La mirada del mendigo

16 diciembre 2018

Mis disculpas

Filed under: Varios — Nadir @ 13:05

Casi por casualidad, me he pasado por el contenedor de spam y he visto que había un montón de comentarios válidos (es decir, no comentarios automáticos de publicidad) que no habían pasado por el filtro. Los he rescatado manualmente, pero la carpeta de spam se vacía automáticamente cada cierto tiempo, así que mensajes anteriores habrán sido eliminados.

Una contestación filtrada es algo que pasa de tanto en cuanto, pero en esta ocasión han sido muchos en unos pocos días. Además, ninguno de ellos tenía gran abundancia de enlaces, que es lo que antes disparaba el filtro.

Lo primero, pedir disculpas a los que se han molestado en escribir una contestación para luego llevarse el mal sabor de boca de verla rechazada.

Por lo demás, decir que es un asunto de mal arreglo, ya que eliminar el filtro de spam conllevaría que los comentarios se llenasen de mierda, dificultando la conversación. Ya lo tengo configurado de la forma más suave posible, para que no pida ni captchas ni hostias, para molestaros lo mínimo. Si a alguien se le ocurre alguna otra forma para evitar estas desagradables confusiones, ruego que la comparta.

Hasta entonces, vuelvo a reiterar, esta vez en una entrada aparte: si alguna vez escribís algo y no aparece publicado, escribid un mensaje corto avisándome de esta circunstancia para que lo rescate del spam.

Por otra parte, si tras publicar un mensaje éste aparece, y pasado un tiempo ves que ha sido eliminado, no tiene nada que ver con el filtro del spam: es que he aplicado de forma manual el filtro de gilipolleces. Recuerdo que desde hace tiempo he modificado mi política de moderación: antes no borraba nada, ahora borro lo que que no aporta nada. Que en modo alguno esto suponga una brida para evitar disentir o criticarme: si está bien argumentado es valioso y merece ser tomado en consideración.

Para terminar, quiero reiterar mis disculpas y mi súplica: cuando notéis que un mensaje ha sido atrapado por el filtro de spam, avisadme.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

15 diciembre 2018

Por qué el multiculturalismo está reñido con la integración

Filed under: Política — Nadir @ 20:42

Como comentaba antes, la inmigración es uno de esos temas en los que es inútil encontrar un discurso inteligente. La caverna usa la inmigración para zarandear el árbol con la vara del miedo y poner la red para recoger los votos que caen haciéndolo. La nueva progresía, lo que antes bautizaba como la alt-left, por el contrario, usa la inmigración como oportunidad para exhibir su grado de adhesión a la causa buenrollista y dar imagen de cosmopolitismo. Unos exageran los problemas (cuando no los inventan), y los otros responden instalándose en la negación de la realidad. Asumir que la inmigración puede plantear problemas es para un neoprogre tan difícil como que un viejo facha reconozca que es un fenómeno social con aspectos claramente beneficiosos para la sociedad de acogida. Pero negando los problemas no se resuelven, empeoran. Y, encima, recabas el descrédito social por crear una nube de realidad paralela y mudarte a vivir a ella.

Mientras tanto, los poderes económicos callan y dejan hacer, pues saben bien cuáles son sus intereses.

Es uno de los grandes temas de nuestro tiempo, además una cuestión que amenaza con quebrar a la izquierda europea de medio a medio y, sin embargo, aún no he leído nada inteligente al respecto, al menos en lengua castellana. Es lamentable, bochornoso el nivel político en España, que en cuestiones de inmigración basa el discurso en adjudicar al inmigrante unos valores positivos (el exótico buen salvaje de cultura no menos valiosa que la nuestra) o negativos (el bárbaro invasor que pone en peligro nuestra civilización). Todo el discurso gira en torno a ese esquema: crear sendas figuras de inmigrante-tipo y vestirlas y caracterizarlas de acuerdo a sus propios prejuicios (caricaturizarlo). Y de ahí no lo desencallas.

Así que quería proponer un artículo que me ha parecido que va algo más allá y sobre el cual se puede empezar un debate.

Making sense of immigration: Why multiculturalism is at odds with integration

En la misma revista apareció una contestación que aporta algo más de contenido al debate:

Why multiculturalism is not at odds with integration: a response to Ambrosch

Sí, lo siento, están en inglés. Es lo que hay. Si alguien tiene algún otro enlace en lengua civilizada que aportar, será de agradecer. Hasta el momento, sólo he leído idioteces destinadas a recibir aplausos de su público, no a comprender la cuestión.

+
+
+
+
+

BOLA EXTRA: en los comentarios alguien menciona éste breviario de microagresiones. Si queréis saber por qué decir que…

– Sólo hay una raza, la raza humana
– No creo en razas
– No me importa el color de tu piel
– Considero que debería ser la persona más cualificada quien obtuviera el puesto

… son microagresiones racistas, tendréis que leerlo. Y más os vale, porque es la nueva realidad que nos va a tocar vivir.

También es útil para explicar la victoria de Trump y la pujanza de la derecha en medio mundo: es que realmente la alternativa es ridícula, risible, grotesca.

Aps. Y en lo que a mí me respecta, seguiré diciendo y practicando que no me importa una mierda la proporción de melanina o lo que cada cual tenga entre las piernas. Contra el racismo y el sexismo, independientemente de las bobadas que estén de moda en cada momento.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Porcallán en liña

Filed under: Ecología — Nadir @ 3:30

Camiñando por esta terra máxica teño atopado das cousas máis raras botadas nas caldeiras dos camiños ou nas beiras dos ríos. Cociñas, bicicletas, neveras, televisores a ducias, neumáticos… Antonte atopéi unha plancha (en normativo, penso que é un ferro de repasar a roupa, pero todos o chamamos plancha), e lembrei unhas fotos que tirei vai uns días, doutro achado que fixen nunha caldeira no val do Tâmega.

Si, xa sei que as fotos son unha merda. Eu aínda uso un móvil con tecliñas, xa nin os mendigos van cun deses. Bastante que ese día o levaba comigo, que normalmente fica na casa.

Que haxa porcalláns non é novo, aínda que penso que é a primeira vez que vexo tirado un teléfono. O que é máis estrano é atopar alguén tan parvo de botar refugallos ó monte… sen borrar os datos que poderían identificalo. Tampouco pasa nada porque os do SEPRONA son da zona e non van facer nada por rematar cunha conducta socialmente normalizada.

Velaquí tedes: o número de liña é o 988413636, e no frontal da base outro número para telo a mao: 293260.

Non podo saber quen foi o porco noxento que botou alí ese teléfono (porque el só non chegou alí andando), pero sí que podo buscar quen é o titular desas dúas liñas.

E iso fixen, unha simple pescuda na rede e…

988413636: Hospital de Verín
988293260: Centro de Salud de Paderne de Allariz

Para cagarse.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

14 diciembre 2018

Quen non ten máis que un martelo…

Filed under: Política — Nadir @ 0:02

Cómpre exterminar o simplismo na esquerda.

Eu considero ofensivo que asocien unha visión pueril da guerra no Levante co simbolismo socialista, precisamente a doctrina que pretende unha análise científica dos fenómenos sociáis. Un conflicto complexo, multifacético como poucos, con a lo menos cinco bandos considerándose os lexítimos representantes do “pobo sirio” (que non deixa de ser unha entelequia), reducido a aplicar os mesmos clichés do século pasado. Qué carallo de imperialismo? A ver como lle explicas a semellante imberbe intelectual que USA ten xogado un papel menor na campaña de desestabilización en Siria, sendo os grandes promotores e financiadores países do entorno como Turquía, a Arabia dos Saud ou Qatar, e xogando Rusia e Irán un papel determinante polo outro bando. Ou a complexidade dun enfrontamento que non é só no plano bélico, senón que é relixioso, enerxético, estratéxico, étnico, económico e político (seica nesa orde).

A esta clase de pailanciños hai que enviala ás gradas dun campo de fútbol, que é onde estos cánticos atópanse no seu ambiente natural. “Imperialismo non pasará, Siria vencerá” soa moito mellor en leotardos e cuns pompóns nas maos. Pero que deixen de xogar á política. Hai que quitar ó raparigo do volante, a labazadas se é preciso.

Estou REFARTO de que fagamos unha e outra vez o puto ridículo. Aínda lembro con terrexío a chea de parvadas que botaron os de Podemos a conta tamén da guerra en al Sham. A esquerda antes podía ser aburrida, mais a lo menos tiña unha certa ascendencia intelectual, algunhas figuras de referencia, logo os partidos eran a mesma merda que son agora e foron sempre. Dun tempo a esta parte todo o panorama convertiuse nun noxento parvulario, e os líderes son os que berran máis alto a meirande gaitada.

Rigor, rigor, rigor. Xa está ben da política das emocións que venden os novos estrategas; que se alguén quere facer política coa víscera, que non sexa a esquerda. A víscera é un atallo que nos leva os cantís. Na víscera levamos as de perder. Perderemos a nosa alma.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

12 diciembre 2018

El átomo y la honestidad intelectual

Filed under: Energía — Nadir @ 15:55

Os propongo el siguiente enlace: ¿Qué hacemos con las centrales nucleares?

En él se calcula, a partir de los costes de desmantelamiento de la central de Zorita, la factura de desmantelar todas las centrales nucleares españolas al final de su vida útil. La factura sube de los 20 G€, cuando ENRESA no tiene más de 5 G€. Recordemos que ENRESA es una empresa pública que se financia con las aportaciones de los operadores nucleares, así que según estos cálculos a día de hoy sólo está cubierta la cuarta parte de los costes de desmantelamiento. Los otros tres cuartos deberían ser cubiertos por el Estado, es decir, por la ciudadanía, lo cual es de todo punto inaceptable.

Bien es cierto que los cálculos pueden estar hinchados debido a que la central de Zorita fue una minicentral (160MW), y seguramente el volumen de resíduos no vaya en proporción a la potencia nominal del reactor. Por otra parte, ha sido la primera en ser desmantelada y se han tenido que ensayar procedimientos y tecnologías que en el resto se ayudarán de las famosas economías de escala.

Con todo, el cálculo de los autores es digno de ser tomado en consideración y obligaría a una revisión de las contribuciones de los operadores a Enresa, lo cual socavaría la rentabilidad de estas centrales.

+

Bien, hasta aquí el tema energético, pero yo quería hablar de algo mucho más importante (y en realidad, el tema no lo es poco).

¿Por qué es destacable que yo ponga una noticia así en este espacio? Porque desde hace años vengo sosteniendo que la vituperada energía nuclear es la tecnología de producción eléctrica menos agresiva con el medio natural (no tengo la desvergüenza de otros de decir “ecológica”). Efectivamente, esta consideración no ha cambiado, pero también he reconocido que es una tecnología de generación cara, especialmente si se pretende hacer bien (y con esta tecnología no puede ser de otra forma) cerrando las antiguas y construyendo centrales de 4ª generación, mucho más seguras y eficientes en el uso del combustible (y seguir investigando el ciclo de combustible cerrado).

Y ahora, pongo una noticia que es contradictoria a la línea general que ha tenido este blog durante años. ¿Cómo es posible?

Creo que es necesario hacer una reflexión profunda, de cómo nos hemos acostumbrado a la dinámica partisana en el conocimiento. Lo habitual en medios profesionales o aficionados es buscar todas las razones que apoyan una línea argumental, exagerándolas, deformándolas y, finalmente, mintiendo; mientras despreciamos, rechazamos, ignoramos o, de nuevo, negamos las evidencias que operan en sentido contrario.

Ya no es sólo en la energía o en el ámbito científico, en cualquier sector del pensamiento existe un tribalismo desmedido, en el cual se considera que aceptar siguiera parte de los razonamientos de la tribu contraria es una traición que inhabilita al que la toma en consideración como hipótesis. Como en el caso de una comunidad de fieles, es excluido por mostrar fisuras en su fe, y sus dirigentes son elegidos entre los más obcecados, los que llevan sus conclusiones sesgadas más lejos, hasta el absurdo y más allá (lo que hace poco comentaba que ocurre con el neofeminismo).

En el caso de la vida política y el periodismo, este sesgo que ya deviene en manipulación grosera alcanza su clímax, con medios especializados en sacar mierda del contrincante político y justificar las miserias de la opción que apoyan. Y ninguna de esa escoria humana con carnet de periodista repara en que la corrupción socava la misma democracia, que un ladrón de un partido no roba a los del partido de enfrente, sino que nos roba a todos.

Y es vergonzoso que este hoolliganismo propio de futboleros alcance incluso a lo que tendría que ser la sublimación de la razón: la ciencia. La ciencia podemos definirla como la búsqueda sistematizada de la verdad, el conocimiento íntimo de la realidad (dueña y señora). Es lamentable cómo en discusiones técnicas o científicas se crean bandos que fuerzan los datos para ajustarse a la posición de partida (por eso puse el caso de la energía nuclear, porque las berzotadas que tengo que escuchar de los pronucleares y especialmente de la caterva antinuclear mueve al sonrojo).

En buen castellano, eso se llama poner el carro antes que los bueyes, un dislate. Es la posición de partida la que debe ir modificándose para ajustarse a la nueva información que va llegando. Porque la realidad no se equivoca, si hay una divergencia entre tu concepción y la realidad, el problema lo tienes tú, no la realidad. Pretender lo contrario es tan ridículo como el borracho que choca contra una farola y se enoja con quien la ha puesto ahí.

Con la excusa de este artículo sobre el coste del desmantelamiento de las centrales nucleares, quisiera lanzar una súplica mucho más general por abandonar esta dinámica sectaria que Internet fomenta, y que no deja de ser una muestra de debilidad intelectual, la comodidad de conversar con quienes refrendan tu punto de vista (de la misma forma elegimos los medios que usamos para informarnos, cerrando la burbuja a un bucle de retroalimentación en que comemos lo que cagamos) y evitar aquella información que reta nuestra visión del mundo. Esto es infantilismo intelectual, y de él no puede salir buena ciencia, buen razonamiento.

Esto quiere ser una llamada para recobrar la humildad, la honestidad y el rigor. Los prejuicios, la alineación que adoptemos ante un problema, no importa. Porque debemos llegar de una maldita vez a la necesaria conclusión de que nosotros no importamos una mierda, nuestras opiniones y puntos de vista son irrelevantes en la medida en que son nuestros. Importa la realidad, ante la cual debemos postrarnos. Salvo en el mundo de los poetas, las ideas valen lo que de realidad hay en su reflejo.

Al primero que dijo la tontería de que hay que respetar todas las opiniones había que haberlo arrojado a un caldero con aceite hirviendo. No hay que respetar ninguna opinión, ninguna idea, y toda persona que se tenga respeto, que no quiera ser un pelele, debe empezar por machacar sus propias opiniones. Insisto una vez más, las opiniones no valen nada por ser nuestras, si acaso tienen algún valor es por el polvo de verdad que pueda haber en ellas.

En el caso de la política, es de importancia vital comprender que, igualmente, nuestra ideología no vale nada. Lo valioso es el pueblo, y la ideología será de utilidad en tanto en cuanto sirva a ese pueblo, le aporte más libertad y superior nivel de vida. Y esto no ocurre; unos y otros ponen al pueblo al servicio de la ideología. En vez de cuestionar sus premisas y adaptarlas para maximizar el bienestar de la ciudadanía, someten a sufrimientos al pueblo porque es más sencillo que cuestionar el dogma. En vez de adaptar la idea a la realidad, forzamos la realidad para adaptarla a la idea. Siempre pongo el ejemplo de China, cómo le fue con el Libro Rojo y cómo le está yendo ahora con el gato blanco, gato negro. Pero ejemplos tenemos de todos los colores, desde la patochada bolivariana a la dictadura capitalista usamericana.

En los últimos años, he detectado una dificultad creciente para asimilar dos fenómenos:

– la contradicción. Pero en realidades complejas es habitual que converjan razones opuestas y la búsqueda sincera de la verdad exige tomar todas en consideración hasta desarrollar una teoría unificadora que dé explicación a ambos comportamientos. En el ámbito de la sociedad, no hay bienes ni males absolutos, cualquier fenómenos, al ser proyectado sobre una colectividad, produce efectos de todo tipo que debemos estudiar sin discriminar sólo los que nos interesan.

– la disensión, lo cual me lleva a dudar de esa imagen de una sociedad cada vez más abierta y tolerante. Los cojones. Cada vez la población es intelectualmente más endeble y pueril, e interpreta un desacuerdo como una ofensa. Sólo buscamos la compañía de los que jamás nos llevan la contraria. Por eso humanizamos las mascotas y deshumanizamos a las personas, por pura cobardía intelectual.

+

Por cierto, ahora recuerdo que hace tiempo entro un imbécil regañándome por leer el blog de Nada es Gratis, por ser “de los del otro lado”. No hay más lado que el conocimiento. La cuestión es que ese blog es el más prestigioso sobre economía en lengua castellana, con diferencia. Escribe gente de mucho nivel, y aunque casi todos tengan unas coordenadas políticas muy diferentes a las mías, siempre es de interés lo que se explica y argumenta con inteligencia.

Qué débil debe ser el intelecto y los razonamientos que de él salgan de quien sólo presta atención a los medios de su cuerda.

No es verdad que estemos abandonando la religión. Simplemente estamos cambiando unas por otras. No hay más personas libres del dogma que hace tres décadas o tres siglos. Las mentes débiles necesitan creer, una fe, una doctrina. Para dudar se necesita valentía, honestidad. La ciencia es el amor por la verdad, embarcarse en un navío rumbo a lo desconocido, y aceptarlo tal y como se nos manifiesta. Sin desilusionarnos por pretender llegar a Catay y echar anclas en La Española. Es lo mismo. La realidad es bella tal y como es, porque ES. Es lo único que ES, el resto es contingencia, humo, sombras en una cueva.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: