La mirada del mendigo

10 septiembre 2017

Cazadores subnormales

Filed under: ecología — Mendigo @ 14:21

Acabo de llegar de dar un paseo por el campo con mi madre.

Como sabía que hoy era día de caza, me quedé cerca de los pueblos para no tener que toparme con la piara de la escopeta.

Ni aún así.

Volviendo, tuvimos que encontrarnos con un grupo de esos energúmenos y el atroz cuadro de una joven corza herida, en el momento de ser alcanzada por la jauría. Sus gemidos taladraban el alma.

La agonía de un animal como diversión de este hato de subhumanos, chusma zafia sin siquiera rudimentos de cultura, con la sensibilidad estética de la escobilla de inodoro.

Su mundo brutal toca a su fin, su reino de la grosería tiene los días contados, mas no se mueren lo suficientemente deprisa como para disfrutar siquiera en mi vejez de una sociedad evolucionada y culta.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

26 agosto 2017

Galiza doente

Filed under: ecología — Mendigo @ 15:24

Este é un resumo das fotos que quitei onte. Iamos de andaina buscando un souto a máis de 1000m na montaña ourensana. O sitio estaba ben, mais as fotos non son gran cousa, síntoo.

O gran problema é que tivemos que buscalo. Explícome: todo o monte está xa pelado agás uns poucos recunchos, soutos e touzas nos que aínda queda algunha árbore. Non é dicir: imos dar un paseo, como facía cande eu era cativo (ou fago agora cando estou na Europa civilizada). Non, hai que coller o Google Maps e dicir, mira, aquí parece que aínda hai un grupo de árbores, imos ver cómo está. É moi grave o que está a pasar en Ourense (Galiza arde moito, pero o de Ourense é de tolos).
+
+
+
+
+
+
+
+
+

E, voltando a casa, isto é o que nos atopamos.

Nada extraño nesta terra, un dos lumes que estaban a arder onte na provincia.

Se vos interesa, as fotos están quitadas xusto neste punto. Se queredes botar unha ollada o Street View, veredes que son os restos doutro lume (as imaxes son de Setembro do 2013, polo tamaño das xestas isto debeu arder no 2011). Xa vedes que non esaxero, arde, e volve a arder, e arde o que ardeu vai uns poucos anos, impedindo a rexeneración natural do monte e aniquilando toda forma de vida. Antes todo isto era un mar de castiñeiros, agora é un horror, unha verdadera merda.

+
+
+
+
+
+
+
+
+

Uns metros máis adiante, estiven co señor Daniel Pérez ensinándoñe un dos poucos recunchos desta terra do que non teño que sentir vergoña: un souto con castiñeiros centenarios, algún milenario.

Vai un par de meses estabamos aquí comendo amorodos, onte marchei e o lume seguía avanzando.

+
+
+
+
+
+
+
+
+

O incendio comezou xusto no solpor, cando xa non poden voar os helis. Hoxe daban algo de poalla, así que o que prantou lume esperou o momento xusto para causar o máximo dano, o punto no que o monte está máis seco antes das primeiras gotas (catro pingas é o que caíu).

Non é obra dun toliño, senón de alguén que sabe moi ben o que fai.

+
+
+
+
+
+
+
+
+

As lapas consumindo un vello castiñeiro.

Este é o fado dos soutos e carballeiras galegas. Por riba das cinzas, prantarán piñeiros ou eucaliptos.

+
+
+
+
+
+
+
+
+

Ó comezar a ver o fume, atopamos un fulano e preguntámoslle se chamara a emerxencias (case nunca levo o móbil comigo). Resposta nº1: facerse o xordo. Resposta nº2, tras insistir: xa chamarán os de Trez! (a aldea de o lado).

Repito moitas veces que a causa última da recurrencia dos incendios no eido astur-galaico-portugués é a miseria e ignorancia na que está sumido o rural. Unha persoa con estudos e un bo traballo non anda atando unha mecha a unha pedra e guindándoa pola ventá do coche.

Pero hai algo máis. A sociedade galega está doente, moralmente enferma. De feito, como dicía a voz da oligarquía inglesa, non existe sociedade galega senón un conxunto de indivíduos cada un mirando para o seu, sen conciencia de clase, nin de pobo, e moito menos medioambiental.

There’s no such thing as society. There are individual men and women and there are families.
Margaret Thatcher

Ben se empregaron durante séculos de monarquía e dictadura para esmagar a sociedade galega e reducila a anacos illados, que só se pon dacordo para encher o bandullo de graxa e alcol nas festas.

Na paletocracia que rexe na Galicia profunda, o único mandamento e gañar uns pesos, sexa como for. Estragar a terra prantando eucaliptos ou provocando lumes non lle supón, para este refugallo da especie humana, o máis mínimo dilema moral. Xente sen valores éticos, vivindo como animáis sen contacto co universo das ideas, que busca o seu proveito inmediato sen importarlles o mal que fan ó seu entorno.

Son os que queiman o que lles interesa que arda e os que encollen os ombreiros mentres non arda o seu, o alpendre, a palleira… Son a noxenta recua de bestas que, tras décadas de emigración facendo unha selección inversa, fica nas aldeas. Nunhas décadas máis terán desaparecido pero, entón, xa non quedará da nosa nai nin a sombra.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

10 agosto 2017

Ejemplo de un monte sucio

Filed under: ecología — Mendigo @ 11:02

Andaba a repasar as fotos da viaxe, e non quería esperar para mostraros algunha. Estas son as Gorges du Cians, preto de Nissa (nome en nizardo da cidade que nós coñecemos como Niza).

Lembro de estar a falar cun garda forestal polo Macizo Central Ourensán, que tiña máis de boi que de persoa, excusarse do despoboado das abas porque “nesas pendentes non poden saír as árbores, non hai terra”. Calquera que coñeza a geomorfoloxía galega sabe que as nosas montañas están redondeadas por millóns de anos de erosión, e as pendentes non adoitan pasar por moito dos 50º.

Velaquí temos pendentes verticáis, e árbores nacendo entre as rochas. Rochas ademáis calcarias, entre as cales a auga que cae do ceo fuxe en pouco tempo. Auga que non é moita, estamos a menos de 30km do Mediterráneo, con vraos quentes e moi secos.

¿Cál é a diferenza, entón? Que Francia acadou a alfabetización universal décadas antes que España, e non hai pastráns coa teima de que “o monte nos come” prantando lume. Ó final, esa é a explicación de por que na Galiza non podemos disfrutar duns bosques como os de Francia, Alemaña ou Italia.

A causa última dos incendios e as repoboación de piñeiros e eucaliptos que destrúen os nosos bosques son a miseria e a incultura nas que aboia e boquexa o noso pobo.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

9 agosto 2017

Sentencia de muerte para Galicia: la puntilla

Filed under: ecología — Mendigo @ 9:02

Vicente nos llama la atención sobre esta noticia: La mayor industria papelera de Portugal prevé expandirse en Galicia tras el veto al eucalipto en su país.

En su día ya escribí que la forma más directa de frenar la eucaliptización de Galicia es acabando con la demanda de madera de eucalipto: cerrando ENCE (y no trasladándola fuera de la ría, como proponían los políticastros que quieren nadar y guardar la ropa). Por supuesto, seguirían existiendo otros puntos de demanda, como las papeleras de Navia (ENCE) o Aveiro (Portucel, ahora Navigator), pero el precio de la madera es tan bajo, que los costes de transporte erosionarían la ya magra rentabilidad para el productor.

¿Qué consecuencias tendría, entonces, un aumento en la demanda? Evidentemente, abrir una pastera más en Galicia tiene el efecto contrario a cerrar la que existe: un aumento en los precios de la madera, la creación de una demanda extra de madera de eucalipto, lo cual estimularía la ocupación de nuevas tierras con este vampiro vegetal.

Como en la Galicia costera ya prácticamente no queda nada por destruir, pues ya todo ha sido ocupado por el E.globulus, la consecuencia necesaria de la instalación de una nueva planta es la propagación del E.nitens (u otras, también resistentes a heladas) en tierras del interior.

Ésta es la noticia, y no los incendios de todos los años. Noticia que pasa desapercibida porque la chusma embrutecida por los medios sólo atiende a la espectacularidad de las imágenes, y no es capaz de analizar las causas y las consecuencias de un fenómeno complejo.

Qué terrible es que arda una plantación de pinos (a la cuarta va la vencida), pero la sistemática destrucción de los ecosistemas terrestres ocupados por esos monocultivos no merecen la indignación y el lamento que despiertan las vistosas llamas de un incendio.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

4 agosto 2017

Algunos comentarios sobre el incendio en Verín

Filed under: ecología — Mendigo @ 13:49

1.- Por fin lo hemos conseguido ¡salimos en las noticias! 🙂 Si no es por el tráfico de droga, de armas, los prostíbulos o algún asesinato truculento, es por los incendios.

2.- El incendio de ayer fue uno más, de una retahíla interminable en la zona. Simplemente ayer soplaba viento y se descontroló, eso es todo. No hace ni una semana, estaba ardiendo a unos cientos de metros del origen del pasado incendio (aldea de Vilamaior). En Noviembre hubo otro en el mismo sitio. El verano pasado ardió justo al otro lado del pueblo.

3.- Ayer el valle del Támega parecía Midway. Jamás había visto pasar tanta aeronave seguida, e incluyo en el “jamás” cuando he tomado algún avión en Barajas. Lo digo por si escucháis a alguien rebuznar lo de la consabida “escasez de medios”.

4.- Me pregunto la utilidad de mantener una red de pistas y cortafuegos, cuando ayer en unos momentos el fuego cruzó la nacional N-525 y, un poco más allá, la autovía A-52.

5.- El vídeo anterior lo subió el grupo Amparanoia a su cuenta de Twitter, subtitulando:
“80 km de Ourense,de camino @sonriasbaixas nos encontramos con este desastre en la naturaleza.la banda Amparanoia estamos bien. Animo Galicia”
Querida Amparo: bienvenida a la Raia Seca. 🙂
Son nuestras costumbres y hay que respetarlas. 😉
Por otra parte, no existe ningún desastre natural. El desastre se produjo antes, cuando se repobló toda la zona con pinos y últimamente con eucaliptos. Pero de eso no tuvísteis noticia en Madriz. Ayer ya no quedaba naturaleza que verse afectada, ardieron las plantaciones de pinos y eucaliptos de los lugareños, eso es todo.
Lo de “animo Galicia” ¿cómo se debe interpretar? ¿Ánimo, Galicia, a ver si acabáis de quemar lo que queda de monte? Vais por buen camino. A ver si crees que el incendio de ayer lo provocó un marciano o selenita.

6.- El incendio no lo han apagado los bomberos, como mucho procuraron lo controlaron para que no se dirigiese a las casas. Los frentes (se dividió en varios) han ido parando según se fueron encontrando con los límites de incendios anteriores. De hecho, el fuego encontró un pasillo verde, el último que quedaba entre pasados incendios, para correr hacia el Sudeste y atravesar la autovía. En esa zona, ya ha ardido lo último que quedaba por arder, así que podéis estar tranquilos: de aquí a unos años, 4 o 5, no habrá más incendios por esa zona.

7.- Yo no sé quién provocó el incendio de ayer. Pero sí que sé la nacionalidad de la matrícula que tendrán los camiones que vengan dentro de unos meses a recoger los pinos quemados. Además, ha sido un incendio muy rápido, apenas ha dado tiempo a consumir los troncos, así que por dentro están totalmente aprovechables. En otoño llegarán las lluvias, y esa madera se empezará a pudrir. Los propietarios tendrán que venderla por lo que les ofrezcan, porque en un año ya no valdrá para nada. El comprador es la mano fuerte del mercado en esas circunstancias.

8.- Sin duda, las comunidades de montes volverán a repoblar con más pinos o, aún peor, con eucaliptos. Se ve que a la gente de aquí le va a la marcha.

9.- No acabo de entender por qué tengo que pagar con mis impuestos la extinción de un incendio en unas explotaciones forestales privadas. Con el despliegue de medios que hubo ayer, y continúan hoy (el fuego ahora está en el concello de Vilardevós, tampoco queda ahí nada valioso que arder), la factura de la extinción sube a varios millones de euros. Varias veces el valor de los árboles quemados, incluso valorados en verde. ¿Qué sentido tiene gastar más en extinguir un incendio que los daños que causa? ¿Por qué hemos de pagar todos las consecuencias de un negocio privado?

10.- Me sigue causando estupor la magnitud del daño que puede causar un aldeano analfabeto. Un individuo que no cobra más que su pensioncita de unos cientos de euros, puede forzar a la sociedad a incurrir en un gasto de millones (Galicia gasta 100 M€ cada año en extinción). Y con total impunidad.

11.- Ayer llegaron las cámaras al valle. La arteria que une la Meseta con las playas de las Rías Baixas quedó cortada durante horas, lo cual es intolerable. Sacaron imágenes impactantes, obtuvieron sus consabidos testimonios de vecinos desconsolados y responsables políticos indignados, y se volvieron a la redacción para ofrecer su indulgente verdad oficial a las buenas gentes. No estaban, sin embargo, en la reunión de la Comunidade de Montes que decidió repoblar con pinos, ni estarán en la subasta de esos mismos pinos quemados. Salen de las facultades de periodismo dispuestos a mostrar lo patente, mas no a interrogarse sobre las causas. Me pregunto qué mérito tiene revelar lo que es público y notorio. En todo caso, limitarse a dar fe de lo sucedido parece más bien oficio de historiadores y notarios, y que el cometido del periodismo debería ser ir más allá de poner el micro en la rueda de prensa de la Conselleira de Medio Ambiente. Eso sí, es más cómodo y seguro que ponerse a meter la nariz en ese infierno grande que son las pequeñas aldeas de la Galicia profunda.

12.- La Raia Seca es el epicentro de la actividad incendiaria peninsular. Todos los años la misma historia. Año tras año. Yo me pregunto, si en un barrio de una ciudad se disparase la cifra de violaciones, se supone que la policía se pondría en alerta ¿no? Algo extraño pasa en ese barrio, vamos a investigar y atrapar al sujeto. En cambio, el Sur de Ourense arde, y arde, y arde todos los años y aquí no pasa nada. No sólo no detienen a los culpables, sino que ni siquiera se ofrecen explicaciones de las motivaciones tras esos incendios. Eso sí, tenemos los todoterrenos del ejército apatruyando las carreteras, e incluso picoletos a caballo, lo cual nos cuesta un cojón frito sin que hayan servido para erradicar, o al menos reducir la incidencia de los incendios (lo cual es lógico, porque si el incendiario oye acercarse un vehículo o un caballo, guarda la mecha y las cerillas en el bolsillo). Ocurrencias del político de turno para gastar dinero público haciendo ver que hace algo.

13.- Me la pela. Algún día el Sur de Ourense fue el lugar más hermoso del mundo, encuentro de las zonas bioclimáticas oceánica, continental y mediterránea, debiendo contar con una biodiversidad impresionante. Ahora es un horror, el puto culo del mundo. Y cada año que pasa, es aún peor, tanto en el aspecto natural como en el humano, pozo de incultura, bestialidad y vulgaridad.

+

Y como todo lo anterior ya lo he dicho y repetido, y tampoco va a cambiar nada, al menos que esta entrada tenga algún valor o utilidad. Qué grande, Ronnie.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

« Página anteriorPágina siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: