La mirada del mendigo

30 enero 2016

El eucalipto y el fuego

Filed under: ecología — Mendigo @ 19:02

Por algún comentario en la pasada entrada, me doy cuenta que hay cosas, que para el que vive aquí son muy obvias, que para otra gente no tienen por qué serlo.

Salió el tema de los incendios y los eucaliptos, así que quería explicar alguna cosilla. Me ayudo de una foto que saqué ayer, en un paseo (desgraciadamente, no es difícil encontrar aquí ni eucaliptos ni incendios, más bien lo difícil es encontrar un lugar que se haya librado de ambos).

incendio eucaliptos

Son unos eucaliptos, tras el paso de un incendio hace unos meses. Como podéis ver, los eucaliptos ya están rebrotando. Supongo que muchos pensaréis que tras el paso del fuego, todos los árboles mueren, pero esto no es exacto. Las coníferas, por ejemplo, es muy difícil que sobrevivan pero muchas especies son bastante resistentes, como todo el género Quercus (roble, encina, rebollo, alcornoque…) los fresnos o los sauces. Pero las partes aéreas (es decir, el tronco y las ramas) sí que se pierden irremediablemente (a excepción del alcornoque, por su protección natural ignífuga), y rebrotan del pie (de las raíces). Si os fijáis en las fotos, otras especies como el toxo, también tienen este comportamiento y ya empiezan a volver a brotar.

La cuestión es que, en la mayoría de los casos, el tronco de los eucaliptos no es destruido por el fuego (para cargarse un eucalipto adulto, os lo aseguro, hay que hacerle cosas mucho peores que exponerlo a la llama, tienen una resistencia increíble a prácticamente todo lo que mataría a cualquier ser vivo). Así, pasados unos meses, rebrota, pero no del suelo sino del mismo tronco. En un par de años, nadie diría que un eucaliptar ha sufrido un incendio.

Y ahora, quería explicaros las consecuencias de este comportamiento ante el fuego, un elemento tan propio de Noroeste peninsular como lo puede ser la lluvia.

Una buena parte de los terrenos con eucaliptos no son monocultivos, sino extensiones mixtas. Hay un carballal, y el palurdo de turno planta entre medias de los enormes robles algunas plantitas de eucalipto. Al cabo de diez años, ya han igualado en altura a enormes robles seculares (no es ninguna exageración) y, a partir de ahí, los sobrepasan enseñoreándose del techo del bosque. Los robles siguen ahí, impertérritos. Es el árbol propio de esta tierra, tan majestuoso como tenaz, resistente y sobrio: puede sobrevivir con esos vampiros vegetales al lado.

Pero entonces, viene un incendio. Provocado por el mismo palurdo que plantó los eucaliptos o un vecino. El fuego consume todo, dejando atrás un paisaje calcinado. Pero, como hemos visto, esta negrura es engañosa: tras las primeras lluvias, el eucalipto empieza a rebrotar en todo su fuste. Seguramente, los robles tampoco están muertos. Su tronco está renegrido, pero en primavera vuelven a salir hijuelos de las raíces. Sin embargo, al tener que comenzar de nuevo la carrera en búsqueda de luz solar, y ser el roble de tan lento crecimiento, se ve sobrepasado por los colonizadores, ya que éstos no han perdido la ventaja de la altura. De esta forma, a los dos o tres años del incendio, los eucaliptos ya han vuelto a desplegar toda su frondosidad, impidiendo la entrada de sol a las tiernas hojas del carballo, que de esta forma languidece y muere, veinte metros más abajo. En este tiempo, como mucho le ha dado para levantar un metro del suelo (y es muchísimo, lo hace impelido por las poderosas raíces que sobrevivieron en el suelo).

Así pues, el entorno ha pasado de ser un bosque impenetrable de robles centenarios, a ser un monocultivo de eucaliptos. Para semejante destrucción natural no ha hecho falta más que una mínima intervención humana: plantar unas plántulas de eucalipto, baratísimas (la misma ENCE las vende), vienen en yogurteras como los plantones de huerta, a unos céntimos la unidad. Se hace un hoyito, se introduce la plantita, un pisotón y a correr. Pasados unos años, una caja de cerillas, una mecha de chisquero, un poco de gasolina y desaparecen decenas de hectáreas; cuando se descontrola, cientos o miles.

Es muy fácil matar, demasiado sencillo destruir. Revertir esta destrucción, eliminar las especies invasoras (que no sólo es el eucalipto, también el pino y mucho cuidado con las mimosas, que tienen una tremenda capacidad de colonización) y volver a repoblar con autóctonas, costará un Potosí (que, por supuesto, los accionistas de ENCE no van a querer poner). Que esas plantas crezcan, y volver a disfrutar de esos grandes gigantes de mil brazos… llevará siglos.

Hay una anécdota que cuenta Marco Polo. Cuando regresó de su fantástico viaje, contaba a su regreso las maravillas que había conocido de la civilización china. Entre ellas, mostraba un billete, explicándoles que era una forma de dinero. Obtuvo las burlas de sus provincianos convecinos, incapaces de entender un concepto como el dinero fiduciario. Para probar que ese trozo de papel no valía nada, lo quemaron. Habían hecho desaparecer un billete que equivalía a carros enteros llenos de sus monedas.

La riqueza es un concepto humano, y hay que tener cierta cultura para apreciarla. Las culturas más bajas sólo reconocen la riqueza como la abundancia de bienes tangibles, con los que llenar la panza. En un paso más allá, la Humanidad empezó a darle valor a los bienes suntuarios, aquellos cuyo valor era determinado por la capacidad de denotar pertenencia a un estrato social privilegiado.

Y ya está. Aquí se encuentra la sociedad española: da valor a aquellos bienes materiales que permiten llenar la panza, o alardear ante el vecino.

Sólo unos pocos individuos son capaces de ir un poco más allá, y reconocer la importancia de bienes inmateriales, o materiales cuyo valor va más allá de esa materialidad. Porque ¿qué es una talla de la Piedad más que un leño con formas caprichosas? ¿Qué es un templo romano, más que un conjunto de piedras viejas, apto para improvisar un lugar para guardar el ganado? ¡Cuánto menos es la música, que no es más que aire!

Es el proceso civilizatorio el que les confiere valor. Un portátil sería completamente inútil a un coetáneo del Arcipreste de Hita, por poner un ejemplo. Como mucho, lo usaría para calzar la pata de una mesa, o el más culto lo desplegaría para utilizarlo de atril, en el cual sostener un libro. Y ese libro que leería ¿qué valor tendría en una sociedad ágrafa? Probablemente sería utilizado para encender el fuego, como el billete de Marco Polo, igual que se usaría la talla de la Piedad que antes mencioné para mantenerlo.

De igual forma que se desmontó el revestimiento de caliza de las pirámides (originalmente eran completamente lisas, el brillo del sol egipcio en ella se debía ver hasta en los cuernos de la Luna) para alimentar los hornos de cal, con que blanquear las paredes de las casuchas de El Cairo, nuestros antepasados usaron las piedras de los castros para levantar cercas para el ganado. Y los sillares de antiguos conventos, para levantar sus viviendas.

Para valorar una obra de arte, un monumento histórico, hay que alcanzar un cierto nivel de civilización. Y también pasa lo mismo con la naturaleza o con el patrimonio etnográfico. La gran mayoría de la población está abandonada a la bestialidad, y no reconoce más que el valor de lo inmediato, de lo que le sirve para llenarse el estómago o pavonearse. Ese analfabetismo generalizado es el que explica la devastación del patrimonio natural y cultural de esta tierra.

Dos frases tan típicas como el sempiterno “¿Y tú de quién eres?“:

1. ¿Y para qué sirven los carballos? –> Tras protestar por que estuvieran talando una touza para usarlos como combustible.

2. ¡Sólo venís a sacar las cosas malas! –> Mientras fotografío una preciosa casa abandonada en una aldea.

Realmente, el enemigo de la nación gallega, el que quema nuestros bosques, introduce especies invasoras y deja que se arruine irremisiblemente nuestro patrimonio, es siempre el mismo: LA IGNORANCIA.

Hay que declararle una guerra sin cuartel, poner todos los medios posibles y aún más, para exterminarlo y erradicarlo de esta tierra.

+
+
+
+
+
+
+

28 enero 2016

Mono gráfico de música kurda

Filed under: internacional,Música — Mendigo @ 22:58

La hostia, vaya chiste más malo. Hasta yo me avergüenzo. XD

Hoy inauguro una nueva sección en estos cartones, que será de música tradicional (o al menos con alguna base tradicional), de raíz, folk o como cada uno le guste llamarla. La cuestión es escuchar otros sonidos más allá de las músicas radiadas por las emisoras comerciales, que el mundo es muy lato para restringir nuestras orejas a las banalidades que nos vende la industria del entretenimiento anglosajona (y sucedáneos patrios).

Yo propongo una nacionalidad, y presento algunos ejemplos que me sepa, y quien conozca más puede ir completándolo. De esta forma, quizá podamos aprender nuevos grupos o músicas que no conocíamos.

Iba a inaugurar la serie con otra tanda, pero esta noticia me ha decidido cambiar de tema: Cae una red española que captaba combatientes para la causa kurda

El juez Velasco compra el argumentario del Estado Turco, considerando al PKK y las YPG una “organización terrorista”. Pues si es una organización terrorista, Estados Unidos y Rusia están colaborando con esa organización terrorista, porque son la principal fuerza de choque contra el Estado Islámico. Una “organización terrorista” que tiene en sus principios la justicia social, la igualdad de género, el asamblearismo y la democracia, la no discriminación religiosa o étnica o el respeto por el medio natural.

Pues creo que estamos necesitados también aquí de algunos de estos principios “terroristas”.

Si definimos terrorismo como la actividad violenta con finalidad política, debemos concluir que existen muchos tipos de terrorismos, pues en innumerables casos se recurre a la violencia para alcanzar objetivos políticos. Por ejemplo, cuando los diferentes ejecutivos (español, catalán…) quisieron reducir las protestas del 15M mediante el uso de la violencia policial, sin duda era una actividad terrorista. La Ley Mordaza es, sin lugar a dudas, terrorista, en tanto que pretende atemorizar a la ciudadanía para disminuir la contestación popular.

Este tipo de terrorismo podríamos llamarlo terrorismo de baja intensidad (contusionados, algún amputado ocular…). Luego está el terrorismo que causa muertos, y también en este caso el concepto se puede aplicar a todo tipo de organizaciones. Centrándonos en el Kurdistán, tanto el PKK como el ejército turco recurren a la violencia para obtener objetivos políticos, ambos reclamando la soberanía de un territorio, en un caso para el pueblo kurdo, en el segundo para el gobierno de Ankara.

Quizá desde una óptica sesgada, pero creo que el compromiso con la paz del PKK es mucho más evidente que el del gobierno turco. Tras el atentado de Ankara, cometido por miembros del Estado Islámico contra manifestantes del HDP (partido pro-kurdo) que participaban en una marcha “Por la Paz, el trabajo y la Democracia” (una manifestación terrorista, según un ministro turco :/ ) , el PKK anunció que por respeto a la voluntad de los muertos decretaba un alto al fuego unilateral y se retiraba a sus bases. El gobierno de Ankara, alucinantemente, procuró incriminar al PKK en esos atentados (que es tan absurdo como que un gobierno español pretendiera culpar a ETA de poner una bomba en una manifestación de la izquierda abertzale…bueno, Aznar y Acebes intentaron algo parecido, pero ni siquiera tan absurdo).

Igual que cuando un hombre pega a su mujer, rompe cualquier lazo que tuviera con ella, un Estado que entra con carros de combate en barrios civiles, pierde cualquier derecho sobre ese territorio. Es evidente que si tienes que matar a palos a tu mujer para que no te abandone, hace tiempo que dejó de ser tu mujer.

Por cierto, la alcaldesa de Cizre, la ciudad donde están grabadas las imágenes del enlace anterior, fue detenida el pasado Viernes. Este es el concepto de democracia de los islamistas “moderados”.

En realidad, el Estado turco lleva tiempo recurriendo al terrorismo de Estado como en los peores tiempos del GAL, con bombas y pistoleros, al estilo de lo que normalmente asociamos con el término “terrorismo”.

En cualquier caso, es un conflicto con dos bandos. Lamentablemente, es el bando que cuenta con un Estado el que tiene la capacidad comunicativa para etiquetar al rival con la etiqueta de “terrorista”, y ejecutar las maniobras diplomáticas para que otros países (en este caso, EEUU y la UE, a cambio de facilidades comerciales) asuman esta denominación. Que el PKK (Partiya Karkerên Kurdistanê, Partido de los Trabajadores del Kurdistán) sea un movimiento laico y de izquierdas, no le favorece.

Sobre quién es más terrorista si el ejército y los paramilitares turcos (mucho ojito con los recién creados Leones de Allah) o las milicias del PKK, me recuerda a la famosa anécdota de Alejandro que nos cuenta Agustín de Hipona. Habiendo capturado un barco pirata que asolaba el Egeo, trajeron a su presencia al capitán quien, al ser reprendido por su conducta, le contestó arrogante: “Me llaman pirata porque sólo tengo un barco. Si tuviera toda una escuadra, me llamarían conquistador.”

Alejandro perdonó la vida del pirata, pues admiraba el valor. No por nada es lo más parecido a un Dios que ha pisado la tierra. No se puede esperar otro tanto de un miserable supersticioso como Mierdoğan.

Las milicias pasan a llamarse Fuerzas Armadas o grupo terrorista según cuenten con un Estado que las respalde o pretendan obtenerlo. Esta es la razón, y no su comportamiento (hay ejércitos regulares que han cometido atrocidades por encima de cualquier medida). Según el lenguaje periodístico de hoy en día, la resistencia de Viriato o de los cántabros en el monte Medulio serían ejemplos claros de terrorismo contra el Estado romano. También las razzias de los almogávares en territorio de la Taifa de Valencia, o la lucha contra las tropas napoleónicas, defensoras del orden legalmente constituido.

Yo entiendo que al juez Velasco todo este conflicto mesopotámico le queda muy grande, pero incluso alguien de derecho creo que debería tener sesera para comprender que a quien de entre nosotros va a luchar contra los que sembraron de cadáveres Atocha, el matro de Londres, la estación de Ankara o el Bataclan, habría que homenajearlo, no perseguirlo. No van a imponer su visión política a nadie, sino a impedir que los salvajes del machete impongan su fanatismo a otros pueblos.

En ese teatro de operaciones hay muchos grupos que practican el terrorismo, también ejércitos regulares; pero precisamente los jóvenes españoles que fueron a Rojava a echar una mano, no creo que se les pueda acusar de ello. De hecho, hay togados en España a los que le cabría mejor ese calificativo (han participado de buena gana en la campaña de terrorismo a la disidencia política), tan recurrido para prejuzgar un conflicto.

Por otra parte, Cerdoğan ha convertido al otrora laico y moderno Estado turco en el defensor de los grupos yihadistas, facilitando su aprovisionamiento de armas y milicianos y dando salida a su petróleo. A tal punto llega su complicidad con el terrorismo islámico, que incluso se atrevió a derribar un caza ruso, con las consecuencias comerciales, diplomáticas y militares que puede acarrear (imaginad que España derribase un caza francés porque ha entrado unos pocos segundos en espacio aéreo español).

De hecho, yo me desquicio pensando a qué juega un Estado que es miembro de la OTAN, que no sólo tiene tropas en Iraq (ante la reiterada protesta del gobierno iraquí de violación de su soberanía) sino que también ha invadido territorio sirio, tomando la ciudad de Jarabulus para impedir el avance de las milicias kurdas contra el Estado Islámico, y mantener abierta al menos una puerta para el abastecimiento de los barbudos en Alepo y Raqqa (un objetivo estratégico clave para los kurdos es unir el cantón que controlan en Afrin, la mancha violeta al Noroeste, con el resto de territorios controlados en el Norte de Siria, aislando de esta forma al Estado Islámico de los suministros turcos).

Es demasiado vergonzoso que la misma clase política que reclama el cierre de fronteras y la suspensión de libertades civiles para luchar contra “la barbarie terrorista y blablabla”, sigan haciéndose los suecos al apoyo que su aliado turco está dando a las milicias yihadistas. La conclusión lógica es que los muertos, incluso sus propios ciudadanos, les importan una mierda y lo realmente importante es quitarle a Rusia la base naval de Tartus y la aérea de Khmeimim, y en la estrategia de contención del oso ruso Turquía está en primera línea, así que se le pueden perdonar algunos pecadillos. Como el de masacrar a su población de etnia no turca, como hicieron con los armenios hace ahora un siglo. Otro capítulo más del Gran Juego.

En fin, lo dicho. Inauguro este apartado dedicándolo a la música tradicional del mayor pueblo sin Estado del mundo. Son más de 30 millones de personas (algo más del doble que los Països Catalans), repartidas entre los Estados de Turquía, Irán, Iraq y Siria, por un olvido del colonialismo Europeo al hacer las particiones de Oriente Medio). Algunas canciones ya las subí a cuenta de la entrada sobre Sakîna, donde me empezó a picar el gusanillo de investigar en el fondo musical de este pueblo.

Empezamos con una de Comerd:

+ (more…)

25 enero 2016

Sentencia de muerte para Galicia

Filed under: ecología — Mendigo @ 20:51

No por esperado, ha sido menos doloroso.

Como me temía, el PP, viendo que se hacía muy difícil revalidar el gobierno, ha aprobado una prórroga por 60 años de la planta de celulosa de ENCE en la ría de Pontevedra en el tiempo de descuento.

Ya hemos visto esta maniobra tantas veces, en ayuntamientos, CCAA o el mismo gobierno: para lo que me queda en el convento, me cago dentro. Uno se pregunta qué legitimidad puede tener un gobierno en funciones de firmar nada sustancial, y menos por 60 años (salvo los que seáis muy jovencitos, el resto ya estaremos criando malvas mucho antes).

Ahora vendrán las protestas y los lamentos. ¡Demasiado tarde, filliños!

Ya son tantas veces que veo venir el tren, me desgañito, pero soy absolutamente impotente para lograr cambiar nada porque reina la indiferencia.

Este asunto se ha tratado siempre en clave local, como si el impacto ecológico de la presencia de la plata de ENCE se limitase a las poblaciones ribereñas de la ría de Pontevedra. Y siendo importante, en sí el impacto ecológico de la planta es muy poco relevante en relación a lo que implica: la eucaliptización de Galicia. La razón de ser de los eucaliptos es alimentar la papelera, que es el comprador de la casi totalidad de la madera de eucalipto. No habría papelera sin eucaliptos; ni apenas eucaliptos, si no existiera mercado, si el gran comprador que es esa planta de celulosa cerrara sus puertas.

Y prometen acometer inversiones para aumentar la producción, lo que significa que se abrirán sus fauces para deglutir más eucaliptos, con lo que la destrucción habida en la costa penetrará a las comarcas del interior, desplazando lo que queda de bosque autóctono.

Es desolador.

Estoy harto de estar rodeado de cretinos integrales que hacen aspavientos por la más mínima chorrada, para que todo el mundo vea lo muy comprometidos y ecológicos que son. La maestrilla imbécil enseñando a los putos niños en qué contenedor se debe echar la basura, porque reciclando salvamos el planeta. Las organizaciones ecologistas, muy preocupadas salvando ballenas o luchando contra las nucleares, que todo el mundo sabe que son muy contaminantes… aunque no se haya reportado ningún efecto sobre el medio natural, ni el más mínimo, ninguno, cero… después de 50 años funcionando varios reactores en España. Es más, es que incluso el entorno de Chernobyl tiene, tras el peor desastre nuclear de la historia y tres décadas de recuperación, mejor estado de conservación y mayor biodiversidad que el monte gallego.

¿Cuál es la magnitud del problema de los vertederos? ¿Unas pocas hectáreas afectadas en toda Galicia? ¡ESO ES UNA MIERDA! En la lista de amenazas ecológicas sobre los ecosistemas gallegos no entra ni en las 10 primeras, la imbecilidad del reciclaje puede estar bien en países civilizados que ya han puesto solución a la decena de amenazas más importantes, pero aquí, es de un cinismo repugnante preocuparse por esa minucia en Galicia cuando los incendios forestales calcinan miles de hectáreas cada año (problema número 2) y hay 500.000 hectáreas de eucalipto plantadas, más otras tantas de coníferas.

Es repugnante la hipocresía políticamente correcta de los mierdas de ciudad, que se quedan todo ufanos con su bolsita al contenedor de vidrio. Con eso, ya llenan su cupo de buenas acciones con la Naturaleza, ya se pueden sentir satisfechos con su conciencia. Aunque vivan rodeados del desierto verde de plantaciones de eucaliptos. Estoy rodeado de ignorantes que no conocen la magnitud del daño, de imbéciles que no lo comprenden, o de asquerosos hipócritas que les importa una mierda y les basta el gesto para quedar como ciudadanos comprometidos y responsables.

Galicia ha sido destruida por los monocultivos forestales (y media Asturias, y media Cantabria, y todo el Norte de Portugal, y parte de Extremadura y Oeste de Andalucía, y empiezan a introducirse en Euskadi…). Estamos hablando del MAYOR ATENTADO ECOLÓGICO de la historia en Europa, por la magnitud del área afectada y lo profundo del daño.

Recapitulemos.

Crimen ecológico: Plantación de eucaliptos para abastecer a las fábricas de celulosa peninsulares.
Extensión: 1,4 millones de hectáreas en la Península Ibérica (500.000 de ellas en Galicia). El 59% de la extensión de E.globulus en todo el mundo crece aquí. En A Coruña, el bosque autóctono representa ya sólo un 11% de toda la masa forestal.
Daño: destrucción completa del ecosistema original y sustitución por el monocultivo industrial de una especie invasora, originaria del continente austral. Muy difícil y costosa regeneración. Daño persistente o permanente.

¿Cuántas manifestaciones ha habido clamando por este holocausto natural? ¿Qué organizaciones ecologistas han puesto el grito en el cielo? No, el imbécil de ciudad está pendiente de póbrecito tal toro que alancean o tal caballo el stress que pasa saltando una hoguera. Del ambientalismo hemos pasado al animalismo, de la conservación de los ecosistemas a los derechos de los animales. De algunos animales, los animales de compañía y los que nos parecen más cuquis.

¿Cuántos animales mueren abrasados en un incendio forestal? ¿Cuántos mueren o ni siquiera llegan a nacer por la destrucción de su hábitat por los incendios, los monocultivos forestales o la urbanización de baja densidad aberrante tan característica de Portugal del Norte?

Ignorantes, imbéciles, hipócritas… ¡todo junto y algo más!

Quien tiene un cáncer, no se preocupa de ir a que le quiten una verruguita. Si realmente les importara la Naturaleza sabrían identificar prioridades. ¡Hipócritas, falsarios! Nadie a quien le estén robando el coche se preocupa porque se le caigan unos céntimos del bolsillo. Pero con la Naturaleza sí que se puede entrar en esos juegos ¿verdad? Siempre podemos poner un par de paneles solares en el ayuntamiento, para que todo el mundo vea lo muy ecológicos y modernos que somos.

ENCE ganó un tramo de 40MW de biomasa en el pasado concurso de renovables. Es decir, que se ocuparán nuevas tierras para plantar eucaliptos, y luego quemarlos y así generar energía eléctrica; y aún tendré que aguantar a los gafapastas felicitándose por ello. ¡Qué bien, qué guai, la biomasa que es una energía renovable, sostenible, ecológica! Joder, era para alimentar la central con sus putos cadáveres.

¿Protestas en Galicia por la destrucción de sus ecosistemas y paisajes rurales, por la introducción de especies alóctonas? Ni están ni se las espera. A la gente de ciudad les importa un cojón, mientras estén bien cuidados los árboles del paseo de su villa o ciudad. Ecología de parques y jardines, habría que cortar ya este césped, y recoger las hojas, que afean.

Y a los aldeanos, comuneros, bestias pardas con perdón de las bestias, les parece bien todo lo que les deje unos dineritos para pagarse el todoterreno, su objetivo vital, del que sólo se apean para disparar contra algún animal en los días de caza.

Porque esto es lo terrible: PORQUE NO SABEN GENERAR RIQUEZA SI NO ES CON LA EXPLOTACIÓN, LA DESTRUCCIÓN DE SU MADRE. Estos garrulos siguen viviendo en el primitivismo extractivo, aún no salieron de la caverna.

Son así de hijos de puta, estos gallegos, estos asturianos, estos portugueses… que maltratan a su madre.

No hay un puto eucalipto en toda Francia, en toda Italia, en toda Alemania, Bélgica y Holanda, a pesar de tener condiciones para ello. ¿Por qué puede estar prohibido introducir especies invasoras en la Europa civilizada y aquí se ve como una utopía irrealizable? ¿Por qué no respetamos la tierra, por qué no nos respetamos a nosotros mismos?

La posibilidad de la retirada de ENCE de la ría abría una ventana de oportunidad a Galicia para librarse de los eucaliptos y recuperar lo que fue. ¡Podríamos soñar con la regeneración ecológica gallega! Dentro de 60 años ni siquiera se podrá hablar con propiedad de Galicia, habrá dejado de existir; de forma sincrónica a la destrucción del entorno que vio nacer a este pueblo, se puso énfasis en la destrucción de su cultura, de su alma.

El régimen de Franco otorgó a los antaño feraces montes gallegos el cometido de proveer de celulosa a medio mundo. Fraga bendijo este arreglo y fomentó la colonización de nuevos territorios, dedicándolos a este monocultivo. Y ahora el gobierno de Raxoi, el señor de los hilillos, confirma la sentencia de muerte de los ecosistemas terrestres gallegos: no sólo no se revierte la colonización de tierras por el eucalipto, sino que se expande para abastecer la prevista ampliación del monstruo de Lourizán.

¿Protestas? Porque la planta afea el paisaje de los pontemierdeses, pero por los eucaliptos… un dinerito al bolsillo, que no le viene mal a nadie. Aquí nadie se queja.

¿Qué daño les ha hecho esta madre, que tan mal la tratan sus hijos? Nadie odia tanto, nadie obra con más saña contra Galicia, como un gallego.

P.S: Mierda a todos los putos partidos políticos, del primero al último en toda su puta variedad cromática de colores corporativos. Mierda para todos ellos, porque todos se llenan la puta bocaza de subnormal con la E-CO-LO-GÍ-A, y NINGUNO se ha propuesto acabar con la principal agresión ecológica de esta tierra. Hacen como que no ven el boquete en la alfombra, y siguen peinando los flecos. Claro, nadie se quiere arriesgar a perder los votos del rural; a los palurdos que no les toquen la rentita que les dejan los eucaliptos, y a los de ciudá se la pela lo que hagan en su patio trasero, su patria es el centro comercial y las terrazas de moda.

¡Pues venga, más eucaliptos, que aún caben otros pocos!

¡Oh! ¡Qué verde que es Galicia! ¡Qué bonito! ¿Vamos de shopping a un Zara?

null

23 enero 2016

Na flor de cedo

Filed under: arte,fotos — Mendigo @ 0:01

Na flor de cedo que a mazaira adorna,
no trigo verde que promete sega,
na carballeira de follaxe cega,
na choiva maia que descende morna,
no sol de vran madurador que aforna,
no bullón invernal que a terra anega,
no outono longo de outonar e adega,
no mar inmenso que peneira a dorna,
no martelo que bate sobre o cobre,
na mina escura, no queimante forno,
en cada cousa, sexa terra nua,
sexa machado, mastro, pedra, torno,
en cada cousa fica a vida túa.

Darío Xohán Cabana (Cospeito, 1952)

+

+

De seguir así, dentro dunhas ducias de anos eses versos morrerán, xa que a lingua na que están formados non será recoñecida por ninguén e coñecida só por algúns estudiosos, filólogos, paleolingüistas… O seu zume doce e morno secará, e pasarán como curiosidade erudita ás vitrinas dos museos.

Na España, con monarquía, república, tetrarquía ou consulado… Galiza (que non é uns kilómetros cadrados de terra, Galiza é unha cultura, e o pobo que a comparte) está condeada a desaparecer. Como tantos outros pobos antes que ela, agorá só reseñas nun libro de historia.

Hai moita xente nesta terra que se gratulará. Os que máis xenreira lle ten a esta terra, naceron nela. ¿Algunha vez alguén escoitou a Raxoi, antigo vicepresidente da Xunta, falar en galego?

+
+
+
+
+
+
+
+

22 enero 2016

Quien no lucha, nada merece

Filed under: política — Mendigo @ 12:37

+
+
+
+
+
+
+
+
+

« Página anteriorPágina siguiente »

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 333 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: