La mirada del mendigo

20 octubre 2019

DIVAGACIONES: Impuesto de Sucesiones

Filed under: Economía,Historia,Información,Política,Sociedad — Emilio Fernandez @ 17:38

Con permiso de Nadir, voy a intentar  sacar algún post de vez en cuando, sobre temas que me llaman la atención. No serán entradas técnicas ni de expertos, sino cosas que me vienen a la mente y que comparto con vosotros para que reflexionemos y compartamos opiniones y si fuera el caso discutamos sobre ello (https://dle.rae.es/?id=DtuofiJ). Lo llamo divagaciones porque sinceramente llamarlo reflexiones sería darle una categoría que creo que los post que haré no la tienen. Aquí empiezo con la primera

¿Quién no ha escuchado, leído o visto la campaña contra el impuesto de sucesiones? Me gustaría saber quién la financia, es una buena campaña, una inversión a corto/medio plazo, solo superada por la del corredor mediterráneo (ahí sí que le han metido pasta, comunicar los puertos por tren, ole ole y ole). Supongo que todos sabréis  de qué impuesto hablo, posiblemente el más conocido y odiado, vamos muy resumidamente a ver sus antecedentes. (Si queréis saber más ya sabéis dónde tenéis que buscar).

Creo que el primer antecedente de este tipo de imposición fiscal lo hallamos en Roma (¿qué raro no?). El muy y mucho rojo de Octavio parece ser que fue quien definitivamente organizó la vicesima hereditatium, extraigo de http://www.ridrom.uclm.es/documentos14/rendo14_pub.pdf

“La doctrina mayoritaria estima que este impuesto se organizó definitivamente bajo Augusto, existiendo al principio fuerte resistencia, principalmente por parte del Senado, a su implantación, si bien al final de su gobierno esta resistencia se habría superado. Este tributo fue introducido por medio de una lex Iulia de vicesima hereditatium cuya fecha se sitúa en el siglo 6 d.C., si bien la particular norma no se conserva. Las noticias que tenemos provienen de Dion Casio 56,288 y del Panegiricus de Plinio el Joven 37-409. Dion Casio narra que cuando los ciudadanos romanos estaban agobiados con el impuesto sucesorio del 5% y parecía probable un levantamiento por parte de los mismos, Augusto envió una comunicación al Senado haciendo una oferta a sus miembros a buscar algunas fuentes de otros ingresos. Lo hizo, no con la intención de abolir el impuesto, sino para que cuando ningún otro método pareciese mejor, el Senado debiera ratificar la medida, sin censura alguna. Prohibió incluso a Germánico y Druso tomar la palabra ante el Senado, para que nadie pudiera acusarlo de haber ejercido la más mínima influencia sobre el Senado. Hubo mucha discusión y algunas propuestas se presentaron a Augusto por escrito y cuando se enteró de que los senadores no estaban dispuestos a someter las herencias a ninguna forma de imposición, cambió y propuso restablecer un impuesto sobre los bienes y las casas. Sin especificar la tasa del impuesto, ni el modo de cobro, envió a los hombres en todas partes para hacer una lista de los bienes, tanto de los particulares como de las ciudades. Al temer que este impuesto -tributum soli- fuera mayor que el 5%, el Senado aceptó el impuesto sucesorio al 5% y de esta forma fue votada la Lex Iulia vicesima hereditatium, bajo el consulado de M. Aemilius Lepidus y L. Arruntis Nepos, en el año 6 d.C.”

Statue-Augustus.jpg

El rojeras de Octavio

No iba a copiar tanto, pero estas historias siempre me han gustado, 😉

En España, según extraemos del mismo artículo y de otras fuentes, podemos decir que el primer impuesto estatal sobre la herencia lo estableció otro rojeras, un tal Carlos IV. Podéis leer el artículo si queréis saber los tipos impositivos, a quién afecta, excepciones, etc. La verdad que es bastante interesante. Actualmente es un impuesto en manos de las autonomías y varía mucho; su cuantía depende de cada comunidad. Aquí tenéis información

https://es.wikipedia.org/wiki/Impuesto_sobre_Sucesiones_y_Donaciones_(Espa%C3%B1a).

Bueno, después de esta  introducción vayamos a la miga, al porqué de esta entrada, impuesto de sucesiones sí o no.

En primer lugar decir, que en el mundo socialista que imagino es un impuesto que no tendría cabida, ya que los bienes inmuebles no serían de propiedad privada, las viviendas solo existirían en régimen de alquiler, y por supuesto  ni grandes ni medianas fortunas, y qué coño, ni pequeñas fortunas. Solo se podrían heredar bienes muebles y hasta cierta cantidad de ahorros, muy poco por cierto. Ante esto lógicamente el estado debería proporcionar lo suficiente para mantener en un nivel básico a todo el mundo. Tampoco me voy a enrollar mucho más, en resumen, el impuesto de sucesiones en mi paraíso socialista no tiene aplicación. Pero como no existe ni existirá y cada vez veo más lejos cualquier estado de este tipo hablemos de lo que tenemos ahora mismo.

IMPUESTO DE SUCESIONES: DE ENTRADA, NO

03_01_OTANno.jpg

Pero que grandes…

Por supuesto que no, pero muy al contrario de lo que suponéis. No es no por las muchas chorradas que nos cuentan, como que es injusto (y el IVA, o cualquier otro sí), que es doble tributación (como que no pago IVA cuando ya pagué IRPF, o mejor pagar IVA del impuesto eléctrico, eso sí que mola), u otras gilipolleces que nos podemos encontrar aquí https://stopimpuestosucesiones.org/verdades o aquí https://stopimpuestosucesiones.org/mentiras , algunas completamente gilipollas. Al final lo que no recauden por este tipo de impuestos lo recaudarán por otro lado, quitarán patrimonio o sucesiones, y lo meterán en tasas  a combustibles, en IVA o donde sea, que ahí sí que lo pagaremos todos. ¿Por qué tenemos que tratar este tipo de ingresos o transferencias de propiedades con un tributo especial? Que se aplique la figura impositiva ya existente. ¿Por qué si te transfieren un piso de un muerto a un vivo tiene derecho a pagar menos que entre dos vivos?, ¿por qué si ingresas equis dinero pagas menos si lo heredas o te lo donan que si te lo ganas trabajando?, considerémoslo un ingreso más y apliquemos IRPF. No queréis taza, pues taza y media, el impuesto de sucesiones me parece injusto, pero no pagar por una trasmisión  o ingreso me parece que es el acabóse. Lógicamente, esto último todos sabemos quién lo plantea y a quién le interesa, y qué hace la izquierda: verlas venir. Desde que tengo memoria la batalla entre la izquierda y la derecha (y más aún entre sindicatos y empresarios) es como un combate de boxeo en el que uno de ellos lanza golpes sin parar a ver si da alguno, y el otro está a verlas venir esquivando o procurando que el daño sea el menos posible, pero sin lanzar ninguno. Estamos paralizados, no tenemos ningún rumbo, cosas que hace 50 años planteaban los socialdemócratas ahora son vistas como si fueran ideas soviéticas, se ha moderado tanto el discurso que al final se ha perdido lo esencial. Este tipo de cosas son una más, no somos capaces de contraatacar, otra pequeña batalla perdida, otra más, y cada vez y sin darnos cuenta nuestra gente está más a la derecha.

4 octubre 2019

Dying to Survive

Filed under: Sociedad — Nadir @ 23:25

Una de las funciones que teóricamente se le atribuían a Internet y que no acaba de manifestarse es la de poner en contacto culturas y pueblos. Aunque técnicamente es perfectamente posible, nuestro paletismo nos hace centrarnos en nuestro rinconcito del planeta.

Pues hoy vamos a asomarnos a ver qué se cuece en otras partes del mundo y, para ello, os recomiendo una peli china del año pasado: Dying to Survive (disponible en la mulita en VO subtitulada al inglés).

Luego le echáis un ojo a esta entrada sobre el sistema sanitario en la dictadura capitalista.

Y, si tenéis ganas, podemos charlar de todo ello.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

27 septiembre 2019

Una nueva víctima de la inquisición neopuritana

Filed under: Sociedad — Nadir @ 19:32

La jauría postmoderna se ha cobrado una nueva víctima, un ñu. Y vaya víctima: el jefe de la manada.

Ya no son sólo acciones, sino también opiniones discordantes en campos que no tienen nada que ver con su desempeño profesional, las que llevan a arruinar la vida de una persona. Un terrorismo ideológico que obliga a todos a alinearse con la doctrina oficial a riesgo de ser también linchados socialmente. En este nueva hipocresía victoriana, Stallman y su carácter excéntrico era una víctima demasiado fácil; un Bakunin, un Quijote, un hombre de otra época.

De nuevo, no soy el único que piensa que detrás de estos nuevos camisas pardas está el largo brazo del capitalismo.

Realmente, la mejor forma de defenderlo es difundir el correo con el que tratan de lincharlo:

The announcement of the Friday event does an injustice to Marvin Minsky: “deceased AI ‘pioneer’ Marvin Minsky.
The injustice is in the word “assaulting”. The term “sexual assault” is so vague and slippery that it facilitates accusation inflation: taking claims that someone did X and leading people to think of it as Y, which is much worse than X.
The accusation quoted is a clear example of inflation. The reference reports the claim that Minsky had sex with one of Epstein’s harem.
Let’s presume that was true (I see no reason to disbelieve it). The word “assaulting” presumes that he applied force or violence, in some unspecified way, but the article itself says no such thing. Only that they had sex.
We can imagine many scenarios, but the most plausible scenario is that she presented herself to him as entirely willing. Assuming she was being coerced by Epstein, he would have had every reason to tell her to conceal that from most of his associates.
I’ve concluded from various examples of accusation inflation that it is absolutely wrong to use the term “sexual assault” in an accusation. Whatever conduct you want to criticize, you should describe it with a specific term that avoids moral vagueness about the nature of the criticism.

Absolutamente correcto. Que alguien contrate los servicios de una prostituta de 17 años puede ser o no legal y/o éticamente reprochable. Lo que no se lo puede calificar es de violación.

Y, en todo caso, quien no esté de acuerdo con esa reflexión, es libre de disentir. Pero su opinión no es superior a la de nadie, por mucho que esté bendecida por el Santo Sínodo biempensante.

La confusión en el lenguaje promovida en el mundo postmoderno amenaza con minar los pilares del pensamiento lógico. Diluida la conexión entre significante y significado, cualquier proposición puede ser cierta, o no, según la potencia mediática de la que se disponga para imponer un “relato”.

El pensamiento religioso es el origen de todos los males.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

6 septiembre 2019

Nos están matando

Filed under: Sociedad — Nadir @ 7:22

Vamos a aplicar la misma retórica victimista del neofeminismo postmoderno, cambiando la categoría de víctima por defecto. A ver si suena plausible.

+

Cuadros tomados del resumen estadístico de accidentes laborales 2018 publicado por el Ministerio de Trabajo.

+

Aquí tenemos una muestra de la opresión del transhomomatriarcado opresor al colectivo históricamente más explotado, siempre sometido a los trabajos más duros, insalubres y peligrosos; señal inequívoca de hallarnos ante un grupo social discriminado. Las mujeres, desde una posición de poder, llevan siglos parasitando ese esfuerzo masculino apropiándose de más riqueza de la que consiguen generar, mientras hoy en día los roles de género impuestos por el matriarcado reservan a la categoría social privilegiada los trabajos menos sufridos (sanidad, derecho, educación, administración…), trabajando aún por encima menos horas en ellos, pero exigiendo al menos la misma participación en la riqueza producida.

En total, murieron el año pasado 541 hombres en accidente laboral, 15 más que en 2017, por 31 mujeres (copiando el dato del año anterior). Estos datos no sólo confirman la evidencia de la opresión al varón en este sistema matriarcal, sino que revelan cómo el terrorismo hembrista se recrudece en su empeño en reducir al hombre a bestia de carga, elemento fungible del matriarcado.

Merced al control que tiene el matriarcado sobre los medios de comunicación que dictan el discurso hegemónico, estas víctimas de la explotación hembrista son invisibilizadas, ninguneadas, mientras se presta atención a las víctimas que les interesa destacar al hembrismo, aún siendo menos de la décima parte. Una muestra del valor diferencial que esta sociedad hembrista concede a la vida de un varón en comparación a la de una mujer.

Por todo ello, desde el masculinismo militante reclamamos una sociedad más justa e igualitaria, en la cual podamos ver cómo las mujeres ocupan el 50% de los puestos en sectores como la construcción, el forestal o el pesquero, el transporte o la siderurgia. Mujeres caldereras, mecánicas o poceras en igualdad numérica con sus compañeros varones, liberando puestos de oficina para que puedan ser ocupados por sus compañeros varones (¿acaso es menos apto un hombre para desempeñarlos?) o que tengan la posibilidad de escoger quedarse en casa cuidando de la familia sin estar expuestos a la reprobación social.

NO MÁS HOMBRES MUERTOS EN ACCIDENTE LABORAL

NO MÁS VÍCTIMAS DEL SUPREMACISMO HEMBRISTA

¡NI UNO MENOS!

+
+
+

Pues creo que sí; empleando el mismo rigor en el razonamiento que el neofeminismo identitario, me ha salido un alegato bastante creíble, incluso con mejor soporte sobre la realidad social, recurriendo a niveles no mayores de sesgos y falacias discursivas.

No sé a dónde nos conducirá como sociedad esta doctrina de la exacerbación sexista (aunque tengo mis sospechas, esto no es casual), pero puestos a jugar en el festival del victimismo, juguemos todos, que así más nos reiremos.

MORALEJA: Con un análisis lo suficientemente sesgado de la realidad, podemos acabar concluyendo cualquier estupidez

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

12 agosto 2019

¿A quién conviene esta paranoia?

Filed under: Sociedad — Nadir @ 11:47

La de las mafias de rumanos y albanocosovares que venían a desvalijar pisos, sin duda, a los fabricantes de alarmas y proveedores de seguridad privada.

Si ridículo era el miedo infundido en la chusma por medios de comunicación contra esa invasión de hordas salvajes venidas de los Balcanes… ¿qué decir de éste enlace?

Guía para hombres: acciones para conseguir una sociedad en la que las mujeres vivan sin miedo

Por favor, leedlo, es cortito. Es necesario comprender la mentalidad de la secta identitaria. Luego diréis que yo exagero, que soy pesado con el tema, que el desbarre del postmodernismo identitario no es para tanto, que soy yo que estoy susceptible por todas estas pendejadas… Mirad la situación en USA: eso es lo que nos espera como no paremos la mamarrachada que están importando los modernitos.

El miedo esclaviza. Unos medios crean miedo del inmigrante, otros miedo del varón, todos ellos siguen la misma consigna de crear una sociedad de pusilánimes aterrorizados por un imaginario entorno hostil, que se postren sollozando a los pies del poder para sacrificar la libertad (especialmente la ajena, la del supuesto grupo agresor) por conseguir una ilusoria seguridad.

Mención especial a la nueva acepción postmoderna de feminismo, que de promover la superación de los clichés sexuales (el género), pasa a exacerbar los modelos tradicionales hasta el esperpento: macho agresor y damita indefensa y aterrorizada ante su imponente presencia; ambos no pueden compartir espacios sin que se desencadene una agresión. Curioso que la única sociedad que comparte este extremismo sexista con la chaladura postmoderna sea la saudí.

La realidad es que España es uno de los Estados más seguros, y cada vez lo es más, aún a pesar del alarmismo interesado que promueven los panfletos identitarios progres y fachas, para mantener cohesionado a sus respectivos auditorios.

Vamos a hacer un experimento. Volved a leer el artículo, pero en vez de leerlo en clave de género, cambiadlo a clave racial. Las normas para que un negro no asuste a las jóvenes blanquitas. ¿De qué clase de sociedad estamos hablando? Puestos a generar prejuicios, hagámoslo a lo grande: malvados machos, sí, pero negros, moros, gitanos… así podemos reunir las fobias de unos y otros y redactar un artículo que podría ser publicado indistintamente en ElDiario o en OKDiario. Diferente audiencia, mismo rigor intelectual, mismo mecanismo: inocular el miedo en un segmento de la población exacerbando los peligros sin contextualizarlos, para crear en el receptor la sensación de amenaza por parte del grupo social dibujado como agresor.

Desvergonzadamente, bajo el nombre de “feminismo” están empaquetando una ideología represiva y terriblemente reaccionaria. El nuevo modelo de mujer: un títere asustadizo y ofendidito, que precisa de ayuditas para no descomponerse como muñeco de paja tras la tormenta. Si a un individuo sano le haces caminar con muletas, acabará renqueando.

Cuando estoy por el campo, celebro el desparpajo de muchas ancianas, alguna casi centenaria, con las que me paro a charlar; valientes, esforzadas, resueltas, desenvueltas… que si cagan un pedo parten por la mitad a estas monitas “liberadas” por el neofeminismo (y los monitos que las acompañan).

¿Liberadas?

Sometidas, alienadas, aterrorizadas, reprimidas.

Idiotizadas.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: