La mirada del mendigo

25 mayo 2013

¡Al ladrón!

Filed under: economía — Mendigo @ 15:49

Interrumpo las cavilaciones del viaje para tratar un tema recurrente en este espacio: las preferentes.

Me llama una amiga y me cuenta que a su abuela le han colocado preferentes. La anciana falleció el año pasado y los hijos, al hacer la herencia, se han dado cuenta de que el director de la sucursal de CaixaBosta le había puesto todo lo que tenía en participaciones preferentes y deuda subordinada.

Tras recabar información de los productos que el muy miserable había colocado a la abuela, sólo puedo concluir que este personaje es un ladrón, y un ladrón de la peor especie, que roba abusando de la debilidad de la víctima y de la confianza que en él habían depositado. El tipiño se ha meado en estos dos pilares de la moral desde que el mundo es mundo.

Y me asalta una pregunta, que es la que os traslado para que, si hay alguien versado en leyes, me dé una explicación. La mayoría de los afectados recurre al arbitraje y, de aquellos que han preferido la vía judicial (que para eso está, pero es cara, reservada a personas con posibles, luego no es justa), las denuncias se han dirigido a la entidad. ¿Y cómo no es que se han dirigido, primeramente, a la persona física que cometió ese fraude? Es decir ¿por qué no hay denuncias de estafa contra el empleado del banco responsable de colocar productos manifiestamente, estentóreamente inadecuados para sus clientes? Porque ¿cómo puede ser que le recomienden a una anciana casi analfabeta, en la recta final de su vida, con sus facultades mentales deterioradas, invertir en deuda corporativa con bonos a 10 años? ¿Qué respeto por la ética puede tener alguien que a un anciano campesino le ofrece unas participaciones preferentes, un producto ilíquido que hasta hace bien poco sólo era manejado por inversores institucionales? Pero la burbuja daba síntomas de agotamiento, la macrocaja gallega necesitaba más combustible para seguir especulando con el ladrillo en la costa Mediterránea y seguir así manteniendo el esquema Ponzi que permitía a los directivos llevar una existencia principesca. Los inversores institucionales ya rechazaban sus papelitos o exigían un mayor retorno y decidieron poner en valor su maquinaria comercial, colocando su mierda entre sus clientes de toda la vida.

¿Cómo es que a los autores materiales de esta tropelía no hay ningún fiscal o juez que les haya echado la mano al cuello? ¿Por qué los mismos afectados no los ponen en primera posición en sus demandas?

Es algo que no comprendo. Y no sólo yo, tampoco o Valedor do Pobo Galego. Aunque digo yo que el Defensor del Pueblo en Galicia podría hacer algo más que yo para reparar esta injusticia. Yo, lo más que puedo hacer, es escribir este apunte en el blog.

Vamos a recapitular, quiero poneros en antecedentes, para que entendáis por qué este caso me hace hervir la sangre. Yo no soy, afortunadamente, jurista pero tengo desde pequeño un innato sentido de la justicia, que hace que en casos como este se me revuelvan las tripas.

Yo conocía a la abuela, era una octogenaria pegada a su casa y a su huerto. Prácticamente iletrada, a duras penas aprendió de niña a escribir su nombre. Difícil acomodo tenía un lápiz en una manos acostumbradas a lavar la ropa o a arar la tierra. Existen octogenarios, e incluso nonagenarios con una gran lucidez y mucho mundo a cuestas. Esta mujer, empero, era una persona que se podría decir que vivía no en el siglo pasado, sino en el anterior. Tenía horror por los automóviles y lo más que se alejó de su casa fue para ir a la capital, Ourense, quizá alguna vez y siempre por alguna causa mayor; siendo gallega, nunca vio el mar, ni nunca tuvo mayor interés en verlo, su universo se restringía a lo que abarcaba su vista.

Era un verso suelto en estos días; murió en el auge de los smartphones, cuando ella nunca aprendió a llamar por teléfono, ni tan siquiera en los viejos teléfonos de disco. Esperaba que sus hijos la llamasen, y ella descolgaba. Menuda broker estaba hecha. En los últimos años, cuando el director del banco compró en su nombre productos tan complejos como participaciones preferentes o deuda subordinada (o junior, es decir, deuda de baja calidad subordinada al cobro de la deuda senior), la mujer que la atendía no le dejaba alejarse de su casa por miedo a que se perdiera y no supiera volver. Finalmente, tras caer por las empinadas escaleras (en una casa de aldea, la vida se hace en el piso de arriba y abajo están los establos), le cerraron el paso. Por lo tanto, no salía más que al balcón, cuando daba el sol, a observar a los que pasaban. Antes de eso recuerdo verla en el huerto de casa, encorvada, con su gorro de tela publicidad de una ferretería, recogiendo bolsas y barazas y guardándolas como tesoros.

Este es el retrato de la persona que ahora los medios del régimen dibujan como un inversor arriesgado, que se pilló los dedos con su codicia.

Cuando esta señora adquirió estos productos financieros tóxicos, dudo que su cabeza estuviera como para manejar el concepto de dinero. Su tesoro eran sus bolsas y cartones, que recogía para esparcirlas en la huerta (no es ninguna tontería, así se protege el suelo de la helada, de hecho también yo estoy usando cartones para evitar el uso de herbicidas), así que difícilmente podría tener codicia de algo que para ella había dejado de representar nada.

Pero dejadme que os explique lo que, indagando, he podido saber. Digo indagando porque la familia no tiene ni siquiera los contratos, todos ellos en poder del malnacido del director. Les han escatimado la información, y rastreando he logrado dar con el ISIN y el nombre real del producto. Aquí os dejo las emisiones de ambas partes de CaixaBosta.

Normalmente, estos productos trampa, verdadera basura, tiene un cebo, que son unos primeros años de interés alto, y luego viene el muerto, los siguientes a un tipo variable que suele ser muy bajo (y en el caso de las preferentes, que como cualquier título de propiedad es perpetuo, que ni siquiera se extingue con el fallecimiento del cliente, los primeros años a alto interés no es nada en comparación con la eternidad cobrando un interés por debajo del mercado, ahí estaba la trampa). Bien, pues en este caso, ni tan siquiera se esforzaron en presentar un cebo bien cargado: el 3% TAE los primeros años, y luego el EURIBOR 1Y + 0,5. A día de hoy el EURIBOR 1Y está a 0,47%. En otra de las emisiones, carga más el cebo, hasta el 3,12%, pero luego da el EURIBOR pelado.

¿Avaricia? Este producto es una mierda de la cabeza a la cola, porque por aquellos años no era difícil encontrar depósitos en bancos por internet al 4 o 4,5%. Es decir, que incluso el interés era inferior al que ofrecían productos respaldados por el FGD. Pero daba igual, porque esta clase de basura financiera estaba diseñada para engañar a los pensionistas gallegos, personas que no sólo no saben lo que es el EURIBOR (¿sabrías explicarme tú, estimado lector, qué es exactamente?) ni la TAE, sino que ni tan siquiera saben calcular un porcentaje. Eran víctimas indefensas, en manos de los mercachifles, truhanes con corbata que hacen que la fenomenal máquina comercial de las entidades bancarias funcione. En las altas esferas diseñan la basura tóxica, no tienen más que entregársela a sus diestros comerciales (por lo demás ignorantes hasta la vergüenza de cuestiones económicas) para que la distribuyan, con sonrisas de hiena, entre sus más clientes más incautos, más indefensos.

A mi compañera, a mi madre también les intentaron engañar ofreciéndoles preferentes. “Son como los depósitos de toda la vida”, les dijeron los gorgojos de sucursal, incumpliendo no sólo la ética sino la ley. Incluso a mí, hace poco, cuando la OPV de Bankia, me llamó una zorrita invitándome a participar. Yo me burlé de ella, pero otra gente no lo hizo. Aquellos que hayan confiado en su sonrisa Vitaldent, ahora han perdido el 98% de lo que invirtieron. “A medio plazo es seguro que van a subir”, recuerdo que me cacareaba por teléfono la muy subnormal.

¿Dónde está el honor? ¿Dónde la moralidad entre los empleados de banca? ¿A cambio de qué revuelcan en el lodo su honor, su conciencia, su palabra? ¿Una palmadita en la espalda a fin de mes, un bonus, la posibilidad de un ascenso? Si tuvieran honor, se habrían puesto una pistola en la boca y apretado el gatillo. No hay noticia de que ningún empleado de banca haya recurrido a esta vía honorable, sólo sus clientes, por lo que podemos afirmar que el honor no existe en su vocabulario.

Porque vamos a continuar explicando lo que he logrado averiguar de la situación financiera de esta abuela. Las compras se realizaron en el periodo 2006-2008, pero las emisiones son del 2003 al 2005. ¿Qué quiere decir esto? Que a la abuela no le ofrecieron comprar en el periodo de suscripción, sino que le dieron papeles viejos. Es decir, otro cliente de la entidad, más importante o más avisado, compró esas participaciones y se aprovechó del periodo “bueno” del producto, disfrutando del tipo de interés fijo (que igualmente era realmente mediocre). Y cuando se dio cuenta que la parte buena estaba próxima a vencer, y en lo siguiente recibiría rendimientos de mierda, y encima por un producto que empezaba a hablarse mal de él por su riesgo, acudió a la oficina para desembarazarse de él. Si hubiera acudido al mercado secundario de renta fija, hubiera tenido que venderlo con descuento. Pero en la oficina, el director le buscó un primo, un mirlo blanco al cual venderle el muerto, y hacerlo por el nominal sin descuento. El primo, el tonto, el pringao que escogieron fue, entre otros, a la abuela de mi amiga. Estafaron a una vieja para quedar bien con otro cliente, la cargaron con la mierda de la que se empezaban a desembarazar los clientes que se dieron cuenta del engaño.

Llegados a este punto, y en honor a la verdad, he de decir que yo también tuve preferentes y que yo también, cuando fui consciente de la mierda que tenía entre manos, acudí al banco para quitarme esa mierda de encima. También en mi caso el director me encontró contraparte, a quien le pude pasar la patata caliente por el nominal. Supongo que ahora se estará dando de cabezazos, y eso que no eran de una entidad que ahora esté quebrada. Era incomprensible para mí que alguien quisiera esa mierda, pues faltaban pocos meses para que acabase el “gancho”, la parte jugosa del contrato con interés fijo, y lo que venía era una castaña (con todo, bastante mejor que lo que ofrecía CaixaBosta). Pero por supuesto, respiré aliviado cuando rescaté mi dinero, me valió ser de los primeros.

Ahora creo que me toca luchar por los que no tuvieron la información o la perspicacia que tuve, para cuestionarme si esos papeles ininteligibles que me habían dado a firmar sin explicarme su funcionamiento me convenían, la paciencia de leerme el contrato de cabo a rabo hasta lograr entender el mecanismo de retribución, verdadera bomba de relojería, que se ocultaba bajo el farragoso texto.

El engaño a la vieja fue perpetrado con facilidad. Los hijos, emigrados a la gran ciudad, le habían dado al director carta blanca para tejer y destejer a su antojo en los dineros de su madre; habían confiado, error fatal, en la integridad de esa alimaña de traje barato y modales melifluos. De esta forma, este gusano sin dignidad se aprovechó de la confianza en él depositada para irle colocando la mierda de la que se desprendían sus clientes. Y era un buen pellizco, pues se trataba de los ahorros de una familia de labradores, luego pensionistas; del marido, muerto diez años antes y por el cual, en sus últimos años, aún llamaba; más los ahorros de sus dos hermanas, que murieron solteras. El dinero ganado con toda una vida de trabajos en el campo por varias personas, esta basura humana se permitió disponer de él para su propio interés espurio.

Pensará el lector que soy injusto con esta rata, que sus jefes le debían estar presionando para colocar esas preferentes. En primer lugar, la basura estaba ya colocada, lo que hacía este despojo moral era recolocarla, por el valor nominal, usando y abusando de los ahorros de una anciana para quedar bien con otros clientes más enterados. Pero es que además, en nuestro código moral, y me figuro que en el de todas las culturas del mundo, habidas aunque quizá no por haber, aprovecharse de la debilidad ajena es considerado como una de las mayores bajezas que una persona puede cometer. Como burlar a un niño, como ponerle la zancadilla a un ciego, imaginemos por un momento a un vendedor no de productos financieros, sino de fruta. A un frutero que se aproveche de una vieja algo mal de la chaveta para colarle la fruta podrida, o cobrarle de más. Si alguien ve el engaño, ¿qué le diría? Pero so mierda. Pero pedazo de mierda, ¿cómo te aprovechas así de quien no puede defenderse?

Sin embargo, he de decir que jamás he visto un frutero, un panadero, un pescadero que se aproveche de esta forma artera de la indefensión de un viejo, de un niño, de un minusválido. Tampoco he visto empleado de banca que deje de hacerlo, o al menos de intentarlo (con mi madre, otra tonta crédula, no pudieron porque me tenía a mí detrás). ¿Qué les enseñan en las facultades de economía? Porque economía no, tras haber dialogado con directores de banco y darme cuenta que no saben nada de economía en general, y ni tan siquiera del negocio bancario (a alguna cuestión que les he puesto sobre su producto, han tenido que llamar a central porque no sabían ni de qué les estaba hablando). ¿Qué les enseñaron sus familias? ¿Sus madres les educaron ya así? Hijo mío, tú pisa cuellos, no sientas remordimientos en tu camino a lo más alto. A la cola del paro, que es donde hace poco me enteré que acabó la zorrita que me ofrecía acciones de Bankia. Roma no paga a traidores, de qué le valdría traicionar su conciencia para acabar en la cola del paro, así no salga de ella.

¿Qué le importa a un director de sucursal villana, la vida de una anciana de aldea? ¿En qué estará pensando mientras sonríe a los abueletes y les pregunta por la familia? ¿Cómo puede caber tanta hipocresía en un cuerpo tan ruin? Estos basurillas, que por trabajar para el núcleo del capitalismo ya piensan que pertenecen a la clase dirigente, que no se tienen por qué preocupar de las consecuencias de sus actos pues, en fin, para qué han nacido las clases inferiores si no es para dejarse usar y aprovechar por los nacidos de buena cuna. Y siguen creyéndose por encima del bien y del mal hasta que una fusión de entidades convierte su puesto de trabajo en redundante y un ERE los apea del caballo.

Esta clase canallesca, ladrones de guante blanco al menudeo (sus jefes lo son al por mayor), debe responder individualmente ante los tribunales por sus actos. ¿Cómo no puede tener consecuencias legales el rellenar por el cliente el test MIFID y ofrecérselo a firmar entre otro montón de hojas? Para poder superar el test de idoneidad para la adquisición de productos financieros, el cliente al menos debería poder saber LEER.

No entiendo, por favor, explicadme por qué las asociaciones de afectados no han empezado denunciando por estafa a los individuos que han comercializado irregularmente estos productos (de mierda, porque eran una mierda, incluso aunque no hubieran sido fallidos, nadie con un mínimo conocimiento los hubiera adquirido, estaban diseñados para engañar a analfabetos económicos).

No sé de leyes, pero que recibieran presiones del banco para colocarlos no exime de responsabilidad alguna. Hasta ahí llego. O si su jefe de zona les hubiera dicho que disparasen contra un transeúnte, o perdían su puesto, ¿no tendría este crimen reproche penal? Por supuesto que lo tendría. Y además, su jefe por inductor. Igualmente, el primer responsable del delito de estafa derivado de una comercialización fraudulenta, desleal de estos productos es aquel sujeto que los ha comercializado. Si el juez aprecia que no es un hecho puntual sino generalizado, que no era por propia iniciativa sino como política de empresa, ADEMÁS, habrá que encausar por estafa a la directiva del banco. La responsabilidad de unos no enjuga la de otros, deben ser puestos ante un tribunal toda la cadena de delincuentes necesaria para cometer el crimen, desde el capo que idea el golpe, a los matones que lo llevan a cabo.

No se trata de llevar a nadie a la horca, pero sí que cada persona asuma la responsabilidad de sus acciones y sus consecuencias, resarciendo por el daño causado. Es la definición de justicia. Y que en aquellos casos en los que se pruebe que hubo una comercialización engañosa, fraudulenta, desleal, la pena lleve aparejada una inhabilitación para trabajar en la banca. Hay que prevenir la inmoralidad de que el que ha engañado, causando a sus clientes un grave quebranto económico (y también moral, al saberse burlados, traicionados), siga manejando el dinero de otra gente como si nada hubiera ocurrido.

Recuerdo a la pobre abuela, siempre oteando desde su balcón. Un balcón que ahora está desgarradoramente vacío sin ella. Hace ya años, cuando éramos chavales y ella tenía más fuerzas y peor genio, llamando por su nietecita cuando la íbamos a buscar a su pueblo. Sin duda, éramos malas compañías, no lo niego. Rápidamente los años le mermaron fuerzas y la hicieron más dócil, aunque no menos testaruda. Una mujer que vivió una época que no entendía.

Una cosa más sobre esta señora, cuya memoria quiero dignificar: no sabía lo que eran preferentes, ni maldita la necesidad que tendría si el Estado (el BdE, la CNMV) la hubiera defendido de los truhanes con corbata. Ahora bien, de su huerto salían los mejores tomates que he probado en mi vida. Juzguen ustedes quién es más valioso, una vieja atrapada en un mundo que no comprende, o un gusano endomingado que nada produce, parásito oportunista.

Y una sugerencia a mayores: Igual que en algunos sitios se prohíbe el paso a menores de edad, debería prohibirse el paso a las sucursales bancarias de ancianos que no vayan debidamente acompañados por quien pueda defenderles. Las personas mayores sólo quieren alguien que les haga caso, por unos minutos de atención son capaces de firmar donde sea lo que sea. Son presas demasiado fáciles para individuos sin honor.

About these ads

54 comentarios »

  1. Sobre el tema de las preferentes, desconozco el estado de lo plazos legales actuales [por lo que se dice en el doc que adjunto] y la situación de cada entidad, pero muy importante tener en cuenta: [extracto de la info que enlazo] “el primer paso que tienen que tomar los afectados por las preferentes es REMITIR UNA CARTA A LA ENTIDAD, ANTES DEL DÍA 20, EN LA QUE MUESTREN SU “TOTAL DISCONFORMIDAD” POR EL CANJE OBLIGATORIO DE PARTICIPACIONES PREFERENTES POR ACCIONES. EN ESTA MISIVA, ADEMÁS, SE DARÁ A LA ENTIDAD LA ORDEN DE VENTA DE LAS ACCIONES “INMEDIATA” EN EL MERCADO, NADA MÁS PRODUCIRSE EL CANJE.” En esta carta, como indican es básico contar con la ayuda de alguien con conocimientos, pues acceder a un arbitraje es arriesgado: TODO lo que alegues en la misiva inicial será ignorado en la negociación posterior, no es una vista jurídica!.

    Salud y un sincero abrazo a tí y al resto!

    http://www.diariojuridico.com/actualidad/noticias/v-viciano-recomienda-a-los-afectados-de-preferentes-vender-las-acciones-el-mismo-dia-del-canje.html

    Si encuentro algo más que me parezca interesante os lo paso, pero ya digo, me falta nivel para evaluar las diferentes opciones, en especial de modo globaal. Cada caso es diferente.
    Mendigo: Muchas gracias como siempre por los temas tratados y como lo haces. Si escribes algo sobre como negociar con un banco… como comportarse con notarios y demas jaurí en la firma de hipotecas… estaré encantado de colaborar. Mis consejos igual le pueden sonar a alguno un poco macarras, pero para nada, que cursos de negociación he recibido algunos… y experiencia práctica no me falta.

    P.D. y nada de tochos, al grano en lo básico para descolocarles!!! ;-)

    Comentario por Escéptico — 25 mayo 2013 @ 18:19 | Responder

    • Gracias, compañero.

      Hay un problema: se trata de CaixaBosta, es decir, de la fusión de Caixa Nova y Caixa Galicia (en gallego, bosta es el excremento de la vaca). Explico para quien no lo sepa: a los preferentistas no les darán dinero, sino acciones del banco, aplicando una quita de entre el 20% y el 60%, según el producto contratado.

      Como sabrás, Bankia está cotizada, pero CaixaBosta no. Los que tienen preferentes o bonos de la gallega (o de la catalana) tendrán que ir al FROB para que se los compre y obtener, al fin, dinero. Y aquí es de suponer que habrá otra quita.

      Pero vamos, no va a ser mejor a los que les hagan el canje en acciones de Bankia. Desde la ampliación de capital, ya ha caído un 50%, y es de suponer que a partir del instante cero en que los preferentistas reciban las acciones, las venderán en tropel. Eso significa que la cotización se desplomará en cuestión de décimas de segundo.

      Va a ser una merienda de negros. Ya lo está siendo. Los tiburones se están zampando a todos los desgraciados que confiaron sus ahorros a Bankia, y ahora están procurando sobrevivir en la bolsa, un medio que no conocen. Lo que está haciendo estos días la cotización de Bankia es más que criminal, es demencial. Es un chicharro, un muñeco roto en manos de especuladores.

      A saber cuánto dinero acaban logrando rescatar de locura.

      Si es como un depósito…

      Comentario por Mendigo — 26 mayo 2013 @ 0:12 | Responder

      • Respecto a lo que dices, pienso que tienes una idea equivocada.
        Mi padre es empleado de NovaGalicia. Sí, vendió preferentes. Pero porque no tenía ni puta idea de qué riesgos tenían. Ni él, ni muchos. Los directores ocultaban directamente la información.
        ¿No me crees? Te diré que metió todos nuestros ahorros, 50.000 euros, en preferentes. Y ahora no sólo ha perdido su dinero, sino que tiene que seguir trabajando para la gente que se lo quitó. Tiene que recibir agresiones y amenazas de gente que ha perdido menos dinero que él. Y no puede ni abrir la boca, o lo largan de la calle.
        Te sugiero encarecidamente que veas la entrevista de Évole a una antiguo director de sucursal, en un programa dedicado a las preferentes, para que te vayas enterando. No mates al mensajero.
        pd: por supuesto que habrá empleados hijos de puta que hayan manipulado para engañar a ancianos, no te lo negaré. Pero si increpas a alguien, piensa que puede ser un empleado inocente, culpable sólo de confiar en su empresa, que también ha perdido mucho dinero. He dicho.

        Comentario por Pasa Pollo (@PolloPasa) — 26 mayo 2013 @ 16:49 | Responder

        • A mis padres también les colaron preferentes, con la fortuna de que se ha librado con lo del arbitraje. Pero la sensación de que estás muy cerca de pegarte el batacazo y quedarte sin los ahorros de toda la vida no se la quita nadie, sobre todo a mi madre.
          Mi reflexión sobre el tema es la siguiente: Los vendedores de preferentes merecen ser despedidos TODOS.
          Razonamiento: Si eres un ladrón que vendes productos tóxicos a gente sin estudios ni conocimiento alguno, eres un malnacido y te mereces el despido y acabar despreciado por la sociedad. Si en cambio, ay pobre de ti, no sabías lo que hacías porque desconocías lo peligrosos que eran estos productos, es que no estás capacitado para venderlos. A mi padre le hicieron firmar el MIFID previamente cubierto, pero quien debería pasar un test de idoneidad era el señor director que ahora dice que no sabía el riesgo del producto.
          Conclusión: despedido por ladrón o despedido por inútil ignorante.
          ¿Y tu padre, de qué tipo es?
          ¿Que si abre la boca lo largan a la calle? Dignidad, por favor, dignidad.

          Comentario por ApaRRRa — 26 mayo 2013 @ 22:32 | Responder

        • Hombre… decir que tu padre es una pobre víctima porque vendía un producto que ni siquiera sabía lo que era… se supone que el que vende está para asesorar, y para eso tiene que conocer perfectamente lo que está vendiendo.

          Imaginemos que en lugar de un empleado de un banco es un empleado de una tienda de maquinaria: si le vendo a un cliente una máquina carísima, que luego al cliente no le sirve para nada porque no hace lo que YO le dije que haría (que para eso se supone que soy el técnico en la materia), la culpa es mía o bien por engañar al cliente para venderle algo caro, o bien por venderle algo sin saber realmente cómo funciona ni para qué sirve. En cualquier caso, la responsabilidad es mía, y también de mi empresa ya que tiene a su vez la responsabilidad de supervisar a sus empleados y es también responsable de ellos.

          Pero la responsabilidad de la empresa no resta la del empleado (que es lo que pretenden los empleados de los bancos), sino que se suman, y cada parte tendrá que asumir su responsabilidad al 100%.

          Comentario por marcostonhin — 27 mayo 2013 @ 11:17 | Responder

        • Había leído tu comentario y no sabía comentarte sin ser innecesariamente ofensivo, pero ya te han contestado en el mismo sentido.

          Realmente lamento tu situación, porque me temo que tu padre sí que no va a poder alegar desconocimiento en un arbitraje: vamos, que os vais a comer la quita sí o sí. Ahora bien, por otra parte, bien merecido que le está. ¿Conoces el viejo dicho de “a quien hierro mata, a hierro muere”? No deja de existir cierta justicia en la idea de que por el mismo medio que tu padre ha arruinado la vida a otras personas (y no se puede decir de forma más suave), él también acabe arruinado.

          Yo no sé los estudios que tendrá tu padre, pero una premisa básica en una inversión es diversificar el riesgo. Que un empleado de CaixaBosta conpre preferentes de su entidad, es del mismo nivel de estulticia que los empleados de General Motors, que tenían su fondo de pensiones invertido al 90% en acciones de GM. ¿A tu padre no le sonaba lo de poner los huevos en la misma cesta? Sin acritud, y realmente lamentando vuestra situación, pero como dicen los anteriores comentarios, tu padre ha demostrado una ineptitud supina en el ejercicio de su profesión, si no ha sabido proteger su propio patrimonio debería ser incapacitado para manejar el de los demás.

          Mira, yo no he estudiado económicas, pero sé lo suficiente del mercado para entender que el producto que comercializaba CaixaBosta era una verdadera porquería. Mi suegro, por ejemplo, otro agricultor octogenario, en la misma entidad estaba consiguiendo con plazos fijos a un año rendimientos superiores a lo que ofrecían las preferentes (recordemos: un 3% los 5 primeros años, luego el bono español a 5 años, y luego el EURIBOR+0,5% hasta la eternidad). Hay productos que están bien diseñados para atrapar a clientes que van de listillos, pero este producto era obvio que era un truño para cualquier que tuviera un conocimiento superficial del mercado. Ya no es que quién iba a pensar que CaixaBosta podría quebrar, que es lo mismo que decir, quién iba a pensar que el ladrillo no iba a subir eternamente y que el esquema Ponzi montado se les iba a venir encima. Es que aunque CaixaBosta no hubiera quebrado y no tuvieran los afectados que soportar un canje…es que este producto es una real bazofia. Ahora mismo, estaría rentando el 0,98%. ¿Y quién os lo adquiriría sin fuertes descuentos si alguna vez necesitáis deshacer la inversión? Claro, a no ser que engañes a una pobre vieja y se lo hagas comprar al nominal. Pero esto es claramente una infamia, una cobardía.

          En resumen, tu padre no supo valorar el binomio rentabilidad/riesgo de ese producto, que era deplorable (asumías un riesgo a cambio de una rentabilidad paupérrima). Merece por lo tanto, porque ya somos mayorcitos, perder su inversión y, además, ser incapacitado profesionalmente para el ejercicio de una profesión para la que ha demostrado palmariamente su incompetencia. Siento escribir cosas tan desagradables de alguien que te es tan cercano, pero esto es el mundo de los mayores y cada cual debe asumir las consecuencias de sus actos y sus propios errores. Probablemente pecó de ingenuidad, creyéndose la publicidad de su misma empresa. Entiendo que un trabajador debería estar vacunado contra las mentiras de la propia entidad, precisamente porque la conoce desde dentro, pero en fin, hay personas y personas.

          Tú me dices que no mate al mensajero. Pero tu padre no era el mensajero, el cometido de tu padre no era transmitir ninguna información: era llevar a cabo la estafa, colocando productos tóxicos entre sus clientes menos informados, abusando de la confianza que había ganado durante años. Lamentablemente (porque me cuesta desearle mal a nadie, y entiendo que debéis estar pasando una situación complicada) a tu familia le tocó comer de la misma basura tóxica que tu padre contribuyó a esparcir por la comarca.

          Si a tu padre le presionaron para comercializar de forma irregular la basura tóxica, o le pusieron unos cupos que eran imposibles de lograr si no era engañando a sus clientes, lo que debería haber hecho es acudir al sindicato o a los juzgados. No hay obediencia debida, ni siquiera en el ejército es un eximente de responsabilidad penal, cuando menos en un empleo civil. Si tu jefe te coacciona para que cometas una ilegalidad, lo que se debe hacer es denunciar, porque el que comete la ilegalidad eres tú y sobre ti puede recaer luego la condena (y probablemente tu jefe se libre, porque esas instrucciones no se suelen dar por escrito). Pero claro, en el ambiente que se respira en las aulas de economía o en el sector, la lucha sindical o el enfrentamiento con el superior son vistos como anatema. Yo nunca he visto una sucursal bancaria cerrada por huelga general, más que al paso de los piquetes, para abrir a continuación sus puertas. Supongo que cada individuo, pero también cada profesión, tiene lo que merece. El sector bancario se ha rebajado moralmente, se ha humillado, ha adoptado la religión de su amo olvidando su condición. Ese pecado se suele pagar caro, cuando la realidad devuelve a cada uno a su lugar.

          Mira, te cuento una anécdota. Hace ya unos años, acompañé a mi padre al banco, para lo mismo que he estado haciendo yo esta mañana, ver dónde podía colocar un dinero. El director le conocía de hace muchos años y le tenía un gran respeto. Hablaron un poco y el director acabó diciéndole “mire, le voy a hablar con franqueza, yo lo único que le puedo ofrecer es MIERDA”. A mí me sorprendió ver a aquel señor tan circunspecto empleando esa sinceridad tan brutal, y presté atención. Aquel hombre continuó “a mí me exigen que venda esto, y yo se lo ofrezco, pero soy el primero en decirle que esto es MIERDA”.

          Y otra anécdota personal: un familiar mío era director de banca en una de las entidades que han sido fagocitadas. Se negó a vender a sus clientes estos productos explosivos (porque no era tonto y también se daba cuenta de la clase de MIERDA que le exigían colocar). Ahora lo han rebajado a último mono, en un rincón de otra oficina, por incumplir reiteradamente los cupos que tenía fijados. Pero puede ir con la cabeza alta y saludar a cualquiera de sus clientes por la calle.
          ¿Cuánto vale eso?

          En muchas culturas, se considera el deshonor, el tener la cara sucia, como un destino peor que la muerte (pues el deshonor se hereda y maldice a los hijos y a su descendencia). Por ello el que había perdido la confianza de la comunidad por su comportamiento deshonesto, trataba de redimir su culpa con alguna misión heroica, o de no encontrar otra vía se quitaba la vida honorablemente, para que la carga no recayese sobre sus hijos. Desde este espacio rechazamos el suicidio por honor como bárbaro, igual que como ves lo he hecho con el linchamiento. Pero la reparación a las víctimas y la expiación, sí que me parecen medidas convenientes, civilizadas para purgar un error que ha causado tanto daño.

          Siento haber sido tan desagradable. No me gusta responder así pero en este caso, de hacerlo de otra forma mentiría: Desgraciadamente, tu padre se lo tiene bien merecido.

          Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 22:39 | Responder

  2. Hola Mendi, como otras veces, voy a hacer de malaje que me sale muy bien. :P

    Hay una norma elemental que todos deberíamos marcar a fuego en nuestro subconsciente, y más en nuestra querida Españistán, país de truhanes, EL VENDEDOR NO ES TU AMIGO. Esto debe ser proporcional al importe del producto y a su complejidad.

    Veo gran desidia en los descendientes de la abuela… ahora lo están pagando. Los ahorros de sus ascendientes se lo gastarán unos espabilaos, en buena parte, por su credulidad.

    La credulidad es uno de los mayores cánceres de nuestra sociedad (inducida por los poderes fácticos, la élite extractiva/parásita), responsable de las religiones y otras supersticiones, pseudomedicinas… no sólo te roba tus ahorros, mucho peor, evita que te trates médicamente, o te autoesclaviza haciendo que tires tu vida por la alcantarilla, contra natura… religios@s de clausura. Sólo conozco un remedio eficaz, el escepticismo, pero hay que abrirle la puerta con una educación libre ya que la evolución no nos ha dotado de esta imprescindible cualidad… la curiosidad innata del ser humano y las posibilidades de información actuales deberían de hacer el resto, realmente creo que vamos hacia ello, al menos en occidente.

    Por lo pronto estoy aprendiendo a manejar mis ahorros con menos intermediarios. http://www.economiafulltime.com/2013/05/renta-variable-vs-renta-fija.html

    Saluten.

    Comentario por javierchiclana — 25 mayo 2013 @ 20:53 | Responder

    • Hola, Javi!

      Si tienes toda la razón, desde luego los hijos se han comportado de forma extremadamente incompetente en su obligación filial de proteger el patrimonio de su madre. Pero ¿qué le quieres? viven a 1000km de distancia, sólo pueden ir al pueblo de vacaciones. Además, ninguno de ellos tiene estudios, el tema de los bancos les queda muy grande. Total, que habían por así decirlo entregado las llaves de la casa al director del banco para que hiciera lo que creyese mejor, y este parásito ha aprovechado la muestra de confianza para desvalijar el piso.

      Seamos realistas, la mayor parte de la población no tiene los conocimientos, la formación para entender unos productos cada vez más complejos. Incluso a personas con estudios, mi madre es profesora, y se las cuelan. Mira por ejemplo lo de los depósitos estructurados. Cuando me los ofrecen, yo ya mecánicamente digo que no. Me tienen ofrecido de todo: uno recuerdo muy estúpido, que si Madriz se llevaba las olimpiadas, ganaba tanto, si no, cuanto. Pero vamos a ver ¿a mí qué cojones me importa que las olimpiadas se celebren en Madriz o en Beluchistán? Yo quiero saber cuánto me ofreces porque yo te preste mi dinero, no me comas la oreja!

      Bueno, pues una vez me ofrecieron un producto tan rocambolesco, recuerdo que era con el oro, pero la formulación era acojonantemente complicada. Pues bien, me cogí el folleto informativo y sólo por curiosidad intelectual (no tenía ni remota intención de pringarme en ello) me puse a desgranar el asunto, como quien resuelve un crucigrama. Porque a simple vista, sí que parecía ventajoso para el cliente, pero sabía que había trampa. Me puse a hacer árboles de decisión, calculadora en ristre, hasta que logré desmontar el enredo. Efectivamente, el producto estaba diseñado para pagarle lo mínimo al cliente. Pero ahora bien, reconozco que estaba magistralmente diseñado para que pareciera lo contrario.

      En fin.

      Ah! Un humilde consejo: mucho ojito con la renta fija, pues muchos analistas hablan de que hay claramente una burbuja por el exceso de liquidez provocado por los bancos centrales. En cuanto a la renta variable…también debes saber muy bien donde pisas, yo no descartaría una situación de cisne negro, un colapso global de aquí a diez años. Ambos mercados colapsarán por lo mismo: existe un exceso de deuda que no puede ser pagada, pues el mundo es incapaz de seguir creciendo al ritmo precedente. Los beneficios empresariales están en máximos, sin embargo la inversión en capital fijo está en mínimos. Las empresas no invierten, sólo acumulan caja preparándose para lo peor. Pero esto no sale en los telediarios, hablan de cómo vestir decentemente a las adolescentes…

      Comentario por Mendigo — 26 mayo 2013 @ 0:35 | Responder

      • No creo que vaya a haber un colapso mundial por la deuda… la deuda se arregla fácilmente con inflacción… una de las ventajas del dinero fiduciario. Tristemente para los ahorradores, la mayoría de los gobiernos son los que imprimen su moneda. El problema/La suerte es que en Europa hay una clara bicefalia, con intereses contrapuestos; los que representan a los ahorradores son los que dominan el botón de la impresora.

        Si crees en un colapso mundial siempre puedes invertir en bienes tangibles: tierras, ladrillo u oro… a este último cada vez lo veo con mejores ojos… sobre todo desde que publicaste el artículo de la sabiduría gitana :P .

        Comentario por javierchiclana — 26 mayo 2013 @ 9:02 | Responder

        • Pero la sabiduría gitana no es necesariamente invertir en oro, sino en bienes muebles, fácilmente convertibles en líquido si las cosas se tuercen, y que mantienen su valor en las peores circunstancias. La sabiduría gitana es, en resumen, ser ágil, ser móvil, para poder aprovechar el viento a favor allá donde sople, sin ataduras. El pueblo gitano es muy adaptable, en eso basa su resiliencia. Si lo miras de otra forma, reproducen las características que llevaron a nuestro género a triunfar sobre el resto de homínidos (el homo habilis no era el más fuerte ni el más especializado, pero se supo adaptar a las condiciones cambiantes, usando la astucia, la inteligencia, mientras que un cambio de clima, de paradigma, condujo a la extinción a poderosas criaturas como el australopithecus boisei, demasiado especializadas en su nicho ecológico).

          El problema es que ahora hay una burbuja en todos los activos. El ladrillo en España no será una inversión provechosa en varias décadas, si no nunca (a ver cómo se come un stock de tres millones de viviendas, con una población en declive…porque las casas no son lavadoras, es un bien MUY duradero que se conserva de padres a hijos).
          Las fincas rústicas…sufrió el alza de precios de las urbanizables, y aún no se ha recuperado la normalidad (esto es una maldición para la rentabilidad y el aprovechamiento del rural, te lo digo de primera mano). Es más conveniente arrendar.
          Y el oro, pese a la corrección de las últimas semanas…probablemente aún esté inflado.

          En cuando al colapso, no tengo ni idea, son tantas las variables… (y yo soy tan ignorante). La inflación, sí, no deja de ser una forma de quita, pero como ves los bancos (que son quienes manejan a los políticos, mira las declaraciones recientes de Merkel) no van a dejar que se desmadre. Y con una economía colapsada, con sobrecapacidad, no veo yo la inflación por ninguna parte (mira el ejemplo de Japón en los ’90, todo apunta a que será nuestro modelo en lo económico/monetario, en lo social será Sudamérica).

          Por cierto, no acabo de entender lo que dices de bicefalia. Los bancos (los que tienen) son los que rigen la impresora (que funciona en su beneficio, proporcionando materia prima abundante y barata, lo que les permite aumentar el margen de intermediación y, por consiguiente, los beneficios). Pero ¿cuál es la otra a la que te refieres, de intereses contrapuestos? Explícate, compañero.

          Apertas!

          Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 23:10 | Responder

          • Ya veo que no me he explicado bien… Decía: “la mayoría de los gobiernos son los que imprimen su moneda. El problema/La suerte es que en Europa hay una clara bicefalia, con intereses contrapuestos; los que representan a los ahorradores son los que dominan el botón de la impresora.”

            La bicefalia, a la que me refería, es por los intereses cruzados entre los países del norte (prestamistas), que manejan el botón de la impresora, y los del sur (deudores). Efectivamente, inflación es inexistente pero podría haberla si les interesara a los que manejan la impresión de moneda. Un importante as bajo la manga que creo impedirá un posible colapso mundial… que no local, en los países que manejan su moneda. Los usamericanos ya lo han hecho varias veces sabiendo que el marrón se reparte entre mundialmente (su sobredimensionado ejército le sale barato)… los chinos se han comido bastante http://www.expansion.com/blogs/prisma-bursatil/2013/05/25/estrategias-que-brindaran-los-bancos.html

            No hay elemento que mejor la cumpla tu definición de bien mueble, fácilmente convertible en cualquier circunstancia, que el oro… de hecho es especialmente preciado entre la raza gitana. Ante un hipotético descalabro mundial del dinero fiduciario, no se me ocurre un refugio mejor, es el único bien mueble que no paga impuestos al ser adquirido y moneda de cambio universalmente aceptada..

            Comentario por javierchiclana — 29 mayo 2013 @ 16:27 | Responder

            • Vale, entendido.

              Sobre el oro: efectivamente ha sido el bien mueble por excelencia, pero eso no quiere decir que sea el más adecuado para todos los casos. También durante los años 30 se prohibió a los usamericanos se les prohibió la posesión de oro y tuvieron que entregar todo el que tenían, y a cambio recibieron papelitos. Si el euro se convierte en un muñeco roto, y la gente huye en masa al oro (o al bitcoin) imagínate lo que tardaría el poder en bloquear ese medio de pago alternativo (porque si de alternativo se convierte en standard de facto, puedes olvidarte de recuperar la divisa oficial, en este caso el euro).

              Apertas!

              Comentario por Mendigo — 29 mayo 2013 @ 18:31 | Responder

      • No creo que costara mucho trabajo enseñar algo de economía a los clavales, empezando por nociones básicas cuando son pequeños y acabando con temas más complejos. Se que no todos vamos a ser economistas, pero unas nociones de economía me parecen fundamentales hoy en día para todo el mundo. Precisamente porque no tenemos ni idea nos toman el pelo como les da la gana.

        Sin embargo es importantísimo saberse de memoria la lista de todos los ríos de españa con sus respectivos afluentes, todas las capitales del mundo, latín, y otras cosas que, aunque esté bien saberlas, nos serán totalmente inútiles en el futuro a menos que nos dediquemos a cosas muy concretas.

        Comentario por marcostonhin — 28 mayo 2013 @ 7:41 | Responder

        • Desde luego. Podría ser un contenido de la extinta asignatura de Ciudadanía. Y junto a él, las bases de un Estado democrático, para enseñar a los niños a ser ciudadanos, y no energúmenos enfrente de un televisor.

          Vivimos en un mundo muy complejo. A veces se nos olvida, pero cuando paso unos días con mi vieja me doy cuenta que es muy exigente con la gente mayor. No es que sean más tontos que nosotros, sino simplemente que fueron educados para vivir otro mundo (en el cual seríamos nosotros los torpes e inadaptados). Igual que hacemos los autobuses accesibles a los qeu van en silla de ruedas, deberíamos hacer ciertos asuntos comprensibles para la gente que no necesariamente tiene ciertos conocimientos de economía. Pero bueno, el test Mifid iba en ese sentido, para proteger al usuario de banca, pero la picaresca se saltó ese formalismo a la torera, lo rellenaron a voluntad los mismos directores y se lo ofrecieron a firmar a la víctima.

          Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 22:48 | Responder

  3. Comentario meneado. Si queréis votarlo, a ver si llega a portada:

    Menéame – ¡Al ladrón!

    Comentario por Mendigo — 25 mayo 2013 @ 22:18 | Responder

    • Después no te quejes cuando entre el personal nuevo jaja

      Comentario por javierchiclana — 26 mayo 2013 @ 9:05 | Responder

  4. Buenas mendi, no tengo idea de leyes para discutir sobre demandas por lo civil o lo criminal, pero imagino la respuesta a tu pregunta:
    Era legal, por tanto por ahí no hay denuncia posible y solo puedes denunciar como contrato inválido por desconocimiento de lo que en realidad se firmaba. En estos casos llamativos de personas muy mayores o incluso algunos analfabetos, los jueces les están dando la razón y recuperan buena parte del dinero, que de eso se trata (aunque siguen perdiendo un buen pedazo en manos del sistema, ahora representado por los abogados carroñeros)

    Y si lo piensas en frio: ¿de qué te serviría meter entre rejas a un director de oficina? Desahoga mucho, no lo niego, pero el ahorrador se queda sin la pasta (con cuatro demandas el jodido empleado ya se declara insolvente y nadie cobra).

    En los buenos tiempos también tuve preferentes, y cedulas hipotecarias; lo saqué antes de los problemas, pero no fue ni por “favor de la caja a los buenos clientes para colocarle el muerto a un incauto” ni por “mis conocimientos de que esto se hundía”; simplemente casualidad, uno va probando otras cosas (no soy un lince, solo te digo que tengo algunas acciones de pescanova del carallo). Te cuento mi experiencia porque ahora todo el mundo parece que lo veía muy claro, pero hace unos pocos años no era así. Digamos que mis conocimientos en estos temas son un poco por encima de la media de la calle, entiendo básicamente el orden de riesgo que existe, los accionistas lo pueden perder todo y los depósitos tienen todas las garantías (todas ayer, hoy no se sabe, mañana menos), pero entre esos extremos hay una nebulosa: la garantía de la entidad. Hoy eso es nada, pero hace pocos años NADIE (o sea <99%) imaginaba que las cajas de ahorros se iban a ir a tomar por culo al día siguiente. A mi me ofrecieron preferentes y cédulas como equivalente a plazo fijo, y pregunté cosas, y entendí que la única diferencia práctica era que pasaban por el mercado, y que para vender alguien tenía que comprar, o sea que no me garantizaban que pudiera comprar o vender el mismo día de la orden, pero ese mercado funcionaba con liquidez aceptable. Y a cambio de esa pequeña incomodidad ofrecían un interés ligeramente superior (interés fijo, detalle importante que da apariencia de ser como un depósito). Y todo funcionaba bien, y CREO que los empleados tampoco eran conscientes de la bomba que tenían, y eso lo digo porque conozco a una empleada que le tramitó la solicitud de preferentes a su padre y ha pringado como todos. A ellos les decían que había que vender eso igual que te intentaban vender seguros de todo tipo (¡que pesados, por Dios!) y si en algun momento tuvieron indicios del hundimiento, lo normal sería que ni quisieran creérselo (la idea es que los productos que uno vende van con la garantía de la entidad, si te dicen que dentro hay problemas graves no quieres pensar en lo peor: todos a la puta calle). La verdad es que me parecía notar cierto grado de desconocimiento/incompetencia (y de paso un poco cabrones también) en los empleados, incluso en algunos directores de oficina (en plural porque últimamente los cambiaban cada día). A la directora de la Laietana de la esquina ya dejé de saludarla por la calle porque me estafó 200 euros en la cancelación de un depósito aplicándome la penalización como porcentaje del capital en lugar de sobre los intereses (tal como se ha hecho siempre y como habíamos quedado tras pregunta explícita por mi parte). De las discusiones que tuve con ella llegué a la conclusión de que me mentía descaradamente porque no le dejaban otra opción. A mi favor estaba incluso la letra pequeña del contrato, y en respuesta a carta de queja enviada a lo más alto que pude, solo me dieron excusas enrevesadas. En resumen, "hacemos lo que nos da la gana y si no está de acuerdo tiene usted los procedimientos que contempla la legislación vigente". Qué cabrones, ya saben que no tienen razón pero por unos euros no pagarás un abogado. Y la amenaza clásica de marcharte a la competencia ya no sirve cuando ninguna entidad es fiable. Hace unos pocos días me cobraron comisión por una transferencia entre cuentas de la misma entidad, pensé que era un error, pero la chica me dijo que no. Me quejé "nunca me lo han cobrado". Su respuesta:"las cosas cambian". Yo (pelín mosqueado): "pues quizá también deba cambiar y marcharme a otro lado". Ella (indiferente): "como quiera, todos se lo cobrarán". A joderse.

    Que rollo, se nota que hacía tiempo que no me desahogaba por aquí. Acabo: pienso que SÍ hay responsabilidad criminal, y muy evidente, pero no está en las caras que vemos cerca. Todo el sistema es un engranaje: cuando se acciona el motor, las piezas se mueven como las han diseñado, no tienen otra opción.
    Y los responsables del movimiento…. ya se sabe… "inside job".

    ¡Y bien "inside" que nos la meten!

    Comentario por Josep — 26 mayo 2013 @ 2:18 | Responder

    • Nas, tronk!

      Yo no creo que esos contratos sean legales. Para empezar, la familia ni siquiera sabe quién demonios los firmó, porque no los tiene. Está casi seguro que la abuela no (porque no salía de casa). Por otra parte, esa anciana jamás hubiera superado el test Mifid, empezando porque no era capaz de leerlo. Claro, lo suyo es reclamar por vía judicial (que ha sido mi consejo, creo que su caso está más que claro que ha habido un abuso), pero date cuenta que en Galicia sólo ha habido 80 sentencias. Y estamos hablando de 85.000 afectados.

      Mira, si alguien te atraca a punta de navaja en la calle, es lógico que seas tú quien debe acudir a la comisaría a presentar denuncia. Pero si en tu zona han atracado a 80.000 personas con el mismo modus operandi, debería ser la fiscalía la que actuase de oficio para esclarecer los hechos. Es absurdo presentar 80.000 demandas individuales por el mismo concepto. Que no en todas habrá existido mala comercialización, y yo estoy a favor de que cada uno apechugue con sus responsabilidades. Pero en los casos en los que fueron comercializadas bajo engaños, a gente que no tenía ni idea de lo que firmaba (cuando firmaba!)…de ese dinero tendrían que responder con su patrimonio los empleados de banca, con la entidad como responsable civil subsidiario para cuando se declarasen insolventes. Como en cualquier otro caso: si tú en el ejercicio de tu profesión cometes un error, con dolo, que origina unos daños, tienes la obligación de reparar a la víctima, respondiendo con tu patrimonio (para eso a los ingenieros nos obligan a contratar un seguro de responsabilidad civil al colegiarnos).

      Otra cosa, de lo que me cuentas. Yo no sé en otros casos, pero en mi caso existía un pacto verbal de recompra de esas preferentes por el banco, en el caso de no encontrar rápidamente contraparte. Me consta que no fui el único al que le contaron esa mentira. ¿Qué paso de la palabra de esas personas? Que no valía nada, no conozco ni un sólo caso en que la sucursal se recomprase su propia mierda. No tienen honor!
      Lo que sí hicieron, como bien sabes, es amortizar algunas de esas emisiones, por debajo de su valor nominal (en ocasiones, entregando otra basura a cambio, acciones, cocos…).

      Por cierto, lo de aplicar la penalización como porcentaje del capital…eso debe venir claramente estipulado en las cláusulas. Si era así, tampoco sería mala idea meterte en un juicio porque llevas las de ganar (y ellos las de perder, así que se avendrían a un acuerdo). Reclamaste al BdE?

      Sí, sí que me había enterado que transferencias dentro de una misma entidad ya han empezado a cobrar. E incluso en algunas entidades, incluso por ingresar dinero en ventanilla (Banesto). Solución: hay entidades en internet que no cobran por nada de esto, e incluso alguna con la que puedes hacer transferencias gratuitas dentro de la zona euro (no voy a hacer publicidad aquí, claro). No hay por qué joderse, basta con buscar un poco.

      Comentario por Mendigo — 26 mayo 2013 @ 8:09 | Responder

  5. Buenas Mendigo, envidia me dan los viajes que te pegas. Pero aquí estás ya poniendo el dedo en la llaga. Escuchad al respecto la entrevista que le hacen a José Manuel Novoa en “El Vórtice”: http://ataquealpoder.wordpress.com/2013/05/14/entrevista-coloquio-en-el-vortice-radio-union-madrid/.
    Esta entrevista es imprescindible. Intentaré ser breve. El problema que tienen los bancos en éste momento es que se financiaron con los bancos europeos y demás a corto, como mucho cuatro años, a través de las cédulas hipotecarias y con ese dinero dieron los créditos a muchísimos años para poder adaptarlos a las cuotas que la gente podía pagar a los precios que estaba la vivienda. Han tenido que hundir el mercado, y ésto que no nos quepa duda que es aposta, y nos han montado el SAREB o banco malo. Jugada maestra. La gente no puede pagar, se quedan la casa en la subasta por una pella de higos, al desahuciado deudor de por vida y se la pasan al Sareb a precio de mercado, con lo que solucionan su verdadero problema, poder atender sus pagos, cosa que de otra manera sería imposible.
    Lo que hace el bucle de Novoa -no es más que la parte de Glass Steagall que enfoca el problema de la vivienda, la protección a la gente- es romperles el mecanismo que han montado para sobrevivir por no se sabe cuánto tiempo más, dejando el problema en el mismo lugar.
    ¿No sería mucho más inteligente por parte de la PAH y aprovechando su enorme fuerza en éste momento plantear la solución?. Además es enormemente rentable desde todos los puntos de vista. Y algo habrá que construir. Por más pena que nos den los bancos, pues con ésta jugada los dejamos como realmente están, quebrados. El simple hecho de anunciarlo puede hacer que caiga todo. Romperles el “deshacer” del que nos habla Novoa en la entrevista.

    Comentario por Gustavo Giménez — 26 mayo 2013 @ 4:12 | Responder

    • El razonamiento es impecable, los bancos se financian a corto (más barato) y dan financiación a largo (caro). Ello les permite aumentar los beneficios hasta que…hasta que nadie se fía de nadie y no son capaces de financiarse en los mercados. Entonces viene papá-Estado a salvarles el culo vía BCE.

      Y como bien sabes, totalmente de acuerdo con la SAREB, el mayor robo a la ciudadanía desde el cálculo “ingenioso” del IPC en los años de la burbuja (y ahora el gobierno ha propuesto mangonearlo más). Si el IPC no te gusta, adapta la cifra a tus necesidades! Deja que una inflación no reconocida empobrezca a la gente y reduzca los salarios!

      Mejor no sigo que me enciendo…

      Comentario por Mendigo — 26 mayo 2013 @ 8:15 | Responder

      • Es más, Mendigo. Si han colocado x en cédulas hipotecarias a 4 años, es x que tienen que devolver a los 4 años, y ello tienen los retornos de sus préstamos pongamos a una media de 25. No tienen dinero para devover a sus prestamistas en los vencimientos. Y de ahí las preferentes. Hago caja a costa de lo que sea. Y además hundo el mercado para “deshacer” todas las operaciones hipotecarias que pueda mediante los desaucios, adjudico al deudor lo que debe, cuotas atrasadas, paso el resto de vencimientos a su cuenta deudora con los intereses de demora correspondientes, con lo que tengo un deudor de por vida al que hincaré el diente en cuanto reciba un duro por lo que sea, es por tanto un activo para mí, banco, subasto la casa y me la adjudico por la pella de higos y se la vendo al SAREB a precio de mercado. ¡Uf!, ya puedo pagar. Pero escucha el audio. No tiene desperdicio.

        Comentario por Gustavo Giménez — 26 mayo 2013 @ 9:11 | Responder

        • Perfecto resumen en cuatro líneas del robo al que nos están sometiendo los bancos.

          Me guardo el enlace para cuando tenga un huequecito, esta noche ando que no paro. Pero mil gracias. ;)

          Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 21:47 | Responder

  6. […] Interrumpo las cavilaciones del viaje para tratar un tema recurrente en este espacio: las preferentes. Me llama una amiga y me cuenta que a su abuela le han colocado preferentes. La anciana falleci…  […]

    Pingback por ¡Al ladrón! | Corrupción de... — 26 mayo 2013 @ 7:04 | Responder

  7. […] See on Scoop.it – Corrupción de todo tipoInterrumpo las cavilaciones del viaje para tratar un tema recurrente en este espacio: las preferentes. Me llama una amiga y me cuenta que a su abuela le han colocado preferentes. La anciana falleci…See on esmola.wordpress.com […]

    Pingback por ¡Al ladrón! | CCOO-UGR - NEGOCIACIÓN — 26 mayo 2013 @ 7:05 | Responder

  8. […] Ao ladrom! […]

    Pingback por Ao ladrom! — 26 mayo 2013 @ 9:13 | Responder

  9. En este país sin justicia hay que obtenerla por otros medios. A los banqueros hay que esperarles encapuchados en la oscuridad, darles una paliza y exigirles la devolución de lo robado. Y si no, otra paliza. A que enseñarles por las malas, que es como ellos actúan. Si no hay Justicia, hay que tomársela cada uno por su mano. Y esos jueces cobardes que digan lo que quieran. Fuenteovejuna, ¡todos a una!.

    Comentario por Ya_he_vuelto — 26 mayo 2013 @ 9:28 | Responder

    • No, eso no es justicia, eso es venganza.

      Prefiero creer que en esta España de mierda aún hay oportunidad para que el débil se defienda de los abusos del amo por medio de la Ley. Siempre es preferible procurar buscar justicia por vías civilizadas. Ahora bien, al fin y al cabo no es mi familia. De serlo, y si no obtuviera reparación por la vía legal, el que hubiera timado a mi abuela no podría ir por la calle sin ir mirando a todos los lados. Toda agresión exige respuesta.

      Que por cierto, empiezan a hacer cambios en el personal de las oficinas. Los que ya tienen la cara sucia, los mueven a la oficina de otro pueblo, donde pueden volver a presumir de imagen inmaculada. Como si no hubiera pasado nada.

      Comentario por Mendigo — 26 mayo 2013 @ 15:28 | Responder

      • Cuando yo era pequeñito, en los bancos siempre estaba el mismo paisano. Un hombre amable y comprensivo (en apariencia, claro), que con los años iba conociendo a todo el vecindario y todo el vecindario a él.

        Esa figura ya hace muchos años que prácticamente ha desaparecido, y no sólo por las razones que expones.

        Ahora se hace mucha rotación de personal entre cajas para “impersonalizar” los bancos, de modo que no tengas una cara permanente a la que ir a partirle la cara. Pero también porque se hicieron muchas operaciones arriesgadas (sí, también para el banco) debido a que claro, como el del banco y el cliente ya eran coleguillas de taberna, no le iba a negar ese préstamo para poder salir del agujero aunque el nivel de riesgo fuera desmesurado.

        Así matan dos pájaros de un tiro: al no haber una persona fija a la que tirarle piedras la gente denuncia al banco en su conjunto (lo cual normalmente es inútil), y al mismo tiempo evitan los colegueos. Además las despersonalización es en ambos sentidos: es mucho más fácil estafar a alguien que no conoces y que sabes que en no volverás a ver en tu puta vida.

        Comentario por marcostonhin — 27 mayo 2013 @ 11:30 | Responder

        • Bien apuntado, compañero.

          Yo no lo había notado gran cosa porque trabajo con bancos por internet, pero mi madre siempre me dice “pues han trasladado a fulanito a otra sucursal”. Además, ahora con la concentración y reestructuración del sector (en España hay una sobreabundancia de oficinas y cajeros espantosa) los tienen moviéndoles continuamente la alfombra bajo los pies.

          Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 21:51 | Responder

  10. Gran retrato de una rata. Horca no sé, pero una buena tunda de palos por parte de los mozos del pueblo si que se merecía. Unas semanas, o toda la vida, en silla de ruedas y verás si aprende.

    Comentario por fitomaFito — 26 mayo 2013 @ 11:06 | Responder

    • La verdad, no sé qué prefiero, si al director o a “los mozos del pueblo”.

      Si tenemos en este país que llegar al linchamiento, porque no hay otro camino para defenderse de los abusos de los poderosos, casi mejor cojo las maletas y me voy para no volver.

      Comentario por Mendigo — 26 mayo 2013 @ 15:09 | Responder

  11. ¡Qué hijos de perra! Voy a darle una vuelta a ver.

    Estamos huérfanos, escribe cosas de viaje :P

    Comentario por José Rosales — 26 mayo 2013 @ 11:19 | Responder

    • Estamos desvalidos.

      Sólo nos tenemos los unos a los otros, porque la estructura del Estado la han puesto al servicio del gran capital.

      Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 21:45 | Responder

  12. El problema no es solo con los bancos, sino que toda empresa sin escrúpulos y con ganas de hacer dinero fácil a costa de ancianos que solo buscan poder hablar un rato puede y suele intentar colocarles toda clase de aparatejos que no necesitan para nada.
    A mi abuela han intentado colocarle, entre otras cosas, una freidora industrial capaz de freir simultaneamente 30 pollos con el argumento de que así podría alimentar a toda la familia (y a todo el vecindario ya de paso). ¿Que podemos hacer con semejante banda de dejenerados? ¿Por que no se les aplica la ley como si fuesen estafadores? Y si la ley no está pensada para estos supuestos, ¿a que espera toda la caterva de políticos que tenemos en este país para adaptar las leyes a la realidad?

    Una vez dicho esto, lo que no hay que olvidar es que mucha de la gente que vemos protestando ahora porque las preferentes o el producto X se ha ido a la mierda eran los “listos” que hace unos años querían un rendimiento muy superior al que el resto de imbeciles estábamos recibiendo. Como ejemplo palmario podemos poner el caso de Forum Filatélico o la deuda de Rumasa, que a pesar de que desde los medios se repetía una y otra vez que era peligrosa la gente entró, cegada por la avaricia.
    ¿Significa esto que los trileros del banco no tienen ninguna responsabilidad? No, ni mucho menos, creo que es de justicia que acaben entre rejas, incluidos toda la tropa de inmorales que por “obediencia debida” iban hurtando a sus clientes.
    Lo que no me dan, muchos de los afectados de las preferentes, es lástima, porque la mayoría de ellos sabían a lo que iban (a forrarse).
    Los únicos que me dan pena y me parece bien que se dignifique es toda esa gente mayor de la que esos chupopteros han abusado sin compasión

    Comentario por alpha1983 — 26 mayo 2013 @ 14:32 | Responder

    • Creo que ante de generalizar, debieras informarte un poco si no tienes bastante con lo que aquí se ha dicho. Ese es su discurso.

      Comentario por Gustavo Giménez — 26 mayo 2013 @ 14:45 | Responder

    • Ciertamente, hay casos en los que desaprensivos se aprovechan de las personas mayores (o disminuidos psíquicos…) para hacer negocio. El caso de tu abuela en un buen ejemplo de miserables. Esta mujer, por ejemplo, tenía dos armarios llenos de mantas: un vendedor sabía que podía engatusarla, y cada poco le vendía una manta más. Ya no había ni dónde guardarlas, y no sabían cómo decirle a la mujer que no comprase más. Otros con lo de la revisión del butano, otros con que instalan un filtro para el agua…

      De acuerdo, los empleados de banca que colocaron esa basura no son los únicos timadores. Pero convendrás conmigo que toda esta gente que se aprovecha de los más débiles, muy buena leche no debe haber mamado de su madre. Hay que ser muy rastrero, muy mierda para hacer algo así.

      +

      Respecto a lo de la avaricia…te ruego que releas las condiciones del contrato (he puesto el enlace a las emisiones, por si quieres más información). Quien acepta adquirir un producto que renta al 3,12% TAE los primeros años, y los siguientes al EURIBOR, a 10 años o perpetuo, no le mueve la avaricia, sino la ignorancia. Y, sobre todo, la confianza en el truhán encorbatado que tiene delante. ¿Qué avaricia va a tener quien acepte esa mierda de producto, si yo estaba por aquel entonces sacando el 4% en depósitos a un año?

      De todas formas, recuerda que la forma de pescar a un primo en una estafa es apelando a su avaricia. La mayoría de los timos (la estampita, la bolita del trilero…) se basan en aprovecharse de la humana ambición para engañar a la víctima. Y ¿acaso no constituyen delito estos timos? Efectivamente, son delitos. Como entiendo que debería ser considerado por los tribunales colocar esta porquería de producto entre sus clientes. Se aprovecharon de la confianza de sus clientes, realmente no entiendo cómo una empresa puede pretender tener así ningún futuro.

      Comentario por Mendigo — 26 mayo 2013 @ 15:23 | Responder

  13. Lo peor es que alguno de estos inútiles hasta tenían ellos mismos preferentes (como enseñó uno sus papeles para demostrarlo ante el enfado de afectados). Hasta donde llegará su ignorancia…

    En el fondo lo que demandas es en buena parte la base de todo este tinglado de crisis que vivimos: que los que han montado todo esto asuman las consecuencias, hasta el final (banqueros, políticos, inversores, constructoras, etc.) Todo el mundo a asumir su responsabilidad y a apoquinar, ya basta de hacérnoslo pagar a los de siempre y aún encima hacernos creer que es solo culpa nuestra. Es un insulto.

    Comentario por wenmusic — 26 mayo 2013 @ 22:09 | Responder

    • Sí, básicamente es eso.

      Mira, se nos decía que los sueldos tan altos era por “asumían una gran responsabilidad”. Y ahora nos damos cuenta que, a mayor sueldo, mayor IRRESPONSABILIDAD. Cuando más alto, más intocable es. El currela de turno, como cometa un error, lo ponen de patitas en la calle. En cambio la dirección de las cajas, ha mandado al tacho cajas más que centenarias, que habían sobrevivido a una Guerra Civil, dos Guerras Mundiales, la Gran Depresión… y unos anormales las arruinan, con grave perjuicio para la ciudadanía (en este caso, gallega) Y NO HAY CONSECUENCIAS! Los responsables siguen paseando tranquilamente por las calles!

      Y por supuesto, los inversores deben asumir pérdidas. Pero diferenciando entre inversores, y las víctimas de esta estafa. Si se las hubieran colado a mi madre, no sería por ello inversora, sino una vieja que confió en la palabra del mierda del banco, que le decía que aquello era un buen sitio para poner el dinero, seguro y con rentabilidad.

      Comentario por Mendigo — 27 mayo 2013 @ 7:55 | Responder

  14. Buenas, mendigo

    Supongo que los estafados han hecho lo que les haya recomendado el leguleyo de turno y, como yo no soy jurista, no puedo dudar de que desde el punto de vista legal esa opción sea la más adecuada. Moralmente está claro que hay culpables a dos niveles, el que vende y el que presiona para que se venda (pues no cabe duda de que ha habido tales presiones, si no lo de las preferentes serían casos aislados como mucho). Es desgarrador lo que cuentas de esta pobre mujer, pero al menos que sirva para que nos volvamos extremadamente desconfíados. Hoy en día el que roba a mano armada es un pringado, hoy quien roba a lo grande roba armado con contratos. No sólo los banqueros. Ya no es sólo la letra pequeña o el lenguaje enrevesado. Ahora cada dos por tres te llaman comerciales (sobre todo de empresas de telefonía) para hacerte ofertas que, si les dices que te manden información para pensártelo tranquilamente, te contestan que no es posible pues la oferta sólo está disponible a través del teléfono. Señores, señoras, ¡mandémosles a la mierda! No nos coloquemos en situación de ser estafados. Y cuando firmemos algo en papel, leámonos la letra pequeña, preguntemos por todo aquello que no entendamos, no aceptemos cláusulas ambiguas, demos la coña todo lo que sea necesario. Y no aceptemos que nos metan prisa.

    De lo contrario nos exponemos a que nos cuelen cualquier mierda. Y luego, pasa lo que pasa: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/27/valencia/1369638925.html

    Un saludo

    Comentario por Javier Lázaro — 27 mayo 2013 @ 8:58 | Responder

    • Muy buenas, compañero.

      Los afectados están yendo al arbitraje porque es la salida tramposa que ha articulado el gobierno para dividir a los afectados, y tratarlos de uno en uno, transigiendo con los casos más flagrantes.

      El ciudadano está desprotegido contra los abusos del gran capital, pues ni el Parlamento legisla ni el Gobierno vigila el cumplimiento de nuestros derechos frente a las grandes empresas. Además, el acceso a la Justicia es caro e incierto, pues en el resultado del juicio cuenta más la potencia financiera que tenga detrás el litigante que la razón que lo asiste.

      En este estado de cosas, reina la ley de la selva, y nosotros somos la base de la pirámide alimentaria.

      En cuanto al policía homicida (pues es evidente que hubo intento de homicidio), llama la atención la clase de animales que contratan, con decenas de miles de afectados en toda España tiene que ser un teórico vigilante de la Ley el que cometa un intento de asesinato.

      Hoy estaban los afectados gallegos protestando frente a la Delegación del Gobierno y una entidad de CaixaBosta, armados de silbatos, bocinas y dos tambores. Reclamando sus derechos sin recurrir al salvajismo del titular que muestras. Además, con 39 años y se supone que con la educación obligatoria terminada, si le timaron con las preferentes no le puede echar la culpa más que a su madre por haberle parido imbécil, además de criminal. Una cosa es engañar a un anciano o a una persona analfabeta, es decir, ofrecerle el producto a perfiles de cliente bochornosamente inadecuados, ostentosamente incapaces de comprender la complejidad del producto y los riesgos que llevaba aparejados. Pero con 39 años y estudios mínimos ya es mayorcito para saber qué firma, y si no lo sabe, que hubiera pedido consejo a un sujeto neutral.

      Miedo me da que animales como el del titular porten armas de fuego, además del respaldo del Estado tras su uniforme.

      Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 21:44 | Responder

  15. La razón por la que una persona denuncia a la entidad y no a quien le vendió las preferentes es porque, simplemente, su objetivo es recuperar sus ahorros por lo que lo más sencillo, según el ordenamiento jurídico, es una denuncia por lo civil y no por lo penal como sería el delito de estafa. Además, se considera que el empleado de la entidad que realizo la operación era el representante de la entidad y los actos realizados eran en nombre de esta, es decir, se les viene a considerar unos mandantes ya que el contrato es entre la entidad X y la persona Y y no entre el director de la sucursal y la persona, por eso quedan como terceros ajenos a la relación y no se suele ir en contra de ellos ya que se supone que se limitaron a cumplir las instrucciones que les dio su jefe (aparte de que es más facil que un banco tenga patrimonio suficiente como para pagar esas cantidades que no uno de sus empleados).

    Os recuerdo igualmente que existe un método legal para proteger a las personas mayores, menores y de todas las edades que no pueden regirse por si mismos en esos asuntos u otros similares que es la incapacitación mediante la cual se establecerá un curador o un tutor (en función del grado de incapacidad que tenga la persona) para que bien le asista (lo cual implica que si él curador no consiente no será válido el negocio jurídico que pudiera realizar el incapacitado) en las materias que el juez decida o bien se encargue por completo de gestionar su patrimonio y cuidar al incapaz (tutor). Cosa que deberían haberse planteado los hijos de esta mujer ya que si no era capaz de regirse en asuntos económicos deberían haber pedido que se le incapacitara y se estableciera una curatela (la asistencia de la que antes hablaba) para regir su patrimonio.

    Si una persona no esta incapacitada se le presume en plenas facultades para regir todos los actos de su vida y vulneraría la seguridad jurídica que esto no fuera así, igualmente, la legislación presume la igualdad entre las partes de un contrato.

    Con respecto a lo de la intervención de la fiscalía, un mismo hecho no puede ser enjuiciado por dos ordenes jurisdiccionales (en este caso el civil y el penal) siendo muy dificultoso probar los hechos penales por lo que el enfocar el caso por la vía civil dá más posibilidades de éxito. El problema es que la fiscalía solo interviene en caso de delito o falta por lo que si no hay delito o falta no hay fiscal y generalmente la fiscalía se entera de la existencia de estos a traves de la denuncia penal pertinente de los afectados por lo que si estos la consideran del orden civil dificilmente la fiscalia se va a meter (no existen delitos civiles).

    Comentario por Aine — 27 mayo 2013 @ 18:04 | Responder

    • Fantástico comentario, Aine. Es un placer charlar con gente que aporta razones. Muchas gracias por entrar.

      Entiendo que a los afectados les interese más dirigirse por la vía civil para lograr la nulidad de contrato, antes que por la penal para demostrar el delito de estafa. Hasta ahí, de acuerdo, me parece una explicación de lo más lógica. Pero no estoy de acuerdo con que “se considera que el empleado de la entidad que realizo la operación era el representante de la entidad y los actos realizados eran en nombre de esta”, a no ser que se demuestre que las indicaciones de la entidad, siquiera implícitas, fueran las de comercializar fraudulentamente su producto, sisando información al cliente y presentándolo engañosamente. De ser así, el caso sería aún mucho más grave, pues ya no serían casos aislados de estafadores sino que la misma entidad era una organización criminal dedicada a la estafa.

      Como esto último sería muy difícil de demostrar (no creo que exista ninguna comunicación interna diciendo claramente “colocádselas a las viejecitas”) yo entiendo que la estafa es a título individual, de unos empleados presionados por colocar un producto que no dudaron en saltarse los procedimientos legales para conseguir cubrir sus objetivos trimestrales de basura colocada. Es pues una responsabilidad individual, al menos así lo entiendo yo.

      +

      Sobre la incapacitación legal: precisamente la familia la estaba tramitando cuando esta señora falleció. De todas formas, y afortunadamente, es muy complejo lograr incapacitar a un anciano, debe mostrar sus facultades mentales seriamente trastornadas. Sin embargo, antes de que la demencia senil anule completamente el discernimiento de un anciano, ya es presa fácil de desaprensivos.

      +

      En cuanto a la intervención de la fiscalía, te invito a leer el comentario nº17 que he puesto, con el enlace a una noticia de la Unión Progresista de Fiscales y de Jueces por la Democracia. Al menos estas asociaciones de jueces y fiscales, no sé si la mayoría de la profesión, comparten mi criterio expresado en este apunte: si que hay materia para que la Fiscalía intervenga de oficio. Si no lo hace con el (presunto) fraude más grande desde el fin de la dictadura (más que los sellos y los papelitos de Nueva Rumasa) ¿de qué asuntos se va a ocupar?

      De los escraches. Eso sí que es un drama social, lo que más le preocupa a la ciudadanía. Pues muy bien, lógico que la ciudadanía piense que la Administración de Justicia no es imparcial, no es justa. Y, por lo tanto, no es nada.

      Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 21:26 | Responder

  16. Compañero mendi: Hace poco mas de un año comencé a interesarme por el movimiento de indignados españoles.
    Me llamaba poderosamente la atención la similitud, (mas bién coincidencia exacta) entre la Argentina del 2001 y la España (Europa, mas exactamente) actual.
    Comencé a participar de los blogs españoles, con la intención de advertir hacia donde se dirigía toda esta mierda, que ya había hecho saltar por los aires a las sociedades sudamericanas.
    Me sorprendió que muchos blogueros españoles y sus seguidores rechazaran de plano cualquier coincidencia. Definitivamente no querían verse en el espejo latinoamericano. Por otra parte, era asombroso que personas progresistas en su país tuvieran una idea tan reaccionaria de las nuevas democracias latinoamericanas.
    Luego fuí comprendiendo que si toda la información que tienen de nosotros es a través del grupo Prisa, lobbista de buitres como Iberia, Antonio Mata y Repsol, no podía ser de otra manera.
    El caso es que vuelvo a la carga con la intención de hacer llegar un mensaje.
    De esta situación se sale con política. Con una sociedad politizada. Levantando como bandera la defensa de las minorías y de los menos favorecidos. Redistribuyendo la riqueza y conteniendo a las víctimas del neoliberalismo, los mas débiles entre los débiles.
    Fortaleciendo el mercado interno y poniéndole coto a las aves de rapiña internas y externas, que llaman libertad de mercado a aberraciones como las que detalla este post y libertad de prensa al depravado lobby que realiza el poder económico sobre el político, a través de la prensa venal, para poder hacer su voluntad, pasando sobre la voluntad de la ciudadanía.
    Sigan con su lucha, e infórmense de la realidad de países como Argentina, Brasil, Venezuela y Ecuador, y a leer sus estadísticas y logros en derechos para la ciudadanía, y compararlos con la debacle neoliberal que asola a Europa.
    Una cosa es el punto en el que se encuentra una sociedad, y otra es si va mejorando o empeorando.
    Un abrazo

    Comentario por Atilio Rui — 28 mayo 2013 @ 4:36 | Responder

    • Completamente de acuerdo contigo, Atilio. Argentina fué en 2001 el banco de pruebas, como Chipre lo es para rematar la faena. El “rescate interno” vá a por todo el dinero que puedan robar a los ciudadanos del mundo. Ya están poniendo las bases para aplicarlo también en EEUU.

      Comentario por Gustavo Giménez — 28 mayo 2013 @ 11:34 | Responder

    • Buenas, Atilio.

      Como ya sabrás, en este espacio no tenemos prejuicios acerca del lugar donde la madre de cada comentarista le trajo al mundo. Aquí sólo se valora las razones expuestas, las diga Agamenón o su porquero. En todo caso, el hecho de ser hispanoamericano (y más argentino) es una buena carta de presentación, porque se supone que tenéis una experiencia directa del fenómeno de depauperización que estamos viviendo en Europa. De hecho, uso frecuentemente el término latinoamericanización por las semejantas que tiene con la década perdida sufrida en el cono Sur a consecuencia de la trampa de deuda y las políticas de Friedman implementadas por el FMI y los gobiernos colaboracionistas.

      No digo que sea una copia exacta, pues en Historia ningún suceso es idéntico a otro, pero sólo un necio puede prescindir del estudio del pasado en tu continente, si pretende entender lo que está sucediendo en éste.

      Compartimos el diagnóstico, por tanto. Un abrazo!

      Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 21:08 | Responder

      • Mendi, no me refería precisamente a este blog, donde hemos debatido mas de una vez sobre el tema. Pero participé de muchísimos blogs de compañeros que denunciaban las mismas cosas que en aquellos tiempos debatíamos por aquí, y la mirada hace mas de un año, era cuasi despectiva para las soluciones que los sudamericanos dimos, através del pleno ejercicio de la democracia, a los problemas sudamericanos.
        Y me parecía muy preocupante, la actitud antipolítica que adoptaban muchos europeos, cuando, después de los acontecimientos de los 90 en esta zona, las soluciones vinieron de la mano de la politización de la ciudadanía, única manera de ponerles banca a los buitres que desde sus escritorios decretan la miseria para mas mayorías para beneficio de un selecto grupo de parásitos chupasangres de las finanzas.
        La receta aplicada en sudamérica estalló antes simplemente porque la situación sudamericana a priori era mucho mas delicada que la europea. Por eso mismo, no es lo mismo como afectan estas políticas a los países mas desarrollados de Europa que a los menos desarrollados. Tener un desarrollo menor implica entre otras cosas, tener menos sistemas de estabilización del sistema político-económico. Y el camino de la ciudadanía a la pobreza, miseria y pauperización es mucho mas corto.
        En cuanto a lo de la copia exacta, me refería a las políticas aplicadas desde los falseados informes que enarbolara el FMI y las esotéricas teorías de que un sistema diseñado para llevar la riqueza hasta la elite financiera, derivaría en un derrame de riqueza sobre las mayorías indefensas económicamente hablando.
        Ponzi era el santo patrono de las finanzas Argentinas, como luego lo fué de las europeas.
        Un abrazo desde Necochea, Argentina.

        Comentario por Atilio Rui — 29 mayo 2013 @ 1:40 | Responder

        • No, si entiendo tu enfado, en España siempre se ha mirado a Sudamérica por encima del hombro. Actitud de hidalgo ignorante, muy propia de estos lares.

          Por supuesto, coincido con tu análisis, con la responsabilidad del FMI y del “Trickle-down effect”, el “Tide effect” y el resto de simplezas que trajo el Reaganomics. Sólo una precisión: no es que Europa llegara más tarde a la crisis, es que en los 90 la posición de Sudamérica era deudora y Europa acreedora, y en los últimos años las tornas, como sabes, se han invertido. Ahora nos toca a nosotros, y las recetas para salir de la crisis son las mismas que se le ofrecieron al subcontinente y que llevaron a la parálisis de su economía y linchamiento social habido en los ’90. Del cual, efectivamente, empieza a resurgir: Argentina era destino de emigración, tierra de oportunidades para centenares de miles de gallegos en la primera mitad del s.XX, no sería extraño que en unos años volviera a estar por delante en desarrollo. Entiendo que la sociedad que mejor consiga atajar su tendencia a la corrupción, será la que más prospere.

          Un abrazo que cruza la mar océana, compañero!

          Comentario por Mendigo — 29 mayo 2013 @ 11:28 | Responder

  17. Acusan a Torres-Dulce de “pasividad” con las preferentes y diligencia contra los escraches

    [...] según denuncia la Unión Progresista de Fiscales, que considera que se han reunido evidencias de “una posible estafa a gran escala”, urdida por las más altas instancias de los bancos contra los pequeños ahorradores.

    [...]

    Considera “preocupante la pasividad que está mostrando la Fiscalía General ante un problema de gran impacto social y posible trascendencia penal como es el de las participaciones preferentes”.

    [...]

    Por su parte, la asociación progresista Jueces para la Democracia, que también celebró congreso este fin de semana –en Pamplona–, incluyó entre sus conclusiones que “no existe voluntad política de dispensar protección a pequeños ahorradores ante prácticas absolutamente condenables de entidades financieras”.

    JpD considera que se están incumpliendo “reglas básicas de información y lealtad contractual” en productos financieros de riesgo que han provocado la pérdida de todos o una parte considerable de sus ahorros a personas que invirtieron en participaciones preferentes y obligaciones subordinadas.

    La asociación progresista de jueces carga contra el arbitraje fomentado por el Gobierno para solucionar el problema de las preferentes, ya que “sigue favoreciendo exclusivamente al sistema financiero conculcando los derechos de los ciudadanos”.

    Comentario por Mendigo — 28 mayo 2013 @ 12:28 | Responder

  18. Una reflexión que perfectamente puede ser errónea, en cualquier caso no es un tocho y deja muchas cosas en el aire (estoy vago):

    La estafa de las preferentes tiene (creo) unos inicios y objetivos muy claros:
    1.- La banca cortijera está con la soga al cuello, pasivos brutales a largo y liquidez cero.
    2.- Objetivo: Esquilmar los ahorros, de quienes: de ancianos, confiados, currantes de toda la vida… por sociopatía y porque son los únicos que tienen ahorros. El resto, en especial jóvenes… mal sitio para poner la era…
    3.- Una lección: Nunca bajo ningún concepto aceptemos pensiones privadas, depósitos a plazo… el interés que consigamos es nuestro hambre y vuelta de tuerca de mañana, sin entrar en que son los magros capitales individuales de quienes realizan un trabajo real los únicos respaldados por la producción de riqueza, y en que esos porcentajes provienen de la especulación, el tráfico de personas, armas… y la deslocalización que nos iguala a todos a la baja… porqué: Mercado global, sueldos de miseria… pero se mantienen las fronteras de países, se fomentan nacionalismos, xenofobia… y no vemos que prácticamente ningún país es soberano, todo es decorado: Cesión de los bancos centrales a “Banca transnacional privada”, en nuestro caso blindada por la vía dos en la prosti esa… curioso que el cejas y el babas sólo estuvieran de acuerdo en eso… y de tapadillo….
    4.- Se habla de la Troika de la madre del topo… la realidad es la de siempre los que tienen y los que no… en este caso socialdemócratas y neoliberales… el día que nos tragamos el anzuelo de socialdemogracia = izda… fue el principio del fin… pero recordemos: Nuestro dinero, desesperación y miedo mantienen su juego de las sillas… no es posible mover en el mercado 12000 BILLONES de $ cuando el PIB mundial es de unos 64, el petróleo mueve unos 4, todas las empresas que cotizan en bolsa tienen un ¿valor? de unos 83…

    Lo tenemos fácil, cada uno a nuestra bola, ignorarles, o caer en su juego y que se tiren por la ventana o lo que más les mole… si pensamos se montan guerras de opereta contra cualquier país soberano míimamente, eso nos distrae de algo básico: Todo organismo transnacional (BCE…) carece del respaldo de una ciudadanía real… porqué somos todos tan bobos????

    Salud y acracia

    P.D. Contra el timo de Caixabosta… me pregunto: ¿Qué pasaría si el resto de clientes por solidaridad abriesen cuenta en otro garito de ladrones?… de forma anóima, sin abanderados, partidos… que o puedan demonizar/etiquetar a nadie.

    Salud y acracia!

    Comentario por Escéptico — 30 mayo 2013 @ 3:40 | Responder

    • CaixaBosta es ahora propiedad del Estado. Así que lo único que haríamos es dispararnos en el pie.

      Es lo que me jode, que al final tengamos que apechugar todos los ciudadanos con las consecuencias de las malas inversiones de unos desgraciados. Se nos vendía que sus altos sueldos de directivo eran debidos a su gran responsabilidad. Falso, ahora sabemos que son absolutamente IRRESPONSABLES, que pueden haber mandado a una caja con una historia de siglo y medio al tacho sin que les pase absolutamente nada.

      Comentario por Mendigo — 5 junio 2013 @ 22:41 | Responder

  19. No lo digo sólo yo, sino la sección tercera de la Audiencia Nacional, en un auto imputando a un director de Bancaja:
    “Ante la imposibilidad de las cajas de acudir a los mercados financieros no tuvieron reparo en verificar a costa de los más débiles: los clientes, los ahorradores, los pensionistas, y ello con el objetivo futuro de conformar ellos una nueva entidad que pudiera salir a Bolsa”, indicaba.

    Imputado por primera vez el director de una sucursal bancaria que vendió preferentes

    Comentario por Mendigo — 5 junio 2013 @ 22:36 | Responder

  20. […] par de cosas que tenía por los marcadores. Sobre preferentes ya hemos hablado mucho en este […]

    Pingback por Un par de imágenes | La mirada del mendigo — 27 junio 2013 @ 20:33 | Responder

  21. […] Hace unos días contaba el caso de una amiga, que descubrió que a su difunta abuela, inválida y prácticamente analfabeta, el director del banco le había colocado preferentes. […]

    Pingback por El colmo | La mirada del mendigo — 4 septiembre 2013 @ 15:03 | Responder

  22. […] el Mendigo sección Servicio Público, ya hemos alertado de las preferentes y sus consecuencias, así como de nuevas triquiñuelas para que los charlatanes de oficina endosen la basura que no […]

    Pingback por La nueva engañifa de los vendesartenes | La mirada del mendigo — 19 abril 2014 @ 15:47 | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 221 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: