La mirada del mendigo

21 junio 2022

La guerra económica

Filed under: Economía,Internacional — Nadir @ 19:29

Voy a procurar explicar un poco cómo está la situación económica, a nivel muy básico, para quien no tiene ni idea de economía ni mucho interés por comprenderla.

Llevamos desde la crisis del 2008 con una economía en estado de emergencia, con los mercados de renta fija (bonos, deuda de las administraciones y las empresas) intervenidos. Y es que tanto el Estado, como las empresas, como los mismos particulares tenían un volumen de deuda inasumible. Así que los bancos centrales de las economías «desarrolladas» se pusieron a comprar esa deuda. Cada título que compraban en el secundario, era dinero nuevo que se inyectaba a la economía, mientras bajaban el rendimiento de los bonos. Esta maniobra, de forma conjunta a la bajada de los tipos de interés de referencia, hacía que fuera más barato endeudarse, dando un alivio a las economías (públicas o privadas) más endeudadas e insuflando más combustible (dinero) a unas economías que les costaba coger fuerza (especialmente a este lado del charco).

Algunos agentes (en España, los particulares) aprovecharon para desapalancarse, la deuda de otros es hoy inasumible al cuadrado en un contexto de tipos de interés no intervenidos.

Pues bien, con los tambores de guerra se dispararon los precios de la energía, el petróleo y el gas, que tiraron también del carbón (bien sustitutorio) y de la electricidad (producto del gas). Igualmente han subido el precio de los cereales y aceites de semillas, así como de los fertilizantes que, a su vez, han provocado una disminución del rendimiento de los cultivos que a su vez incide de nuevo en el precio del grano.

Esta es una inflación exógena, al menos en Europa la inflación subyacente (excluida energía y alimentación) se mantenía más o menos controlada, a diferencia de EEUU que con pleno empleo, cheques COVID, y la sensación de riqueza de una burbuja generalizada (bolsa, criptomonedas, inmobiliario…) tiene un problema más serio, aunque también una economía más robusta para sostenerlo (mientras el dólar no pierda su magia).

Ahora, esta inflación exógena se está trasladando, como no podía ser de otra manera (energía y alimentos son la base de la sociedad), al resto de la economía. ¿Y cual es la forma de atajar la inflación? Levantando el pie del acelerador, para inyectar menos combustible (dinero) en la economía. Es decir, subir los tipos de interés (que ya habían bajado de cero en algunas referencias, lo cual es un sinsentido económico) y abandonar las políticas de facilitación cuantitativa (compras de deuda para rebajar los rendimientos, que implica crear dinero de la nada). De esta forma se enfría la economía, pero ya hemos dicho que en el caso europeo, la inflación no venía de una economía sobrecalentada (el panorama era más bien de atonía) sino que es un fenómeno externo debido a la guerra y la cascada de sanciones.

Aquí tenemos un problema, que se llama estanflación. Una economía que languidece pero un entorno de alta inflación importada. Una subida de tipos encarece el crédito, enfría la economía y puede meternos en una depresión. Pero en el caso de economías tan sobreendeudadas (no sólo a nivel público sino, sobre todo, privado, pues muchas empresas han iniciado una huida hacia adelante comprando participación en el mercado en base a nuevas inversiones sufragadas con deuda), el peligro es aún mayor: elevar el coste de la deuda puede llevar a muchas empresas e incluso algún país al colapso.

Pero la alternativa, que es no atajar la inflación y seguir deprimiendo artificialmente los tipos de interés, metiendo más dinero en el sistema para mantener la ilusión de riqueza que generan las burbujas-de-todo es también un camino al desastre. Esa inflación exógena que hablábamos, si no se ataja, puede generar una espiral inflacionaria endógena, retroalimentada por los trabajadores demandando subidas salariales (se habla de «moderación» salarial, lo cual implica que los salarios deben ser inmoderados, no sé los de quién) y los empresarios pretendiendo mantener sus márgenes de beneficio, que acabe en una subida de precios desordenada que mine la economía (necesita una cierta estabilidad de precios). Realmente, la inflación no es un fenómeno tan terrible, de hecho es una ventaja para los deudores sobre los acreedores (básicamente, la banca). Pero la hiperinflación sí que es un monstruo que destruye la economía y hunde a todos por igual.

En resumidas cuentas, tiremos en un sentido o en otro, tenemos un problema. Así que el ECB tendrá que hilar fino, bien lo sabe Lagarde, para controlar la inflación sin meter a Europa en recesión (el ciclo económico de la recuperación post-pandemia ya se da por muerto, ya van tres crisis in a row).

Obviamente, en el Kremlin eran conscientes de todo ello y, de hecho, han avisado reiteradamente del efecto boomerang que podían tener las sanciones. Y obviamente también que tanto en el ECB como en las cancillerías europeas todo esto es bien sabido, porque es muy básico. Por eso Francia y Alemania apadrinaron los acuerdos de Minsk I y II, porque sabían que de liarse en Ucrania los europeos íbamos a salir chamuscados. Pero EEUU ordenó a su mascotita circense en Kíev seguir adelante con el proceso de limpieza étnica en el Este de Rusia, pasando de los acuerdos firmados por el anterior gobierno de Poroshenko (y Zelensky se suponía que era su alternativa pacifista, qué gracia).

Y en estas estamos. Mientras dure la guerra y las sanciones (que pueden durar mucho más que la guerra), los precios de la energía seguirán por las nubes, lo cual obligará al ECB a endurecer su política económica a regañadientes, enfriando la economía y llevando a empresas y administraciones al abismo del impago.

Fue el otro día, al salir escandalizado de la frutería al ver pimientos a más de 5€, que empecé a pensar en la posibilidad no tan fabulosa de que Rusia gane la guerra. La importante, la económica. La estrategia económica estaba mejor planificada que la militar (de hecho, ahora el problema que tienen es la fortaleza del rublo, bendito problema cuya solución es rentable para el banco central que lo padezca: vender su propia moneda de la cual dispone en cantidad ilimitada).

Será interesante ver qué grado de deterioro de la economía son capaces de soportar los gobiernos europeos antes de romper la obediencia a EEUU y promover la vuelta a un acuerdo negociado (que ya no podrá ser bajo los términos de Minsk). A ver a quién tienen más miedo, si al largo brazo ejecutor de Washington o a la ira de su propia población empobrecida.

+

Y ahora, a modo de disculpa tras el enojoso tema:

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

39 comentarios »

  1. Creo que quienes miráis la economía desde el punto de vista de la contabilidad, simplemente errais. Creo que era evidente que Rusia, que es un país esencialmente autosuficiente sobre todo en lo energético, podía resistir las sanciones mucho mejor que cualquier otra economía, sobre todo las europeas, que colapsarían a los pocos días de cerrar el grifo del gas. Lo que ignoro de este asunto es lo siguiente: a medida que la producción de gas y de crudo vaya menguando, y lo hace a un ritmo muy rápido(también el de eeuu si miramos el balance neto), qué espera gringolandia de enfrentarse a Rusia. Controlar todas las empresas que comercian con gas y petróleo ruso? No veo cual es la jugada a largo plazo.

    Comentario por Pablo — 21 junio 2022 @ 21:12 | Responder

    • ¿Contabilidad? No hay en todo el artículo una referencia a la contabilidad ni de administraciones ni de empresas.

      a medida que la producción de gas y de crudo vaya menguando –> Yastamos! A quien no tiene más que un martillo… En serio, cuando te cuentan una receta para preparar pollo al ajillo, también saltas con el peak oil y el decrecimiento? Coño, que parecéis Testítulos de Jehová, siempre con el mismo rollo! Un poco más de nivel, o si no, boleto.

      Comentario por Nadir — 21 junio 2022 @ 22:04 | Responder

      • Inflación, estanflación, tipos de interés… en efecto, todo eso es contabilidad (humana): ahí no hay rastro de nada que sea un fenómenos físico ni se le parezca. Por eso decía que seguimos intentando comprender lo que está pasando desde el punto de vista de los números y no del fenómeno subyacente (lo que en física llamaríamos el forzamiento, que empuja al mundo en esta dirección). Tuve un profesor genial que nos dijo que jamás había que perder de vista que nuestros números eran modelos de la realidad, solamente un modelo, y que siempre siempre siempre lo más importante era comprender las limitaciones de los modelos, porque de lo contrario el modelo en si tarde o temprano acabará haciéndonos malinterpretar la realidad. En este caso que nos ocupa, estamos intentando comprender la realidad con un modelo económico que puede servir para un contexto de crecimiento, pero no para el contrario.
        En el mundo de lo real, los precios de la energía se estaban disparando antes de la guerra, la inflación era muy alta antes de la guerra, la escasez de diesel afectaba ya varios a países (primero los pobres, claro), Europa ya tiraba de más carbón antes de la guerra. Desde un punto de vista de la termoeconomía, la actividad humana (si excluímos quizá aquella precisamente dedicada a obtener energía) se está contrayendo, aunque nuestros cálculos de PIB (de nuevo la contabilidad humana) se sigan inflando artificialmente.
        Volviendo al tema original, si, otra vez el martillo, la termoeconomía, que es la rama de la economía que estudia la actividad humana desde el punto de vista de la energía disponible para llevarla a cabo, dice que si la cantidad de energía neta disponible (no me vengas otra vez con eso de que el volumen de líquidos del petróleo aumenta) vaya cayendo inexorablemente,y sobre todo decae la producción de diesel, que es la sangre del sistema (casi toda la maquinaria pesada funciona con diesel), es inevitable que nuestros sistemas se contraigan. Una vez aceptemos eso, y creo que el tiempo nos da la razón, lo interesante será saber quién se queda antes sin su porcioncita de pastel, y casi estoy seguro de que en la guerra de Ucrania también hay en juego algo de eso.
        Así que ya respondo yo a tu frase: «Así que el ECB tendrá que hilar fino, bien lo sabe Lagarde, para controlar la inflación sin meter a Europa en recesión (el ciclo económico de la recuperación post-pandemia ya se da por muerto, ya van tres crisis in a row).» Da igual lo que haga el BCE, porque mirando a la contabilidad no se puede arreglar un problema cuya causa simplemente no está ahí.

        La única alternativa que hay, como filtraron los del grupo VI del IPCC, es abandonar el capitalismo. Por cierto, qué raro que no les des nada de coba, siendo científicos, algo te interesará lo que tienen que decir sobre el clima, no?

        Comentario por Satanderino (@YourTrashHeap) — 25 junio 2022 @ 15:33 | Responder

        • Mejor aparcamos el debate sobre cuestiones terminológicas, me parece improductivo.

          los precios de la energía se estaban disparando antes de la guerra –> Porque los operadores se la estaban oliendo. Los mercados cotizan expectativas, no lo olvides.
          la inflación era muy alta antes de la guerra –> Debido a lo anterior, más la rotura de cadenas logísticas y encarecimiento de los fletes. Ahora está iniciando una espiral inflacionaria.
          la escasez de diesel afectaba ya varios a países –> faltan inversiones para mantener la capacidad de refino. En menor medida, también faltan inversiones en upstream.
          Europa ya tiraba de más carbón antes de la guerra –> No sé si te acuerdas, pero ya en Septiembre del año pasado había terror porque los inventarios de gas en Europa, tras la pandemia, estaban muy bajos. Y… bueno, yo qué sé, la política energética alemana parece diseñada por un subnormal.
          Desde un punto de vista de la termoeconomía –> Sonamos! Ya empezamos a decir gilipolleces. Termoeconomía. Me cago en Dios, qué proliferación de nuevos palabros. Según una payasada que os acabáis de sacar de la manga… la actividad económica se contrae contra toda evidencia. Exactamente el resultado que llevamos décadas vaticinando, desde el club de Roma. Po fale. Eso me recuerda al instituto ruso que estudió el vuelo del abejorro y concluyó como no podía volar. Y el abejorro preocupado. Buena parte del mundo sigue creciendo y desarrollándose, ajenas a estas tonterías decrecentistas. Europa no, pero a quién le importa.
          decae la producción de diesel –> es una circunstancia puntual. Lo mismo que la reducción del shale, que al subir el precio del barril volvió a conectarse. Si los operadores económicos consideran que los precios altos y la demanda son sostenibles en el tiempo, tendrás gasóleo hasta para bebértelo en cubatas. La cuestión es que el mundo rico está agilipollado con lo del BEV, y cree que va a ser un cambio fulgurante. Y no va a ser así, al menos en la mayor parte del mundo (especialmente los pobres y no tan ricos… como España). Y van a faltar carburantes, gasóleo y gasolina (que está igual de tensionada que el gasóleo, no sé si te habrás dado cuenta que está aún más cara). India ya está construyendo capacidad de refino, viendo la oportunidad de negocio. Bien por ellos.
          el tiempo nos da la razón –> Por ahora, lleva cachondeándose de vosotros 4 décadas.
          Da igual lo que haga el BCE –> Eso sólo lo puedes decir desde la ignorancia. Es crucial que jueguen bien con los tipos, porque pueden meter a la economía (la de verdad, la que te da de comer, no las payasadas esas piquistas) en una depresión.
          abandonar el capitalismo –> Y en un sistema socialista se produce energía con los pedos de los unicornios, y los coches andan con zumo de hada?
          Joder, joder, me cago en Dios. Estoy harto de chorradas de izquierda new age. Dónde está un Stalin que os mande a Siberia a reflexionar una temporada…

          Comentario por Nadir — 25 junio 2022 @ 16:58 | Responder

          • No solo es posible (y necesario) el decrecimiento, sino que el Satanderino tiene razón en que para ello es necesario abandonar el capitalismo. Y Trataré de explicarlo: En la URSS, durante décadas enteras, los precios permanecieron bastante estables mientras los sueldos subían lenta pero continuamente. El resultado era que con la misma cantidad de tiempo de trabajo cada vez podías adquirir más artículos de consumo. Y como bien vuelve a explicar Satanderino, todo eso no es más que contabilidad humana aplicada sobre hechos físicos. Es decir, esa mejora en la productividad se aplicó así como se pudiera haber hecho de otra manera. Por ejemplo manteniendo los sueldos y disminuyendo el precio de los artículos. Contablemente eso contaría como «decrecimiento». La primera opción supone «crecimiento», la segunda «decrecimiento. Pero el hecho es que para el trabajador no habría supuesto apenas diferencia en su capacidad adquisitiva ni en su vida real.

            En el mundo físico o real no tiene importancia que las mejoras productivas suban los sueldos o rebajen el precio de sus artículos. Pero en el mundo financiero o capitalista, sí, y mucho. Por ejemplo, si los precios de todo bajaran de forma constante, nadie podría comprar una casa para especular con ella, porque su precio bajaría inexorablemente y nunca podría rentabilizar su inversión. Lo mismo se aplicaría a tierras y demás bienes. Dado que la inversión especulativa encarece artificialmente el precio de los artículos, esto redundaría nuevamente a la baja en el precio de los mismos, con lo que los sueldos tendrían aún más poder adquisitivo.

            Además, unos precios a la baja supone que el dinero se revalorice con el tiempo, con su incidencia sobre el ahorro, que se convertiría en un valor en sí mismo. Así que si sumamos que el dinero en posesión se revaloriza, mientras que el gastado en la adquisición de un inmueble, por ejemplo, pierde valor, podemos imaginarnos que en tales circunstancias es prácticamente imposible meterse en cosas como una hipoteca. El interés, que es el impuesto que los que tienen dinero imponen a los que no, no tendría viabilidad ni razón de ser, y los bancos irremisiblemente tendrían que desaparecer, al menos tal como los conocemos. Y esto es completamente imposible en un mundo capitalista, completamente subordinado a los intereses y mecánicas financieras.

            En ese sentido, el decrecimiento no solo no es una «tontería», sino que está respaldado por el que quizá sea el mejor economista de todos los tiempos, el señor John Maynard Keynes. Él calculaba que para este tiempo solo necesitaríamos trabajar cuatro horas para vivir con todas nuestras necesidades cubiertas holgadamente. Y dado que en el aquel tiempo la mujer apenas se había incorporado al mundo laboral, hay controversia si había previsto esto en sus cálculos o lo estimaba únicamente en base a los ingresos del «cabeza de familia».

            Resumiendo: no solo es que «crecimiento» y «decrecimiento» no sean más que puntos de vista o apuntes contables o financieros, sino que un decrecimiento físico o real sería más que perfectamente posible con un sistema productivo o distribución más eficiente.

            Comentario por Hedonomía (@hedonomia) — 26 junio 2022 @ 12:54 | Responder

            • Pf Argumentos de autoridad usando Keynes. Hay toda una rama de economistas que no está de acuerdo con él, y en política monetaria a mi no me acaba. Si un país decide usar el cobre como moneda de cambio en lugar de denominaciones basadas antes en el oro, y ahora en el dólar, simplemente acabarían empobreciéndose, porque han tomado malas decisiones. Y el uso de monedas / divisas. Lo que los ingleses llaman «currency» es muy anterior al capitalismo.

              Que estamos jodidos porque somos demasiados consumiendo muchísimo, y los recursos limitados que tenemos se están agotando, sí. Que las élites actuales tienen que caer para intentar recuperarnos, los que sobrevivan? Probablemente.

              Lo que yo no veo es como justificamos un decrecentismo sin aceptar que estamos haciendo un genocidio de máximas proporciones, teniendo en cuenta que ahora hay más gente viva que prácticamente todos los humanos que han vivido desde que nacimos como especie. Y tampoco veo como justificamos ese genocidio cuando volveríamos a poner las miras en crecer otra vez, simplemente con peores ecosistemas.

              Además.. esto ya ha pasado, en menores proporciones, un par de veces en la historia escrita de la humanidad, como el siglo (¿dos siglos?) que los campesinos europeos tuvieron mucho más poder de negociación frente a sus élites, tras morir un % importante de ellos en la peste negra.

              Comentario por Don Juan — 27 junio 2022 @ 10:18 | Responder

              • Siglo XIV. Hay quien dice que esa crisis alumbró el Renacimiento (el Decamerón…)

                Comentario por Nadir — 27 junio 2022 @ 12:09 | Responder

              • Señor Don Juan, cuando usted dice: «hay toda una rama de economistas que no está de acuerdo con él»… ¿no está tratando de usar a su vez un «argumento de autoridad»? ¿Usted cuando tiene un problema de salud, va al médico, le pregunta a su «cuñao», o hace una encuesta?
                La cuestión es que siguiendo directrices keynesianas, la economía europea experimentó un crecimiento nunca antes conocido y nunca después ni remotamente acercado. A ese periodo se le conoce como «las tres décadas gloriosas». La autoridad de Keynes está respaldada por los hechos. La de esos economistas que se andan por las ramas, lo dudo.

                Todo artículo susceptible de ser comprado, lo es de ser utilizado como moneda. Porque toda compra es un intercambio, y la premisa de todo intercambio es que tengan el mismo valor. Usted puede comprar cobre pagando en oro, pero el que se lo vende está comprando oro y pagando con cobre. Igual que cuando compra un bolígrafos por dinero, la contraparte está comprando dinero con bolígrafos. La razón de ser de la moneda es simplemente métrica y práctica. Porque sabemos el precio del bolígrafo, pero no cuántos bolígrafos vale un kilo de patatas. Ni cuántas patatas vale un transistor. Del mismo modo que decimos que algo mide tantos metros, en lugar de «tantos bolígrafos de largo» y pesamos en kilos, en vez de decir: «tiene treintaytantas patatas de peso».

                Ya dije que para que el decrecimiento sea posible, es necesario una distribución más eficiente y acabar con el capitalismo; no sólo porque sea un sistema extremadamente ineficiente, sino porque el capitalismo no redistribuirá nada que no arrebatemos de sus frías manos muertas. Por ello enfoca la cuestión al revés. El decrecentismo se necesita precisamente tratar de evitar «un genocidio de máximas proporciones». Y para explicar por qué, no hay más que atender a las pirámides de Maslow. Ahora mismo ya habría comida de sobra para todo el mundo, solo habría que distribuirla equitativamente. Lo que nos dicen además tales pirámides es que la gente prefiere comer que fumar, jugar al golf o darse unas cremitas para la piel. Así, con un sistema o distribución de recursos más eficiente, habría más campos sembrados de arroz o trigo, en vez de tabaco, aloe vera, o convertidos en campos de golf.

                Comentario por Hedonomía (@hedonomia) — 27 junio 2022 @ 16:34 | Responder

                • Buenas tardes Hedonomía.

                  Me voy a fijar en esto, porque me parece muy importante y me es un desacuerdo fundamental entre nuestras posturas –> «Todo artículo susceptible de ser comprado, lo es de ser utilizado como moneda. Porque toda compra es un intercambio, y la premisa de todo intercambio es que tengan el mismo valor. »

                  No, un intercambio entre dos bienes no los hace ambos susceptibles a convertirse en Moneda. Imaginemos un supuesto en el que una serie de países, dígase la Unión Europea, decide pasarse a un patrón basado en el Cobre. Y en lugar de utilizar oro (O Fiat respaldado por reservas de oro en bancos centrales, como ahora) comenzamos a usar cobre como moneda. Automáticamente, las empresas mineras pivotarían hacia la extracción de cobre, aumentando la cantidad que entrar en el mercado, y así mismo reduciendo el poder de compra de los estados que hayan decidido usar como moneda el cobre. Y esto ocurre porque la relación entre stock y inflow o la cantidad anual que se mina en relación a la cantidad total en circulación es relevante. Y es uno de los puntos fundamentales por los que yo no estoy de acuerdo con esa premisa del Keynesianismo, y que me parece crítica. La elección de una moneda no es una «alucinación colectiva» no podríamos usar plátanos como moneda en lugar de oro, aunque nos pusiésemos todos de acuerdo, ni siquiera todos los metales o otros materiales poco perecederos. Por lo que te acabo de comentar. No sé si estás de acuerdo. Lo que he hecho es resumirte la postura de los escuela austriaca de economistas. No es que se me haya ocurrido a mi 😛

                  «Ya dije que para que el decrecimiento sea posible, es necesario una distribución más eficiente y acabar con el capitalismo; no sólo porque sea un sistema extremadamente ineficiente, sino porque el capitalismo no redistribuirá nada que no arrebatemos de sus frías manos muertas. Por ello enfoca la cuestión al revés. El decrecentismo se necesita precisamente tratar de evitar «un genocidio de máximas proporciones». Y para explicar por qué, no hay más que atender a las pirámides de Maslow. Ahora mismo ya habría comida de sobra para todo el mundo, solo habría que distribuirla equitativamente. Lo que nos dicen además tales pirámides es que la gente prefiere comer que fumar, jugar al golf o darse unas cremitas para la piel. Así, con un sistema o distribución de recursos más eficiente, habría más campos sembrados de arroz o trigo, en vez de tabaco, aloe vera, o convertidos en campos de golf.»

                  Estoy familiarizado con las pirámides de Maslow, lo que no veo es cómo, de forma práctica, comenzarías a hacer esos cambios, y tampoco veo como resuelves el problema de un genocidio inminente. hay comida para 8.000 millones, muy bien, pero yo creo que está claro que hemos demostrado que los comportamientos de los humanos, vistos desde lejos se asemejan más a un hongo espacial que emite CO2, que a cualquier otra cosa. Habrá para 8.000.000.0000 humanos, pero para 18 millardos? ¿Limitamos también quién puede tener hijos para impedirlo?

                  La respuesta puede ser sí, de hecho ya me parece trágico que no llevemos 30 años o más seleccionando in vitro los mejores embriones en lugar de echar un rezo y esperar a que salga bien el asunto.

                  Pues eso. Que lo que me falta, es un plan coherente de cómo llevar esas ideas sueltas de decrecentismo (Es curioso como el corrector me lo marca como que la palabra está mal) a la realidad, si tienes algún enlace que me puedas vincular, te lo agradezco, pa no repetirnos. 🙂

                  Comentario por Don Juan — 27 junio 2022 @ 19:29 | Responder

                  • Eugenesia, uyuyuy 😉
                    ME parece interesante, ahora vete y dile a un somali q hay q decrecer, no se como se lo tomara, jejejeje. En serio no se, me parece a mi q lo que hay q hacer es racionalizar, pensar a nivel global (esta ya es evidente q es imposible). Pq zonas que no han conocido mas que la miseria no van a poder crecer y desarrollarse, pq unos individuos del primer mundo que gastan mas en gomina que muchos de ellos en comida dicen que han de decrecer… Y vete y dile tu al peon de albañil que no se puede ir a tomar una caña despues del curro, ya habeis visto que la gente estaba mas preocupada por el cierre de bares que por las victimas del covid, asi que imaginate si es por el bien comun, jajaja. Debatir ciertas cosas me parece absurdo, pq la realidad nos dicta que vamos en la direccion contraria a lo que creo que la razon nos dicta a todos, o la mayoria que andamos por aqui. Supongo que sera la edad, pero me aburren los debates en abstracto tan alejados de la ponzoñosa realidad
                    Pesimistas saludos 😉

                    Comentario por Emilio Fernandez — 27 junio 2022 @ 22:57 | Responder

                    • No creo que haga falta irse tan lejos. Cualquier trabajador en este país quiere progresar, tener mejores condiciones materiales de vida. Porque coño, si es por hundir la economía (= recesión=decrecimiento)… eso es de lo más fácil: sólo tenemos que seguir haciendo el capullo. Lo jodido es crecer, desarrollarse… eso ya es más jodido, hay que hilar fino, más según te elevas.
                      Y con un 118% de deuda y un 6,9% de déficit, poca broma. A ver si se levanta otra tormenta en los mercados de deuda, y decrecemos del tirón.
                      Lo siento, es que hay que ser subnormal. Es no tener ni la más mínima cultura económica para saber qué pasa cuando la economía, en vez de crecer, se deteriora. Desempleo, miseria, desarraigo, criminalidad, desesperación. No es hermoso ser pobre, no tiene ninguna lírica.

                      Comentario por Nadir — 28 junio 2022 @ 0:10

                  • Quisiera que reflexionara sobre lo que llamamos riqueza y a partir de ahí sobre el decrecimiento.
                    Empezando a contar desde el año 1000 las principales y más famosas vías generadoras de riqueza fueron:

                    -La ruta de la seda.
                    Hacer una prenda de seda precisa como entre 100 y 1000 veces el trabajo que requiere una de algodón. Crear 100 prendas de algodón no genera tanta «riqueza» como hacer una sola de seda. Pero en términos de efectividad (vestir y quitar el frío) como de eficiencia (horas de trabajo por prenda) es una ruina total.

                    -La ruta de las especias.
                    Las especias directamente podían costar más que su peso en oro. Así que eche cuentas cuántos kilos de harina se podrían comprar con el coste de uno de especias. En términos de efectividad y eficiencia nutricionales, que era el mayor problema de la época, era aún más ruinoso.

                    -La flota de indias.
                    Como bien sabrá, tanto si se pone ciego a imprimir billetitos, como si trae barcos de américa cargados hasta los imbornales de oro y plata, el añadido de moneda no genera en realidad valor, sino que el valor se diluye entre el conjunto de moneda circulante. Es decir: se devalúa. Añadir oro al sistema sin duda es extremadamente lucrativo para el que lo saca de las minas, pero a los ahorradores o poseedores de oro les haces la puñeta, con lo que lo que unos ganan prácticamente otros lo pierden. Socialmente solo aporta más liquidez, no más riqueza.

                    -El tráfico de esclavos.
                    Èste generaba una enorme «riqueza» desde su captura en África hasta su más bien pronta muerte en alguna plantación americana. Pero en términos de riqueza social, empezando por el hecho que ahora esos esclavos serían considerados «gente» y por tanto parte de esa sociedad, pues… no hace falta más comentarios.

                    -El tráfico de opio.
                    Lucrativo donde los haya. Pero un nuevo ejemplo de cómo «riqueza» no tiene por qué suponer algo positivo para la sociedad. Todos estos supuestos solo pudieron darse por graves deficiencias distributivas, (grandes desigualdades) y de no haber existido o haberles puesto fin, («decreciendo» en el proceso) no hubiese supuesto tanto para la sociedad en sí, especialmente si hubiera sido por eliminar la causa de la que emanaba toda esa «riqueza», que era la inmensa desigualdad reinante.

                    Comentario por Hedonomía (@hedonomia) — 28 junio 2022 @ 10:13 | Responder

                    • No hay que ir tan lejos. El tabaco, por ejemplo, u otras drogas ilegales. Tienen un valor de mercado y causan un perjuicio a la salud. O las armas, o las revistas de cotilleos. ¿Y? Ahora la economía debe discriminar entre bienes «buenos» y bienes «malos»? Eso no es ámbito de la economía.

                      Comentario por Nadir — 28 junio 2022 @ 10:56

                    • La cuestión no es que haya bienes «buenos» o «malos», que también; ya que si intenta traficar con esclavos o heroína, por ejemplo, puede tener problemas. Por supuesto que la seda, las especias o el oro no son «bienes malos» en sí mismos. El problema es que mientras un acaudalado podía lucir prendas de seda, los cien de cuyo trabajo extrajo su fortuna, igual no se podían poner ni una de algodón. El problema es la distribución. Y ahí sí que hay una distribución «buena» o «justa» y una «mala» o «injusta».

                      Comentario por Hedonomía (@hedonomia) — 29 junio 2022 @ 12:41

                    • Pero es que lo mezclas todo. Primero tratas sobre la definición de la riqueza, y ahora sobre la redistribución de la misma. Sí, obviamente estoy de acuerdo en que hay un problema de concentración de riqueza, porque lo hay de capital. Y según el capitalismo sigue funcionando, se irá acrecentando, porque es su fin.

                      Lo que creo que quieres ir a parar es el valor trabajo y el valor de uso de las cosas. Pero es que el valor y el precio son cosas distintas, y querer tomar uno por otro no tiene recorrido. Por ejemplo, tú puedes llegar a la conclusión de que la seda no debe costar mucho más que el algodón. Pongamos el doble. Y fuerzas a que los precios reflejen esta asunción, perfectamente racional. Al día siguiente de que la publiques, se han agotado los artículos de seda, y no se ha vendido ninguno de algodón. Y así será mientras la población (el mercado, si lo prefieres) perciba un desfase entre valor otorgado, subjetivo, y precio.

                      Comentario por Nadir — 29 junio 2022 @ 23:32

                    • No sé si no me he explicado… en cualquier caso lo vuelvo a resumir.
                      Primero: -Que tanto en el pasado como ahora, lo que llamamos «riqueza» no tenía por que suponer o revertir en provecho o bienestar para la mayoría de la sociedad.
                      Segundo: -Que es el trabajo y la eficiencia en su desarrollo lo que verdaderamente mide y expresa nuestra riqueza, no apuntes contables, castillos en el aire o trapantojos capitalistas. Y en ese sentido, las pirámides de Maslow supone una buena escala o medida del valor social o humano.
                      Tercero: -Por si no lo ha notado, soy socialista, pero de los de «verdad», en el sentido de que creemos que los problemas sociales tienen una responsabilidad social (en contraposición con el discurso liberal de que si eres pobre es por tu culpa) y por consiguiente deben tener una resolución social.
                      Cuarto: -La desigualdad es inherente al capitalismo, y la ineficiencia en el aprovechamiento de lo que crea la riqueza, que es el trabajo, es inherente a la desigualdad. (Que no al capitalismo en sí) Digamos que la desigualdad es el patógeno y el capitalismo el huésped en que mejor prolifera, hasta el punto que la medicina keynesiana solo consigue ralentizar esta proliferación.
                      Quinto: -Por todo ello, si nuestra riqueza es el aprovechamiento del trabajo, aumentos o disminuciones en tal eficiencia o rendimiento es mucho más importante y la verdadera medida de nuestro «crecimiento» o «decrecimiento», en lugar de apuntes contables capitalistas.

                      Comentario por Hedonomía (@hedonomia) — 30 junio 2022 @ 10:12

          • Así que los productores de hidrocarburos se veían venir la guerra unos pocos meses antes, pero no han visto venir que la producción de diesel lleva cayendo desde 2018 (podríamos decir que en realidad es desde 2015, pero es más una fase de meseta) y por eso no han adaptado sus refinerías. Ajá. Ya. Llamadme terco, pero si hasta la propia AIE reconoce que la producción de petróleo crudo convencional cae desde 2006 (si mal no recuerdo), y la única que sube es la de petróleo ligero de roca compacta en EEUU, y si resulta que la proporción de diesel y querosenos es más baja en estos últimos y más alta en gasolinas y naftas, diría que forzosamente la producción de diesel tiene que bajar. Para ser un tema puntual, lleva siendo puntual desde 2015. Fue el presidente de Repsol el que dijo que no quedan yacimientos rentables, por cierto, no yo. Repsol y muchas otras compañías están dejando de invertir en petróleo desde hace años y se hacen comercializadoras de electricidad porque se han vuelto ecologistas, claro.
            – Faltan inversiones para mantener la cantidad de refino: cualquier malpensado podría decir que para que van a invertir más las compañías, si cada vez tienen menos que refinar.
            – Termoeconomía: pues no es un palabro, es una disciplina de la economía. Mira, hoy has aprendido algo. Hay bastantes papers dedicados a estudiar la economía incorporando los flujos de energía. Tiene toda la lógica del mundo, y explica por ejemplo la alta correlación que hay entre PIB y consumo energético. No se en qué basas la afirmación de que buena parte del mundo sigue creciendo, porque el PIB tiene muchas deficiencias. Yo diría que desde la crisis de 2008, la situación económica de la gente de a pie es peor, incluso la de la gente que conozco por el mundo, y eso que son gente con estudios universitarios y trabajos tirando a buenos.
            – El tema del shale no es puntual, se ha producido una quiebra generalizada de esas compañías, incluyendo la más grande Chesapeake en Junio de 2020, y eso que las sostenía una inyección de dinero público descomunal amén de las inyecciones de inversores de todo tipo. Esas compañías no han tenido beneficios nunca, ni con el barril en máximos históricos. Y es lógico, por mucho que truques la contabilidad, si no extraes del pozo más kwh de los que inviertes en obtenerlos, esa fuente jamás será rentable. El crudo de hace cien años tenía una tasa de retorno de más de 100, el de ahora está en torno a 20, y la del fracking es de 3. Se considera que para ser rentable, una fuente de energía tiene que tener una tasa mayor de 10. Así que puedes engañar a mucha gente para que metan pasta en ese pozo, pero al final hay alguien que jamás la recuperará. Como ves, la termoeconomía es muy útil, y más cuando se trata de temas relacionados directamente con la energía.
            – Siento mucho que el estudio del abejorro concluyera que no podía volar. Diría que un estudio así no superó el corte para ser publicado en ninguna revista científica por la sencilla razón de que uno de los pilares de la ciencia es la observación. O quizá el estudio versa sobre otras especies y quienes lo critican son magufos que no han entendido que los modelos tienen limitaciones y que para aplicarlos es preciso conocer esos límites de los modelos.
            – El tiempo sigue dando la razón a quienes afirmaban que la producción de crudo caería, si. Invito a cualquiera a coger los informes de la AIE y mirar año tras año cuánto crudo (repito, crudo, y no otras mierdas no rentables energéticamente) se decía que se iba a producir, y cuánto se está produciendo realmente. También les da la razón en que la energía neta disponible, si se tiene en cuenta que la tasa de retorno energético es cada vez menor, que la energía neta disponible está cayendo. De nuevo aquí lo bueno es que la opinión de Mendi no importa, por muchos aspavientos que haga y mucho que se indigne y mucho que amenace, y que solo hay que buscar literatura científica sobre el tema (incluso la mierda que publica la AIE vale) para conocer la situación.

            Comentario por Satanderino (@YourTrashHeap) — 4 julio 2022 @ 2:39 | Responder

        • Por cierto, me mola tu apodo. 🙂

          Comentario por Nadir — 25 junio 2022 @ 18:38 | Responder

  2. Hasta ahora nadie a condenado a Ucrania por la infamia de utilizar a su propia población civil como escudos humanos y carnaza para la propaganda contra Rusia, pero si siguen recibiendo armamento pesado y consiguieran el cerco a alguna ciudad importante (como podría ser Jerson próximamente) las imágenes de población civil masacrada por los ucranianos no se podrán ocultar (como ocultan lo de Donets) y ya no habrá tapadera moral entre los «bienpensantes» para seguir armando a Ucrania, y empezará a tambalearse el apoyo incondicional y se cuestionará el sentido de esta guerra.
    Pronto la propaganda ya no podrá contener la indignación de parte de la población europea por el embrollo en el que nos han metido. Cuando el grueso de la población tenga problemas para subsistir ya no le servirá al poder la excusa de la guerra para escurrir el bulto.
    Será curioso observar cómo el este de Europa (salvo Hungría, Serbia y Austria) se alinee con Washington aun haciendo colapsar sus economías, mientras países como Francia y Alemania vuelvan a buscar a Rusia por el suministro de materias primas. Un sálvese quien pueda en medio de una inestabilidad política, social y económica generalizada en toda Europa en la que el Este por su suicidio geopolítico y el Sur por el colapso económico, pasaremos a formar parte del Tercer Mundo «apoyados» por nuevas políticas: coordinación de respuestas globales, asistencia de emergencia, solidaridad, resilencia y demás retahíla de palabros-neologismos de los tahures de los organismos internacionales (USA) que nos facilitarán la caída en espiral por el agujero negro al que nos empujará la Vieja Europa industrial y tecnológica soltando lastre. Que nos sea leve.

    Comentario por Úrbez — 22 junio 2022 @ 7:56 | Responder

    • las imágenes de población civil masacrada por los ucranianos no se podrán ocultar –> ¿Y por qué no? No sólo no me parece imposible, sino que incluso me parece trivial: basta con que sigan haciendo lo que hasta ahora. Todas las víctimas, por defecto, se achacan al bando ruso. La destrucción, al bando ruso. Si bombardean Jerson, será porque los malvados rusos usan a los civiles como escudos humanos y el ejército ucraniano no le queda más remedio que liberarlos a bombazos. En esta guerra me he dado cuenta que la capacidad de los medios para conformar la realidad percibida es prácticamente ilimitada.
      No hay, además, otra fuente alternativa que de opción de dudar. Todos los medios, progres o fachas, reproducen el mismo relato. Si sabes algo de inglés, puedes consultar medios británicos o estadounidenses, que te dirán lo mismo (aún en los medios gringos se permite una cierta disensión, fisuras que no son aceptables en sus esbirros). Lo mismo si sabes algo de francés y alemán. Para leer otra cosa, tendrías que saber ruso o llevarte el trabajo de traducir los medios rusos (tan propagandistas como los occidentales), pero están bloqueados. Y hay muy muy poca gente que esté dispuesta, para informarse correctamente, a entrar a un medio ruso por medio de una VPN, traducir el contenido propagandístico y, por interpolación con la propaganda local, llegar a una sospecha de por dónde debe ir la verdad.
      Quedan los medios de los países alineados, pero aún tienen lenguas más raras y sus medios son prácticamente desconocidos en Europa.

      Comentario por Nadir — 22 junio 2022 @ 10:20 | Responder

    • No creo que veamos,sitios de ciudades por parte ucraniana, en oírte por su estrategia de usar tropas de reservistas en posiciones fortificadas para ir desangrando a los rusos las fortificaciones compensan perfectamente sus carencias y les permite contraatacar con las formaciones de primera línea. Y con estas unidades se lanzarán contraataques que a ver por dónde irán. Y ahora saco mi bola de cristal, en julio y agosto las levas ucranianas de marzo deberían estar entrenadas y equipadas igual vemos contraataques fuertes por parte de Ucrania.

      Comentario por condevorkosigan — 23 junio 2022 @ 16:58 | Responder

      • Soy corvo, me ha hecho una pirula el WordPress y me ha pillado uno de mis correos

        Comentario por condevorkosigan — 23 junio 2022 @ 17:02 | Responder

        • He revisado el spam y no encuentro nada tuyo. ¿De qué día es?

          Por cierto, y ya para todos los comentaristas. Como veis, estoy probando diferentes combinaciones, para agilizar el debate (no tener que aprobar manualmente los comentarios, lo cual además es un puto coñazo para mí). En principio, se trata de identificarse y se deberían publicar automáticamente. ¿Cómo va? ¿Os parece engorroso? ¿Mejora la interacción?

          Comentario por Nadir — 23 junio 2022 @ 22:27 | Responder

          • Una mierda, un horror.
            No te lo perdonaré nunca (Carmena)
            Me has obligado a abrri uan cuenta en tuiter para poder postear…..romper con todos mis arraigados principios… eres odioso, lo sabes , no?

            😦 😦 y otra vez 😦

            Comentario por Santi Avils Nueva (@AvilsSanti) — 6 julio 2022 @ 21:33 | Responder

            • De Twitter? Y para qué? Por qué no te abres sencillamente una cuenta de WordPress?

              Es una pequeña molestia, y de verdad que lo siento, pero de esta forma los comentarios no tienen por qué esperar a ser publicados, así el debate es más dinámico (y me descargo de trabajo).

              Comentario por Nadir — 8 julio 2022 @ 1:44 | Responder

            • Tengo una cuenta en Twitter
              que uso para seguir a un ciudadano, uno nada más.
              Si cierra la suya, yo también cerraré la mía.
              Secundo la sugerencia de Nadir: WordPress es otra cosa.

              Comentario por Juan Manuel Grijalvo — 8 julio 2022 @ 9:34 | Responder

      • Honestamente, yo no tengo ni remota idea de cuál es la situación operativa de ambos ejércitos. Y tampoco creo que tú sepas más. Veamos ¿Quién desangra a quién? Por una parte, podemos pensar que los rusos llevan la peor parte, porque es el atacante; pero eso sólo reza en el Donbass, en Jersón son los que defienden. Por otra parte, en una guerra de posiciones como la que estamos, la superior artillería rusa impone un mayor castigo al bando ucraniano.
        ¿Qué pasa? Que Ucrania ha decretado una movilización general, con lo que el aporte de nuevas tropas a la carnicería es virtualmente infinito (300 muertos al día es una cifra perfectamente asumible para el estado mayor ucraniano, se podría mantener de forma indefinida, de hecho diez veces más sería perfectamente asumible durante años). Rusia, por el contrario, está más limitada en ese aspecto. Putin ha caído presa de su propia mentira (que realmente creo que era su idea original, pero ahora no quiere desdecirse y reconocer que fracasó) sobre la «operación especial militar», y él mismo se ha cerrado la puerta a destinar más tropas. Está teniendo mucho cuidado con no escalar el conflicto, que es precisamente la voluntad de la OTAN y sus perros del gobierno de Kíev. Y es lo que me da más miedo, que Kíev busque la forma de provocar esa escalada como sea, por ejemplo con el uso de misiles sobre suelo ruso, o algún otro movimiento que no pueda eludir una respuesta. Por suerte, parece que en el Kremlin, por mucho que digan los propagandistas, actúan con mesura y templanza. Por ejemplo en el caso del F16 turco que derribó un Su-24 ruso en Siria. Me figuraba que habría algún tipo de represalia, y no la hubo, afortunadamente.

        Comentario por Nadir — 23 junio 2022 @ 22:45 | Responder

  3. Bon dia.

    Primero, manifestar que la intervención de Pablo (no conozco a nadie de ustedes) me parece un aporte interesante, educado y pertinente, ya que el pick oil subyace en mayor o menor medida en el asunto. Además, yo también he percibido su intervención (Nadir) desde una perspectiva contable/económica. Ahora ya nos puede dar boleto 😉
    Segundo, gracias por el análisis, Nadir. Me parece muy interesante. Yo no tengo ni idea de economía, más allá de lecturas dispersas. Ayer me estaba leyendo el Informe Petras, que la clava bastante y explica mi mida (soy del 75). Para arreglar el mundo, un pobre ignorante como yo (y lo digo convencido), sólo tengo una propuesta: erradicar la figura de la herencia. Tabula rasa en cada generación.
    Es verdad que no serviría para arreglar el mundo, pero sí para enfriar la economía y, sobre todo, redistribuir la riqueza. Eso es, promover la igualdad social, sin menguar la sacrosanta libertad individual del buen capitalista «burqués» (hijo de buena madre….), preocupado por «generar» riqueza. Es una idea, que seguro es de nivel idiota, y imposible de implementar: el matriarcado no lo permitiría jamás. Por eso la monarquía no desaparecerá nunca.
    Y para acabar, respecto al problema de Ucrania, una posible solución sería respetar las voluntades populares con referendums: algunos cada 25 años con temas estructurales (monarquía/república; independencia/dependencia/EFTA/EU; etc.; y otros más diarios, semanales, mensuales, anuales o quinquenales (elección libre de todo concepto político, militar, económico y social). Pero eso sería mucho pedir, ¿no les parece?

    Comentario por Anónimo — 22 junio 2022 @ 8:21 | Responder

    • Força al canut!

      la intervención de Pablo –> La intervención de Pablo es cansina y obtusa, propia del que no tiene más recursos intelectuales que la repetición ad nauseam de los mismos argumentos que ha leído en otra parte. Por cierto, Peak Oil, ya que lo mencionas al menos escríbelo correctamente. Y sí, todo muy educado, si eso no se lo quito. Tooodos sois muy educaditos. Pero yo con eso no adelanto nada, no me aporta nada.

      he percibido su intervención (Nadir) desde una perspectiva contable/económica –> Económica, obvio, es una entrada sobre un tema macroeconómico como la inflación y la política de los bancos centrales. ¿Contable? No hay contabilidad por ninguna parte. La inflación no es un apunte contable, es un dato estadístico. Los tipos de intervención no tienen nada que ver con la contabilidad, son coeficientes que los bancos centrales aplican a los comerciales.

      el Informe Petras –> El gobierno de Felipe González lo encargó, y luego no le gustó nadita lo que salía en la foto y lo mandó a la papelera.

      erradicar la figura de la herencia –> Sin duda. Estoy completamente de acuerdo. Pero eso es imposible en una democracia tutelada, por emplear un eufemismo amable. El término más preciso es una plutocracia, una dictadura capitalista. La perpetuación de las fortunas por medio de la herencia sólo se podrá suprimir en una sociedad regida por el grueso de la población, es decir, en un sistema socialista. Es decir, en una democracia.

      para enfriar la economía –> No, al revés, eliminar la figura de la herencia dispararía la redistribución de la riqueza y, por lo tanto, dispararía el consumo de las clases bajas, calentando la economía. Y sería un efecto peligroso. Otro inmenso problema es darle al Estado esa cantidad de fondos, que dispararía la corrupción y el despilfarro. Eso también es un problema, muy propio de sistemas socialistas, y hay que buscarle remedio antes de implementarlo. Como ves no estoy aquí para hacer propaganda de nada.

      promover la igualdad social –> Tampoco es un valor en sí mismo. Las personas son desiguales, y deben recibir recompensa los que más aportan a la sociedad. Yo estoy perfectamente cómodo con que, quien tire, se compre un coche caro o una casa más lujosa. Lo que hay que limitar es la riqueza extrema que no se explica por el trabajo sino por la reproducción del capital. Y, con ello, limitamos la pobreza extrema. Pero para recompensar en justicia ese valor aportado hay que igualar el punto de partida, y estoy de acuerdo que eso se consigue eliminando la herencia.

      la monarquía no desaparecerá nunca –> La monarquía es un tipo muy especial de herencia de una sola familia. Eso podría desaparecer y, de hecho, la población cada vez es más reacia a transigir con la humillación de un cargo hereditario.

      respetar las voluntades populares con referendums –> Sí, estoy completamente de acuerdo. La Democracia es la solución universal a los problemas políticos. La cuestión es que no se respeta, y se pone el respeto al statu quo por encima de la voluntad popular. No hay nada en organización política por encima de la voluntad popular, ni patrias putas, ni sucias banderas ni gloriosas historias de batallas. Mierda. O povo é quem máis ordena, o las decisiones son impuestas. Y si son impuestas, hablar de democracia es una manipulación, un insulto. ¿Ucrania? Fácil. El fascismo ucraniano que gobierna en Kíev prohíbe hablar en ruso, escuchar música rusa, leer libros rusos. Se sacan en cada oblast las urnas, y que la población de cada territorio decida si quiere vivir bajo esas normas, si quieren hacer vida por su cuenta o quieren la reunificación con Rusia (previo acuerdo de ésta, no se puede obligar a otra sociedad a integrarte). Fácil, incruento y, sobre todo, LEGÍTIMO. Pero no, unos y otros quieren arreglarlo por la fuerza, a bombazos.
      Pero vamos, al menos Rusia usa como coartada los referenda. Al menos allí donde sabe que los va a ganar (Donets, Lugansk y Crimea).

      Comentario por Nadir — 22 junio 2022 @ 10:50 | Responder

  4. Un par de artículos acerca de la situación en el mercado del gas natural, desde el punto de vista usamericano:

    https://wolfstreet.com/2022/05/25/us-natural-gas-futures-spiked-to-highest-since-2008-tripled-in-a-year-why-we-kissed-that-dirt-cheap-natural-gas-goodbye/

    https://wolfstreet.com/2022/06/07/wondering-why-the-price-of-natural-gas-is-suddenly-so-damn-high-the-booming-us-lng-export-industry/

    Ellos ven los precios crecer, porque se está aumentando la capacidad de exportación como LNG (construyendo trenes de licuefacción), con lo cual empieza a estar algo más vinculado al enloquecido precio en Europa.

    Comentario por Nadir — 24 junio 2022 @ 21:10 | Responder

  5. Por cierto, mientras que decidimos si son galgos o son podencos, os dejo un enlace a un estudio muy reciente que dice que ya da igual lo que hagamos con nuestras emisiones, porque los fenómenos de forzamiento del derretimiento del permafrost predicen que (repito, incluso si paramos en seco nuestras emisiones) el permafrost se va a derretir si o si.
    https://www.nature.com/articles/s41598-020-75481-z#change-history
    Como el mendi tiene prohibido también hablar del holocausto climático, so pena de boleto, diré que con un alto grado de probabilidad nos esperan unos veranos aún más calentitos de lo que muchos se temen. Para los proscritos, os animo a leer cómo el clima está afectando a las cosechas en nuestro propio país, y a que hagan la proyección de lo que está pasando a una veintena de años, a ver si creen que la seguridad alimentaria está o no garantizada.

    Comentario por Satanderino (@YourTrashHeap) — 25 junio 2022 @ 15:47 | Responder

    • ¿Yo tengo prohibido hablar de holocausto climático? Ahora me entero.
      ¿?¿?¿?¿?
      Yo tengo prohibido decir gilipolleces, para no hacer perder el tiempo a los demás. Fantasías, a las películas. Dogmas, a las iglesias. Pero sí, hay pruebas sólidas de que el cambio climático va a causar tragedias humanas tremendas, y una masacre entre las especies naturales.
      Y sí, yo también estoy aterrorizado por los mecanismos de retroalimentación, la putrefacción del permafrost y liberación de CH4 y la fusión de la banquisa polar con la consiguente disminución del albedo, amén de la acidificación de la superficie de los océanos, que reduzca la capacidad de regular la concentración de CO2 atmosférico.

      Comentario por Nadir — 25 junio 2022 @ 16:37 | Responder

  6. Sigo dando salida a marcadores que tenía por ahí acumulados:
    https://elchapuzasinformatico.com/2022/05/rusia-recurre-a-las-cpus-chinas-zhaoxin-para-reemplazar-las-de-amd-e-intel/
    Y así, con todo. Muy inteligentes.

    Pero también hay ganadores en el campo atlantista:
    https://www.infolibre.es/economia/deoleo-glencore-solaria-lockheed-martin-empresas-han-ganado-guerra_1_1221787.html

    Comentario por Nadir — 28 junio 2022 @ 1:07 | Responder

  7. Otro muy interesante artículo que puede complicar aún más el ya atribulado sector de los semiconductores:
    https://www.reuters.com/technology/exclusive-ukraine-halts-half-worlds-neon-output-chips-clouding-outlook-2022-03-11/

    Comentario por Nadir — 28 junio 2022 @ 1:43 | Responder

  8. Magnífico resumen de la situación:

    Nouriel Roubini – A Stagflationary Debt Crisis Looms

    Comentario por Nadir — 1 julio 2022 @ 0:45 | Responder

  9. Comparad las dos situaciones:
    https://www.investing.com/news/economic-indicators/euro-zone-factory-production-falls-in-june-for-first-time-in-two-years-pmi-2843055
    https://www.investing.com/news/economic-indicators/chinas-june-factory-activity-expands-at-fastest-pace-in-13-months–caixin-pmi-2842958
    No es casualidad, es la consecuencia de los aciertos y errores estratégicos que se van dando a lo largo de muchos años.

    Comentario por Nadir — 2 julio 2022 @ 15:49 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: