La mirada del mendigo

7 febrero 2017

Fincas sin dueño

Filed under: economía — Mendigo @ 18:33

Tratando el tema de este enlace sobre el veto a la expansión del eucalipto en Portugal (hasta los vecinos pobres dan una lección de civilización, dejando a Galicia en primera posición de la infamia ecológica), el artículo toca de pasada un tema fundamental para desencallar el campo gallego y ponerlo a producir. A producir de forma eficiente y competitiva, la única forma de llevar una explotación o cualquier tipo de negocio que sea sostenible en el tiempo.

Quiero destacar esta frase: “pretendemos otimizar o uso do património fundiário já pertencente ao estado, assim como, do património que vier a ser identificado como sem dono conhecido“.

El Norte de Portugal tiene la misma distribución de la propiedad rústica que Galicia: es decir, un monstruoso microfundismo. Yo me desespero, hasta tener impulsos homicidas, cuando aún hoy sigo viendo casos como el siguiente: muere un anciano y los dos hijos sesentones se reparten el caudal hereditario. Dos finquitas de mierda de mensura semejante y situación próxima. ¿Qué haría un chino, un senegalés, un egipcio, un chileno? Una para ti y otra para mí, ¿no? Es lo obvio, ¿no? Pues no, en Galicia lo habitual es: partimos a la mitad ambas y así no hay disputas de cuál es mejor. Este diabólico proceso, repetido generación tras generación, provoca una distribución de la propiedad en tirelas de mierda, que hay casos en que tienen sólo dos o tres regos de ancho [rego = surco del arado]. Esto, lo explicas en Castilla y se parten el culo de risa.

Es la maldita incapacidad del paisano gallego (y asturiano, y leonés, y portugués) de pensar a lo grande. Pero esta estructura de propiedad hace inviable el aprovechamiento competitivo del campo. En buena parte de Galicia sólo se da la agricultura de subsistencia: un pouco de millo, unhas patacas, unhas berzas… y con eso ya tira toda la familia (incluidos los 2 cerdos, las 3 vacas y las 5 gallinas). Y no se mueren de hambre gracias al RISGA y las pensiones.

E igualmente, los primos portugueses tienen el mismo problema de emigración masiva y abandono. Un ejemplo que tengo muy cercano: buscando el lindero de la finca donde estoy haciendo mis pinitos de arboricultor, me aparece un nombre de mujer, y ningún DNI asociado. Mala señal (porque el DNI es obligatorio creo recordar que allá por el año 65). Pregunto por el pueblo y sólo los muy ancianos, por encima de los 80 años, me saben dar noticia de esa mujer. Que se fue a Barcelona allá por los años 40 y no se ha vuelto a saber nada de ella por la aldea. Con certeza esa mujer está muerta, y quizá también sus hijos si los tuvo. Evidentemente que ninguno de sus deudos sabe de la existencia siguiera del pueblo (si está a su nombre es que no se resolvió la herencia), y alguno ni siquiera sabrá localizar la provincia de Ourense en un mapa. A todos los efectos, esa finca está ya perdida. De hecho, podríamos cifrar en un 30-50% de las fincas a las que ya se les ha perdido el rastro. Por lo tanto, yo no tengo ni jamás tendré a nadie a quien hacerle una oferta de compra, o a quien forzar para que la desbroce para procurar paliar las consecuencias de un incendio que sé que, tarde o temprano, llegará (van 4 en los últimos 25 años, ya se está retrasando el próximo).

Es absolutamente necesario proceder a identificar a qué tierras se les ha perdido el rastro del propietario (si no comparece en el plazo de 24 meses, pierde el derecho a reclamar su propiedad, que repito, no es un derecho absoluto sino sometido al interés general). Las tierras sin dueño conocido deberán revertir al Estado.

Por otra parte, habrá que gravar las demás (igual que los impuestos a los pisos vacíos) para estimular a que sean puestas en producción por el propietario, o arrendadas / vendidas a quien sí que las saque provecho (una idea serían cooperativas de gestión municipal, que de esta forma podrían hacerse con tierra a buen precio, y generar así actividad económica, riqueza para las arcas municipales y puestos de trabajo para fijar población). Como postor de último recurso estará el Estado, que de esta forma recuperaría algo de terreno público en una Galicia donde el 98% del territorio es de propiedad privada, una excepción respecto al resto del Estado (buena parte, de Comunidades de Montes).

Y poner el campo gallego a producir, pues tenemos la mejor tierra y el mejor clima como para alimentar a media Europa. Y quien no valga para estudiar, al menos que tenga un puesto de trabajo en el sector agropecuario (en vez de en la Guardia Civil o el Ejército, lo común entre la juventud de las aldeas que no da para más). Lo que sea menos la emigración que desangra el país o seguir tirando de prestaciones sociales, chapucillas y jornales hasta que llegue la jubilación, que no sacan a nadie de la miseria.

Fijaos todo lo que se puede hacer, una vez que la sociedad se libera de las ataduras mentales a las que la somete la ridícula sacralización de la propiedad privada.

¡Bien por los portugueses! Adelantan una posición y dejan a Galicia en cabeza de la clasificación del atraso y subdesarrollo social.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

6 febrero 2017

¡Fouche, manifiéstate!

Filed under: Música — Mendigo @ 21:45

Tan abrupta interrupción de tu verbosidad nos tiene acongojados. Al menos mueve la patita, para decir que estás bien.

Además, es que me escama, porque los últimos mensajes los mandaste desde una IP navarra… ¿te habrán secuestrado, confundiéndote con alguna estrella del porno?

Pues eso, por muy liado que estés, si lees esto pásate por aquí al menos a saludar, y ya nos quedamos más tranquilos.

+
+
+
+
+

Y bueno, para que la entrada no se reduzca a tirar al mar de bites una botella con mensaje (pinche cabrón, mira que poner una dirección falsa de correo para identificarse), al resto os dejo en buena compañía:

No sé si os habréis percatado, pero me gustan mucho las voces femeninas (en realidad, todo lo femenino). Ahora bien, la voz de este chelista es un encanto, preciosa (tenéis que esperar un par de minutos, a que abra la boca). Hasta me llega a parecer bonito el idioma bárbaro. Que, por cierto, aunque parezcan salidos de las profundidades de Oklahoma, estos tipos son canadienses.

+

Mi más reciente descubrimiento, creo no me había quedado más descolocado desde que escuché a Dead can Dance hace un porrón de años.

Una orquesta de swing con ramalazos metaleros; raro como un helado de berberechos, pero suena genial.

+

Y para terminar, estas chavalas. En el disco que produjeron, los temas están arregladitos, con flautas, acordeón y… bueno, el sonido que se espera de un grupo folk. Sin embargo, a mí me gustó más ésta, a pelo, como grupo de cantigueiras que son:

Y joder, aún no está muerto. Muchos así lo quisieran ver, pero el asturianu aún tiene pulso. Veremos si los primos asturianos lo dejan morir, perdiendo con él el derecho de se llamar asturianos.

Cada pueblo tiene lo que se merece.

Es curioso, cómo sin tratar personalmente a alguien acabas cogiéndole cariño. Aunque sea un puto troll casi tan pendenciero como yo.

Fuuuuuuuuuuche, cacho cabroooooooon, ande te meteeeeeessssssssss!!!!!!!!!!

5 febrero 2017

Cuestión de escala

Filed under: energía — Mendigo @ 18:06

Una entrada muy sencillota, muy básica, que para los iniciados no aporta absolutamente nada pero creo que puede ser útil para quien no entienda mucho de energías comprenda el problema. Sabemos que la fotovoltaica se lleva la mayor tajada de las primas del Régimen Especial, seguida de la eólica y la termosolar (el resto queda para minihidráulica, térmica de residuos y cogeneración en las papeleras y demás).

Ahora, os muestro la producción de ambas un día de primeros de Julio (cuando la insolación es máxima y la eólica mínima, estamos cerca del solsticio de verano y con un anticiclón sobre nuestros cuernos).

El gráfico muestra la potencia generada por unidad de tiempo, en este caso las 24h del día en cuestión, luego el área sombreada es la energía eléctrica producida por cada tecnología de generación.

+

Y ahora, os muestro los mismos gráficos pero de hace un par de días, con la península cruzada por un tren de borrascas.

Es la situación opuesta al caso anterior, óptima para la eólica y pésima para la solar.

+

Pero lo mejor que podemos hacer es componer los gráficos igualando la escala. Y a ver qué pasa.

Un día de verano:

+

Y un día invierno:

No se me ocurre forma más clara de explicar cuáles son las limitaciones de la fotovoltáica (extensible a la termosolar) en relación a la eólica. En España se ha invertido mucho más en solar que en eólica, y ésto es lo que una y otra nos dan a cambio.

Y aún hay quien sigue empeñado en que tiremos más dinero en la fotovoltáica. Porque ahora ya sí que sí es la forma más barata de producir electricidad, más que la eólica, más que la nuclear, más que las térmicas… Muy bien, estupendo entonces. Pues no sé a qué esperan a instalar nuevos huertos solares y entrar en el Régimen General. Porque para entrar al RG, es decir, producir energía sin prima, no hace falta apuntarse a ningún prerregistro y que el Estado dé su permiso. Cualquiera, con contar con los permisos de Industria como cualquier otra actividad industrial, puede conectarse a la red y acudir al pool como cualquier otra. Para producir sin subvenciones no hay ninguna cortapisa.

¿Entonces? Cuando se la colaron a ZP y su absurda política de primas a la fotovoltáica, surgieron huertos solares por toda la geografía. ¿Por qué ahora no, si tan baratísima es? Mucho abrir la boca pero nadie pone su dinero para desarrollar una planta solar y sumarse al Régimen General, a jugar en la misma liga de las tecnologías convencionales.

Por supuesto que considero que debemos descarbonizar el mix de producción (y ya el español es uno de los más limpios del mundo, sólo por detrás de Francia, Brasil, Noruega, Diamarca y unos pocos Estados más). Pero tonterías, las justas. Y en el tema de las energías se vuelcan a diario contenedores enteros de bobadas que no ayudan a sostener un debate de cierto nivel.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

4 febrero 2017

M.A.M.O.N.

Filed under: internacional — Mendigo @ 17:51

Esto está demasiado serio, ¿no?

Lo cierto es que los mexicanos tienen un largo historial burlándose de la prepotencia de los gringuitos; Trump sólo ha echado leña al fuego… a capazos. Podrán ser el vecino pobre, pero en ocurrencia tienen la guerra ganada. A cuenta de Trump y del muro, les queda puteo para rato. Y al final, puede que el muro para que no entren latinoamericanos acabe sirviendo para que no salgan los gringos. Y mira, eso que ganan al Sur del río Bravo.

¿Qué beneficio tiene ofender a tu vecino, con quien compartes miles de kilómetros de frontera y unas enormes relaciones comerciales? No es granjeándose enemigos de forma gratuita como EEUU se convirtió en el s.XIX en una potencia y en el siglo pasado, en la superpotencia hegemónica. Trump puede ser el clavo en el ataúd de sus aspiraciones para seguir siéndolo y conseguir lo que nunca antes se ha dado en la Historia: ponernos de acuerdo al resto de la Humanidad de lo bajo que han caído los gringos y del ridículo tan espantoso que están haciendo con ese histrión en la Casa Blanca.

Mira que Obama nunca fue santo de mi devoción, a los hechos me remito. Ahora bien, en el lugar que le ha tocado desempeñar su cargo en la secuencia de Presidentes de los EEUU… sobresaldría hasta Chiquito de la Calzada. Al lado de Bush Jr. y Trump, Obama es al menos un caballero, que sabe guardar siquiera la compostura y, si no inteligente ni honesto, al menos procurar aparentarlo. Bush era un deficiente mental que lo mostraba sin complejos y ya, lo de Trump, es con faldas y a lo loco.

Otro vendrán que bueno te harán, el dicho parece hecho a medida para el primer Presidente negro de gringolandia. Ahora toca soportar a uno con la piel del color de la zanahoria de Bugs Bunny, así que pasemos el mal trago cachondeándonos de él y pensando que, de haber ganado Hillary, podría haber sido peor. O no. A saber…

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

2 febrero 2017

Carcin III

Filed under: fotos — Mendigo @ 23:34

Otra cejialba, ésta es una nena (los machos son de colores más vistosos, generalmente azulones como el del otro día). Y poco más me atrevo a decir de ella, sólo puedo asegurar la familia (Lycaenidae) y el resto, conjeturas.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Una de las riquezas culturales que hemos perdido es la idiosincrasia particular de las construcciones. En el acervo cultural de cada pueblo se incluía cómo dar respuesta a los desafíos del entorno, también la necesidad de cobijo; y a distintas necesidades y recursos se le fueron dando soluciones diversas, que evolucionaron hasta empezar a converger y llegar a la situación actual, en que es indistinguible un bloque de pisos en Palencia, Nantes o Mannheim.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Vista de los campos desde el Château de Marcilhac.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

La parte “moderna”, “habitada”, de Peirussa del Ròc. Dentro de poco seguirá el camino de despoblación y abandono de la villa medieval que se desparrama ladera abajo, hasta el río, hoy engullida por la vegetación.

Un lugar fabuloso y aún desconocido para el turismo de masas, aprovechadlo ahora que aún estáis a tiempo.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Tenía que colar al menos una en cada serie, no lo he podido, ni querido, evitar.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

La estampa más conocida de Caors.

Espero que su elegancia pueda compensar la falta de originalidad del fotógrafo.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

L’hospitalet, en el Carcin Blanc, más llano y antropizado.

Estamos a 500km del curso del Llobregat, para que os hagáis una idea de la extensión de una región cultural que se repartieron dos coronas como se reparten los bandidos el botín (y ahora en tres Estados, pues el valdostano es una lengua de la familia del provenzal).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Desde los barrios “modernos” de Peirussa del Ròc, en lo alto del puerto, vamos bajando la loma y encontrándonos restos de la villa medieval, la iglesia, un hospital, una sinagoga… hasta llegar al riachuelo, salvado por esta cucada de puente.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Casas renacentistas en Villeneuve, una de ellas tocada con la cruz cátara de la bandera occitana.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Casas encaramadas al precipicio en el viejo Sauliac.

La complicación de levantar una casa en un escalón del acantilado se ve justificada por la protección que otorga el emplazamiento elevado frente a crecida, malhechores y peores vientos.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Ruelles à Cajarc

Caliza, mortero, un paño de adobe y unos geranios.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

De nuevo el Ólt, a su paso por Calvinhac.

Insisto: campos cultivados en la vega y lomas cubiertas de vegetación autóctona. Esto es lo civilizado, lo que tenemos en Galicia es pura barbarie (que, además de destruir nuestros ecosistemas, no nos sacan de pobres).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Sólo falta la mujer con el mandilón y la cesta de huevos. Estamos en Capdenac.

La chivita se produjo desde el final de la SGM hasta ayer por la mañana (1990). Ésta es una bastante antigua, el modelo AZL, que se comenzó a fabricar en el 55. Una evolución “lujosa” de la AZ, con el bicilíndrico boxer de 425cm³ que se mantuvo casi inalterado hasta los ’80. Por cierto, no sé si os habréis preguntado alguna vez de dónde le viene el nombre. Evidentemente, el modestísimo motorcillo no da una gran potencia, pero sí más de esos 2CV que ni siquiera darían para mover el coche. En realidad, en esta versión daba 12CV, lo suficiente para alcanzar una más que notable velocidad de 75 km/h. La denominación oficial de 2CV le viene porque esa es su potencia fiscal (una ridícula función de la cilindrada, un absurdo concepto burocrático que ya estaba desfasado cuando se fabricó este coche, y que aún sigue en uso).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

O que aquí chamamos congostra, un carreiro con paredes nas marxes, xa case que abandoado.

Pero sen eucaliptos.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Aunque ésta pertenece al viaje, ya estamos de vuelta, en una parada técnica (vamos, que me entraron ganas de cagar). Campos de cereal y, al fondo, el curso de un río orlado de verde en el que se ya se adivina el otoño. El río es el Cea, cerca de Sahagún.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Interior de la iglesia de Saint Sauveur de Fijac. Se trata de una construcción del s.XII originalmente levantada para dar servicio a una abadía mucho más antigua, del s.IX, ya desaparecida.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Otra vista del valle del Ólt, desde el castillo de Montbrun (particular, pero cuando llueve se moja, como los demás).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Por aquí íbamos sólo de paso, y pegué un frenazo sólo para bajarme y sacar esta foto.

Me imagino junto a una de esas ventanas del torreoncito, leyendo un libro y… mmm, qué placer. Lo único que le falta es silencio, porque le pasa la carretera por delante. Por mucho que sea una comarcal que sólo usan los lugareños, pero eso ya la invalida. Pero como encuentre algo así a buen precio, en mitad de la nada… total, de lo que me sirve tener el dinero en el banco, que cualquier día puede volar (ahora esta la cosa muy tranquila, pero…)

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Vista desde las ruinas de Tayllefer, con la vegetación desparramándose por la cornisa, como si fuera la cornucopia.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Una de las cosas buenas que tienen estos gabachos es que el turismo de autocaravana (y, por extensión, el de furgoneta) aquí no es un crimen perseguido, sino una actividad socialmente aceptada y, de hecho, con una alta consideración. Sobre todo mucha gente mayor, al jubilarse, se compran una roulotte y se lanzan a ver mundo (y ya en Bélgica parece que es un mandato legal, lo de jubilarse y tirarse a la carretera).

Otra cultura, otras inquietudes intelectuales que van más allá de apoltronarse frente a un televisor… En España se nos persigue, por ser cosa de pobres (desde la multa que nos pusieron en Asturias hace ya un porrón de años, no hemos vuelto por allí, y eso que la tenemos al lado. No vamos donde no se nos quiere). En Europa, por el contrario, se nos considera; pues normal que en cuanto tenemos más de cinco días libres prefiramos poner rumbo hacia Irún y mandar a la mierda la puta España y sus cabezas de tricornio.

A todo esto, estamos en Rocamadour, en una explanada habilitada para autocaravanas donde pasamos la noche. Estas son las vistas que teníamos mientras desayunábamos, en compañía de un inglés con una vetusta Iveco que llevaba meses rodando fuera de su isla (y con pocas prisas por volver).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Otra Vane (atalanta).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Château de Bonaguil, foto incluida por coacción amable sugerencia de mi compañera, que me indicó cariñosamente que si no ponía más fotos de castillitos las consecuencias podrían ser terribles para mi persona.

Pas mal, pero son fotos demasiado típicas-tópicas.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Ésta también lo es, pero es que es jodidamente bonito, el San Quirico.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Cuando hablaba de la catedral de Caors y su peculiar forma de cubrir una bóveda, comenté que tenía otra gemela en la comarca.

Esta es, la iglesia de Solhac (de donde os mostraba el detalle de la ropa en un altorelieve). Desde dentro se observa perfectamente la cúpula que cierra el crucero (en el románico, en ocasiones aquí se erigía un cimborrio), hasta aquí todo normal; y a continuación las otras dos cúpulas que cubren la nave principal, en lugar de una bóveda. Podemos apreciar perfectamente cómo se adapta tridimensionalmente la forma curva a la línea recta por medio de pechinas (evolución de las más arcaicas trompas románicas).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Panorama desde el torreón de Montcuc, otra villa en su día centro de gravedad de la comarca que ha perdido el tren de los tiempos.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Y final. Últimas fotos en la ribera de la Dordonha, adentro a preparar la cena y a camita a leer hasta que nos coja el sueño.

En España, como comentaba, esta forma de viajar está mal considerada, por ser de propia de pobres (gitanos, rumanos, hippies y demás gentes de mal vivir). En nuestra atrasada sociedad, viajar se sigue considerando un lujo y como tal debe ser vivido, con personal sirviéndote (cosa que detesto) y prodigando sonrisas vendidas rodeado de todas las comodidades.

Para nosotros, viajar, conocer, es una parte connatural y absolutamente irrenunciable de vivir. Empezamos con la mochila y la tienda de campaña y poco a poco nos hemos ido concediendo algunos lujos (dormir en blando, protegidos por una estructura metálica, es el cambio fundamental, especialmente en invierno), pero sin perder de vista que lo único esencial es conocer otros horizontes, todo lo demás es superfluo.

De vivir en otra época me hubiera gustado ser cartógrafo, y enrolarme en alguna expedición a terra ignota, rumbo a lo desconocido, sintiendo en el estómago el hormigueo de no saber qué deparará el viaje.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

« Página anteriorPágina siguiente »

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: