La mirada del mendigo

26 enero 2018

Geopolítica para dummies

Filed under: Información,Internacional — Nadir @ 7:03

No es el título del libro, pero bien pudiera serlo, escrito por el coronel Pedro Baños. El subtítulo podría ser algo así como: “manual urgente convertirse en ciudadano y dejar de ser un trozo de carne”.

 

pedro baños - así se domina el mundo.jpg

No sé si será coincidencia, pero a Goldman Sachs se le conoce como el vampire squid.

Que suenen las campanas, porque en este espacio voy a recomendar un libro escrito por un militar. Tampoco que repiquen muy alto; el autor no sabe escribir, pero sí al menos demuestra que sabe leer, capacidad muy rara en la sociedad e insólita en el ámbito castrense.

El libro se deja leer fácilmente; el tema se mantiene siempre interesante y está salpicado de numerosas anécdotas históricas y aderezado con frecuentes citas, unas más oportunas que otras. Me parece, especialmente, que es un buen punto de partida para el debate, para ello lo propongo y dejo abierto el hilo, para que aportéis vuestros comentarios según lo vayáis leyendo. Éstos pueden ser generales, de toda la obra, o yo preferiría de aspectos puntuales que tratar.

Avanzo un par de opiniones tras su lectura:

El libro sufre de una tara, perfectamente comprensible tratándose de un militar y quizá incluso necesaria: está imbuido de un concepto del mundo propio del Risk, el conocido juego de mesa. Esto es, aún cuando el mismo libro hace numerosas referencias a las luchas sociales dentro de un mismo estado, pero el relato principal se construye como una lid entre estados, un mapa con trozos de tierra cada uno pintado de un color. Esta es una simplificación de las corrientes sociales y nacionales que agitan las aguas de un estado, que está lejos de ser una ficha monocroma en el tablero mundial. Pero probablemente sea una simplificación necesaria, en tanto que la capacidad de jugar la partida corresponde a las élites que dirigen ese estado, con independencia (relativa) de los intereses y pasiones que animen al resto de la sociedad. Y, aunque no siempre, estas élites (políticas, económicas, militares, informativas) suelen actuar como un cuerpo homogéneo, una sola institución.

Otra crítica también matizada es que plantea el mundo como un juego de suma cero, en el cual los estados se hacen la zancadilla unos a otros para impedir su desarrollo y conservar la hegemonía, siquiera local o relativa. Sin embargo, otro tipo de relaciones internacionales no sólo son posibles, sino deseables, basadas en la colaboración, la buena vecindad y el desarrollo conjunto. Esto, aunque suene a rastas y chusta de maría, es pura evidencia histórica, con una sólida base económica. Ya sabéis lo muy poco que este espacio es dado al buenismo; sin embargo, es fácilmente contrastable que cuando se trató de castigar a Alemania sumiéndola en la pobreza, se levantó cada vez con mayor peligro para el resto de la Humanidad. Y fue precisamente ayudándola a recuperarse de la última guerra, levantando el castigo y no ensañándose en el vencido, como pudo desactivarse el peligro de belicismo teutón (o nipón).

Es fácil darse cuenta que sería mucho mejor para el mundo entero tener un Afganistán social y económicamente desarrollado, al criadero de follacabras en que lo ha mantenido la estrategia de tierra quemada de la Casa Blanca para cercar a Rusia. Lo mismo reza para Iraq, Irán, Siria…

Centrémonos en la principal (y remota) amenaza militar al Estado español: Marruecos. ¿No sería preferible tener un vecino desarrollado, política, social y económicamente, con el cual mantener un alto nivel de intercambios comerciales, pero también culturales? Un Marruecos más rico y poderoso, pero también más libre y culto, sería también un vecino más seguro que no el actual, que se debate entre una monarquía corrupta y un gobierno islamista, y que hace temer que cualquiera de los dos pueda algún día lanzarse a una aventura militar para lograr cohesión social y controlar al enemigo interno.

¿Qué tenemos que esperar, sino ventajas, de que por ejemplo nuestro vecino Portugal se desarrolle y triunfe? ¿Sacamos algún beneficio de la atonía de la economía francesa, o del marasmo de décadas italiano? ¿Es motivo de tranquilidad el cáncer salafista latente en nuestros vecinos del sur, que los debilita e inestabiliza?

Esta crítica al libro hay que ponerle sordina, ya que el autor se limita a narrar cómo funciona el mundo y no cómo le gustaría que lo hiciera, lo cual siempre es de agradecer. Y, lamentablemente, es la miope concepción del Great Game como un juego de suma cero la que rige en los despachos de Washington desde hace décadas y, por lo tanto, la que está en vigor en el mundo.

Las consecuencias las podemos ver cada día al leer las noticias.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

26 noviembre 2017

Intranscendencias

Filed under: Fotografía,Información — Nadir @ 0:11

Quería compartir convosco este artigo metaperiodístico:

El Salto – Del periódico El País considerado como una de las bellas artes

Do mellor que teño lido últimamente; ten gracia, ten arte e… ten razón.

+
+
+
+

Xa que estamos, e para que non quede tan valeiriña esta entrada, aprovéitoa para amosarvos algunhas fotos que tiña por alí espalladas:

Melitaea athalia

+
+
+
+
+ (more…)

16 septiembre 2017

Prensa

Filed under: Información — Nadir @ 17:48

Quería proponeros una cuestión, pero antes hago una breve digresión, cómo no, acerca del monotema.

Estaba consultando la versión USA de Reuters, cuando me llama la atención en la barra lateral una de las noticias sobre “Catalonia”: Police in Catalonia hunt for hidden ballot boxes in bid to foil referendum.

Es encomiable el afán que pone la prensa del régimen en convencernos, en el más puro estilo orwelliano, de que democracia significa que los ciudadanos no puedan votar, o más concretamente, que la ciudadanía no tenga derecho a autoorganizarse políticamente en la forma que crea conveniente. Celebro enormemente tal empeño, ya que gracias al cual podemos tener un respiro de noticias de Venezuela.

La cuestión es que el resto del mundo, no sometida a semejante didáctica, asiste con el gesto torcido a la cacicada autoritaria de un Estado que cada vez se parece más a Turquía. Bueno, o al revés, no lo tengo yo muy claro. Menudo papelón estamos haciendo.

Son dos concepciones del Estado, uno como organismo del cual un pueblo decide dotarse como medio de autogobierno. Otra, la del Estado-nación no determinado por la libre voluntad de los ciudadanos sino por Dios y la Historia (es decir, por el número de cañones y los matrimonios de conveniencia).

Tanta patochada para no reconocer lo evidente: si Catalunya se independiza, y detrás va Euskadi-Nafarroa, lo que quede de España estaría económicamente al nivel de Portugal. A lo cual he de añadir que no se independiza quien quiere sino quien puede: para Galicia poder buscar su propio destino sin Castilla, primero debería desarrollar una economía que se pudiera sostener por sí misma. Muchas pensiones que pagar, y muy poco interés de los pocos jóvenes en quedarse y cargar con ese fardo.

Cierro el inciso y retomo la cuestión, que ya hace tiempo quería plantearos. ¿Qué medios usáis para informaros? Medios de calidad, en el que se ofrezca información para adultos intelectualmente normales, quiero decir, no la papilla mascada que ofrece la prensa nacional con un muy mal disimulado afán de persuasión sobre del de información.

Hace años, asqueado de El País (de la prensa española, quizá el medio de más calidad ahora mismo sea El Confidencial) me fuí al NYT, acreditado como el mejor periódico del mundo (y, de paso, practico inglés). Muy buen medio, sin duda, pero aún así la necesidad de clicks para sostener su estructura de gastos obligan a popularizar, banalizar los temas y su tratamiento. No es que me las quiera dar de intelectual (más bien snob), pero cada vez tengo mayor conciencia de vivir en un mundo global en el que se verifica con mayor claridad una locución latina que salía hace poco a colación en un comentario:
Homo sum, humani nihil a me alienum puto

Limitarme a la prensa local es un localismo provinciano, pueblerino, en el que no consiento en caer: el mundo es mi patria y la humanidad, mis conciudadanos.

En esa búsqueda de información de calidad, he llegado a una conclusión sorprendente: la prensa económica. Hacía tiempo que consultaba el FT (sí, lo digo totalmente en serio, prensa ultraliberal mas de calidad), pero cada vez dejan menos contenidos en abierto, así que he buscado y encontrado otras alternativas gratuitas que creo aún mejores: Reuters (donde ojeándolo encontré el enlace que os pasé) y Bloomberg, por supuesto en sus ediciones internacionales, nada de provincianismos.

En el fondo, tiene su lógica: el tipo de cliente de la prensa económica no quiere que le coman la oreja reafirmando sus prejuicios y convicciones, sino información de calidad, objetiva, para tomar decisiones de inversión. Yo buscaba información profesional para profesionales, y esto es lo más parecido que he hasta ahora encontrado.

Y ahora, tras yo exponer mis razonamientos. ¿Qué hay de los vuestros? ¿Qué medios os parecen mejores para conocer la actualidad en el mundo? Información sin mascar, sin adulterar, acercándose en lo posible a los datos crudos.

En realidad, aún busco un nivel superior de información, mucho más técnica: esto es así, así y asá. Y si el periodista quiere dar su opinión, porque le debe parecer muy importante, abre un blog y que ahí le lea su puta madre, que a mí no me interesa. De hecho, se puede ahorrar el firma la noticia porque me importa un carajo cómo se llame. Si su identidad tiene algún reflejo o incidencia en la noticia, es que no me interesa leerla: está contaminada. ¿Conocéis algo así? Datos, estadísticas que contextualicen la información, y omisión absoluta de declaraciones de afectados mostrando “el lado humano de la noticia”. La humanidad ya la pongo yo, y poner la opinión de Fulanito Pérez y no la de otros miles o millones supone un sesgo en la información inaceptable (lo que elimina a por lo de más un buen medio como The Guardian).

¿Alguna sugerencia de un medio así?

+

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

20 agosto 2017

Alepo, Mosul, Raqqa

Filed under: Información — Nadir @ 12:07

En los medios de ultraderecha, la calumnia y la difamación están a la orden del día. Sin embargo, en la prensa más centrista, la manipulación de la realidad se realiza por otros medios menos groseros: en vez de recurrir a la mentira descarnada, emplean un sesgo determinado en la selección de las noticias para crear una concepción errónea en el lector.

Pongamos un ejemplo: imaginemos que un periódico decide contar los crímenes machistas que se dan, por ejemplo, en La Rioja. Cuando se da un caso, se le da una amplia cobertura, e incluso es noticia cualquier agresión de menor relevancia. Por otra parte, se silencian todos los crímenes habidos en otras comunidades.

¿Qué pasaría? Al cabo de cierto tiempo, se crearía la conciencia social de que los riojanos son unos salvajes que matan sistemáticamente a las mujeres, a diferencia del resto de los Españoles. Y cuando apareciese una persona cuerda, bien informada, con unas estadísticas en la mano argumentando que la incidencia de la violencia doméstica en La Rioja no era diferente al resto del Estado, sería recibido con pitos y abucheos: una vez implantado un concepto en la sociedad, por mucho que sea falso, la sociedad emite anticuerpos para defenderse del que lo amenaza. La chusma es reacia a cambiar de idea, no se atreve a retar sus propios prejuicios.

¿Os parece muy absurdo el ejemplo? No menos absurda es la diferencia de tratamiento informativo entre lo que ocurre en Venezuela y lo que ocurre en Honduras, Colombia, Guatemala… como comentaba el otro día.

Ahora os quiero traer otro ejemplo. ¿Recordáis en el asedio de Alepo, cómo se estremecía la prensa del régimen en desgarradores relatos e imágenes de las penurias de los asediados? Me refiero al asedio de Alepo oriental por el ejército sirio, porque del sitio que sufrió meses antes por las milicias islamistas apenas supimos nada. Sólo del progreso triunfal de esos rebeldes inflamados de fervor democrático contra el sátrapa.

Bien ¿dónde esta esa intensa cobertura informativa de las condiciones de la población civil de Mosul, sometida al asedio de las tropas iraquíes y peshmergas? ¿Y el asedio actual de Raqqa? Para el que sólo obtenga la información de la prensa del régimen (de la televisión o la radio ya ni hablar), se figurará que están siendo operaciones quirúrgicas en las que la población civil no sufre. Es más, esa población civil ha desaparecido de los medios, y lo único relevante es el progreso de las tropas con las cuales la línea editorial del periódico se alinea y el lector se identifica.

Sin embargo, las condiciones de vida durante el asedio a las tres ciudades fueron (son, en el caso de Raqqa), absolutamente parejas: una enorme escasez de agua y víveres, pues son los combatientes islamistas los que controlan las reservas; el temor de ser movilizado, en el caso de los hombres hábiles, criterio éste que va haciéndose más laxo hasta llegar a niños y ancianos; y, sobre todo, la amenaza constante a morir en un bombardeo.

Es notable cómo la prensa occidental bramaba ante los bombardeos de la aviación rusa sobre posiciones rebeldes en Alepo. ¡Criminales! ¿Escucháis semejantes lamentos cuando la USAF emplea todo tipo de munición, inclusive bombas de fósforo blanco, en Raqqa? ¿Habéis visto imágenes de cómo ha quedado Mosul tras ser arrasado por la artillería?

Por supuesto, yo soy el primero que defiende que Mosul y Raqqa deben ser tomadas. Pero no se me escapa que el asedio y asalto va a costar muchos miles de vidas, de eso que copiando a los gringos llamamos víctimas inocentes, como si hubiera justificación para las víctimas “culpables”, como si en esta guerra hubiera algún inocente.

Sobre este punto no cabe engañarse: es tan absurdo pretender que unos pocos miles de combatientes lograron controlar una ciudad como Mosul, de millón y medio de habitantes, como que unos pocos regimientos alemanes controlaban todo un país como Francia, con una demografía pareja… sin la connivencia de la mayoría y la interesada si no entusiasmada colaboración de no pocos. Cuando un pueblo tiene voluntad de resistencia, el ocupante se desangra, la muerte le acecha en cada esquina. Podríamos irnos a la toma de Zaragoza por tropas napoleónicas, pero tenemos mucho más cerca en el espacio y el tiempo la ocupación usamericana de Iraq. Cada vez que salían de la zona verde, sabían que estaban en territorio comanche. Por no hablar de Afganistán.

Los milicianos del Estado Islámico campaban a sus anchas en Mosul, porque la población suní más reaccionaria estaba encantada con la idea de haber expulsado de la ciudad a 2/3 de sus habitantes, chiíes, cristianos, yazidíes o simplemente suníes civilizados. No menos satisfecho se mostraba el pueblo alemán de que alguien le dijera que eran una raza superior cuyo destino era dominar el mundo. Existen muchas similitudes entre el nazismo y el islam, a ver cuando tengo tiempo y las desgrano.

Y retomando el tema principal: es evidente que la toma de Raqqa, como han sido las de Mosul o Alepo, va a suponer una masacre. Los islamistas han escogido luchar en el terreno que más les favorece, una decisión que por si sola los define. Aprovechan la “debilidad” del rival, que no es más que su nivel de civilización que les hace reacios a causar una masacre. Porque tanto la USAF como la VVS tienen capacidad de sobra para destruir al enemigo sin sufrir una sola baja: reduciendo la ciudad a polvo con un bombardeo masivo. Afortunadamente, los yihadistas no tienen acceso a esa capacidad de fuego (que ya vemos cómo la utiliza un ejército wahabita en el caso de Yemen), y por mucho que unos u otros critiquen los excesos de una u otra aviación (rara vez ambas, la mayoría de la población es ciega al sufrimiento causado por el bando del que son tiffosi), hay que reconocer que existe un mínimo respeto a la vida humana.

La situación la podemos resumir de la siguiente manera: para tomar una ciudad, hay que ablandar las posiciones con fuego de artillería y bombardeos, aún a sabiendas de que provocaría muertes civiles. Al final, el problema se reduce a calibrar el uso de estas armas, encontrar un punto aceptable entre las víctimas civiles y las bajas en el propio ejército. Un punto en algún lugar entre la destrucción absoluta de la ciudad (Trump llegó a hablar en campaña del uso de armas nucleares) e intentar tomarla a pecho descubierto, lo cual dispararía el número de bajas hasta hacer temer la derrota. Y las consecuencias de una derrota ante los islamistas es un escenario aterrador: si hubieran resistido en Mosul, e iniciado un contraataque ante un ejército iraquí mermado y desmoralizado, confirmando ante toda la sunna que estaban bendecidos por Allah.

Claro, si yo fuera un habitante de Mosul (o Raqqa, o Alepo), estaría furioso por la abundancia de ataques aéreos y la profusión en el uso de artillería. Ahora bien, si yo fuera un soldado procurando avanzar en las calles de esas ciudades, estaría igualmente furioso con mis mandos, por forzarme a exponerme a la muerte en vez de reventar tal posición con bombas. Leía ayer que en la toma de Mosul murieron 1.400 soldados iraquíes, no sé si el discurso periodístico actual los englobaría dentro de la categoría de “inocentes”.

Y es que hemos de tener en cuenta la importancia que tiene además, en este momento, conseguir objetivos militares con el menor número de bajas: y es que la guerra aún no ha terminado. Especialmente en el caso del ejército sirio (y milicias chiíes, el bando de Assad, vamos) en el caso de Alepo y de los kurdos (y algún grupo árabe unidos en las SDF) en Raqqa. Por ejemplo, cuando tomen Raqqa, las YPG van a tener que medir fuerzas con el ejército sirio (columna que sube hacia Deir er Zor) y con el turco (Al Bab), además de seguir tomando terreno al Califato en el valle del XXX.

En cualquiera de los tres casos, incurrir en muchas bajas en los asedios de Alepo, Mosul o Raqqa, supondría una amenaza a su misma supervivencia (en esta guerra, la derrota implica la aniquilación, especialmente si la victoria es de los islamistas). El incentivo a extralimitarse con el uso de los bombardeos aéreos y artilleros es, por tanto, muy fuerte (máxime cuando la población que queda dentro sabes que ha estado colaborando con el ocupante yihadista, los que no estaban tan satisfechos escaparon hace tiempo). Así que, dentro de lo que cabe, hasta me parece notable el esfuerzo que se ha hecho por no causar demasiadas bajas civiles en los tres casos. Y eso, sabiendo que se han excedido respecto a lo que sería deseable (tanto en Alepo como Mosul, se han pasado tres pueblos, veremos en Raqqa).

Y sí, esto es la guerra: el crimen generalizado. Por eso mismo se debe hacer lo posible y lo imposible por evitarlas, porque una vez desatadas, no hay ninguna opción éticamente correcta: vence y sobrevive el más eficiente matando.

+

Se os ha prescrito que combatáis, aunque os disguste. Puede que os disguste algo que os conviene y améis algo que no os conviene. Allah sabe, mientras que vosotros no sabéis.
Corán: 2:216

¡Profeta! ¡Anima a los creyentes al combate! Si hay entre vosotros veinte hombres tenaces, vencerán a doscientos. Y si cien, vencerán a mil infieles, pues éstos son gente que no comprende.
Corán 8:65

¡Id a la guerra, tanto si os es fácil como si os es difícil! ¡Luchad por Allah con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros. Si supierais…
Corán 9:41

+

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

2 noviembre 2016

Folletos

Filed under: Información — Nadir @ 10:29

Un resumen de las portadas de las principales cabeceras españolas en su kiosko:

ofertas-dia-el-pais

+
+
+
+
+

folleto-carrefour-el-mundo

+
+
+
+
+

folleto-lidl-abc

De la portada a la contraportada, 100% publicidad corporativa, 0% de periodismo.

+

Evidentemente, nadie con dos dedos de frente pagaría por un folleto publicitario.

ojd

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: