La mirada del mendigo

11 diciembre 2017

Entroido

Filed under: cousas — Mendigo @ 20:05

O termo cultura é delusorio, xa que e polisémico, pero os seus significados están no mesmo campo semántico e moven a confusión.

Este equívoco xurde a miúdo no tratamento institucional que se lle da as tradicións; neste caso vou falar do entroido, pero podería ser de calquera outra costume de calquer punto do planeta.

Aquí, un simpático carrusel de inofensivos paiasos folcklóricos dando espectáculo:

Para os que non sodes daquí, primeiro ei de poñervos en antecedentes: o entroido (entrudo para os portugueses, carnaval para os casteláns) está moi vencellado á Galiza interior, onde é unha sorte de relixión (un conxunto de ritos cun significado que trascende a materialidade da acción, seica non é demasiado chamarlle relixión).

É como un chiste: a primeira vez que cho contan, fai gracia; a terceira ou cuarta, é un fastío; e tódolos anos, ano tras ano, a mesma parvada remata por ser vomitivo. O malo é que veu que algún gafotas e díxolles que emborracharse e vestirse de paiaso era cultura. ¡Qué querían oír eles! Quen non colle un libriño en todo o ano, pode presumir de culto enchendo a andorga de viño.

A cousa é que é certo, o entroido forma parte da cultura tradicional galega. De feito, é unha das tradicións máis antigas que compartimos con pobos de todo o continente, cunha sorprendente unidade estilística que fala dun tempo perdido no que fomos un mesmo pobo (que isa é outra, hai algún que pensa que é un fenómeno único, cando no resto da Península e do continente atópanse figuras análogas ós peliqueiros, cigarróns e pantallas).

Pero ninguén é máis culto por participar nesa tradición, senón en estudiala e rastrexar o seu orixe. O mesmo que a antropofaxia ritual formaba parte da cultura de certas tribus en Papúa, pero por comer o veciño ninguén gaña cultura (como moito, gaña peso).

Imos a orixe: unha tradición é un comportamento autoxustificado até perderse no tempo. ¿Por que fas iso? Porque sempre se fixo así. Pois se sempre se fixo así, é unha boa razón para probar algo novo, carallo! A tradición é pura veneración do pasado e glorificación da falta de imaxinación e cobardía ante o futuro. A tradición non é boa per se, de feito é intrínsecamente rexeitable, xa que como dixemos a razón da súa perpetuación é a súa antigüidade, e non a súa conveniencia.

O tradicionalismo deu paso o enxebrismo, e fíxose dogma coa necesidade de “perpetuar as tradicións”. Pero é que moitas tradicións, perdido o marco social no que se desenvolvían, perden todo o sentido e mesmo rematan por ser grotescas. O primeiro que se me ven a caluga, as arras nun casoiro son o símbolo da dote, é dicir, a indemnización ou compensación que a familia da noiva entregáballe á familia do home por facerse cargo da rapaza, considerada entón unha carga improductiva, un fardo con perrecha. Ou qué dicir da cor branca do traxe de noiva simbolizando ser artigo de primeira mao. A maioría das tradicións son noxentas, reflexo dunha cultura patriarcal, violenta e autoritaria da que temos moita sorte de ter escapado.

¿Estudalas? Por suposto. ¿Reproducilas? ¿Por que? ¿Para que? A cultura evolucionou, de feito nunca estivo parada, aínda que agora colleu lanzo. O que tiña sentido daquela, agora quedou fora de xogo, como xogador de rugby por diante da liña do oval.

¿Qué sentido ten bailar unha muiñeira cando xa non hai muíños? Os bailes para o pisado da uva, cando os bagos xa os prensa a estrulladora. ¿Queres manter esas tradicións? Adiante, mentres non faga dano a ninguén, pero non se fai ningún ben a cultura galega recollendo e mantendo en formol as guedellas das que a propia sociedade vai desprendéndose e deixando na beira do camiño da Historia. O futuro está cara adiante, na cultura galega actual e vindeira; que por suposto é herdeira da dos devanceiros, pero xa non é aquela que eles tiñan: sobre esa base, evolucionou.

Para non perderme en abstraccións, un exemplo. Eu xa vomito cada vez que escoito a muiñeira de Chantada, sen embargo, baseándose niso (e noutras tradicións musicáis, pois o mundo é cada vez máis mestizo), a música galega seguíu desenrolándose.

En vez de repeter unha e outra vez o mesmo chiste, crear con iso algo novo, cultura viva da Galiza de hoxe e non o tipismo, o flocklore valeiro, morto, inofensivo para recever ó ministro do franquismo españolista no Obradoiro cunha chea de paiolos vestidos de época.

Mais eu andaba a falar do entroido… Pois o que lle ocorreu ó entroido é que foi institucionalizado, devorado polos poderes fácticos que, tras moito atacalo, decidiron engulilo para desactivar ese perigo potencial á estabilidade social e as estructuras das que se aproveitan. Porque o entroido é, por riba da mascarada tradicional (que non histórica), transgresión. Cruzar as liñas vermellas que limitan o noso proceder durante todo o ano, e facelo sen mesura. Entroido é facer moca do máis sagrado, pór a sociedade patas arriba por uns días, negarlle a autoridade ó poder: o entroido é por definición iconoclasta é libertario.

¿Cómo pode ser entroido cando uns palurdos disfrazados de paiasos van presentar os seus respeitos á corporación municipal e os fiéis que saen de misa? Iso non é entroido, iso é caciquismo, que se basea no costumbrismo folcklórico para reivindicarse.

Dende que lle dixeron á xente que iso é cultura, estragaron o entroido. Eu cando vexo o desfile das comparsas, con tipiños tocando bombos e sachos con cara aburridos, cumprindo coa obriga da perpetuación da tradición, nunha estampa que ten a súa maior semellanza nas procesións da Semana Santa, acontecemento social importado do cal tomaron medida. Os uniformes, as procesión en ringleiras ben feitiñas e todos tocando un mesmo son é a antítese da algarabía e desenfreo do entroido. Iso non é entroido, son un grupo de aldeáns facendo representación, ostentación do seu patetismo.

E nas vilas… xente pola rúa con algún trapo de cores e perruca do chino para dicir que van de entroido, algo de fariña nos hombreiros… e a mesma faciana de fastío coa que cumplen con calquera festividade do santoral. Porque aínda que se enganen, ninguén está triste ou ledo porque así o mande o calendario, é todo unha farsa, a mesma que teremos dentro duns días cos que son tan parvos de alegrarse de que… a terra complete unha revolución en torno a nosa estrela (e nunha traxectoria elíptica, calquera punto que escollamos para poñer o inicio é arbitrario, así que celebrar un en concreto é de sandeus).

A imaxinación e a orxía deu paso á tradición e a costume. E pretendendo perpetuar o envoltorio, mataron o seu espírito salvaxe… tal e como pretendían. O traxe de peliqueiro, que non lle falte detalle segundo un modelo artificialmente inventado, tirado dunha festa que ía mudando cos tempos ata que lle sacaron a foto fixa. Entroido sí, pero con moderación e dentro dunhas regras de decoro, respeitando as formas. Ó final, na nosa sociedade nin sequera temos ese espazo de liberdade que tiñan os nosos avós. 365 días ó ano sendo uns perfectos merdáns, domesticados para levantar a patiña cando llo ordea o dono.

Algunha vez teño pensado participar no entroido, como comparsa unipersoal. Vestido con traxe militar, aceno adusto como corresponde ó que está estreñido de tanta cultura, marchando co paso da oca e levando arrastrando pola correa un can morto (disparado ou atropelado, é doado atopar un agora que estamos en tempada de caza) cun letreiro que poña “entroido”.

Por suposto, non o vou facer porque o que menos ten na xente co entroido, como con calqueira outra tradición (tamén as relixiosas), é sentido do humor (está prohibido burlarse do que é evidentemente ridículo ou absurdo).

Cada un fai o que se espera que faga, unha boa ocasión para emborracharse co gaio da tradición, facer gasto nos bares, atraer algo de turismo e ata o ano que ven. A festa dos pasmóns que cando alguén sinala a lúa, miran para o dedo.

Deplorable.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

10 diciembre 2017

De Fenicia a Zipango pasando por Armenia

Filed under: Música — Mendigo @ 0:24

No tengo tiempo de subir nada más, así que sigo con la música.

Estaba escuchando este delicioso disco de Ara Malikian, que será el hilo conductor de esta entrada aunque esta vez no aparezca en ningún vídeo. En su lugar, vamos a poner a estas chavalitas de Barcelona interpretando a Jorge Grundman:

+

Aunque quizá la preferida de este puñado de canciones sea ésta de Umebayashi.

Si os gusta el cine, probablemente la hayáis ya escuchado en esta peli.

+

Y cierro la terna con un tema que vuelve al punto de partida.

+
+
+

BONUS TRACK:

Para que nadie se vaya de aquí insatisfecho. 🙂

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

8 diciembre 2017

Inmortal

Filed under: Música — Mendigo @ 16:45

Inmensos.

Mientras escuchaba la canción, me venía a la cabeza lo rara que era la fisonomía de Freddie para alguien originario Zanzíbar. Efectivamente, la etnia mayoritaria en esa isla en la costa de Tanzania son los bantúes, un pueblo africano.

La explicación es sencilla de encontrar: los padres de Freddie (de crío, Farrokh) eran parsis, provenientes de la región india de Guyarat (en la frontera con Pakistán). El padre era funcionario del gobierno colonial inglés, y fue destinado a esa isla.

Los parsis son los antiguos persas (exactamente lo que significa parsi), seguidores de la religión de Zoroastro, que escaparon de su tierra natal hacia el subcontinente indio en algún momento entre el s.VIII y el s.X, huyendo de las persecuciones de los nuevos gobernantes musulmanes (eran adoradores de Saitan).

Sorprendentemente, han llegado hasta nuestros días comunidades persas, sobre todo en la zona de Bombay, que mantienen el culto a Ahura Mazda. Yo no tenía ni idea, había oído hablar de los parsis, pero no sabía cuál era su origen. Los últimos reductos de un pueblo que, al menos en un par de ocasiones a lo largo de la historia, hizo de las estepas iranias el centro del mundo.

Tiene su gracia que una de esas familias acabara volviendo, pasados los siglos, a dar al-islam. Como triste anécdota: su isla natal se negó a celebrar un homenaje por el aniversario de la muerte de su hijo más célebre… por ser maricón (notorio y orgulloso maricón, habría que decir). ¡Ay! El islamopalurdismo, cuán familiar me resulta…

Sólo nos queda lamentarnos por la muerte de otro genio, el divino persa, que se fue como tantos otros antes de tiempo.

Y sobran motivos para el duelo. Una canción tan compleja como Bohemian Rhapsody sólo cabe imaginársela en esos turbulentos ’70 y ’80. Hoy vas a una discográfica con algo así, y te la tiran a la cabeza. La explosión de originalidad, de creatividad de aquellos años, nuevos estilos musicales saliendo a cada paso… debió morir de un chute antes de cumplir los veinte tacos, a principios de los ’90. Aún resuenan los ecos de aquella explosión cultural en la música actual.

Iba a poner el vídeo de Despacito, con obvio motivo de contraste, pero ni siquiera yo me atrevo a semejante blasfemia. Musicalmente, sí que es cierto aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor. ¡Es que no puede ser peor, la hostia! O sí, me temo que sí, veremos qué nuevas sorpresas nos depara la industria del entretenimiento…

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

6 diciembre 2017

La paciencia

Filed under: automoción — Mendigo @ 3:27

Aunque sea para variar, procuraremos hablar esta vez sobre cuestiones de las que tenemos siquiera algunos conocimientos. En el apartado de servicio público de este blog, estaba pensando aportar algún conocimiento práctico sobre el mundo de la automoción que pueda ser de alguna utilidad para los que normalmente ignoráis estos temas pero, con mayor o menor disgusto, tenéis que hacer uso de vuestro vehículo a motor… térmico, todavía.

Para hacerlo algo más divertido, voy a exponerlo en una especie de método socrático (ἔλεγχος) entre dos interlocutores, Crates y su discípulo Zenón.

CRATES- Χαῖρε, Ζήνων.

ZENÓN- Χαῖρε, διδάσκαλος.

CRATES- Permíteme que te pregunte, mi buen Zenón. ¿Qué aceite le echas a ese coche que te compraste hace poco y al que no dejas de sacarle brillo?

ZENÓN- Vaya, me sorprende tu pregunta. Pues déjame que piense… sin duda el recomendado por el fabricante; si la memoria no me engaña, un SAE 5W40.

CRATES- Bien por tu memoria, Zenón. Pero ahora dime, ¿considerarías la opción de ponerle a tu coche un aceite de otra viscosidad a la recomendada por el fabricante?

ZENÓN- Claro que no, maestro, no sería una buena idea.

CRATES- Digamos que te ofrezco un bidón de aceite SAE 5W50. ¿Lo echarías con confianza en tu coche?

ZENÓN- Pues supongo que no, maestro, porque un aceite 5W40 tiene una viscosidad cinemática a 100ºC de unos 14cSt, mientras que un 5W50 ronda los 17cSt. Dando por supuesto que el sistema de engrase del motor está calculado para un aceite de unas propiedades determinadas, en este caso 5W40, usar un aceite más viscoso provocaría una sobrepresión en la bomba de engrase y, por otra parte, quizá un caudal insuficiente en los canales de engrase especialmente en la zona alta del motor.

CRATES- Magnífica respuesta, Zenón, y me confirma que has hecho grandes progresos en el estudio de la tribología. Pero ahora dime, querido compañero ¿y si te ofreciese un bidón con un grado SAE 5W30?

ZENÓN- Me honra tu consideración, maestro. Y a esta nueva pregunta debo seguir rechazando esa oferta, en esta ocasión por las razones contrarias. Un 5W30 tiene una viscosidad cinemática típica de unos 11cSt, que es insuficiente atendiendo al criterio del constructor. Un aceite tan fino podría no proteger suficiente el motor en caso de solicitaciones muy exigentes y romperse la película, quedando ya como último recurso para reducir la fricción y evitar el contacto metal-metal, la lubricación de capa límite, gracias al paquete de aditivos antifricción que lleve el aceite. En todo caso, la fricción y, por lo tanto, el desgaste se dispara respecto a la lubricación hidrodinámica convencional.

CRATES- ¡Extraordinario, Zenón, extraordinario! Perfectamente argumentado. Así pues, rechazas los aceites que te propongo por ser demasiado, y demasiado poco viscosos. ¿Correcto?

ZENÓN- Sí, maestro. Es una regla general usar sólo el aceite preconizado por el fabricante, que es quien ha diseñado el vehículo y mejor sabe sus necesidades.

CRATES- Esa es la respuesta de un hombre prudente y sabio, amigo Zenón. Te felicito. Pero ahora, hablemos del concepto de viscosidad, para el caso tanto nos da sea dinámica o cinemática. Dime, querido Zenón, ¿es una propiedad intrínseca de un aceite?

ZENÓN- Por supuesto que no, maestro. Como usted bien sabe, y todo el mundo es capaz de adivinar intuitivamente, la viscosidad es una función decreciente con la temperatura. Así como cuando hacemos una mermelada o una bechamel en la cocina, se junta en el cazo según se enfría, en general todas las sustancias, entre ellas cualquier tipo de aceite, aumenta su capacidad de fluir según aumenta su temperatura.

CRATES- Muy buenas respuesta. Y ahora, voy a exigir un poco más de tu conocimiento, estimado Zenón. Antes me has contestado con un gran acierto las viscosidades cinemáticas de los distintos aceites de motor que te he propuesto, y lo has hecho para la temperatura de trabajo de un motor, 100ºC.

ZENÓN- Si maestro, es a esa temperatura que la medición de la viscosidad es más relevante.

CRATES- Por supuesto, Zenón, por supuesto. Pero permíteme abusar de tu paciencia, Zenon. ¿Podrías decirme, puedes consultar la ficha de cada aceite si lo necesitas, cuál sería la viscosidad cinemática de esos aceites a 40ºC?

ZENÓN- No hace falta, maestro. Creo recordar que mi aceite, el SAE 5W40, vendrían a ser unos 80cSt. Para el más fino, el SAE 5W30, unos 70cSt; y el más gordo, SAE 5W50, algo más de 100cSt.

CRATES- ¡Magnífico! Cada vez estoy más satisfecho de ti, Zenón. ¿Y ahora dime, esta noche has dormido sin ropa en la cama, y la ventana abierta?

ZENÓN- Eh… no acabo de comprender, maestro. No, es evidente que no, he dormido con varias mantas y con los postigos echados.

CRATES- Pero ¿cómo es eso? ¿Acaso esta noche no estábamos a 40ºC?

ZENÓN- Me confunde su pregunta, maestro. Usted sabe perfectamente que no, estamos en Diciembre y la pasada noche fue especialmente fría aquí en el Ática, llegando a bajar de los 0ºC. No son temperaturas para dormir sin abrigo en la cama.

CRATES- Claro que no, querido Zenón, claro que no. Disculpa a este viejo maestro. Me has dicho que las temperaturas, esta noche, bajaron de los 0ºC. Volviendo a la conversación que teníamos antes, por favor, dime cuál sería la viscosidad cinemática del aceite que usas a esa temperatura.

ZENÓN- Cada vez me hallo más desconcertado, maestro, por esos saltos en el cuestionario. Pues no sabría decirle, no es un dato típico de un aceite, la viscosidad cinemática a esas temperaturas tan bajas. ¿Podría consultar un momento en la red?

CRATES- Por supuesto, querido Zenón, por supuesto.

ZENÓN- Ya lo tengo, maestro. UN SAE 5W40 como el que llevo tendría una viscosidad de unos 1.500cSt a 0ºC, pero con la escarcha que tenía mi coche esta mañana, seguramente el termómetro bajó unos cinco grados del punto de congelación. Así que podemos estimar una viscosidad de unos 2.000cSt a una temperatura como la que teníamos esta mañana.

CRATES- Muy buen trabajo, Zenón, tus respuestas han sido minuciosamente correctas. ¡Felicidades!

ZENÓN- Te lo agradezco, oh, Crates; aunque aún no entiendo el rumbo caprichoso que han seguido tus preguntas.

CRATES- ¡Oh! Es pura curiosidad por conocer la inteligencia de mis pupilos, y de cómo son capaces de aplicar lo que dicen saber. Hace un rato has rechazado los aceites que te ofrecía, de 11 y 17cSt, por no adecuarse a los requerimientos de 14cSt que tan bien has explicado y defendido.

ZENÓN- Bueno… entendía que era una oferta hipotética, no quería ofender…

CRATES- No hay ofensa, querido Zenón, no hay ofensa. Sin embargo, al romper el alba, me he asomado a la ventana y he visto cómo te subías a tu coche y arrancabas con notable ímpetu, alejándote a todo correr por la carretera que conduce a Mégara.

ZENÓN- Esto… sí, es cierto. Llevaba cierta prisa porque se me habían pegado las sábanas y…

CRATES- Lo entiendo, lo entiendo, Zenón. Sin embargo, ¿podrías decirme cuál era la viscosidad del aceite del motor cuando has arrancado esta mañana?

ZENÓN- Er… supongo que…

CRATES- ¿Unos 2.000cSt?

ZENÓN- Em… sí, me figuro que sí.

CRATES- Es decir, has considerado que era demasiado peligroso para tu motor usar aceites que sólo se apartaban ligeramente de los 14 cSt del SAE 5W40 aconsejado en tu manual del usuario y, sin embargo, esta mañana has hecho funcionar el motor, acelerándolo sin ninguna consideración, con un aceite a 2.000 cSt. Eso más que aceite debía ser melaza. De hecho, habrás llegado a Mégara antes de que el aceite hubiera alcanzado la temperatura de funcionamiento, esos 100ºC. ¿Verdad, querido Zenón?

ZENÓN- Ahora comprendo, maestro, y la vergüenza me turba para expresar correctamente cuán torpe ha sido mi conducta, cuán impropia de alguien que aspira a la sabiduría mecánica. Te ruego disculpes mi desacierto…

CRATES- Querido Zenón, no hay por qué disculparte. Al fin y al cabo, era tu coche y serás tú el que tenga que aligerar la bolsa de dracmas para comprarte otro. Ahora bien, recuerda también que si el coche es tuyo, el aire es de todos, y un motor frío no sólo está sometido a un mayor desgaste, sino que además la combustión es imperfecta y genera unas emisiones contaminantes muy superiores, que se disparan si además conduces con el vigor de esta mañana. ¿Lo recordarás en lo venidero?

ZENÓN- Claro que sí, maestro. Procuraré ser dulce con el acelerador como si debajo hubiera un cesto de huevos.

CRATES- Me alegra escucharte, Zenón. Y permíteme una última pregunta. ¿Hubiera cambiado algo si te hubiera ofrecido un SAE 0W40?

ZENÓN- Bien sabes, oh, Crates, que aunque un grado 0W implica menor viscosidad a bajas temperaturas que un 5W, y por lo tanto daría una cierta mayor protección al motor en estas duras mañanas de invierno, ésta es muy relativa. A lo sumo, pasaríamos de una viscosidad cinemática de 2.000cSt a una algo más baja de 1.500cSt, aún enormemente por encima de la viscosidad apropiada de 14cSt. Por lo tanto, tu sabio consejo de dejar calentar el motor, rodando con suavidad y paciencia, sigue siendo enteramente válido, oportuno y apropiado aunque usásemos otro aceite de menor grado en frío.

CRATES- Veo que has aprendido bien la lección, mi querido Zenón. Ahora, para expiar tu burrería, me vas a invitar a un vinito de Samos con sus aceitunitas de rigor. Y la próxima vez, rapaz, que te vea zurrarle a un motor frío te voy a freír a collejas por toda la stoa. Y que sepas que no sólo hay que calentar el motor, también los neumáticos, cosa que los putos enlataos siempre olvidáis.

ZENÓN- …

GAZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

3 diciembre 2017

Can’t skip Portuguese eucaliptus

Filed under: ecología — Mendigo @ 21:57

Soy malo, no lo niego.

Fuchicando por internet, me topo con un anuncio de publicidad institucional promoviendo el turismo en Portugal. No pudiendo reprimir mi curiosidad malsana, precisamente porque conozco Portugal de sobra, me apresté con malicia a saborear el vídeo promocional, a ver qué se atrevían a sacar.

Mucha costa, mucho cerro pelado por reiterados incendios, la poca vegetación que muestran es de Madeira y, cuando al fin abren el plano para mostrar un paisaje arbolado del interior (1:40)…

Caben dos opciones: o el director no ha sido capaz de encontrar ni un rinconcito con restos de vegetación autóctona en todo Portugal, o es que están ya tan degenerados que consideran una plantación de eucaliptos una belleza digna de mostrar al mundo.

Hay que tener poca vergüenza para promocionarse como destino de turismo ambiental, sin renunciar al mismo tiempo al dinerito que deja la completa destrucción de todo el territorio al Norte del Tejo, con los monocultivos forestales de pinos y eucaliptos y los incendios asociados.

La destrucción del patrimonio natural de un país es lamentable. Pero no ser capaz de reconocer la tara e incluso ufanarse en su deformidad es ridículo, grotesco.

El primer paso en la rehabilitación de un toxicómano es reconocer que tiene un problema con las drogas. La sociedad portuguesa, como la gallega, aún sigue instalada en la negación. Para cuando reúnan las fuerzas de afrontar la realidad y se atrevan a mirarse la demacrada, monstruosa cara en el espejo, ya será demasiado tarde.

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Página siguiente »

A %d blogueros les gusta esto: