La mirada del mendigo

17 abril 2015

¡Arriba España!

Filed under: economía — Mendigo @ 0:08

Homenaje_bandera_Colon

Hay que defender España de sus enemigos.

ESPAÑA, ESPAÑA, ESPAÑA

La cabra de la legión

ESPAÑA!!!!

La raza española

SOMOS ESPAÑOLES!!!!!

Injurias a los símbolos de la nación

ESPAÑA!

Luz de Trento, martillo de herejes, espada de Roma

ESPAÑA, UNA!!!
ESPAÑA, GRANDE!!!!
ESPAÑA, LIBRE!!!!!!

De pie, respetuosamente escuchando el himno

ESPAÑA

La selección y los toros

ESPAÑA

El homenaje a la bandera

ESPAÑA

Su enseña en cada consistorio, por cojones

ESPAÑA

Porque donde no llega el español con su espada, llega con la punta de su cipote

ESPAÑA, ESPAÑA, ESPAÑA

Banderita en la bomber, y a cazar guarros y moros

‘PAÑA!!!

Pulserita y abalorio para el retrovisor.

ESPAÑA, AR!

Y tú, catalán, de dónde es tu DNI?

ESPAÑA

Orgullo de ser español

GOBIERNO DE ESPAÑA

la fiesta nacional

Y VIVA ESPAÑA!!!

Toro-Bandera-de-España---Pegatina

+

+

+

Y la misma clase política de orden, que hace de la patria su religión y emblema, cómo agitan las viejas las banderitas españolas en las convenciones del PP…apoya las negociaciones secretas (incluso para los eurodiputados, representantes de la soberanía) para la firma del TTIP. De espaldas al pueblo, de espaldas incluso a los propios eurodiputados, representantes de la soberanía, está siendo negociado por quien nadie ha votado, de forma radicalmente antidemocrática, con desprecio supino por la ciudadanía.

El PP$O€ y sus respectivos grupos en el Parlamento Europeo son los impulsores de un tratado que coloca a las transnacionales de uno y otro lado del Atlántico por encima de las leyes y tribunales españoles. Repetimos, que nadie se pierda: las corporaciones que operen en España dejarán de estar sometidas al imperio de las leyes españolas y sus tribunales. Esto es no sólo es una pérdida de soberanía, sino genuflexión, postración, humillación, sometimiento del pueblo español ante las grandes corporaciones, perpetrado por una casta política que espera retirarse en el consejo de administración de una de ellas (otra taición más, tras la vergonzosa reforma express de la Constitución para someter nuestra soberanía a los intereses de los hedge funds).

¿Quién es el patriota? ¿Quién es el traidor a la patria?

¿Qué es la patria? ¿Un trapo de colores? ¿O las gentes que aquí vivimos?

Parece que hizo gracia la anécdota del pueblucho ese de mierda, la Puebla de Montalbán. Vuelvo a subir el vídeo de la ceremonia de izado de bandera, con banda militar incluida, para que quede claro de qué palo es el patriotismo de los que se envuelven en la bandera para hacer carrera política y/o negocio. Así es la política española: aprovechados agitando el trapito, a modo de capote, para engañar al pobre animal cornudo.

+
+
+

Por cierto, la bandera de los hombres libres, de los excluidos, de los perseguidos, de los que se rebelan contra su condición, alzan la cabeza y dejan de mendigar al señorito para exigirlo todo, desafiar a cuantos reyes parasitan el orbe y declarar una guerra simultánea a toda autoridad; esa bandera, antes de ser roja, era negra:

Blackbeard1

(ésta en concreto, era la enseña de Barbanegra)

+

CHAPA-11-OCT-TTIP

Más información sobre el TTIP:
No al TTIP
7 preguntas sobre el TTIP
ATTAC Madrid

8 comentarios »

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hay que defender España de sus enemigos. ESPAÑA, ESPAÑA, ESPAÑA La cabra de la legión ESPAÑA!!!! La raza española SOMOS ESPAÑOLES!!!!! Injurias a los símbolos de la nación ESPAÑA! Luz de Trento, martillo de herejes…

    Trackback por Bitacoras.com — 17 abril 2015 @ 0:38 | Responder

  2. Interesante el tema de la entrada: ¿qué es la patria y qué es ser patriota?, y esto relacionado con las negociaciones para la firma del TTIP, realizadas en secreto sin ni tan siquiera dar la opción a la ciudadanía para que opine sobre la cuestión.

    Parece ser que el “ministerio de la verdad” español, ya ha decidido por nosotros que ser patriota es adoptar una postura ingenua, casi infantil, basada en símbolos insustanciales o en la autoridad, dejando de lado el esfuerzo que han de realizar los individuos por informarse y decidir cuáles son sus preferencias en defensa de una vida mejor. Así que si eres español debes adorar la bandera, anatemizar el derecho de autodeterminación, considerar las corridas como la máxima expresión de la cultura, llorar con la selección pero… nunca, nunca, nunca plantearte que aquellas cosas que nos venden como verdades incuestionables, puedan estar llenas de trampas que van a terminar perjudicándonos. Aunque era muy joven, recuerdo a Julio Anguita a finales de los 90 tratando de introducir en el debate público una crítica del euro, argumentando que el euro tal como estaba estructurado no nos iba a hacer ningún bien. Recuerdo también el “maltrato” (posiblemente sobren las comillas) al que fue sometido por parte de los medios de comunicación. Con el TTIP es peor, porque al ser más fácil de esconder, prácticamente no se trata el tema en los medios. Eso sí, por suerte tenemos internet.

    Pero el “ministerio de la verdad” (¿sobrarán aquí también las comillas?) tiene un poder limitado y muchos españoles no se verán reflejados en el patriotismo “ministerial”. Aún siendo vasco con ciertas simpatías hacia las posturas independentistas, es con esos españoles con los que me quedo, y es por ellos que utilizo una expresión tan light como “ciertas simpatías hacia las posturas independentistas”. Últimamente me inquieta y sobrecoge una duda; ¿seré mejor español que aquellos amigos de “la pulserita y el abalorio para el retrovisor”? Nunca lo hubiera dicho pero…

    Comentario por Arnotegi — 20 abril 2015 @ 17:54 | Responder

    • Gabon

      En lo que a mi respecta el patriotismo como palabra y concepto siempre me ha resultado bastante antipático. Demasiados canallas han utilizado un trapo coloreado para justificar cualquier barbaridad buscando de los demás hacernos cómplices dejando en suspensión el cerebro y cuadrándonos detrás de la bandera (la que sea). El Poder (así con mayúsculas) siempre ha utilizado y utilizara estas y otras artimañas o cortinas de humo para mantener la ilusión de una sociedad monolítica y sin fisuras que anule, o al menos disimule, el hecho de que el pastel esta muy mal repartido debido a esos mismos tan bien apoltronados y que tanto gustan de presumir de lo mucho que aman a su país. Al final lo del TTIP no es mas que una puñalada trapera de unos señores que, por encima de todo, atienden únicamente a sus propios intereses de clase que, en mi opinión y la de Marx, es el sustrato real que mueve todo desde que el mundo es mundo y que la mayoría por estos lares -esa clase media en proceso de reproletarizaión o, peor, lumpenproletarización- ha olvidado. Craso error.

      Sin detrimento del legitimo sentimiento de pertenencia a un lugar -lo de las raíces de uno y todo eso- he de decir que para mi la única patria valida vendría a ser la de aquella comunidad como suma de individuos libres e iguales -que no homogéneos- que desde sus diversas diferencias son capaces de ponerse de acuerdo, sin intromisiones ni coacciones de ningún tipo, en definir un marco común de convivencia que integre a todos y del que nadie quede excluido o, dicho de otro modo, un proyecto de vida humano y, en el buen sentido, civilizado.

      Y hombre no te acongojes por esos sentimientos “españolistas” que te afligen, yo no te conozco pero, aunque presumo que tus sentimientos van mas a lo euskaldun, lo que tengo claro por lo que se desprende de tus palabras es que eres un mono pensante -como yo- que duda. Si te sirve de consuelo yo, contradiciéndome a mi mismo, me identifico con España (y juro que no soy masoquista) pero, ¡ojo!, con la España de Cervantes y Quevedo, la de Velazquez y Goya, la de Baroja y Unamuno, la de Pla y Gaudi, la de Buñuel y Berlanga, la de Lorca y Picasso, la de Valle Inclán y Rosalía, la de Delibes y Machado, la de Cajal y Severo Ochoa, la afrancesada y la republicana y la de tantos y tantas que por falta de espacio y memoria me dejo en el tintero. Ahora bien, la España que se apropia de determinados símbolos para repartir certificados de buena o mala españolidad (en onda con aquella otrora Imperial), a esa le digo que, aunque no comparta su cosmovisión, tienen todas mis simpatías para ir a tomar por donde más amargan los pepinos.

      Y como muestra de lo que os digo dejo este espécimen altamente infecto y venenoso (atención especial al segundo 26 de video, simplemente apoteósico).

      -> https://www.youtube.com/watch?v=hRQ0bO0Asvc

      Si es que les pasa como al Dr. Strangelove que intentaba poner la mejor de las caras pero al final el brazo se le alzaba a la romana cual resorte dejándolo en evidencia. Pena.

      Y que Dios y el Mendigo me perdonen por invocar semejante súcubo en esta su casa.

      Y fui a la manifa del 18 de abril contra el TTIP en Valencia.

      ¡¡Loado sea Porculio!!

      Fouche “il pazzo”

      “El patriotismo es el último refugio de los canallas.”
      Samuel Johnson (1709-1784)

      Agur everybody.

      Comentario por fouche — 22 abril 2015 @ 21:23 | Responder

  3. Buenas fouche.

    Comparto tu antipatía por la palabra patriotismo. Sobre todo porque la asocio a esos canallas que mencionas y que se encuentran en todos lados. En cualquier caso, como las mismas palabras pueden tener diferentes matices conceptuales según el contexto, y teniendo en cuenta que el patriotismo se define como: “1. m. Amor a la patria; 2. m. Sentimiento y conducta propios del patriota”, la patria:”1. f. Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos; 2. f. Lugar, ciudad o país en que se ha nacido”, y el patriota: “1. com. Persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien”, (todas las definiciones según la RAE), me parece que tiene sentido hacerte esas preguntas. ¿Qué sentimientos y conductas son propios de la persona que ama el lugar en el que ha nacido y al que le procura todo su bien? ¿Los de Esperanza Aguirre que dice:”los toros simbolizan la esencia de nuestro ser español”, a la vez que no tiene reparos en apoyar las negociaciones del TTIP? Según he entendido la entrada, el mendi viene a hacer una denuncia de esa forma de entender el patriotismo, trasladando la esencia del mismo a las personas, a la democracia y a la defensa de los intereses de los ciudadanos. Si el patriotismo fuera eso, creo que a ambos nos resultaría menos antipático.

    Con respecto a la frase: “Últimamente me inquieta y sobrecoge una duda; ¿seré mejor español que aquellos amigos de “la pulserita y el abalorio para el retrovisor”?” … ¡No te líes fouche! Yo no he dicho que me aflijan sentimientos españolistas, (ni antiespañolistas tampoco, que me parece una memez), y si me afligen, me afligen como me pueden afligir sentimientos “grieguistas”, “ecuadoristas”, “finlandistas” o incluso “USAistas” por eso de que les deseo que les vaya muy bien, y por que estoy dispuesto dispuesto a disfrutar de sus productos culturales… etc, etc. Si lo he expresado así ha sido para poner el acento en la idea, precisamente, de que cualquiera es mejor patriota que una persona que entiende la patria a la manera “tradicional”, incluso un independentista, que en última instancia parece desear mayor bien a la “patria” española que los rancios patriotas de siempre. Y acabo ya, que estoy usando demasiado la palabras patria, patriota y patriotismo, ¡y de verdad que no me gustan!, aunque las haya aceptado en este contexto.

    Comentario por Arnotegi — 23 abril 2015 @ 15:30 | Responder

    • Buenas tardes

      Si al final es lo de siempre, a ver cuando abrimos los ojos -me refiero en general, no a ti- y vemos que no es el vecino de al lado el que nos esta puteando sino los de arriba que viven muy bien a costa de los de abajo. Lo que pasa es que los de arriba necesitan legitimarse y para eso se sacan de la manga banderas, equipos y religiones para tenernos confundidos y mangonearnos mejor. Es curioso que sea la derecha, mendi dixit, quien tenga una mayor conciencia de clase corporativa y supranacional que su contraparte.

      De acuerdo con mendi y contigo. Por supuesto son pertinentes esa preguntas y creo que ninguno de los tres estemos en desacuerdo. Por decirlo de una manera clara, ¿existiría un patriotismo “bueno”?: pues a mi segundo párrafo me remito y si no queda claro, desde mi humilde opinión, te citare cuatro ejemplos históricos de lo que me parece debería ser un patriota con mayúsculas; los que parieron la Pepa en Cádiz, Arbenz en Guatemala, Lumumba en el Congo o Allende en Chile. Gentes que podrían no haberse complicado la existencia bailando al son de la música que otros tocaban pero que arriesgaron, pagando incluso con su vida, desde la profunda convicción de la urgente necesidad de enderezar situaciones descarnadas de pura injusticia en sus respectivos países: quizás ese sea el único patriotismo que no me resulta legitimo y ahí te doy toda la razón. Precisamente puse a la Espe como ejemplo que, de puro caricaturesco y grosero, me resulta lo más antagónico a lo que pienso debería ser un buen patriota. Pienso además que debido al hecho de que en España, desde la guerra, el bando vencedor se apropio de ciertos símbolos -de los que uso y abuso “ad nauseam”- hace más difícil, si cabe un debate sosegado y racional sobre una cuestión ya de por si resbaladiza, máxime si sus herederos ideológicos siguen ere que ere. Por esto ultimo es más loable el hecho de gente como mendi y tu os atreváis a destapar la caja de los truenos y comentéis sobre asunto tan espinoso.

      Por ultimo siento si te he molestado con lo de los “sentimientos españolistas”. Tengo perfectamente claro que una persona que alberga sentimientos independentistas para con su tierra, cosa perfectamente defendible, puede ser mejor persona y querer más a este país (y las gentes que viven en el) que aquellos que se les llena la boca con banderas rojigualdas e himnos sin letra (corazón en España, cartera en Suiza), lo único que pasa es que casi siempre intento meter algo de humor en lo que escribo para quitar hierro al asunto, sobre todo en temas que pueden levantar autenticas pasiones como el que nos ocupa. En el futuro intentare subrayar con emoticonos mis intenciones para no dar lugar a equívocos.

      Y si, a mi también me ha salido un texto demasiado patriota.🙂

      Saludos

      Comentario por fouche — 23 abril 2015 @ 17:30 | Responder

      • Perdón

        Donde digo “…quizás ese sea el único patriotismo que NO me resulta legitimo…” quise decir “…quizás ese sea el único patriotismo que me resulta legitimo…”

        Sorry

        Comentario por fouche — 23 abril 2015 @ 17:34 | Responder

      • ¡Buenas de nuevo!

        Antes que nada aclarar que no me ha molestado en absoluto lo de sentimientos españolistas, de hecho he escrito el “¡No te líes fouche!”, con una sonrisa (sí, habrá que añadir emoticonos). Me resulta curioso cómo el introducir en un texto la palabra independentista desplaza la atención, parece ser que es una palabra demasiado “fuerte”. El propio TTIP es más un problema supranacional que específicamente español. Es por eso que mencionaba que me resulta interesante el tema de la entrada; el patriotismo y el TTIP, son en principio dos temas que no encajan, pero si el patriotismo ha de tener algún sentido, ha de tenerlo convirtiendo estos temas en centrales y no las otras mamarrachadas que se mencionan.

        Tal vez haya cometido un error al incorporar en el texto la palabra independentista por eso de que absorve demasiada atención, pero por otra parte, me niego a no poder hablar de estos temas con naturalidad. Personalmente no vivo el tema de la independencia con mucha “pasión”, simplemente defiendo el derecho de autodeterminación (o como quieras llamarlo) y llegado el momento votaría SÍ, aunque admito que al final más importante que quién te gobierna, o qué territorios se adhieren al gobierno, es cómo te gobiernan. Si nos independizaramos para que los más anormales -donde pongo anormales pon el adjetivo que prefieras- lleguen al poder, y por otro lado el gobierno de España sufriera una evolución muy favorable, pues casi mejor no independizarse. Hay una versión un tanto ingenua del indepentismo, que parece creer que con el puro acto de la independencia ya quedan todos los problemas resueltos. Añado que aunque se quiera hacer ver lo contrario, tampoco me parece una versión tan extendida. En todo caso no veo a corto plazo ni la posibilidad de la independencia, ni una mejora notable en España, aunque el panorama electoral sí parece estar un poco agitado. Finalizo diciendo que para entender los separatismos no hay que perder de vista a los “separadores”, que son aquellos que te escupen su idea de España a la cara y te exigen postración, sin advertir que son precisamente esas actitudes las mayores agitadoras del independentismo.

        ¡Saludos compañero!

        Comentario por Arnotegi — 23 abril 2015 @ 21:25 | Responder

  4. ¡Buenas tarde compañero!

    Pues me alegra no haberte ofendido. Me gusta tu respuesta y me parece muy atinada. No creo que hayas cometido un error más bien el error esta en aquellos que se ponen nerviosos con según que términos. Por lo que a mi respecta nunca me he sentido amenazado por los sentimientos de autodeterminación o independencia de otros cosa que, por otra parte, me parece perfectamente legitima defender por vías democráticas. Tengo el suficiente conocimiento y capacidad de discernimiento para distinguir que gran parte del movimiento independentista vasco no es ETA por mucho que a más de uno/a le encanta repetirlo una y otra vez. Estigmatizar tan burdamente lo que en principio no es más que una opción más, entre otras muchas, ante la vida solo es un intento de los de siempre de divide y vencerás para enfrentarnos hermanos contra hermanos mientras ellos nos meten mano tranquilamente en el bolsillo. Cerrándose a dialogar y tratar como tabú algo que no debería serlo lo único que se consigue es enconar las posiciones y, como tu bien dices, retroalimentar la espiral de incomprensión y desconfianza. Hay que tender puentes, no levantar muros para aunar fuerzas ahora que el Capital esta descontrolado y amenaza con llevarnos a la ruina a todos. Yo quiero para España, mi país, un marco regulatorio que garantice un poder judicial realmente independiente y dotado de medios suficientes, una ley de transparencia rigurosa a todos los niveles, una prensa libre e independiente (aunque, gracias a Dios, Internet ha venido a paliar esto añadiendo potencialidades nuevas) y una ciudadanía de nivel formada y crítica. Por eso me parece muy inteligente tu apreciación sobre lo fundamental del “como” más que del “quien” sobre el gobierno porque si la independencia significaría, por ejemplo, ser gobernados por un Pujol o un Artur Mas que ahora, muy convenientemente, se ha travestido en adalid de la catalanidad para ocultar sus vergüenzas pues estamos haciendo un pan como unas hostias. A mi me dan envidia los ingleses muy clasistas e hipócritas ellos pero, eso si, a la hora de la verdad te montan un referéndum con el tema escocés y nadie se rasga las vestiduras por ello pero, ¡claro está!, la derecha de allá tiene un origen común en el parlamentarismo liberal (el de verdad, no la mierda esa del Hayek y el Friedman) y la de acá pues…bueno, todos sabemos en que podridas raíces se sustenta su retorcido tronco. Estos si que son el mayor peligro y lastre de esta mi maltratada patria.

    Saludos afectuosos.

    Fouche ” le fou”

    Comentario por fouche — 24 abril 2015 @ 17:27 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: