La mirada del mendigo

22 marzo 2021

Apagón nuclear alemán

Filed under: Energía — Nadir @ 1:17

Disculpad que no tenga tiempo estos días ni de atender debidamente los comentarios. Publico esta entrada sólo para compartir el calendario de cierre de los reactores que me acabo de encontrar.

Tras el accidente de la central de Fukushima-Daichi se desconectaron 8422 MW. Entre 2015 y 2019 cerraron 3961 MW. Y ahora viene la traca final, la desconexión de los reactores más modernos y potentes. A finales de este año se desconectan 3 (4058 MW) y a finales del próximo año los últimos 3 (4049 MW).

A nadie se le escapa por qué está el gobierno alemán tan nervioso por completar de una maldita vez el Nordstream II que aporte el metano suficiente para hacer funcionar los ciclos combinados para compensar la capacidad productiva perdida. No es sólo que lo aporte en cantidad, sino con una seguridad de suministro que no tienen otros gasoductos que pasan por terceros países, Yamal por Bielorrusia y Polonia, Союз (Unidad) y Дружба (Amistad) por Ucrania, Eslovaquia y Chequia.

También es de sobra conocido el efecto secundario de estos cierres: anular e incluso revertir los esfuerzos en descarbonizar su mix energético. Una década de inversiones ciclópeas en eólica y fotovoltaica han llevado a… estar prácticamente en el punto de partida de hace una década.

Millones de toneladas de CO2e del sector energético:

2009 – 763
2010 – 801
2011 – 778
2012 – 785
2013 – 802
2014 – 762
2015 – 767
2016 – 770
2017 – 752
2018 – 720

De hecho, en algunos años se daba la (aparente) paradoja de que cuanto más invertía en renovables, más emisiones tenía.

Pero el problema climático es aún mayor. En resumidas cuentas, parte de la potencia nuclear que se iba desmantelando era distribuida entre las centrales térmicas convencionales (antracita o lignito), los ciclos combinados (gas natural) y las renovables. Como la solar no produce una mierda (un 10% de la producción después de haberse gastado per capita mucho más que ningún otro país en desarrollarla), el peso de la generación ha tenido que recaer sobre los hombros de la eólica. El problema viene ahora, que los alemanes están ya hartos de molinos en su paisaje. La instalación de nueva capacidad eólica, que avanzaba a ritmo de 5.000 nuevos MW al año a mediados de la pasada década, se ha frenado a 1.350 nuevos MW en 2020. Y si no quieren molinos (además de que el sistema de transporte y distribución no da más de sí), y como la solar sigue sin producir una mierda (y menos en Centroeuropa, y sólo produce durante unas horas al día, según la estación y la nubosidad), sólo quedan dos alternativas capaces de rellenar el hueco de producción dejado por la última tanda de reactores nucleares: carbón o metano. Es decir, probablemente cierren 2023 (primer año sin nucleares) con unas emisiones de CO2e superiores a las de 2009.

Es decir: cómo enterrar barbaridades de dinero en “energías verdes” para acabar contaminando más. Y eso que hablamos de emisiones directas, no entran en el cómputo las emisiones asociadas a la fotovoltaica (la tecnología de generación con emisiones más altas en todo el ciclo, de entre las que no son de combustión, el cuádruple que la eólica o la nuclear).

Por comparación: la muy nuclearizada Francia, con una población similar, no sólo partía de unas emisiones mucho más bajas, sino que sí que ha logrado reducirlas significativamente con mucho menos esfuerzo económico:

2009 – 361
2010 – 367
2011 – 340
2012 – 344
2013 – 346
2014 – 313
2015 – 319
2016 – 322
2017 – 326
2018 – 312

Ah, por cierto, si miramos otra de las estadísticas de Eurostats, la de los precios finales al consumidor (Electricity prices for household consumers, por si lo queréis comprobar), en el último semestre publicado, el primero de 2020:

France: 0,1899 €/kWh

De las más baratas de la UE, la más barata de entre los países ricos (Spain: 0,2239 €/kWh).

Germany: 0,3043 €/kWh

Es la más cara de la UE, un problemilla para una nación industrial que tiene voluntad de dejar de serlo. La segunda más cara es Dinamarca, con 0,2833 €/kWh. ¿No habíamos quedado en que la energía del sol y del viento era gratis?

Soltar paridas sí que lo es y, además, te da puntos en la clasificación de Buena_Persona™. La ventaja de tener asumido el papel de villano del cuento allá donde vaya es que ni me molesto en intentar opositar al grupo de los bienpensantes, orientando mis opiniones según la dirección del viento. A estas alturas, tengo confianza en mis fuerzas como para enfrentarme al mundo entero si fuere menester.

En fin, aquí seguimos a lo nuestro:

+

Y como guiño a ya sabe bien quién:

Hace siglos que no escuchaba ésta, y aún me acuerdo de buena parte de la letra. Curioso, cuando no recuerdo ni lo que hice ayer.

+

Y para quien no guste de tanto guitarreo:

Simplicidad extrema en poesía y música. No es necesario más. No es pertinente más.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

28 enero 2021

Infantilismo

Filed under: Energía — Nadir @ 4:16

Estoy hastiado ya de tanta tontería. A la ideología de “izquierda” se le ha desmontado toda su estructura, privándola de soporte y rellenando el cascarón vacío de toda simpleza que quede a mano. Así, de la lucha de clases entre obreros y patrones se pasa a un discurso antagonista entre los malvados Marvel de turno (las farmacéuticas, las petroleras, las eléctricas…) y el consumidor, nuevo sujeto político.

Y coño, tengo yo buena gana de defender a Iberdrola, Endesa, Gas Natural y la puta que las parió, pero lo que no puedo aguantar son más paridas. Estos últimos días el precio del kWh ha sido lugar común para que los vengadores del consumidor oprimido saquen brillo a sus medallas. Cualquiera que conozca el sector energético, debe escuchar en silencio, alzar los ojos al cielo y callar, no vayan a acusarle de connivencia con el enemigo. Porque en el debate político actual sólo puede haber dos bandos. Dos bandos y ni atisbo de inteligencia.

Lo que ha pasado no es más que la consecuencia natural de tener un mix eléctrico con una gran presencia de eólica y fotovoltaica. En estos fríos días de invierno, con buena parte de la península bajo la influencia anticiclónica, los aerogeneradores estaban parados y los paneles no producían prácticamente nada (tampoco es que en verano produzcan gran cosa). Con lo cual, para cubrir ese consumo tan alto, al zócalo de producción de la bendita nuclear tenía que sumársele la entrada de los ciclos combinados (y el gas también se había encarecido, como todos los putos inviernos) y la hidroeléctrica. Y, obviamente, no lo hacen gratis. Las tecnologías que son capaces de producir electricidad a demanda, se aprovechan de esa ventaja para ofertarla cuando los precios son altos, y otras opciones han quedado fuera de juego. Joder, es tan sencillo de entender como que el mismo artículo es más caro en un 7-Eleven o en una tienda de gasolinera que en un Mercacona. Cuando no hay otra opción, porque es de noche o festivo, debes pagar ese extra por la disponibilidad del artículo fuera del horario comercial. O pasar sin él. Es exactamente la misma razón por la cual las primeras castañas o cerezas que llegan a Mercamadriz se pagan más caras. Porque hay pocas y la demanda es mucha.

Los mercados no son un ente de naturaleza divina, como pretenden algunos soplapollas con titulito. Son sólo una herramienta que a veces es útil y otras no, básicamente porque no se dan las condiciones de acceso libre de los jugadores (el caso de las vacunas, y en general la sanidad, es un buen ejemplo). Pero en el caso del mercado eléctrico, una puja inversa, funcionó bastante bien para distribuir de forma eficiente un bien escaso. Sí, mejor sería si hubiera más oferentes en la puja para dificultar la colusión de precios, y mejor si hubiera un operador público que lo dificultara aún más. Pero en general, el comportamiento del precio de la electricidad ha seguido el curso lógico y esperable, dada la naturaleza del sistema y las circunstancias.

Lo más ridículo es que esas quejas suelen venir de la misma pandilla que vocifera con cerrar nucleares y térmicas, y fiarlo todo a las renovables. Uno escucha cada cosa… Eso sí, el mismo imbécil espera y exige que el sistema le permita encender los radiadores cuando tenga frío, y además que lo haga a buen precio. Porque leyó en alguna parte que la energía renovable es gratuita. ¬¬

Y nadie se ha molestado en explicarles, ni han querido aprender, que las tecnologías de generación intermitentes como la eólica y la solar no pueden formar nunca la espina dorsal de un sistema eléctrico. No al menos mientras no exista una tecnología de almacenamiento viable técnica y económicamente, que no existe ni la habrá en el medio plazo. Y no es que sean ni buenas ni malas, especialmente la eólica (la fotovoltaica no produce una mierda, a no ser que ocupes extensiones inmensas de terreno con paneles) es una tecnología muy interesante, pues logra cumplir los tres requisitos principales: generar una cantidad sustancial de energía eléctrica, con un relativamente bajo impacto ecológico (que no todo son emisiones de CO2) y con unos costes asumibles. Pero en el mix de producción será siempre una potencia instalada a mayores, para reducir emisiones cuando haya recurso disponible, el viento. Pero la base del sistema deberán ser tecnologías que son capaces de producir a demanda.

Estoy harto de tanto infantilismo. Los deseos no dan forma a la realidad; la realidad está ahí, impertérrita, y es el individuo quien debe conocerla y someterse a ella. Esto lo aprendíamos de niños, pero ahora empiezan a gobernar bebés con vello púbico, que han crecido con la cultura Disney del querer es poder y demás voluntarismos.

La misma clase de mierdas que prefieren arriesgarse al contagio a abrir las ventanas y ventilar la estancia, medida básica de higiene conocida desde principios del siglo anterior y olvidada a principios de éste por una generación que no tolera ni el frío ni el calor, pues ha crecido en un medio artificial a una temperatura constante. Esa misma clase de mentes delicuescentes en cuerpos quebradizos es la que reclaman un sistema eléctrico compuesto exclusivamente de renovables. ¡Oh! Es que hasta deseo ver eso, cuando la próxima calma invernal tire abajo el sistema y tengan que estar a oscuras, en una habitación fría y silenciosa, según fueran agotando las baterías los artilugios electrónicos de los cuales dependen. ¿Cuánto aguantarían antes de empezar la ola de suicidios, incapaces de aguantar el invierno a pelo? ¿Dos, tres días? La situación de calmas anticiclónicas invernales puede durar semanas.

De hecho, ni siquiera conciben un mundo sin suministro eléctrico. Un apagón de unas horas es una tragedia. ¿Días, semanas, por falta de recurso? Ni se lo imaginan (de hecho, el cataclismo económico que produciría es inimaginable). Pero abren la bocaza, además con la soberbia del ignorante. Que no son arcanos técnicos, no estoy hablando de equilibrar factores de potencia en cada nodo del mallado, de estabilizar la frecuencia de la red o repartir zonalmente la producción optimizando las líneas troncales para reducir las pérdidas de transporte. Que es algo tan básico y evidente como que sin viento los putos molinos no giran, y sin sol las placas no producen una mierda (y con sol producen media mierda).

De verdad, en el pecado (de la idiocia) va su condena. Cuando escucho tanta bobada, me gustaría que realmente se llevasen a cabo. ¿Todo renovables? OK, todo renovables. Y darme el gustazo de contemplar las consecuencias.

Como lo de impagar la deuda, salirnos del eurosistema e incluso volver al trueque, y demás ocurrencias que tuve que aguantar en mi periplo por el círculo 3E de Potemos. En serio ¿en esto consiste ahora ser de muy de izquierdas? ¿En ser imbécil, en proponer patochadas sin comprender las limitaciones y consecuencias técnicas? Como un niño tonto que pretende sorber y soplar por una pajita al mismo tiempo. Eso sí, en sus cabecitas todo suena muy bien. Suplen su deficiente base intelectual con carretadas de palabrería con la cual construyen su pensamiento mágico. Luego, cuando llegan al poder, los adultos en la sala les explican que su programa es una gilipollez. ¿Os acordáis del muro de Trump? Si es lo mismo. Subnormalidades a derecha e izquierda, que los vendedores de crecepelos lanzan para consumo del populacho como caramelos en una cabalgata de reyes. Ése es el panorama político de hoy. ¿Cómo, me cago en Dios, vas a transformar el mundo, si antes no lo has estudiado, si no lo comprendes, si no te sometes a la diosa Realidad? ¿Con palabrería? ¿Haciendo con la semántica lo que un trilero con la bolita? Menuda revolución van a hacer, a lomos de un unicornio. Así no van ni a arañar el sistema. Y lo saben. Y lo saben. Porque la idea de una revolución que altere el orden socieconómico les produce terror.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

29 septiembre 2020

California, la EPA y el pensamiento mágico

Filed under: Energía — Nadir @ 14:03

Ésta le va a encantar a Beamspot.

La EPA (Environmental Protection Agency, ahora en manos de Trump) contesta a las intenciones del gobernador de California de prohibir los motores térmicos de automóvil en 2035:

“California’s record of rolling blackouts—unprecedented in size and scope— coupled with recent requests to neighboring states for power begs the question of how you expect to run an electric car fleet that will come with significant increases in electricity demand, when you can’t even keep the lights on today,”

JOASJOASJOASJOAS. Touché. Para conseguir algo no basta con cerrar los ojos y desearlo muy fuerte, muy fuerte, muy fuerte.

La traducción de “significant increases” es un aumento de la producción eléctrica en torno al 50%, según habíamos calculado ya ni me acuerdo en qué artículo. En el caso español, me figuro que tomando el consumo de energía primaria gringo será bastante superior. Os dejo como tarea calcularlo, que para eso estoy de vacas.

Es lo que pasa cuando se abandonan las políticas energéticas a la mano invisible del mercado y se tacha todo intento de planificación y racionalización de “comunista”.

+
+
+
+
+
+
+
+
+

11 enero 2020

La forma del Peak Oil

Filed under: Energía — Nadir @ 1:54

Sólo por curiosidad ¿ésta es la forma que tiene el pico petrolero (y gasístico), en un país que teóricamente ya lo había traspasado?

+

Reservas de petróleo y gas en record histórico.

Es lo que tiene fantasear con proyecciones de futuro realizadas a partir de modelos deterministas, que la realidad siempre viene cargada de sorpresas dispuesta a aguarte los vaticinios. Aunque la fe es tenaz al desaliento, y elabora elaboradas excusas para justificar que el fin del mundo no haya llegado y postergarlo para las próximas campanadas. Nostradamus no se equivoca, ponerlo en cuestión es blasfemia.

En fin, la mente humana es curiosa. Por no decir ridícula. El pensamiento religioso es el origen de buena parte de los males que aquejan a la humanidad.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

18 septiembre 2019

Hablando en serio sobre descarbonización

Filed under: Energía — Nadir @ 19:18

Me estoy dando cuenta de cuál es el error recurrente de tanta gente cuando se trata el tema del sistema eléctrico. Consideran el problema como que se necesita generar una cantidad total de electricidad, entonces sumamos parques eólicos y huertos solares hasta que sume la producción, y objetivo resuelto.

Sugiero que reviséis los datos de cobertura de la demanda diaria que publiqué a cuenta de los coches a pilas o, mejor aún, entrad vosotros mismos en la página de Red Eléctrica y repasad los gráficos en varias fechas del calendario. Por favor, si no estáis familiarizados con el sistema eléctrico, repasad esos gráficos antes de proseguir leyendo.

Además de otros condicionantes técnicos (carga en cada nodo, balance de la energía reactiva…), el principal cometido del operador eléctrico es asegurarse de que existe capacidad de generación disponible para cubrir la demanda en cada momento. No que sume el número de TWh total al final del año, sino que en cada momento estén disponibles los GW requeridos.

Pero, como debería a estas alturas tener claro todo el mundo, tanto la eólica como la fotovoltaica son tecnologías de generación cuya funcionamiento no es gestionable a requerimiento. El viento sopla cuando sopla, y cuando no los rotores están parados. Y el sol recorre el firmamento en unas horas y con un cierto azimut según la estación del año, más las mucho más impredecibles nubes. Por mucho que sobredimensionemos la potencia instalada de ambas, si no hay viento no hay viento, y si es de noche lo mismo. Producción cero. Y con poco viento y en una tarde de invierno, la producción no es cero pero como si lo fuera.

¿Qué quiere decir todo esto? Es muy sencillo. Este tipo de tecnologías de generación, a ver si podemos dejarlo claro de una vez, son estupendas como apoyo del sistema. Pero no pueden constituir la base del sistema eléctrico. A no ser que aceptes que cuando caiga el sol, si tenemos el anticiclón sobre nuestras cabezas, te toque una cena romántica con velitas y a camita pronto. Y mejor que no tengas electrificada ni la calefacción ni el transporte, porque las vas a pasar putas. Ya no es que no puedas durante la noche cargar el Tesla con el que fantaseas, es que ni siquiera podrías coger el cercanías hasta bien entrada la mañana, para que la legión de paneles solares con la que muchos se masturban empezaran a recibir una irradiación solar suficiente como para mover los trenes.

Lo siento, sé que para muchos de vosotros es muy obvio, pero hay mucha gente que está expuesta a la propaganda magufa y no tiene un conocimiento cabal de un sistema eléctricos.

Lo diré de otra forma mucho más violenta pero rigurosamente cierta: promover la eólica y la fotovoltaica como alternativa a la nuclear es promover la perpetuación de las centrales térmicas convencionales y, por lo tanto, las emisiones de CO2 que llevan asociadas. Apostando por la eólica y la fotovoltaica es imposible lograr la descarbonización del sistema eléctrico.

Volved a mirar las gráficas de cobertura de la demanda, por si tenéis dudas. Ambas tecnologías requieren de un respaldo para cuando no producen, y este respaldo sólo se lo pueden dar las térmicas (en concreto, los ciclos combinados, ya que las de carbón ya están enfilando el último tramo de su vida útil). En otros países (Noruega, Suecia, Austria, Brasil…) sí que tienen recurso suficiente para que la hidráulica pueda hacer de respaldo e incluso de eje vertebral de su sistema, pero en España no alcanza ni de lejos. Las plantas nucleares de nueva generación son más flexibles, pero aún así no pueden hacer un seguimiento de la curva de demanda con la celeridad requerida ni es lógico operarlas de esa forma. Por lo tanto, la labor de cubrir la demanda cuando no puedan hacerlo la eólica y la fotovoltaica, en el sistema ibérico (no en los mundos de Yupi), la tiene que desempeñar las centrales térmicas, ya sea quemando carbón, gas natural o RSU/RSI/RSA en las incineradoras, que yo me sigo preguntando qué tiene de ecológico quemar resíduos para estar incluidas en el Régimen Especial.

Por lo tanto, remachamos el concepto: si quieres eólica y fotovoltaica, estás asumiendo que también quieres térmicas como respaldo. Las renovables son útiles para reducir las emisiones, hasta un umbral que sería a grosso modo la mitad de la producción total. Pero para eliminarlas, necesitamos recurrir a la energía nuclear, sí o sí.

Y, por favor, antes de que alguien se le ocurra abrir la boca con acumulación en baterías de litio o cualquier otro método más o menos fantasioso, que calcule antes cuánto costaría. Porque en los mundos de Yupi no, pero en el planeta Tierra los recursos no son infinitos, ni los materiales ni los económicos. La única tecnología viable hoy en día son las hidroeléctricas reversibles, y estamos en las mismas, hay el recurso que hay. Se podría y debería aumentar la capacidad reversible, pero nunca será capaz de servir de buffer a todo el sistema, ni siquiera a una parte significativa.

Y ahora, segunda parte del artículo, para ofrecer mi alternativa. Como ya comenté al hilo de los vehículos eléctricos y su impacto en el sistema eléctrico, la curva de demanda va a tender a aplanarse en los próximos años. El BEV será la fuerza más poderosa, pero en general el desarrollo del IoT, que me parece una patochada cuya única función interesante es precisamente esa, interactuar con el sistema eléctrico e incluso hacer previsiones de coste (en función de la meteorología…) para optimizar la factura de aquellos consumidores eléctricos que se puedan postergar (lavadora, lavavajillas, carga de aparatos…), todo ello inevitablemente asociado a contadores inteligentes y tarifas con cotización al minuto.

Esta optimización del consumo, también en la industria, dará lugar a una curva de demanda plana. ¿Y qué tecnología es la más adecuada para cubrir tal meseta de demanda? Exacto, enhorabuena, lo habéis adivinado: la nuclear. La tecnología con menor huella de carbono asociada de entre las disponibles (enlace al AR5 del IPCC como fuente de autoridad, sugiero consulta del gráfico en pg.539).

A los hechos me remito: después de dos décadas de políticas energéticas condicionadas por el magufismo “ecologista” en Alemania, su filia por la solar y su fobia a la nuclear, la conclusión es que… tiene uno de los sistemas eléctricos con mayores emisiones de CO2 por kWh de Europa occidental. Incluso Dinamarca, el país que tiene la apuesta más seria para aprovechar sus enormes recursos eólicos, tiene una intensidad de carbono que duplica la francesa, precisamente porque debe hacer uso de térmicas como respaldo.

Si la naturaleza te concede la bendición de unos recursos hidráulicos abundantes, como los escandinavos, es de rigor aprovecharlos. Pero para el resto, la apuesta seria por un sistema eléctrico descarbonizado pasa inevitablemente por la nuclear. En caso de duda, vuelva a consultar el enlace anterior u observe el siguiente gráfico (fuente: EEA)

+

¿Cuál es el problema? Que las energías eólica y solar se han instalado en el ánimo de la población no como un medio, sino como un fin en sí mismas; de la misma forma que sobre la nuclear se ha hecho una intensa campaña de desacreditación irresponsable. Esa demonización es causa en no poca medida de las crecientes concentraciones de CO2 en la atmósfera, porque la alternativa real a la nuclear son las térmicas, como hemos visto en el caso alemán (y aún les queda cerrar 8,1GW de nucleares, casi la mitad de la que tenían hacia una década, producción que será suplida quemando más carbón del Ruhr).

Si la energía nuclear supusiera un impacto ecológico reseñable, el estado de los ecosistemas del país más nuclearizado del mundo, Francia, sería calamitoso. Sin embargo, para ver un bosque mediterráneo bien conservado he de irme al Languedoc, si quiero ver hayedos a los Vosgos y profundos robledales a la Gascuña.

Pero en fin, como decía, estoy dispuesto a otorgarle alguna función a todas esas plantas eólicas y fotovoltaicas sin las cuales muchos no se imaginan un futuro que merezca la pena ser vivido. Quizá incluso puedan servir para algo, más que para ensuciar el objetivo de reducir en lo posible las emisiones de dióxido de carbono: para la producción de hidrógeno por electrólisis, desconectadas de la red. De esta forma, la intermitencia de suministro pasaría a ser sólo un problema menor.

Con el sistema eléctrico cubierto por la nuclear, el hidrógeno se podría usar en automoción y calefacción allá donde no sea ventajosa la electrificación (mucho más prioritaria que el cochepilas es la generalización de la bomba de calor), ayudando a completar la descarbonización completa de la economía. Para este cometido, puede que eólica y solar sean más económicas que la nuclear, aún a costa de un mayor impacto ambiental.

Y así, todos contentos.

Porque al final, de lo que se trata, es de abandonar la combustión como forma de procurarnos energía. Ya que el fin es reducir al mínimo posible las emisiones de CO2, no imponer tal o cual tecnología. Y, para ello, considero que mi propuesta es la que permite una mayor reducción global de emisiones. Si alguien cree tener alguna propuesta mejor, que exponga sus datos (procurando que cuadren).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

« Página anteriorPágina siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: