La mirada del mendigo

17 julio 2017

Subir até o lousado

Filed under: fotos — Mendigo @ 11:52

Unhas poucas fotos de neve para refrescar o ambiente.

Saímos de Vilanova coa intención de chegar ó teito de Galicia, Pena Trevinca (2.127 m, o curuto branco no medio da imaxe)

+
+
+
+
+
+
+ (more…)

16 julio 2017

Mucha casualidad

Filed under: ecología — Mendigo @ 12:03

Cinco focos simultáneos en el incendio de Cea (Ourense).

Y habrá un periodista subnormal que diga “se cree que ha sido intencionado”.

+
+
+
+
+

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

15 julio 2017

Con la luz de tu sonrisa

Filed under: internacional — Mendigo @ 14:57

Le fue por un pelo.

Cuánto me alegro, pues esa tierra de follacabras está muy necesitada de mujeres insumisas.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

12 julio 2017

Galiza é un vertedoiro

Filed under: ecología — Mendigo @ 13:10

Este é o respeito que sinte o rural pola terra na que moran. Pasando por unha vella ponte pola que xa non pasa a estrada, que é o que atopo nas beiras?

+
+
+
+
+
+

Para isto serven os ríos galegos: canles onde perder de vista os entullos, neumáticos, mobles, electrodomésticos vellos, xoguetes do rapaz que medrou…

+
+
+
+
+
+

Galiza rural, Galicia urbana, dous planetas á parte. Uns estragando a Natureza, os outros encolléndose de ombreiros ante a destrucción da súa patria.

Cada pobo…

+

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

11 julio 2017

Provincianismo se escribe con P de paro

Filed under: economía — Mendigo @ 0:24

Quiero presentaros la evolución de dos empresas que compiten, competían, en el mismo segmento: los electrodomésticos.

Una española, Fagor; y una china, Haier.

Muchos comprenderéis por qué me fijo en Fagor. Fagor pertenecía al grupo Mondragón, que era una mezcla rara entre empresa convencional jerarquizada, cooperativa e incluso algo de secta. Aún así, sabéis mi convencimiento de que la propiedad de las empresas debe ser de los trabajadores (creo firmemente que, correctamente llevado, conducirían a la forma más eficiente y efectiva de organización de la producción, ya que todo el mundo mira más por su caballo que no por el del amo) y, por lo tanto, tenía toda la ilusión en que ese proyecto triunfase.

Fagor se fue al tacho hace tres años, y fue comprada por el grupo Edesa, en lo que se vendió como la constatación del fracaso del modelo cooperativista. Pues a día de hoy, tres años después y después de enterrar muchos millones de dinero público en subvenciones (para eso sí que es muy eficiente el empresariado español, fundiendo el dinero de todos mientras se reparte buenos sueldos), Fagor está al borde de la desaparición.

Vamos a echar la vista unos años atrás, a 2005, para ponernos en antecedentes. En ese año, Fagor-Electrodomésticos tenía una cifra de negocio de 941 M€. Haier, por aquel entonces, facturaba unos 554 M€.

¿Cómo están hoy? Fagor-E. negociando con los trabajadores un ERE de extinción, tras declararse en concurso de acreedores.

En el pasado ejercicio, Fagor tuvo unas ventas de 126 M€ con unas pérdidas de 12 M€.

En resumen, ni como cooperativa ni como empresa convencional, simplemente Fagor era una mierda, fabricaba un producto deficiente, y se ha ido al tacho. No es una cuestión ideológica. No es nada personal, simplemente era una empresa con un desempeño deficiente en relación a las demás de su sector. Así de simple.

Su competidora china también ha sido recientemente noticia, pero llena las páginas salmón con un cariz muy diferente: Haier compra la división de electrodomésticos del gigante General Electric, convirtiéndose en el mayor fabricante del mundo.

El año pasado (aún sin consolidar su reciente compra), la multinacional china facturó 7.167 M€ y tuvo un beneficio de 315 M€.

Recapitulemos: Fagor Electrodomésticos pasó en 11 años de facturar 941 M€, a 126 M€ y estar quebrada. Haier ha pasado en ese mismo lapso de 554 M€ a 7.167 M€ y ser el mayor fabricante mundial de línea blanca.

Sí, claro, Haier se ha beneficiado de la creación de un inmenso mercado interno. Pero hacía años que estábamos en la UE, y Fagor tenía a su disposición el mayor mercado del mundo, al cual podía acceder sin ningún tipo de barrera arancelaria. Por oportunidades no habrá sido.

Y ahora, que entre cualquier bobito de discurso progre a explicarme las bondades de las PyMEs y de cómo hay que protegerlas porque no sé qué rollos del empleo. Y eso que Fagor no era precisamente una PyME, pero acabó sucumbiendo ante los gigantes del sector (Samsung, LG, Bosch, Beko, Whirpool, Electrolux…). Mientras que una pequeña marca china ha llegado a ser más grande que cualquiera de ellas (fabricando electrodomésticos de línea blanca, Samsung por ejemplo es mucho mucho más que su división de appliances).

Es sencillísimo: si Fagor no es competitiva, no es rentable. Y si Fagor no es rentable, se va al tacho y sus trabajadores a la calle.

Joder, que parece como si el paro fuera un fenómeno meteorológico. No, coño, el desempleo estructural que padece España tiene causas muy concretas, y al final se basa en que las empresas españolas no son capaces de mantener el tipo frente a la competencia en su sector. Desaparecen, mandan a los trabajadores a la calle y sube el paro. Y como no hay otras empresas que tomen el relevo y triunfen, ahí sigue el paro. Lo hemos disimulado poniendo ladrillos y sirviendo cervezas a los turistas, pero es que por esa vía nunca dejaremos de ser un país de albañiles y camareras. Es decir, un país de mierda (que ni siquiera es un país, sino un batiburrillo de ellos, pero dejemos la cuestión nacional para otro momento).

Es que esto lo entiende hasta un asqueroso futbolero. Si la selección (yo soy subnormal, subnormal, subnormal…) pierde partidos en la Eurocopa, en la Copa del Mundo o la mierda de competición que sea, se queda fuera del torneo. Kaput. Pues lo mismo con las empresas: si no consiguen hacerse hueco entre las mejores, no pasan a la siguiente ronda. Descalificadas. Ahí tenemos los 4 millones y pico de parados, más al menos otro millón más en el subempleo.

A pesar de tener unos sueldos de mierda en comparación con nuestros competidores directos europeos, no somos capaces de competir en muchos sectores. Precisamente por tener esos sueldos de mierda, que desincentivan la inversión para mejorar la productividad, ya que el kilo de obrero en España va muy barato. Beneficios a corto plazo, pero en 11 años estás fuera del terreno de juego.

Pero que nadie se crea que subiendo los sueldos, sin mejorar el desempeño de las empresas, es solución automática de nada. Los sueldos deberán subir como consecuencia del éxito de las empresas y del drenaje de ese descomunal reservorio de mano de obra que es el desempleo. Esos cuatro millones de parados hunden el mercado laboral (es hasta vergonzoso hablar de mercado en estas condiciones, el empresario impone su plato de lentejas y punto), y la prioridad absoluta es acabar con ese “ejército industrial de reserva” estimulando la actividad económica al menos al nivel de nuestros vecinos europeos (que tampoco es que…).

[Voz de político izquierdoso]: ¡Hay que proteger las PyMEs que son quienes crean empleo frente al monstruo de las grandes multinacionales!

Pero subnormal, es que el taller del tío Manolo es incapaz de competir con las multinacionales en cualquier producto con un mínimo de complejidad. No es capaz de llegar al mercado, no es capaz ni siquiera de cubrir la demanda en el mercado local (a ver qué PyME es capaz de fabricar una lavadora, y ponerla en la tienda con una calidad mínima y a un precio no disparatado). La mayoría de las PyMEs, de casi todo el puto sector servicios a excepción del comercio, le están dando servicio a esas grandes empresas. Y si no tienen la sede aquí, la tienen en otra parte y para allá que van los beneficios.

¡Ya quisieramos tener una Haier en España! O una Huwaei, o una Lenovo. Pero, tenemos una Fagor, porque no damos ni para hacer lavadoras.

El único problema de las grandes empresas, desde un punto de vista socialista, ES QUE NO SEAN DE PROPIEDAD PÚBLICA. Siéndolo… ancha es Castilla!!! ¿O acaso se enfrentó la Unión Soviética al fascismo, y luego al capitalismo, con PyMEs? ¿Se podía ser el segundo productor mundial de acero sin una descomunal industria siderúrgica planificada? Hasta ahora, con tooooodos los defectos, la URSS ha sido el ensayo más exitoso de plantear una alternativa real al capitalismo. De haber contado con los completos gilipollas de la progresía española y su arcadia feliz de pequeños productores colaborando e intercambiando productos en la plaza del mercado del pueblo, no habría durado ni dos telediarios. A ver si se creen que el acero para fabricar los T-34 y los KV-1 crece en la huerta (orgánica, por supuesto).

La mayor aplicación a gran escala de los ideales comunitaristas (que no comunistas) de volver todos a la bucólica vida del campo, la sencillez de trabajar la tierra, el honrado campesino feliz de mantener a su comunidad… murieron más de veinte millones de chinos de hambre. Y sobre el papel, las ideas de Mao eran preciosas, hasta poéticas. Pero una paja mental como quedó demostrado. Luego llegó Deng Xiaoping, su gato negro gato blanco, y se dejaron de tonterías. Y mira, ahora nos dan sopas con honda: ellos nos venden lavadoras, y nosotros contamos desempleados.

Porque ahora que ha caído Fagor, no sólo cae Fagor, caen cien empresas más de su ecosistema que le vendían piezas, le limpiaban la nave, le hacían las campañas de publicidad o le asesoraban legalmente. La caída de Fagor va a abrir un boquete en el tejido empresarial vasco. Y son trabajadores que verán reducida su capacidad de consumo, cotizaciones e impuestos que el Estado no será capaz de recaudar. Un círculo vicioso.

¿Y de quién es la culpa? Sí, ya lo veo, de los chinos, que trabajan por una escudilla de arroz. La última vez que oí eso, venía de una gilipollas que se rebaja a trabajar como (falsa) autónoma por un sueldo (no cabe hablar aquí de beneficio) que no llegaría ni para pagar el alquiler de la caseta del perro en Shanghai.

Por supuesto, también los alemanes, los usamericanos y los coreanos trabajan por una escudilla de arroz. No es porque Fagor hiciese desde hace años unos electrodomésticos de mala calidad, y se atreviese a venderlos a precios al nivel de la competencia internacional. No es porque los clientes dieran la espalda a la marca y se fueran a otras de más calidad y/o más baratas. No, la culpa es siempre de los demás. De Merkel, de Draghi, de los chinos, los japos y ahora, además, de los coreanos.

Pero nadie echará la culpa al provincianismo, a la incapacidad de pensar en grande, a ese neojipismo asqueroso que ha sustituido a la solidez ideológica y rigor intelectual.

Y aún saldrá algún imbécil diciendo que no hay que competir, hay que colaborar. Ya. Y vas a los chinos de Haier y les dices que te den un pedazo del pastel. Que hay que colaborar y ser amiguitos. Y te dirán que en qué colaborábamos con ellos cuando se morían de hambre por millones. Ahora van a colaborar hostias. Se han puesto las pilas, están haciendo las cosas bien y están tirando para adelante. Bien por ellos. Lo mismo que antes los coreanos. Lo mismo que antes los japos.

Un ejemplo: la Open Connectivity Foundation. Es un consorcio en el que participan las empresas del sector para crear estándares que aseguren la interoperatividad del Internet of Things (en el cual los coreanos están muy avanzados). Os propongo echar un vistazo a la membresía: Samsung, Cisco, LG, Haier, Intel, Qualcomm, Electrolux… así hasta más de 300 empresas. ¿Estaba Fagor entre ellas? No, claro que no, Fagor seguía fabricando (malos) electrodomésticos del siglo XX, mientras otras compañías invertían en prepararse para participar en la fabricación de los electrodomésticos del s.XXI. Hasta que, después de acumular sucesivos ejercicios en pérdidas, se le acabó la cuerda.

¿Alguien es capaz de localizar a una puta empresa española en esa lista?

Que sí, que muy bien, que el árbitro nos tiene manía. Y a fin de cuentas, viva er Beti, manque pierda.

Los españoles somos muy inteligentes, esforzados e imaginativos, la universidad española es fenomenal y nuestros estudiantes son codiciados en el mundo entero, pero todo es culpa de la conjura judeo-masónica-neoliberal, que nos impide el acceso al lugar de honor que nos corresponde entre las naciones. Y así podemos tirarnos otros cuantos siglos más, instalados en la negación de la realidad.

Cada pueblo tiene lo que se merece.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: