La mirada del mendigo

18 enero 2022

Al calor de la lumbre

Filed under: Ecología — Nadir @ 2:04

Estaba mirando estufas de leña, y se me ha ocurrido una comparación inoportuna. Pongamos un ejemplo: una moderna estufa de leña, cumpliendo la mucho más estricta directiva europea ecodesign, declara unas emisiones de 30mg de PM (partículas) por m³ (la N no de es Newton, sino de «normal», medida en condiciones estandarizadas de presión y temperatura).

Es decir, en un salón de 5x4x2,5m, tendríamos danzando por el aire 1,5g de partículas derivadas de la combustión de la leña. Ya digo, en una estufa novísima; según vaya envejeciendo, y ya ni contar en los viejos diseños, las emisiones se disparan.

Ahora imaginemos que metemos en el salón (¡¡¡¡horror!!!) un coche Diesel, también novísimo, que cumpla la Euro 6. Imaginamos que ese salón tiene un banco de rodillos, y lo ponemos a correr sobre ellos, pero sin conectar el escape al extractor correspondiente. Contando que la norma Euro 6 estipula un máximo de PM de 5mg/km, tendríamos que recorrer en los rodillos el equivalente a 300km para tener el aire tan saturado de partículas como el caso de la moderna estufa de leña.

Sí, la leña, ese biocombustible tan maravilloso, sano, natural y ecofriendly con bífidus activo, que no deja de ser un combustible sólido que origina en su combustión (más deficiente que un combustible líquido como el gasóleo o mejor aún gasificado como la gasolina, o gaseoso como el butano o el metano) un mayor número de PM, además de otras sustancias potencialmente cancerígenas (el perfil de resíduos de combustión de la leña es similar al humo del tabaco).

Y queda medir el monóxido de carbono, cuyo límite establece la estufa en 0,1%. Para dicha habitación de 50m³, habría por lo tanto 61 kilos de aire aproximadamente, del cual 61 gramos sería de CO. Por otra parte, la Euro 6 establece el límite de emisiones, para los Diesel, en 0,5g/km. 122 km que se podría marcar el coche en el banco de rodillos antes de intoxicar el aire de la estancia tanto como la estufa.

Supongo que este resultado será contraintuitivo para el que, no sabiendo ni palotá, ha asimilado la propaganda de lo natural vs lo artificial, que considera la vida en el pueblo y sus rutinas asociadas como el ejemplo de la vida natural y, por lo tanto, sana por definición (ya que la industrialización es origen de todo mal); y los motores térmicos y, sobre todo, los diésel, como el mayor exponente de la autodestrucción de una humanidad que se ha apartado de la madre naturaleza y para creerse dioses tras comer del árbol de la sabiduría y demás pamplinas ecoloprogres. Pero como decíamos la leña no deja de ser un combustible sólido orgánico (cadenas largas de carbono) cuya combustión deficiente (en tanto que el combustible está en una fase distinta que el comburente, oxígeno) origina CO (combustión en atmósfera reductora) y una plétora de compuestos orgánicos procedentes de esa oxidación parcial de la celulosa, algunos de los cuales cancerígenos, como el benzopireno o el dinitropireno.

Por cierto, ni siquiera soy original. No soy el único en darse cuenta de que calentarse con leña es nocivo para la salud. Mucho:

+

Calentarse con una estufa de leña podía ser más contaminante y peligroso de lo que nos creemos

El humo de la leña es un carcinógeno mucho más importante que los humos de los vehículos. De hecho, las estufas de leña en las áreas urbanas son responsables de casi la mitad de la exposición de las personas a las sustancias químicas cancerígenas que se encuentran en las partículas contaminantes del aire.

Los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) se producen al quemar combustibles y se sabe desde hace mucho tiempo que tienen efectos cancerígenos. El nuevo estudio examinó las fuentes de los HAP y descubrió que la quema de madera producía más que el combustible diesel o la gasolina que se utilizan en los vehículos.

[…] Otro estudio publicado hace un año ya demostró que la quema de madera en los hogares es la mayor fuente de contaminación del aire por partículas en el Reino Unido, produciendo tres veces más que los vehículos, a pesar de que solo el 8% de la población usa quemadores de leña.

[…] Según los autores del nuevo estudio, incluso las estufas de leña nuevas que cumplen con el estándar de “diseño ecológico” siguen emitiendo 750 veces más partículas diminutas de contaminación que un camión moderno. Además, los quemadores de leña también triplican el nivel de contaminación dañina dentro de las casas y deben venderse con una advertencia sanitaria.

[…] Sabemos que el humo de la quema de madera es mucho más tóxico que otros tipos de partículas. Los resultados destacan claramente la quema de madera como un factor principal de riesgo carcinogénico a largo plazo.

+

Estufas de leña en casa: un nuevo estudio alerta de que disparan los niveles de partículas

Las concentraciones medias diarias de material particulado en suspensión (PM) en interiores cuando se usó una estufa fueron más altas para PM2,5 (PM de menos de 2,5 micras) en un 196,23% y PM1 en un 227,80% que los del grupo control sin consumo. […] Estas partículas se cuelan en nuestro organismo a través de los pulmones y están relacionadas con múltiples daños a la salud.

[…] Las partículas que se liberan de la leña, explica, contienen sustancias químicas cancerígenas como benceno [N.d.M: Y otros compuestos orgánicos aromáticos] y formaldehído.

+

Y aquí, los estudios en cuestión, por si queréis revisarlos:

Annual exposure to polycyclic aromatic hydrocarbons in urban environments linked to wintertime wood-burning episodes

Indoor Air Pollution from Residential Stoves: Examining the Flooding of Particulate Matter into Homes during Real-World Use

+

No deja de ser una divertida paradoja que un habitante de la gran ciudad esté expuesto a una menor contaminación atmosférica que el paisano de una aldea perdida. Tiene menos gracia que la escoria ecolojeta considere como biosostenible y ecolosaludable (o al revés, qué más da el significado si lo que importa en la neolengua es que suene bien) talar robles y encinas (que la gente es muy exquisita, no les servirá pino o eucalipto, que de eso sí que sobra) para que ardan en la cocina de la casa del paisano y la chimenea del chalet del pijo, porque en la nueva religión gafapasta lo ven como el colmo de lo auténtico y natural.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

27 comentarios »

  1. Buenos días.
    Me he leído esto antes de responderte:
    https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/10121550/
    http://www.ncin.org.uk/publications/data_briefings/rurality
    https://gis.cancer.gov/mapstory/rural-urban/index.html

    Al menos en Reino Unido, el riesgo de padecer cáncer de pulmón, ese que se asocia con respirar partículas, es significativamente mayor en las ciudades. Hay que tener en cuenta que la media de edad en el rural es mayor, así que existe un riesgo natural mayor a padecer cáncer de cualquier tipo, por lo que tener un riesgo menor de padecer cáncer de pulmón dice mucho de la calidad del aire, en esos lugares donde se calientan con las terribles y mortíferas estufas de leña.
    El riesgo de morir de cáncer es mayor en el rural, sin embargo, cosa que en los artículos achacan a la falta de detección precoz y a la falta de medios.

    En el informe de EEUU, hay un mapa donde se ven amplias zonas del país con un riesgo elevado, independientemente de si es rural o urbano. Curiosamente, hay cierta correlación con la desigualdad económica, cuanto más desigual es un estado, más riesgo de tener una incidencia alta de cáncer. Debe ser que la miseria provoca cáncer también.

    Comentario por Abraham — 18 enero 2022 @ 9:29 | Responder

  2. Claramente estas declaraciones están compradas por gran petroleo. Le habran ofrecido a Nadir unos cuantos litros de buen Vin diesel para la fula, y él, iluso, pensando que las restricciones acabarán en algún momento, ha aceptado.

    La única ventaja que le puedo sacar a las estufas de leña es la independencia energética que te pueden dar. Si tienes árboles, tienes combustible para mantener tu casa caliente, no dependes de 7 multinacionales petroleras o estar supeditado a las decisiones «ecológicas» que se les en Bruselas. Pero vamos, soy consciente de que me estoy yendo a situaciones bastante «extremas»

    A mi este artículo de Kris me gusta mucho.

    https://www.lowtechmagazine.com/2015/02/heating-people-not-spaces.html

    De todos modos el Fuego yo creo que puede tener su lugar en las viviendas rurales, fuera de que tengas una mayor cantidad de partículas.. Que vale bien, pero me gustaría ver el tamaño de las mismas y la composición.
    La eficiencia térmica en este caso es de 100% en ambos combustibles, no estamos haciendo trabajo con las entradas de energía, solamente calentando. Y depende lo que hagamos con ese calor, si simplemente calentar aire o quizás calentar una masa mayor que luego vaya soltando energía de forma radiativa, puede tener sentido si miramos la efectividad del sistema de calefacción

    Yo antes que una estufa prefiero una manta eléctrica la verdad.

    Por otro lado, me gustaría saber como han llegado a la figura de 30mg/m3. Me explico, uno pensaría que el momento en el que las partículas pueden escapar a la estancia es a) Cuando arrancas la estufa y el tiro no es adecuado y b) Cuando abres a respostar.

    Lo cierto es que el caso A me parece, intuitivamente, más contribuyente a generar esos 30mg/m3 de contaminación que el B, que mientras se mantenga el tiro, el aire debería fluir decididamente en una dirección. Eso por un lado.

    De hecho, por experiencia, me preocuparía más el apagar la estufa como el momento crítico donde la contaminación puede aumentar muy mucho, no sé si tienen eso en cuenta los de la norma, supongo que sí.

    PD: Hay un sistema de aerotermia que usa liquidos higroscópicos y evaporación en lugar de aire comprimido y que es más eficiente que los Aires acondicionados convencionales, y me jode que no se haya extendido, pero bueno, eso es un comentario para otro momento.

    Comentario por Don Juan — 18 enero 2022 @ 9:35 | Responder

  3. En vez de usar una estufa de leña,
    nos vestimos como los esquimales,
    colocamos una pantalla y vemos esto:

    Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 18 enero 2022 @ 10:58 | Responder

    • Las estufas de doble combustión disminuyen las emisiones(100 gramos hora frente a 3) y aprovechan mejor la leña:

      https://blog.hergom.com/las-ventajas-de-la-doble-combustion/

      Y siempre se puede ir a la gasificación de la leña, no es tan vistoso pero si eficaz:
      http://www.chimeneascaloryconfort.es/k2/item/243-calderas-de-le%C3%B1a-con-llama-invertida.html

      Comentario por Corvo do Anllons — 18 enero 2022 @ 19:50 | Responder

      • Ya, pero es que las modernas estufas de leña emiten más partículas y CO2 que un vehículo diésel actual. Las antiguas contaminaban más que un viejo Diesel.
        Por ejemplo, en Hergom, buscamos la más eficiente y chachipiruli:
        https://hergom.com/productos/285-craftsbury-hf
        Efectivamente, es Ecodesign.
        Rendimiento: 79%
        CO: 0,1%
        Partículas: 22 mg/m³
        En línea con el ejemplo que puse yo. Y estas son las modernas estufas tope gama, así que imagínate las estufas y hogares que la mayoría de la peña tiene en su casa.

        Lo de la llama invertida para quemar la leña poco a poco, no acabo de ver la ventaja respecto a cerrar el tiro. Pero ya te digo: vas a producir CO a lo bestia, amén de un coctail de sustancias nocivas por la combustión parcial de esa celulosa. Pero eso sí, hay que huir de la nuclear porque los residuos radioactivos causan… patata.

        Comentario por Nadir — 19 enero 2022 @ 21:00 | Responder

        • Nadir esa estufa no es de doble combustión esta es de doble combustión:
          https://www.hergom.com/productos/224-frama-s

          La gasificación da un rendimiento del 90 % con 7 kgrs de leña te da ÷- 10 horas de calefacción ya que tienes dos cámaras de combustión en una se quema la leña y en la otra los gases combustibles (están basadas en los motores de gasogeno).

          http://atmoscalderas.es/caldera-de-lena-modelo-dokogen-gd/

          Teniendo un sistema eléctrico racional basado en la nuclear la calefacción ideal sería (para mi) la bomba de calor, pocas emisiones y gran rendimiento

          Comentario por Corvo do Anllons — 19 enero 2022 @ 21:52 | Responder

          • esta es de doble combustión –> Coño, si esa estufa es aún peor!
            Rendimiento: 75%
            CO: 0,1%
            Partículas: 68 mg/m³ (el triple)

            La gasificación –> En realidad la leña no arde, arden los gases que desprende. Por eso no basta con acercar un mechero a un madero para que arda, se necesita un aporte de calor previo que empiece a gasificar esa celulosa, y luego ya se mantiene la reacción.

            Teniendo un sistema eléctrico racional basado en la nuclear la calefacción ideal sería (para mi) la bomba de calor, pocas emisiones y gran rendimiento –> +1
            Lo que me resulta incomprensible es cómo nos estamos volviendo locos para electrificar el transporte por carretera, en vez de empezar por electrificar la calefacción, que es muchísimo más sencillo, barato y eficiente. El problema de tener una clase política analfabeta que legisla según sus ocurrencias. En cuanto investigar e invertir en nuclear, eso ya es una guerra perdida, no hay nada que hacer. Incluso después de ver lo tranquilos que los franceses están toreando la burbuja del gas natural.

            Comentario por Nadir — 20 enero 2022 @ 0:50 | Responder

  4. Ahora que lo dices, mi tía tiene en el pueblo una chimenea de leña (abierta además) y aquella casa huele siempre a ahumado…Y es verdad, siempre se suelen quemar preferentmente las maderas «nobles» que las más abundantes.

    Comentario por Pifostio — 18 enero 2022 @ 11:48 | Responder

  5. Vale Mendi, pero no es lo mismo quemar leña en la lumbre de la cocina de mi tía que en una moderna estufa de doble combustión¿no?
    Y en términos de sostenibilidad será mejor aprovechar la leña de las podas o de los árboles que desechas que traer gas de Argelia por el puerto de Gijón o x, ¿no?
    Y supongo que quemar pino o eucalipto si es lo único que te rodea es lo que tienes que quemar, pero si las podas son de roble o de haya será mejor que quemes eso que traigas un camión de eucalipto gallego. Amén de la eficacia de quemar una u otra leña.
    Mira hay un tipo Rick Bass que escribió este libro: https://www.casadellibro.com/libro-invierno/9788416544837/7885877 que cuenta cómo sobrevive en el valle deYaak en Montana sin electricidad, ni teléfono ni na de na. Casi como tú…Bueno tiene una motosierra.
    Como era un ejemplo inoportuno pues eso.
    La opción pasar frío es la más sostenible eso desde luego.

    Comentario por erebiagorge — 18 enero 2022 @ 13:21 | Responder

    • No, si a mí me encanta ver arder la lumbre. Es precioso. Me encanta el fuego, desde pequeñín, y sin duda tiene una enorme carga cultural. Nos hemos convertido en seres humanos en torno a una hoguera (la domesticación del fuego fue un hito fundamental en el proceso de hominización, al permitirnos una digestión más sencilla, y la continuación de la actividad del grupo al caer la noche). Yo cuento lo que hay, es como si me dices que te gusta fumar Farias. Po mu bien, pero sano no es.
      Luego, lo de la leña de las podas. Sí, claro. Me parece raro que precisamente tú escribas ese comentario de Mary Poppins. Eso es la teoría bienpensante, pero la realidad, y estoy aburrido de verlo, es que la inmensa mayoría de la leña viene de tala, no de poda. Al menos en esta zona, el 100%. Y por la tuya tampoco he visto que se pode para leña. Eso se hacía antes. De hecho, los resíduos de poda se queman en la misma finca, porque la gente es muy fina y sólo quiere leñas nobles.
      A mí lo de la «sostenibilidad» como que me la refanfinfla. Estoy harto de esos palabros guais. Yo lo que veo es que, para calentarse los paisanos, se cortan touzas enteras de carballos. Que, como son jóvenes, porque grandes ya no quedan, tienen que cortar una burrada para llenar un tractor. Y una casa usa dos o tres tractoradas por año. También porque, como es barata, tiran de la leña a saco. En vez de aislar convenientemente la puta vivienda o, mucho mejor, irse a vivir a un piso a la ciudad y dejar el monte tranquilo. Y así, como decía un vecino, pueden «andar en calzoncillos por toda la casa» en pleno invierno.
      Y por supuesto que es mucho mejor para el entorno natural que te calientes con butano o gas natural, a talar lo poco que queda de bosque autóctono. Por supuestísimo y evidentísimo que es mejor para el entorno no talar esos árboles. Peor además, quemar leña es poco eficiente y tiene unas emisiones de CO2 muy altas. Y economía circular los cojones, porque si no cortaras ese carballo el carbono incluido en su estructura seguiría secuestrado mientras el árbol cumple su función en el ecosistema. Y cuando muera de viejo, que en Quercus eso puede ser dentro de varios siglos, la madera muerta se incorporará al suelo, secuestrando permanentemente buena parte del ese C (otra parte sí que acaba en la atmósfera en el proceso de putrefacción).
      La opción pasar frío es la más sostenible eso desde luego. –> Yo caliento con butano la habitación en la que estoy. Y estoy abrigado en casa. Gastamos unas 6 bombonas de butano al año, contando la cocina y la calefacción, y no llegamos a 50kWh de electricidad al mes. Y espera que cuando acabe de aislar la casa nueva, como hice con la furgo, se calentará con un par de pedos 😛 (toma nota de un invento clave de las casas viejas que está en desuso: las contraventanas).
      Yo no tengo motosierra, si la necesito la pido prestada, pero tengo hacha y varios serruchos. Y oye, no hay mejor gimnasio. Al menos, es lo que opina Earni Shavers, que no es cualquier cosa:
      https://www.jotdown.es/2020/02/earnie-shavers-el-boxeador-que-casi-mato-a-stallone/

      Comentario por Nadir — 18 enero 2022 @ 22:42 | Responder

      • Es verdad que lo de los tractores llenos de leña dan ganas de llorar. En León , ya lo he contado alguna vez , hay una cosa que se llama » la suerte del monte» y los vecinos van a podar o talar lo que les marca el forestal de turno y lo que les da la gana la verdad. Pero eso es una cosa y otra lo que dices de la eficacia de las estufas. Qué nada es perfecto porque con el gas hay un tufo por toda la casa que tira para atrás.
        Mis padres antes quemaban carbón en la cocina. Joerrr, y mi tía y eso sí que era olor…
        Con los árboles caídos puedes hacer compost😛 o cultivar shiitake y luego comer setas en vez de chorizo.
        Mary Poppins …😂😂

        Comentario por erebiagorge — 18 enero 2022 @ 23:22 | Responder

        • Y eso que en la montaña leonesa, árboles no os sobran precisamente.
          Antes sí que se podaba para sacar leña, precisamente anteayer estaba paseando por una zona en que los carballos (enormes) habían sido claramente podados hacía décadas. Eran tiempos en que la inmensa mayoría del territorio estaba dedicado a la agricultura y la ganadería (una devastación ecológica, pero había que comer, lo que me jode es que ahora se mitifique ese pasado como una comunión con la naturaleza cuando era una catástrofe natural) y que los árboles escaseaban. Así que no te podías permitir talar uno para leña, lo podabas para que pudiera dar en breve otra carga de leña. Y esa leña, la racionabas porque no era un bien abundante. Pero eso se ha acabado, ahora se cortan los carballos a la matarrasa, se deja toda la touza pelada.
          Lo de la eficiencia. No, claro que no hay nada perfecto, pero hay que procurar minimizar el impacto de nuestras acciones sobre el medio natural. Una estufa de leña tiene, en el mejor de los casos, una eficiencia del 80%, mientras que una de butano puede andar por el 95%. Pero es que las emisiones de CO2 asociadas a esa combustión son mucho mayores en el caso de combustibles sólidos (por eso se están cerrando las centrales de carbón y abriendo ciclos combinados).
          Para que te hagas una idea:
          https://www.volker-quaschning.de/datserv/CO2-spez/index_e.php
          El butano (LPG) emite 63kg de CO2 por cada GJ de energía que entrega. El lignito, 95kg. La madera, 110kg. Pero vamos, que lo de menos es ya el impacto en el calentamiento global, sino el daño directo, inmediato, sobre el entorno de talar un árbol. No un árbol, sino toda una finca. Ese árbol cumplía una función en el ecosistema, igual que si te lías a tiros con un lobo, un conejo o un corzo.
          El carbón daba olor? El picón, el vegetal. Pero el carbón mineral apenas da tufo.
          ¿Qué estufa de gas te da olor? La de butano? Cómprate otra, que son baratas (ahora no tanto, que con el precio de la electricidad por las nubes la gente se ha tirado a las alternativas). Está quemando mal. De todas formas, eso que huele es el odorizante que se le añade al butano para detectar fugas (mercaptano, un compuesto con azufre con el característico olor de éste), que de por sí es inodoro. Es inocuo en bajas concentraciones (si en altas lo que tienes es un escape de gas, y el menor de los problemas es el odorizante :P), pero te señala que la combustión de esa estufa no es completa.

          Comentario por Nadir — 19 enero 2022 @ 13:05 | Responder

          • For long-term climate protection, only emission-free energy supply, based on renewable energies and sustainably biomass is an alternative. By getting out of natural gas-fired power generation, it is possible to stop the methane leakage emissions and therefore reduce the global warming potential.

            En el enlace que me mandas pone esto. ¿ Exactamente a qué se refieren con sustainably biomass?

            Comentario por erebiagorge — 19 enero 2022 @ 13:59 | Responder

            • Po no sé en lo que estaría pensando el que lo escribió, pero en la práctica significa cortar ese rodal de carballos que hay en tal finca, y así nos ahorramos una pasta en llenar la cuba de gasóleo.
              Quizá mediando algún trámite burrocrático o empresa certificadora medioambiental que bendiga, previo pago del diezmo, el pecadillo que vas a cometer.
              Estoy harto de tanta tontería.

              Comentario por Nadir — 19 enero 2022 @ 20:33 | Responder

  6. Hay algo esencialmente inconsistente en tu argumentación inicial, nadir. Estás comparando las emisiones de una estufa (en mg/m3) con las de un coche (en mg/km).

    Y tomas como referencia el volumen de la habitación. ¿Porqué ese volumen? Parece un poco arbitrario. Si la estufa está en un salón palaciego de 12 x 10 x 4,5 m, entonces equivaldría a más km recorridos? Y si la pongo en un baño de 1,8 x 2 x 2,5? menos km?

    Si quieres comparar cosas homogéneas, tendrás que establecer el caudal de gases de la estufa, porque supongo que a eso se refiere el dato de emisión (mg/m3 de gases), y una velocidad media del coche, y comparar en una base temporal ambas emisiones (en una hora, la estufa emite tanto, y el coche tanto….). O, si quieres, jugar con la cantidad de combustible (un kg de madera genera tanto, un kg de gasoil tanto…).

    Pero sigue siendo un ejercicio muy poco provechoso. Comparar dos cosas dispares (un medio de transporte con un medio de calefacción), a que conclusión te lleva? En Almería, donde puedes hacer miles de km con tu coche, pero la estufa la enciendes dos tardes al año, el primero emitirá mucho más. En Bulnes, donde tienes la estufa ardiendo todo el invierno pero no sacas el coche porque no hay carretera, será lógicamente la estufa la que emita más.

    Por lo demás, estoy de acuerdo contigo en lo que se refiere a que la leña no es inocua, ni es la panacea ecológica.

    Comentario por santi — 18 enero 2022 @ 23:04 | Responder

    • Crítica completamente procedente. Hasta me alegro que alguien lo señale (Don Juan también tiraba por ahí).
      He intentado echarle un vistazo a la norma para saber cómo coño lo miden pero, como siempre, me he encontrado que hay que pagar por ello (lo cual es demencial). ¿Tú interpretas que el m³ es de gases, y no del volumen de la habitación? ¿Y cómo demonios mides dicho volumen, en un chorro caliente que va cambiando constantemente de temperatura? Lo lógico, en ese caso, sería hablar de caudal másico. Pero aún así, es un dato poco significativo, el caudal de gases. Por eso yo interpreté como concentración final en función del volumen de la estancia a calefactar (que es proporcional a la potencia nominal de la estufa). Aunque ciertamente, tampoco tiene mucho rigor. Lo suyo sería establecer una relación mg/kWh, el contaminante en relación a la energía que obtienes (que es lo que quieres obtener de una estufa, calor). Igual que un vehículo se mide como contaminante/distancia recorrida.
      Vamos, que la norma está como el culo. Y los CO como %. % de qué? De los gases o del ambiente. De los gases ya te aseguro yo que no, un 0,1% quemando leña, ni de coña. Pero es lo que dices, si es de la habitación ¿de qué tamaño de habitación, con qué ventilación…? En volumen, en masa…?
      Lo suyo sería, de nuevo, referir mg de CO que escapan de la estufa al ambiente por cada kWh. Y, de hecho, este dato variaría una brutalidad según sea el tiro de la chimenea (que a su vez depende de la diferencia de presiones y temperaturas entre la estancia y la boca del a chimenea), pero también el tipo de leña, su grado de humedad, la concentración de O2 en la estancia…
      Tienes toda la razón, era una comparación muy poco rigurosa, pero me parecía cachonda por enfrentar dos máquinas térmicas, una vilipendiada por la criminalización del Diesel, y otra vista como la alternativa natural y ecológica a los combustibles fósiles, el colmo de la sostenibilidad por usar biomasa en esta hipocresía neoruralizadora (sólo es imagen, en realidad las aldeas se siguen despoblando porque nadie quiere vivir en el campo). Y la conclusión es correcta: ni el Diesel es tan malo, tóxico, venenoso como pretenden; ni la leña tan inocua ni ecosostenible. De hecho, es al contrario, la estufa de leña es más contaminante y lesiva para el entorno, por mucho que la religión ecoloprogre así lo presente (igual que con los biocarburantes, o ahora la eólica, tanto dio la matraca con ello y ahora abjura y reniega de su propio juguete).
      Pues eso, que bien razonado, cómo me gusta que me lleven la contraria. Así es un puto gusto discutir. 🙂

      Comentario por Nadir — 19 enero 2022 @ 12:30 | Responder

      • Lo que marca la diferencia, es la temperatura de combustión, si consigues quemar la madera a 1100C+ en lugar de a los 600C (si eso) que alcanza una estufa de metal convencional, por mucho que le pongan una EGR o lo que ellos quieran para que contamine menos, la temperatura elevada es lo que permite combustiones eficientes.

        Y poderse, se puede. Lo que pasa es que la cámara tiene que ser de otro material..
        Articulazo del 2008 al respecto.

        https://www.lowtechmagazine.com/2008/12/tile-stoves.html

        Comentario por Don Juan — 19 enero 2022 @ 20:08 | Responder

        • Niet, niet, niet. Hay muchas variables, como el suministro suficiente de O2 para no crear una atmósfera reductora, que el combustible se vaporice homogéneamente y no tenga impurezas para no generar inquemados … lo cual es imposible asegurar con un combustible sólido. Y si subes la temperatura a 1000ºC, generas NOx.
          Leo el artículo y saltan muchos gazapos. Una estufa actual no tiene un rendimiento del 40-50%, de hecho no veo en el mercado ninguna inferior al 70%.
          En cuanto a la radiación, el fulano no tiene ni los rudimentos de termodinámica. La radiación, uno de las tres vías de transmisión del calor (las otras son la conducción y la convección), es propio de focos muy calientes. Precisamente el exterior de estas estufas está más frío que en las de hierro dulce, así que la radiación es aún menos importante en éstas.

          Comentario por Nadir — 19 enero 2022 @ 20:23 | Responder

  7. Gracias Nadir, gracias por la información, muy útil e interesante, como siempre.

    Visto lo visto…Me voy pa Canarias…

    Comentario por Nico — 19 enero 2022 @ 2:24 | Responder

    • Se ve que no has «disfrutado» aún de la calima. Mejor las islas occidentales.

      Comentario por Corvo do Anllons — 19 enero 2022 @ 22:16 | Responder

  8. Se supone que las estufas son cuasi estancas… viendo el enlace que muestras https://assets.leroymerlin.es/is/content/lmes/81973219-0130q-es/estufa-de-lena-allegro-eco.pdf ¿no será la medición de partículas las que se expulsan por la chimenea? Al igual que las de los coches no se miden en el interior de la cabina sino las que expulsa el escape en el interior.

    Comentario por javierchiclana — 22 enero 2022 @ 14:55 | Responder

    • … expulsa el escape en el exterior quise decir.

      Comentario por javierchiclana — 22 enero 2022 @ 14:55 | Responder

    • Pues la verdad, al no ser la norma de acceso abierto, no podemos saber a qué se refieren esas cantidades, lo cual es… no sé, a ver si a ti se te ocurre algún calificativo. Yo ya desisto.
      Pero no creo, los datos de CO y partículas serían bajísimos de referirse a la salida de gases. No puedes quemar madera y que el CO se mantenga en el 0,1% y sólo generes unos mg de partículas.

      Comentario por Nadir — 23 enero 2022 @ 2:00 | Responder

      • Es bastante claro que se refiere a lo que sale por la chimenea. En general, las normas de «Emisiones» se refieren a los gases emitidos por el escape (aunque también hay normas y mediciones de emisiones fugitivas, como las que afectan al metano en sistemas que lo usan). Cuando se mide lo que hay en el aire ambiente, se denomina «INmisión». Aquí, fïjate que se está refiriendo a la concentración de CO y partículas en una corriente de gases normalizada con el 13% de oxígeno, y eso es típico de las emisiones por chimenea.

        Sobre que 0,1% de CO sea poco…. con un exceso de oxígeno como el que se maneja, a mi me parece bastante, son 1.000 ppm (aquí se mide en tantos por tantos en volumen, que equivale a fracción molar – que sería el tanto por uno-, y no en peso por volumen, como el caso de las partículas -mg/m3 normal).

        Por cierto, la norma que se alude está anulada:
        https://www.une.org/encuentra-tu-norma/busca-tu-norma/norma/?c=N0026916
        Sustituida por la UNE-EN 16510-1:2019 – Equipos de calefacción residencial alimentados con combustible sólido. Parte 1: Requisitos generales y métodos de ensayo. (y supongo que otras de la misma serie
        https://www.une.org/encuentra-tu-norma/busca-tu-norma/norma/?Tipo=N&c=N0061465

        Lo de las normas de pago, tienes razón, es una puñeta, pero de algo tienen que vivir AENOR y los otros normalizadores. A veces, se encuentran normas (las más generalizadas) en versiones antiguas en paises latinoamericanos o en la India, que las ponen en abierto (o alguien las sube y las encuentra el buscador). No es el caso de esta.

        Comentario por santi — 24 enero 2022 @ 18:48 | Responder

  9. Una preview cortesía de muestros amigos escandinavos del SIS:
    https://www.sis.se/api/document/preview/80005785/

    Solo viene el principio, incluyendo definiciones. La última es bastante significativa:
    «3.60 hydrocarbon (OGC) emissions mean OGC concentration calculated to 13 % oxygen (O2) content in the flue gas, measured in accordance with Annex F».

    Comentario por santi — 24 enero 2022 @ 19:09 | Responder

    • Ajam, me estás haciendo dudar. Pero no me cuadra nada. ¿Qué sentido tiene medir los contaminantes que salen por la chimenea? Por supuesto sí en entornos urbanos, pero es raro que en una ciudad o villa grande te calientes con madera (¿dónde pones la leñera? ¿cómo subes los troncos a tu piso?).
      Además, el nivel de partículas depende absolutamente de la clase de madera que quemes y su grado de humedad.

      En cualquier caso, remitiéndonos a los dos estudios citados, parece ser que la inmisión (muchas gracias por la puntualización) de contaminantes en el ambiente de la habitación calefactada es importante y peligroso.

      Comentario por Nadir — 25 enero 2022 @ 1:09 | Responder

      • El sentido de medir lo que sale por la chimenea es que la mayor parte (casi toda) la contaminación sale por ahí. Y lo lógico es que una estufa emita por la chimenea, no hacia la habitación en la que está instalada (que eso sería un problema grave, como cualquiera que haya tenido que lidiar con una chimenea que no tira habrá comprobado). Siempre puede haber una pequeña fracción de gases que se fugue al interior, pero la mayoría saldrá por la chimenea.

        Las estufas, «chimeneas» y calderas antiguas aspiran el aire de la propia habitación que caldean, y por el tiro emiten los gases hacia la chimenea (conducción), pero esto supone que hay una comunicación directa entre el ambiente interior y el hogar de la combustión. Si los humos van por donde no deben (falta de tiro) y salen a la habitación, malo. Los braseros (el que ponía mi abuela bajo la mesa camilla) y dispositivos similares (las cocinas bilbainas de antaño, por ejemplo), por el contrario, emiten los gases hacia la propia habitación, y causan muchos accidentes por CO (atufamientos); estos accidentes no suceden en funcionamiento normal, sino cuando por la razón que sea se produce un déficit de oxígeno, y la combustión se viuelve incompleta.

        Las calderas y estufas modernas deberían ser «estancas», que quiere decir que tienen aspiración de aire (normalmente forzada) por una conducción directa desde el exterior, y no tienen comunicación de gases con el interior de la habitación en la que están. Todos los gases de combustión salen forzosamente por la chimenea, o, si hubiera inversión del tiro, por la conducción de aspiración de aire.

        Supongo que esa estufa que señalas será de este último tipo pero no veo aspectos técnicos. En la publicidad, parece que no es de tiro forzado, pero si está prevista para admisión de aire canalizada. Lo que si se ve es que el hogar está separado de la habitación por una puerta de vidrío (más o menos estanca):

        https://panadero.com/es/producto/allegro/

        Sobre calefacción urbana de leña, aparte de estas estufas más decorativas que otra cosa (con la leñera debajo), tienes las calderas de pellets, que si se usan en algunos sistemas de calefacción central, creo que más en edificios públicos o industriales. Para mí son menos operativas que las de gas, por el manejo del combustible, pero parece que hay una cierta moda sobre esto. La madera, la leña, los pellets, se consideran combustibles renovables (y hasta cierto punto lo son). Y ojo, otro nuevo combustible sólido que se quiere poner de moda es el «combustible derivado de los residuos», o «Combustible Sólido Recuperado CSR» es decir, los rechazos de las plantas de clasificación de residuos sólidos urbanos, convenientemente secados, triturados y pelletizados. De momento solo para calderas y hornos industriales, pero ver veremos.

        Comentario por santi — 25 enero 2022 @ 16:40 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: