La mirada del mendigo

22 marzo 2017

El conocimiento del islam

Filed under: religión — Mendigo @ 22:08

La doctrina islámica, como la cristiana, se basa en la revelación y la tradición. La revelación es el Corán, colección de versos que fueron (convenientemente) revelados a Mahoma en momentos en que éste caía en trance y que éste, cuando se recuperaba, repetía a sus acólitos para que los memorizaran. Al ser analfabeto, desconfiaba de la escritura, de hecho porfiaba con los rabinos porque creía que habían alterado la Torah (en un principio, por si no os lo han contado, Mahoma seguía la fe de los judíos, de hecho la nueva forma que le dio, lo que pretendía era volver a la original fe hebrea que los propios rabinos habían alterado) En esencia, el islam no es más que la religión hebrea en su versión más prístina y pura, según la concepción de Mahoma. Al ser analfabeto, confundía en su memoria los textos sagrados hebreos con las leyendas que circulaban con personajes bíblicos, y esa ensaladilla que tenía en su cabeza era para él la fe original de la cual los judíos de su tiempo se apartaban. Como es natural, los rabinos mandaron a la mierda a ese piojoso analfabeto que pretendía enseñarles la religión que llevaban desde niños estudiando.

La tradición o sunna es una colección de citas y hechos del profeta, modelo de perfección, al cual todo musulmán debe imitar. Es esta compilación de citas de los compañeros (secuaces, era una banda armada que se dedicaba al pillaje) de Mahoma en lo que difieren los dos grandes bloques, el suní y el shií, según concedan una mayor o menor veracidad a unos u otros autores.

El islam, y lo he dicho muchas veces, está ya inventado. No es lo que cada uno quiera creer que es, el islam es el Corán (de origen divino) y (en un segundo escalón) los hadices, la fuente de la cual proviene el resto de desarrollo doctrinal. Por eso, me pica la curiosidad de saber cuál es el grado de conocimiento sobre el Islam entre vosotros. Llevo en gala mantener un nivel notablemente alto en los comentarios, de hecho quizá sea lo mejor de este espacio, por eso me parece interesante saber cuánto sabéis de una religión que, últimamente, está día sí día también en el candelero. Evidentemente no sois ni mucho menos una muestra representativa de la población, por eso hace esta encuesta más interesante, pues se supone que, si os dejáis caer por aquí tenéis un interés especial en temas ásperos y con cierta enjundia (estoy muy satisfecho, por ejemplo, del interés mostrado por mi entrada sobre la propiedad, y los buenos comentarios que ha dado lugar).

Os pido por ello que participéis, y no tengáis reparos aquellos que nunca hayáis abierto un Corán porque, realmente, es lo más común y la opción en la que espero ver más respuestas. Y, por supuesto, os invito como siempre a acudir a las fuentes siempre que estén disponibles, para no tener que depender de intermediarios. El Corán, así como la Biblia (Tanaj + Nuevo Testamento), son libros que deberían ser de obligada lectura para toda persona que pretenda tener una mínima cultura y comprensión tanto de la historia como del mundo actual, por su relevancia en los actos de muchos hombres y mujeres para los que estos textos son textos sagrados, verdaderos libros sapienciales cuya veracidad y contenido no se atreven a poner en duda.

La idea de Dios es un fenómeno sociológico, pero sus consecuencias son muy reales. Conocer las principales religiones (mi nueva meta es la religión hindú) es determinante para comprender el mundo.

Por cierto, como anécdota. Sabéis, es evidente, que detesto el islam, versión cateta de la fe semita (de por sí, una letrina); sin embargo, conservo con mimo un ejemplar del Corán bilingüe, exquisitamente encuadernado, que me regaló mi compañera. Aunque su contenido es una hez desde cualquier punto de vista (intelectual, ético y literario), exactamente lo que es, una colección de frases desordenadas que fue dictando un caravanero analfabeto que usaba el subterfugio de las “revelaciones” para mantener el puesto de caudillo de un grupo de salteadores de caminos que se fue convirtiendo en ejército, usando el tegumento de lo sobrenatural para garantizar la cohesión de su mesnada y su primacía sobre ella. Sin embargo, el continente es un encanto de libro impreso con un cuidado propio de épocas pretéritas.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

25 diciembre 2016

Instituto Teológico Ateo

Filed under: religión — Mendigo @ 1:26

Creo que podemos dar por culminado un hito en el movimiento ateo, que consistió en salir del armario y reivindicar nuestro lugar en la sociedad como miembros de pleno derecho (ahora parece una obviedad, pero durante siglos fuimos estigmatizados como una aberración de la naturaleza, una deformidad moral que convenía aniquilar para evitar su propagación).

Sin embargo, creo llegado el momento en que debemos pasar al ataque. Propongo ir no ya a por las instituciones religiosas, sino socavar el núcleo mismo de la religión, refutar sus dogmas, desvelar la ridiculez de sus textos sagrados… Esto lo he propuesto en el foro de Iniciativa Atea, pero nadie me da cancha. La idea general es que “la religión es absurda, que ya caerá por su propio peso”. Y es cierto, pero puede llevar siglos. Y si estamos donde estamos, es porque ha habido gente que sí que ha arriesgado el cuello por minar sus cimientos (desde Spinoza a Bakunin).

Estamos viendo que el dinero gastado por las petromonarquías para promover el wahabismo surte efecto. Lógico, igual que si el fabricante de Ariel se gasta la pasta en marketing diciendo que lava más blanco, es de esperar que suban las ventas. Pues con la religión lo mismo, se han gastado brutalidades de petrodólares en promocionar el islam más radical… sólo un tonto puede sorprenderse de que esa doctrina crezca. A menor nivel, pero es el mismo fenómeno con los evangélicos en el continente americano: están bien organizados y financiados (compre un pedazo de cielo, pagando la cuota mensual…).

Y nosotros, los ateos, estamos esperando a que la lógica caiga por su propio peso. ¡Pues ya podemos esperar sentados! ¿Qué me quedan, 40, 50 años de vida siendo optimistas? Pues me gustaría expirar viendo cómo la ponzoña de la religión y demás supersticiones ya son un escombro del pasado, y que las nuevas generaciones podrán crecer sin el veneno de la culpa.

Yo propongo crear una asociación de estudio de las religiones, con la finalidad de desmontarlas y machacar sistemáticamente sus fundamentos hasta el último ladrillo, usando la ciencia, la lógica y la ética como bola de demolición. Si las religiones finalmente tienen que caer, vamos a darles un empujoncito…

Y, por otra parte. ¿Qué mejor forma de celebrar la Nochebuena, que proponiéndonos MATAR A DIOS?

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

15 diciembre 2016

El miedo xenófobo

Filed under: fascismo,religión — Mendigo @ 22:11

De la basura que sale por boca de Madame Le Pen, ésta última ha sido especialmente esclarecedora:
Le Pen pide el fin de la educación gratuita para los hijos de extranjeros irregulares

A primera vista, no tiene ningún sentido que esta tipa, que basa su programa en el odio al diferente, presentándolo como un inadaptado peligroso para los buenos y laboriosos franceses, pretenda recortar prestaciones en… precisamente en el principal mecanismo de integración de los inmigrantes.

¿Qué sentido puede tener ésto? Pues lo tiene todo. Absolutamente todo. Porque el gran miedo, la principal amenaza para los garrulos fascistoides (en Francia and everywhere) no son los inmigrantes inadaptados, sino precisamente los que están perfectamente integrados.

Habéis leído bien, y lo digo con total convicción. Lo que más teme un palurdo autóctono francés es que sus hijos sigan siendo unos asnos y acaben subempleados y machacados por la maquinaria capitalista, y tener que ver cómo el hijo del inmigrante que llegó a Europa con una mano delante y otra detrás ha salido espabilado y ha progresado en la vida. Esto, que interpretan como una provocación, es básicamente el resentimiento que nace de la vergüenza y se proyecta con la envidia.

Esta es la pesadilla del votante medio del Front National. No el joven inadaptado de los suburbios; ése no es una amenaza, como mucho es un estorbo, una molestia. Para reconfortar el prejuicio racista de la superioridad del hombre blanco, el garrulo medio necesita tener a alguien por debajo (magrebí, gitano, español…) al cual despreciar. Y desde luego, la educación universal es sin duda la principal amenaza para disfrutar de ese privilegio.

Cuento una anécdota. Estábamos un día perdidos por la Francia profunda, cuando nos cruzamos con un negro saliendo del restaurante del pueblo. El fulano iba como un pincel, alto, guapo, impecablemente trajeado. Nos saludó con exquisita cortesía (se debía notar a la legua que no éramos de ahí, con la cámara en ristre y mirando a todos lados) y se subió a un M5 (coche muy caro, el deportivo de BMW) al que ya le había echado el ojo al pasar. Y por el rabillo del ojo reparo en la cara que tenía un paisano de mediana edad, con ropa de andar por el campo, apoyado en el dintel de una casa a la que no le vendría mal un par de arreglos.

El miedo de los paletos franceses (de pueblo y de ciudad) no es a los paletos de kasbah, el supremacismo blanco y el integrismo islamista viven en simbiosis, se necesitan para prosperar y retroalimentarse. El rechazo racista de unos genera como respuesta un movimiento de repliegue sobre la propia identidad (real o inventada), lo cual genera mayor rechazo que se va retroalimentando y abriendo la falla entre ambos grupos sociales.

Lo he dicho varias veces: la nueva oleada de fervor islámico (promovida por las petromonarquías desde hace décadas y que ahora se evidencian sus frutos) es el principal obstáculo para la integración de los inmigrantes con origen en países islámicos. Es muy sencillo de comprobar empíricamente, basta con analizar y comparar la evolución de la integración de inmigrantes musulmanes con grupos de migrantes de otro origen (americano, asiático, centro y sudafricano…). Ahora bien, es igualmente cierto que las actitudes xenófobas han abonado el camino a ese proceso reaccionario, como mecanismo de autodefensa (aunque otras comunidades también han tenido que hacer frente a prejuicios racistas y no se ha detectado en ellas esa involución).

Si ETA no estaba a nómina del PP, será por un descuido o falta de perspicacia de Génova. Y no sé si los imanes integristas reciben sobres del Front National, pero realmente lo parece. Tal para cual, uno y otro saboteando la integración y la convivencia.

En los medios se caricaturiza la mujer musulmana con andares de hipopótamo que antes iba con velo y ahora va enfundada de negro hasta las manos. Pero se olvida la mayoría de inmigrantes, también de origen musulmán, que viven perfectamente integrados y que sus hijos son ahora un ciudadano más en la sociedad francesa. Y acabo con otra anécdota, ésta de hace sólo unas semanas: buscando un castillo en ruinas, nos estuvo mostrando el camino una chavala de rasgos evidentemente magrebíes (sin atisbo de acento, seguramente ella era ya la segunda o tercera generación), con vaqueros ceñidos y una birra en la mano. Pues bien, esta joven es el arquetipo de la peor pesadilla, la mayor amenaza tanto para la ultraderecha francesa como para el fascismo islamista.

Pues bien, que los medios y la propaganda racista no os confundan: ésta chica es la cara verdadera, mayoritaria de la inmigración, un proceso de integración paulatina en una sociedad que, por suerte, también evoluciona con la llegada de los nuevos ciudadanos. Todos cambian adoptando idealmente lo mejor de ambas partes (como es evidente, también se permean caracteres perfectamente evitables). En España tenemos muy poca inmigración (pero demasiado concentrada, creando guetos que dificultan la integración), pero en Francia sí que han estado sometidos a un fuerte flujo migratorio y creo que es importante destacar la generalidad, no la excepcionalidad.

Deberíamos darnos cuenta que este proceso ha sido un éxito notable, y la inmensa mayoría de la población inmigrante se ha ido integrando en la sociedad con el paso de las generaciones. Como una aleación en la que al fundirse el hierro con pequeñas cantidades de diversos elementos (carbono, cromo, molibdeno, vanadio…), dan un material de características mucho mejores: el acero. El cromo no deja de ser cromo, pero entra en la estructura del hierro y le dota, por ejemplo, de resistencia a la oxidación. Pero si no consigues que el aleante entre a formar parte íntima de la estructura, lo que queda es una impureza en el material base, y será el primer punto en el que se producirá la fractura.

El camino para mejorar será reforzar aún más los mecanismos de integración (y la educación pública universal en primerísimo lugar) y desactivar las ideologías que la dificultan, tanto el racismo blanco como el sectarismo islámico.

+

Creyentes, no intiméis con nadie ajeno a vuestra comunidad. Si no, no dejarán de dañaros. Desearían vuestra ruina. El odio asomó a sus bocas, pero lo que ocultan sus pechos es peor. Os hemos explicado las aleyas. Si razonarais…
Qurán 3:118

Creyentes, no toméis a los infieles como amigos, en lugar de tomar a los creyentes. ¿Queréis dar a Allah un argumento manifiesto en contra vuestra?
Qurán 4:144

Creyentes, no toméis como amigos a los judíos y a los cristianos. Son amigos unos de otros. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Allah no guía al pueblo impío.
Qurán 5:51

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

11 diciembre 2016

Corresponsal de El País: si es que no se puede ser más tonto

Filed under: internacional,religión — Mendigo @ 20:30

¡Noticia fresquita! Que dice el país que La aviación rusa expulsa al ISIS de Palmira con un diluvio de bombas. Según el zampabollos enteraíllo del corresponsal, “la ofensiva que lanzaron el sábado contra la histórica ciudad siria refleja su actual estado de debilidad”.

Esta noticia es de hoy día 11, a las 16:46 GMT+1. Sin embargo, yo ya estaba leyendo informes a las 14:00 que tras el repliegue, los milicianos del Estado Islámico habían vuelto a la ofensiva y habían conseguido tomar la ciudad. A las 16:30 la toma ya había sido confirmada por el gobernador de Homs, minutos antes de que se publicara la noticia de El País.

Pero lo que más me llama la atención no es ya la falta de actualización de la página del medio de comunicación en lengua castellana de mayor difusión. Es la absoluta incomprensión del escenario bélico por parte de un corresponsal que escribe sus bobadas desde Jerusalén (para el caso, bien pudiera hacerlas desde Betanzos).

Ya lo comentaba hace unos meses: me parece más que notable la capacidad de lucha que tiene este grupo yihadista, al borde de la admiración. Recapitulemos. Están manteniendo una lucha simultánea con el ejército iraquí y milicias chiíes financiadas por Irán en Nínive (Iraq), al que se ha sumado las fuerzas peshmergas y unidades del ejército turco. En al Bab están resistiendo precisamente contra el ejército turco más unidades de árabes y turcomanos financiadas y armadas por Turquía. En el frente de Raqqa, están resistiendo contra las YPG siriokurdas. Y en buena parte de Siria, sostienen un frente enorme contra el ejército sirio y unidades chiíes de como la poderosa milicia de Hezbollah. Están siendo acosados desde el aire por las dos superpotencias más la aviación de otros países de la OTAN y árabes. Y AÚN ASÍ, tienen aún fuerzas para organizar una operación de reconquista de Palmira, de soportar el intenso bombardeo nocturno de la aviación rusa (incluyendo la intervención de bombarderos estratégicos Sukhoi-22), y lograr imponerse finalmente.

Aunque hubieran sido rechazados, esto no es una muestra de debilidad, sino de una fuerza militar con una resiliencia fabulosa, que no ha demostrado ningún otro de los contendientes en esta guerra. Con mucho mayor apoyo externo y menos enemigos simultáneos a los que hacer frente, ni las demás milicias yihadistas sirias, ni el ejército iraquí, ni el sirio, ni los kurdos, han sido capaces de semejante desempeño en el campo de combate. ¿Debilidad es mantener una guerra simultánea contra todos? Debilidad mental la del corresponsalillo…

Ya lo he dicho otras veces. Semejante resistencia sólo se puede dar cuando se cuenta con un respaldo popular mayoritario e incondicional (no unánime, lamentablemente debo perder el tiempo haciendo estas precisiones para los que no saben leer). Y lo siento mucho si a alguien le arruino el discurso Disneyland que unos malvados terroristas han venido de fuera, y que los sirios/iraquíes son las primeras víctimas. Es evidente, por la distribución de fuerzas, que en la comunidad árabe suní (recordemos, un 60% de la población siria y un 40% de la iraquí) se ha ido desarrollando en los últimos años un ambiente de exacerbación religiosa totalitaria (salafismo, wahabismo, integrismo o el nombre que le queramos dar), y esta doble identidad étnica/religiosa ha servido de elemento cohesionador frente a las injusticias de los gobiernos sectarios de Damasco y Bagdad, ambos de orientación chií. Una vez que se consumió la mecha, esta población árabe suní explotó en forma de Estado Islámico y otras milicias yihadistas. A pesar de que el detonador de esta sublevación tuvo sin duda un componente exógeno (la OTAN, por una parte, y las petromonarquías del Golfo por la otra), el pueblo ardió como la pinaza en estío, poseído por un furor supremacista genocida que recuerda necesariamente al nazismo.

Las minorías y los elementos más civilizados, salieron en estampida según las ciudades eran tomadas por estos gudaris mahometanos. Son esas clases medias las que están llegando a Europa, los que tienen menos posibles se han quedado empantanadas en Turquía, Líbano o Jordania. Que básicamente son los que quisieran para Siria un futuro democrático y moderno, pero no se han atrevido a tomar las armas y luchar por ello. Y los que quisieran verla regida por la ley islámica, pero no se han atrevido a tomar las armas y luchar por ello. Ni mejores ni peores que los que se han quedado, simplemente los más cobardes, o los que más tenían que perder.

No sé si soy capaz de transmitir la magnitud del problema. Intentaré ser lo más claro posible. Buena parte de la población que queda en las zonas de mayoría suní de Siria e Iraq comulgan en distinto grado con la ideología supremacista wahabita. Puedes tomar sus aldeas por las armas, pero las madres seguirán amamantando con esa leche a sus hijos, enseñándoles que los árabes son el pueblo destinado por Allah a gobernar el mundo, y que el credo suní que les otorga semejante destino no sólo es la única religión verdadera (¿qué religión pretende algo distinto?) sino que es la única tolerable.

Y si sólo fuera Siria e Iraq…

Llevamos 5 años de guerra, hay niños que no tienen recuerdos de otro tiempo, que han crecido entre bombardeos y han interiorizado como cotidiana la presencia de armas. Los que eran adolescentes ya se están incorporando a filas, familiarizados con el lenguaje de la guerra. Y desesperantemente, yo no veo que el fin de esta sangrienta payasada (cien facciones en un todos contra todos) esté próximo, ninguna fuerza tiene suficiente fuerza para imponerse al rival y mantener el control del territorio que va ocupando (Damasco no ha sido capaz de defender una ciudad como Palmira, que le costó semanas tomar y ha perdido en unas pocas horas). Y lo que es más, la única que podría cumplir ese requisito sería el Estado Islámico a poco que remitiese la presión ejercida en todos sus frentes.

Por cierto, el ataque sobre Palmira pareciera que se trata de una operación de diversión de fuerzas, para reducir la presión sobre otros frentes más importantes (Raqqa y Mosul), pero ¿qué sentido tendría distraer al ejército sirio, si en este momento es el menor de los problemas del alto mando del Califato? Sólo tendría sentido si actuaran en colaboración con el mando unificado de sus correligionarios en Alepo oriental, para dar un respiro a los milicianos que aún resisten. Hasta ahora las colaboraciones entre el Estado Islámico y otras fuerzas yihadistas han sido puntuales, y las más de las veces el intercambio ha sido de disparos. Ahora bien, no sería ilógico esperar, más bien al contrario, una colaboración entre fuerzas islamistas que hicieran frente común contra el enemigo chií/cruzado. Es tan absurdo este conflicto, que no me parece probable ese escenario por mucho que es casi una consecuencia necesaria de las circunstancias. Pero no se puede descartar (ni eso, ni ninguna otra sorpresa).

En cualquier caso, ni el ejército sirio, ni el bando sublevado, ni tan siquiera el ejército iraquí tiene capacidad suficiente para abrirle más frentes al enemigo. Incluso éstos, los que menos daño han recibido al haber quedado el Sur de Iraq a resguardo de la devastación de la guerra y, por lo tanto, gozan de más recursos, se han estrellado contra Mosul y van justos de efectivos. Y el Estado Islámico aún tiene reservas para defenderse atacando en otro punto. ¿Señal de debilidad? ¡Debilidad la del ejército sirio, que no tiene retaguardia siguiera para tapar ese flanco y evitar que caiga! ¡Debilidad la de los insurgentes, que no han sido capaces de organizar un segundo ataque para romper el cerco y salvar a los que resisten dentro de Alepo! ¡Debilidad la del estado Iraquí, que ya no es capaz de mandar nuevas unidades a Mosul para progresar en la ciudad!

Si nada lo remedia, Siria y el Norte de Iraq se convertirán irremisiblemente en el nuevo Afganistán, con una sociedad que se ha habituado a la guerra. Es muy difícil que un joven acostumbrado al fusil retome el lápiz. Quien ha aprendido la imposición, a enseñarle a negociar y aceptar la diferencia. El daño causado por la guerra durará generaciones. Tendrán que morir todos los que hoy son jóvenes para borrar el rastro de sangre en la conciencia social, y aún la siguiente generación que aprenderá con las referencias éticas de éstos, para que nazca una generación inocente sobre la que poder construir una sociedad civilizada (y la civilización se basa en la paz, en la cultura de la negociación y el acuerdo).

Hay que parar esta guerra, y hacerlo cuanto antes, pero aún silenciando las armas no se habría acabado el problema. El fascismo islamista seguiría latente, esperando cualquier otra oportunidad para inflamarse. Y va a ser muy difícil erradicarlo, ya que se basa en la interpretación rigurosa de unos textos religiosos con un descomunal ascendiente en la región. No es de esperar que en ningún escenario futuro, los niños sean educados en un ambiente laico. Rebajar el nivel de exposición de la población al fundamentalismo islámico implica entrar en algún momento en confrontación con la doctrina (Corán y hadices), y en este terreno de juego desequilibrado el wahabismo tiene las de ganar.

Expongo una situación tipo. Un reaccionario propone A. Un ciudadano con mayor grado de civilización procura discutirlo, alegando que A es contrario a la razón, a la justicia, a la ética y al progreso. El follacabras argumenta que A está recogido en el Corán y… se acabó la discusión. Para poder vencer, hay que hacer una enmienda a la totalidad y deslegitimar la religión, y eso es impensable en esa zona del mundo (de hecho, quien quedaría inmediatamente deslegitimado sería quien cuestionase esa autoridad, por lo que igualmente la discusión se habría terminado).

Es muy difícil reconducir el desastre humano en Levante; y sin ofender sentimientos religiosos, imposible.

Supongo que cada pueblo tiene lo que se merece, pero tanto dolor excede cualquier culpa.

No le veo solución a la carnicería. Una intervención internacional para forzar el fin de la guerra, el desarme, el apaciguamiento, la interposición entre los bandos y el desarrollo de un gobierno tutelado liberal (homologable con el standard legal occidental de libertades y derechos), tendría que enfrentarse en una guerra larvada contra los que quisieran imponer la sharia (por lo tanto es de esperar muchas bajas entre los cuerpos de pacificación) y requeriría, en suma, de una implicación internacional que actualmente es una quimera. Y aún más improbable que el esfuerzo parta de una ONU deliberadamente debilitada y desprestigiada.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

6 diciembre 2016

El auge de la reacción islámica en Marruecos

Filed under: internacional,religión — Mendigo @ 1:48

Como me imagino sabréis, hace poco se han celebrado elecciones legislativas en Marruecos. Es notable lo presente que en España está la política francesa, y cómo ignoramos casi todo de nuestros vecinos del Sur: Marruecos.

No sé si os acordáis del resumen que hice de la evolución política de uno de los países más conservadores de Europa: Polonia. Las últimas elecciones han dejado a la izquierda (incluso entendida de un modo laxo) sin representación en el parlamento.

Bueno, pues quiero que echéis un vistazo a la distribución de los escaños del Parlamento Marroquí tras las pasadas elecciones de Octubre. La primera fuerza de izquierdas es el histórico USFP, de centroizquierda, para hacernos una idea el P$O€ marroquí. Quizá incluso más escorado al socioliberalismo, así que imaginad lo conciliador que soy a la hora de conformar el bloque de “izquierda”. De partido de gobierno a la quinta fuerza política.

Como la política marroquí es, y sobre todo era un enjambre de partidos medianos y pequeños, escisiones que luego se volvían a coaligar… he creído preferible en aras de la claridad agruparlos según las eternas categorías de derecha e izquierda. Con la izquierda he procurado ser lo más inclusivo posible. La derecha reúne de todo, desde los monárquicos del PAM, los islamistas del PJD, los nacionalistas del histórico Istiqlal, y otros partidos de talante conservador y/o liberal.

Esta es la evolución de la correlación de fuerzas en el congreso entre las derechas y las izquierdas. He elegido los colores convencionales, pero aunque hubiera elegido cualesquiera otros ¿a que sabríais decirme qué serie de datos corresponde a la izquierda?

marruecos1

Sinceramente, a mí ver este gráfico me conmueve y, a la par, me da mucho miedo. Por supuesto, buena parte de esta debacle es gracias a los méritos de la propia izquierda (el USFP es generalmente percibido como un partido corrupto y acomodaticio con el poder). Pero este voto desencantado no se ha ido a otras formaciones de izquierda con la reputación aún intacta, simplemente se han perdido o han cambiado de bando. Sabíamos que la sociedad marroquí es eminentemente conservadora, pero llevaba un camino de desarrollo cultural y social para ponerse a la par de los tiempos. Pero desde hace una década este proceso se ha interrumpido y revertido, dando paso a un creciente conservadurismo de carácter religioso.

Porque estamos hablando de aún algo más grave que la pérdida del poder legislativo, o de un ejecutivo que nunca ha dejado de estar en manos del Marranito VI (que es quien determina quien ocupará las carteras de los ministerios importantes, interior, justicia, economía, defensa…). Lo dramático es la desaparición de un ideal libertario, emancipador, revolucionario que precisamente en el Magreb tuvo mucha fuerza durante los años de la lucha colonial.

Y aquí tenemos que hablar de la fulgurante aparición de un oscuro partido islamista que nunca había pintado nada en la política marroquí, el PJD. De manera sincrónica a la reislamización de la población marroquí (cada vez más visible, me cuentan los que conocen bien y de hace largo tiempo Marruecos) surge el fenómeno del islam político (con relaciones no muy claras con los Hermanos Musulmanes).

Podríamos simplificar diciendo que son los paletos analfabetos y supersticiosos del rural (en Marruecos el analfabetismo aún está muy presente)… pero es mentira. En el rural se vota al PAM, el partido monárquico, pues es quien controla las redes clientelares (a los gallegos que me leéis, seguro que os estáis haciendo una idea muy precisa del mecanismo). Sociológicamente, el votante-tipo islamista es el urbano de clase media-baja. De hecho, el PJD controla las alcaldías de 9 de las 10 principales ciudades del país.

Os pongo otro gráfico, ahora desagregando el grupo de la “derecha” y quedándome sólo con los votos del PJD. Por contra, sigo sumando los votos de todas las formaciones políticas de izquierda. De nuevo, estoy seguro que sabréis identificar cuál es la línea.

marruecos2

Impresionante, en unos pocos años ha conseguido sacarle más del triple de votos a todos los partidos de izquierda juntos. Como comprenderéis, para mí es absolutamente necesaria la presencia de la izquierda en la vida política de un país (y, preferiblemente, gobernando). Sin llegar a la involución de Polonia, pero la izquierda marroquí ha sido prácticamente barrida de la vida política. Y buena parte de esos votos han ido a parar a una formación de carácter conservador religioso. Lo cual es aún más preocupante, porque la Historia nos enseña que de la mezcla de política y religión no puede salir nada bueno, y en Europa tenemos una larga lista de ejemplos. Bueno, en general, la religión no es buen condimento para ningún guiso.

A lo cual hay que añadir otro partido, el Partido del Renacimiento y la Virtud, de ideología islamista radical y que no se le permite presentarse a las elecciones. Este partido promueve el boicot de los comiciones, y quizá sea casualidad que la abstención este año haya crecido. O probablemente será que los marroquíes se dan cuenta que las elecciones son un completo paripé, porque todos los resortes de la vida política y económica del Estado están controlados por el Majzén (el Palacio y sus allegados). Aunque sea por egoísmo, debería preocuparnos que nuestra frontera Sur sea tomada por la reacción religiosa.

Humildemente prop… No, venga, no seamos falsos. Considero esencial y es una torpeza sin cuento que no se haya hecho ya, que la izquierda española establezca lazos fraternales con los partidos homólogos de nuestro ámbito, empezando como es lógico por nuestros vecinos más próximos. Tenemos mucho que tratar con los compañeros franceses, mucho que aprender de los portugueses y mucho que ayudar (organizativa y económicamente) a los compañeros marroquíes para que no sean barridos del tablero por los follacabras “moderados” (como CErdoğan). Por eso sugiero la creación de un partido transnacional federal, con amplia autonomía de las federaciones pero con mecanismos de solidaridad y espacios de diálogo conjunto. No respetar unas fronteras que, de todas formas, tampoco limitan al enemigo.

Es necesaria una izquierda fuerte en el Magreb para defender la libertad, el laicismo y la redistribución de la riqueza por vías más eficientes que el azaque (la limosna, en el islam). Compartimos el mismo objetivo y tenemos los mismos enemigos.

Y bueno, supongo que para los progres de la “religión de paz y amor” les parecerá estupendo que un partido islamista sea la fuerza hegemónica en Marruecos. Tampoco he escuchado por aquí lamentos de la debacle de nuestros compañeros marroquíes. Debe ser que no cuadra en el ideario costumbrista del gafapasta “comprometido” un moro sin chilaba y con el puño en alto.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

« Página anteriorPágina siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: