La mirada del mendigo

8 enero 2016

La religión estupefaciente

Filed under: religión — Mendigo @ 5:23

Leyendo un artículo en la prensa me encontré con esta foto. Es de 1940 y, realmente, podría ser de casi cualquier rincón del mundo. Me conmovió la normalidad que exhala la composición: las compañeras de una oficina posando juntas para una foto, nada más cotidiano y banal.

La foto está sacada en Haifa, y las mujeres son casi todas palestinas, excepto dos, que son judías (os dejo adivinar cuáles, aunque realmente es indiferente, y así debería ser). Transcurridos 70 años, esta normalidad se ha roto, hasta convertir a una foto así en imposible.

+

Sigo leyendo la prensa, y me encuentro con este otro artículo: La persecución religiosa más brutal jamás contada.

En este caso, las víctimas es el pueblo asirio, cristianos árabes, pero existen sobrados casos en la historia en que los cristianos ejercen el papel de verdugos. Os copio la información que dio The New York Times sobre el pogromo de Kishinev, ya comenzado el s.XX.

Aquello fue un plan organizado a la espera de la masacre general de judíos al día siguiente de la Pascua Rusa. La multitud fue liderada por los sacerdotes y el grito general de «matar a los judíos» durante las marchas se escuchó por toda la ciudad. Los judíos fueron tomados totalmente desprevenidos y fueron masacrados como corderos. El número de muertos fue de 120 y los heridos unos 500. Las escenas de horror que asistieron a esta masacre son indescriptibles. Los bebés fueron literalmente destrozados en pedazos por la multitud, frenética y sanguinaria. La policía local no hizo ningún intento para reprimir el reinado del terror. Al atardecer, las calles estaban llenas de cadáveres amontonados y heridos. Los que pudieron escapar, huyeron aterrorizados, y la ciudad está ahora prácticamente desierta de judíos.

+

Y los judíos, a su vez, han recurrido a la limpieza étnica y el exterminio cuando han tenido ocasión:

(foto de la masacre de Sabra y Chatila)

+

Periódicamente vemos que una de las partes procura pintar al contrario como asesinos sanguinarios, que se ensañan injustamente con los corderitos de su credo. Más allá de este relato sectario, un análisis objetivo de la historia nos revela ejemplos sobrados de cómo el hombre es movido al crimen por la religión y sus textos sagrados, sean los del judeocristianismo o del islam.

El mismo NYT trataba hace poco el linchamiento de una mujer en Kabul, acusada de quemar celulosa prensada y parcialmente teñida:

Cuando Karl Marx dijo aquello de Die Religion ist das Opium des Volkes, iba bien encaminado, pero fue inexacto. Es cierto que los efectos de la religión pueden asemejarse a los del opio, pero sólo para algunas de sus manifestaciones acomodaticias, cuando la religión está envejecida y cuarteada como cuero viejo tras siglos de práctica y asimilación cultural.

Sin embargo, hay ocasiones en las que alguien retira esa costra de tradición y costumbre, dejando la religión en carne viva, tal y como vino al mundo. En estos casos, despojada del sedimento que fueron depositando siglos de civilización sobre la revelación, la religión no se asemeja al opio.

Mirad de nuevo el vídeo. ¿Diríais que los agresores han consumido opio? No, la turba se ha metido algo mucho más peligroso, algo que los ha despojado de su humanidad y los ha convertido en perros aventando la sangre de su presa. El Pentágono estuvo experimentando en los ’60 y ’70 con drogas para crear el soldado perfecto, inasequible al cansancio o al desaliento, sanguinario con el enemigo, con una racionalidad limitada al objetivo de su misión, sin reservas morales o problemas de conciencia. Tras algunos experimentos de campo, abandonaron el proyecto pues lo que habían creado se asemejaba más a una fiera, un perro de presa despiadado y atormentado.

Algo así es el islam wahabita. No es el opio del islam cultural o el conservadurismo cristiano que podíamos encontrar en el mundo que conoció Marx, hasta bien entrado el s.XX. No, estos parece más bien que van de anfetas; pero muy chungas, algo que sea capaz de convertir a personas en algo peor que alimañas: el islam que se está expandiendo por el mundo alimentado por los petrodólares se asemeja en sus efectos al MDPV, la droga caníbal.

Ciertamente, hay religiones opiáceas, pero otras tienen efectos aún peores para quien las consume, y para los que deben convivir con el drogadicto.

A propósito, hablando de anfetas y barbudos: Detenido en el Líbano un príncipe saudí con 2 toneladas de anfetaminas para los yihadistas del Estado Islámico.

+

Como es fácilmente constatable, existe una clara correlación entre fe y depravación, religiosidad y subdesarrollo económico y social. La religión es un escollo, una rémora, en la singladura de la Humanidad en el proceso civilizatorio: en el momento más insospechado puede hacer encallar el navío y abrir una vía de agua que eche por tierra nuestros progresos y esperanzas.

Kabul en la dulce normalidad de los ’70:

(más fotos del Afganistán sin talibanes aquí)

Así como estoy convencido de que, algún día, la Humanidad reconocerá la apropiación privada de los medios de producción como un robo y al trabajo asalariado como una forma de esclavismo, también estoy seguro que algún día la religiosidad será considerada como una patología psicológica de tipo social, como la ludopatía, el alcoholismo, o un trastorno de ansiedad debido a un entorno de trabajo agresivo. Un desorden o trastorno mental que produce la alienación del individuo, generalmente asociado al adoctrinamiento en la infancia. Una educación dogmática y represiva que puede dar lugar, de adulto, desde patologías de orden sexual a sesgos cognitivos imposibles de franquear debido a lo temprano de la manipulación, una percepción alterada de la realidad análoga al consumo de estupefacientes.

La religión pone grapas en la conciencia, es una circuncisión de la mente que restringe la capacidad de conducir la propia vida de forma autónoma. La manipulación del niño deja un costurón en la libertad del adulto.

+
+
+

La religión abrahámica es una enfermedad social que lleva tres mil años bañando al mundo en sangre. Por un mundo libre de superstición, sea en su forma popular o socialmente organizada en religiones.

Por cierto, el título completo de la canción de Dissidenten es: Truth is the only religion. Nothing ever changes, except Gods and fashions.

+
+
+
+
+

11 comentarios »

  1. En la transición del mundo romano al medievo el nuevo poder eclesiástico se aplico profundamente en anatemizar todo practica sexual “no reproductiva” por aquello de no quedarse sin siervos de la gleba que trabajaran las tierras de un clero que se había convertido en el mayor acaparador de las mismas (en el caso del Islam la institucionalización de la poligamia para nutrir las filas de la “yihad”). Es aquí donde viene el origen de la Iglesia por entrometerse y controlar hasta el mas mínimo detalle de los asuntos de alcoba de su feligresía y la secular misoginia de tan milenaria institución que ve en la mujer el objeto de deseo y pecado que provoca la perdida de la virtud de los hombres.

    En fin, que mucha tristeza me da ver como es capaz de involucionar una sociedad en tan poco tiempo. La religión con su obsesión castradora siempre presta a aguarnos la fiesta en especial contra la mitad de la humanidad de sexo femenino. Que se nos intente privar del disfrute del uno de los mayores y más democráticos de los placeres (autentico bálsamo del pobre) que es el disfrute de la voluptuosidad sensual y sexual de los sentidos por parte de esta gente es la cosa que, de lejos, más me cabrea.

    (Manual de Pilar Primo de Rivera para la Sección Femenina y publicado en 1953. Pilar no se casó, y paradójicamente, decía que las mujeres debían ser “femeninas y no feministas”.

    (Es en cosas como esta donde yo veo la verdadera superioridad de Occidente, Si fueran estos ángeles los que habitaran el cielo y no niños regordetes de pelo rizado yo me iba a hacer la catequesis con Bosco de cabeza.)

    VIVAN LOS ANGELES DE VICTORIA´S SECRET !!!

    Hip, hip, hurra!!, hip, hip, hurra!!,hip, hip, hurra!!

    XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    Eteeeeeeeeeee……………saludos gayeeeeeego, se ve macanuuuudo tu blog.

    (

    Comentario por fouche — 11 enero 2016 @ 12:39 | Responder

    • Muy de acuerdo. Por añadir algún detalle…

      La poligamia es el recurso evidente cuando hay un desequilibrio demográfico entre los sexos, para maximizar los emparejamientos y, por ende, la natalidad (muy importante en las sociedades antiguas). Generalmente se trataba de un déficit de efectivos masculinos, debido a la guerra, por eso en la inmensa mayoría de los casos la poligamia es masculina (poliginia).

      Conocía, por supuesto, el manual de la buena esposa. Es escacharrante; de tan absurdo, es que me encanta. Lo peligroso son los machismos tibios, pero esto está tan pasado de rosca, que es una caricatura de lo que procura defender.

      Respecto a estas querubinas…yo es que no soy mucho, la verdad, de supermodelos. En serio, es que no me pone, tanta esbeltez y perfección. Ahora, la de la derecha es una preciosidad. Lástima tanta ropa, sería bonito ver cómo son sus tetas sin artificios.

      Por cierto, parece que vamos de avanzados y tal, pero…fíjate en los anuncios de lencería, en este o cualquiera. ¿No ves nada raro? En ninguna se aprecia la curva del coño, llevan bajo la braga algo que la disimula, al final luciendo como ángeles sin sexo. Realmente, el verdadero progreso es eliminar todo tabú de la desnudez, desligarla de la sexualidad, y apreciar la belleza del cuerpo humano sin tapujos.

      Gracias tronk, con esta última foto se ve mucho más macanudo.😉

      Comentario por Mendigo — 12 enero 2016 @ 0:28 | Responder

      • Bona vespra tronk !!

        Ya sabia que lo del manual, al igual que a mi, te gustaría como degustador de exquisiteces de este calibre.

        En cuanto a lo de las querubines era un trasunto para hacer la gracia pero……conoces quienes eran los “hashshashin” ?, a mi me fascinaron de crío cuando cayo en mis manos una Muy Interesante donde contaban su historia. Los “hashshashin” fueron una rama de la secta religiosa chií-ismaelita de los musulmanes en Oriente Medio, activa entre los siglos X y XIII. Se hizo famosa a partir del siglo XI cuando tuvo su máximo poder en la dinastía Fatimí, por su actividad estratégica de asesinatos selectivos contra dirigentes políticos, militares y reyes. Comandados por el carismático Hasan-i Sabbah, tomaron la fortaleza de Alamut, una posición inexpugnable en las montañas, al sur del mar Caspio desde donde planeaban y lanzaban sus temidos ataques. Por qué te cuento esto?; pues por la sencilla razón que los miembros de esta secta eran alentados a enrolarse en misiones, muy a menudo, suicidas en la promesa de que en la otra vida disfrutarían de una existencia de placer entre nubes de hachis (de ahí el nombre), ríos de leche y miel y grupos de bellas odaliscas al servicio de uno. Comprenderás que con semejante “mas allá” nuestra visión cristiano occidental de palomas, nubecitas y angelotes mofletudos no tiene nada que hacer a no ser que contraataquemos con algo igual de contundente.

        (Es que no hay color)

        Por cierto “hashshashin” es el origen etimológico de nuestro palabra “asesino”.

        Por otro lado no te creas, a mi también me gusta la belleza más terrena e imperfecta de la vecinita de al lado. Te cuento una anécdota: hace años en uno de los viajes de trabajo de mi hermana hicieron escala en el aeropuerto de Dubai; en un momento ella y sus dos compañeros de trabajo se dan cuenta que al fondo de la sala hay un tumulto de gente; se acercan por curiosidad y por entre las cabezas de la gente atisban a ver una mujer de unos treinta y tantos años monilla sentada detrás de una mesa y firmando autógrafos que les resultaba vagamente familiar; cuando mi hermana alzo la vista de la chica y miro al frente detrás de ella, en la pared había un gran cartel de una conocida marca de cosméticos con su foto: era Cindy Crawford. La moraleja de esto es que la publicidad vende idealizaciones y mundos imaginarios de perfección a través de chicas guapas (evidentemente debe haber materia prima) a las que con la iluminación y el maquillaje adecuado se las convierte en diosas de una mitología propia que es la de nuestro mundo, Muy probablemente estos cánones de belleza ultraterrena es el que impide, entre otras cosas, cualquier atisbo de despiporre piloso o genital (aunque tengo entendido que las japonesas y alemanas suelen gustar más del tema “hairy”) lo cual explicaría tu observación sobre la lencería. Otra cosa es saber si esto se consigue a través de algún discreto adminículo textil, con photoshop o, quizás, mediante depilación brasileña.

        He dicho brasileña??

        A si que de las cinco la que más te gusta es la de la derecha…..mmm……curiosa coincidencia😮 porque es, de lejos, la que más me gusta de todo el coro celestial ( tengo predilección por la morenas y si encima son de ojos claros……..AUHHHHHHHHHHHHHHHHHHH ). La chica se llama Adriana Lima y es un bellezón de esos que suelen surgir de tanto en tanto de la tierra de la “bossa nova” y el futbol.

        Que te gustaría verle el pechamen??.

        Sea pues.

        Comentario por fouche — 12 enero 2016 @ 18:03 | Responder

        • FIUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

          Y donde decís que fabrican estos portentos?, a cuantos reales brasileños equivale 1.500.000 yenes?, son de poliuretano, silicona o fibra de vidrio?; mirad que yo le tengo alergia al látex y no quisiera pasar por un coma anafiláctico….

          Información mañicos, pleaseeeeeeeee.

          Comentario por Tomás Turbado — 12 enero 2016 @ 18:19 | Responder

          • Aléjate de mi sucio onanista !!

            Comentario por fouche — 12 enero 2016 @ 18:22 | Responder

            • Vale, vale.

              Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos…

              Comentario por Tomás Turbado — 12 enero 2016 @ 18:24 | Responder

              • No seré yo el que tire la primera piedra…

                XDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

                Parece que flota aún por aquí el espíritu de Bosco.

                Por cierto, sí que sabía la historia de los hashasin. Se te ha olvidado comentar que, después de una superfumada, los hacían despertar en medio de mujeres voluptuosas en un lugar idílico, haciéndolos creer que estaban en el cielo. Y luego, perdían el culo por volver a ese sitio…😉

                Tirán más dos tetas…que la eterna contemplación de la faz de Dios y toda esa chorrada. De hecho, hasta el infierno es una buena perspectiva, debe estar llenito de peña enrollada y, además, lo que se debe ahorrar uno en calefacción.😄

                Comentario por Mendigo — 12 enero 2016 @ 20:12 | Responder

                • Totalmente de acuerdo

                  Bona nit

                  Comentario por fouche — 13 enero 2016 @ 2:59 | Responder

  2. Tienes algún mail de contacto?

    Comentario por Pablo — 13 enero 2016 @ 0:16 | Responder

  3. […] la religión es una enfermedad mental de tipo social, como la adición a sustancias […]

    Pingback por Mientes, Bergoglio, y lo sabes | La mirada del mendigo — 20 enero 2016 @ 14:25 | Responder

  4. […] y unos fusiles de asalto pagados con petrodólares, que no sólo arruinaron su vida con el opio (¿anfetas?) de la religión, sino que decidieron chapotear en la zahúrda salpicando con su mierda a los […]

    Pingback por Tuer un clown | La mirada del mendigo — 13 julio 2016 @ 3:12 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: