La mirada del mendigo

4 julio 2015

BDS

Filed under: Palestina — Mendigo @ 0:45

Desde la década de los sesenta, la Sudáfrica afrikaner sufrió un aislamiento internacional de carácter político, económico y cultural que terminó por forzar, junto con la oposición interna, el fin de la política supremacista del Apartheid, en 1994.

En 1991, una coalición encabezada por EEUU invadió Iraq en respuesta a la invasión del Estado vecino de Kuwait por tropas iraquíes.

En 1995, la OTAN inició una campaña de bombardeos contra Serbia, en respuesta a la limpieza étnica que el ejército serbio estaba llevando a cabo en Bosnia.

Con estos antecedentes…¿ómo se puede justificar la inacción de la comunidad internacional ante un Estado que discrimina a sus ciudadanos según sea su origen árabe o judío, impidiendo por ejemplo a estos últimos acceder a vivienda en propiedad y demoliendo sus barrios en Jerusalén Este? ¿Cómo se puede tolerar la invasión del territorio vecino, su anexión, y la consiguiente limpieza étnica para sustituir a la población local por colonos judíos?

El Estado de Israel ha transgredido, él sólo, los principios de legalidad y legitimidad universal con que nos dotamos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Carta de las Naciones Unidas que provocaron dos intervenciones militares y una política aislamiento internacional de un régimen infame.

¿Cómo es posible que siga teniendo carta blanca para hacer lo que en cualquier otro Estado sería inadmisible? El sentimiento de culpa europeo por los horrores del Holocausto tiene un límite. Haciendo un paralelismo, muy al caso ¿justificaría la condición de víctima del terrorismo que sorprendiesen a Irene Villa dando una paliza a una vieja en un parque? Ah! Que es una víctima del terrorismo, nada, nada, puede usted seguir atizándole. Incluso, le prestamos nuestra porra. Es evidente que no, que la condición de víctima no es un salvoconducto para cometer cualquier tipo de crimen con impunidad. ¿Qué culpa tiene la pobre vieja? Pues lo mismo ¿qué culpa tienen los palestinos del antisemitismo cultivado durante siglos por los cristianos europeos? (que no sólo es Alemania en el s.XX, pues la historia Europea está salpica de pogromos en Polonia, Rusia, la Santa Inquisición en España…).

¿Cómo se explica ese doble rasero? ¿Por los horrores de la shoah? NO. Por la potencia económica de individuos acaudalados en EEUU que, además de posiciones importantes en la industria de la comunicación y el cine, condicionan las primarias de ese bipartidismo perfecto, y luego financian la recta final del candidato a la Casa Blanca. Sin el apoyo de esos sionistas ultrarricos, algunos tan siniestros como el tan conocido por estos lares Sheldon Adelson y su Eurovegas, y mucho menos contra su parecer, es imposible sentarse en el despacho oval.

Es esta clase de gente la que mantiene y financia esa herida abierta en el corazón de Oriente Medio (que envenena el tablero internacional con su injusticia, sirviendo de abono para el avance del integrismo islámico) arrogándose la representación de una comunidad judía que dista mucho de ser homogénea (Noam Chomsky es judío, por señalar el más destacado de los ejemplos de judíos no sionistas).

¿Cuál es la solución? La solución que promueve occidente es que los palestinos abandonen cualquier reclamación sobre su tierra y se resignen. El palestino que acepte la entrega de la tierra de sus padres sin luchar es un ser indigno, como lo sería yo si no luchara por mi tierra contra el que me la arrebata.

Pero ¿cómo forzar entonces a Israel a devolver los territorios ocupados y volver a las fronteras de 1947, y contentarse con la parte de Palestina, la mejor porción, que muy generosamente (todo el mundo es generoso ofreciendo lo que no es suyo) les fue concendida? El desequilibrio entre ambas fuerzas es abrumador, y se acrecienta a medida que pasa el tiempo.

La gente bienpensante pone en la misma balanza las acciones violentas de las milicias palestinas y el Tsahal. Todos causan muertos, unos más que otros por la abrumadora superioridad técnica de éste, pero ¿son comparables? Los palestinos tiene no sólo el derecho, sino la obligación moral de luchar por su tierra. Los israelíes también tienen derecho, a replegarse a las fronteras acordadas, indemnizar a las familias desplazadas por esa tierra que se les concedió y, a partir de esa posición de legitimidad, reclamar la seguridad de sus fronteras y una paz permanente. Pero no habrá paz, no puede haberla, mientras pretendan trazar unilateralmente las fronteras sobre suelo palestino, convirtiendo en legalidad una política militar de hechos consumados: ocupación-limpieza étnica-construcción de colonias-ocupación-…

Ahora bien, aquellos a los que nos repugna la violencia, tenemos en nuestra mano evitar que se convierta en la única salida del pueblo palestino para defender su tierra del ejército invasor. Se trata de desarrollar el programa conocido como BDS: Boicot, Desinversiones y Sanciones.

– Boicot: rechazando los productos de empresas israelíes o fabricados en Israel o en los territorios ocupados, o pidiendo la no participación de representantes españoles en foros políticos, económicos o culturales.
– Desinversiones: reclamando a las empresas transnacionales que no localicen su producción o establezcan departamentos o filiales en Israel o en los territorios ocupados.
– Sanciones internacionales: exigiendo a los representantes públicos que cese la colaboración tácita con la ocupación que mantienen, y respondan a las conculcaciones de Derechos Humanos del estado sionista con sanciones (de orden similar a las que han pesado sobre Irán, Iraq, Corea del Norte o, sin ir más lejos, el bloqueo sobre la isla de Cuba).

Se trata de establecer un cinturón sanitario en torno al Estado de Israel, como se hizo durante años con el régimen racista sudafricano, aislándolo política, económica y culturalmente hasta forzarlo a comportarse con arreglo a la legislación internacional y los principios morales universales: devolviendo lo robado e indemnizando a las víctimas. Entonces, y sólo entonces, podremos hablar verdaderamente de PAZ, que se construye sobre la justicia, no sobre la posición de fuerza que da disponer de un ejército moderno (para armarlo, se dedican buena parte del presupuesto de “Ayuda Internacional” usamericano).

Si logramos que se generalice este cordón sanitario, podemos estrangular la economía israelí a forzar a Israel a retirarse de los territorios ocupados, y hacerlo de forma incruenta, dando una solución civilizada a uno de los conflictos más enquistados del planeta, que lo está emponzoñando. Si no lo hacemos, estamos forzando a los palestinos a cometer toda clase de crímenes desesperados, tan repugnantes como inútiles, pues no les queda otro camino que la violencia o la rendición. En nuestra mano está dar a este semillero de odio una solución pacífica, justa y definitiva.

En inglés: BDS Movement
En castellano, catalá, euskara: Boicot Israel.
En francés: BDS France
En alemán: BDS Kampagne

21 julio 2014

Israel criminal

Filed under: Palestina — Mendigo @ 2:15

Qué puedes esperar de un Estado teocrático construido sobre la base de un libro tan detestable y trufado de crímenes auspiciados por un Dios abominable como el Tanaj, Antiguo Testamento para la herejía cristiana, a partir del cual el piojoso Mahoma desarrolló su doctrina (que rima con letrina).
Repasemos algunas definiciones:

Limpieza étnica

Expulsión de un territorio de una población indeseable para el grupo en el poder, basada en discriminación religiosa, política o étnica.

+
+
+

Terrorismo

Empleo sistemático de la violencia para fines políticos
Dominación por el terror
Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror

+
+
+

Genocidio

Conjunto de acciones llevadas a cabo con el objetivo de destruir total o parcialmente una nación, una etnia, una raza, un grupo religioso, político o cualquier grupo humano con alguna particularidad

+
+
+

Y un clásico:

Todo palestino tiene no ya el derecho, sino la obligación de luchar por su tierra. Con los medios que tenga a su alcance, ojalá bastasen los no violentos. Pero si los palestinos deben recurrir a sus patéticos cohetes (sólo han conseguido 1 víctima con el lanzamiento de 150 de ellos) es porque no les dejamos otra alternativa digna, porque el resto del mundo sí que podríamos forzar a Israel a retirarse de los territorios ocupados y volver a las fronteras de 1948, por medios no violentos (bloqueo económico, social y cultural de Israel mientras mantenga su política de limpieza étnica, tal y como se hizo con la Sudáfrica del apartheid). La sumisión, la renuncia y entrega sin lucha de la tierra de sus padres no es una opción para todo hombre o mujer bien nacido.

Así como los palestinos tienen derecho a repeler la invasión sionista, no cabe para los israelíes el derecho a invadir. Imagínese la escena: un ladrón alegando en el legítima defensa para justificar el uso de armas de fuego cuando entró a robar en una casa. ¿Qué diría el juez ante semejante desvergüenza? ¿Cómo legítima defensa? ¿Y para qué coño entraste a desvalijar esa casa? ¿Es que acaso estás en tu derecho de asaltarla? Quédate en la tuya, y entonces podrás alegar el derecho a defenderte, pero no cuando asaltas la propiedad del vecino.

En cuanto a cuál es la propiedad que le corresponde ocupar a Israel, legalmente es una cuestión clara: las concedidas por la resolución 181 de las Naciones Unidas. Y a partir de ahí, negociar.

Es importante remarcar que este plan de partición de Palestina fue especialmente generoso para la parte israelí, ya que le concedía más de la mitad del territorio de Palestina, a una población que era mayoritariamente árabe (un 67% en 1947, un 94% según el censo británico de 1918).

Desde un punto de vista palestino cabe reflexionar sobre la legitimidad que tenía la ONU para conceder algo que no le pertenecía. Imaginemos que por mayoría tu comunidad de vecinos vota que la mitad de tu piso deja de ser tuyo, sino que tendrás que compartirlo con una nueva familia. ¿Ein? La comunidad de vecinos podrá decidir sobre las estructuras comunes, pero no sobre las privativas: tu casa. ¿Quién es la “comunidad internacional” para desposeer a una familia palestina de su casa y sus tierras?

El mundo, horrorizado por los crímenes nazis, aplacó su conciencia culpable (como si el odio a los judíos hubiera sido inventado en la Alemania nazi, je!) concediéndoles a los supervivientes del holocausto un territorio donde fundar un Estado. Es fácil ser generoso cuando agasajamos con dinero de otro. En todo caso, hubiera sido más lógico crear un estado judío en una parte del territorio alemán, pues era quien tenía una deuda con ese pueblo. ¿Pero por qué los palestinos tuvieron que pagar la mala conciencia de los europeos?

Así pues, es legalmente discutible el derecho que tienen los israelíes a ocupar la mitad de Palestina. Lo que es indiscutible es el derecho de los palestinos a ocupar la escasa otra mitad que les dejó el reparto de 1948. Pero Israel quiere TODA Palestina para crear en ella su estado judío (sionismo), y su estrambótica justificación legal para esa rapiña y la limpieza étnica subsiguiente es que les fue entregada por su Dios nacional, Yahveh.

Pero la misma justificación podrían tener también los pueblos amerindios para recuperar sus antiguos territorios, pues también les fueron confiados a esos pueblos por sus dioses de acuerdo a su propia mitología (o el pueblo gitano podría reclamar la región del Punjab). Y de esta desposesión hace sólo un par de siglos, y no el par de milenios que media desde las campañas judaicas de Vespasiano y Tito que culminaron con la destrucción del templo de Jerusalén y la dispersión de los integristas judíos que alimentaron la revuelta.

+
+
+

Edito: En inglés, muy cortitos, se entienden muy bien (tampoco cuentan nada que no haya sido repetido mil y una veces ya).

+
+
+

Antes de que algún sionista entre para acusarme de antisemita, recordar que el árabe es también un pueblo semita (en puridad, tanto el árabe como el hebreo son lenguas semíticas; es incorrecto usar semita para los pueblos, como lo hace Israel). Así pues, quien está matando semitas (personas de lengua de origen semita), y por lo tanto se le puede considerar justamente antisemita, es precisamente el Estado Terrorista de Israel.

En la nueva neolengua, antisemita es todo aquel que no reconozca el derecho de Israel a invadir tierra palestina y masacrar a sus habitantes.

Al que sugiera algún tinte de racismo en esta entrada, que sepa que me cago en su puta madre. Ya llevo mucho peleado contra fascistas para tolerar ciertas cosas. Si es por las culturas, tengo enorme interés en conocer todas. Si es por los rasgos físicos del individuo, me resultan absolutamente indiferentes (a no ser pequeños, nimios detalles como unos labios bonitos, unas tetas rotundas o un culo respingón). Y si es por las religiones, he de decir que me dan el mismo asco todas las religiones abrahámicas.

Si cambiaran algún día las tornas y fuera el pueblo judío de nuevo el perseguido, mi posición seguiría inmutable: estoy contra el crimen.

(es tan estúpido como que me acusen de antigallego por criticar al ejecutivo de Raxoi, una burda maniobra de distracción para callar bocas).

25 octubre 2013

חַד גַדְיָא

Filed under: Música,Palestina — Mendigo @ 11:02

Anoche estuve viendo la peli de Free Zone, del israelí Amos Gitai. La peli es una mierda, en mi nada humilde opinión, pero la canción del principio sí que me pareció una preciosidad.

Está escrita en arameo, y se trata de una versión de la cantante Chava Alberstein sobre un tema popular del flocklore hebreo. La alteración no es baladí, la canción original narra una escalera ascendente de relaciones de dominación y muerte que acaba en Yahveh, el Gran Criminal. El objeto de la canción es dejar claro que la monstruosa divinidad está por encima de todo y todos, en un mundo en que la violencia y la explotación se rigen por una inamovible jerarquía sobre la cual asienta su trono. La moraleja, en resumen, es la de siempre: الله أكبر (Allah akbar).

La autora suprime la última estrofa, tratando de crear un círculo de opresión y violencia eterno frente al cual la narradora del cuento se rebela (me recuerda al documental La Pelota Vasca).

La traducción de la versión de Chava sólo la he podido encontrar completa en portugués (ya os daréis cuenta de que hay que saltar una línea para que se corresponda la traducción con el verso original). En versión breve (sin repetir la secuencia) sí que la tenéis en castellano.

Por cierto, que este cambio, con evidentes referencias a la ocupación israelí, no gustó en Israel y la canción fue proscrita de las radios locales y la autora recibió amenazas de muerte. Bueno, ya sabéis, lo típico cuando se juntan en un mismo sitio la Santísima Trinidad: patria, religión y dinero, los tres inventos más mortíferos de la Humanidad (las armas son sólo el instrumento).

24 enero 2011

Nakba Inside

Filed under: Palestina — Mendigo @ 19:53

Intel

Intel es una empresa radicada en Silicon Valley (California), con capital global (ya hemos demostrado que el capital no tiene patria), y con factorías en diversas partes del mundo, desde China a Costa Rica.

La cuestión es que una de sus principales plantas, la de Kiryat Gat, que recientemente ha recibido una cuantiosa inversión para prepararla para la tecnología de 22nm, está edificada en territorio palestino ocupado (correspondiente a la parte concedida al bando árabe en el Plan de Partición de 1947 de las Naciones Unidas, que supuso la creación del Estado de Israel)

palestina

Efectivamente, la población de Kiryat Gat se construyó sobre las ruinas de otras dos poblaciones palestinas, ‘Iraq al-Manshiya y al-Faluja. En 1949 sus habitantes fueron deportados y los pueblos arrasados para borrar los vestigios de una anterior ocupación. En su lugar, se construyó una nueva población en la que se alojó a judíos procedentes de Marruecos y otros lugares del Norte de África (los cuales, a su vez, eran descendientes de sefardíes expulsados por otra limpieza étnica ocurrida cinco siglos antes, la de los Reyes Católicos). Luego, llegaron nuevos colonos judíos de la extinta URSS. Mientras tanto, los palestinos deportados y sus descendientes viven en campamentos de refugiados en Jordania y Cisjordania, esperando un retorno que nunca llega.

Otra forma de no consentir, colaborar, asumir la ocupación sionista de Palestina es mediante el boicot a productos israelíes. Israel es sobre todo un gran productor de armas y bienes de equipo, no hay muchos productos de consumo con el código 709. Pero sí que hay empresas que han dado un apoyo decidido al Estado Terrorista de Israel, e Intel figura la primera de la lista por la cuantía de sus inversiones en suelo palestino ocupado.

Por lo tanto, la recomendación es de evitar en lo posible productos de Intel (en netbooks, no hay opción). Lo cual significa casi siempre decantarse por el otro gran fabricante de microprocesadores, AMD, que por supuesto no es una entidad de beneficencia pero, al menos, no colabora que sepamos en la ocupación de Palestina (cometerá otras tropelías, de todas formas).

Al menos, escogiendo AMD en lugar de Intel, estaremos ahorrando unos dineros ya que la relación calidad/precio siempre ha sido favorable a AMD. Para comparar rendimiento de procesadores, podéis consultar cualquiera de las páginas de análisis de componentes que existen, yo os propongo una de las más reputadas: Tom’s Hardware. El precio de cada procesador lo podéis consultar en cualquiera de las cadenas de tiendas de informática que salpican nuestros barrios.
+
+
+
Definición de limpieza étnica:

Palestina

31 mayo 2010

Zionism is racism

Filed under: Palestina — Mendigo @ 23:04

zionism is racism
+
+
+
+
+ (more…)

Página siguiente »

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 261 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: