La mirada del mendigo

8 noviembre 2016

Un problema sobre el cambio climático: tres amigas

Filed under: energía — Mendigo @ 3:18

Voy a proponer a modo de ejemplo didáctico un problema, con la estructura de aquellos problemas escolares que teníamos que resolver de críos.

ENUNCIADO: Sabela, Iria y Xiana son tres compañeras de trabajo solteras de la Facultade de Xeografía e Historia da Universidade de Santiago.

CUESTIÓN: ¿Cuál es la que menos contribuye, a lo largo de su vida diaria, al cambio climático?

DATOS:
Sabela es la urbanita. Vive en el mismo Santiago, a un kilómetro escaso de la facultad. Vive en un 5º piso de 100m² y tiene un León (el coche, digo).
Iria es la comprometida. Para vivir cerca de la naturaleza, se ha hecho construir una casa (lo que en España se conoce como “chalet”, aunque un chalet es otra cosa, un tipo de construcción alpina característico por su cubierta a dos aguas con fuerte pendiente y cuya estructura es de madera sobre un zócalo de mampostería) de 160m² en la Urbanización Las Mimosas, en la que ha instalado 8m² de paneles solares y se ha comprado un Prius.
Xiana es la rural. No quiere la pseudonaturaleza de una urbanización sino el contacto verdadero con el campo. Sigue viviendo en la casa de su familia, en Vedra. Es una casa antigua de también 160m². En el garaje, tiene un coche muy popular en el rural, un Montero (Pajero, para mercados no hispanos🙂 ).

CÁLCULOS:
Vamos a calcular las emisiones de CO2e anuales imputables en los principales ámbitos de consumo energético doméstico.

Electricidad:
Por facilitar las cosas, vamos a suponer que las tres tienen el mismo consumo eléctrico, de pongamos unos 100 kW*h al mes, que hacen 1,2 MW*h al año (que es un poco más de la media española, que está en 0,99 MW*h). Sabemos que el mix de generación español es de los más descarbonizados del mundo (nuclear, hidráulica y eólica se bastan en muchos momentos para cubrir la demanda), de 0,298 kgCO2/kW*h, así que las emisiones imputables son de 358 kg de CO2 debido a su consumo eléctrico.
Este sería el consumo de Sabela y Xiana, pero hemos dicho que Iria instaló unos paneles solares en su casa. Los datos son: 3m² de paneles policristalinos de 500Wp, que puestos en Santiago con un azimut óptimo dan una producción de unos 600kW*h al año. Es decir, que Iria sólo consume de la red la mitad de la energía que sus amigas, y la otra mitad es producida por sus paneles. ¿Sin emisiones? De ninguna manera, la fabricación de esos paneles (exactamente, de las células que luego se ensamblarán en los paneles) es un proceso muy intensivo en energía. Suponiendo una TRE = 3 (aquí bailan los números una barbaridad según el perímetro energético considerado) y que son fabricados en China, país con un sistema eléctrico aún muy basado en el carbón (0,62 kgCO2/kW*h), obtenemos que:
– los 0,6 MW*h que consume de la red suponen 179 kg de CO2.
– los otros 0,6 MW*h producidos por sus paneles, suponen arrojar a la atmósfera 124 kg de CO2 en la otra punta del planeta en su proceso de fabricación (parte correspondiente a haber distribuido las emisiones de su fabricación durante toda la vida útil del panel).

Por lo tanto, los resultados en este epígrafe son los siguientes:
Sabela: 358 kg de CO2e
Iria: 179+124= 303 kg de CO2e
Xiana: 358 kg de CO2e

+

Calefacción:
Una vez lograda la temperatura deseada, el consumo energético en calefacción es función de la superficie de intercambio (paredes, techo y suelo) y de la resistencia térmica de estas superficies.
Tanto Sabela como Iria calientan sus viviendas con una caldera individual de gas natural, mientras que Xiana, en el pueblo, recurre a una de gasóleo.
Pongamos como dato que Sabela logra mantener su piso caliente con unos 5,1 MWh de energía (la media española). Pero Sabela tiene vecinos tanto por arriba, como por abajo, como por los lados, que mantienen sus casas a una temperatura aproximadamente pareja a la de Sabela. Por lo tanto, superficies de intercambio en su casa son sólo los tabiques exteriores (fachada y patio de luces). Sin embargo, las casas de Iria y Xiana están expuestas a la intemperie en todos los frentes, así que la superficie de intercambio es mucho mayor (además de que tienen un mayor volumen que calentar, que sólo sería transitorio y, de todas formas, se solucionaría dejando habitaciones cerradas). Podemos suponer que la calidad del aislamiento en la casa de Iria es similar a la del piso de Sabela, ambos de nueva construcción. Pero la casa del pueblo de Xiana no está bien aislada, y las pérdidas de calor son mayores. Aunque no tanto como podría parecer, ya que las construcciones tradicionales usaban muros masivos de piedra y pequeños vanos cerrados durante la noche por un invento maravilloso que, en las nuevas construcciones se ha desechado: las contraventanas. Así que quizá se dé la paradoja de que el “chalet” pijo moderniqui de Iria, con amplias cristaleras y ventanales, muy luminoso, tenga una resistencia térmica inferior a la vieja casa de aldea de Xiana, a poco que la haya arreglado un poco (carpintería nueva…). Como para determinarlo tendríamos que visitar sus casas, vamos a dejarlo en empate y que ambas consumen unos 12 MWh al año de energía (vez y media más lo que un piso, desde luego no es un cálculo exagerado).

Vamos a suponer una eficiencia de las calderas de gas natural del 96% (una caldera de evaporación), y del 92% para la de gasóleo. El PCS del metano es de 9,02 kWh/m³, mientras que el PCI del gasóleo es de 9,98 kWh/l. Sabemos también que los factores de emisión del metano y del gasóleo de calefacción son, respectivamente de 1,7 kgCO2/m³ y 2,64 kgCO2/l

Sabela: 5,1 MWh –> 589 m³ de gas natural –> 1.001 kg de CO2e
Iria: 12 MWh –> 1.389 m³ de gas natural –> 2.356 kg de CO2e
Xiana: 12 MWh –> 1.307 l de gasóleo C –> 3.450 kg de CO2e

+

Transporte:
Aquí es totalmente determinante la residencia. Sabela vive en el casco urbano, Iria en una urbanización a 8km del centro (donde se encuentra su centro de trabajo) y Xiana en un pueblo a 17km. Supongamos que las tres hacen 5.000 km al año en trayectos de ocio (a la playa…). Pero Iria, al tener que acudir a trabajar en coche, ya hace unos 3.670 km más. Pero no es sólo el trabajo; para hacer la compra, recoger a su crío del cole, ir al teatro o a tomar unas birras con los amigos, para todo tiene que coger el coche. No me parece descabellado añadirle otros 5.000 km más sólo en estos menesteres cotidianos. Y por el mismo motivo, no parece excesivo añadir 10.000 más a Xiana.

Así las cosas, la tabla resumen sería:

Sabela: 5.000 km en un Seat León 2.0 TDI 150CV (110 g/km) –> 550 kg de CO2e
Iria: 10.000 km en un Toyota Prius+ 1.8 (96 g/km) –> 960 kg de CO2e
Xiana: 15.000 km en un Mitsubitshi Montero 3.2 DI-D (216 g/km) –> 3.240 kg de CO2e

Bien pensado, a Sabela deberíamos sumarle la energía consumida por el ascensor de su comunidad. Sin embargo, el ascensor es un mecanismo de poleas y contrapesos muy eficiente energéticamente (basta con un motor de 4,5kW para moverlo). Pongamos que el 4º piso de Sabela está a 10m, la energía para subir los 50kg de Sabela son unos 5.000 J, sean unos 5.500 de electricidad consumida. Que tenga que subir y bajar 8 veces en el día: unos 16 MJ. Es decir, unos 4,46 kW*h de electricidad imputables a vivir en un piso, que supone 1,32 kg de CO2 más a contar. Es decir, Sabela pasa de tener una emisiones imputables de 550 kg a 551 kg de CO2 en concepto de transporte.

También cabría hacerse un par de preguntas sobre el dato de Iria. Yo he cogido las emisiones homologadas, pero todos sabemos que los híbridos son vehículos especialmente diseñados para salir bien en la foto de homologación: realizan el ciclo con las baterías llenas. Pero si tomásemos datos no del primer ciclo, sino del 10º, las baterías ya se habrían descargado y el motor tendría que subir el régimen para cargarlas, aumentando emisiones y consumos. Por ello, creo que sería más realista considerar unas emisiones similares a las del León (algo más en carretera, algo menos en ciudad), lo cual nos obliga a corregir la cifra final de Iria en concepto tranporte a 1.100 kg de CO2e. Podríamos discutir también las emisiones imputables a la fabricación de las baterías, según sean de Ni-Cd, de Ni-MH, de LiFePO4 o de LiCoO2 , el cual es un añadido al motor térmico nada despreciable (tanto en peso, como en emisiones imputables, como en unas consecuencias ecológicas y sociales de las que no se suele tratar para no fastidiar el mito del “vehículo ecológico”).
+

TOTAL: electricidad + calefacción + transporte
Sabela = 358 + 1.001 + 551 = 1.910 kg de CO2e
Iria = 303 + 2.356 + 960 = 3.619 kg de CO2e
Xiana = 358 + 3.450 + 3.240 = 7.058 kg de CO2e

Conclusión: al final es Sabela, la urbanita que detesta el campo, tiene miedo a las vacas y pavor a las arañas, y se la trae al pairo lo del cambio climático, la que tiene (de largo) un estilo de vida más sostenible. Curiosa e interesante paradoja.

+

DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS:

De estos supuestos que considero bastante realistas (quizá me he excedido un poco en la calefacción, con consumos propios de zonas más frías, supongamos que en vez de trabajar en la Uni de Santiago, trabajan en la de León), se pueden extraer algunas conclusiones provechosas.
A pesar de que todo el mundo pone el acento en la generación de electricidad (energías renovables y demás), lo cierto es que el grueso de emisiones domésticas de CO2 corresponden a la calefacción y el transporte (me quedaría por calcular la cocina y el ACS, pero podemos suponerlas iguales en los tres casos).

Otra conclusión es que Iria, la ecológicamente consciente y comprometida, es imbécil. Una imbécil de tomo y lomo, que con sus placas solares y su Prius acaba emitiendo casi el doble de gases de efecto invernadero que su amiga que pasa totalmente de rollos medioambientales. Eso sí, su conciencia está satisfecha y ufana como gato después de un atracón y aún la muy estúpida dará la murga al resto de su entorno de lo muy responsable que es y lo concienciada que está, poniéndose a sí misma como ejemplo.

Y de lo que no cabe duda es que es absolutamente insostenible (no sólo ecológica, sino económicamente) tener a población residiendo en el extrarradio, pero cuyo puesto de trabajo está en la gran ciudad (y he puesto la distancia de Vedra a Santiago, que son 17km, pero Parla está a 32km de Madriz y Sabadell a 25km de Barcelona). Claro que Parla o Sabadell pueden ser servidas por transporte público, mientras que una pequeña aldea o una urbanización es mucho más difícil (a lo sumo habrá unos pocos horarios que no le vienen bien a nadie).

La conclusión principal es, por lo tanto, la necesidad de aumentar la densidad de los núcleos de población, y su tamaño hasta el límite de que los trayectos puedan ser realizados a pie o en bici (de 100.000 a 300.000 habitantes). Erradicar como una plaga las viviendas unifamiliares (chaletes, urbanizaciones, adosados con su backyard…) en favor de soluciones mucho más eficientes energéticamente y que no usurpen un bien tan preciado como el suelo, alterando, degradando, destruyendo los medios rural y natural. Cabe subrayar también la dificultad (=ineficiencia) de dar servicio de transporte público y los suministros de agua, electricidad y telefonía en un hábitat disperso (kilómetros de cobre para llegar a todas las casas…). Y fijar en las aldeas sólo la población que tiene en el entorno su lugar de trabajo (actividades agrosilvopastorales, que se dice). La principal explicación de que Xiana siga viviendo en la casa de los abuelos es el coste de un piso en Santiago (y recordemos los datos, Xiana emite más de 3 veces y media tanto CO2 como su amiga urbanita, imaginad multiplicar las emisiones x3,6 para satisfacer el gusto de ver las vaquitas pastando desde la ventana).

Y aquí llegamos a la reflexión central de toda esta sábana: el aberrante precio de la vivienda distorsiona la asignación de recursos, dedicando las familias una cantidad injustificable de energía al transporte porque económicamente les resulta rentable residir a decenas (conozco casos que a cientos, usando el AVE como si fuera el metro) de kilómetros de su lugar de trabajo. Debido a la distorsión, a una familia le puede resultar económicamente rentable, pero convierte a una sociedad en (energética y, por lo tanto, económicamente) ineficiente (y, por lo tanto, poco competitiva). Y a escala planetaria, es cavar más hondo nuestra propia tumba.

Otro conclusión evidente es que los todoterrenos… deben ser también exterminados de las carreteras y restringidos a su hipotético uso fuera del asfalto. En cuanto a los SUV, todocaminos y resto de coches con apariencia campera pero que jamás van a salir de él (con neumáticos asfálticos de perfil bajo es ridículo sólo el pensarlo) habrá que exterminar también a quien los diseñó, a quien los puso de moda, y a la panda de imbéciles que la copiaron. Quien quiera seguir modas, que se deje barba o lleve las botas desatadas, pero no envenene más la atmósfera con sus tonterías.

Finalmente, vemos que alicatar el tejado de paneles fotovoltaicos no cambia gran cosa el panorama de emisiones, ni convierte en sostenible un modelo que no lo es. Eso sí, de cara al vecindario es quizá más efectista incluso que comprarse un jersey en una tienda de comercio justo.

Para terminar, quisiera remarcar la necesidad de hacer números, aunque sea a grosso modo, en vez de sacar la lengua a pastar. Estamos ahogados en palabrería que contamina el debate especialmente en cuestiones que pueden ser perfectamente cuantificables, como la presente. Saquemos punta al lápiz, encendamos la calculata y trabajemos sobre datos, y no sobre exposiciones de buenas intenciones y mejores deseos.

+

COMENTARIOS:

Un ejercicio muy interesante puede ser ir cambiando ciertos parámetro para ver cómo afectaría al total, para saber dónde realmente compensa invertir en reducción de emisiones.

– Por ejemplo, podemos sugerirle a Xiana que se compre un coche convencional como el de Sabela. Sólo con eso, Xiana pasaría de emitir 3.240 kg de CO2 a emitir 1.650 kg al año. La mitad, y eso sin considerar el menor consumo de neumáticos (porque a un Montero sí que le tienes que poner al menos neumáticos mixtos, con compuestos más blandos y una vida mucho más corta).

– He dibujado a Iria como la pijiprogre ecolojeta (cada vez más común), para mostrar la paradoja del imbécil que escoge el camino de comprar cacharradas tecnológicas vendidas como “verdes” en vez de usar el cerebro y simplemente reducir sus necesidades energéticas. En una vuelta de tuerca de este postureo, supongamos que Iria decide deshacerse de su Prius y comprarse un eléctrico puro: el Nissan Leaf.

Bueno, el Leaf tiene un consumo medio de 20,4 kWh/100km. Me figuro que este dato será al enchufe, es decir, una vez tenidas en cuenta las eficiencias de carga y descarga, así que no las considero. Como sabemos la media de emisiones del mix español, obtenemos que sus emisiones imputables son de 60,8 gCO2/km. Un poco más de la mitad que el León o el Prius. Con su nuevo coche, el colmo del postureo ecolojeta, la imbécil redomada de Iria emitiría… 608 kg de CO2 al año en transporte. ¡Aún siguen siendo más que las emisiones de Sabela!

En realidad, habría que afinar más el estudio ya que si la carga es nocturna, podría aprovecharse de que la demanda se completa con las nucleares y poca cosa más. Pero es que estamos seguros de que un personaje como Iria… ¡está radicalmente en contra de las nucleares! De hecho, es el capítulo número uno de su credo jiliprogre. El número cero, el prefacio, el índice.

De todas formas, ante una generalización del vehículo eléctrico, se aplanaría la curva de demanda teniendo que cubrirla con tecnologías de combustión también en las horas nocturnas, desactivando esa ventaja. Y ahora sí que tendríamos que considerar el balance de emisiones imputables de suprimir el motor térmico y sustituirlo por un eléctrico y un enorme paquete de baterías. Aún las cifras son muy controvertidas (incluso más que en el caso de la fotovoltaica, lo cual quiere decir que hay mucha publicidad y poco estudio serio) en este aspecto.

– Otro cambio que podemos sugerir es el de sustituir la caldera de calefacción por una bomba de calor (un aire acondicionado haciendo funcionar el ciclo en sentido inverso, bombeando calor del exterior al interior). Vamos a suponer que instala un equipo con un COP (eficiencia) de 2,5, me curo en salud poniendo uno bastante normalucho (las marcas proclaman eficiencias mucho más altas, 3,5 como poco).

Tomemos el caso de Xiana, que es quien tiene unas emisiones mayores en este concepto (debido a vivir en una casa y usar una caldera de gasóleo, especialmente la primera). Las necesidad energética es la misma, 12 MWh, pero exigen retirar de la red eléctrica sólo 4,8 MWh. Lo cual supone reducir las emisiones asociadas de 3.450 kg a 1.430 kg de CO2. ¡Ya es menos de la mitad! Parece que, en este caso, sí que la electrificación de la calefacción sí que tiene sentido. Con todo, la urbanita Sabela sigue, sin proponérselo, teniendo unas emisiones un 40% inferiores (y también ella se podría beneficiar de la reducción con el cambio a una bomba de calor).

+
+
+
+
+
+
+
+
+
+
+

30 comentarios »

  1. Muy interesante, sobre todo al hacerlo con datos. Aunque sean estimados.

    Al ver que contabilizabas los paneles solares, me ha venido a la cabeza una comparativa de coste de fabricación de los coches. Me vas a disculpar pero no encuentro la noticia o los datos para mi siguiente información y es que en cierto momento, fabricar y disfrutar (en igualdad de condiciones) del primer prius resultaba medioambientalmente más caro que hacerlo de un todoterreno de gama media.

    No sé si de alguna manera se podrían sacar ese tipo de datos, soy consciente de la dificultad. Pero yo no tengo datos, igual tu tienes acceso. (no lo sé)
    Por otra parte, la tercera chica, puede tener una chimenea de leña en casa al ser una casa de pueblo. Mi hermano la tiene. ¿Quizás podríamos tener en cuenta que usa menos gasoil al tener leña?

    Son ideas lanzadas al aire. Seguramente las hayas tenido en cuenta y por lo tanto las hayas desechado.

    ¡saludos!
    me encanta tu blog ^^

    Comentario por raul — 8 noviembre 2016 @ 10:35 | Responder

    • Depende del coche. Fabricar un Prius es bastante contaminante. Los más de 10Kg de Lantano de la batería implican 10Kg mínimo de material radiactivo, como 10m3 de gases sulfurados y como 5m3 de agua tremendamente ácida que va a contaminar los acuíferos de la zona de Bayún Obo.

      El Kg de Nd (a 60€) y los 120g de Disprosio (que cuestan 144€) añaden mucho más (por los excedentes) en cuanto a contaminación. Materiales, por cierto, que también se usan para hacer los aerogeneradores más grandes.

      Sin embargo, leí varios estudios según los cuales, sigue siendo más contaminante el fabricar el Hummer. Habría que ver que tal el Montero, que presumiblemente, también.

      Si los paneles son de TeCd (el que tiene mejor TRE, pero porque está mal contabilizado), la contaminación es todavía peor. El propio panel es tóxico, puesto que ambos materiales lo son. Pero la extracción del Teluro es horrible, con rociados por cianuro, etc.

      Mucho hablar de ‘energías limpias’, pero los trapos sucios de dichas tecnologías nunca los saca, a pesar de estar bien documentadas. Eso es tan hipócrita como muchas otras cosas. Puro interés pecuniario, amén de poder (el de tener dependencia absoluta de un contador controlado precisamente por las eléctricas, donde cabe recordar que TODAS son igual de busca-negocio).

      Comentario por Beamspot — 8 noviembre 2016 @ 11:55 | Responder

      • Una pregunta. El neodimio para fabricar los imanes permanentes del motor, pero el disprosio ¿en qué se utiliza?

        Comentario por Mendigo — 10 noviembre 2016 @ 0:51 | Responder

        • Pues para lo mismo. Los imanes de Nd tienen una parte de Dy sólo para compensar la temperatura de transición (a partir de la cual se desimantan). A más temperatura de trabajo, más disprosio (hasta el 12%). A menor temperatura, con menos pueden pasar, incluso sin.

          Comentario por Beamspot — 10 noviembre 2016 @ 7:43 | Responder

    • Gracias, Raul.

      Yo tengo acceso a los mismos datos que tú, compañero, a aquellos que son de dominio público, y a los estudios que se hacen, la gran mayoría sesgados para que digan exactamente lo que el “investigador” quiere demostrar, sea a un lado o a otro.

      Y desde luego, es interesante, más que interesante, fundamental estudiar el coste energético de fabricar un automóvil (convencional, híbrido y eléctrico). Pero para eso se necesita realizar una auditoría energética independiente, y no es posible hacerlo sin la colaboración de los fabricantes (o, al menos, de insiders que aporten datos). Si no, sólo puedes hacer aproximaciones.

      Por ejemplo, la cadena de suministro del litio, o del cobalto. ¿Quién la ha estudiado? Cuánta energía (=emisiones) se consume en fabricar cada mWh de capacidad de almacenamiento? No tengo ni idea, y es un dato esencial.

      Cambiando de tema, sobre la leña. Es un tema que me crispa mucho, porque veo que los pocos árboles autóctonos son abatidos para convertirse en ceniza. A ver, intento sosegarme. Lo de usar madera (biomasa) para la calefacción no es mala idea per se, en Francia está muy extendida en áreas rurales y funciona perfectamente. La clave es en retirar menos biomasa que la que crece, porque si no, el stock mengua. En Francia consiguen mantener un equilibrio, gracias a que tienen grandes extensiones de bosques, pero aquí, al menos en Galicia, no es así. Se cortan como digo especies autóctonas (roble y aliso, principalmente, más al Sur son las encinas las que pagan la moda del chalé con chimenea) mientras que los monocultivos de pinos y eucaliptos ganan terreno. Y eso sí que es una tragedia, una amenaza directa a los ecosistemas (lo poco que aquí queda de ellos). Ya es que me importa un carajo el cambio climático, que si dentro de 50 años… no, es que se están destruyendo AHORA.

      Por otra parte, decirte que las chimeneas francesas tienen una eficiencia bajísima, el calor se va por la chimenea (0,4 o menor). Las estufas de leña algo mayor, pero raro es la que llega a 0,8. Una caldera de condensación tiene eficiencias de 0,98 o superiores.

      Y finalmente, lo obvio: quemar leña también emite CO2. De hecho, mucho más que cualquier otro combustible convencional, para la misma energía. Ciertamente, es un CO2 que se ha eliminado de la atmósfera por la fotosíntesis y al quemar, vuelve a ella. Pero si dejásemos el árbol tranquilo, sin quemarlo, seguiría fijando carbono y no volvería a contaminar la atmósfera sino que quedaría fijado en la estructura del árbol, y en la tierra cuando este muriera y se descompusiese. Además del papel ecológico que cumple e interrumpimos al entrar en un bosque a abatirlo (erosión de suelos…).

      Ya lo sé, la biomasa suena bien, suena verde, porque empieza por bio-, como los yogures. Pues es de lo peorcito que le puedes hacer al medio natural (la palma se la lleva el bio-diésel, que está destruyendo los ecosistemas más valiosos del sudeste asiático para que los europeos, que somos gilipollas hasta la médula, podamos darnos el pego de ecologistas).

      Un saludo!

      Comentario por Mendigo — 10 noviembre 2016 @ 0:13 | Responder

      • Maestro, otro punto en el que coincidimos de lleno. Me da pánico el asunto de la biomasa, sobre todo cuando se pone como excusa para hacer electricidad bajo el mantra sacrosanto del e-progreso falsamente renovable. Un ejemplo: http://www.crisisenergetica.org/article.php?story=20160610211305932

        Por ello, hace ya más de un año que voy alertando que este tema es más peligroso en el futuro de crisis energética (y social, cultural, económica, política) que tenemos por delante de cara al cambio climático, que las emisiones por combustibles fósiles.

        Sin embargo, quizás por no ser galego si no de otra parte de hispañistán diferente, la cultura de mis amigos, compañeros de juventud y familiares, ellos NO queman elementos autóctonos clásicos (allí abunda el olivo, la encina, y el pino, siendo esto último lo que más queman: casi nadie es partidario de una especie invasora traída por los romanos). Lo habitual es quemar los restos de los cultivos, de vid, de poda. Concepto totalmente sostenible.

        Si este concepto sostenible, herencia cultural de una tierra donde todo se aprovechaba y se intentaba ser precisamente eso, sostenible (a pesar de lo cual se han vaciado acuíferos fósiles), no se extiende, si prevalece exactamente la cultura que comentas que hay en Galicia, que es la misma que hay en otras partes, y encima añadimos las necesidades (una familia pobre que no puede pagar ni la luz ni el gas ni la leña normal se irá al bosque a por leña para al menos poder cocinar algo caliente y resguardarse un poco del frío), estamos tendiendo una alfombra ‘verde’, ‘e-eco’ al planeta de Pascua Galáctico.

        Comentario por Beamspot — 10 noviembre 2016 @ 7:51 | Responder

  2. Buff. Cuesta encontrar alguien con el sentido común que tú demuestras. Llevo años diciendo que lo de los panelillos es el camino equivocado, que la electricidad sólo es una parte, que además debemos reducir, que el consumo ‘gordo’ es de calor, y especialmente cuando no hay sol, en invierno.

    Además, ese presunto ahorro que calculas (y encima hablas, muy correctamente, de la TRE), resulta que no es consumo. Hay que ver cuanta de esa producción se tiene que vender, y cual es el consumo que hay que comprar, hora a hora. Porque el resultado habitual es que vendes de día porque no consumes, y compras de noche porque es cuando se produce el pico de consumo. Ahí tocan mucho las narices con el alegato tacaño de atacar al bolsillo, porque de auto – consumo, sólo tiene lo úiltimo, nada de lo primero.

    Cambiando a mi tema, y ya que sacas cosas de híbridos, hace un par de días salió mi escrito sobre este tipo de coches. Muy superficial, ojo, aunque los datos los reservo para un par de entradas más tarde.

    http://crashoil.blogspot.com.es/2016/11/algunos-apuntes-sobre-los-vehiculos.html

    Lo mío sí que son sábanas…

    Un saludo, y felicitaciones por un buen y trabajado post. Ojalá cundiese el ejemplo.

    Comentario por Beamspot — 8 noviembre 2016 @ 11:24 | Responder

    • Dos cosillas más:

      Primero, ya que hablas de eficiencia del Leaf, aquí tienes un enlace interesante, pero se deja en el tintero el asunto primordial: ¿que pasa si hace frío o calor y ponemos en marcha la calefacción o el AA del coche? Podría escribir largo y tendido sobre eso…

      Segundo: toda la gente que conozco que vive en el campo (al menos seis familias completas muy próximas), usa leña y estufas recuperadoras de calor. Muchos encima tienen ACS (Agua Caliente Sanitaria solar) con apoyo a la calefacción, amén de un caso que añade, por si las moscas, un alternador diésel que usa el agua de la calefacción para ‘enfriar’ el motor, con lo que las pérdidas de eficiencia por calor son reaprovechadas. Seguro que si se aplica, sobre todo en un lugar con abundancia de madera, y la orientación de la casa es buena, la reducción de emisiones es mucho mayor.

      Otro tema, por supuesto, son los SUV’s… y el despilfarro que hacemos en la mayoría de casos en muchos terrenos (como la enorme contaminación para fabricar teléfonos móviles o cualquier cosa electrónica).

      Comentario por Beamspot — 8 noviembre 2016 @ 11:30 | Responder

      • Me dejaba el enlace: http://www.electricvehiclewiki.com/Battery_Capacity_Loss

        Comentario por Beamspot — 8 noviembre 2016 @ 11:31 | Responder

        • Estupenda fuente de información! No sólo esa entrada, sino toda la página. Muchas gracias!

          Comentario por Mendigo — 10 noviembre 2016 @ 0:39 | Responder

      • Sobre los colectores solares para el ACS o como apoyo para una caldera o bomba de calor, no puedo más que asentir: eso sí que es una forma inteligente (y barata) de aprovechar la energía solar.

        De la madera, me remito a lo comentado a Raul: es un tema que me produce sarpullidos (pero podría ser interesante con una buena gestión, que al menos en Galicia no existe y dudo mucho que en cualquier parte de España).

        Comentario por Mendigo — 10 noviembre 2016 @ 0:42 | Responder

        • Del tema ACS, ningún ecolojeta de pro menciona que China tiene más que nadie, como 10 veces más que fotovoltaica instalada, ni que es mucho mejor. Nisiquiera los papers académicos la consideran ni calculan su TRE ni historias. Parece que sólo lo eléctrico y fotovoltaico es ‘verde’ (y un cuerno, que se olvidan sistemáticamente de la contaminación de su producción de la que también puedo hablar largo).

          Soy un gran partidario del ACS. Mi señora (nada pikolera) además me está pidiendo que ponga este tipo de instalaciones, pues también (y sin apenas decir nada yo) apuesta por la diversificación energética. Y no sólo agua. También estoy montando dos prototipos para hacer evaluaciones de colectores de aire caliente para calentar la casa, caseros totales y que son una mejor opción (sobre todo para los ‘pobres energéticos’) para calefacción y esos otros usos, que en mi casa superan el 50% (tengo medido que alrededor del 75% del consumo energético en mi casa es en forma de calor, y sin contar la nevera).

          Un ejemplo de mis propuestas: http://www.builditsolar.com/Experimental/AirColTesting/Index.htm

          Es más, me interesa a nivel social, intentar montar talleres de fabricación con quién esté interesado (y creo que los mal llamados ‘pobres energéticos’ vienen al caso) para explicar y dar soporte y difusión en este tipo de energías a la sociedad. Eso es independencia energética. Enseñar a pescar al hambriento, no darle un pescado.

          Comentario por Beamspot — 10 noviembre 2016 @ 11:52 | Responder

    • Muchas gracias por tus comentarios, ahora estoy con el agua al cuello, luego seguimos charlando con más calma. Pero no quería que pasara la ocasión sin decirte una cosa: me sorprende tu honestidad intelectual. Es un caso muy raro.

      Ya has dicho que tú trabajas en la industria del coche eléctrico. Lo común sería que defendieses tu sector como si te fuera la vida en ello, y sin embargo guardas una prudente distancia con el interés de tus jefes e, incluso, eres abiertamente crítico con ese campo. Incluso más que yo, porque en principio me parece una buena idea lo del EV puro (no chorradas híbridas), pero eso sí, respetando el orden de prioridad en las actuaciones: primero, intentar reducir en lo posible la necesidad de desplazamientos haciendo uso del vehículo privado. Y una vez reducidos en lo posible, entonces sí, podemos plantearnos el EV (y dentro de otro paradigma de movilidad, no simplemente meter un motor eléctrico en el chasis de un mamotreto actual).

      Comentario por Mendigo — 8 noviembre 2016 @ 17:59 | Responder

      • Je, yo también estoy con el agua al cuello. Tengo trabajo de sobras, pero tiendo a procrastinar para dar salida al estrés y la ansiedad. (incluso tengo tendencia a comer por ansiedad).

        Por suerte, aunque aún tengo la necesidad de escribir con pseudónimo, me resulta cada vez más fácil mantener mi ‘honestidad intelectual’, puesto que el tiempo me está dando la razón, y muchos son los comentarios que me llegan sobre la división de HEV, que es un pozo sin fondo, un agujero negro que absorbe inversiones sin retorno como le pasa a Tesla. Eso me da un cierto respaldo y oídos donde puedo contar mis números sin que me echen por ello (cosa que en estos tiempos modernos, desgraciadamente, sigue pasando, si demuestras matemáticamente que tu jefe tiene razón es un motivo de despido).

        Ganas tengo de conversar al respecto, porque los híbridos es lo que nos van a intentar vender en un futuro. La razón: un híbrido con 20KWh de batería, a 10.000€ de pack cada 5 años, con una alternadora, cubre lo mismo o mejor que un Tesla de 65KWh y 33.000€ de batería cada los mismos años, independientemente de los Km que hagas. Eso lo saben muy bien los fabricantes.

        Y no, las baterías no van a bajar. De hecho, están subiendo ya (el carbonato de litio grado batería ha pasado de 6500$/T a 22500$/T en pocos meses, y subiendo).

        El gran problema de la electricidad, es su gestión, que algunos entienden incorrectamente, por almacenamiento (entre otras cosas, porque es el gran punto irresoluble y costoso).

        Comentario por Beamspot — 9 noviembre 2016 @ 10:00 | Responder

        • Menudos palabros me traéis. El otro día Fouche con su periclitado, que vale, hice la gracia pero sí que sabía el significado. Pero con lo de procrastinar, he tenido que ir al diccionario; de hecho, estaba convencido de que habías pisoteado alguna tecla al escribir, porque no me sonaba de nada. Pero vamos, muy bien, me gusta usar la lengua en toda su extensión.

          Sobre el precio del litio, creo (pero para nada estoy al tanto del mercado) que se debe a una falta de capacidad de producción para cubrir la demanda. Estos precios moverán a la explotación de nuevos salares (o de nuevas plantas de procesamiento en los mismos) y, supongo, volverán a bajar a niveles de 2008 (sobre los $5.000). No sabía que había subido tantísimo el litio, por cierto.

          Es una carrera que empezó hace casi justo un año. ¿Qué pasó? Más bien parece un movimiento especulativo que porque cambiase nada sustancial en el mercado. Por ahora no ha entrado en producción el Model 3, aún se están construyendo las Gigafactory (acaba de anunciarse el proyecto de la 2, en alemania).

          Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2016 @ 23:47 | Responder

          • Si el precio no se mantiene elevado durante mucho tiempo, no va a haber aumento de la producción. Si sube el precio ahora, es porque está claro que ya está empezando la demanda. La planificación en la automoción va a años vista (doy fe de ello: trabajo en proyectos que tardan dos o tres años en entrar desde que me los pasan, y eso que ya llevan dos años como mínimo de negociaciones, aproximaciones, presupuestos, planificaciones, etc). Eso explica perfectamente la situación.

            El tema del litio es muy complicado. Dos entradas más tarde explico algunos detalles. Si quieres, lo comentamos luego.

            Ojo con el cobalto (el tema es diferente, puesto que hay más capacidad instalada, etc).

            Comentario por Beamspot — 10 noviembre 2016 @ 8:02 | Responder

    • Te devuelvo el cumplido, una estupenda entrada.

      Me ha sorprendido el tema de la turbina de gasóleo. Pero… realmente es más eficiente que un MEC alternativo? Me cuesta creerlo (tampoco soy especialista en turbinas, aunque las tuve que estudiar, claro).

      Comentario por Mendigo — 10 noviembre 2016 @ 0:33 | Responder

      • Las turbinas de gas (usen gas o gasoil o keróseno o lo que sea) tienen rendimientos bastante buenos, habitualmente superiores a los reciprocantes o alternativos habituales (los de pistón, vaya), por un margen moderado, incluso notable si nos ceñimos a un margen de trabajo (revoluciones) muy estrecho, que es justo lo que pasa con una alternadora o con el concepto de híbrido serie: mantener el generador en el punto óptimo de generación.

        Así pues, sí que suelen tener un rendimiento más elevado las turbinas que los MEC. No en vano tanto gas como vapor funcionan en base a turbina.

        Por cierto, si quieres curiosear, investiga el Turbinia.https://es.wikipedia.org/wiki/Turbinia

        Comentario por Beamspot — 10 noviembre 2016 @ 8:08 | Responder

  3. Habría que sumar a eso el coste de construir cada vivienda, el cemento se lleva buena parte de las emisiones. Al final tu nivel de emisiones se correlaciona muy bien con tu sueldo. La economía concebida como actividad humana tiene muchas derivadas, así que es difícil saber las emsiones si no lo contamos todo, incluyendo lo que se ha gastado cada una en su coche, cuya construcción también produce muchas emisiones. O lo que comes, porque supongo que tu alimentación campestre autocultivada es más barata (menos emisiones) que la que se consume en la ciudad.

    Comentario por Pablo — 9 noviembre 2016 @ 0:05 | Responder

    • La forma de reducir las emisiones imputables a la fabricación de un vehículo (o cualquier otra cosa) es aumentar su vida útil. Que es lo que planteé hace tiempo con el coche modular, la estandarización de los subsistemas para que, si se avería una pieza, no tener que mandar el coche a achatarrar sino que sea fácilmente reparable (como el hacha del abuelo, cuando se rompe el mango se lo cambias, no tiras con mango y cabeza).

      Por eso mismo, las emisiones de la construcción son bastante bajas, teniendo en cuenta que las viviendas son bienes que harán un servicio durante siglos (a poco bien que se hayan construido). Claro, lo que ocurrió en España es demencial, y en Irlanda estaban directamente dinamitando promociones. Entonces sí, las emisiones de construir para la especulación, sin un uso final, son inaceptables. De todas formas, también en construcción hay otros modelos que me interesan mucho:

      Sobre la agricultura… tengo mis dudas, la verdad. Habría que echar cuentas, pero quizá nos sorprendamos si al final, son los pequeños productores los que más fitosanitarios usan, más gasóleo consumen, mayores recursos hídricos gastan… Pero es muy general, habría que bajar más al detalle, a cada cultivo.

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2016 @ 23:54 | Responder

  4. En una casa de campo de las de antes de verdad (en mi zona son de adobe) gastas aproximadamente la mitad en calentarla que en una casa “moderna” (de los setenta para acá). Y en refrigerar en verano directamente no gastas nada porque no hace falta (hay que dormir con una colcha en pleno verano)

    Comentario por Narciso — 9 noviembre 2016 @ 8:29 | Responder

    • Hay que contar que una parte importante, la que quizás más en el caso del que vive en el campo, es el mover un SUV cada día al trabajo en la ciudad. Elimina eso, y la contaminación de fabricar el SUV, y entonces todo el panorama cambia.

      Tal y como está el trabajo hoy en día, el quedarse en el campo a trabajar para comer sus frutos, tiene pinta de ser una parte del camino que se nos viene encima.

      Y tengo un amigo que lleva a los peques al cole con el burro y un carrito.

      Comentario por Beamspot — 9 noviembre 2016 @ 10:03 | Responder

      • Incluso los 4×4 puros, como el Montero del ejemplo. En principio son para labores en el campo pero, seamos serios, la gente de las aldeas… ¿para qué necesita el todoterreno? Para el campo no, para eso está el tractor. El todoterreno lo quieren para la CAZA.

        Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2016 @ 23:56 | Responder

        • Tengo la impresión personal que los SUV’s son para dos cosas: dar sensación de seguridad a conductoras ‘asustadas’, o para aplicar la ley de la selva al tráfico: ‘aparta que t’arrugo, que tengo el cip, perdón, el coche grande y me paso por el forro de los c.., perdón, cilindros, las leyes del tráfico’.

          Eso de usar un 4×4 para algo que no sea el asfalto es ‘de pueblerino’. Raro es ver uno que tenga una sola mancha de barro.

          Ojo, soy de pueblo (y estoy orgulloso de ello), y mis amigos tienen 4×4… en los cuales no hay manera de ver ni la matrícula del barro que tienen (el camino a sus casas suele ser malo, y así lo quieren mantener).

          Pero lo de llevar lo niños al cole con el burro no tiene precio. Mi hija estaba encantada el día que la llevaron a dar una vuelta, y el animal es muy cariñoso.

          Un pueblerino.

          PS: otro día entraría a filosofar sobre la Hipótesis Cimmeria o porqué los de pueblo semos asín.

          Comentario por Beamspot — 10 noviembre 2016 @ 8:13 | Responder

    • El adobe es un material de construcción con muy buenas características de aislamiento, es cierto. Es muy poco duradero pero, por contra, muy fácil y barato de construir y reparar. Mucho mejor que la piedra, que en esta tierra es verdadera obsesión. Si no construyes con piedra, es que eres un desgraciado. Sin embargo, la piedra tiene una conductividad térmica deplorable y, además, en buena parte de Galicia, es radioactiva.

      Pero no te pases, una casa con un buen aislamiento térmico le da mil vueltas a los muros de adobe. Mira, la conductividad térmica de una lana de roca (de lo más vulgar) es 0.034 W/(m*K), mientras que la del adobe es : 0,45-0,8 W/m.K. Estamos en un orden de magnitud superior. Es decir, 1cm de espesor de lana de roca, aislan como 20cm de adobe. La cuestión que es no hay problema para meter 5cm e incluso 10cm de lana de roca, en aislamientos extremos. Eso equivaldría a hacer muros de adobe de un espesor de ¡dos metros!

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2016 @ 23:29 | Responder

  5. Efeméride de hoy…

    DONALD TRUMP PRESIDENTE !!

    La verdad es que no me coge de sorpresa.

    Primero el Brexit y ahora esto. Como fichas de dominó. La cosa se pone interesante.

    Comentario por fouche — 9 noviembre 2016 @ 11:00 | Responder

    • Sí, el BrExit fue otro caso de troleo… ¿te acuerdas de Cicciolina?.

      Hombre, creo que es mejor ponerse a trolear en Eurovisión que no en cuestiones de tanta trascendencia como el gobierno de un país, pero allá cada cual.

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2016 @ 11:31 | Responder

  6. Buen post!

    Comentario por Javi — 9 noviembre 2016 @ 22:57 | Responder

    • Grazie mille!🙂

      Comentario por Mendigo — 9 noviembre 2016 @ 23:21 | Responder

  7. […] eficientes y significativas para resolver un problema. Un ejemplo lo expliqué con el problema de las tres amigas: al final, la que menores emisiones asociadas tenía, de largo, era la urbanita que pasaba de […]

    Pingback por Sumideros | La mirada del mendigo — 20 noviembre 2016 @ 23:35 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: