La mirada del mendigo

20 abril 2019

Catalunya (y II)

Filed under: Fotografía,Política — Nadir @ 11:09

Ya que parece imposible hablar de Catalunya sin tocar el tema político, yo voy a aventurar una conjetura al respecto del procés. Es evidente que si el objetivo era la independencia, la Generalitat no tomó las medidas necesarias para crear un escenario en el que fuera viable un Estado catalán independiente. Hablando en plata, el “prusés” era una completa mamarrachada desde el principio.

Ahora bien, dada mi naturaleza benévola, quiero creer que la gente no es tan imbécil como aparenta. De hecho, no creo que Puigdemont sea un imbécil, y sin estar en su cabeza y atreviéndome a interpretar sus intenciones, creo que nunca fue su intención lograr la independencia, no al menos con ese órdago.

Recordaréis que cuando ETA estaba matando, los tertulianos repetían lo de que ahora que estábamos en democracia la actividad armada era inaceptable, pues las aspiraciones podían ser alcanzadas por la vía política. Aquello era obviamente falso, pues ETA llevaba desde su fundación exigiendo un referendum de independencia como condición para deponer las armas, afirmando incluso que si lo perdía acataría el resultado. Esa consulta popular hubiera terminado con la violencia y el sufrimiento en familias de ambos bandos, pero el Estado español optó siempre por la vía militar, que sabía ganada de antemano, asumiendo como aceptable el coste humano de desdeñar la vía política (no nos engañemos, para un Estado unos cientos de muertos es menos que nada, hay guerras en que han muerto muchos más por mucho menos).

Les tocó el turno a los catalanes y tomaron la vía política, con un rechazo expreso de la violencia realmente encomiable (y, como decía, inteligente; para qué empezar una guerra cuando no tienes ni la capacidad ni la disposición de llevarla hasta el final, con el patético ejemplo vasco como permanente recuerdo). Era evidentemente mentira pero aquello sonaba bien, de que cualquier cosa es posible en democracia si consigues reunir los votos. Y el objetivo de Puigdemont entiendo que fue desenmascarar esta patraña por la vía de los hechos.

– Os dicen que sois libres, pero estáis cargados de cadenas, decía el independentismo.

La sociedad, con las orejas endulzadas por la mentira institucional, no se lo acababa de creer.

– Bien, pongámonos en movimiento, propusieron.

Y al levantase y empezar la marcha, se tensaron las poderosas cadenas y la sociedad se dolió del tirón de los grilletes.

Yo creo que ese era el empeño del procés, revelar unas cadenas que, en la inmovilidad, permanecían discretamente disimuladas. La libertad se verifica cuando se pretende ejercitar. De esta forma, considero que el empeño fue un éxito, porque toda una generación de catalanes ya no podrán dejar de ver, de notar, esas cadenas. Ni son libres para dotarse de las instituciones que estimen convenientes, ni viven en una democracia como les dijeron. No es cuestión de 49%, 51%, 60 u 80%, sino simplemente que hay cuestiones que están por encima de la voluntad del pueblo.

Y eso no sólo reza para los catalanes. Sencillamente, la organización del Estado nos fue impuesta por los vencedores de la Guerra Civil, y no existen mecanismos democráticos para alterarla (la democracia implica el gobierno según la voluntad de la mayoría, porque si no gobierna la mayoría, gobierna la minoría).

+
+
+
+ (more…)

18 abril 2019

Volvamos sobre nuestros pasos

Filed under: Sociedad — Nadir @ 14:31

De nuevo en el monotema identitario, que está visto que dista mucho del consenso universal que pretenden los medios.

Creo que se va a entender mejor con un ejemplo. Retrocedamos mentalmente unos añitos e imaginémonos un coloquio republicano, en la que alguien propone eliminar de las estanterías de libros infantiles El Principito, el Príncipe Valiente, y toda la retahíla de cuentos en los que aparecen reyes, príncipes y princesas como sublimación de las virtudes. Así, propone este encendido republicano, deberíamos reescribir el cuento de Saint-Exupéry titulándolo como El Obrerito. Por supuesto, semejante pretensión estaría cargada de razones tales como no perpetuar el sistema de dominación monárquico que nos rebaja a la condición de súbditos, y no debemos permitir que los tiernos infantes asimilen el sistema feudal de transmisión hereditaria del poder y blablablabla…

Esta propuesta, hace unos años, sería acogida con escepticismo y estupor, a lo cual el ponente contestaría acusando de monárquicos, lacayos y traidores al resto de la sala. Ya envalentonado, pretendería censurar la saga del Prince of Persia, las leyendas artúricas, la mitad de las salas del Prado y, ya puestos, hasta la baraja española de Fournier, como inaceptables muestras de una ideología caduca que debe ser superada.

Ahora, haga memoria de cómo pensaba usted hace unos pocos años, y complete la palabra que hubiera utilizado entonces para definir al individuo así dibujado:

G _ _ _ _ _ _ _ _ _

+

Ahora pongamos otro caso. Imaginemos que en el foro de Iniciativa Atea aparece otro personaje que propone una campaña para desterrar del uso del idioma expresiones e interjecciones relacionadas con la religión, tales como “¡Vaya por Dios!”, “¡Ojalá!”, “¡Dios mío!”, “¡La virgen!”, “Adiós”… pues son una perpetuación en el idioma del oscurantismo en el que hemos vivido durante siglos y seguir empleándolas es una forma de avalar los crímenes cometidos por la Iglesia y más blablablabla. Deberíamos sustituirlas, propone, por fórmulas no teístas como “¡Válgame la razón!” para lamentarse, o “¡Darwin mío!” para expresar sorpresa.

¿Con qué término describiría usted, hace unos años, a semejante individuo?

_ _ _ _ _ _ L

+

Yo creo que en nuestra trayectoria política, todos nos hemos encontrado a esta clase de superrevolucionarios, intransigentes, fanáticos, que pasado un tiempo los volvemos a encontrar en un puesto pidiendo el voto para Vox. La norma general era ignorar todas estas estupideces, porque entrar en su juego suponía reventar el debate. Sin embargo, y casi sin darnos cuenta, hoy en día hemos normalizado estos discursos.

Y por supuesto, sigue siendo no sólo legítimo sino necesario seguir defendiendo el republicanismo y el ateísmo, que al menos en mi caso forman parte de mi conciencia política de forma tan inseparable como el rechazo del racismo y el sexismo (venga de donde venga). El defecto no está en ser ateo o republicano, sino en ser un cretino. Perder el rigor en el discurso y permitir que la derecha católica y monárquica se presente, en comparación, como razonable, portadora del sentido común.

Esta gente forma parte inconscientemente de una estrategia premeditada de desacreditación de la izquierda.

La oligocracia ha creado una ideología inofensiva agradable a los oídos de quien va dirigida (opresión, igualdad, privilegios…) y se la han ofrecido a la izquierda como quien lanza un hueso a un perro, para que lo roa y se entretenga. El identitarismo postmoderno es un caballo de Troya, un cachorro envuelto en ropa de bebé el cual la progresía se ha apresurado a adoptar, y lo está acunando y amamantando.

Las causas últimas están en la falta de formación intelectual, endeblez ideológica y la ausencia de rigor en el análisis. Superficialidad, moda, apariencia son los grandes pecados que van a hundir a la izquierda durante al menos una generación, cuando hace tan sólo unos años un cambio revolucionario empezaba a dejar de ser una quimera.

La maniobra está saliendo demasiado bien para pensar que se trata de una moda casual y pasajera, y no parte de un plan premeditado que nació en el siglo pasado con la promoción en los campus gringos de una serie de intelectuales franceses que proponían una doctrina, el postmodernismo, que pretendía ser la superación de las ideologías revolucionarias del s.XIX.

Dedicado a todos los tontos útiles que, con la mejor de las intenciones, han picado en el anzuelo que les ha puesto el capital. Para distinguir un Ribera del Duero de un vinote hay que tener el paladar educado y algo de criterio, porque no todo lo que se envasa en botella de vidrio es un buen vino.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

17 abril 2019

Nord Stream II

Filed under: Energía — Nadir @ 16:00

Como veis, estos días estoy sacando algunas entradas breves, poco elaboradas, con temas que se me van ocurriendo, esperando que las desarrolléis con vuestros comentarios. Vendría a ser el uso que muchos hacéis de Twitter, pero con todas las posibilidades que ofrece una bitácora al uso. Ya me diréis si os gusta este formato o preferís menos entradas y más densas (que también las habrá, pero no siempre tengo tiempo y ganas para aporrear el teclado tan largo rato).

Hace tiempo que quería tratar este tema, por fin volvemos a los asuntos serios como la política energética, aunque dudo mucho que esto sea un buen ejemplo. Me refiero a la charlotada en que se está convirtiendo la planificación y construcción del Nordstream II. Para los pocos que no lo sepáis, el proyecto consiste en aumentar la capacidad (tirando otra línea) del Nordstream I, el gasoducto que conecta Rusia con Alemania a través del Báltico.

Como ya ocurrió con el South Stream (y ahora lamenta Bulgaria haber picado el anzuelo), EEUU trata de boicotear ese gasoducto por dos razones muy evidentes:
1) para putear a Rusia, limitando el gas que exporta a Europa
2) para cubrir ese déficit vendiéndonos su propio LNG

Las presiones son enormes, y han convencido a Dinamarca (por cuyas aguas territoriales discurre el ducto, además de suecas y finlandesas) para obstaculizarlo.

Para Alemania el Nordstream es una bendición, pues permite proveerse de metano a buen precio (imbatible para el gas americano, que debe llegar a nuestras costas licuado y embarcado en metaneros) y sin estar sometidos al tradicional chantaje de Ucrania cada invierno. Así que es un pulso entre Merkel, y el resto de gobiernos que optan por hacer seguidismo de Washington en vez de colaborar con su socio comunitario (cuya potente industria es responsable en buena parte de la prosperidad que disfrutamos en la región, y de eso nos daremos cuenta el día que gripe la máquina).

Pues bien, a lo que vamos.

El argumento mil veces repetido es que ese gasoducto (la extensión de ese gasoducto) amenaza la seguridad energética europea, al depender en exceso del gas ruso. Este argumento, que bien pudiera haber salido de los consejeros de Casado, lo leo en la prensa francesa, en boca de la clase política polaca… Nordstream II, seguridad energética, es ya un automatismo incluso entre la prensa económica, en principio más especializada. Pero el argumento gringo es una completa estupidez, porque la existencia de ese ducto implica la posibilidad de recibir gas ruso, NO la obligación. Las regasificadoras en las terminales de los puertos siguen operativas, y en cualquier momento que la oferta rusa no fuere conveniente Alemania podría volver a proveerse por este medio (toda vez que es un hecho que el gas holandés y escocés irán agotándose en un futuro próximo, y Noruega no puede aumentar la producción para suplirlo).

Es decir, cuantas más opciones tenga Europa de proveerse de gas natural, mayor seguridad energética. Y, además, mejor precio, al obligar a los proveedores a competir entre ellos. Claro que los polacos no quieren quedarse sin los peajes que les deja la actual vía de suministro alemán a través de su territorio, y por eso se han convertido en la principal marioneta de los USA (ahora que UK ya está con pie y medio fuera de la UE).

En cualquier caso, es patético el espectáculo de periodistas y políticos repitiendo las consignas de quien les llena la escudilla (supongo que también los sacará a pasear y recogerá sus excrementos, qué menos), aún yendo en contra de los intereses generales europeos (que básicamente consisten en multiplicar las vías de aprovisionamiento, para reducir el precio y aumentar la seguridad de suministro, y para eso hemos montado una terrible guerra en Siria).

NOTA: En el Sur de Europa todo esto nos la pela porque estamos unidos por ductos al Norte de África, y nadie sugiere que esto sea una amenaza de dependencia energética… pues obviamente dependemos de quien tiene esos recursos.

+

Y algún temita energético más. De un enlace que me acaba de mandar el compañero Grijalvo, es magnífico cuando te acaban dando la razón:
– Con los biocombustibles, modita progre de la década pasada.
– y a cuenta de los híbridos enchufables (los de pegatina Cero emisiones, según la estúpida DGT).

+

Y, para finalizar este revoltijo de temas energéticos y de transporte, una sugerencia de lectura, también aportada por nuestro contramaestre de muralla: La economía según Batracius. Se trata de una entrada-índice que sirve de excusa para enlazar algunos artículos de Luis Jar Torre (Batracius). He pasado muy buenos ratos leyéndolos, aún me falta alguno. Con la obsesión por el orden de nuestro compañero, es fácil localizar los demás artículos de la serie. Una buena lectura al final de la jornada, para irse a dormir con la mente absorta en océanos iracundos y cuadernas gimiendo ante su embate.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Heroes do noso tempo

Filed under: Política — Nadir @ 0:22

Fixeron do mundo un lugar mellor, mais o poder non lles perdoou que lle arrincaran a máscara. Unha carouza composta polos medios de comunicación do réxime que, ó caer, deixounos ver a faciana criminal da dictadura capitalista na que vivimos.

+

+

+

+

E en España, podemos salientar a dous valentes:

+

+

SON – What is a traitor?
LADY MACDUFF – Why, one that swears and lies.
SON – And be all traitors that do so?
LADY MACDUFF – Every one that does so is a traitor and must be hanged.
SON – And must they all be hanged that swear and lie?
LADY MACDUFF – Every one.
SON – Who must hang them?
LADY MACDUFF – Why, the honest men.
SON – Then the liars and swearers are fools, for there are liars and swearers enough to beat the honest men and hang up them.

O cativo ten razón: os indignos son máis. Nun mundo rexido polos crimináis, os honrados son perseguidos.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

15 abril 2019

Fortement improbable

Filed under: Arte — Nadir @ 23:37

Que en el plazo de un mes se declaren incendios en las dos mayores iglesias de Paris (Saint Sulpice y, ahora, Nôtre Dame) ya es mucha casualidad. Los trabajadores plegaron a las 17:00 y se tuvo noticia del fuego a las 18:50. Es un símbolo demasiado evidente (como lo era el Charlie Hebdo), sabiendo que para los fundamentalistas islámicos es un monumento a la idolatría.

Ahora bien, haya sido accidental o provocado, es increíble que la techumbre no contase con detectores de humo y aspersores. Que no es una iglesia de un pueblo perdido, que es Nôtre-Dame de Paris. Cuando pasa en Brasil, meneamos la cabeza por la imprevisión de un país subdesarrollado, de chirigota (tras las elecciones ha demostrado que es algo peor, mucho peor). Es vergonzoso que algo así pueda ocurrir en la misma Île de la Cité, el kilómetro cero de Francia.

Independientemente del origen del fuego, semejante imprevisión criminal exige que rueden cabezas.

Y por eso de poner las barbas a remojar, yo reforzaría la seguridad mientras se instala un sistema contraincendios en Sacré-Cœur.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

« Página anteriorPágina siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: