La mirada del mendigo

15 diciembre 2015

Huida hacia adelante

Filed under: economía — Mendigo @ 2:49

Qué pena no haber tenido este gráfico cuando hablaba de Abengoa.

HY = High Yield
IG = Investment Grade

No sé si se entiende. Si queréis lo discutimos.

Básicamente, a mí me parece la representación esquemática de una cámara magmática a punto de colapsar. Pero en vez de basalto fundido, está llena de balances ficticios. La verdera cara del TERROR, y no lo de Freddy Krueger. Si eso explota, con los Bancos Centrales de medio mundo en su posición de máxima expansión cuantitativa (tipos a cero, compra de activos) y los Estados sobreendeudados, ya no quedarían herramientas monetarias ni fiscales para detener la explosión simultanea de esa montaña olímpica de deuda.

Habría que ir desactivando esa bomba poco a poco y con mucho cuidado. Pero con los Bancos Centrales con el pie a fondo en el acelerador para lograr arrancar a la economía, sólo estamos alimentando más a la bestia (a estos tipos, tonto el que no se endeude).

Gráfico tomado del blog de Marc Garrigasait.

12 comentarios »

  1. No hay mucho que discutir.

    Básicamente, es lo que dices.

    De hecho, es peor.

    Muchas de las grandes empresas hasta hace poco rentables, ahora están con la deuda al cuello. Y muchas son sistémicas.

    Glencore, Noble Group, por ejemplo. Los commodities están por debajo de costes hasta el punto de la implosión. Y de nada más que de las materias primas.

    Con el petróleo, más de lo mismo. Sobre todo las del fráquing, pero si hasta Arabia Saudí está gastando mucho más que lo que ingresa, que para el 2020 estará totalmente quebrada!!!

    A mí me parece, a falta de explicarlo según mi escaso nivel, y con poca capacidad en comparación con muchos otros, que esto es una liquidación por cierre.

    Y luego me vienen que las renovables bla bla bla.

    ¿Quién va a pagar ninguna transición a nada?!?!?! Si no hay dinero.

    Pero aún: nos vamos a ir al monte a quemar lo que podamos para estar calentitos las noches de invierno, puesto que no tendremos ni para comprar pipas (y quemar las cáscaras).

    Una entrada escalofriante: http://euanmearns.com/wood-pellets-drax-and-deforestation/

    En pocos años, estaremos en el Planeta de Pascua.

    Volviendo a la economía, su relación con la energía, y traducida al castellano, una de las mejores entradas de Gail Tverberg: http://foro-crashoil.2321837.n4.nabble.com/file/n26001/Gail_Tverberg_%2808-12-2015%29.pdf

    Un abrazo, y felicitaciones por tan buen trabajo, maestro.

    Beamspot.

    Comentario por Beamspot — 15 diciembre 2015 @ 12:04 | Responder

    • Yo no me atrevo a hacer predicciones, si volveremos a Olduvai, si… No lo sé, espero que no, pero el futuro está por construir. Que yo no vea solución no quiere decir que no la haya, simplemente que mis limitaciones no me permiten imaginármela.

      Ahora, el endeudamiento de las empresas es preocupante, porque no están creciendo los beneficios para poder cubrirlo. El desapalancamiento siempre es doloroso, siempre conlleva una presión recesiva. No sé si será catastrófico, pero alegre no va a ser, tras la borrachera siempre viene la resaca (que hemos querido curar con más vodka).

      Un apunte: lo de que los saudíes estarán quebrados para 2020…sí, si todo sigue así. Pero ellos tienen el timón, evidentemente recortarán producción cuando vean que la cosa se pone difícil.

      Por lo demás, no creo que esto tenga nada que ver con una escasez de energía. De hecho, el petróleo abundante está permitiendo un alivio a las economías importadoras (Europa, China, Japón, Corea, mainly). Pero bueno, sé que en esto no vamos a ponernos de acuerdo, ¿a que no?

      Apertas, Beamspot!

      Comentario por Mendigo — 15 diciembre 2015 @ 13:28 | Responder

      • Yo espero que tampoco volvamos a Olduvai. Me gustaria pensar que muchas de las cosas que veo o que creo que van a venir no pasasen y me equivocase. Soy ingeniero: prepárate para lo peor, y espera lo mejor. Murphy (el de la ley), es mi compañero de trabajo, así que tengo mucho mucho sesgo.

        Coincido más de lo que piensas. Los Saúd tienen el grifo en la mano, aunque menos margen de aumentar de lo que la gente se cree (Ghawar o como se escriba ya está en claro declive, con operaciones de Enhanced Oil Recovery a base de bombear CO2 escalando, lo de inyectar agua desalada – en medio de un desierto – ya se queda corto), y su petróleo no es tan barato, aunque tienen un acuerdo con China (la que les hizo la última refinería para poder tratar los contaminados megapozos de Manifa y Khurais). Siguen teniendo muchas opciones, a pesar de que se les reducen. Más bien, creo que precisamente lo hacen porque se les reducen (hay que vender ahora, antes que todo, empezando por la DEUDA, estalle).

        Y también coincido con que tenemos un muy grave caso de sobreoferta y sobreproducción energética. No falta energía en ningún lugar, por ninguna razón. Y no sólo de petróleo. Y esto va muy bien precisamente a los grandes importadores (Europa especialmente, pero también los USA, mucho menos a China), pero precisamente creo que ésta es la razón por la que los USAnos están presionandoa la baja el precio, aunque esto les joda el fráquing.

        A largo plazo, todo esto acabará por fastidiarnos a todos. Incluso a los USAnos, puesto que la deuda del fráquing puede ser uno de los detonantes (hacia finales de 2014, más de 600.000M$), pero la idea es que ántes se hundan otros más, especialmente China, que por mucho que sea un gigante de barro, apunta maneras de nueva hegemonía mundial, especialmente la económica, sobre todo si se deja que el barro se endurezca (que es lo que están intentando evitar a toda costa), y con ello, arrastraría a Rusia, con lo que sería más fácil ir a por otro premio gordo: Irán.

        Mucha gente sigue pensando que el problema del Peak Oil (empezando por los pikoleros) es una subida brutal del precio del petróleo. Justo lo contrario de lo que pasa, que es lo que explica Gail Tverberg, y que, desde un punto de vista muy retorcido (teoría de sistemas realimentados, servosistemas, servocontroles, dinámica de sistemas), se explica con bastante claridad.

        Los altos precios fueron en 2008. Y eso fue lo que rebentó la economía, y lo que hizo que muchos países se pusiesen como locos a tirar de deuda. Y quemando deuda con el petróleo, gas, carbón, ahora nos hemos quedado como estamos. Demasiada deuda.

        Tanta que no se invierte nada de lo que debiera en infraestructuras y demás para mantener la producción. Y eso, en menos de una década, significará que no podremos producir todo el petróleo o gas que necesitaremos. Claro que la debacle financiera empeorará la situación: la demanda se va a deprimir y tardará mucho en estabilizarse. Probablemente para cuando se estabilice, haya una caída en la capacidad de producción irreversible.

        Todo esto además, no sólo aplica a la energía. También a las materias primas.

        Estamos ante un pico de la demanda (para energía, hacia 2012, para materias primas, hacia 2014, ahora, para las tecnológicas – basta ver cómo están en Intel y en Taiwan Semiconductor Manufacturing company). Y la jodienda que vendrá a partir de ahora, con la imagen clara de exceso de producción (evidente si miras los números), no hará nada para que se tomen las medidas necesarias para solucionar el tema.

        Si sobra petróleo, gas, carbón, ¿porqué invetir en renovables? ¿porqué tomar medidas para paliar problemas energéticos que AHORA (pero sí luego, y mucho más graves) no tenemos? Si no tenemos dinero ¿porqué destinarlo a un problema que ahora mismo no existe?

        Para cuando el problema de falta de energía empiece a ser evidente, el problema financiero, económico, social que tendremos será demasiado sobrecogedor como para que le prestemos atención, y probablemente, para entonces, la excusa perfecta sea otra: economía de guerra.

        Porque esto es lo que está acercándose: guerra. Suma crisis economica, financiera, laboral, paro e inmigración, y encima recortes impuestos externamente (España nos roba, Rusia nos corta el gas, etc), por muy falsos que sean estos, y tienes a los ultras arrasando con todo.

        Aún estamos lejos de esto, pero mira cómo está Francia.

        Los Neocons aprendieron bien la lección cuando Hubbert les demostró en la cara que tenía razón. Y lo están aplicando a rajatabla.

        Curiosamente, John Michael Greer (todo un personaje, aunque es pura erudicción) opina parecido, y lo explica en sus puntuales posts. Hay que leer muchos para entender lo que explica.

        Bueno, maestro, otro día ya te daré más la tabarra, que esto se me ha alargado demasiado.

        Comentario por Beamspot — 15 diciembre 2015 @ 15:04 | Responder

    • Todas las grandes empresas petroleras, TODAS, están en esta misma situación, arrojando pérdidas y endeudándose más para repartir dividendos:
      http://www.eia.gov/todayinenergy/detail.cfm?id=17311

      Comentario por pablo — 17 diciembre 2015 @ 22:48 | Responder

  2. Mira tronk a mi me lo enseñaron así….

    …si la economía se recalienta y la inflación se dispara encarecemos el precio del dinero (subida de los tipos de interés) y se conjuga el peligro.

    …si la economía se enfría y amenaza deflación se abarata el coste del dinero (bajada de los tipos de interés) y se conjuga el peligro.

    Esos son los dos ejes maestros sobre los que pivotan las medidas de actuación de la autoridad competente. Salta a la vista que ambos pivotes coinciden con las dos líneas de pensamiento hegemónicas existentes (friednamita y keynesiana para más señas). Históricamente la inflación era algo excepcional (asociada a guerras o cosas parecidas) y solo es a partir de la libre flotabilidad del dólar con Nixon que el relativamente buen funcionamiento y estabilidad de Bretton Woods se empezó a ir al guano.

    Desde entonces vivimos en una montaña de deuda gigantesca como nunca en la historia

    Ahora, por la propia ley del péndulo, estamos con el QE (medida neokeynesiana) que es una variación más sobre lo ya conocido pero a una escala sin precedentes y totalmente pervertido en su esencia (el dinero se ha utilizando para rescatar bancos y no para cambiar el modelo productivo). El caso es -y esto es lo tremendamente significativo desde mi punto de vista- que no esta funcionando como se supone que debiera; nos estamos comiendo una deuda del copón y la economía esta lejos de reactivarse; todo lo más nos hemos estabilizado momentáneamente para no caer más bajo pero a un tremendo precio.

    Como se solape esta recesión -de la que no hemos salido por mucho que digan los palmeros oficiales y oficiosos- con la otra que este por venir ya podemos ir agarrándonos los machos porque, dentro de la ortodoxia, ya están quemados todos los cartuchos y ya no hay más conejos que sacar de la chistera.

    Cada uno aquí tenemos nuestras ideas sobre el asunto, en mi opinión estamos delante de una crisis sistémica de largo recorrido y eso es cosa que no se soluciona a base de parches y paños calientes. Algo ha cambiado de una manera muy profunda y la mayoría aun no son/somos muy conscientes de ello.

    Saludiños

    Comentario por fouche — 15 diciembre 2015 @ 12:21 | Responder

    • Ése es el problema, que ya no quedan más conejos. Si ya la caída de Lehman Bros. (y consiguiente dominó) hizo un ocho a las economías cuando estaban exultantes (bajos niveles de deuda, de paro, China aún creciendo a buen ritmo), no quiero ni pensar una secuela, con los estados mucho más endeudados por los estímulos contracíclicos (España ha pasado del 30 al 100% de deuda sobre el PIB), con todos los mecanismos de reactivación económica ya activados (tipos de cero, balance de los bancos centrales a niveles nunca visto, burbujas en los mercados de capital, especialmente de renta fija…).

      No sé lo que va a pasar. Creo que el sistema debe hacer limpieza, y que ésta va a ser muy dolorosa. En 2008 se huyó hacia adelante para no tomar la medicina, la próxima seguramente sea ineludible. Probablemente no será el fin del capitalismo, ni de la civilización ni todo eso, pero supongo que cambiarán muchas cosas. Imperios económicos que hoy parecen tallados en la roca se desplomarán y otros surgirán para ocupar su puesto.

      O también puede que se dé un desapalancamiento progresivo, controlado, con una atonía económica que durará décadas. No lo sé, quién sabe, no lo sabe nadie. El futuro está por construir (y a mi bola de cristal se le acabaron las pilas).

      Saúde!

      Comentario por Mendigo — 15 diciembre 2015 @ 13:41 | Responder

  3. ¿Reconocimiento implícito por parte del Mendigo del Peak Oil inside? No me lo puedo cre…eeerrrr.

    Comentario por xallasdesantacomba — 15 diciembre 2015 @ 17:13 | Responder

    • De hecho, no debieras creértelo.

      Comentario por Mendigo — 15 diciembre 2015 @ 18:42 | Responder

      • Poco a poco…

        Comentario por xallasdesantacomba — 15 diciembre 2015 @ 19:09 | Responder

        • Dato curioso, una página para seguir la caída bestial de campos de producción de crudo de los EUA:
          http://phx.corporate-ir.net/phoenix.zhtml?c=79687&p=irol-rigcountsoverview
          Por cierto ultimamente por cuestiones relacionadas con mi tesis he estado mirando las revistas “Energy” y “Energy policy”, hay algunos papers interesantes sobre el peak oil. Concretamente hay un paper de Maggio and Cacciola de 2012 A variant of the Hubbert curve for world peak oil production forecasts que indica el peak oil para 2015 en volumen total (el de “crudo”, o sea sin sumar otros líquidos, como sabréis fue en 2005). Una cosa y otra se relacionan porque la producción de los EUA lleva en caída desde marzo, y a ritmo bestial.

          Comentario por pablo — 17 diciembre 2015 @ 22:58 | Responder

  4. La pregunta no es: ¿Caerá el Sistema?
    La pregunta es: ¿Cuándo caerá?

    Alguien me preguntó si había que deshacerse de acciones relacionadas con eléctricas. La respuesta es SÍ. Yo invertiría directamente en oro y lo guardaría “a mano”.

    Un saludo!

    Comentario por Ruben Sentis — 15 diciembre 2015 @ 18:19 | Responder

  5. Así en general mi pronóstico es que el sistema en si no caerá, lo irán haciendo de forma paulatina las economías de los países, como ha pasado con Grecia, y más a lo bestia las de países directamente en conflicto como Siria (mirad el mapa de oleoductos, es interesante comprobar por donde pasa el oleducto de Mosul hasta el mediterráneo). o sea que la economía de mercado seguirá vigente con un mercado más pequeño, mucha más gente excluída, y una vida más parecida a la de antes, con dosis mucho más altas de autosubsistencia (vuelta al campo, lo cual no me parece mal).
    Por cierto me resultó muy interesante el acuerdo Irán-EEUU, que por supuesto contempla el aumento de producción de crudo, de algo así como un millón de barriles diario, que es grande pero no va a suplir las carencias de la caída en picado de fracking, que llegó a 4,5 Mbpd. Creo que se espera una reducción desde entonces de 0.7-0.9 mbpd.

    Comentario por pablo — 17 diciembre 2015 @ 23:13 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: