La mirada del mendigo

10 enero 2018

Preguntas sobre Siria

Filed under: internacional — Mendigo @ 0:29

Supongo que en un blog la gente escribe sobre aquello que sabe (o crees que sabe) y entiende como su obligación darlo a conocer el resto de la red (con la fatua y a la vez inocente presunción de que a alguien le importa). Voy a romper esta regla general y escribir una entrada reconociendo que hay muchos aspectos que se me escapan del conflicto sirio, y pidiendo ayuda para lograr encontrar una respuesta convincente.

Porque la guerra es una irracionalidad en su conjunto, pero en su desarrollo es de las empresas más racionales, por eso me sorprenden cuando los acontecimientos no discurren por el camino de la lógica bélica. Al menos en apariencia, debido a mi muy superficial conocimiento de la evolución del conflicto.

Bueno, sin más preámbulo, voy a lanzar algunas preguntas para seguir debatiendo al respecto, ya que la entrada sobre Líbano se había convertido en un berenjenal de comentarios. Que por cierto, cómo me alegro que los nubarrones de guerra que se cernían sobre Líbano se hayan disipado y haya imperado la cordura sobre las ambiciones del príncipísimo.

Una de las cuestiones que proponía hace unas semanas era que, cuando el ejército sirio diera por concluida la campaña de desratización en el Éufrates (ya sólo queda una pequeña bolsa en la ribera izquierda, en principio responsabilidad del YPG), cuál sería su siguiente objetivo: los kurdos, los turcos o los “rebeldes”. Ya tenemos respuesta a esta pregunta, parece que el pacto tácito de no agresión entre el gobierno de Damasco y la autoridad kurda se sigue manteniendo, y se ha producido una enorme ofensiva en la provincia de Idlib siguiendo el eje Sinjar – Abu al-Duhur con objeto de partir el territorio enemigo en dos. Esto crearía una nueva bolsa que abarcaría zonas rurales de las provincias de Hama y Alepo.

Esta operación tiene todo el sentido táctico (dejar aislados a parte de los combatientes, desconectados de los recursos que reciben de la frontera turca) así como estratégico (conectar directamente Alepo con el resto del territorio Sirio controlado pos Assad, estructurando mejor el territorio y empezando a recomponer su economía). Sin embargo, la primera pregunta ¿por qué ahora? ¿No sería mucho más lógico acabar antes con las bolsas que desde hace años persisten amenazando ciudades como Homs o Damasco? En especial esta última, que mantiene a la capital en el alcance de los morteros yihadistas, deslegitima al régimen como gobierno capaz de asegurar la seguridad. Una ofensiva en el Ghuta sin duda sería difícil por ser mayoritariamente terreno urbano, pero parece lógico cerrar antes estas bolsas, liberando recursos ahora destinados en defender su perímetro para emprender el asalto final sobre Idlib y Daraa.

Otra pregunta que desde hace tiempo me asalta es sobre estas mismas bolsas. Hace años que esas zonas están cercadas por el ejército. Sin embargo, vemos que siguen disponiendo de suministros, incluso armas relativamente complejas que creo que no llegaron a Siria hasta bien avanzada la guerra, cuando estas bolsas ya habían sido creadas. ¿Cómo disponen de combustible para mover maquinaria, incluso algún T-72? ¿De dónde le vienen los Kornet? Incluso el mismo alimento, pues si bien el Ghuta es parcialmente agrícola, no se puede cultivar en buena parte de las tierras por estar a tiro de las posiciones del régimen. Tendría que comprobarlo, pero ¿cuánto tiempo lleva cercadas las bolsas de Ghuta, Homs o el campamento de Yarmuk? ¿3 años, 4 años? No entiendo nada. Incluso suponiendo que se permita la entrada de alimentos, lo cual es mucho decir ¿es posible que exista contrabando de armas con elementos del ejército sirio? Porque doy por hecho que es dificil que ningún intercambio se realice sin su conocimiento ¿acaso sistemas de túneles, como en Gaza? Los alauíes de Foua reciben periódicos cargamentos por vía aérea, además de que desalojaron a su población civil (menos bocas a alimentar). Pero las bolsas suníes no cuentan con este modo de aprovisionamiento.

Otra pregunta: ¿qué es de al-Baghdadi? Las últimas informaciones, tras darlo por muerto, lo situaban vivito y coleando en Abu Kamal, en la frontera con Iraq. ¿Estará aún vivo, entre las últimas ratas que resisten a orillas del Éufrates? No estaría mal capturarlo y que contestara a algunas preguntas sobre la creación y financiación de su Califato, especialmente en sus orígenes.

Otra cuestión muy extraña: ese grupo del Estado Islámico que ha aparecido de la nada al noreste de Hama. He leído que eran células durmientes, y también grupos de la zona oriental a los que el régimen abrió paso franco por el desierto para contactar con la bolsa de Idlib y joder la marrana al resto de yihadistas (Tahrir al Sham y demás especies de múridos). En el primer caso ¿cómo es posible que la reacción del ejército fuese tan torpe, como para dejarles recuperar un terreno y defenderlo? En el segundo, que su llegada fue premeditada por el alto mando sirio ¿no es jugar con fuego, dada la imprevisibilidad de esos lunáticos? Puede que se dediquen a matarse entre ellos, puede que hagan frente común; después de lo vivido, no parece prudente dejarles aire.

Quedan más preguntas, pero estas ya son sobre el futuro, de las que hay que sacar la bola mágica. La actitud que tomarán los kurdos sí que parece bastante predecible, cuando acaben de limpiar el Eufrates devolverán tropas al Norte para fortificar sus posiciones frente a una presumible ofensiva turca. Sin embargo, no creo que ellos tomen la iniciativa para lograr el ansiado corredor con Afrin. En cuanto a CErdoğan, sigo insistiendo que para mí es una incógnita cómo piensa salir de esta situación. Avanzar más sobre Siria parece un dislate. Una retirada evidenciaría que se entró ahí sin ningún plan, una aventura militar costosa en términos materiales y humanos para el Estado turco a cambio de nada. Y dilatar indefinidamente la ocupación de una parte del territorio sirio es difícilmente vendible a la opinión pública internacional (con la interna no hay problema, ya que controla todos los medios), especialmente siendo un país miembro de la OTAN. Opto por la segunda, y que se le ofrezca a CErdoğan un puente de plata para poder retirarse a cambio de concesiones, aunque sea de cara a la galería (sin duda, la principal serían garantías para evitar el corredor kurdo).

+

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

31 diciembre 2017

España es una GRAN mierda

Filed under: internacional,política — Mendigo @ 14:59

Las comparaciones ofenden… al que sale mal parado de ellas.

Propongo un ejemplo de país que, viniendo de la pobreza y la dictadura, ha alcanzado en breve plazo no sólo el bienestar material, sino un nivel de desarrollo social envidiable. Como sabéis, la anterior presidenta de Corea del Sur fue depuesta y encarcelada por un caso de tráfico de influencias, que involucraba a varios altos cargos de los chaebol más importantes. Entre ellos, figuraba el hijo del presidente de Samsung, máximo responsable de la firma desde que su padre quedara postrado en una cama de hospital en 2014. En verano, el heredero fue condenado a cinco años de cárcel. Apeló, y la fiscalía ha pedido para él 12 años.

Aquí tenéis el ejemplo de un pueblo digno, civilizado, que se respeta a sí mismo.

¿Cómo aguanta la comparación España?

Estos últimos años hemos visto un sistema legal, tan activo en reprimir la disidencia y cercenar la libertad de expresión, comportarse como un perrito faldero cuando un poderoso tenía un problema legal.

Imaginemos que un juececillo valiente o suicida quisiera importunar a un Florentino Pérez o a una Ana Patricia ¿qué comportamiento tendría la fiscalía? Y Ana Patricia es una arrastrada, Florentino un zarrapastroso en comparación con Lee Jae-yong. Tanto en términos absolutos como relativos, respecto a su país, pues Samsung supone una parte muy significativa del PIB surcoreano (la capitalización de la empresa electrónica es el triple que la del Santander y ACS juntas). Y, a pesar de su importancia, el príncipe de Samsung está siendo procesado por delitos que aquí gozan de la impunidad que otorga la cotidianidad.

Porque quiero hacer un apunte: en la trama de corrupción del PP, levantada por la prensa alternativa ante el clamoroso silencio de emporios informativos como PRISA o Vocento, y en la cual el gobierno ha maniobrado manipulando la justicia en un escalón superior a la impudicia para salir judicialmente indemne ¿no echáis en falta a alguien? Se ha señalado a los perceptores de sobres. Aceptar un soborno es inmoral y delictivo, pero aún más el que comete el soborno. ¿Qué sabemos de los empresarios que sobornaban a esa organización mafiosa que es el PP para obtener contratos y otras ventajas? Silencio. Pueden caer los testaferros, las marionetas políticas, los alfiles y caballos, pero en el basuriento Reino de España, la nobleza económica es más inviolable que Felipito VI “el Preparao”, a la sazón Jefe de Estado de esta monarquía bananera, que por cierto es el cargo que ocupaba Park Geun-hye, presidenta surcoreana antes de ser depuesta y arrestada.

¿Alguien se imagina la escena de alguno de los grandes plutarcas españoles, y el Jefe de Estado, esposados por cargos tan banales como el de soborno y tráfico de influencias? Presuntamente, el heredero de Samsung pago mordidas para que las autoridades no obstaculizasen la fusión de varias ramas del conglomerado de empresas que es Samsung. Aquí, unas constructoras nos han llenado el país de autopistas, AVE y aeropuertos sin aviones a precios inflados, y a nadie se le pasa por la cabeza la imagen de un Florentino, de un Entrecanales, de un Rafael del Pino acudiendo esposado a declarar a la Audiencia Nacional. Mucho menos, a ningún Bourbon, a pesar de que es precisamente con el tráfico de influencias que permite su cargo como han construido su patrimonio.

En Españistán, la actuación de la justicia surcoreana sería propia del género de ciencia ficción. Como lo es que un ministro dimita por una multa de tráfico o por copiar parte de su tesis doctoral (cuando la práctica totalidad no dejan de ser un copiapega de otros estudios). Estas conductas honorables son absolutamente ajenas, desconocidas, inimaginables en esta casa de inmundicia.

Es toda esa casta de sinvergüenzas que pronuncian con cinismo la palabra democracia sin que se les caiga la lengua a pedazos, la que sigue en su mundo de privilegios ocupando las posiciones bien regadas mientras el resto trabajamos por una miseria, la misma que crea, defiende y promociona la idea de que todo está bien, todo es como debe ser y cualquier otra cosa es insania, como nos recuerdan las cabeceras de los periódicos cada mañana. Es gracias a ellos, y la masa embrutecida que lo consiente, que me consumo de vergüenza y repugnancia por tener que relacionarme con esta sociedad de berzotas sin dignidad.

La referencia en la comparación de España no debe ser pues Corea del Sur sino Turquía; otro Estado de mierda con un gobierno confesional, autoritario y corrupto, donde la administración de justicia, así como la mayoría de la prensa y resto de resortes y palancas de control social son detentadas por un poder autocrático que las usa para perpetuarse.

España sería un país de mierda, si al menos fuera un país.

Y quienes más contribuyen a destruirla son precisamente los que sacralizan un puto trapo y un ridículo chinchimpún como signos de la providencia del nuevo Dios, la Patria, que como el antiguo es adorado por miserables y depravados, como nos recordaba Oscar Wilde, otro verso suelto que acabó siendo arrollado por la apisonadora legal de la sociedad biempensante.

España es, en suma, una gran mierda, y le espera el futuro que le corresponde entre las naciones, cómo no, un futuro de mierda. ¿Alguien lo duda?

+

La comparación es bochornosa, y quien tenga vergüenza que se avergüence.

+

+

+

Sólo una empresa surcoreana, de nuevo Samsung, invierte tanto en I+D como toda la puta economía española junta, sumando el total de instituciones y empresas públicas y privadas.

España está en un periodo de involución, camino de convertirse en un Estado política, social y económicamente subdesarrollado. Y entonces ¿a quién echaremos las culpas de estar en la mierda? ¿a los chinos? ¿a la Merkel? ¿a los coreanos?

Cada pueblo tiene lo que se merece.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

16 noviembre 2017

Matando comunistas

Filed under: internacional — Mendigo @ 9:57

Quería compartir con vosotos unos pocos enlaces sobre el golpe de Estado del general Suharto y el subsiguiente exterminio sistemático de militantes del PKI (Partido Comunista Indonesio), en su tiempo el tercero más numeroso del mundo.

The Guardian – Indonesia, ese país que sigue luchando contra el comunismo
Revolución 3.0 – Espectros comunistas en Indonesia
Público – “En Indonesia matamos a todos los comunistas”
El Salto – Documentos confirman la implicación de EE UU en las matanzas de Indonesia en los 60
The Washington Post – 50 years ago today, American diplomats endorsed mass killings in Indonesia.

Y el par de documentales de Joshua Oppenheimer que han devuelto este capítulo convenientemente olvidado a la actualidad:

(Estremecedor ese corte de la televisión indonesia, con una guapa presentadora sonriendo complacida al mencionar el genocidio).

The Act of Killing
The Look of Silence
Disponibles ya subtitulados en la mulita.

Un reflejo deformado por la distancia de lo que 30 años atrás ocurría en España: las fuerzas conservadoras aliadas con el capitalismo local y mundial, identificando (correctamente) quién era su principal enemigo y exterminándolo físicamente. Tras lo cual, se sometió a la población a una intensa campaña de adoctrinamiento (en el cual la religión juega un papel determinante) para impedir que la planta volviera a rebrotar.

Así de peligrosa para sus intereses era la idea que portaban, que justificó regar el mundo con sangre para erradicarla. En España, en América, en África, en Asia.

La izquierda de hoy ni siquiera merecería ese tratamiento. Es tan poco peligrosa, que basta con azuzarle de vez en cuando la jauría judicial para mantenerla domesticada.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

14 noviembre 2017

Líbano: una nueva guerra más en ciernes

Filed under: internacional — Mendigo @ 16:37

Ya está bien. Hay que poner un límite a la ambición del heredero al trono saudí, y su propósito sectario de incendiar toda la región para minar la posición chií en aquellas sociedades en que cohabitan ambas ramas del islam.

El príncipe está actuando con Estados como actuaría con sus sirvientes, decidiendo quién sufre castigo y quién es recompensado. Siendo jugador principal en la política regional, Arabia Saudí está llevando a cabo una política criminal, moviendo sus fichas ajeno al dolor que causa. Desde envíar carros de combate para aplastar las reivindicaciones democráticas en el vecino Bahrein, a instigar y financiar la guerra en Siria (junto con Qatar y Turquía) y devastar con bombardeos el vecino Yemen. La monarquía saudí no tiene reparos en humillar al resto de pueblos de la región, manipulando sus gobiernos sin disimulo. El autoritarismo con que ha conducido las relaciones con Qatar (otro país de mayoría suní), que han conducido finalmente al bloqueo, reflejan el modo de concebir las relaciones entre personas y entre pueblos de los príncipes saudíes: vasallaje. Plegarse ante las exigencias del amo o desatar su ira. Incluso EEUU, en los tiempos de máximo poder de su imperio neocolonial, se mostraba más prudente manejando sus gobiernos títeres; no había necesidad de ofender gratuitamente los sentimientos nacionales de los pueblos que dominaba. Al joven príncipe, sin duda, no le han enseñado que los siervos tienen sentimientos.

Sin duda, no es sólo el gobierno familiar de los Saud, sino también el campeón chií, culpable de toda esta epidemia de odio sectario que está abrasando la región. Aunque mi desprecio por la teocracia iraní es mayúsculo, he de reconocer que están actuando con mayor prudencia (léase inteligencia) y generalmente de forma reactiva a los movimientos saudíes (intervención en Iraq y Siria para frenar la actividad yihadista patrocinada desde el Golfo, apoyo a las milicias hutíes en Yemen para contrarrestar la entrada del sofisticadísimo ejército saudí en la contienda). El final de la gerontocracia saudí ha supuesto un cambio de estilo acorde a la personalidad de niñato despótico del treintañero que ha acumulado todo el poder del reino. Por ahora, cuenta casi todos sus movimientos por derrotas (podemos sumar como victoria el contragolpe del general al-Sisi y la deposición de Morsi, de la Hermandad Musulmana), pero el coste de sus derrotas como de sus victorias lo ha sufrido la población árabe, en forma de guerra, muerte, destrucción y una libertad que cada vez cotiza más bajo en la región.

En cualquier caso, más allá del ahora vano esfuerzo de imputar culpas entre tanta barbarie: debemos exigir que se impida, por todos los medios posibles, que se inicie otra nueva guerra en el Líbano. Si es necesario, con la intervención de fuerzas de interposición de la ONU. No podemos consentir que conduzcan a otro país a la masacre, y la sociedad libanesa precisamente sólo necesita que le aproximen una cerilla. Las guerras hay que impedirlas antes de que se desencadenen, porque vemos en el caso sirio que tras cientos de miles de muertos, la salida cada vez está más lejana.

En cuanto al gobierno saudí, que más bien parece la reunión de una familia mafiosa en que los puestos se reparten en razón de parentesco con el padrino, debería forzarse un ultimatum internacional que, o deja de jugar a pirómano por el mundo adelante (incluyendo el adoctrinamiento de los inmigrantes musulmanes en Europa, desestabilizando nuestras sociedades) y se ciñe al gobierno de su cortijo, o será su reino quien se vea sometido a un embargo, además de confiscación de activos (participaciones en empresas y patrimonio inmobiliario en medio mundo) en concepto de reparación por todo el daño causado por su doctrina wahabita de odio sectario. Ya bastante hemos dejado que mangoneen el mundo esa panda de follacabras, gracias a ellos hoy un lugar mucho más peligroso y violento desde que el petróleo los encumbró a la posición de líder regional en los años ’70.

No está mal para una banda de camelleros analfabetos, pero esta vorágine de odio, guerra y muerte se debe terminar.

¡Ay! No, me había olvidado que son nuestros mejores aliados en la región.

Vaya con los líderes y lideresas del “mundo libre”, qué tino tienen eligiendo amigos…

+

Más fotos del ambiente universitario del Kabul de los ’70, antes de que llegaran los “freedom fighters” y su énfasis en la religión de paz y amor, armados por USA y financiados con petrodólares saudíes.

Estudiantes de la Universidad Politécnica de Kabul:

Estudiantes de medicina:

Un parque en Kabul, en 1967, y cuarenta años más tarde:

En los ’70, la sociedad afgana estaba abriéndose al progreso, no más atrasada que otros pueblos que hoy están fabricando memorias RAM y paneles OLED. La guerra y el fanatismo religioso truncaron ese desarrollo y, tras dos generaciones que no han conocido más que la guerra, no hay futuro halagüeño para esa región del mundo. Hay que evitar por todos los medios que más pueblos caigan en esa espiral de odio y destrucción.

La guerra es el peor de los escenarios posibles, la generalización e institucionalización del asesinato. Y el islam, la mayor amenaza para la convivencia en el mundo tras la eclosión de los fascismos en los ’30; una ideología belicista, supremacista e intrínsecamente liberticida que debe ser combatida, denostada y relegada, como lo ha sido el fascismo (no antes de causar decenas de millones de muertos).

+

Se os ha prescrito que combatáis, aunque os disguste. Puede que os disguste algo que os conviene y améis algo que no os conviene. Alah sabe, mientras que vosotros no sabéis.
Sura de la Vaca, aleya 216

+

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
(more…)

17 septiembre 2017

Deir ez Zor, el premio gordo

Filed under: internacional — Mendigo @ 12:01

En estos últmos días, hemos visto cómo el ejército sirio ha levantado el cerco al que el Estado Islámico había sometido a Deir ez Zor, en una galopada a través del desierto, y en respuesta cómo las SDF (kurdos y rebeldes árabes demócratas) se han apresurado a lanzarse sobre la ciudad desde la otra orilla.

En realidad a los kurdos no les interesa para conquistar más territorio: para ellos supone de hecho un problema, ya que según las poblaciones controladas más al sur son de mayoría árabe, sus habitantes son más reticentes a aceptar una administración de mayoría kurda. Durante toda su vida se les ha enseñado que pertenecen a una raza superior, la estirpe del Profeta, y desde luego superior a los kurdos, los gitanos de próximo oriente. De hecho, el nombre oficial de Siria es República Árabe Siria. ¿Qué tal os suena República Federal Aria de Alemania?

No, el premio gordo que les espera es éste:

Como vemos, la mayoría de los pozos de petróleo están en la rivera izquierda del Éufrates. De ahí el empeño del Ejército Árabe Sirio en cruzar el río y de las SDF en impedírselo.

Ése es el trofeo al final de esta campaña contra el Estado Islámico: controlar la zona más rica en petróleo de Siria, que se abre desde el Éufrates hasta la frontera iraquí. Que no es tampoco es precisamente Ghawar o Baku, Siria nunca ha sido una potencia exportadora, pero permitiría a una hipotética región autónoma en el Norte de Siria la viabilidad económica; de ahí el interés kurdo por controlar esa orilla del Éufrates, y del gobierno sirio en impedirlo.

Pero claro, esos pozos aún están bajo control islamista, y es más sencillo planificar su conquista que realizarla. Especialmente porque cada vez les queda menos territorio al que escapar, y los últimos soldados del califato se defenderán como una fiera acorralada (quizá sobre el como, no es comparación sino identidad).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: