo: nacionalizar las torres de telefonía, las redes de transporte de gas y electricidad… en suma, todos los monopolios naturales.

          a cambio me suministra unos servicios muy malos –> El problema es la deficiente gestión. No hay incentivo (palo y zanahoria) para mejorarla. Si un funcionario ve algo incorrecto, mira para otro lado porque ni podría corregirlo, e intentarlo sólo le traería problemas. Así que lo ignora e ingresa su nómina a fin de mes. Los puestos de “responsabilidad” lo son sólo para cobrar, pero cuanto más cobran menos responsabilidades están dispuestos a asumir. Con esto te quiero decir, sí, en parte tienes razón pero no es algo que necesariamente sea intrínseco a los servicios públicos. Eso sí, para mejorar la eficiencia de esos servicios hay que empezar a cortar cabezas. Haciéndote amiguito de todos no resuelves las ineficiencias.

          el Coletas y su circo es un buen ejemplo –> No, no lo es. El coletas no pertenecía a la casta, en sus mismas palabras. Ha sido cooptado por ella, pero eso es otra historia (podría haberse resistido).

          ejemplos muy próximos de supuesta “democracia directa o asamblearia”, que acaban rápidamente dirigidos por una oligarquía igual que el Estado, solo que, además, con tintes de secta –> Eres sucio. Me encanta. Y yo aún te diré más: cuantos más altos los ideales, con tanta mayor vehemencia pisotean la libertad en pos de ese bien superior. Cave domini canem, fachas o progres, galgos o podencos.

          cada vez refina más sus métodos de control –> Empezando por el control de las conciencias y voluntades, que es el dominio más perfecto. Y, además, está el control de las actividades subversivas del sujeto, si es que el anterior falla. Una mezcla de 1984 y Matrix.

          cuando la economía se estanca o retrocede –> Incluso en épocas de expansión se han erosionado las libertades ciudadanas. Acaso esperando que, llegada la próxima recesión, la capacidad de la sociedad de reaccionar y revolverse estuviera anulada.

          Para acabar, una sugerencia: no me parece elegante firmar como “anarquista”, ya que supone arrogarte la representación de una línea ideológica. Otros aquí podrían considerarse anarquistas y no compartir parte de tu discurso. Es preferible, siempre como cuestión de etiqueta, presentarse con pseudónimos personales y no colectivos. Por ejemplo, Emilio es asturiano, pero si firmase como tal, otro nacido en Asturias podría considerar que lo está usurpando para verter unas opiniones que no son del colectivo, sino personales.

          Por otra parte, como verás aquí nos reunimos un grupo de gente con ideas complejas, que no son fácilmente asimilables en las categorías convencionales. Quiere esto decir que, para bien o para mal, no le pedimos permiso a nadie para poner a funcionar nuestra cabeza. Estoy muy cansado de gente, y no parece ser tu caso, que primero escogen adscripción política (como el equipo de fútbol, por el entorno, o quizá por el color de la camiseta), y luego alinean sus ideas con las de su dogma, como las virutas de hierro siguiendo el campo potencial de un imán. Lo detesto, porque es poner el carro delante de los bueyes. Una inteligencia honesta debe hacer al revés: leer, estudiar, pensar y, una vez llegado a una conclusión, se podrá ver por curiosidad qué nombre le da el diccionario a eso que has concluido. Y. acto seguido, someterlo a cuestión.

          Me has hecho pasar un buen rato. Te lo agradezco. Últimamente estoy harto de escuchar a curitas soltando el catecismo que le enseñaron en el seminario.

          Salud y libertad.

          Comentario por Nadir — 2 abril 2021 @ 1:55 | Responder

          • Pues me cambio el nombre sin problema (y de paso hago homenaje a Vázquez). Nada más lejos de mi intención que representar a ningún grupo. Me represento a mí mismo, y gracias. Ni si quiera voy por la vida diciendo que soy anarquista (coincido con algunos postulados importantes de esos movimientos, nada más).
            Os contesto sobre la alternativa al Estado: no lo tengo nada claro. Supongo que… mafias privadas. Pero al menos sabemos que son mafias (algo malo) y que hay que defenderse en lo posible de ellas. No vienen disfrazadas de ente benéfico y si eres listo puedes intentar formar tu propia mafia (lo de hacer un Estado propio parece algo más difícil por no sé qué gracia de dios). Aunque os habréis percatado de que donde hay más mafias y más fuertes son es en los ámbitos en los que el Estado aparenta querer poner orden y evitar que el mercado funcione a su aire (drogas, suelo, registros de la propiedad…).
            Pero sí observo que la mayoría de los bienes se obtienen a precio razonable en una sociedad medianamente avanzada económicamente (cuando los decrecentistas o los ecologistas gobiernen volveremos a que comer carne habitualmente, viajar o tener calefacción sea cosa de la gente de bien, como antaño).
            La intervención del Estado, supuestamente para garantizar el acceso general a bienes o servicios, tiende a fracasar bastante (ya os dais cuenta de que la gestión es deficiente y de que faltan mecanismos de asignación de recursos y de castigo de los errores).
            Por ejemplo: en cualquier país desarrollado (me da igual lo supercapitalista que sea) nadie se muere de hambre ni tiene que andar desnudo (cosas no tan lejanas en el tiempo por ejemplo en España). Dos bienes (comida y vestido) que están desregulados casi por completo (sobre todo el vestido). En cambio, ni de lejos todo el mundo tiene acceso a una vivienda digna. Y el suelo y la vivienda, por ejemplo en España, están fortísimamente intervenidos por el Estado (que solo se use la expropiación para hacer macrourbanizaciones o campos de golf ya nos da una idea de a quien sirven los instrumentos de coerción pública).
            La sanidad pública española es un desastre. Solo tiene de bueno (vale, no es poco) su universalidad. Pero la gestión del servicio al usuario que paga es peor que mala. Con mi mutualidad profesional tengo una cobertura similar (y sin listas de espera) por una fracción de lo que me detraería el Estado en el sistema público.
            Carreteras (infraestructuras en general). Otro buen ejemplo de dispendio sangrante: ¿cuánto dinero de todo el que nos detraen en impuestos se va para esa máquina de corrupción que son las grandes constructoras? ¿Por cuántas carreteras -que no sean de peaje- transitáis habitualmente? ¿Le dais mucho uso al aeropuerto de Castellón -y a otras docena, que unos llevan la fama…? ¿A cuanto nos sale el kilo de puerto exterior o aeropuerto en Galicia?
            Sobre el Coletas, ahora es recasta. La universitaria es una de las castas más cerradas, alcanforadas y cochambrosas del país (y mira que hay varias con campanillas). No se me ocurre otro ámbito con más nepotismo y sectarismo (Podemos funciona como un fiel reflejo).
            Volviendo a la gestión de servicios que se suelen considerar necesariamente públicos, por supuesto que tengo dudas de cómo resultaría dejar todo en manos del mercado, pero a mí me atiende mucho mejor y pago mucho menos en mi mutua de salud que en la sanidad estatal. Y no creo (no se me ha ocurrido hacer cuentas, lo siento) que me costase mucho contratar profesores para mi hijo a menos precio de lo que pago en impuestos para una educación pública (sí, sí, la concertada es aún peor, pero precisamente porque se sufraga con dinero público) de calidad regulera (repito que para los conocimientos que hay que adquirir hasta la Secundaria poco hay que gastar en maestros).
            Por cierto, la sanidad tiene otra causa pública en el coste: el gremio de los que ya son médicos imponiendo (otra de las oligarquías con acceso a la máquina de hacer leyes) numerus clausus en las facultades manifiestamente bajos para asegurar que el precio del servicio siga artificialmente alto. Otro tanto pasa con la vivienda (supuestamente se legisla sobre el suelo para impedir la destrucción del medio, la especulación y garantizar la vivienda… y un huevo de avión, a los hechos me remito. El resultado es que el medio está igual de destruido, la especulación aumenta -efecto ley seca, como con la droga- y se excluye de la vivienda a quien sí podría pagársela privadamente si no estuviesen inflados los precios por la intervención pública).
            No niego que me seduce la melodía libertaria (al menos en la libertad personal, de ahí mi filoanarquismo también), pero tampoco soy idiota, y ya sé que la letra de la canción deja las cunetas llenas de “perdedores”.
            Pero no puedo obviar que una gran parte de lo que el Estado me confisca se va en pagar a los 2,5 millones de funcionarios que “trabajan” para la “cosa nostra”, otra parte se pierde en comisiones, sobornos y similares, otra parte se dedica a transferencias inversas de renta (sufragar el ocio de quien podría pagárselo perfectamente, subvencionar los paneles solares en los chalés, hacer estudios de impacto de género de las infraestructuras -se ve que no llega con lo que roban los ladrilleros…
            Porque seréis conscientes de que ahora que vienen vacas flacas el Estado lo que va a recortar es prestaciones al contribuyente, no personal ni gastos de esos que el de la revolución de Sísifo llama “corrupción blanca”.
            Es por eso que me parece muy necesario cuestionarse el Estado (le pasa lo que a las religiones: naces rodeado y el sistema educativo dedica buena parte de sus esfuerzos a hacerte un “ciudadano de bien”, que es la forma laica de “comulgar con ruedas de molino”).
            ¿Vosotros habéis firmado algún contrato social que permita a un ente despojaros de lo que se le antoje? ¿Qué máxima de la ciencia impide secesionarse a Cataluña? ¿Y a Tabarnia? ¿Por qué la sanidad pública es obligatoria para todos salvo -oh, sorpresa- para los funcionarios y para los que pertenecemos a gremios con poder no democrático?
            Tengo muchas más preguntas que respuestas, como es notorio.
            Salud,

            Comentario por Anarcleto — 2 abril 2021 @ 14:16 | Responder

            • el tema de las mutuas es muy simpatico. Espero que nunca te pasa, pero conozco el caso de una mujer de funcionario, que cuando ya estaba defenestrada por el cancer la mandaron al publico: Tb es raro que cerca de los nuevos hospitales publicos se contruyen, quiza para derivar rapidamente las urgencias. Y no voy hablar de la gestion de las bajas de las mutuas, que eso ya es una comedia. Y otra el gasto per capita en sanidad en USA y España, y mira la esperanza de vida de cada uno.
              Y sobre este tema, te voy a dar la razon sobre la sanidad y los funcionarios, deberian ser los primeros en usarla ya q son parte del mismo ente. Es vergonzoso, pero supongo que la gestion de la mutua llevara pingües comisiones para algunos.
              Y cuanto a las carreteras, por aqui tengo la suerte de no pagar ningun peaje para nada, solo para bajar a Leon, y lo hago muy de vez en cuando

              Comentario por Emilio Fernandez — 4 abril 2021 @ 19:55 | Responder

            • Hombre comparar la industria textil o alimentaria (que no esta intervenida eso tendriamos que verlo) con la vivienda, bueno lo cogemos entre alfileres, jeje. Con un saco de patatas te puedes vesti, ahora llamar vivienda a un tunel… El problema es quien ejerce el poder sobre el estado,lo normal es q una oligarquia ejerza el poder para su beneficio. Alguna vez esa oligarquia ejercio el poder para el pueblo (o al menos en teoria), pero nunca el pueblo se ha autogobernado, y ni pinta q tiene, de hecho creo q vamos para atras. Y ese es el problema principal. Ese junto con poner todas las medidas de contrapoder posibles. Una justicia independiente, periodismo independiente, etc etc. Pero bueno ya si eso me vengo de los mundo de yupy. jejeje
              Una cosa, hablando del intervencionismoe estatal y de la industria alimentaria, creeis que casos como el de la carne mechada o el aceite de colza, serian mas o menos con menos intervencionismo y/o menos regulaciones.
              Quiza no tenga imaginacion, y cuando pienso en un mundo sin estados veo a Mad Max, un conjunto de mafiosos contra los que luchar 😉
              Este tema da para muchas paginas y no tengo moral q se me acaba mi semana de vacas

              Comentario por Emilio Fernandez — 4 abril 2021 @ 21:34 | Responder

              • “Una cosa, hablando del intervencionismoe estatal y de la industria alimentaria, creeis que casos como el de la carne mechada o el aceite de colza, serian mas o menos con menos intervencionismo y/o menos regulaciones.” Pues depende fundamentalmente de la cultura.

                Me explico, aunque no estuviese regulado, si saliesen problemas como el de la carne mechada, rápidamente aflorarían institutos que se dedicarían a certificar la calidad de los productos, cobrando un poco por ello. Las empresas los usarían porque la ganancia en reconocimiento de marca lo compensa. Y ya está. El tema es que a la gente le importe.

                Y digo que es cultura, porque aquí en el Reino, las inspecciones de sanidad de los bares no son públicas, por algún motivo que se me escapa, y no lo son porque a nadie le importa. Y así con muchas cosas.

                Comentario por Don Juan — 5 abril 2021 @ 18:40 | Responder

                • osea q las certificaciones seria mas o menos como las de las estafas de los jamones ibericos?, jajaja. Y al final esas certificaciones las podrian dar empresas creadas por las mismas empresas que son certificadas. QUe de hecho ya hay muchas asociaciones,por ejemplo de pediatras, que son creadas por 2-3 empresas y luego te lo ponen en la publicidad. O las certificaciones esas de bosques sostenibles,jejeje.
                  Tengo un colega auditor, y sabes q hablamos siempre q lo veo, que los auditores deberian ser funcionarios, pq una empresa contrate a otra para comprobar la veracidad de sus numeros es de cachondeo. Pero bueno al final tampoco que sea funcionario te asegura nada, eso si al menos se le supone independencia, jajaja
                  Una anecdota historica
                  https://muhimu.es/comunidad/grandes-inventos-negocio-invento-al-capone/

                  Comentario por Emilio Fernandez — 6 abril 2021 @ 8:37 | Responder

                  • pq una empresa contrate a otra para comprobar la veracidad de sus numeros es de cachondeo –> +1

                    Comentario por Nadir — 7 abril 2021 @ 23:48 | Responder

                • si saliesen problemas como el de la carne mechada, rápidamente aflorarían institutos que se dedicarían a certificar la calidad de los productos, cobrando un poco por ello. Las empresas los usarían porque la ganancia en reconocimiento de marca lo compensa. Y ya está. –> Me parece más racional y fundamentada la creencia en la Inmaculada Concepción. El ratoncito Pérez…

                  Comentario por Nadir — 7 abril 2021 @ 23:52 | Responder

            • El nuevo nombre es muy chulo. Aunque he de decir que, a tenor de tus comentarios, tiras más hacia el libertarianismo anglosajón que al anarquismo tal y como lo conocemos en Europa. Pero está bien así, toda persona con capacidad de razonar sus posiciones aquí es bienvenida.

              Supongo que… mafias privadas. –> Grandes grupos empresariales. Como por ejemplo, las aseguradoras médicas, ya que tratas del sector
              Pero al menos sabemos que son mafias (algo malo) y que hay que defenderse en lo posible de ellas. No vienen disfrazadas de ente benéfico –> Pues ése es exactamente el caso. Y tienen muchos medios para acicalar su percepción en la sociedad.
              si eres listo puedes intentar formar tu propia mafia –> Ni de coña. Necesitas CAPITAL.
              donde hay más mafias y más fuertes son es en los ámbitos en los que el Estado aparenta querer poner orden y evitar que el mercado funcione a su aire (drogas, suelo, registros de la propiedad…) –> Buen apunte, pero no necesariamente. Sí que es cierto que hay sectores regulados que viven de la corrupción del poder público (constructoras, banca…). Y también que en situación de ilegalidad se estimula la delincuencia (drogas, prostitución…). Pero eso no quiere decir, ni mucho menos, que toda intervención del Estado en un mercado atraiga a las mafias. Sin Estado con capacidad de imponer unas condiciones de contorno, no hay mercado libre.
              la mayoría de los bienes se obtienen a precio razonable –> En sociedades con Estados fuertes que imponen mercados funcionales, impidiendo que una mano fuerte los tumbe.
              La intervención del Estado, supuestamente para garantizar el acceso general a bienes o servicios, tiende a fracasar bastante (ya os dais cuenta de que la gestión es deficiente y de que faltan mecanismos de asignación de recursos y de castigo de los errores). –> La intervención directa, como proveedor. Sí pero no. No es algo propio de los servicios públicos sino de toda empresa en que se opera sin incentivos, sin asunción de responsabilidades. Especialmente en los puestos de (i)rresponsabilidad. Mejora la gobernanza en el sector público y será más eficiente, por diseño, que el sector privado. Básicamente, porque no se añade el beneficio empresarial a los márgenes.
              Dos bienes (comida y vestido) que están desregulados casi por completo (sobre todo el vestido) –> Pero no la comida, siendo el sector agropecuario de los más subvencionados y proteccionistas, no sólo en la UE.
              En cambio, ni de lejos todo el mundo tiene acceso a una vivienda digna. –> La intervención estatal en forma de parque público de viviendas que se ofrecen como alquiler social es, en los países de nuestro entorno, la forma más exitosa de asegurar ese derecho a la vivienda.
              La sanidad pública española es un desastre. –> Depende con qué lo comparemos. Ha empeorado estos últimos años, pero podría ser mucho peor.
              Con mi mutualidad profesional tengo una cobertura similar (y sin listas de espera) por una fracción de lo que me detraería el Estado en el sistema público. –> Las listas de espera en la privada también han aumentado, así como deteriorado la atención. Lo cual es lógico, porque les basta con ofrecer algo mejor que la pública. Si en la pública se ahorra dinero, las privadas pueden también ahorrárselo. Una sanidad pública excelente privaría de sentido el contratar un seguro privado. Luego, lo de que es más económico: eso depende, claro, de tu tasa impositiva. Y estamos comparando sistemas que no son homogéneos: las privadas sólo ofrecen una atención en los campos más rentables, pero con problemas gordos derivan en la pública, que es la que tiene que hacer el esfuerzo de mantener equipos médicos y tecnológicos muy costosos para tratar esas patologías. Lo cual es, ya que sale el tema, infame. Una mierda más de las colaboraciones público-privadas: el muerto a la parte pública, y el parné a la parte privada.
              ¿cuánto dinero de todo el que nos detraen en impuestos se va para esa máquina de corrupción que son las grandes constructoras? –> Son las que realmente gobiernan en España.
              ¿A cuanto nos sale el kilo de puerto exterior o aeropuerto en Galicia? –> A nivel estatal, autonómico y local. ¿A cuánto nos sale el kilo de la enésima rotonda o cambio de acera? Pero eso es consecuencia del sistema oligocrático parlamentario que tenemos. Es sencillo sobornar a un merluzo metido a alcalde. Sobornar a toda la ciudadanía es más caro.
              La universitaria es una de las castas más cerradas, alcanforadas y cochambrosas del país (y mira que hay varias con campanillas). No se me ocurre otro ámbito con más nepotismo y sectarismo –> ¿El ejército?
              a mí me atiende mucho mejor y pago mucho menos en mi mutua de salud que en la sanidad estatal –> Hasta que tienes algo gordo
              que me costase mucho contratar profesores para mi hijo a menos precio de lo que pago en impuestos para una educación pública –> Bueno, en la pública sólo trabajan, en Secundaria, 17 horas a la semana. En la privada, más del doble por menos salario. Con esto te quiere decir que en la pública hay, en principio, mejores profesionales (en principio), pero como no se les hace trabajar sale muy cara su hora de trabajo. Y no hay gobierno que se atreva a duplicarles las horas (30 horas de docencia me parece razonable, más otras 5 de preparación de clases y corrección de exámenes). Lo de en principio, lo digo porque, además de por el que saca las opos por corrupción, están los que sacan plaza a base de acumular puntos en interinidades (sindicatos mediante), siendo completamente incompetentes.
              De todas formas, y ya puestos, yo eliminaría la figura de la enseñanza presencial a partir de primaria (que el crío sepa leer) y lo sustituiría por un sistema de tutorías telemáticas. Eso ya lo pensaba antes de la pandemia. Y, sin duda, en el sistema universitario.
              el gremio de los que ya son médicos imponiendo (otra de las oligarquías con acceso a la máquina de hacer leyes) numerus clausus en las facultades manifiestamente bajos para asegurar que el precio del servicio siga artificialmente alto –> Además de usando el sistema público en beneficio de su actividad privada, y no haya de nuevo una dirección política que elimine este tipo de fraudes.
              el medio está igual de destruido –> No, si ya la protección del entorno es insuficiente, la desregulación completa causaría más daño.
              la especulación aumenta –> No. La entrada de los grandes capitales en el sector inmobiliario español coincide con la desregulación del suelo de los años de Aznar. El precio de la vivienda es muy inelástico, precisamente debido a la entrada de este capital: ya hemos observado que nueva oferta no hace bajar los precios (subieron).
              una gran parte de lo que el Estado me confisca se va en pagar a los 2,5 millones de funcionarios –> Dato incorrecto. Son 1,4 millones. 2,5 es el conjunto de empleados públicos. Qué, por cierto, es un número muy bajo entre los países europeos. Yo eliminaría, desterraría, aniquilaría la condición de funcionario. Y probablemente subiría el número de trabajadores públicos a más de la mitad del total de trabajadores. Claro que planteo una fuerte industria pública. Ahora… nada que ver con lo que estamos acostumbrados a pensar cuando se menciona algo “público”. Alta exigencia de resultados, convirtiéndose en extrema según se suba en el escalafón. Eso de que todos somos amiguitos y aquí no pone orden nadie… para eso, mejor la privada.
              Por cierto ¿sabes qué Ministerio tiene mayor número de funcionarios, verdad?
              https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10606790/06/20/Cuantos-funcionarios-hay-en-Espana-Asi-ha-evolucionado-el-numero-de-empleados-publicos.html
              otra parte se pierde en comisiones, sobornos y similares –> Ajam
              otra parte se dedica a transferencias inversas de renta –> Cada vez soy más consciente de estas transferencias inversas, de cómo el Estado sangra a los pobres para engordar los beneficios de los empresarios que a buen árbol se arriman (constructoras, especialmente, que ejecutan obras ya no innecesarias, sino estúpidas).
              Porque seréis conscientes de que ahora que vienen vacas flacas el Estado lo que va a recortar es prestaciones al contribuyente, no personal ni gastos de esos que el de la revolución de Sísifo llama “corrupción blanca”. –> De nuevo, totalmente de acuerdo. Eso lo sabemos todos. Se recortará todo, excepto lo corrupto y superfluo. Eso lo hemos visto bien con los gobiernos “liberales” de la derecha. Por eso hay que terminar con la oligocracia parlamentaria, porque es un sistema ineficiente e intrínsecamente corrupto (si la Res Pública la gobiernan, que es distinto de gestionar, unos pocos, esos pocos necesariamente intentarán aprovechar su posición para perpetuarla y obtener beneficio).
              me parece muy necesario cuestionarse el Estado –> Su sistema de gobierno. Sus atribuciones. No la necesidad del Estado, que es sólo una herramienta.
              ¿Vosotros habéis firmado algún contrato social que permita a un ente despojaros de lo que se le antoje? –> El Estado no es escogido libremente, sino que viene impuesto por el peso e inercia de la historia. Por ejemplo, intenta tú quitar la condición de funcionario a esos 1,4 millones de tipiños, muchos de ellos armados, que decíamos antes. O simplemente hacer público el sistema de notarías y registros, que ahora es privado (y una mierda, tanto en eficiencia, caro, como funcionamiento, negligente).
              ¿Qué máxima de la ciencia impide secesionarse a Cataluña? ¿Y a Tabarnia? –> Misma respuesta: historia. El pueblo no es soberano para decidir, se le impone un modelo heredado, con sus relaciones de poder e intereses. Por eso digo que la Democracia es la solución a la mayoría de problemas políticos.
              sanidad pública es obligatoria para todos –> ¿Obligatoria? Cualquiera puede contratar un seguro privado. Sí, tiene que seguir pagando impuestos, pero también los funcionarios de Muface o Isfas.

              Como ves, te he llevado la contraria en casi todo. Pero no estamos tan lejos en posiciones políticas como pueda parecer, al menos detectamos los mismos problemas. En cualquier caso, gracias por comentar, ha sido un ejercicio estimulante responderte.

              Comentario por Nadir — 7 abril 2021 @ 23:44 | Responder

            • ¿Vázquez?

              Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 8 abril 2021 @ 20:13 | Responder

          • O telón de grelos.
            Me interesa la idea.
            ¿Coincide con los límites
            de las dos provincias orientales?

            Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 4 abril 2021 @ 1:15 | Responder

            • Es un limes más mental que geográfico. O no. Depende. 😛

              Comentario por Nadir — 4 abril 2021 @ 1:36 | Responder

              • Mental…
                Veo que uno hace una pregunta, la que sea, eso da lo mismo, y obtiene la respuesta gallega:
                ¿para qué lo quieres saber? Porque depende… ¿de qué depende? Y así para siempre.
                Como definición, es operativa.

                Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 4 abril 2021 @ 2:17 | Responder

  4. https://elpais.com/espana/2021-03-30/interior-niega-que-los-pisos-turisticos-sean-moradas-para-justificar-la-actuacion-policial.html

    https://www.eldiario.es/politica/fiestas-clandestinas-excesos-policiales-incumplir-restricciones-no-permite-agentes-entrar-domicilio_1_7360139.html

    Sin sorpresas. Menuda excusa “Saltaba a la vista que era un piso turístico” o la perla de “Si es una vivienda temporal no califica como morada” ¿Tanto les cuesta inhabilitar a los cuatro policías? Ya sé que sí. Un policía por definición, no se equivoca.

    En fin. Cómo me revuelven estos temas.

    Comentario por Don Juan — 30 marzo 2021 @ 17:50 | Responder

    • Sí, sí, van a inhabilitarlos. Vas tú bueno. Por cosas mucho más graves han tenido una reprimenda, unos días de suspensión, y de nuevo a apatrullar la ciudad. Si actúan con ese matonismo es porque saben que son impunes. Con un sistema más garantista, ya tendrían cuidado en no hacer el garrulo.

      Pero detrás de todo esto están dos pilares inamovibles:
      1) La obligación de un ciudadano de obedecer las órdenes de un perro. Sólo con esto, se acabó la democracia y el Estado de derecho. Si alguien te puede dar órdenes que no puede eludir, no hay libertad por definición.
      2) No se puede despedir a un funcionario. Es metafísicamente imposible, antes saldrá el sol por Occidente. Por incompetente que se demuestre en el ejercicio de sus funciones. Y claro, esta impunidad tiene unos efectos terribles cuando hablamos de funcionarios de policía.

      Comentario por Nadir — 30 marzo 2021 @ 22:45 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: