La mirada del mendigo

15 febrero 2015

Tirando de hemeroteca: Aznar

Filed under: internacional — Mendigo @ 0:31

Estaba haciendo limpieza, y hete aquí lo que me he encontrado:

Quienes decían que no había vínculos entre Iraq y los grupos terroristas, que digan algo ahora.
José María Aznar (16-IV-2003)

aznar

El tercero es impresionante. Efectivamente, AHORA nadie puede argüir que en Iraq no operan organizaciones terroristas: la mitad del territorio está controlado por ellas. Felicidades, miserable, la desestructuración de Iraq es consecuencia directa de tu estupidez y afán de protagonismo mesiánico (responsabilidad tuya y la de tus compinches, el trío de las Azores).

Teníamos razón. Tengamos memoria.

14 febrero 2015

Las reservas de petróleo son inagotables

Filed under: energía — Mendigo @ 10:20

Publico esta rápida entrada, para sugerir la lectura de este artículo de Anxo Sánchez, en la que de forma muy sucinta y pedagógica da la clave del problema:

Nada es Gratis – Tranquilo, majete: las reservas de petróleo son inagotables

Efectivamente, no existe ninguna tensión ni presente ni venidera en el suministro de energía, especialmente en el caso de combustibles fósiles. Nunca ha habido en la historia de la humanidad tanta diversidad de fuentes de energía, o lo que es lo mismo, menor dependencia de una en concreto. Igualmente, hacía mucho tiempo que no había semejante exceso entre demanda, producción y capacidad potencial de extracción (lo que ha hundido el precio primero del gas natural, luego del crudo y, en fin, de todas las commodities). De hecho, hay estudios que plantean que en el caso del crudo, la curva que va a colapsar no es la de la oferta (según la teoría del Peak Oil) sino la de la demanda. Es decir, hoy estamos más lejos que nunca de una crisis energética.

El último recurso en añadirse a la lista de hidrocarburos no convencionales: los clatratos de metano (metano atrapado en una estructura cristalina de moléculas de agua, que la estabiliza), del cual se estima que existen más recursos que del resto de hidrocarburos juntos.

No, el límite de los hidrocarburos no es de fuente, sino de sumidero. No es que falten recursos, es que, de hecho, sobran recursos. Lo que falta es la capacidad de los ecosistemas para digerir ese aumento repentino en los niveles de GHG (gases de efecto invernadero), CO2 derivado de la combustión, pero también CH4 derivado de fugas en los procesos de fracking o extracción de clatratos (por eso los he traído a colación).

Haber hay reservas de hidrocarburos de sobra, para varias generaciones (y según aumente el precio de la energía, las reservas aumentarán automáticamente funcionando como un estabilizador del precio). Lo que no podemos es gastarlas. Bueno, como poder, podemos, pero no sin causar una hecatombe climática (y, por lo tanto, ecológica y social).

La cuestión, como muy bien apunta Anxo en la entrada (y me voy callando para que lo leáis a él) es que los países se enfrentan a una versión global del dilema del prisionero. Sin cooperación, maximizando el beneficio individual supone el desastre colectivo (otra refutación de la teoría liberal de Adam Smith, el monte gallego es otro contraejemplo).

Aquí está la clave de bóveda del problema, expuesta según el estadio actual del conocimiento científico, más allá de magufadas decrecentistas.

+

NOTA: Existe aún otro argumento, políticamente muy incorrecto (de los que gustan en este espacio), pero aún más poderoso y acuciante para forzarnos a un cambio de modelo energético. Estamos financiando el conservadurismo más reaccionario, brutal y liberticida que existe sobre la superficie del planeta.

Sigo avisando: estamos alimentando un monstruo. Echemos cuentas.

9 febrero 2015

We go one God further

Filed under: religión — Mendigo @ 13:56

8 febrero 2015

Head to head

Filed under: religión — Mendigo @ 12:33

Head to head es un programa de entrevistas de la cadena Al Jazeera. El entrevistador es un periodista británico de origen indio, Mehdi Hasan. Como podréis ver a continuación, es un tipo brillante, a años-luz de lo que en el solar hispánico convenimos en llamar “periodista”.

Bien, pues os propongo la siguiente entrevista, que tiene su morbo por la cadena que es (bastante mejor medio que las cadenas españolas, by the way), con el profesor Richard Dawkins (el Bulldog de Darwin, le llamaban en contraposición al Rottweiler de Dios).

En un ring de lujo, espero que disfrutéis tanto como yo de un buen combate de boxeo entre estos dos púgiles. Para mi sorpresa y alborozo, el joven Hasan puso en ocasiones contra las cuerdas a Dawkins, aunque en descargo de éste hay que reconocer que el formato daba ventaja al aspirante, al ser juez y parte, conductor de la entrevista y contertulio a un mismo tiempo.

Por eso, como me parece que Dawkins estuvo excesivamente fajador y dejó que el combate se decidiese a los puntos en vez de aprovechar las flaquezas del entrevistador (básicamente, su religión, Hasan es musulmán chií) para mandarlo a la lona, quería apuntar a toro pasado un par de cosas.

Aunque os recomiendo la entrevista entera, me voy a referir a la parte entre los minutos 17:30 y 23:30. Ambos se expresan en un impecable y clarísimo British English (para que una tapia como yo pueda seguir el debate…). Si, a pesar de ello, alguien se perdiere, tenéis subtítulos automáticos; pero ya prevengo de que no son de mucha ayuda (debe ser que en Mountain View no toman el tea at 5 o’clock) .

El tema va sobre el albo caballo alado (Buraq) en el que Mahoma subió a los cielos, y el presentador que reconoce cree en ese y otros milagros, y así se lo enseña a su hija.

Lo que se le escapó a Dawkins es ¿por qué Mahdi cree que Mahoma subió en un caballo alado a los cielo? Porque, igual que él a su vez hace con su hija, así se lo enseñaron sus padres cuando él era pequeño. ¿Y si sus padres le hubieran enseñado que en vez de en un caballo blanco con alas, Mahoma había subido al cielo montando un unicornio dorado? (Dawkins lanza un gancho pero deja incomprensiblemente escapar a un Hasan con la guardia baja) Pues seguramente el joven Mahdi así lo hubiera creído, y el hombre adulto que es hoy así lo seguiría creyendo, pues la idea de un caballo con cuerno no es más ridícula que la de un caballo con alas. ¿Y si los padres le hubieran contado que en vez de caballo alado o cornudo fue un dragón? Realmente, la idea de la existencia de un dragón, excepto por el fuego, es evolutivamente más plausible (y aerodinámicamente más aceptable) que la de un caballo alado. De hecho, sí que han existido saurios con una enorme envergadura alar. ¿Y si le hubieran dicho que subió montado en un VW escarabajo fucsia a topos verdes? O sí, sencillamente, le hubieran dicho que todo eso era mentira, porque el joven Mahdi hubiera sido educado en una familia hindú (que, a su vez, le hubieran enseñado otro tipo de cretinadas como divinidades con más brazos que un pulpo…).

En resumen, el criterio de verdad no es la adecuación de la afirmación a la realidad, como en el pensamiento racional (no ya científico, sino meramente intelectualmente sano). Es tomado como verdad, y verdad superior, simplemente aquello que fue grabado en tu cabeza cuando aún eras lo suficientemente niño como para aceptar cualquier cosa que te dijera la autoridad paterna de forma acrítica. Esto es: la tradición. Es verdad porque así me lo enseñaron mis padres, y porque así se lo enseñaron a los suyos, quien a su vez… (la de barbaridades que se han perpetuado por los siglos de los siglos siguiendo ese mecanismo).

Por eso el empeño de las religiones en la familia, en controlar la educación (si en el catolicismo creéis que es obsesivo, en el islam es ya paranoide); pues identifican bien cuál es el canal de perpetuación de su dogma. Si esperasen, como una persona honesta haría, a que el niño finalizase su desarrollo intelectual para iniciarle en la enseñanza dogmática, las religiones no hubieran sobrevivido más de una o dos generaciones. Las religiones (como cualquier otro pensamiento supersticioso, es decir, irracional) necesitan ser inoculadas en las primeras etapas del desarrollo humano, y cuanto antes más efectiva es la infección, más persistentes sus efectos.

Si, además, el adolescente se desarrolla en un ambiente en el que no se introducen estímulos que cuestionen lo que fue grabado a fuego durante su más precoz infancia (es decir, en una sociedad islámica, cristiana…donde exista el delito de blasfemia que impida la libre discusión), es prácticamente imposible que ese sujeto pueda sobreponerse y descartar las enseñanza irracionales y/o inmorales con las que fue moldeado cuando aún era un arbolito de madera tierna.

Por eso, cuando el entrevistador le cuestiona al evolucionista si él, con su hija, está cometiendo abuso infantil, la respuesta debería haber sido claramente un SÍ. Por supuesto, con la mejor de las intenciones; pero aprovechar la indefensión intelectual en la que se encuentra un niño para adoctrinarlo, con el evidente afán de así condicionar el resto de su vida para que perpetúe las creencias de los padres, es sin duda un acto innoble y cobarde, sin duda un abuso infantil. De un niño se puede abusar de muchas más formas que sexualmente, y ciertamente no tiene por qué ser esta la peor de todas, la que más daño haga, la que más secuelas deje, como se comenta en la propia entrevista.

Por supuesto, esto reza para cualquier tipo de enseñanza dogmática, es decir, no positiva. Y me da igual que lo que le enseñes sea el Corán, la Biblia o El Capital (difícil enseñárselo a un niño, cuando a mí me cuesta entenderlo, la distancia intelectual con los otros dos libros, cuyo autor es ni más ni menos que Dios, es abismal). Lo he dicho muchas veces, la propaganda cubana de sacar a una niñita soltando un discurso y acabando con el revolución o muerte, con su puñito en alto, me parece repugnante. Abuso infantil, de su indefensión intelectual, para moldear un ejército de fieles.

Un padre decente, un profesor honrado, debe procurar evitar condicionar al niño con sus propias creencias, taras o miedos, educando al niño como ser humano libre, capaz de un razonamiento autónomo y crítico, y que sea en su madurez libre de escoger su propio camino. Pero eso significa que su hijo, su pupilo, un día puede acabar llevándote la contraria, y para las mentes débiles y déspotas esto no es aceptable, pues no hay más verdad, no hay camino correcto más que el suyo.

La diferencia entre la educación y el adoctrinamiento es la misma que entre negro y blanco, calor y frío. Mientras que mediante la educación abres puertas al niño, vías por las cuales desarrollarse, ampliando los límites de su libertad; mediante el adoctrinamiento eliges por él uno de los caminos, dirigiéndolo prematuramente por un credo en particular.

El patrón del abuso intelectual es el mismo que en el abuso sexual: el adulto se aprovecha de la indefensión del menor y de la posición de autoridad que sobre éste se tiene para doblegar y someter una voluntad aún tierna en provecho propio (para propagar su credo en un proselitismo despreciable, o para satisfacer los impulsos venéreos de forma igualmente despreciable).

La cuestión es que mientras una conducta esta tipificada penalmente, la otra es mencionada como derecho inalienable de todo padre a abusar de la credulidad de su hijo.

Finalmente, Richard tuvo en esos 6 minutos otra posibilidad de KO que lamentablemente dejó escapar. Cuando el periodista le pregunta si cree que los creyentes son intelectualmente inferiores por creer en caballos alados y todo eso. La respuesta debería haber sido otra pregunta (Dawkins es muy listo, pero no es gallego, no se puede tener todo XDDDDDDDDD).

¿Cree el señor Hasan que los que no creemos en que Allah es su único Dios y Mahoma su profeta somos intelectualmente inferiores? Y la respuesta es SÍ, necesariamente debe ser SÍ, así lo cree porque está obligado a creerlo, ya que así viene escrito en el Corán, del cual no puede mover ni una coma (2:171, 7:179…et alibi).

El propio Hasan escribió en un sermón (espero traducir fielmente): “Los kuffar (singular de kafir, infieles), los no creyentes, los ateos [N.d.M: los payos, vaya] que permanecen sordos y rechazan obstinadamente las enseñanzas del Islam, el mensaje racional (sic) del Corán, son descritos en el Corán como “gentes sin inteligencia”. Allah [N.d.M: Allah no, Mahoma] no los describe como personas inmorales [N.d.M: falso, sí que lo hace, de hecho en todo el Corán “no creyente” es identificado hasta la sinonimia con “malvado”], sino como personas sin inteligencia porque son incapaces del esfuerzo intelectual que requiere desprenderse de esos ciegos prejuicios, de esas fáciles asunciones acerca de este mundo y sobre la existencia de Dios. Al respeto, el Corán los describe como ganado, como ganado de aquellos que cultivan las cosechas y no se paran a preguntarse acerca de este mundo”.

No es que seamos malvados, es que somos estúpidos por no cagar palomitas cuando leemos el Corán. Esta barbaridad es lo que defiende una persona por lo demás no sólo inteligente, sino brillante. Una muestra del daño que provoca adoctrinar a un niño, daño que se manifiesta luego cuando adulto y que supondrá una tara para su vida intelectual (y social, y afectiva…) el resto de su existencia.

No Mahdi, los que no somos musulmanes no es que seamos menos inteligentes. ¡Qué curiosa distribución de la inteligencia humana, concentrada en unas zonas geográficas muy concretas! Eso suena muy parecido a supremacía racial. No es por eso Mahdi, y lo sabes. Si tú eres musulmán no es porque tengas un intelecto superior ni una sensibilidad diferente ni nada por el estilo, eres musulmán porque así te enseñaron a serlo desde muy niño (de hecho, tú nunca tuviste posibilidad de ser otra cosa, no te dejaron). Si te hubieran enseñado cualquier otra patraña, por absurda que fuese (unicornios dorados, dioses pulpo o fulanos caminando sobre las aguas) tú la seguirías hoy con la misma vehemencia. Pero no es tu culpa; sino de tu familia que te inculcó ideas cuando aún no tenías edad para valorarlas. Igual que tú estás haciendo con tu hija.

+

Por cierto, si queréis ver a Dawkins en plena forma, recomiendo otra entrevista en la que en dos minutos barre a su oponente y se queda solo en el cuadrilátero.

5 febrero 2015

Sobre masters y ametralladoras

Filed under: educación — Mendigo @ 10:32

Lo primero, comentar esta noticia:

Público – El PP mantiene los controles ‘de guerra’ en las carreteras vascas

Llevo muchos años viajando por Euskadi (la mayor parte de las veces, a través de Euskadi, buscando alejarme de España y su tufo a palurdismo), y por lo tanto soportando controles policiales, que provocaban retenciones incluso de varias horas (sólo a un cerebro de tricornio se le ocurre estrangular una de las vías de comunicación más importantes de Europa, que recoge todo el trasiego entre el Centro y Oeste peninsular con Europa). Pero, a pesar de ello, fue hace unos pocos meses, la última vez que iba camino de Behobie, la primera vez que uno de esos animales con pertrecho paramilitar me apuntó con su ametralladora. Realmente, es la primera vez que me apuntan con un arma y, he de decir, que no es una sensación agradable. Máxime cuando el agresor (amenazador) es un animal de pocas letras que puede dar de comer a su familia gracias a que yo, y otros ciudadanos a los que apunta y acosa, le pagamos su sueldo.

La cuestión es simple: ahora llevan acoplada la linterna en el arma, así que apuntar e iluminar es un mismo movimiento. Así, toda la fila de miles de coches (es la A-1) tenían que pasar revista, para que el Rambo hispano nos fuese perdonando uno a uno la vida.

Y recuerdo que pensé, y al leer esta noticia me lo ha traído de nuevo a la mente, que mientras en España un policía pueda encañonar a un ciudadano sin una muy buena razón para hacerlo, y no se le caiga el arma de las manos inmediatamente aplastado por el peso de la Justicia, podemos afirmar con rigor que la frontera Sur de Europa la forman los Pirineos. Semejante vejación de la ciudadanía a manos de un cuerpo militar es incompatible con vivir en un Estado democrático, y propio de una dictadura.

España es un Estado (que no país) africano. Quizá no geográficamente, pero si sociológica, política e intelectualmente.

Una mierda de Estado africano, debo añadir. Un Estado cuyos putos naturales consienten en ser amenazados sin rebelarse, lo cual es propio de su condición de vasallos. Un híbrido de feudalismo y dictadura capitalista.

+

Segundo, os pido un favor. Divulgad por todos los medios posibles, este comentario (u otros, o comentad vosotros mismos) sobre la nueva reforma de la educación universitaria, y la deriva que desde hace años ha tomado la política educativa, muy en especial en la enseñanza superior:

Juan Torres – La universidad de Rajoy, otro negocio para la banca

Es esencial si queremos ser eficientes ;) en nuestra labor política transformadora, asignar a cada cuestión una prioridad acorde a su relevancia. La educación, y en concreto la educación superior como culminación de todo un proceso educativo, es el mayor mecanismo de movilidad social. Un ascensor social que permite al hijo del obrero medirse en ¿igualdad? de posibilidades con el hijo del burgués, y trascender al determinismo de clase que ofrece una sociedad cuya permeabilidad social es tan reducida como en tiempos del franquismo (lo cual, ya de por sí, es una condena categórica a todo lo que tras la muerte del dictador nos han traído).

El acceso gratuito a la enseñanza, también la universitaria, debe ser una pieza fundamental de todo programa político que defienda la justicia social. Es la clave de bóveda. La universidad debe ser elitista: de las élites intelectuales, no económicas. Quieren convertirla en club reservado para niños bien, vedado al hijo del obrero. Volver a la universidad española del franquismo: pija y mediocre.

Por Justicia, pero también por el futuro de la economía española. Una economía que funcione, como la que trataba de describir en la anterior entrada, pasa por una rigurosa meritocracia, en la que sea el más capaz el que ocupe cada puesto. El nepotismo, es decir, la corrupción, es un gusano que además de socavar la legitimidad del sistema, reduce su desempeño y provoca una mala asignación de recursos.

Por búsqueda de la excelencia: si se le veta de facto la educación universitaria a las clases bajas (cada vez más numerosas, por las políticas impuestas por la burguesía y su brazo político), la base de población sobre la que construir una sistema universitario excelso, puntero, es menor. Y por pura estadística: la calidad media de los egresados (licenciados, ingenieros, doctores…) bajará, al reducir drásticamente el número de aspirantes (eso sí, el Borjamari no tendrá que competir en el mercado laboral con el hijo del obrero, para tranquilidad y sosiego de sus papuchis).

Así que, por favor…pasa la bola.

« Página anteriorPágina siguiente »

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 249 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: