La mirada del mendigo

27 mayo 2021

Basura en las aulas

Filed under: Sociedad — Nadir @ 9:54

Me parece que esto puede servir de un muy buen ejemplo:

Pamela Palenciano, la tipa que aparece en el vídeo, es muy afín a Unidas Podemos, quien le da bolos en instituciones públicas (creo que a 1.700€ la función, lo del Twitter de la facha es un corte en el minuto 1:05:00). Alicia Rubio, la tipa que tuitea el vídeo, es diputada regional por Vox. Sin saber quién es quién, si sólo nos ciñésemos al vídeo y el comentario ¿con quién os alinearíais?

Yo creo que el título de basura en las aulas es muy apropiado (lo que pasa es que yo también titularía igual la presencia de un cura en un colegio dando una charla antiabortista). Si la alternativa al adoctrinamiento religioso de la enseñanza concertada es el adoctrinamiento feminista en la pública, estamos bien jodidos. Subrepticiamente, sin modificar una coma de la Constitución, volvemos a tener una religión oficial de enseñanza obligatoria en las aulas. Vivimos de nuevo en un Estado confesional, y hay una minoría que lucha contra ella, lo cual le granjea simpatías en el pueblo llano.


Y esto es lo que os quería mostrar, cómo se cede a la extrema derecha el centro del tablero, la posición central del sentido común, quedando la neoizquierda como una panda de chiflados fundamentalistas, tan ridículos y risibles como era la derecha nacionalcatólica del tardofranquismo. Por eso perdieron el contacto con la sociedad, que les costó décadas retomar.

Punto para Vox.

Luego vendrán con el esperpento de la “alarma antifascista”, los mismos que están alimentando al monstruo con sus mamarrachadas postmodernas. Y la patronal frotándose las manos, ¡vaya chollo esto del feminismo! Porque la derecha viene con un programa económico detrás…

Si las oligarquías tuvieran algo de perspicacia, estarían patrocinando estas charlas.

Ah! Que ya lo hacen…

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

11 abril 2021

La peligrosidad de la vacuna de Astra Zeneca

Filed under: Sociedad — Nadir @ 13:25

El origen de los males que nos afligen, el peor de los virus, es la ignorancia.

Vamos a suponer el caso de un hombre de 65 años (el tramo etario que está siendo vacunado con Astra Zeneca) que está dudando si vacunarse por los mensajes alarmistas que están llegando. Ponerse la vacuna implica un riesgo, no hacerlo también. ¿Cuál es mayor?

Según los últimos datos, la vacuna de Astra Zeneca produce trombosis en ese grupo de edad en 2 de cada millón de casos (1/500.000). La probabilidad de estar expuesto al riesgo de los efectos secundarios de la vacuna, si te la pones, es de 1/1, obviamente.

Por otra parte, la mortalidad por COVID en España en la franja de edad 60-70 es del 3,6% (por cierto, el COVID también mata generando trombos por la respuesta inmunitaria desordenada). Pero hay factores como el sexo (que no género, al virus le importa un bledo que te creas hombre, mujer o cacatúa) u otros factores de comorbilidad como la obesidad, la diabetes o las enfermedades coronarias que aumentan ese riesgo. Pongamos que para el varón de nuestro ejemplo es del 5% (1/20).

Esta probabilidad debemos ponderarla por la probabilidad de que se contagie, que ciertamente es baja, pero desde luego no es nula. Una vez vacunado, sabemos que la probabilidad de contraer la enfermedad se reduce en un 65% con la de AstraZeneca, pero la probabilidad de desarrollar un cuadro clínico que degenere en el deceso se reduce en más del 90% (de hecho, se está reportando una efectividad del 100% para prevenir cuadros graves, pero guardemos un sano escepticismo y quedémonos con ese conservador 90%).

Y aquí la cuenta es muy sencilla:

El riesgo de no vacunarse:
Pnovac = 1/20*Pc
Siendo Pc la probabilidad de contagio

La probabilidad de morir habiéndose vacunado es la suma de las probabilidades de morir por efecto de la vacuna más la de morir por la enfermedad porque la vacuna no ha protegido (menos la intersección de ambos sucesos independientes, morir por la vacuna Y el COVID, que considero despreciable, sólo faltaría que le partiera un rayo al pobre hombre).
Pvac = 1/500000+Pnovac*1/10

Obviamente, convendrá vacunarse cuando el riesgo de vacunarse sea menor al riesgo de no hacerlo.

Pvac < Pnovac
1/500000+1/20*Pc*1/10 < 1/20*Pc
Pc > 1/22500

Es decir, la estrategia de no vacunarse sólo será menos peligrosa cuando el riesgo de contagio (Pc) sea inferior a 1/22500. Dicho de otra forma, si de 22.500 personas que hicieran la misma vida, con las mismas precauciones, que el sesentón de nuestro ejemplo, sólo debiéramos esperar que se contagiara una. Y he tomado datos conservadores.

Sin embargo, hemos visto que se ha contagiado, según regiones, entre un 5 y un 20% de la población en el año que llevamos de pesadilla, con una media del 10% (Pc = 1/10).

E insisto que, una vez vacunados los viejos, en cuanto decaiga el estado de alarma, estoy convencido que van a dejar correr el virus libremente, porque las muertes serán asumibles políticamente, la gente ya se ha acostumbrado a esas cifras y sería muy impopular imponer restricciones por unas pocas decenas de muertos al día. Con lo que el riesgo de contagio, especialmente por jóvenes asintomáticos, va a ser mucho más alto.

Luego podemos concluir que la estrategia de no vacunación es incorrecta, por varios órdenes de magnitud.

Quod erat demonstrandum

+

NOTA: De hecho, en el sumando de probabilidades de fallecimiento de la estrategia de vacunación, es mucho mayor el riesgo de morir de COVID porque la vacuna no cumpla su función, que por los efectos secundarios de la propia vacuna. Y obviamente, el riesgo de morir de COVID sin estar vacunado es aún mayor, mucho mayor, más del décuplo.

NOTA2: Desde aquí quiero proclamar mi completo desprecio a los estamentos periodístico y político, a cual compuesto por individuos más zotes (sí sólo tuvieran el nivel cultural de un bachillerato decentito, qué empresa no estaría a nuestro alcance). Es absolutamente esperable que al aplicar un tratamiento muy seguro (mortalidad de 1 cada medio millón) sobre una población de millones, se produzca un goteo de muertes. Eso no hace a la terapia más peligrosa, sino sencillamente su peligrosidad está aplicada sobre un múltiplo muy grande. Matemáticas de primaria. Mas los analfabetos que pueblan las reacciones enfocan las cámaras en estos casos, la excepción, y no en los millones que NO han muerto, la norma. Y la clase política, que gobierna a golpe de Tweet y de encuesta de opinión, va dando bandazos en su gestión de la crisis para añadir mayor confusión.

Tampoco existe una sociedad madura, informada, que comprenda que ninguna sustancia es inocua y que es de esperar que surjan algunos casos de reacciones adversas a la vacuna que conduzca a la muerte. Pero es que no se está vacunando por gusto, sino por necesidad, y como con cualquier otro medicamento se asumen los riesgos de administrarlo cuando el riesgo de no hacerlo es superior. Y éste es claramente el caso, como acabamos de demostrar.

NOTA3: Qué asco me produce estar rodeado de subnormales.

NOTA4: La vacuna de Jansen (J&J) ha sido puesta en observación por creer que puede haber causado 6 trombosis en mujeres jóvenes. Supongamos que se encuentra relación, que esos trombos fueron causados por la vacuna. 6 casos en 6,8 millones de vacunas administradas. Menos de 1 caso por millón. Si fuera cualquier otro medicamento, ni siquiera aparecería en el prospecto (efectos secundarios muy raros son de 1/100.000). Madre mía cómo estamos…

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

28 marzo 2021

Facts don’t matter

Filed under: Información,Sociedad — Nadir @ 10:27

Joe Dator – Cartoonist

+

Gentileza de Maese Grijalvo.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

27 marzo 2021

Ley Corcuera

Filed under: Sociedad — Nadir @ 0:35

Los que ya hace algún tiempo que dejamos de ser jóvenes, nos acordamos de la fracasada Ley Corcuera (también llamada Ley de la Patada en la Puerta), el proyecto de ley promovido por el electricista palurdo ascendido a Ministro del Interior suciolisto por el cual la policía podía forzar la entrada a un domicilio sin orden judicial en casos de terrorismo o narcotráfico.

Entonces, la Ley Corcuera fue considerada una conculcación de los derechos fundamentales intolerable que no se justificaba por la actividad de ETA o el galope desbocado del caballo en los barrios.

Ahora quiero que veáis esto:

https://mobile.twitter.com/FuerzasDelOrden/status/1375528561667403776

Y deben estar muy orgullosos y confiados, pues son los mismos perros que suben el vídeo. Una reunión de amigos, por muy censurable que sea, como motivo legal suficiente para violentar un domicilio.

ESPAÑA – ES – UN – ESTADO – POLICIAL.

Y con cada nuevo ejecutivo, la capacidad represiva del Estado se incrementa, y la posibilidad del ciudadano de defenderse de ella, el terreno de juego en el que le dejan moverse, se reduce. Mientras tanto, el carnaval político sigue jugando a poli bueno y poli malo, mientras siguen cociendo a fuego lento nuestros derechos.

Gobierno de progreso, sí. Pero ¿progreso en qué dirección? Progresamos hacia un recorte de libertades ciudadanas y el reinado de las fuerzas policiales, omnipotentes. Pero como son progres, como te duele menos cuando te enculan, usan cremita. ¿Cómo te van a hacer algo así, con lo guais que parecen?

Yo no quiero vivir en un país así. Me da asco. Me dais asco, todos los que permitís que algo así ocurra.

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

+

25 marzo 2021

Las víctimas de la gran mentira

Filed under: Sociedad — Nadir @ 11:29

Leo con desánimo el enésimo acto del espectáculo circense en el que se ha convertido la educación en los países anglosajones, tras adoptar las doctrinas postmodernas (enseñanza confesional).

Profesora de prestigiosa universidad de EEUU renuncia tras hacer “aberrantes” comentarios racistas sobre sus alumnos

Vamos a poner en contexto lo que está diciendo esta tipa: en las universidades gringas se está dejando pasar a estudiantes negros y latinos con peores notas que blancos y, sobre todo, asiáticos (que, por lo tanto, se quedan fuera) para “fomentar la diversidad”.

Es lo mismo que forzar la contratación de un 50% de mujeres en ámbitos con mayoría de varones (pero no el 50% de hombres en medios como el sanitario, o 50% de mujeres subidas a un andamio o bajando a una alcantarilla), en vez de escoger a los mejores sin importar sexo, raza o cualquier otro rasgo somático: acabas bajando el nivel. Matemáticamente es innegable. ¿Y qué pasa con esos negros que han entrado en Georgetown (la de Aznar) por ser negros, por aportar diversidad, y no por sus méritos académicos? Que avanzan a trancas y barrancas. Como era de esperar. No porque sean negros, sino porque su nivel de entrada es bajo. Los negros que sí que entraron porque sus notas eran buenas, que hubieran entrado aunque su piel fuera de color índigo, con esos no hay problema, como la misma profesora apunta. Eso lo sabe cualquier docente, peeeero, no se puede decir. Esta profesora, con su comentario y queja implícita (cómo puede ser posible que me hayan soltado gente con este nivel en clase), lo que está evidenciando es el absurdo de que los procesos de selección tomen en consideración la raza (es decir, sean racistas, como si una discriminación pudiera ser positiva). Estaba diciendo que el rey estaba desnudo, sencillamente describiendo la realidad cotidiana en una conversación privada entre colegas. Eso es imperdonable para cualquier fundamentalismo postmoderno y le han rebanado el pescuezo, en un ejemplo de la dictadura de lo políticamente correcto que se vive en la anglosfera (y aquí copiamos todas las modas que vengan del sargento mundial), especialmente en ambientes académicos.

Me entristece porque, por ejemplo, mi madre, profesora, podría haber hecho exactamente el mismo comentario con los gitanos. Mucho se rompió la cabeza, la pobre, empeñándose en que estudiasen, echando broncas a los padres para que no faltasen, hiciesen los deberes… Que otros muchos profesores pasaban (total, son gitanos). Pero la realidad es que, la mayoría de las veces, solían ser los peores de la clase. Al menos con los que había en mi clase era así (en mi cole había bastantes, porque estaba cerca de un poblado), y es estúpido y cobarde negar la evidencia. Mi madre sabía cuál era la situación, y se esforzaba por cambiarla.

La progresía postmoderna lo que intenta es que no se pueda describir la realidad, pero no mueven un dedo por cambiarla. Su campo de batalla son las palabras, el cómo se designa la realidad, porque según su dogma el discurso la determina (ni siquiera en eso Foucault era original, la filosofía del lenguaje es anterior incluso a Wittgenstein). Por ello hacen uso de palabros como invisibilizar o estigmatizar. ¿Os acordáis de la vieja estúpida que le criticó a Fernando Simón que dijera que los viejos eran un grupo de riesgo, por estigmatizarlos? Es un ejemplo perfecto de la aplicación del dogma anterior. Para resolver un problema, basta con no verbalizarlo. Al no ser pronunciado, al desaparecer del discurso, deja de existir. Porque, de nuevo, la palabra crea la realidad. Obviamente, al virus le da exactamente igual, la realidad permanece impertérrita la describamos o no. Y lo mismo, con el déficit académico de los estudiantes negros en gringolandia, o cualquier otro problema cuya descripción cuestione los argumentos de la nueva religión.

Habrá que analizar la problemática tras estos resultados, pero el primer paso es estudiar la realidad y aceptarla. Te guste o no, porque está ahí, aunque mires para otro lado. Si los suburbios negros, porque hay un fuerte componente racial en la distribución del espacio, tienen peores escuelas infantiles, que en USA están financiadas por los ayuntamientos, esos niños ya parten de una situación de desventaja (las diferencias entre una escuela de un barrio pijo y una de un barrio chungo son siderales). Las menores expectativas de sus padres, de su entorno, como con los gitanos, son también una causa mayor. Sabemos que el nivel educativo y los ingresos de los padres son un fuerte predictor del éxito académico de los hijos, y para vencer esa tendencia hay que hacer una fuerte inversión en educación. Que en USA no ocurre, y aquí cada vez menos (la puta colaboración público-privada, que detrae recursos a la educación pública). De todo esto se puede y debe hablar, pero para ello lo primero es reconocer el problema, no crear un tabú y crucificar a quien lo señale.

Claro, que es mucho más barato el policorrectismo, como lo es cerrar las escuelas de educación especial y que te suelten un niño sordo, ciego o deficiente mental en clase, con la cantinela de que “no es diferente” y simular que aquí no pasa nada. Así te ahorras pagar la nómina del profesor de especial, que es más cara, y tener centros dedicados. O, en el caso gringo, financiar una educación pública de calidad en los barrios pobres, para niños negros, blancos, amarillos y violetas a topitos, superando el identitarismo racista que se ha instalado en la left wing. Porque también tengo que aclarar que si admitimos en la universidad a negros con notas más bajas que blancos, lo que estamos haciendo es que entren los negros de clase media, aunque burros, y dejando fuera a blancos y chinos pobres, aunque con más posibilidades. Es de nuevo pura aritmética. Si ya lo tienen difícil por ser pobres, su raza se convierte en un obstáculo más.

Recuerdo un compañero, debía ser 6º de EGB, que se quedaba el pobre dormido en clase. Y no era ni negro, ni gitano. Simplemente, sus padres eran gente muy humilde. Ése es el estigma. Y por la noche iban a vigilar una nave y, como no tenían a nadie con quién dejar al crío y mucho menos pagar a alguien que lo cuidase, se lo llevaban con ellos. Obviamente, ese crío no competía en igualdad de condiciones con los que sí que podíamos dormir a su hora. Otro tenía la madre alcohólica, otro el hermano yonki… Pero lo que no resuelve nada es decir “aquí no pasa nada” e irles aprobando hasta llegar a la universidad, y allí regalarles el titulito por farfulladas de igualdad y de que no seas racista. Eso es hacer una mentira cada vez más gorda, hasta que explota al llegar al mercado laboral.

Cuando hice el CAP, uno de los “profesores” (un subnormal de psicología, cómo no) soltó la burrada más grande que he escuchado a cuenta del sistema educativo: “en una democracia, todos los niños tienen derecho a aprobar, y vuestra obligación es aprobarlos”. Las consecuencias prácticas de esta doctrina son la destrucción de la escuela pública, y que los padres que se lo puedan permitir lleven a sus críos a las pocas privadas que mantengan el nivel académico. El daño que han hecho las ocurrencias pseudopedagógicas progres (la pedagogía es una ciencia, pero estas mamarrachadas nunca se someten a la comprobación empírica) a la calidad de la educación es devastador.

Pero volviendo al caso que nos ocupa, sobre los procesos racistas de selección en las universidades pijas americanas (desde donde se difunde al mundo la doctrina postmoderna, que rápidamente es traducida aquí). Es más difícil (necesitas más nota para) entrar siendo asiático que blanco, más difícil entrar siendo blanco que hispano, e hispano que negro. ¿Por qué? Es pura aritmética al crear cupos raciales. Los alumnos asiáticos tienen notas medias más altas. ¿Y por qué? ¿Porque son genéticamente superiores? No, porque tienen una cultura del esfuerzo, del estudio. Sienten respeto por el conocimiento. Superior a la de los blancos, muy superior a la de los hispanos y extremadamente superior a las comunidades negras. Pero claro, eso lleva a un asunto muy espinoso: hay un problema intrínseco en la cultura de esas comunidades negras usamericanas. Especialmente, cuando los datos advierten que los inmigrantes africanos de primera generación, negros negrísimos recién llegados a un país extraño, sin apoyos sociales y, en muchos casos, sin dominar la lengua, tienen más probabilidades de ascenso social y mejor desempeño académico. Los mismos ciudadanos de origen asiático son… inmigrantes o hijos de. Si hubiera un racismo institucionalizado (aquí repiten la misma monserga con el machismo) también los asiáticos lo habrían sufrido. Y, sin embargo, copan las posiciones altas en resultados académicos. ¿Razón? Estudio, esfuerzo, es que no hay otro secreto. Si hubiera, pues, racismo institucionalizado, más lo sufriría un congoleño negro como la noche recién llegado a los States, que no un morenito cuyas 10 últimas generaciones han vivido en el país ¿no? Y ciertamente los USA son una sociedad racista, allí la raza importa mucho y cada vez más, pero ya es vicio usarlo como comodín para justificar la incapacidad y la desidia.

Ciertamente, como toda realidad social, tiene un componente histórico. Pero no puedes usar la historia como justificación eterna para evitar cambiar en un grupo social aquellos rasgos que impiden su desarrollo, sea el latifundismo con los andaluces (los resultados en PISA de las comunidades meridionales hunden la media española) o la esclavitud en el caso de los gringos negros. Pero claro, no digas que hay algo incorrecto en la sociedad andaluza, extremeña o murciana que limita el aprendizaje de sus niños y perpetúa su subdesarrollo y dependencia. Y ya os puedo desvelar cuál es ese algo: falta de aprecio al conocimiento, de reconocimiento social a quien lo atesora. Ése es la razón central que explica las divergencias en los resultados escolares de diferentes sociedades.

Y luego vienen los lloros. ¡Ay, que los alemanes nos tienen manía! ¡Ay, qué insolidarios los holandeses! ¡Ay, el colonialismo, la esclavitud, las deudas históricas…! Episodios de sumisión (y de encumbramiento) los tienen todas las sociedades, rebuscar en la historia para justificar el palurdismo y la molicie de hoy sólo conduce a perpetuarlos.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: