La mirada del mendigo

17 abril 2015

¡Arriba España!

Filed under: economía — Mendigo @ 0:08

Homenaje_bandera_Colon

Hay que defender España de sus enemigos.

ESPAÑA, ESPAÑA, ESPAÑA

La cabra de la legión

ESPAÑA!!!!

La raza española

SOMOS ESPAÑOLES!!!!!

Injurias a los símbolos de la nación

ESPAÑA!

Luz de Trento, martillo de herejes, espada de Roma

ESPAÑA, UNA!!!
ESPAÑA, GRANDE!!!!
ESPAÑA, LIBRE!!!!!!

De pie, respetuosamente escuchando el himno

ESPAÑA

La selección y los toros

ESPAÑA

El homenaje a la bandera

ESPAÑA

Su enseña en cada consistorio, por cojones

ESPAÑA

Porque donde no llega el español con su espada, llega con la punta de su cipote

ESPAÑA, ESPAÑA, ESPAÑA

Banderita en la bomber, y a cazar guarros y moros

‘PAÑA!!!

Pulserita y abalorio para el retrovisor.

ESPAÑA, AR!

Y tú, catalán, de dónde es tu DNI?

ESPAÑA

Orgullo de ser español

GOBIERNO DE ESPAÑA

la fiesta nacional

Y VIVA ESPAÑA!!!

Toro-Bandera-de-España---Pegatina

+

+

+

Y la misma clase política de orden, que hace de la patria su religión y emblema, cómo agitan las viejas las banderitas españolas en las convenciones del PP…apoya las negociaciones secretas (incluso para los eurodiputados, representantes de la soberanía) para la firma del TTIP. De espaldas al pueblo, de espaldas incluso a los propios eurodiputados, representantes de la soberanía, está siendo negociado por quien nadie ha votado, de forma radicalmente antidemocrática, con desprecio supino por la ciudadanía.

El PP$O€ y sus respectivos grupos en el Parlamento Europeo son los impulsores de un tratado que coloca a las transnacionales de uno y otro lado del Atlántico por encima de las leyes y tribunales españoles. Repetimos, que nadie se pierda: las corporaciones que operen en España dejarán de estar sometidas al imperio de las leyes españolas y sus tribunales. Esto es no sólo es una pérdida de soberanía, sino genuflexión, postración, humillación, sometimiento del pueblo español ante las grandes corporaciones, perpetrado por una casta política que espera retirarse en el consejo de administración de una de ellas (otra taición más, tras la vergonzosa reforma express de la Constitución para someter nuestra soberanía a los intereses de los hedge funds).

¿Quién es el patriota? ¿Quién es el traidor a la patria?

¿Qué es la patria? ¿Un trapo de colores? ¿O las gentes que aquí vivimos?

Parece que hizo gracia la anécdota del pueblucho ese de mierda, la Puebla de Montalbán. Vuelvo a subir el vídeo de la ceremonia de izado de bandera, con banda militar incluida, para que quede claro de qué palo es el patriotismo de los que se envuelven en la bandera para hacer carrera política y/o negocio. Así es la política española: aprovechados agitando el trapito, a modo de capote, para engañar al pobre animal cornudo.

+
+
+

Por cierto, la bandera de los hombres libres, de los excluidos, de los perseguidos, de los que se rebelan contra su condición, alzan la cabeza y dejan de mendigar al señorito para exigirlo todo, desafiar a cuantos reyes parasitan el orbe y declarar una guerra simultánea a toda autoridad; esa bandera, antes de ser roja, era negra:

Blackbeard1

(ésta en concreto, era la enseña de Barbanegra)

+

CHAPA-11-OCT-TTIP

Más información sobre el TTIP:
No al TTIP
7 preguntas sobre el TTIP
ATTAC Madrid

13 abril 2015

Oh, joder!

Filed under: lengua — Mendigo @ 14:37

Galeano

12 abril 2015

Crónica de un viaje al subdesarrollo: Castilla ¿La Nueva?

Filed under: política — Mendigo @ 17:06

Es cierto que me quejo mucho de Galicia, pero básicamente es porque se trata del país donde resido. No me importaría hablar mal de Mongolia, pero lo cierto es que nunca he estado allí y sé poco de su geografía humana más allá de que su capital se llama Ulan Bator, así que mis críticas serían poco consistentes.

Como sabéis, en cuanto puedo procuro salir de la Península (Portugal es la misma mierda), pero hace unos meses tuvimos que bajar a La Mancha y, de paso, aprovechamos para hacer algo de turismo. Esta es la crónica de un viaje a la sima de la españolidad, donde conocimos la cara más aciaga del subdesarrollo social, más que económico.

Y la primera parte del viaje comenzó muy bien, todo hay que decirlo (prometo fotos en breve), visitando las Tablas de Daimiel. Un espacio fantástico y muy bien acondicionado para compaginar turismo natural con preservación del medio, además de criticar es aún más importante reconocer el trabajo bien hecho.

Luego visitamos un par de castillos, para lo cual tuvimos que patear un espacio humanizado, pero también muy interesante biológicamente (y aún más fotográficamente): las dehesas. Lo cierto es que me encantan estos paisajes manchegos, creo que más que a los que viven en ellos (lo cual es muy frecuente, en Galicia me pasa lo mismo). Especialmente me atrae lo delicioso que huele el monte en el Sur.

Lo peor es, como siempre, la fauna bípeda. ¡Y es que qué bonita sería Galicia sin gallegos, y La Mancha sin manchegos (et caetera)!

El primer gran error fue dar un rodeo para visitar el Parque Nacional de Cabañeros (recordemos, Parque Nacional es la mayor figura de protección ecológica en España). Hacía un día nublado cuando pasamos por Horcajo, camino del Parque y embelesado con la enorme manta de encinas y jara que nos rodeaba. Elegí para la primera pateada una vaguada umbría, por un camino que remontaba el río hasta su nacimiento. Aquello tenía una pinta estupenda, dejamos el coche en la carretera y nos calzamos las botas ya saboreando una estupenda caminata por un sitio tan hermoso. A los dos minutos de empezar a patear, nos topamos con una valla. Coto de caza. Prohibido pasar. Detectores de presencia humana. Vigilado por la empresa tal. ¿?¿?¿? ¿¡Pero si éste es justo el inicio del Parque Natural!? Qué raro, nos decimos. Como no se veía otro camino, y la valla parecía abarcar una enorme extensión, decidimos saltar la valla e internarnos en el Parque Natural-Coto de Caza, por aquel entonces no sabía muy bien qué demonios era aquello. Seguimos andando y, al cabo de poco, vemos un espectáculo grotesco: en un árbol han clavado un pájaro muerto (ignoro si estaba muerto cuando lo clavaron), bajo el letrero de “No pasar”. Lamentando la macabra idea de reforzar el mensaje con tan repugnante adorno seguimos camino, cada vez con peor gana. En unos pocos cientos de pasos, nos topamos con similar advertencia, pero esta vez con el cadáver de un perro en posición antinatural. Y esto ya fue suficiente, tardamos apenas un rato en pasar de la emoción de visitar un Parque Natural que no conocíamos, a la repugnancia de que aquel lugar estuviera habitado y gobernado por personas de tan baja calaña.

Nos metimos en el coche y arrancamos, para salir de aquel coto de barbarie. Para ello, nos internamos en la carretera que parte por la mitad el Parque, de Horcajo de los Montes a Retuerta del Bullaque. Según entramos en el Parque (lo cual con cinismo nos lo recordaban carteles a cada trecho) nos encontramos con vallas a un lado y a otro de la calzada (en el lado derecho a unas decenas de metros, en el izquierdo poco más allá del arcén). Eso era todo el espacio donde se nos permitía acceder. Y conduje, conduje y conduje un poco más, y en mi creciente asombro los kilómetros de asfalto se sucedían, y con ellos los kilómetros de alambrada ininterrumpida. Hasta que, al final, cesó la alambrada porque había salido ya del Coto de Caza de Cabañeros (no y nunca un Parque Nacional). Ni siquiera estaba enfadado, porque estaba estupefacto.

¿Cómo se puede tener la desvergüenza de llamar a eso un Parque Nacional? Hemos visitado en estos años buena parte de los Parques Nacionales y Naturales de Europa Central y Occidental, lo cual nos da suficiente autoridad para aseverar contundentemente que Cabañeros NO es uno de ellos, sino pura y simplemente una reserva de caza. Exclusivamente, una reserva de caza, donde no se puede realizar otra actividad que no sea la caza (y me figuro que no será barato cazar allí). Un terreno privado dedicado al negocio de las monterías, donde la nobleza económica española se reúne y establece contactos con la excusa de matar todo tipo de animales. Repugnante.

Ya me había sorprendido que en algunos Parques italianos estuviera permitida la caza. Lo cual es ridículo, que en un cartel pongan que no hagas ruido o no te salgas del sendero para no molestar a la fauna, para acto seguido comprobar que estaba permitida la caza en él. Si le preguntasen a los pobres animales, contestarían al unísono que preferirían ser incordiados por ruidos de domingueros, a ser acribillados por balas y perdigones. Pero en fin, qué se le va a hacer, es Italia, son así de especiales palurdos.

Pero lo de Cabañeros no es que sea ridículo, es que es de sinvergüenzas. Llamar Parque Nacional a un sitio donde no se puede entrar si no es con escopeta, un espacio compartimentado por vallas, imposibilitando los movimientos estacionales de las poblaciones de grandes herbívoros y sus carniceros, limitando de esta forma su variabilidad genética. ¿Qué figura de protección tiene un lugar donde los animales nacen para ser abatidos por diversión y negocio?

Al salir del Parque, paramos en una curva del camino al lado de un regato, con una ermitilla y unos asadores. Resignado, aunque no fuera ya dentro del Parque, pero yo quería caminar por aquel monte que veía desde la ventanilla como en un safari, que bastante había rodado ya la furgo y yo nada.

Había un cartel de una caminata, lo miro y no lo entiendo. Lo vuelvo a mirar, y sí que lo había entendido: la caminata sugerida consiste en llegar al pueblo (Retuerta)…caminando por la carretera. ¿?¿¿?¿?¿?¿? Me aparté un poco y me di cuenta que aquello no era el fin de la alambrada, sólo un ensanchamiento puntual. No había donde ir, más allá de donde nos llevase la carretera: estaba todo alambrado.

En la ermita (ningún interés) hay dos mujeres limpiando (qué propio), me acerco para preguntarle a aquellas lugareñas si no hay un sitio, un miserable camino para darse un paseo entre las encinas, más allá de la cinta de asfalto. Si le hablase a un melanesio, me miraría con cara de menos extrañeza. Sólo atinaron a balbucear…no, esto esta vallado, es privado. Ya, pero todo, ¿TODO? ¿No hay un camino, algún sitio al que poder ir a dar siquiera un paseo? Esta vez sólo obtuve silencio y miradas bovinas.

En ese momento comprendí la profundidad sociológica del latifundismo feudal, hasta qué punto la propiedad de la tierra (el medio de producción más básico) afecta a la misma esencia de la persona y a toda la urdimbre social. Al Norte del Duero somos incapaces de comprender algo que aquellas mujeres tenían interiorizado y asumido: todas aquellas tierras que rodean al pueblo, hasta donde alcanza la vista, sólo la vista puede penetrar en ellas sin permiso de su dueño. Por supuesto, en Galicia, Asturias, León, Castilla La Vieja…también existe la propiedad privada de la tierra. Pero como a alguien se le ocurra vallar un camino y prohibir por él el paso se le pega una somanta de hostias, cuando no cuatro tiros. Tú puedes tener mucho, pero al menos los caminos para ir de un sitio a otro, porque tú tienes mucho pero yo también tengo algo, esos sí que son públicos, los ríos y regatos, los montes, las veigas. En el Norte hay mucha pobreza, pero ser pobre en el Sur adquiere otra dimensión: no es tuya ni la tierra que te vio nacer, ni el polvo de los caminos, apenas la luz que baña el día y porque así lo quiere el señorito.

Si empecé el día enamorado de La Mancha, salí de aquel sitio horrorizado. Si tuviera que vivir allí, me colgaría de una encina, aunque para hacerlo tendría que saltar una valla, pues ni para colgarme tendría un sitio. Aún hoy, la hipótesis de vivir en un sitio así me produce horror.

Luego supe que sí que hay forma, yendo por otra carretera, de acceder a unos cortos recorridos dentro del Parque. Han dejado esos pocos caminos, supongo que para conservar los beneficios fiscales o regulatorios que se deriven de ser un Parque Nacional. También puedes acceder a otras zonas del Parque contratando la visita en todoterreno, muy ecológico. Desde luego, no pienso volver por ahí jamás, para hacer el paripé. Para llorar.

Rodamos unos cuantos kilómetros más y la tónica continuaba, alambre ininterrumpido a un lado y a otro de la carretera (entonces empezamos a recordar otro viaje a Extremadura que nos pasó lo mismo: no teníamos dónde ir porque estaba todo vallado). Imposible darse un paseo por el monte: Proprieté Privé (si son asquerosos los franceses con ese letrero, lo de los manchegos es único). Pues nada, vámonos de aquí cuanto antes. Carretera, y vamos a visitar Toledo capital. Ya que no podemos pasear por el monte, pasearemos por sus calles.

Con un humor de perros, llegamos a la Puebla de Montalbán, un villorrio sin absolutamente ningún interés, donde sólo vive quien no tiene ningún otro sitio a dónde ir. La última mierda, vaya. Nos recibe un algarrobo de Protección Civil con un cartelón, que el tráfico está cortado, que vayamos por allí; llegamos allí, que vayamos por allá; y allá, que demos media vuelta que no se puede pasar. Pero joder, ¿habéis cortado toda la circulación del puto pueblo? Yo quiero ir a Toledo. No se puede, tendrás que dar un rodeo por Torrijos. ¿Queeeeee? ¡Pero si eso es hacer casi el doble de kilómetros! Pero ¿qué coño ha pasado para tener todo el centro del pueblo cortado? ¿Ha volcado un camión cargado de trinitrotolueno o qué? No, es que se está celebrando el Homenaje a la Bandera. Aquí fui yo el que balcuceé. Ban…dera, homenaje, ¿¿¿¿pero qué coño me estás contando???? Que el puto alcalde de este pueblucho de mierda ha cortado la general y todas las vías accesorias, para hacer una mamarrachada semejante? Además, si veis el vídeo, no eran más que un grupo de paletos fachorros que ni medio llenaban una plazucha de mierda subiendo una bandera de tamaño inversamente proporcional a su inteligencia (esta relación no falla, también se puede aplicar a la diagonal del televisor). Y para esa mierda, ¿jodes vivo a todo el que esté de paso en este agujero, haciéndole dar un rodeo de 20 kilómetros? Entonces recordé unas palabras que había cogido al vuelo cuando pasamos al lado de unos cazadores charlando, la Puebla, bandera, monolito, no se cuantos miles de euros que ha costado aquello…

Afortunadamente, activando en San GPS el modo offroad y no son dificultad y mil vueltas turísticas por aquella deprimente realidad, me guió por caminos para rodear ese cagallón de villote hasta salir, polvorientos pero felices de alejarnos al fin de aquel monumento al palurdismo carpetovetónico, y llegamos a la carretera general (que, por supuesto, estaba deliciosamente vacía merced a la estupidez nacionalista del alcalde de turno, que ni me molesto es saber de qué partido es).

Querido lector, estás agobiado y requemado, y has llegado a pensar que el lugar donde vives es la última mierda del mundo. ¡Desengáñate! Vivas donde vivas, hay sitios mucho peores y todo sin tener que salir de este puto Estado. Visita la Puebla de Montalbán, participa en su vida cultural y festiva promovida por el Excelentísimo Ayuntamiento (corridas, encierros y, cuando te canses de maltratar animales, puedes hacer lo propio con tu inteligencia, con peregrinaciones y romerías, y como colofón de esa vuelta al medioevo, un Auto Sacramental: No busques a Cristo sin Cruz, ignoramos si al final del cual quemarán vivo a algún ateo). Cuando vuelvas a casa, querido lector, lo harás con otro ánimo; verás tu triste realidad cotidiana con otros ojos. A mí, después de ver aquello, hasta el rural gallego me parece un lugar avanzado y, hasta cierto punto, cosmopolita.

Suelo decir que soy independentista mas no nacionalista (me cago en las patrias putas y las sucias banderas). Pues nunca, nunca ha sido tan absoluta la convicción de la necesidad de escindirnos del Estado español y crear un Estado propio, como saliendo de aquel villorrio. Si queremos tener algún futuro, y ya no sólo como gallegos (no pervivirá nuestra cultura más de dos generaciones sin el respaldo de un Estado propio), sino como ciudadanos, libres y racionales, hemos de soltar la amarra que nos une a todo ese fardo de autoritarismo, superstición e ignorancia que es la España profunda. Con todas nuestras carencias: somos otra cosa.

PONGÁMOSLE FIN AL LATIFUNDISMO

CTXT

Filed under: información — Mendigo @ 2:30

Estaba ojeando esta nueva revista electrónica, y me ha sorprendido por lo cuidado de sus contenidos y lo limpio de su presentación.

CONTEXTO

Desde JotDown y sus inquisitoriales entrevistas no había encontrado un ejemplo de periodismo en España que me hiciera sonreír de satisfacción.

En reconocimiento a un trabajo bien hecho, a la dignidad de un oficio como el periodismo que se resiste a morir ahogado en la inmundicia.

11 abril 2015

Infracción grave

Filed under: tortura — Mendigo @ 10:54

Si estas imágenes hubieras sido tomadas en Albacete, y no en Carolina del Sur:

shooting

Ley Mordaza:
El uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes –> de 601 a 30.000€

¿Y quién determina si la grabación pone en peligro la seguridad del agente? El mismo agente, que es quien te pone la multa, y ante el cual tendrías que recurrirla. ¿A que es divertida, la ley? Un analfabeto haciendo de juez y parte.

En este caso, desde luego que pone en peligro la seguridad del agente: puede acabar en la silla eléctrica (horroroso crimen legal que en ningún modo repara cualquiera que se pudiera haber cometido, y ni siquiera previene otros, a la vista de los datos de las atrasadas sociedades donde aún se aplica).

patada

Además de golpearte con la porra (¿por qué la llaman defensa si sirve para agredir?), darte patadas, abofetearte, luxarte articulaciones y toda una retahíla de agresiones que enseñan a estos profesionales de la violencia, y todo con total impunidad como ha quedado comprobado hasta la arcada. Además de molerte los huesos, a partir de ahora podrán también, arbitraria y discrecionalmente, golpearte donde a todos nos duele: en el bolsillo, hasta el punto de llevar a una persona a la ruina.

Sólo con que el policía diga que no le has tratado con respeto, te puede caer una multa hasta de 600€. Basta con que el uniformado lo afirme. Para defenderte, deberías aportar pruebas de que miente, pruebas que la misma ley impide recabar. La situación anterior, con la presunción de veracidad, constituía un atentado contra la base del derecho tal y como lo conocemos desde los tiempos de la República (me refiero en esta ocasión a la romana, y ya ha llovido), trasladando la carga probatoria al acusado. Lo cual era una vía a la impunidad y arbitrariedad policial, ya que nadie iba con una cámara de vídeo a cuestas a todas horas, no fuera a ser… En la era de los smarthones, eso empezaba a cambiar, convirtiéndose estos aparatejos en testigos imparciales de una escena, que confrontar con la versión policial. Ahora se da una vuelta de tuerca y, además, se impide que el acusado o cualquier otra persona recabe esta prueba.

De hecho, hay un artículo más genérico:
-La desobediencia o la resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones –> hasta 30.000€.
Sucesión abreviada de hechos:
Dame ese móvil con el que estás grabando –> no quiero, es mío –> multa. Si te resistes, paliza y multa, a la lechera, otra paliza, y denuncia por agresión a los agentes –> cárcel.

El sistema represor descansa sobre la presunción que un colectivo de analfabetos funcionales de extrema derecha, aficionados a las artes marcianas y a las armas de fuego, van a actuar siempre y en todo momento con buena voluntad y honor. Y por supuesto no digo defiendo que la credibilidad sea proporcional al nivel académico logrado, pues el honor no se imparte en las aulas y podemos enunciar mil casos de catedráticos abusando de sus prerrogativas, de su poder, a despecho de su palabra. No se es pues más honrado, no se tiene más palabra por estudiar más, no deben tener mayor credibilidad los más formados respecto a aquello malos estudiantes que no pasaron de la educación obligatoria y acabaron ingresando en la policía. ¡Pero no menos! ¡PERO NO MENOS!

Si todos los ciudadanos actuásemos siempre con honor y buena voluntad, el sistema judicial sería superfluo. Podríamos tirar a la basura leyes y magistrados, porque todo el mundo se comportaría como debe (ideal anarquista, al cual la sociedad tiende según se desarrolla). Suponer que sólo una parte de la sociedad, precisamente la más inclinada al autoritarismo, la vejación, a la agresión (por sus inclinaciones políticas, sus deficiencias intelectuales y sus intereses lúdicos) van a comportarse como querubines y, por lo tanto, no es necesario establecer un contrapeso legal para evitar abusos, ya que el sistema legal entiende que es imposible que estos puedan darse, pues todo pandillero analfabeto al enfundarse un uniforme sufre una transformación substancial que lo convierte en un ser por encima de las miserias humanas, un dechado de honradez y mesura donde antes de la transubstación había un individuo de inteligencia roma y, en el mejor de los casos, mediocre (cuando no ruín y brutal, un acomplejado por ser el tonto de la clase con muchas ganas de reafirmar su atoestima imponiendo su voluntad por medio de la coacción y la violencia a quienes han progresado más en el camino de la vida).

Poli_EDICRT20150327_0001_3

Dar por supuesta estas milagrosas propiedades del uniforme, supone un ejercicio extremo de virginal ingenuidad…o de ponzoñoso cinismo fascista.

En este sistema represor, el último mono es investido con un poder arbitrario del que ni tan siquiera un magistrado goza. Un pastor preocupado por su rebaño no pone a guardarlo al perro más agresivo y se da la vuelta a la borda, despreocupado. A no ser que las ovejas no sean de las suyas, y no le importa que algunas desaparezcan y otras acaben tullidas.

ojo

+

Alternativa:
Para un futuro partido ahora no existente realmente preocupado por los derechos civiles. Partido que, ahora mismo, NO EXISTE (en la entrada anterior, el tema de la enseñanza era sólo un ejemplo).
Abolir el principio de presunción de veracidad policial como la aberración legal y lógica que es, que un ciudadano por llevar un uniforme tenga más credibilidad que cualquier ciudadano, por mucho que en su vida haya demostrado una muy superior capacidad intelectual y valía humana.

Toda acusación debe ser demostrada. Para evitar la ineficiencia que esta medida provocaría en la persecución del delito, se dotará a los policías de medios de grabación de sonido e imágenes insertos en sus uniformes (unos pocos gramos, con la tecnología actual, frente a los kilos de porra, esposas, pistola, chaleco…), que aportar como prueba contra el acusado. Además de, por supuesto, en los vehículos, del exterior e interior del mismo. Todo policía honrado no debería temer por la inclusión de estas medidas, pues las imágenes no dirán nada diferente a su declaración ¿verdad?

Quien agreda, a la cárcel, sea policía a ciudadano o ciudadano a policía. Con mayores penas en el caso del policía ya que precisamente su función debe ser la de prevenir la violencia, y no fomentarla con su chulería, agresividad y malos modos de proxeneta.

Y, por supuesto, sistemas de grabación en todas las dependencias policiales. Tengo curiosidad por ver cómo un detenido ser “autolesiona”

Unai Romano 01

+

NOTA: La tecnología ha dejado obsoleta, sin excusas, apaños legales como la democracia representativa (oligarquía electiva, empleando rigurosamente el lenguaje) o la presunción de veracidad de los sicarios del Estado. Policías que, por cierto, jamás tendrán (ni muchos menos se podrán identificar con ella, ser) autoridad ¿cómo va a tener auctoritas un tarugo de pocas letras, un gañán despreciado hasta por quien le da órdenes? Si realmente tuviera auctoritas no tendría que llevar pistola. Tampoco poseen potestas, ya que para ello deberían alcanzar una magistratura. Desde luego, no tienen imperium, facultad de gobierno supremo de la República, especialmente en tiempos de excepción (en que se nombraba un dictator, sobre el cual recaía todo el imperium).

NOTA: Analfabeto, fascista y…director de la Guardia Civil. El retrato se adapta a todo el escalafón.

Página siguiente »

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 258 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: