La mirada del mendigo

2 julio 2022

Cambio climático: opiniones e intereses

Filed under: Información — Nadir @ 0:32

Se acumulan cada vez más evidencias que soportan una hipótesis incómoda, con graves consecuencias: la población adopta las opiniones, puntos de vista y marcos mentales inducidos por el poder que controla la propaganda mediática. Obviamente los medios tienen influencia sobre la sociedad, si no por qué se gastarían las oligarquías dinero y molestias en controlarlos (la gran mayoría son deficitarios). La cuestión es si estamos hablando de condicionamiento o de determinismo, al menos a una escala políticamente relevante. Esto es, puede que no convenzan de todo a la totalidad de la población, pero sí que son capaces de imponer sus tesis a la inmensa mayoría de la población, de tal forma que a efectos prácticos podemos considerar la voluntad popular como un autómata completamente controlado por su amo. Para que una corriente de opinión se traduzca en acciones de gobierno, no necesita del 100% de respaldo popular, un 80, 90 o 95% es operativamente indistinguible de la unanimidad.

Y sí, observamos una cierta diversidad de opiniones en muchos temas, pero cuando el poder que controla la maquinaria mediática selecciona un objetivo clave, es capaz de imponer esta idea en la sociedad. La guerra en Ucrania nos ha ofrecido un excelente ejemplo al ver salir humo de la maquinaria cuando el poder ha pisado el acelerador, pero en otros temas no tan acuciantes van consiguiendo la unanimidad social a punta de gas. ¿Cuándo fue la última vez que escuchasteis dudar de la legitimidad de la propiedad privada de los medios de producción, o de la coacción violenta por parte del Estado? De eso ya no se habla, ni siquiera se teoriza, no es un tema presente en la sociedad.

Las consecuencias de la constatación de la extraordinaria eficacia de la moderna maquinaria de creación de opinión, y lo que queda por llegar, son bastante feas. Empezando por la negación de la libertad de pensamiento, que es totalmente condicionada por un entorno completamente controlado por el poder económico (que es también político, mediático y militar, siempre ha sido así). Lo cual conlleva la deslegitimación de la democracia, siquiera una indirecta, representativa como el sistema actual. Si el pueblo va a creer, y votar, lo que le digan… y así es, esa consulta se convierte en un mero formulismo legal para responsabilizar al pueblo de las líneas maestras diseñadas por el poder. Y sí, por supuesto que hay diversidad, pero no es más que una diversidad aparente sobre cuestiones laterales que no amenazan los intereses vitales de las oligarquías. Al poder le resulta enormemente indiferente que los homosexuales se puedan o no casar, las mujeres abortar o los niños cambiarse de sexo, por mencionar algunos de los temas en los que existe un debate más encendido. Por eso suelo decir que estas luchas identitarias no son más que un espectáculo circense para entretener al público, perfectamente inofensivo para los intereses de quien controla los hilos. El lema de «la revolución será feminista o no será» me parece un perfecto resumen de la desarticulación del contrapoder popular que podía amenazar los intereses clave del sistema. E insisto, la difusión y triunfo de este sucedáneo en la izquierda no es casual ni inocente.

Así que podemos resumir la cuestión en el incómodo reconocimiento de que pensamos lo que nos imponen, más un espacio de libertad restringida, tutelada, como el patio de un colegio, que es lo que nos permiten pensar. Esto es, la libre expresión de la voluntad popular es un coro disonante de balidos.

El primer paso para liberarse de una cadena es percibirla, para curar una enfermedad es identificarla.

Bueno, disculpad, que como siempre me voy de senderismo por Úbeda.

Os propongo un ejemplo: el cambio climático y la percepción social sobre este fenómeno. ¿Os parece un tema grave sobre el que urge actuar? La gran mayoría estaréis de acuerdo con ello, pero ello es simplemente porque os permiten pensar así. Porque en Europa, y en concreto España, el interés de las élites pasa por diversificar las fuentes de energía, al ser extremadamente dependientes de los combustibles fósiles. Lo cual quiebra la balanza comercial y supone una inmensa transferencia de riqueza a países que percibimos como peligros potenciales (que por cierto, intentando arruinar a Rusia, estamos engordando hasta el extremo a otros países productores, empezando por las petromonarquías del golfo Pérsico).

Pero la gente no cree en el cambio climático por estas razones económicas y geopolíticas, lo hacen preocupándose genuinamente por las razones que les explican, el planeta y todo eso. La gente sencillamente adopta los puntos de vista que le ofrecen, diseñados por aquellos que sí tienen un punto de vista global sobre economía y estrategia.

De vivir en otra sociedad, expuesta a otros flujos de alimentación (¿me sale inputs, alguna alternativa más castiza?) mediáticos, nuestra opinión sería diferente. Por ejemplo, en la misma Polonia, dentro de Europa pero con otros intereses muy distintos (la espina dorsal de su generación eléctrica es el carbón, y salir de ahí les va a costar un mundo), la posición social sobre el cambio climático es radicalmente distinta.

En la mayoría de los países es un tema abierto a debate, no se ha creado la unanimidad que se aprecia en otros aspectos (o no se aprecia, porque la unanimidad adopta el aspecto de la evidencia, como apreciar singularidades en un campo nevado, todo es jodidamente blanco). Y la evidencia científica es la misma, igualmente válida para Francia que para Polonia. Pero lo que cambian son los intereses, en concreto los intereses de esas oligarquías que controlan los medios de manipulación de masas de cada sociedad. Y es que la burguesía, esas oligarquías de las que hablaba (palabra ahora tan de moda, pues usémosla), no es un ente homogéneo. Hay temas en los que sí existe consenso, sus intereses nucleares, donde imponen la unanimidad social. Pero en muchos otros temas existe una fuerte rivalidad interna, y el cambio climático es un ejemplo perfecto de sectores industriales con intereses antitéticos según se adopten medidas en uno u otro sentido.

Tomando el caso de EEUU, país con una opinión pública dividida sobre el cambio climático, reflejo de unos intereses empresariales enfrentados, y que es noticia por el esperpéntico fallo del Tribunal Supremo (la mayoría conservadora está que se sale, y recuerdo que es un cargo vitalicio). Su economía tiene una gran representación del sector petrolero y gasista, y también tecnológica. Obviamente, lo intereses al respecto de la atenuación del cambio climático de Exxon Mobil son contrapuestos a los General Electric (que produce aerogeneradores) o de Tesla (que no es una ONG y, de hecho, es parte del problema por el modelo de BEV que propone, como me he hartado de repetir).

Mirad este gráfico:

Hay una correspondencia notable entre países productores de hidrocarburos y, por lo tanto, intereses empresariales contrarios a las políticas de mitigación… con sociedades negacionistas. Siendo, insisto, la evidencia científica la misma, porque la ciencia es universal.

Y no es que el ciudadano medio australiano esté más desinformado que el francés, sino que el interés de sus élites es distinto, la manipulación mediática (que siempre, en todos ellos existe) opera más en un sentido u otro. Si tú que me lees crees que el cambio climático es un problema real con origen antropogénico es porque te han permitido creértelo, especialmente al haber surgido una potente industria que piensa sacar generoso beneficio económico de ello.

¿Y cuál es mi opinión acerca del cambio climático? Pues mi opinión es irrelevante, porque a la realidad, suprema Diosa, y a la ciencia como su culto, le importa una mierda la opinión que tengamos sobre ella. Las opiniones no valen una mierda; procurad acudir a la ciencia, que sin duda es un campo que pretende ser contaminado por esos mismos intereses que controlan la sociedad.

Otras veces hablaremos de cambio climático, pero esta entrada no va de eso, sino de control social.

Yo soy ateo. Pero soy ateo porque he crecido en una sociedad que me ha permitido serlo, que ha creado un espacio cultural para que pueda llegar a ello. Y ello porque al poder le dejó de resultar útil la religión como medio de control social, y la dejó caer de su lista de puntos clave. De haber nacido en otro tiempo o lugar, sin duda sería yo creyente. En sociedades en las que la religión es un asunto central para la perpetuación del poder, ya se habrían ocupado de adoctrinarme en tal religión, doctrina o sistema de creencias, sin crear espacios para la duda, la disensión e ideas heréticas.

Pero esto plantea graves interrogantes. Si mi pensamiento, incluso el mismo acto cognitivo, está dirigido, controlado, planificado. ¿Quién soy yo?

Esperando encontrar la respuesta, hace ya muchos años desenchufé el cable de antena del televisor.

Es sólo el comienzo.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

27 junio 2022

Unanimidad

Filed under: Información — Nadir @ 1:18

Recordad, una de las estrategias de la propaganda de Göbbels, crear con los medios ilusión de unanimidad. Pues bien, a pesar del poder mediático desplegado para convencernos de que luchamos en una guerra santa contra el mal y la barbarie encarnados en Rusia, ni aún así han conseguido convencer a buena parte de la población. Esa unanimidad existe en las redacciones de los medios de propaganda, pero no en la calle:

The coming European split over the war in Ukraine

Cada vez somos más voces las que avisamos que el conflicto es más complejo y sucio de lo que pretende la maquinaria atlantista mediante sus portavoces políticos y mediáticos, y exigimos el fin de la guerra a través de una salida negociada, negociación que debería haberse dado antes para que ésta nunca hubiera dado comienzo. Hubiera sido la mejor alternativa para todos, especialmente para los muertos.

Bueno, quizá la paz no sea mejor para todos. No para quienes han promovido esta guerra y obtienen ventaja y provecho de ella.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

23 junio 2022

Vladímir Pozner

Filed under: Información,Internacional — Nadir @ 11:55

Decía en la entrada del embajador Zorrilla, que era no sólo interesante, sino agradable de seguir. En este piélago de bajeza intelectual, toparse con un hombre culto es primero una sorpresa, y luego un deleite.

Bueno, pues si al presentar entonces ese vídeo no dije que fuera la que más había disfrutado, es porque aún tenía pendiente subir las que hoy os presento. Espero sinceramente que el gusto sea compartido.

Presentación: Vladímir Pozner, acaso el periodista más reputado en Rusia. Creo que merece la pena leer su biografía para entender su pensamiento. Por ejemplo, tiene tres pasaportes, a saber: francés, usamericano y ruso (en su momento, soviético). Ha trabajado en medios a ambos lados del Atlántico, y no sólo son dignas de consideración sus apreciaciones sobre política internacional, también es muy interesante lo que tiene que decir sobre el propio ejercicio de su profesión.

Hay bastantes vídeos suyos en la red, de entre los cuales sin duda escojo, de entre los que habla en inglés, esta conferencia en Yale:

+

Luego continuamos con esta conferencia en Cambridge:

+

Y por acabar de alguna forma, os paso una de las charlas periódicas con ciudadanos usamericanos en Moscvá:

+

Estas son sólo alguna de sus intervenciones, pero hay muchas más.

Entre sus libros, como curiosidad porque la mayoría son ensayos, resalto una novela cuyos protagonistas son inquilinos del infame campo de concentración de Argèles sur mer: Espagne premier amour.

Para una persona verdaderamente cosmopolita, según su propia definición un bâtard du monde, debe ser trágico ver cómo de nuevo los Estados vuelven a levantar barreras entre los pueblos, muros de odio además promovidos por su propia profesión.

Y ahora, espero vuestros comentarios.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

3 mayo 2022

La rusita

Filed under: Información — Nadir @ 23:34

Con su portazo a RT, ha pasado de la categoría de fenómeno mediático a la de mito.

Con sus treintaypocos añitos y su carita de ángel, ha demostrado una integridad que, por comparación, deja a la chusma periodística patria a la altura del cieno. Hacer una renuncia personal tan grande (no sólo ha dejado su puesto de subdirectora en RT en español, sino que ha abandonado el país) por motivos de conciencia es algo inaudito.

La totalidad de la profesión periodística se limita a transmitir el mensaje que le ordenan, con mejor o peor estilo. Coged al nauseabundo subnormal dedicado a la propaganda mediática (aka periodismo) que queráis como ejemplo, ya sea de medios progres o fachas, reproduciendo el argumentario atlantista. ¿Ya habéis pensado en uno? Cread ahora mentalmente su doble, con todos sus atributos físicos, intelectuales y morales, pero cambiando la nacionalidad. A rusa. ¿Qué estaría diciendo esa pedazo de mierda? Pues estaría haciendo lo mismo: transmitiendo el mensaje del poder, en este caso el gobierno ruso, para justificar la invasión. Igual que hizo cuando era el bando «occidental» el que invadía y bombardeaba países, países que no suponían ni por asomo una amenaza a la seguridad del bloque, como sí supone la potencial membresía de Ucrania en la OTAN para Rusia.

Y realmente, no estoy de acuerdo, o no lo estoy totalmente, con las razones esgrimidas por Inna contra la decisión de su propio gobierno. La cuestión es muy complicada, y el Kremlin se enfrentó a una decisión de lose-lose, de control de daños y escoger la alternativa menos mala a largo plazo afrontando un mal trago a corto plazo. No acabo de estar de acuerdo con el análisis de la rusita (pero es racional, se puede debatir sobre ello); pero ver a una persona íntegra, por la novedad, me obliga a descubrir mi cabeza y saludar su gesto de valentía con respeto.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

 

23 marzo 2022

Victoria Nuland on fire

Filed under: Información,Internacional — Nadir @ 1:34

Después de haber cosechado el inmenso, histórico éxito de meter a Rusia en una guerra, en una sucia guerra que va a desgastar económicamente, a lastrar diplomáticamente y a minar socialmente al principal rival militar de EEUU (entre Rusia y los EEUU tienen 11.500 de las 12.700 ojivas nucleares que hay en el mundo); también nos enteramos que la fontanera del Departamento de Estado ha estado detrás del regalito a su chouchou en el Magreb en forma de capitulación diplomática española, aceptando que el Sahara Occidental sea posesión de Marruecos (más concretamente, del conglomerado empresarial propiedad del Marranito VI que opera las minas de fosfatos, las mayores reservas del mundo).

Lo de dirimir el futuro de un territorio entre varios actores internacionales, sin tomar ni en la menor consideración la voluntad de su pueblo, es algo que me conmueve. Es emocionante ver los principios ideológicos de las democracias occidentales en acción, es en estos momentos que uno se siente orgulloso de estar del lado correcto de la geografía y la historia, a diferencia de esos países que se empeñan en alinearse en el eje del mal, declarándose en rebeldía a los dictados de Washington.

Por cierto, Victoria también se ha dejado caer por Colombia, inquieta porque su títere puede perder las elecciones ante un candidato de izquierda. Veremos qué maniobras ha diseñado la señora Nuland para que los colombianos voten correctamente y, si no, de qué forma se puede corregir su error.

Os lo digo en serio, yo estaba pensado en hacer una cuestación para enviarle una botella de champagne y un ramo de flores a su despacho en el Harry Truman Building en Washington DC (que debe pisar poco, porque esta señora es más ubicua que el Dios semita). En reconocimiento a su dedicación e histórico éxito (sí, por supuesto que es un trabajo colaborativo, pero ella ha sido desde 2014 la ingeniera al mando): EEUU se desembaraza por algunas décadas de su gran rival sin haber disparado ni una bala. Y no sólo la factura le resultará muy barata (5 G$ hasta 2014, según ella misma reconoció, no sé si en la cuenta incluye las galletitas que fue a repartir al Maidan), sino que la cuenta total le va a salir muy lucrativa, como gran exportador de LNG, cereales y armas.

Señores, demos un aplauso a esta señora. No puedo enfatizar lo suficiente el descomunal logro que ha alcanzado.

Lo de los muertos, el odio que durará generaciones y la amenaza de hambruna, ya tal.

+

Bueno, dejamos a esta señora, para quien cualquier recompensa que le otorgue el Uncle Sam por sus servicios será minúscula y cicatera (en otros tiempos el monarca de quien fuera visir la hubiera cubierto de oro), pero no sin movernos del monotema ucraniano. Es notable lo poquito que aparecía en las noticias cuando era el ejército ucraniano el que ejercía el papel de Goliath atacando con artillería las poblaciones de la cuenta del Donets. El batallón de Azov serán nazis, pero son nuestros nazis.

Ahora vamos a repasar un poco la evolución socieconómica de Ucrania en las últimas décadas.

PIB per capita:

Esperanza de vida:

Mortalidad infantil:

A título informativo, apunto varios hitos históricos en la historia reciente de Ucrania:

1991 – Independencia de Ucrania (Agosto) y disolución de la URSS (Diciembre).

2004 – Revolución Naranja (deposición del presidente prorruso Yanukóvich)

2013 – EuroMaidán (repetición de la jugada).

Ya sé que lo importante es el relato, y es popular el cuento de la pobre cenicienta ucraniana que vivía sojuzgada bajo la bota rusa y su credo comunista hasta que por fin se liberó y cortó lazos con su odiosa madrastra para reunirse con el flamante príncipe europeo que la conducirá a la prosperidad y la democracia. El único problema es que, digamos, no casa muy bien con la realidad. Ucrania no estaba invadida ni sometida, sino que fue miembro fundador de la Unión Soviética, aportando buena parte de los cuadros, inclusive dos de los secretarios generales, Jrushchiov y Brezhnev, que dirigieron el país desde el año 53 al año 82 tras el largo reinado de terror del georgiano. El nivel de vida en Ucrania era superior al del conjunto de la URSS y de la misma Rusia, y sólo se invirtieron las tornas al caer el sistema socialista y desatarse el proceso de rapiña de los activos estatales con los altos cargos del Partido Comunista rápidamente reconvertidos en plutócratas (el mismo guión que encontramos en todo el espacio postsoviético, desde Eslovaquia a Uzbekistán). Es decir, el capitalismo no le ha venido precisamente bien a Ucrania. Y en los últimos años, haberse convertido en el peón de Washington contra Rusia no parece haberle reportado, como era de prever, grandes beneficios (imagináos cómo le iría a México si estuviera buscando todos los medios para putear a EEUU, Cuba os puede dar una pista).

Cómo pasar de la clase media europea a ser el estado más pobre y corrupto de Europa, en cómodos fascículos (sólo tres décadas). Ucrania es el juguete roto de Washington y Bruselas, pero hay que reconocer la poca habilidad de los ucranianos para autogobernarse, con un sistema partitocrático-clientelar controlado por los oligarcas que han gobernado de acuerdo a sus intereses particulares y de forma catastrófica para el interés general (insisto, la baza ucraniana era servir de puente entre Rusia y la UE). Mucha banderita y, ahora, a resistir hasta el último títere. Quiero decir, hombre.

Las mujeres son las que más sufren en las guerras.

Especialmente Mrs. Nuland, va a sufrir retortijones por el atracón de ostras con que lo estará festejando.

Cada vez me da más asco la patochada feminista y su clero de estómagos agradecidos.

+

Cambiamos de asunto sin salirnos del ámbito eslavo, pero ahora de su lado católico.

El periodista Pablo González lleva tres semanas preso en Polonia sin que su familia y su abogado hayan podido contactar con él

Otra buena muestra de la diferencia entre las democracias occidentales y esos otros países gobernados por dictadores muy chungos, con medios de comunicación plegados a las órdenes del poder.

Recomiendo la lectura de este artículo de su compañero en Ucrania, el vigués Juan Teixeira: Sobre Pablo González y la menguante libertad de prensa

Y de cómo la prensa patria tomó partido por la maquinaria de represión polaca contra un conciudadano y colega, dando por buena la prueba acusatoria de que tenía pasaportes falsos, lo cual implica necesariamente que es un espía ruso. ¿Contrastar la información y ofrecer las diferentes versiones de un mismo hecho? Quiá, eso es cansado y peligroso, te irá mucho mejor la vida si te limitas a ponerle el micrófono al poderoso. Y si no, que se lo digan al mismo Pablo.

Por lo poco que se sabe hasta ahora, las pruebas que tienen los servicios polacos para acusar a Pablo es que el momento de la detención portaba dos pasaportes con diferentes nombres, tarjetas bancarias y dinero en efectivo. Y es correcto. Lo del dinero es evidente cuando vas a cubrir un conflicto y no sabes si podrás sacar efectivo. Respecto a los pasaportes, Pablo tiene doble nacionalidad, y en el pasaporte ruso aparece su nombre en ruso con el apellido de su padre, y en el pasaporte español aparece su nombre en español con el apellido de su madre. Todo esto es fácilmente verificable con documentos oficiales. Y lo mismo sucede con las dos tarjetas bancarias con las que lo detuvieron.

Aquí lo explican con mayor detalle:

González nació en Moscú en 1982, hijo de padre ruso y de madre con origen español –hija de ′niños de la guerra’ que se refugiaron en la Unión Soviética–. En Rusia le pusieron el nombre de Pavel Rubtsov, pero en 1991, cuando sus padres se separaron y la madre y él se mudaron a España, decidieron ‘castellanizarle’ el nombre –de Pavel a Pablo– y que en España adoptara el apellido de la madre, González en lugar de Rubtsov.

[…] El abogado Gonzalo Boye asegura, del mismo modo, que no hay nada ilícito en esto. “Tengo los dos pasaportes [de Pablo], y el documento del Ayuntamiento de Getxo que explica por qué desde el año 91 tiene dos pasaportes con dos nombres, por una sentencia de divorcio que acuerda que en Rusia será Pavel y en España será Pablo”, apunta.

Yo no quiero ni pensar lo que ocurriría si en vez de ser un periodista de Gara, fuera uno de ABC que fuera detenido, por ejemplo, en Venezuela. Se ponía en movimiento la maquinaria del Estado en las más altas instancias para liberarlo (¿os acordáis lo que pasó con Carromero en Cuba?) y con maratones televisivas y discursos incendiarios.

Por cierto, si frecuentáis este espacio os debería sonar la cara de este periodista. En el documental de Ricardo Marquina que subí hace unos días aparece Pablo González, aka, Павел Рубцов (1:13:49 y otros), con unos juicios que no son precisamente los de un prorruso (negando que no todos los batallones de voluntarios ucranianos tengan ideología neonazi), a pesar de ser él mismo ruso (pero, antes de nada, periodista, especie de la cual hay menos ejemplares en libertad que de lince ibérico).

+

Y ya, para terminar, otro par de documentales del mismo productor: Revealing Ukraine y Ukraine on fire, este último eliminado de YouTube. Muy importante debe ser la presa, ni más ni menos que Rusia, para atreverse a censurar un vídeo de un importante director y acaso el documentalista vivo más reputado: Oliver Stone. Todo muy democrático.

¿Identificáis todas las caras del «reparto» de esta peli?

El productor ha liberado sus derechos, concediéndoselos al pueblo. Es decir, tú. Puedes verla en canales de vídeo alternativos, como Odysee o Vimeo. Google y nuestros gobiernos velan por tu bienestar y han decidido que no debas ver el vídeo.

Tú decides.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: