La mirada del mendigo

2 septiembre 2016

Las venas de Rusia

Filed under: energía,internacional — Mendigo @ 15:06

A cuenta de Siria, he tenido la curiosidad de investigar un poco cuáles son los principales gasoductos por los cuales Rusia exporta el metano de sus campos del Ártico, Siberia central y la isla de Sakhalin. No es una curiosidad técnica sino un punto central para comprender los movimientos geopolíticos que subyacen bajo la superficial actualidad informativa.

Por poner un poco en antecedentes: Rusia cuenta las mayores reservas del mundo de metano (comercialmente conocido como gas natural) y está en una posición privilegiada para alcanzar por ductos cualquier punto del continente euroasiático. El metano es cada vez más usado en generación eléctrica en ciclos combinados de eficiencia mucho mayor que las térmicas convencionales a carbón y estoy sorprendido de que no se esté desarrollando más su uso en automoción (requiere sólo unas pequeñas modificaciones en los motores convencionales, y su mayor inconveniente es el almacenamiento), además de su tradicional papel en la calefacción de los hogares y como fuente de energía en la industria.

Como decíamos, el transporte por ducto es la forma más conveniente para distancia medias (break even en 9.100km) y grandes volúmenes (>10E9m³/año). La otra solución es el transporte licuado en metaneros, pero el proceso de licuar y regasificar conlleva unas pérdidas considerables (los trenes de licuado funcionan con el propio metano). Por lo tanto, el gas ruso es la pieza central de la política energética de todo un supercontinente como Eurasia, y su importancia crece con el tiempo según abre nuevos cauces para exportar ese flujo de energía. Esta recuperada importancia del antiguo enemigo siembra la inquietud en las cancillerías atlánticas, las cuales a su vez mueven sus piezas en el Gran Juego.

Y ahora, al tema.

+++++++

Nord Stream
Longitud: 1.222km
Diámetro: 1,22m (1,42m en el tramo terrestre)
Presión de trabajo: 22MPa (10MPa en el tramo terrestre)
Caudal máx.: 55 km³/año
Son dos líneas, ya en activo desde 2011, que transcurren bajo el mar Báltico uniendo directamente los campos de la península de Yamal (en pleno Ártico) con su principal cliente: Alemania. Existe el proyecto de tender otros dos ductos, duplicando la capacidad máxima (North Stream II), pero está en el aire por las reticencias de la UE a aumentar su dependencia del gas ruso (y el cabreo que tienen los países del SE de Europa, a los que se les ha forzado a renunciar al South Stream, mientras que se le dejaba la puerta entreabierta a esta ampliación, que conviene principalmente a Alemania). Ahora mismo la ampliación está siendo políticamente cuestionada y el organismo de la competencia europeo ha puesto pegas.

+++++++

Yamal-Europa
Longitud: 4.196 km
Diámetro: 1,42 m
Caudal máx.: 33 km³/año
Activa desde 1997, era la principal vía de entrada de gas ruso a Europa hasta que fue tirada la anterior bajo el Báltico. Para alcanzar el gran mercado alemán es un itinerario más largo, y debe cruzar (además de servir) terceros países que aplican sus peajes. Un aliado del Kremlin como Bielorusia, pero también un íntimo enemigo como Polonia, que cuya reafirmación nacional siempre es en oposición a su vecino del Este. Mención aparte merece Ucrania, y es que las disputas en torno al tránsito del gas por esta antigua república soviética datan de mucho antes de la anexión de Crimea y el conflicto en el Donbass. Ucrania se ha beneficiado tradicionalmente de precios muy favorables en el gas, a cambio de permitir el tránsito por su territorio y una cierta capacidad de injerencia política del Kremlin. Pero durante años, Moskvá y Kiev se han cruzado acusaciones de robo. La cuestión es que en la frontera eslovaca la presión era menor que la inyectada por los rusos, y con esa diferencia los ucranianos presuntamente llenaban sus reservas y agotaban la paciencia del tsar Putin. Como se ve en el gráfico se ha propuesto una desviación (Yamal II) para servir a Austria vía Eslovaquia esquivando territorio ucraniano.

+++++++

Urengoy–Pomary–Uzhgorod
Longitud: 4.451 km
Diámetro: 1,42 m
Presión de trabajo: 7,5 MPa
Caudal máx.: 32 km³/año
El gasoducto Уренгой — Помары — Ужгород (en el mapa de la cabecera, con el nombre de “Brotherhood”) era la vía principal de entrada del gas ruso en la Europa Occidental hasta la apertura del Nord Stream. Lleva el gas del Ártico hasta Eslovaquia a través de Ucrania. Entró en servicio en 1983, y en aquel entonces transcurría enteramente por territorio soviético. Con la independencia de Ucrania, la operación de esta infraestructura empezó a encontrar ciertas “dificultades” que han mantenido a Gazprom y a su homóloga ucraniana UkrTransGaz en un permanente tira y afloja. La preocupación de Rusia ahora mismo es buscar alternativas a esta arteria para servir a Europa.

En este apartado hay que sumar otro gasoducto, el Soyuz, que también atraviesan Ucrania en dirección a Europa, pero que no transportan gas ruso sino de los campos del Caspio, y donde Rusia es sólo país de tránsito (que no es poco). Según se ve en el mapa, traen el gas de los campos de Turkmenistán (ni más ni menos que el 4º país por reservas probadas) y Uzbekistán, a través de Kazastán y Rusia hasta Europa (además de consumo propio ruso).

Si, ya sé que a la mayoría todas esas repúblicas ex-soviéticas nos suenan a lo mismo, pero mejor que nos vayamos aprendiendo nombres como Astaná, Ashgabat o Bakú, porque van a tener una relevancia creciente en el mundo. Por ejemplo, y saliéndome completamente del tema del gas ruso, aquí tenéis el gasoducto que evacua el metano de los campos del Caspio occidental vía Turquía.

Con un caudal máximo de 32 km³/año, es el principal competidor ruso en la zona, y explica la reactivación de conflictos larvados como el de Nagorno-Karabakh entre Armenia (respaldado por Rusia) y Azerbaiyán (sostenido por Turquía). Pero es que el mapa nos nubla la comprensión de un detalle geográfico crucial que complica aún más el tablero. ¿Sabéis quién es ese país grandote de la esquina inferior derecha del mapa? Pues ni más ni menos que el país que tiene las segundas mayores reservas probadas de gas del mundo, y que recientemente se ha liberado de las sanciones internacionales. La República Islámica se quiere conectar a este red y entrar en Europa vía Nabuco o, su sustituto, la Transadriática (más eficiente que exportarlo vía el puerto de Ceyhan vía una hipotética planta de licuefacción, como hace con el mucho más fácilmente embarcable petróleo).

Y Turquía quiere beneficiarse de su situación de cruce de caminos imprescindible para todas esas reservas, a las que quiere sumar las del Golfo (y para eso necesitan defenestrar a un gobierno sirio alauí, tradicional aliado de Rusia, que le devuelve el favor cerrando las puertas de Europa a la competencia gasística árabe). Las piezas van casando.

+++++++

Pero bueno, dejemos ya esta digresión sobre los competidores del gas ruso (por mucho que sea vital su comprensión) y ciñámonos de nuevo a nuestro objeto de estudio.

Blue Stream
Longitud: 1.213 km
Diámetro: 1,40 m (0,61m el tramo submarino)
Presión de trabajo: hasta 25 MPa en el tramo submarino
Caudal máx.: 16 km³/año
La principal vía de entrada del gas ruso a Anatolia y la región balcánica a día de hoy (entró en operación en 2003). Sin embargo, se ha demostrado insuficiente y se quiere reforzar su capacidad con otros proyectos. Evidentemente, derribar un cazabombardero de tu socio comercial por la grave violación de la soberanía que supone sobrevolar espacio aéreo turco durante unos segundos no ayuda a llegar a un acuerdo.

+++++++

South Stream
Longitud: 2.380 km
Caudal máx.: 63 km³/año
En proyecto (en ejecución en el lado ruso)
Los peajes que imponen los países de tránsito son un obstáculo para la competitividad del gas ruso. Por eso es interesante procurar reducir su número, además de por su capacidad de cerrarte el grifo si las relaciones se tuercen. Eso justifica incluso el tirar cientos de kilómetros de tubería por el mar Negro, para conectar (como en el caso del Nord Stream) directamente con la frontera de la UE prescindiendo del paso por Turquía (pero no de su zona marítima-económica de influencia, ni la ucraniana, ignoro cómo quedaría ese tema legal). La cuestión es que, como decíamos antes, Bruselas forzó a Bulgaria a rechazar este proyecto que daría demasiada cuota de mercado al gas ruso. A los búlgaros (y resto de países de la zona) se les quedó cara de tontos cuando se reanudaba la construcción del segundo ramal del North Stream que conectaba directamente Rusia con Alemania.

+++++++

Turkish Stream
Es una variante del anterior, con la misma capacidad proyectada (mastodónticos 63 km³/año) con la particularidad de que salvan el veto alemán europeo tocando tierra en territorio turco, y no búlgaro. Allí se sumaría al gas de la Transadriática (en ejecución) para entrar en territorio griego. Aún no está claro cuál de las dos alternativas se tomará, y aunque no salga en los periódicos es un asunto muy relevante que está condicionando buena parte de la política exterior de la zona.

++++++++++++++++++++++++

Hasta aquí, las venas que unen a Rusia con el rico apéndice europeo. Pero su gargantuesca geografía le permiten compartir geografía con la vieja Europa y una China que, a pesar de ser aún más vieja, está dando el estirón como una adolescente. Veamos los proyectos rusos para suministrar la energía necesaria para ese crecimiento.

Uno de los temas más comentados en los mentideros energéticos es el precio al que China comprará el gas ruso (deseoso también de diversificar su clientela y no depender tanto de los europeos, recordemos que la estatal Gazprom vende buena parte del gas que produce al mercado interno ruso por debajo del precio de producción, y cubre estas pérdidas con la exportaciones). Un oficial ruso filtró que sería de unos 350 $/m³ (precio al que pagaba Europa el gas en el momento de las negociaciones). Sin embargo, otras fuentes son menos optimistas y apuntan a que dificilmente cubrirá los gastos de explotación de los campos y construcción de la tubería. En mi (nada) humilde opinión, supongo que ni tanto ni tan calvo, y seguramente el precio se determinará por un complejo mecanismo de fijación de precios pactado en el contrato.

Power of Siberia
Longitud: 4.000 km
Diámetro: 1,42 m
Caudal máx.: 61 km³/año
Unirá los campos de Yakutia con la frontera china. Se espera esté operativa en 2019, y a pleno rendimiento en el 2021 cuando entre en producción el campo de Kovykta.

+++++++

Altai
Longitud: 2.800 km
Diámetro: 1,42 m
Caudal máx.: 30 km³/año
Es una de las medidas del gobierno chino para revitalizar su zona noroccidental y convertirla en un polo industrial. Traerá el gas de los campos de Siberia occidental, entrando a China por la provincia de Xinjiang y entroncando con el corredor chino Oeste-Este que llevaría el gas hasta Shanghai. Como el anterior, sometido al tira y afloja entre Moskvá y Beijín, parece que finalmente se da luz verde a su construcción (las autoridades chinas cada vez se ven más presionadas para resolver el gravísimo problema de contaminación en los núcleos urbanos, en buena parte debido a sus obsoletas centrales térmicas y de cogeneración alimentadas con carbón).

+++++++

Sakhalin–Khabarovsk–Vladivostok
Longitud: 1.862 km
Diámetro: 1,22 m
Presión de trabajo: 9,8 MPa
Caudal máx.: 36,5 km³/año
Traslada el gas producido en los campos marinos frente a la isla de Сахалин (justo al Norte de la isla de Hokkaidō, del archipiélago japonés) hasta Владивосток. A pesar de ser un recorrido interno, la incluyo dentro de las vías de exportación ya que se está construyendo un enlace con la red china, además de una planta de LNG en Primorsky Krai que surtirá a Corea del Sur y Japón (potencias industriales con una dependencia energética absoluta) y, en un futuro, una hipotética conexión submarina pues la batimetría, sin ser tan somera como el Báltico, no es prohibitiva (el enlace japonés se podría hacer desde la misma isla de Сахалин).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

13 agosto 2016

Enajenación Mundial: la víctima Siria

Filed under: internacional — Mendigo @ 12:21

Me topo con una página sobre geopolítica con una buena colección de artículos sobre el conflicto en Levante:
Jaysh al-Fatah, el ariete que golpea en Siria
Milicias opositoras a Asad en Siria
¿Qué milicias protegen la autoadministración kurda en Siria?
¿Cuáles son las fuerzas progubernamentales en Siria?

Además de la descripción (la más minuciosa que he encontrado hasta ahora) de las fuerzas en conflicto, propone un sucinto resumen de la situación en: La guerra de Siria, algo mas que yihadistas y dictadores. Evidentemente me gustó esta sinopsis del conflicto, por eso os la recomiendo, pero creo que el autor debería haberse detenido un poco más en el tema económico asociado al tema de los ductos, fundamentalmente gasoductos. Voy a procurar completar un poco este aspecto:

Por ejemplo, ahora Putin y Cerdoğan vuelven a estrecharse la mano para relanzar el Turkish Stream, mientras que Bulgaria alberga dudas acerca de la negativa impuesta por Bruselas al South Stream. Actualmente, Rusia tiene el monopolio del suministro de gas por ducto a la Europa Oriental, mientras que la Europa Sudoccidental disfrutamos de la conexión con los campos argelinos. También quedan las regasificadoras de LNG, pero el transporte por ducto es más económico (y menos contaminante, aunque eso no le importa a nadie) y, por lo tanto, más competitivo para grandes volúmenes y distancias medias (el break even está en unos 9.000km, para haceros una idea de Madriz a Moskvá hay unos 4.000km).

hafnertagliapietra_turkishstreamfig1

Hemos de ser conscientes de un hecho: Gazprom tiene siempre la posibilidad de, ante la falta de un acuerdo, cerrar la llave y condenar a miles de europeos (alemanes, polacos, húngaros…) a morir de frío el siguiente invierno. La capacidad negociadora de la gasista pública rusa es pues descomunal, y según se van agotando los yacimientos del Mar del Norte no deja de aumentar (y el Kremlin no duda en emplear esta negociación comercial como arma política). Por eso, es una línea política prioritaria el romper esa dependencia del gas ruso, ganando capacidad de negociación, seguridad de suministro y precios más bajos. Efectivamente, hay una sustancial diferencia de precio entre el m³ de gas en USA y en Europa, uno con precios spot (Henry Hub…) y otros con draconianos contratos a largo plazo ligados a la cotización del petróleo.

Fuentes de suministro alternativas son las repúblicas caucásicas e Irán. Estos últimos no parecen entrar en el juego de la UE de ser utilizados para romper el monopolio ruso, y más bien plantean una estrategia conjunta con Rusia. En cualquier caso, la pieza clave de esta ruta alternativa es Turquía (los refugiados no son la causa principal por la que se tolera y corteja a Cerdoğan y sus excesos islamofascistas).

Existe otra alternativa al gas del Caspio, que es tirar un ducto desde las petromonarquías de la península arábiga hasta Turquía, que de nuevo (again and again) es el puente natural de entrada del gas asiático a Europa a través de Nabucco (por eso la férrea Merkel se comporta como una solícita perrita ante los eructos del sultán turco). Pero este ducto se encontraría con el cinturón chií (Irán-Irak-Siria-Líbano), que jamás dará esa llave de riqueza al sunismo. Y el sunismo está tratando de descerrajar la puerta a tiros con la ayuda de Occidente: un gobierno alauí (es decir, alineado en el bando chií) en Siria es un obstáculo para el proyecto. Europa quiere diversificar su suministro de gas natural, y EEUU (que también se postula como suministrador europeo vía LNG gracias al fracking) aprovecha para expulsar a Rusia del Mediterráneo Oriental.

QatarTurkeyGasLine_01

Por cierto, ¿no os sorprende la inusitada actividad financiando follacabras de un pequeño feudo como Qatar, incluso por encima de la poderosísima familia Saud? Las reversas saudíes de crudo son las mayores del mundo, sin embargo, cuando hablamos de gas natural

¿Por qué esto, que es evidente para cualquier ciudadano medianamente informado, de ninguna manera podrá ser leído en la prensa? Los análisis de los profesionales del periodismo tienen la profundidad de un plato llano y la honestidad intelectual del órgano de comunicación de un partido político. Lo que nos cuentan es una historia más o menos romántica de rebeldes luchando contra una dictadura, y unos malísimos terroristas de por medio que, al parecer, deben haber venido de Marte o haberse creado por generación espontánea.

Supongo que es muy sórdido poner en letras de molde que el motivo principal de la guerra civil siria es que un ciudadano europeo pueda calentar su casa en invierno sin gastarse tanto dinero (o mejorar la competitividad de la industria europea, que tiene en los altos precios de la energía una desventaja competitiva respecto a USA). Y el motivo secundario para esos cientos de miles de muertos, cerrar las bases de Tartus y Khmeimim, expulsando a los rusos del Mediterráneo, objetivo que arrastra el Pentágono desde el principio de la Guerra Fría.

¿A QUE ASÍ TODO COBRA SENTIDO? Será entonces que la clave es correcta.

Que sí, que la libertad del pueblo sirio y tal; la libertad que tendrá el ciudadano sirio si se instaura una teocracia según el modelo que proclaman las milicias yihadistas patrocinadas por la OTAN, Qatar, Emiratos y el cortijo de los Saud, todos ellos tan preocupados por la situación de los Derechos Humanos y las libertades civiles en la Siria de Assad (uno de los países más estables, abiertos y socialmente desarrollados de la región) que decidieron regarla con fanatismo y pegarle fuego.

Qué curioso, que Ucrania fuera la vía principal de entrada del gas ruso a Europa y tuviera la base naval rusa de Sebastopol. ¡Qué oportunas son estas revoluciones para los intereses geoestratégicos occidentales! ¿Qué hay de casualidad en esta perfecta sincronía de los follacabras con los neonazis del Maidan? Tenemos en nónima a la peor escoria de la tierra, estamos regando unas semillas que nos causan horror cuando brotan, y eso que aún sólo han enseñado unas pocas hojitas.

Y lo peor está por venir. Si gana (la muy zorra de) Hillary Clinton, ya ha asegurado que va a promover más camadas de freedom fighters, si no una intervención directa (para asegurar la zona de exclusión aérea que dé ventaja a los yihadistas). Y si contra pronóstico ganase el subhumano de Trump… a saber, porque el comportamiento de los primates es a menudo impredecible ¿os suena lo de “más peligroso que un mono con una pistola”? Pues imaginad al mono con los códigos de lanzamiento de los misiles intercontinentales. Y Rusia ha dejado claro que sus bases en Siria son una linea roja de la que no piensa ser desplazada.

+
+
+
+
+
+
+
+
+

12 agosto 2016

Manbij

Filed under: internacional — Mendigo @ 23:01

Las SDF han tomado los últimos barrios que quedaban: ya no hay miembros del Estado Islámico en Manbij.

De las noticias sobre el suceso, me quedo con esta foto.

El paisaje humano de esa zona del mundo muestra a mujeres convertidas en espectros, para escabullirse de la atención de la mirada del macho predador. El movimiento kurdo del PKK-PYD-YPG están cambiando esta narrativa, y se produce lo impensable: una kurda ayudando a un árabe; una chica joven, armada, serena, consolado a un hombre mayor congestionado.

Este movimiento es la única esperanza de civilización que avizoro en una zona del mundo que se está deslizando a inusitada velocidad por la pendiente del oscurantismo y la barbarie.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

6 julio 2016

Resistiendo y creciendo

Filed under: internacional — Mendigo @ 17:22

Baqiya wa tatamaddad (انصار الدولة الإسلامية), el título es la traducción del lema del Estado Islámico. Así como el de España es Plus Ultra, pero con más intención de cumplirlo que la secular estrechez de miras española.

Últimamente no han podido verificarlo y están perdiendo terreno, pero debemos analizar en qué circunstancias se hayan.

Estaba leyendo un buen artículo en la página de la BBC (sí, ya directamente paso incluso de ojear medios españoles más que para los cotilleos domésticos), sobre los orígenes, el ascenso y la encrucijada actual en torno al Estado Islámico. Muy buen resumen, pero creo que pasa de puntillas sobre varios hechos innegables, aunque de difícil digestión. El primero, serán fanáticos, criminales, sanguinarios… pero hay que reconocer que están resistiendo admirablemente, con valentía e imaginación.

Pongámonos en situación. La desaparición del poder centralizado de los Estados sirio e iraquí permitió la organización espontánea de los ciudadanos según referencias culturales mucho más antiguas que estos estados de nuevo cuño creados por el poder colonial. Libres de esa ficción, los habitantes se organizaron conforme sus agregadores naturales, primero la tribu, y luego su referente étnico-religioso (que, en sociedades primitivas, son una identidad).

Una de las consecuencias del establecimiento del Califato es la constatación de que la frontera sirio-iraquí era una ficción. No había sirios o iraquíes, había suníes, alauíes, chiíes, kurdos, yazidíes, drusos, turcomanos… El proceso de construcción de un Estado nación, tan avanzado en Europa, allí sólo tiene unas pocas décadas y apenas había empezado a difuminar las antigua divisiones.

La oposición al sectarismo alauí del dinasta al-Assad, o al sectarismo chií del gobierno de al-Maliki, fue monopolizada por el wahabismo suní, que encontró en la religión un elemento de cohesión y movilización. Opusieron al tibio sectarismo del gobierno, un sectarismo llevado hasta el extremo del genocidio sistemático (cualquier no suní que caiga en las garras del Estado Islámico es asesinado sin remedio). Sólo una minúscula parte de la oposición al régimen alauí sirio es de carácter democrático y laicista (agrupadas ahora en las SDF junto con la YPG kurdas). Pero la inmensa mayoría de las fuerzas son islamistas, propugnando el establecimiento de una teocracia suní como modelo de Estado, a imagen y semejanza de sus patrocinadores del Golfo.

La realidad ha desbordado a la ficción de las banderitas, las fronteras tiradas a través del desierto y demás ficciones administrativas, y los bandos se han formado según sus alineaciones naturales, suníes, chiíes-alauíes y kurdos (aunque con bastante desconfianza entre los kurdosirios, de mayoría izquierdista, y los kurdoiraquíes, conservadores y en buenos tratos con CErdoğan).

Lo que llamamos Estado Islámico, podrías llamarlo también, con permiso del resto de grupos salafistas que operan en Siria (en Iraq tienen el monopolio), Sunistán. Su territorio corresponde a la perfección con las áreas de mayoría suní en Siria e Iraq. Los suníes han visto en el Estado Islámico, así como en el resto de grupos salafistas, una forma de autoorganizarse y defenderse de un régimen que les es hostil. En el caso de Iraq, integrando en sus estructuras los cuadros militares baazistas (pues antes de la vuelta de la tortilla, era la minoría suní la favorecida por el gobierno de Bagdad). Y Sunistán (Estado Islámico, Jabhat al-Nusra, Ahrar ash-Sham, Ansar al-Sharia …) recibe ayuda de las potencias suníes (las petromonarquías y el gobierno islamista turco principalmente, pero reciben combatientes de todo el mundo suní, desde Túnez a Malasia), mientras que el mundo chií apoya, como no podía ser de otra forma, a sus correligionarios y afines de los gobiernos de Bagdad y Damasco.

Pero quería de nuevo haceros reparar en una cuestión. Tomemos a Sunistán como un Estado convencional, que está en guerra con sus vecinos. Pero es que está en guerra con TODOS sus vecinos a la vez. Especialmente notable el caso de su principal fuerza, el Estado Islámico. Su mesianismo les ha llevado a la estupidez (por otra parte, consecuencia inevitable de su discurso) de abrir todos los frentes. Está en guerra con Alauistán (el gobierno de Damasco, apoyado por Rusia e Irán) y con el Chiistán iraquí (el gobierno de Bagdad, apoyado por USA). Por el Norte, llevó una campaña de exterminio contra el pueblo kurdo, el cual se ha revelado como un huso duro de roer y, casi sin medios al principio, luego con el apoyo de la aviación usamericana, logró detener el golpe y desde entonces les está comiendo terreno. Tiene al ejército jordano posicionado en la frontera para sofocar los intentos de propagar la llama a su territorio. Y tiene a la poderosa guerrilla de Hizbullah, que es una amenaza incluso para el poderoso Israel, luchando en coordinación con el ejército regular sirio.

Por luchar, incluso se producen luchas en las mismas filas del Sunistán sirio, entre los diversos grupos suníes con el Estado Islámico (aunque últimamente han debido recuperar un mínimo atisbo de cordura, y recordar la máxima de “perro no come perro”).

Y, contra todo pronóstivo, el Estado Islámico resiste contra todos. Sin duda, remarcable. Creo que es la primera vez desde la 2WW que los ejércitos de Rusia y EEUU atacan un mismo objetivo. De forma descoordinada, y muy tímida y esporádica, en el caso de USA y resto de la OTAN, con más convencimiento en el caso de las VVC hasta el anuncio de repliegue unilateral de Rusia (quizá dentro de muchos años, sabremos a cambio de qué Putin accedió a levantar el pie del acelerador). Tener a la OTAN, Rusia, Irán, Hizbullah y lo que queda de los ejércitos regulares de Iraq y Siria en contra, y aún así seguir resistiendo, es una proeza notable que nadie todavía ha destacado.

Recuerda al esfuerzo bélico del III Reich que, aunque cayese finalmente derrotado, luchar al mismo tiempo contra el resto del mundo y mantener el pulso durante seis largos años, ya es en sí una gesta militar nada despreciable. La comparación con la Alemania nazi está muy bien traída al caso, por la semejanza de la ideología supremacista (pangermánica o panislámica), fanatismo criminal que es el núcleo de su modelo de Estado.

Bien es cierto que, como hemos dicho, Sunistán está bien regada de fondos por sus patrocinadores suníes. Es curioso ver cómo desharrapados manejan armas que cuestan mucho más de todo el dinero que lograrían reunir en su vida, si se hubieran dedicado a oficio más provechoso que el de matar. Por ejemplo, este vídeo. Usar un misil teledirigido para matar a un soldado enemigo, sería un despilfarro de recursos que llevaría inmediatamente a un consejo de guerra al imbécil que se le ocurriese. Ningún ejército se puede permitir semejante despilfarro, ni siquiera los mejor dotados económicamente. Que a un “rebelde” sirio le pareciera una buena idea, da buena cuenta de la abundancia prodigiosa de armas que debe haber en ese conflicto.

Y no cualquier arma, el ejército iraquí ya ha perdido varias decenas de Abrams donados por EEUU. El Abrams es el carro principal de batalla usamericano, una bestia de 60 y pico toneladas, el tanque con mayor blindaje que se ha fabricado jamás (burro grande, típico diseño gringo; para hacerse una idea, un T-90 pesa 15 toneladas menos, a pesar del mayor peso de su unidad de propulsión). No se revienta uno de esos tirándole cantos rodados. Para penetrar ese blindaje, se necesita una munición perforante de última generación. Y ese tipo de juguetes no sólo son carísimos, sino que no cualquiera puede acceder a ellos, sólo Estados (que luego ponen esas armas en manos de los zarrapastrosos que mencionaba).

De todas formas, aún con el cuantioso apoyo económico y militar que está recibiendo (la guerra moderna es carísima), es notable la capacidad bélica que está desarrollando Sunistán. Compensa la ausencia de aviación con ataques suicidas (perdón, que el suicidio está prohibido en el puto Islam, se trata de operaciones de martirio… una mamarrachada islámica más porque el suicida es el victimario, nadie le martiriza sino que es él quien martiriza a los demás). De todas formas, mantener semejante esfuerzo bélico hoy en día es carísimo, y es evidente que el territorio de Sunistán, con una capacidad productiva devastada por cinco años de guerra, es imposible de generar por sí solo recursos para mantenerlo. Luchan locales, sí, pero con armas saudíes o turcas.

Sobre el conflicto sirio he leído muchas tonterías, la principal es el discurso que ellos son las primeras víctimas del Estado Islámico. Para empezar, si se quiere entender algo en la guerra civil siria, lo primero que hay que hacer es olvidarse del término “sirio”, porque no aporta información alguna. Sirios matan sirios, hombres matan hombres, así no avanzamos nada. Es imposible que el Estado Islámico hubiera conseguido los impresionantes triunfos en la Blitzkrieg de 2014, sin un apoyo general de la población local. Esto está muy mal visto decirlo, póbrecitos sirios e iraquíes, ellos no son malos, sólo están un poco confundidos. En fin.

Por supuesto que el apoyo no es unánime: los que temían perder hacienda y vida de mano de los barbudos, huyeron al principio del conflicto. Otros, huyeron de las represalias del bando gubernamental. Ahí tenemos los 5 millones de refugiados que ha dejado este conflicto. Aún quedan en los territorios del Califato ciudadanos opuestos desde el principio, o simplemente desencantados, pero lo que es absurdo es pretender que una organización terrorista tiene como rehén a 10 millones de personas, sin una complicidad o cierta aquiescencia. Reconozcámoslo de una vez, el Estado Islámico, Anshar al-Sharia, Jabhat al-Nusra… son los nombres del ejército de Sunistán, integrados mayoritariamente por locales, con el refuerzo de elementos procedentes de todo el mundo suní (incluído Paris, Londres, Bruselas o Melilla), y con el apoyo más o menos tácito o fervoroso de la población suní local, deseosa de conquistar el gobierno de Damasco y darle la vuelta a la tortilla en su provecho. Sectarismo puro y duro. Aunque de ser así, hay que reconocer que la política de relegar a esos paletos suníes del gobierno de al-Assad de los puestos principales en el ejército y la administración, sería sustituida por una política de exterminio de todo aquel no suní (alauíes, cristianos siríacos, drusos, kurdos y, especialmente, alauíes).

Con el discurso buenista oficial no se entiende nada. Terroristas, rebeldes, sirios, iraquíes… son palabras vacías. Cuando empiezas a usar los términos correctos, suní, shií, alauí, kurdo… todo empieza a cuadrar.

Incluso, en el caso sirio, voy a ser un poco más políticamente incorrecto. Es una guerra entre la minoría alauí y cristiana, de la Siria costera, más laica, culta y cosmopolita (al menos, en relación a los parámetros que rigen en esa región, donde se impone el palurdismo islámico) y el empobrecido rural mayoritariamente suní. Quizá excediéndome en la simplificación, pero me recuerda a las Guerras Carlistas, una lucha entre tradicionalismo y progreso, un choque entre las placas tectónicas de la tradición y la modernidad. Este tipo de movimientos se dan a lo largo y ancho del mundo, pero en Siria ha encontrado las condiciones para originar una erupción volcánica (no es la primera vez que encuentro un paralelismo entre los ultracatólicos gudaris y los follacabras): la línea de falla entre el bloque suní y chií, en una zona en disputa entre ambos.

¿Solución a esta carnicería? Difícil. Creo que es imposible la reconciliación, como mucho se puede esperar que el vencedor no se ensañe demasiado. Probablemente la solución más inteligente sería reconocer el error en la partición del acuerdo de Sykes-Picot y dejar que sean los pueblos los que se autodeterminen, creando Estados más homogéneos, más sencillos de gobernar que los actuales, partidos desde su nacimiento por el odio sectario.

Así, sería lógico crear el Alauistán en la costa siria, un enorme Sunistán en el interior de Siria y Norte de Iraq. Un Kurdistán que también tiene difícil su existencia entre dos concepciones políticas enfrentadas de las dos partes. Y un Chiistán en el curso bajo de Mesopotamia que podría en último término unirse a Irán o, al menos, ser Estado aliados.

Esto podría ser una solución estable excepto por un lado: el hipotético Sunistán que ya existe sobre el terreno, ha apostado sus cartas al islamofascismo (movimiento belicista, expansionista, basado en la supremacía racial árabe-suní y el desprecio a la democracia y las libertades civiles). Hay que derrotar militarmente al Estado Islámico y resto de organizaciones salafistas, de eso no me cabe ninguna duda, para evitar que se retroalimente con sus victorias (una constatación del favor recibido por Allah). Pero incluso en el Sunistán post-Estado Islámico, es muy probable que, dejado a su suerte, continúe viva la llama del islamofascismo y busque con el tiempo venganza a costa de sus vecinos, inestabilizando por décadas esa región. Especialmente si tal doctrina es regada con petrodólares, que lloverían desde el Golfo para la reconstrucción de un Sunistán devastado por la guerra, pero no a cambio de nada.

Hasta aquí el análisis políticamente incorrecto, pero intelectualmente honesto (al menos, con esa intención) de la situación en Oriente Medio. La guerra es la caja de Pandora, una vez que la abres, no sabes lo que va a salir de ella, ni si podrás cerrarla a tiempo.

Tres tontos muy tontos. Y muy criminales.

+
+
+
+
+
+
+
+

26 junio 2016

Más que una entrada, un comentario sobre el Brexit

Filed under: economía,internacional — Mendigo @ 23:40

José Manuel me pide que abra un hilo sobre el Brexit, pero lo cierto es que no tengo mucho que decir al respecto.

Realmente, no creo que vaya a ser para tanto. A ver, UK siempre ha estado torpedeando cualquier avance en la integración europea, así que que se salga es más bien una ayuda en este proceso (que sea un proceso deseable o no, es ya harina de otro costal que deberíamos discutir aparte). Por otro lado, no me cabe en la cabeza que ahora vayan a librar una guerra comercial UK con sus antiguos socios. No tendría ningún sentido. Habrá un acuerdo sin aranceles, al estilo noruego. Sí que habrá, me figuro, una pequeña erosión en el comercio entre ambos bandos, por la burocracia y las regulaciones divergentes, pero nada grave o insalvable.

El único efecto significativo estimo yo que lo va a sufrir la City. Claro, porque seguirá habiendo libre transferencia de mercancías, habrá ciertas limitaciones y papeleos para las personas, pero sería unos imbéciles redomados si los europeos no aprovecharan para establecer cánones al flujo de capitales con la isla (y sus paraísos fiscales). Así que, parte del negocio de la City se quedaría en Frankfurt, París y Dublin (el HSBC se retraerá más a su origen en Hong Kong). Que no es moco de pavo, la City supone un buen pellizco del PIB inglés, y es la fuerza que sostiene los precios disparatados del sector inmobiliario londinense, que ahora corregirán con fuerza.

Y queda la cuestión de ver si se sigue hablando en inglés en las instancias comunitarias. Inglaterra pierde por una parte relevancia (más que relevancia, la palabra es influencia), pero por otra parte gana autonomía.

Bueno, esto es todo lo que se me ocurre. Lamento si no es muy sesudo ni original. Más bien es una excusa para ahora daros a vosotros la palabra y que sigáis debatiendo.

Y ahora no me jodáis que os vais a quedar callados!

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: