La mirada del mendigo

23 enero 2017

Distribución del machismo por provincias a finales del s.XIX

Filed under: Historia — Mendigo @ 1:19

Leyendo este artículo sobre el proceso alfabetizador llego a un jugoso dato: la tasa de analfabetismo por provincias:

Las provincias están enumeradas por tasa de alfabetización total, y en el mapa destaca un núcleo de alta alfabetización (en relación al resto de España, no al resto de Europa) en Castilla La Vieja, Madrid y Euskal Herria. Sobre estos datos se pueden proponer muchos comentarios, como relacionarlos con la estructura de propiedad del campo (pequeños propietarios frente a jornaleros de latifundios), o cómo este mapa copia con bastante exactitud los resultados de PISA. Lo cual es notable, que esa rémora se traslade a través de tres siglos, aunque tampoco nos debe sorprender si no se han modificado las circunstancias de base que provocan este retraso educativo y, a la postre, el subdesarrollo.

Pero ahora no quería tratar de eso, sino que quería aprovechar otra parte de la tabla: los datos vienen desagregados por sexos. Y, si echamos un vistazo a ambas columnas, en ocasiones hay una enorme diferencia entre las tasas de alfabetización de hombres y mujeres. Desde los 4 puntos de Gipuzkoa a los 47 de Soria.

Esta diferencia es un reflejo exacto del machismo o, usando un término más exacto, el sexismo en una sociedad. Efectivamente, la diferente tasa de alfabetización se debe al diferente rol social que la sociedad espera que desempeñe el individuo de acuerdo a su sexo; vamos, la definición de sexismo, esto es, de discriminación o segregación por sexos, correspondiéndole a la mujer un papel subordinado para cuyo desempeño no es necesaria la alfabetización. Luego, con el progreso, se atemperaría la afirmación con que, no es tan necesaria, limitando su educación a los niveles primarios (leer, escribir y las cuatro operaciones) y dejando los estudios superiores como campo casi exclusivo de los hombres.

Os dejo la serie de datos, una vez sustraído el porcentaje de analfabetismo masculino al femenino:

Guipúzcoa 4.14
Jaén 7.59
Cádiz 7.87
Granada 8.65
Málaga 8.69
Cuenca 9.1
Sevilla 10.62
Valencia 10.9
Córdoba 11.69
Alicante 11.86
Islas Canarias 12.14
Almería 13.47
Badajoz 13.61
Murcia 13.78
Huelva 14.29
Illes Balears 15.82
Navarra 15.92
Castellón 15.92
Albacete 16.25
Ciudad Real 17.96
Tarragona 18.7
Toledo 19.37
Vizcaya 19.41
Álava 21.38
Cáceres 21.83
Lleida 21.98
Zaragoza 23.01
Madrid 23.32
Salamanca 23.92
Barcelona 24.22
Girona 27.12
Rioja 28.6
Ávila 28.71
Huesca 28.74
Teruel 29.91
A Coruña 31
Valladolid 31.91
Ourense 31.97
Segovia 32.63
Lugo 34.85
Guadalajara 36.37
Palencia 36.72
Cantabria 37.46
Asturias 38.17
Pontevedra 40.61
Burgos 40.87
Zamora 43.87
León 45.93
Soria 47.15
Media 22.56

Lo que es un error sería interpretar los resultados como que tal provincia es más machista que otra, porque ya lo era tu abuelo y blablabla. No es tan fácil ni inmediato. Por ejemplo, en Granada la diferencia de alfabetización entre hombres y mujeres es muy baja. Pero no por su espíritu igualitario, sino porque eran casi todos analfabetos. Por supuesto que había sexismo, sólo que era apreciable en otros patrones de conducta.

Igualmente, según la alfabetización se fue generalizando, las diferencias entre sexos se volvieron a cerrar. De lo cual no podemos concluir que se erradicara el machismo (aunque sin duda ayudó, el determinismo sexual es propio de las sociedades tradicionales, que el progreso supera), sino que tendríamos que rastrearlo en otros indicadores, porque con una alfabetización prácticamente universal ya este indicador no es útil. Pero sí que es útil ver la diferencia en este momento histórico, tercer cuarto del s.XIX en el que en buena parte de España ya se ha extendido el proceso alfabetizador a la generalidad de la población, para observar cómo el énfasis educativo tiene una marcada discriminación sexual: los niños, con mucha mayor preferencia sobre las niñas, son los que acuden a la escuela.

Es muy notable el caso de provincias como Burgos, Soria o Palencia en las que las tasas de analfabetismo masculino son incluso menores que en la capital, y con un analfabetismo femenino generalizado. Por el otro lado, tambien es destacable el igualitarismo (muy relativo) en otras provincias como Gipuzkoa, Cádiz, Cuenca o Sevilla que, encontrándose en esa zona de transición en el que el esfuerzo alfabetizador empieza a generalizarse a toda la población (y, por lo tanto, donde más claras podrían ser las políticas segregacionistas), mantienen la diferencia entre sexos muy limitada respecto a otras zonas.

Eliminando los datos en los que el analfabetismo es generalizado y, por lo tanto, de donde no se pueden extraer consecuencias sobre la incidencia de discriminación sexista en el acceso a la educación, y aplicando todas las salvedades posibles (al fin y al cabo, es una foto fija en la que están agregadas todas las cohortes de población, sumándose los efectos de varios impulsos alfabetizadores de distinto signo, quedaría mucho que trabajar sobre esos datos) aún nos queda una borrosa imagen del machismo en la España decimonónica.

He de decir que para mi sorpresa, se aprecia claramente un mayor machismo en la zona castellana, asturleonesa y galaica, en relación al mundo mediterráneo, levantino y meridional. Y para mayor sorpresa, sólo unas décadas después de la sublevación del tradicionalismo yihad… quiero decir, carlista, el pueblo vasco es la excepción en el Norte al sexismo en la educación. Lo cual choca con mi percepción (en base a un conocimiento muy superficial, sin duda) de la relevancia de la adscripción sexual en el comportamiento social en la sociedad vasca incluso de hoy (por ejemplo, no es tan habitual, o no lo era hasta hace poco, que la existencia de cuadrillas o pandillas de amigos mixtas, y las relaciones entre ambos sexos no me parece que tengan la naturalidad que en otras partes).

En fin, ahí os queda la estadística y de mis comentarios, pues tomad lo que creáis conveniente y añadid lo que se os ocurra en los comentarios.

Y si nada de todo ello os ha parecido interesante, al menos que no os vayáis de aquí de vacío:

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

Anuncios

14 comentarios »

  1. Ver en fríos datos que nuestro bajo nivel educativo viene de “siempre” me produce pena, la clase de pena que da la historia de España. Por no hablar de la historia de las incontables reformas educativas de nuestra reciente democracia. La famosa frase que reza en la entrada de uno de los bloques de Auschwizt: “los pueblos que olvidan su pasado están condenados a repetirlo”, (creo que es así y además me parece que incluso su autoría no es muy clara), más que una sentencia me parece una maldición de la que no hemos salido en más de quinientos años.
    Y sin embargo lo primero que he asociado a la lectura de tu entrada es el barómetro del CIS de febrero de 2016, que preguntaba si nos sentíamos felices los españoles, y el 12,5% de los españoles se considera una persona “completamente feliz”, y sólo el 0,2% se declaraba completamente infeliz. Además, más de la mitad de la población puntuaba con un notable o más su grado de satisfacción con la vida.
    Quizá sea verdad que la clave de la felicidad es la ignorancia, quizá sea verdad que gracias a esa ignorancia nos hemos transformado de ciudadanos en simples consumidores, no se, quizá sean mis pajas mentales.

    Un saludo y felicidades por el blog!!

    Comentario por Sebastián — 23 enero 2017 @ 16:07 | Responder

    • Muy buenas, Sebastián.

      Que los pobres resultados académicos influyen en los resultados de las generaciones futuras es estadísticamente irrefutable. Ahora bien, no existe ningún determinismo, y también hay en la historia casos de pueblos que con esfuerzo han superado su situación de ignorancia y se han puesto a la cabeza del mundo. Si ves el último informe PISA, aparecen algunos en posiciones de cabeza como Vietnam, Estonia o el mismo Portugal que implica un esfuerzo en países en los que no sobran los recursos. La misma Corea de Sur, no ha llegado donde está por casualidad, sino por haber invertido en la formación de su capital humano. Igual que antes hizo Japón. No tienen casi de nada, son naturalmente pobres. Sólo se tienen a ellos mismos. Y mira, son unos de los países más ricos del mundo.

      Y nosotros, podemos lloriquear o aprender la lección. Pero claro, estudiar cansa. Es mucho mejor lamentarse.

      Lo de la felicidad… eso es muy subjetivo, y ahí no me meto. La política está para crear unas buenas condiciones de vida al individuo, luego que en ellas se sienta más o menos feliz ya es cuestión de cada uno; también hay quien dice que una vida demasiado “fácil” crea insatisfacción, porque estamos diseñados para enfrentarnos a dificultades. Y en cuanto a crear buenas condiciones de vida, España va por mal camino. Nos queda una travesía en el desierto de dos décadas (una generación) hasta que purguemos todo el exceso de deuda con que nos hemos emborrachado los años locos del principio de siglo, y este periodo de desapalancamiento es necesariamente recesivo. Muchas veces se traduce interesadamente con el puto “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, culpabilizando a las clases trabajadores por soñar en tener un nivel de vida homologable al resto de Europa, cuando el grueso del endeudamiento privado proviene de las grandes empresas; y son éstas las más reacias a ponerse a dieta, de hecho muchas siguen con su huida hacia adelante, y más grande será el hostión cuando caigan… para todos (la quiebra de una empresa es una enorme destrucción de riqueza que afecta a toda la sociedad, y si no que se lo pregunten a las familias de los trabajadores que quedan en la calle, por la imbecilidad congénita de una dirección endogámica de Borjamaris).

      En fin, que se me hincha la vena de la sien cada vez que pienso en ciertas cosas que están ocurriendo.

      Muchas gracias y un saludo!

      Comentario por Mendigo — 23 enero 2017 @ 16:28 | Responder

  2. Ya lo debes saber de sobra: hay especialistas que relacionan los resultados actuales de PISA con el analfabetismo en el siglo XIX. Igual por eso los políticos no hacen nada para la educación, total no se va a ver el resultado en una legislatura… Por cierto, sería muy bueno hacer comparaciones de datos que seguramente no existen, el analfabetismo en el XIX, en el XX y hoy, entendiendo por analfabeto en el XIX el que no sabe leer ni escribir, en el XX el que no es capaz de entender un texto escrito, y en el XXI el que no es capaz de interpretar las imágenes de un vídeo de publicidad o de televisión. Apostamos?

    Muy bueno lo de Milladoiro.

    Comentario por Aurora — 23 enero 2017 @ 16:23 | Responder

    • Sí, si en el artículo que enlazo hay una referencia europea:

      Por cierto, es triste que no se reconozcan esfuerzos como el habido en la Unión Soviética, que levantó en tiempo récord unas tasas de analfabetismo prácticamente generalizadas, y se puso a la vanguardia de las naciones. A mi colegio nos llegaron unos niños ucranianos, cuando lo de Chernobyl, y el chaval (se llamaba Dima) claro, no entendía al principio ni jota en el resto de las asignaturas, pero el muy cabrón nos daba cien vueltas en matemáticas. Tenía un nivel de dos cursos por encima.

      Lo que dices de las legislaturas es muy cierto, es el mal del cortoplacismo tantas veces repetido. Por eso, entre otras cuestiones, se debería forzar la Democracia directa. Porque cada ciudadano espera estar en el país, y si no sus hijos y nietos, dentro de cuatro, ocho y treinta años. Hay procesos que dan frutos a largo plazo, no son rentables electoralmente pero son precisamente los más importantes. Y luego, hacer un seguimiento cercano del progreso de esos programas. Se necesita más democracia, y luego una gestión profesionalizada de las directrices políticas votadas por la ciudadanía. En su lugar, tenemos a analfabetos funcionales sentaditos en su escaño legislando sobre lo que no comprenden. Quisiera hacerles pasar a sus señorías un examen de nivel de bachillerato. Sólo eso. Y quedarme sólo con los que aprueben.

      En fin…

      Me alegro que te haya gustado la canción. Un poco reiterativa al final, pero la primera parte me parece preciosa. 🙂

      Comentario por Mendigo — 23 enero 2017 @ 16:41 | Responder

  3. Interesante entrada a la que quiero añadir alguna reflexión:

    Recuerdo el magnífico libro del maestro Delibes titulado “El disputado voto del Sr. Cayo”.

    Para quien no haya leído este magnífico libro, como todos los del maestro, el argumento es el siguiente:

    Durante la campaña electoral de las primeras elecciones democráticas de los años setenta del pasado siglo, un grupo de candidatos del PSOE recorren la sierra norte de Burgos en busca de los preciados votos.

    Llegan a un pueblo de solo dos habitantes, uno de ellos el Sr. Cayo -magistral interpretación de Paco Rabal, en la película de Gimenez-Rico.

    Poco a poco se entabla una relación entre el Sr. Cayo y los candidatos socialistas, que van descubriendo que el “analfabeto sr. Cayo”, es todo menos analfabeto, aunque no sepa apenas leer o escribir. Tiene otro tipo de conocimientos.

    Unos conocimientos que le unen a la tierra en la que vive de la que sabe sacar, sin dañar, todo lo que necesita. Hasta el punto que los candidatos a diputados van descubriendo que si hubiera una catástrofe todos sus conocimientos aprendidos en las universidades no les servirían de nada y solamente podrían sobrevivir a esa hipotética catástrofe con los conocimientos del “aparentemente analfabeto sr. Cayo”.

    Con esto, con independencia del secular atraso al que durante siglos fue sometido el pueblo español, también quiero señalar su capacidad de adaptación al medio.

    Sería importante valorar que durante el siglo XIX y pretéritos la inmensa mayoría de la población vivía en el medio rural y sus conocimientos se adaptaban al medio en el que vivían…Yo les calificaría de Doctores en supervivencia.

    Una de las opciones que presenta este incierto futuro en el que nos estamos adentrando es una vuelta a la ruralización, donde muchos de los conocimientos que actualmente tenemos nos serán de poca utilidad.

    Saludos.

    Comentario por el espectador — 23 enero 2017 @ 20:30 | Responder

    • Oooootro del cambio de paradigma.

      Con este comentario, ya sé de qué página vienes. 🙂 Yo, como vosotros, también tengo capacidades adivinatorias. Es más, suelo acertar más. XDDDDDDDDDD

      A ver, vamos a tomarnos en serio, un poco, lo que cuentas. El libro está bien, me gusta como escribe Delibes, es una prosa sobria y elegante. Hasta aquí las coincidencias. Por lo demás:

      “es todo menos analfabeto, aunque no sepa apenas leer o escribir” –> alguien que no sabe leer ni escribir es analfabeto, por definición. Tú querrías decir ignorante, que son cosas distintas pero muy similares. Por muy romántica que sea la imagen, sabemos que analfabetismo e ignorancia van de la mano. Es más, analfabetismo va asociado a un retraso cognoscitivo. El cerebro de un niño hay que estimularlo para que entre en el mundo de las ideas abstractas, y esta estimulación es a través de símbolos, palabras, números, operadores…

      “Tiene otro tipo de conocimientos” –> Los conocimientos que atesora un pastor en toda su vida son inferiores a los de un estudiante de biología en un curso de carrera. Por eso es tan importante saber leer, porque dispara la eficacia en la transmisión de ideas.

      “le unen a la tierra en la que vive de la que sabe sacar, sin dañar, todo lo que necesita” –> ¿sin dañar? La agricultura y ganadería tradicionales tienen un elevadísimo impacto sobre el medio, por la modificación profunda de los ecosistemas.

      En cuanto a lo de que todo lo que necesita, es una subnormalidad (como el resto de tu comentario). Incluso en la agricultura de subsistencia se necesitan unos aperos que son provistos por la industria, siquiera tradicional. El señor caño no tendría ni idea de cómo hacer para fabricar una azada. Porque es analfabeto.

      “si hubiera una catástrofe todos sus conocimientos aprendidos en las universidades no les servirían de nada y solamente podrían sobrevivir a esa hipotética catástrofe con los conocimientos del “aparentemente analfabeto sr. Cayo”.” –> En ese caso, yo creo que mejor que hablar con el señor Cayo, sería el de ver Mad Max.

      JOAS JOAS JOAS JOAS JOAS JOAS

      Lo cierto es que, en cualquier escenario apocalíptico que quieras dibujar (tipo asteroide, guerra termonuclear…), los conocimientos científicos y técnicos SÍ que servirían, de hecho serían fundamentales para asegurar la supervivencia. Lo que no serviría para nada sería la cultura tradicional, rígida (sembrar con la primera luna de Marzo…), que no podría adaptarse a las circunstancias cambiantes (por ejemplo, climatológicas). La ignorancia no es útil, y los conocimiento sobre agricultura, fitopatología, botánica… están en los libros, en las aulas de las universidades, y no en las aldeas. Eso lo sé yo, que sí que me he acercado a una aldea para darme cuenta de cuán poco saben de agricultura.

      “el pueblo español, también quiero señalar su capacidad de adaptación al medio.” –> No existe tal cosa como “el pueblo español”, ya que no hay una cultura asociada que podamos llamar española. Por lo demás, es del género imbécil decir que el pueblo español destaca por su capacidad de adaptación al medio. ¿Destaca? ¿Sobre qué otro pueblo destaca? Nos han hecho de otra pasta o qué? Somos genéticamente distintos? Nos adaptamos mejor que franceses, ingleses o portugueses? Qué gusto por soltar bobadas de escuela franquista.

      “Yo les calificaría de Doctores en supervivencia” –> Además de bobo eres leísta. Calificar es un verbo transitivo. Y no me imagino a un paleto de pueblo sobreviviendo en Mad Max o en un hábitat que no conoce. Su ignorancia es una debilidad para enfrentarse a una exploración ártica, una navegación por el desierto o una selva.

      “vuelta a la ruralización” –> Pues la tendencia a lo largo y ancho del planeta es la contraria. Pero ya veo que a los de tu clase, la realidad se la trae al pairo, ya te has montado tu peliculita…

      “conocimientos que actualmente tenemos” –> ése es el problema, que no los tienes. No tienes conocimientos y me temo que no tienes base somática para adquirirlos. Por ello has adquirido una fe, como podrías haberte puesto una túnica azafrán, en la que sustituyes ciencia y lógica por fantasía y literatura barata. Lo cual me parece estupendo, pero la red es fecunda en páginas hablando de OVNIS, wijas e inventos revolucionarios que se pasan por el forro de los cojones el Segundo Principio de la Termodinámica. Puedes hozar y revolcarte en ellas, pero no quiero volver a verte por aquí, haciéndome perder el tiempo. En esta página exijo un mínimo de rigor intelectual.

      Ea! A pastar!

      Comentario por Mendigo — 24 enero 2017 @ 1:10 | Responder

      • Gracias por la colección de insultos y descalificaclones propias de un fascista como tu.

        A pesar de todo esa es mi opinión.

        Comentario por el espectador — 24 enero 2017 @ 8:59 | Responder

        • Sí hombre, sí. Y los profesores, cuando te cateaban, también eran fascistas.

          Las opiniones son como el culo: todo el mundo tiene el suyo. Eso no le da ningún valor a tus pedos. Aquí se piden razonamientos, tú no das la talla así que… LARGO.

          Comentario por Mendigo — 24 enero 2017 @ 10:41 | Responder

  4. No te preocupes que no volveré a realizar ningún comentario en tu página. Supongo que eres uno de los muchos funcionarios que parásitas España desde la seguridad del sueldo fijo que te pagamostramos el resto de los españoles, que para eso sí existimos.

    Comentario por el espectador — 24 enero 2017 @ 9:06 | Responder

    • Supones mal. PUEEEERTA.

      Y de paso, te llevas al resto de la caterva magufa del cambio de paradigma civilizacional, y demás palabrería de tres al cuarto.

      Idos a la mieeeerda ya.

      Comentario por Mendigo — 24 enero 2017 @ 10:43 | Responder

      • Se escribe “iros a la mierda” y no “Idos a la mierda”.

        Comentario por el espectador — 24 enero 2017 @ 11:16 | Responder

        • Te estas luciendo, seguro que no eres el propio mendi pa darle vidilla al blog,?? 😉

          Comentario por Emilio Fernandez — 24 enero 2017 @ 12:17 | Responder

          • Prometido.

            Ni intentándolo me sale ser tan tonto.

            XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

            Ná, lo siento por el lamentable espectáculo, tronk, pero es que esto ya tiene historia. Al primero le contestas bien, el segundo, el tercero… pero cuando es un goteo incesante de gilipollas con el mismo rollo de que el mundo se acaba y la solución es irnos con las cabras al monte, ya se me hincha la vena de la sien y termino por explotar. Además, es que lo sueltan venga o no a cuento, son proselitistas como testículos de Jehová (e igual de imbéciles). La cuestión es que son unos hipócritas de tomo y lomo. Mucho las cabras, la vida sencilla, pero mira como siguen cómodamente instalados delante de su ordenador. Si tuvieran que vivir de lo que les da el campo, y además cultivado a la antigua usanza, sin fertilizantes, pesticidas ni maquinaria, por los cojones iban a tener para lujitos como el ADSL… No tienen ni idea, ni puta idea de lo que es el campo, y por eso lo ven de esa forma tan bucólica.

            Comentario por Mendigo — 24 enero 2017 @ 21:15 | Responder

        • No hay como darle cuerda a un tonto, y él solito se ahoga.

          Tú sigue escribiendo, que a cada paso demuestras tu ignorancia.

          Comentario por Mendigo — 24 enero 2017 @ 21:19 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: