La mirada del mendigo

25 diciembre 2016

Instituto Teológico Ateo

Filed under: religión — Mendigo @ 1:26

Creo que podemos dar por culminado un hito en el movimiento ateo, que consistió en salir del armario y reivindicar nuestro lugar en la sociedad como miembros de pleno derecho (ahora parece una obviedad, pero durante siglos fuimos estigmatizados como una aberración de la naturaleza, una deformidad moral que convenía aniquilar para evitar su propagación).

Sin embargo, creo llegado el momento en que debemos pasar al ataque. Propongo ir no ya a por las instituciones religiosas, sino socavar el núcleo mismo de la religión, refutar sus dogmas, desvelar la ridiculez de sus textos sagrados… Esto lo he propuesto en el foro de Iniciativa Atea, pero nadie me da cancha. La idea general es que “la religión es absurda, que ya caerá por su propio peso”. Y es cierto, pero puede llevar siglos. Y si estamos donde estamos, es porque ha habido gente que sí que ha arriesgado el cuello por minar sus cimientos (desde Spinoza a Bakunin).

Estamos viendo que el dinero gastado por las petromonarquías para promover el wahabismo surte efecto. Lógico, igual que si el fabricante de Ariel se gasta la pasta en marketing diciendo que lava más blanco, es de esperar que suban las ventas. Pues con la religión lo mismo, se han gastado brutalidades de petrodólares en promocionar el islam más radical… sólo un tonto puede sorprenderse de que esa doctrina crezca. A menor nivel, pero es el mismo fenómeno con los evangélicos en el continente americano: están bien organizados y financiados (compre un pedazo de cielo, pagando la cuota mensual…).

Y nosotros, los ateos, estamos esperando a que la lógica caiga por su propio peso. ¡Pues ya podemos esperar sentados! ¿Qué me quedan, 40, 50 años de vida siendo optimistas? Pues me gustaría expirar viendo cómo la ponzoña de la religión y demás supersticiones ya son un escombro del pasado, y que las nuevas generaciones podrán crecer sin el veneno de la culpa.

Yo propongo crear una asociación de estudio de las religiones, con la finalidad de desmontarlas y machacar sistemáticamente sus fundamentos hasta el último ladrillo, usando la ciencia, la lógica y la ética como bola de demolición. Si las religiones finalmente tienen que caer, vamos a darles un empujoncito…

Y, por otra parte. ¿Qué mejor forma de celebrar la Nochebuena, que proponiéndonos MATAR A DIOS?

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

19 diciembre 2016

El mejor resumen sobre la guerra en Levante

Filed under: internacional — Mendigo @ 21:09

Leer la prensa nacional es cada vez más una pérdida de tiempo, pues es un mero registro parcial de sucesos con los que se hilvana el discurso infantiloide que le conviene trasladar al poder. Si tenéis 5 minutos y os interesa realmente entender por qué en Siria e Iraq se mata y se muere desde hace 6 años, os recomiendo la lectura de ese artículo.

Rankia – Siria y Petróleo. No aprendemos nada.

Si no tenéis ni el interés ni esos 5 minutos, al menos me permito transcribir lo que considero la clave de bóveda de todo este asunto: el suministro energético de Europa por medio de ductos, rompiendo el monopolio ruso.

++++++++++++++++++++++++++++++++

Qatar tiene una altísima producción de gas que le gustaría vender a Occidente, y junto con Arabia Saudita desarrollaron planes para extender un gasoducto a través de Jordania y Siria hasta Turquía. En 2009 le propusieron al gobierno Sirio la firma de acuerdos para su construcción, pero el gobierno Sirio lo rechazó. Un año más tarde Siria firmó un acuerdo con Iran e Irak para la construcción de un gasoducto que irónicamente iba a llevar gas desde South Pars, que es la parte iraní del mayor yacimiento de gas del mundo, que comparten Qatar e Irán. Se trata por tanto del mismo gas vendido por Irán en vez de Qatar. Este gasoducto que entraría en Europa a través de Chipre y Grecia cuenta con el beneplácito de Moscú, puesto que sólo beneficia a países en su órbita y sabe que puede llegar a un acuerdo de precios con Irán.

Desde entonces Qatar y Arabia Saudita, el mayor financiador de terrorismo del mundo, no han cejado de financiar y apoyar a cualquier sunita dispuesto a luchar contra el gobierno Sirio o Iraquí, incluyendo muy especialmente al ISIS, que ahora controla el territorio por el que debería pasar el gasoducto Irán-Siria.

Los dos gasoductos propuestos que están en la raíz de la guerra civil Siria. En azul, el propuesto por nuestros aliados y que el gobierno de Bashar al-Assad rechazó. En rojo, el propuesto por los enemigos de nuestros aliados.

++++++++++++++++++++++++++++++

Y si disponéis de una pizca más de curiosidad y más de esos cinco minutos, os sugiero que sigáis tirando del hilo. Por ejemplo, el gráfico viene de este otro artículo:

Oil-Price.net – Brexit, the Turkish coup and oil prices

President Recep Tayyip Erdogan’s rule has been autocratic with a strong Islamic bent poisoning the secular country. A staunch rival of Syrian President Bashar al- Assad, Erdogan backed terrorist Islamists groups to wage war against Assad. Indeed, it was because of widespread Saudi-funded wahhabism in Turkish mosques that ultranationalist and ISIS-friendly Erdogan was elected to power with the collaboration of Saudi Arabia. Turkey under Erdogan devised a plan to build a gas pipeline from Qatar through Syria in a bid to displace Russia as the foremost provider of natural gas to Europe. Syria’s Assad disagreed with Erdogan’s plan, so Turkey helped funnel Islamic fighters into Syria through its border leading to the Syrian civil war.

+

Y en el artículo también se hace referencia a éste otro:

The Guardian – Syria intervention plan fueled by oil interests, not chemical weapon concern

These strategic concerns, motivated by fear of expanding Iranian influence, impacted Syria primarily in relation to pipeline geopolitics. In 2009 – the same year former French foreign minister Dumas alleges the British began planning operations in Syria – Assad refused to sign a proposed agreement with Qatar that would run a pipeline from the latter’s North field, contiguous with Iran’s South Pars field, through Saudi Arabia, Jordan, Syria and on to Turkey, with a view to supply European markets – albeit crucially bypassing Russia. An Agence France-Presse report claimed Assad’s rationale was “to protect the interests of [his] Russian ally, which is Europe’s top supplier of natural gas”.

Instead, the following year, Assad pursued negotiations for an alternative $10 billion pipeline plan with Iran, across Iraq to Syria, that would also potentially allow Iran to supply gas to Europe from its South Pars field shared with Qatar. The Memorandum of Understanding (MoU) for the project was signed in July 2012 – just as Syria’s civil war was spreading to Damascus and Aleppo – and earlier this year Iraq signed a framework agreement for construction of the gas pipelines.

The Iran-Iraq-Syria pipeline plan was a “direct slap in the face” to Qatar’s plans. No wonder Saudi Prince Bandar bin Sultan, in a failed attempt to bribe Russia to switch sides, told President Vladmir Putin that “whatever regime comes after” Assad, it will be “completely” in Saudi Arabia’s hands and will “not sign any agreement allowing any Gulf country to transport its gas across Syria to Europe and compete with Russian gas exports”, according to diplomatic sources. When Putin refused, the Prince vowed military action.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

18 diciembre 2016

Partisanos

Filed under: internacional — Mendigo @ 19:53

Recibo por medio del señor Grijalvo el testimonio de una monja católica que estuvo viviendo en Alepo.

La sensación que produce en mí esta sobreabundancia de testimonios tan parciales, sesgados, tomando partido por uno de los bandos, es de profunda tristeza. No quiero cargar tampoco sobre esta mujer, ni ser injusto porque vista el hiyab cristiano. Ella nos está contando su verdad, que no deja de ser una mentira, pero es como lo ha vivido porque en una guerra, no hay ocasión de ser neutral. Ella ha percibido (correctamente) al bando alauí-chií como un aliado protector frente a la amenaza suní. Tanto en Siria como en Líbano, países con una importante (cada vez menos) comunidad cristiana, las minorías chií, alauí, drusa, caldea, siríaca… han hecho piña para contrarrestar el poder de la mayoría suní (curiosamente, en el Iraq de Sadam Hussein era al revés).

En esta guerra, sucia y criminal como todas las guerras, pero en un grado que no es habitual, no he sido capaz de encontrar en el mundo musulmán una voz imparcial, un referente ético que promueva honestamente la paz. Todos, absoluta y radicalmente todos los medios, todas las voces que he pulsado en el mundo musulmán han tomado partido a priori en esta guerra, según su adscripción religiosa.

El colmo de la desfachatez son las manifestaciones que se han sucedido estos días en la órbita suní por la caída del bastión rebelde de Alepo. ¡Pobre Alepo! rezan las pancartas, precisamente ahora que han callado las armas. ¿Pobre Alepo? ¿Cuál de los Alepos? Es muy curioso, ambos bandos pretenden apropiarse del concepto de ciudadanía. Ellos son los sirios, privando de legitimidad al enemigo. El otro Alepo no existe. Y este discurso se repite hasta la náusea en ambos bandos, lo que los rebeldes-terroristas y la OTAN le están haciendo al pueblo sirio, las matanzas indiscriminadas que la aviación del régimen comete contra el pueblo sirio…

El pueblo sirio, como si tal cosa existiera, como si fuera un sujeto único y no una multiplicidad de facciones y tribus cada una con unos intereses y una autonomía de acción en esta guerra. Siria soy yo, los míos, mis intereses. El otro bando es la anti-España (os suena, ¿a que sí?)

La basura sectaria suní que salió a las calles llorando por Alepo, no lloraban por el dolor humano que han sufrido los habitantes de esa ciudad, en una y otra orilla del Queiq. No salieron a la calle cuando Alepo fue cercada por tropas rebeldes y sometida durante más de un año a fuego artillero, hasta que el Ejército Árabe Sirio rompió el cerco y acabó embolsando a los sitiadores en la zona oriental de la ciudad. Lo que están lamentando no son los muertos y heridos en ambos bandos, sino que sea su secta la que haya sido derrotada en el enfrentamiento. Es evidente que, de haber ganado las milicias islamistas, no habría esos carteles de ¡Pobre Alepo! en el mundo suní, sino que estarían celebrando su “liberación”. Obviamente, la inquietud pasaría al otro bando.

Es notable cómo la jerga de la manipulación informativa ha permeado hasta al último mono. Todos saben que las tropas del equipo del que son hinchas no someten a sitio, asedian y finalmente toman al asalto una ciudad. No. La liberan. Esta fraseología la repite desde el gobierno de Damasco a los milicianos del Estado Islámico. Es notable tanto énfasis libertador en una de las regiones del mundo donde más amenazada está la libertad, que nadie daría ni una moneda por ella.

Los que denuncian la represión de las milicias shiíes contra el bastión rebelde de Alepo ¿lo hacían también con la campaña de exterminio que los “moderados” yihadistas llevaron a cabo en Alepo oriental? Bien es sabido que no. Es nauseabundo contemplar cómo la ceguera selectiva inducida por el sectarismo sólo es capaz de percibir y lamentar las víctimas en el campo propio, mientras es absolutamente opaca al sufrimiento ajeno.

No existe honor, ni ética, ni respeto por la verdad en el mundo musulmán.

Y qué decir del occidente “cristiano”, donde el honor es un concepto desconocido, la ética objeto de mercadeo y la verdad un incómodo obstáculo a sortear por las redacciones y los gabinetes de prensa de las formas más imaginativas (ahora le llaman post-verdad a la manipulación, como si fuera un fenómeno nuevo).

Alucinantemente, el discurso oficial occidental también ha tomado parte en esa lucha milenaria que enfrenta a suníes y chiíes, y de forma aún más delirante han comprado la camiseta del bando suní. Porque realmente, desde una perspectiva histórica, a nosotros ni nos va ni nos viene ese cisma, y en todo caso las agresiones que hemos sufrido en formas de atentados, todos provenían del wahabismo sunita. No es que me parezca mejor la basura shií, pero hay que reconocer que, al menos con nosotros, no se han metido.

Pero no seamos ingenuos, deberíamos saber de sobra que más allá de las pomposas ceremonias de duelo por los fallecidos en atentados terroristas y blablabla en la realpolitik esas muertes no tienen ninguna relevancia. Al fin y al cabo, son sólo unos cientos de muertos, y un Estado puede asumir cientos de miles y seguir su camino imperturbable (como aprendimos en la Gran Guerra). De hecho en USA, donde más pesados han estado con su dichoso 11-S, que debería haberles quitado el gusto por alimentar monstruos, han sido los principales instigadores de la sublevación suní.

Que por cierto, Obama finalmente se despide como entró en la presidencia, como un vendedor de sartenes. Hay que tener una cara más dura que el cemento para acusar a Rusia e Irán de tener las manos manchadas de sangre. Claro, por supuesto que la aviación rusa o las tropas iraníes causan muertos. ¿Acaso los bombardeos de la USAF sobre Ramala, Mosul o Mambij no los han causado? ¿Acaso los bombardeos de los F-16 turcos son Al-Bab, para “liberarla” (eso que no falte) del Estado Islámico no están causando muertos?

Ahora bien ¿quién es el último responsable de haber instigado esta guerra? ¿Cómo puede dormir el vendedor de sartenes, Premio Nobel preventivo, con el peso sobre la conciencia de haber promovido una guerra que ha segado cientos de miles de vidas? Y aún por encima decirle a nadie que tiene las manos manchadas de sangre, cuando a él le llega al cuello. ¿Acaso fue el Tsar Putin, el que inició esta guerra? ¿Fueron Rouhani o Nasrallah los que se pusieron a armar a grupos insurrectos en un país extranjero tratando de alterar el statu quo?

Seamos honestos: aunque desde occidente nos cause desprecio y repugnancia el mundo suní, lo estamos apoyando para aislar a Rusia y doblegar a Irán, que es el hilo conductor de la política de la OTAN desde hace ya más de medio siglo. Y van nuestros próceres a abrazar al sátrapa de turno, con los Saud como jefe de filas, y renuevan los vínculos de amistad y todo el rollo, cuando realmente están deseando largarse de la distopía desértica que con la religión han montado sobre las mayores reservas de petróleo del mundo. Y, además, asegurar el suministro de petróleo y gas europeo por ductos desde el Golfo Pérsico, que es otra forma de meterle una patada en la espinilla a Rusia.

Y luego tengo que contemplar cómo reacciona la progresía, que si el stablishment dice blanco, ellos dicen negro. Son así de imbéciles, no son capaces de tener una línea argumental propia.

Su cantinela, también usando el estribillo del “pobre pueblo sirio” (sólo que los incluidos bajo este nombre son del otro bando), es que son víctimas del imperialismo occidental (lo cual tampoco es cierto, pues aunque la CIA prendiera la mecha, el barril de pólvora ya estaba ahí) y de terroristas extranjeros. Lo cual me sugiere la siguiente pregunta: si como es innegable los sirios son unas bellísimas personas, pacíficos y tolerantes, y son las víctimas de unos malos malísimos que vienen de fuera… ¿cuál es el país que da tan malos frutos? ¿De dónde vienen esos terroristas, si no de la bendita Siria? Ah! No hay respuesta, porque como todos sabemos todos los países exóticos están habitados por gentes encantadoras, y el único mal sobre la tierra viene de Occidente, los únicos que somos lo suficientemente inteligentes para ser malvados. Mencionar cualquier otro país de origen de esos malvados terroristas armados por occidente que han tomado a Siria e Iraq al asalto sería xenófobo e islamófobo.

Jejejeje. Supongo que son los daños colaterales de haber crecido viendo Barrio Sésamo y comiendo phoskitos.

Señores, que los “rebeldes moderados” sean grupos de yihadistas criminales cuyo programa común sea crear una teocracia totalitaria árabe/suní regida por la sharia, después de seguramente llevar a cabo una limpieza étnica de las minorías religiosas y étnicas (empezando por los siriokurdos) no hace mejor al gobierno sectario de los Assad. Hafez llevó a cabo en el Norte de Siria una política de limpieza étnica de kurdos, reemplazando las aldeas vacías por árabes y promoviendo la arabización del resto. Y Bashar, a pesar de sus buenas maneras, lejos de iniciar una apertura prometida, se aferró al ejército (cuyos mandos estaban reservados a la minoría alauíta a la cual pertenecía, además de a los fieles aliados drusos) y a una tan temida como odiada Mukhabarat. Cuando oigo lo bien que se vivía en la pacífica Siria recuerdo la “extraordinaria placidez” de la España de Franco según Mayor Oreja. Por supuesto, especialmente si perteneces a la minoría religiosa que, casualmente, también es la élite económica y política del país, y no te metes en política. Si no, puede que desaparezcas durante meses y, si vuelves a aparecer, lo hagas con el cuerpo destrozado por las torturas. Castigo por un delito tan grave como pertenecer a un sindicato universitario y repartir octavillas. Lo habitual, por otra parte en esa zona del mundo habitada por esas maravillosas, pacíficas y piadosas criaturas.

Corría el año 2011, cuando los medios aún no se referían al gobierno sirio como “el régimen” y nuestro principito iba a rendir visita a Bashar y a su elegante esposa, cuando subí un artículo denunciando la salvaje represión que había sufrido un dibujante, Ali Ferzat (con un estilo que recuerda poderosamente al de Quino). Sí, probablemente sea el bando más civilizado, menos criminal, dentro de los contendientes que aspiran a la victoria (los kurdos no aspiran al control de toda Siria, sólo a que les dejen tranquilos en su territorio). Pero eso no dicen nada bueno de una población siria (al menos no dentro de la mayoría árabe) que no ha sido capaz de articular una oposición moderna, incluyente, laica, sino que se ha sumido en una espiral de destrucción sectaria, una campaña suní de exterminio de la diversidad étnica, religiosa y política (también es cierto que fueron precisamente los elementos fundamentalistas los que recibieron más apoyo en forma de dinero y armas de Turquía y las petromonarquías, comiéndoles todo el terreno a los movimientos más liberales).

Al final, todo el mundo ha tomado partido en esta guerra. Sin atisbo de vergüenza, la clase política de orden, pero también es notable cómo la prensa se ha sumado como parte beligerante. Las víctimas ensangrentadas que salían en portada eran indefectiblemente niños de los barrios orientales de Alepo. En Alepo occidental los niños no morían, porque los rebeldes cargaban los obuses con confetti.

Medio mundo derrama lágrimas de cocodrilo por unas víctimas, y el otro se muestra compungido y desconsolado por las otras, todos de acuerdo a sus propios intereses y de forma impermeable al dolor de la otra tribu. No hemos aprendido nada. Es como si fuera aún ayer que hemos bajado del árbol, para enfrentarnos con ramas y piedras al grupo del árbol de al lado.

Nadie, y menos que nadie los sirios, toma partido por el laicismo, la democracia y la libertad como vía para la paz.

Es descorazonador.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

16 diciembre 2016

Palimpsesto en piedra

Filed under: fotos,patrimonio — Mendigo @ 18:16

Voy dando salida a las fotos. Éstas me parecieron curiosas por el testimonio de la sucesión de estilos arquitectónicos que han ido soportando estas casas medievales para adaptarse a la moda de los tiempos.

+
+
+
+
+

+
+
+
+
+

+

Y en mi nada inmodesto gusto (la modestia es la virtud de quien no tiene otra), he de decir que los cambios no han sido para mejor. Debían ser preciosas en su estado original (gótico, románico en la primera), antes de que fueran acometidas por la piqueta para vestirlas a la moda.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

15 diciembre 2016

El miedo xenófobo

Filed under: fascismo,religión — Mendigo @ 22:11

De la basura que sale por boca de Madame Le Pen, ésta última ha sido especialmente esclarecedora:
Le Pen pide el fin de la educación gratuita para los hijos de extranjeros irregulares

A primera vista, no tiene ningún sentido que esta tipa, que basa su programa en el odio al diferente, presentándolo como un inadaptado peligroso para los buenos y laboriosos franceses, pretenda recortar prestaciones en… precisamente en el principal mecanismo de integración de los inmigrantes.

¿Qué sentido puede tener ésto? Pues lo tiene todo. Absolutamente todo. Porque el gran miedo, la principal amenaza para los garrulos fascistoides (en Francia and everywhere) no son los inmigrantes inadaptados, sino precisamente los que están perfectamente integrados.

Habéis leído bien, y lo digo con total convicción. Lo que más teme un palurdo autóctono francés es que sus hijos sigan siendo unos asnos y acaben subempleados y machacados por la maquinaria capitalista, y tener que ver cómo el hijo del inmigrante que llegó a Europa con una mano delante y otra detrás ha salido espabilado y ha progresado en la vida. Esto, que interpretan como una provocación, es básicamente el resentimiento que nace de la vergüenza y se proyecta con la envidia.

Esta es la pesadilla del votante medio del Front National. No el joven inadaptado de los suburbios; ése no es una amenaza, como mucho es un estorbo, una molestia. Para reconfortar el prejuicio racista de la superioridad del hombre blanco, el garrulo medio necesita tener a alguien por debajo (magrebí, gitano, español…) al cual despreciar. Y desde luego, la educación universal es sin duda la principal amenaza para disfrutar de ese privilegio.

Cuento una anécdota. Estábamos un día perdidos por la Francia profunda, cuando nos cruzamos con un negro saliendo del restaurante del pueblo. El fulano iba como un pincel, alto, guapo, impecablemente trajeado. Nos saludó con exquisita cortesía (se debía notar a la legua que no éramos de ahí, con la cámara en ristre y mirando a todos lados) y se subió a un M5 (coche muy caro, el deportivo de BMW) al que ya le había echado el ojo al pasar. Y por el rabillo del ojo reparo en la cara que tenía un paisano de mediana edad, con ropa de andar por el campo, apoyado en el dintel de una casa a la que no le vendría mal un par de arreglos.

El miedo de los paletos franceses (de pueblo y de ciudad) no es a los paletos de kasbah, el supremacismo blanco y el integrismo islamista viven en simbiosis, se necesitan para prosperar y retroalimentarse. El rechazo racista de unos genera como respuesta un movimiento de repliegue sobre la propia identidad (real o inventada), lo cual genera mayor rechazo que se va retroalimentando y abriendo la falla entre ambos grupos sociales.

Lo he dicho varias veces: la nueva oleada de fervor islámico (promovida por las petromonarquías desde hace décadas y que ahora se evidencian sus frutos) es el principal obstáculo para la integración de los inmigrantes con origen en países islámicos. Es muy sencillo de comprobar empíricamente, basta con analizar y comparar la evolución de la integración de inmigrantes musulmanes con grupos de migrantes de otro origen (americano, asiático, centro y sudafricano…). Ahora bien, es igualmente cierto que las actitudes xenófobas han abonado el camino a ese proceso reaccionario, como mecanismo de autodefensa (aunque otras comunidades también han tenido que hacer frente a prejuicios racistas y no se ha detectado en ellas esa involución).

Si ETA no estaba a nómina del PP, será por un descuido o falta de perspicacia de Génova. Y no sé si los imanes integristas reciben sobres del Front National, pero realmente lo parece. Tal para cual, uno y otro saboteando la integración y la convivencia.

En los medios se caricaturiza la mujer musulmana con andares de hipopótamo que antes iba con velo y ahora va enfundada de negro hasta las manos. Pero se olvida la mayoría de inmigrantes, también de origen musulmán, que viven perfectamente integrados y que sus hijos son ahora un ciudadano más en la sociedad francesa. Y acabo con otra anécdota, ésta de hace sólo unas semanas: buscando un castillo en ruinas, nos estuvo mostrando el camino una chavala de rasgos evidentemente magrebíes (sin atisbo de acento, seguramente ella era ya la segunda o tercera generación), con vaqueros ceñidos y una birra en la mano. Pues bien, esta joven es el arquetipo de la peor pesadilla, la mayor amenaza tanto para la ultraderecha francesa como para el fascismo islamista.

Pues bien, que los medios y la propaganda racista no os confundan: ésta chica es la cara verdadera, mayoritaria de la inmigración, un proceso de integración paulatina en una sociedad que, por suerte, también evoluciona con la llegada de los nuevos ciudadanos. Todos cambian adoptando idealmente lo mejor de ambas partes (como es evidente, también se permean caracteres perfectamente evitables). En España tenemos muy poca inmigración (pero demasiado concentrada, creando guetos que dificultan la integración), pero en Francia sí que han estado sometidos a un fuerte flujo migratorio y creo que es importante destacar la generalidad, no la excepcionalidad.

Deberíamos darnos cuenta que este proceso ha sido un éxito notable, y la inmensa mayoría de la población inmigrante se ha ido integrando en la sociedad con el paso de las generaciones. Como una aleación en la que al fundirse el hierro con pequeñas cantidades de diversos elementos (carbono, cromo, molibdeno, vanadio…), dan un material de características mucho mejores: el acero. El cromo no deja de ser cromo, pero entra en la estructura del hierro y le dota, por ejemplo, de resistencia a la oxidación. Pero si no consigues que el aleante entre a formar parte íntima de la estructura, lo que queda es una impureza en el material base, y será el primer punto en el que se producirá la fractura.

El camino para mejorar será reforzar aún más los mecanismos de integración (y la educación pública universal en primerísimo lugar) y desactivar las ideologías que la dificultan, tanto el racismo blanco como el sectarismo islámico.

+

Creyentes, no intiméis con nadie ajeno a vuestra comunidad. Si no, no dejarán de dañaros. Desearían vuestra ruina. El odio asomó a sus bocas, pero lo que ocultan sus pechos es peor. Os hemos explicado las aleyas. Si razonarais…
Qurán 3:118

Creyentes, no toméis a los infieles como amigos, en lugar de tomar a los creyentes. ¿Queréis dar a Allah un argumento manifiesto en contra vuestra?
Qurán 4:144

Creyentes, no toméis como amigos a los judíos y a los cristianos. Son amigos unos de otros. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Allah no guía al pueblo impío.
Qurán 5:51

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

« Página anteriorPágina siguiente »

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: